IMG-LOGO

Biografía

Terence Fisher

Terence Fisher

76 años ()

Terence Fisher

Nació el 23 de Febrero de 1904 en Maida Vale, Londres, Reino Unido
Falleció el 18 de Junio de 1980 en Twickenham, Londres, Reino Unido

Terror en Technicolor

28 Mayo 2012

Aunque se movió casi siempre muy cerca de la serie B, llevó el terror británico a sus mayores cuotas de popularidad, gracias a sus inquietantes ambientaciones y su buen hacer con los actores. Terence Fisher fue sin duda alguna el mejor realizador de Hammer, la legendaria productora especializada en el género.

Nacido el 23 de febrero de 1904, en Maida Vale (Londres), Terence Fisher era hijo único. Cuando tenía cuatro años, sufrió la pérdida de su progenitor, por lo que quedó al cuidado de su madre y sus abuelos. A los 16 años abandona el centro escolar Christ's Hospital, en Horsham (Sussex). Haciendo honor a su apellido, Fisher (pescador), el joven era un apasionado del mar que se enroló en el buque escuela Conway, de la marina mercante.

Durante cinco años recorre el mundo en barco. Cuando lo deja, a los 21 años, no tiene una vocación clara, por lo que acaba trabajando en una tienda de ropa. Pero ante la monotonía que invade su vida, empieza a acudir regularmente a los cines, y queda fascinado sobre todo por las películas de Frank Borzage. Decide probar fortuna en la industria, y tras muchos intentos consigue que le contraten como 'clapper boy' (chico de la claqueta) con un sueldo bajo pero la promesa de poder ascender si demuestra su valía. El chico aprende rápido, pasa a ser ayudante de montaje, y finalmente debuta como montador en solitario con La rosa de los Tudor, de Robert Stevenson, en 1936. Durante una década se dedica a este oficio, en títulos con cierta repercusión en la Inglaterra de la época, como Mientras arde el fuego y La mujer bandido. "Lo aprendí todo sobre el cine en la mesa de montaje, porque desempeñar ese trabajo te da una visión global del cine", explicó el realizador.

No participó en la II Guerra Mundial, pues su ocupación de montador requiere que trabaje elaborando material para elevar los ánimos de la población. Durante uno de los constantes bombardeos que asolan Londres se fija en una atractiva joven, Morag, que se refugia junto a él. Ambos acaban enamorados y con el tiempo contraen matrimonio.

Cuando termina el conflicto, la industria del Séptimo Arte ha desaparecido por completo, y muchos realizadores han fallecido o emigrado a Estados Unidos, donde no han llegado los combates. Así las cosas, en Gran Bretaña se necesitan nuevos realizadores, y la productora Rank organiza cursos de realización para los que selecciona a Fisher. Su esposa, Morag, se ha convertido en su principal apoyo y le alienta a participar. El chico demuestra su valía, y la productora le asigna su primer film como realizador, Colonel Bogey, donde ya aparecía un fantasma, como si fuera una señal de su futuro en el género fantástico. Pero pasa sin pena ni gloria por las carteleras, como To the Public Danger y A Song For Tomorrow. Sin embargo, Portrait from Life, de 1948, sobre un oficial del ejército fascinado por el retrato de una mujer, arrasa contra pronóstico en taquilla.

La mejor cinta de la etapa anterior a su especialización en el género terrorífico, y también la más conocida, es sin duda Extraño suceso, codirigida con Antony Darnborough. Diríase que se trata de una buena copia de Alarma en el expreso de Alfred Hitchcock, pues aquí Jean Simmons busca a su hermano pese a que todos le aseguran que no había llegado acompañada por él al hotel.

En 1951 le ficha la productora Hammer, entonces aún muy pequeña. La compañía no tiene muy claro el camino a seguir, y Fisher rueda cintas de diferentes géneros, casi siempre con actores muy poco conocidos y presupuestos ridículos. De todas formas, a veces los resultados tienen interés, como en el caso del film noir Murder by Proxy, de 1954, donde un americano de paso por Londres acepta casarse por una cantidad de dinero con una misteriosa rubia que aparece muerta al día siguiente. Su referente seguía siendo claramente Hitchcock.

Pero tras varias películas mediocres que Fisher rueda sin demasiado entusiasmo, el cineasta se siente estancado, y piensa que no tiene futuro. Está a punto de romper definitivamente con Hammer cuando los ejecutivos le ofrecen rodar con un presupuesto mayor del que acostumbraban a darle La maldición de Frankenstein, revisión de la novela de Mary Shelley, con dos actores prometedores, Peter Cushing, como el doctor, y Christopher Lee, en el rol del monstruo. Iba a ser su primera cinta en color, y también su primera incursión en el cine de terror.

El primero que se asustó con la cinta fue el propio Fisher, que veía que se jugaba su carrera. "Estuve aterrorizado durante el rodaje, pues la versión anterior de James Whale era muy famosa, y temía salir muy malparado en las comparaciones", explica Fisher, que jamás había visto la cinta de Universal, y decidió abstenerse de ver los clásicos del terror de la productora americana, al menos hasta que hubiera terminado su película, para que no le influyeran.

Gracias a eso, el film tiene estilo propio y se aleja del que protagonizara Boris Karloff. Para empezar, deja el monstruo en segundo plano y se centra en la figura del doctor, un intelectual con autoridad y buenas intenciones, que sin embargo traspasa los límites morales de la ciencia por exceso de celo.

El éxito del film provocó que la productora Hammer decidiera que su futuro estaba en el campo del terror. Por su parte, Fisher había encontrado también su camino, pues a partir de ese momento seguiría siempre una línea muy similar, hasta el punto de que solía repetir con los actores –Lee y Cushing–, el guionista Jimmy Sangster, el director de fotografía Jack Asher, el compositor James Bernard y hasta los mismos maquilladores y el decorador.

Al año siguiente, el equipo se lanza a la reválida con Drácula (1958), que se aparta mucho de la famosísima versión de Tod Browning, un tanto teatral. Fisher inventa toda una iconografía vampírica: los colmillos ensangrentados, la capa, los ojos rojos de Drácula, que desde entonces han sido imitados hasta la saciedad. Su ambientación siniestra hizo historia, y marcó un referente para todo el cine del género posterior. Retoma la figura del doctor que se debate entre respetar los límites morales o no, con un Van Helsing modélicamente encarnado por Cushing, que persigue sus objetivos apoyándose por igual en la ciencia y la fe. En el cine de Fisher los personajes ambiguos como Van Helsing y los de carácter diabólico como el propio Drácula son mucho más atractivos e interesantes que los héroes de corazón puro, como Jonathan Harker, que además suelen morir enseguida.

Desde entonces, Fisher no se esforzó mucho por explorar nuevos campos, sino que se limitó a repetir (a veces de forma memorable) la fórmula de probada solvencia. De nuevo Cushing encarna a un erudito enfrentado a un monstruo interpretado por Lee en La Momia (1959), que también seguía los pasos marcados por Universal. Ambos están presentes en El perro de Baskervilles, uno de sus mejores trabajos fuera del terror, con Cushing encarnando a otro de los grandes personajes de la literatura clásica más popular, nada menos que Sherlock Holmes (posteriormente retomaría al personaje en una producción alemana flojita pero encantadora titulada El collar de la muerte, donde el detective está interpretado por Lee).

Otros grandes mitos ultraconocidos abordados por el cineasta fueron el Dr. Jekyll, en Las dos caras del Dr. Jekyll, donde Lee ejerce como secundario y La maldición del hombre lobo, con un gran trabajo de Oliver Reed. Lee y Cushing protagonizaron a sus órdenes La Medusa, con un ancestral monstruo que toma forma humana y aterroriza a los habitantes de una ciudad europea.

Hammer se prodigaba en producir secuelas de sus productos mejor recibidos. Fisher rodó varias con gran solvencia. Por ejemplo, volvió a los personajes de Bram Stoker dos veces, con Las novias de Drácula (donde estaba Cushing como Van Helsing, pero no había ni rastro del vampiro encarnado por Lee) y Drácula, príncipe de las tinieblas (donde ocurría justo lo contrario, pues reaparecía Lee, pero no estaba Cushing).

Su franquicia favorita fue la del doctor Frankenstein. Rodó The Revenge of Frankenstein, Frankenstein creó a la mujer, El cerebro de Frankenstein y Frankenstein y el monstruo del infierno, donde siempre regresaba Cushing, pero el monstruo iba cambiando. Cushing protagonizó también otra entrega, La maldad de Frankenstein, donde por una vez Fisher dejó el testigo de la realización a Freddie Francis, otro de los pesos pesados de Hammer.

En La novia del diablo tuvo como guionista a Richard Matheson, cuya novela más popular, "Soy leyenda", quiso llevar al cine, pero nunca obtuvo luz verde. Incursionó en el cine de aventuras con La espada del bosque de Sherwood, con el poco conocido Richard Greene como Robin Hood, mientras que Peter Cushing era el sheriff de Nottingham. Rodó también dos filmes de ciencia ficción, S.O.S.: el mundo en peligro y The Earth Dies Screaming, para Planet Films, una empresa modesta. Pero se nota que no se siente tan cómodo en estos lares como en el terror. Cuando estaba a punto de rodar un cuarto Drácula, Drácula vuelve de la tumba, Fisher sufrió un terrible atropello, por lo que tiene que ser sustituido por el citado Francis.

La mala suerte se ceba con el director, pues posteriormente sufrió un segundo atropello que le dejó en un precario estado de salud. Además le diagnostican cáncer y sufre cataratas. Puesto que además los filmes de Hammer empiezan a recaudar menos, abandona el cine a mediados de los 70. Falleció el 18 de junio de 1980 en Twickenham, cerca de Londres, a los 76 años.

Filmografía
Frankenstein y el monstruo del infierno

1974 | Frankenstein and the Monster from Hell

El joven médico Simon es sorprendido robando cadáveres con el objetivo de crear vida. Para ello se basa en los escritos del doctor Frankenstein. Simon será condenado y llevado a una institución mental, y allí se encontrará con Frankenstein, quien ha sido dado por muerto pero en realidad vive como médico en el manicomio... Una de tantas producciones de la productora británica Hammer, sobre el personaje creado por Mary Shelley. Protagoniza uno de los grandes actores de la casa, Peter Cushing. La producción es barata, ha envejecido mal y mantiene el interés a duras penas.

3/10
El cerebro de Frankenstein

1969 | Frankenstein Must Be Destroyed

El doctor Frankenstein secuestra al Dr. Brandt, antiguo compañero que estaba recluido en un manicomio, para que le explique el resultado de sus experimentaciones científicas. Pero Brandt muere inesperadamente, y Frankenstein decide transplantar su cerebro en otro cuerpo. Cuarta de las cinco entregas de la saga de Frankenstein, dirigidas por Terence Fisher y protagonizadas por Peter Cushing (la legendaria empresa británica Hammer produjo otras dos sin Fisher). El doctor se ha hecho cada vez más malvado, y en este film asesina sin piedad para conseguir sus fines, chantajea a una pareja e incluso comete una violación. Reflexiona sobre los límites de la experimentación científica, como el resto de títulos de la serie.

6/10
La novia del diablo

1968 | The Devil Rides Out

Preocupados por su amigo Simon, al que hace días que no ven, el duque de Richleau y Rex Van Ryn acuden a su casa. Allí encuentran las señales de lo que podría ser una reunión de adoradores del diablo. Efectivamente ése es el motivo de la ausencia de su colega Simon, quien está a punto de recibir su bautismo satánico, al igual que la joven Tanith, por la que Rex se siente inmediatamente atraído. Interesante película de terror de la productora Hammer que trata de frente el tema del satanismo, de la presencia real del diablo en la vida humana. Aunque los conjuros y las palabras no resulten muy convincentes, que se diga, el conjunto es solvente pues el tema está tratado con seriedad, en términos más religiosos que esotéricos. Destaca sin duda el protagonismo de Christopher Lee en el papel del duque, por una vez con un personaje que lucha contra el mal con denuedo, mientras que Charles Gray es el siniestro oponente.

5/10
Radiaciones en la noche

1967 | Night of the Big Heat

La isla de Fara está sufriendo un cambio climático inusual. Es noviembre y las temperaturas son muy elevadas. Además, se están encontrando personas y campos hechos ceniza, lo que provoca la alarma general. Por otro lado, empiezan a aparecer extraños seres que radian muchísimo calor y poco a poco van avanzando. Los habitantes aterrorizados intentarán huir para salvar la vida. Dirigida por Terence Fisher, autor de otros títulos de terror como La isla del terror o El perro de Baskervilles, La maldición de Frankenstein, donde también estaba, al frente del reparto, Christopher Lee.

5/10
Frankenstein creó a la mujer

1967 | Frankenstein Created Woman

Los experimentos del Dr. Frankenstein, que "juega" con cadáveres. Con la idea de Mary Shelley, Fisher entrega otro terrorífico film de la Hammer. Destaca Peter Cushing.

4/10
La isla del terror

1966 | Island of Terror

En una isla irlandesa, el doctor Reginald Landers y sus colaboradores investigan unos asesinatos. Una de terror del especialista Terence Fisher y su actor fetiche, Peter Cushing, artífices de Drácula (1958).

4/10
Drácula, príncipe de las tinieblas

1966 | Dracula: Prince of Darkness

Adaptación libre de la novela de Bram Stoker. Dirige Terence Fisher para la Hammer, mientras que Christopher Lee es el conde, mucho antes de que encarnara al mago Saruman.

6/10
La gorgona

1964 | The Gorgon

Vandorf, un pequeño pueblo del centro de Europa. Paul, hijo de un profesor desaparecido, acude al pueblo para investigar la muerte de su padre. La leyenda afirma que la responsable es Megara, una de las tres gorgonas de la tración griega. Paul se enamora de Carla, la asistente del profesor Namaroff, que no cree en la exisencia de la medusa. Ayudará a Paul en su investigación el profesor Meister, un amigo de su padre. Terence Fisher reunió a Christopher Lee  y Peter Cushing para esta versión moderna de la gorgona, uno de los monstruos de la tradición griega. Aunque no tuvo excesivo éxito en su momento, el director Terence Fisher siempre dijo que era una de sus películas favoritas en su extensa filmografía.

6/10
La maldición del hombre lobo

1961 | The Curse of the Werewolf

Leon, el hijo nacido fruto de una violación a una sirvienta sordomuda, es adoptado por un señor que le da una buena educación. Pero, desde niño, empieza a mostrar signos extraños de violencia, sobre todo en noches de luna llena, y algo dentro de él le incita a matar. Terence Fisher (Radiaciones en la noche) dirige su particular versión del mito del hombre lobo, que tantas veces ha sido llevado a la pantalla. Destaca la interpretación de los actores y el mérito de la caracterización lobuna.

5/10
Las novias de Drácula

1960 | The Brides of Dracula

Marianne Danielle, una profesora de idiomas, viaja hasta una escuela de señoritas donde ha sido contratada para trabajar. En una posada en la que se detiene por el camino conoce a una baronesa que le invita a pasar la noche en su castillo. Una vez allí, descubre que su anfitriona mantiene encerrado y encadenado a su propio hijo. Marianne decide liberarle, sin sospechar que se trata de un peligroso vampiro. El famoso cazador de vampiros Van Helsing intentará detenerle. Segunda cinta de vampiros de la productora británica Hammer. Concebida como una secuela de Drácula (1958), Christopher Lee rechazó el papel, por lo que su personaje no aparecía. Eso sí, se le aludía en el título por razones comerciales. Sí que repite Peter Cushing, como doctor Van Helsing. David Peel encarna a un vampiro al que se muestra como un ser atormentado y corrompido, que es la antítesis del poderoso Drácula. Aunque no tuvo tanto éxito como otras producciones de la Hammer, es uno de los mejores trabajos que surgieron de la factoría.

6/10
Las dos caras del Dr. Jekyll

1960 | The Two Faces of Dr. Jekyll

El mito de la doble personalidad tratado por Robert Louis Stevenson, en versión de la Hammer. La trama sigue los experimentos del Dr. Jekyll y sus transformaciones en el oscuro Mr. Hyde. Pero el film da la vuelta a la historia, mostrando a Hyde como alguien más atractivo que Jekyll. Paul Messing hace el doble papel, mientras que Christopher Lee es el vecino que tiene un lío amoroso con la esposa de Jekyll.

5/10
La espada del bosque de Sherwood

1960 | Sword of Sherwood Forest

Versión de las aventuras del famoso proscrito de Sherwood, a cargo del conocido mago del terror Terence Fisher. Discreta, sin demasiado presupuesto ni grandes actores.

4/10
El perro de Baskervilles

1959 | The Hound of the Baskervilles

Adaptación de quizá la novela más célebre de Conan Doyle, en donde el detective Sherlock Holmes ha de investigar la misteriosa muerte de Lord Baskerville en los páramos de su finca. Con el inconfundible aire terrorífico de la Hammer, la pareja Holmes-Watson la encarnan Peter Cushing y André Morell.

6/10
La momia (1959)

1959 | The Mummy

Finales del siglo XIX en Egipto. Excavación arqueológica en familia. John Banning, su padre y su tío han encontrado la buscada tumba de la princesa Ananka. Pero John tiene la pierna escayolada, y son los otros los que penetran en el fúnebre lugar. Allí despiertan las iras de la momia de Kharis al leer el Papiro de la Vida, a resultas de lo cual el padre queda en estado de shock. Sólo despierta unos años después, para advertir a John de que la momia anda suelta, pero al principio sus historias suenan completamente irreales. Los ataques de Kharis demostrarán lo equivocados que están los incrédulos.Película de terror de la Hammer dirigida por el especialista Terence Fisher, y con dos de los mejores actores de la casa, Peter Cushing y Christopher Lee. Recorre la trama un delicioso aire naïf, subrayado por los llamativos colores y el rodaje en estudio, o las apariciones de la momia desde las profundidades de una ciénaga, donde también se decidirá su destino. Hay una razonable ambientación del antiguo Egipto para recrear la leyenda de Ananka y Kharis, su amor imposible.

5/10
Los estranguladores de Bombay

1959 | The Stranglers of Bombay

Interesante film de Terence Fisher, basado en un auténtico culto destructor y asesino que adoraba a la diosa Kali. Describe las misteriosas muertes de numerosos viajeros en la India colonia británica, en la zona controlada por la Compañía de las Indias Orientales. El capitán Lewis debe acabar con los thughees, los fanáticos que estrangulan a sus víctimas con pañuelos de seda. Resulta curioso ver a Fisher contando una historia muy suya, pero en este escenario indio que da un toque especial aventurero al conjunto.

5/10
Drácula (1958)

1958 | Dracula

7/10
La venganza de Frankenstein

1958 | The Revenge of Frankenstein

El doctor Frankenstein ha sido condenado a la guillotina, pero logra escapar. Consigue trabajo como médico utilizando el pseudónimo de doctor Stein, mientras prepara un nuevo experimento para crear un ser humano normal. Utiliza como tapadera un hospital para pobres que regenta, donde consigue órganos humanos para su nueva criatura. Decide colocarle el cerebro de su ayudante, Karl, un tipo deforme que desea un cuerpo nuevo. Terence Fisher rodó esta secuela de su gran éxito, La maldición de Frankenstein, nuevamente con Peter Cushing como protagonista, aunque sin Christopher Lee, que había encarnado al monstruo anterior. La fotografía de Jack Asher es más oscura que la del film original, y contribuye a crear un clima tenebroso y terrorífico. Fisher acierta al presentar un monstruo de lo más humano, con el que el espectador empatiza, porque resulta ser un tipo digno de compasión.

6/10
La maldición de Frankenstein

1957 | The Curse of Frankenstein

Suiza, a mediados del XIX. Un sacerdote católico acude a una prisión para atender a un recluso. Éste resulta ser el barón Victor Frankenstein, que sólo desea contarle a alguien su terrorífica historia. Primer gran éxito de Terence Fisher, que le dio a conocer como un gran director en el terreno del terror. La buena acogida de este título provocó que la productora británica Hammer se especializara en este género. Fue también la primera cinta que filmaron juntos Christopher Lee y Peter Cushing, reunidos nuevamente por Fisher en Drácula (1958). Uno de los grandes aciertos del film es que la imagen de Christopher Lee se despega de la imagen del monstruo que popularizó Boris Karloff, y que ya era sobradamente conocida como para aterrorizar a nadie.

6/10
Mask of Dust

1954 | Mask of Dust

Poco antes de consagrarse como uno de los directores clásicos de terror, con filmes como La maldición de Frankenstein o Drácula (1958), el británico Terence Fisher rodó en Francia e Inglaterra esta discreta película de acción y aventuras automovilísticas, producida por la Hammer y protagonizada por Richard Conte. Al abandonar las fuerzas aéreas el piloto de carreras Peter Wells se une al equipo italiano Corsi. Pero los resultados para él son nefastos y se diría que le han echado mal de ojo, hasta el punto de que su esposa Pat le pide que se retire. Él sin embargo tomará parte en el Gran Premio de Piemonte, conduciendo un coche muy peligroso.

4/10
Chantaje criminal (1952)

1952 | The Last Page

A pesar de que se trata de un hombre casado, el propietario de una librería se siente atraído por su dependienta, una atractiva rubia. Tras mantener un idilio con ella, se convertirá en víctima de una red de chantaje y extorsión. El cineasta Terence Fisher, más conocido por sus películas de terror, dirige en esta ocasión una cinta de intriga. Se basa en una obra teatral escrita por James Hadley Chase.

5/10
Extraño suceso

1950 | So Long at the Fair

Una joven inglesa recién llegada a París en compañía de su hermano para pasar una divertidas vacaciones, se aterra al comprobar, tras la primera noche, que su hermano y la habitación que ocupaba han desaparecido. Nadie la cree, salvo un joven (Dirk Bogarde) a quien el desaparecido prestó dinero la noche del suceso. Film de intriga y suspense, típicamente inglés, ambientado en el siglo XIX y elaborado al estilo "Hitchcock". Terence Fisher, uno de los directores, se incorporó dos años más tarde a la Hammer, mítica productora de films de terror.

6/10

Últimos tráilers y vídeos