IMG-LOGO

Biografía

Christopher Lee

Christopher Lee

93 años ()

Christopher Lee

Nació el 27 de Mayo de 1922 en Belgravia, Londres, Reino Unido
Falleció el 07 de Junio de 2015 en Chelsea, Londres, Reino Unido

La cara del terror

20 Abril 2010

Sir Christopher Lee falleció el domingo, 7 de junio de 2015, a los 93 años, en un hospital de Chelsea, a consecuencia de un problema respiratorio. Ha tardado en conocerse la noticia porque la viuda ha querido avisar antes a todos sus familiares para que no se enteraran por el periódico y los medios de comunicación. Figura legendaria del género fantaterrorífico, dio vida a los personajes más conocidos del género de terror. Pudo haber dado más juego de no haber quedado encasillado en el género de terror. Trabajador incansable, este altísimo actor de 1,96 metros de altura siguió componiendo personajes siniestros inolvidables a una avanzada edad.

 

Nacido el 27 de mayo de 1922 en la capital británica, Christopher Frank Carandini (su verdadero nombre) pertenecía a una familia de clase alta formada por una aristócrata italiana –la condesa Estelle Mari Carandini di Sarzano– y un militar –el teniente coronel Geoffrey Trollope Lee–. Su infancia no fue todo lo feliz que debería haber sido, sobre todo porque sus padres se divorciaron cuando tenía 6 años. Quedó al cuidado de su madre, que se casó con el banquero Harcourt Rose, tío de Ian Fleming, el escritor que creó a James Bond.

Durante la II Guerra Mundial, combatió en la aviación británica, y aunque recibió entrenamiento como piloto, no pudo volar al final por problemas de vista. Aún así, prestó un servicio ejemplar, a veces en operaciones de inteligencia clasificadas como de alto secreto. Empezó su carrera como actor al término de la contienda a finales de los años 40, cuando un primo segundo le desveló que su abuela materna fue una afamada soprano, dato que él nunca había sabido. Desde entonces, pensó que llevaba el mundo del espectáculo en la sangre.

Debutó en Galería de espejos de Terence Young, y a continuación aparecía sujetando una lanza, como soldado, en Hamlet (1948), de Laurence Olivier. En aquella cinta le acompañaba un actor llamado Peter Cushing, que tenía más papel, y que estaba destinado a ser coprotagonista con Lee de míticos filmes de terror. Ambos se convirtieron en grandes amigos

A principios de los 50, Christopher Lee interpretó numerosos papeles de reparto, frecuentemente de villano, en títulos como El hidalgo de los mares, donde era un capitán español. Aunque sus aportaciones eran pequeñas, muchos de sus filmes tenían mucho éxito, como El temible burlón, Moulin Rouge (1952) o Tempestad sobre el Nilo.

Empezó a llamar un poco la atención en el mundillo del cine con La batalla del Río de la Plata, de Michael Powell y Emeric Pressburger, donde tenía un papel pequeño como propietario de un café de Montevideo. Gracias a este trabajo, se fijaron en él los ejecutivos de la compañía británica Hammer Productions, compañía donde debutaría como protagonista con La maldición de Frankenstein. Interpretaba al celebérrimo monstruo inventado por Mary Shelley, mientras que su creador estaba encarnado por su amigo Peter Cushing. El film estaba dirigido por Terence Fisher, el realizador que logró que el terror británico –sobre todo el de la factoría Hammerammersa– triunfara en todo el mundo. Poco después, Christopher Lee compartiría la pantalla con Boris Karloff, el más popular intérprete del monstruo de Frankenstein, en Corridors of Blood.

En 1958, Terence Fisher volvió a recurrir a Cushing (Van Helsing) y a Lee (Drácula) en Drácula (1958), considerada por los aficionados una de las mejores adaptaciones –sino la mejor– jamás filmadas de la novela de Bram Stoker. Si el film protagonizado por Bela Lugosi era muy teatral, producto de la transición del mudo al sonoro, Fisher le sacaba juego a elementos visuales pesadillescos, como los colmillos o la sangre. Al parecer, Lee tuvo problemas para cobrar su salario, motivo por el cual renunció en el último momento a intervenir en la secuela, Las novias de Drácula, que mantuvo el título, aunque su personaje fue sustituido por el barón Meinster (David Peel), otro vampiro.

Pronto hace las paces con la productora y filma tres nuevas colaboraciones de primera categoría con Peter Cushing y Terence Fisher: La medusa, La momia y El perro de Baskervilles.

Y por supuesto, volvió a encarnar al vampiro más célebre, en Drácula: Príncipe de las Tinieblas, donde no tiene diálogos. Jimmy Sangster, guionista, declaró que fue idea suya para que el personaje diera más miedo, pero Lee ha declarado que prefirió no hablar porque los diálogos de Sangster eran pésimos. Al parecer, Lee estuvo a punto de renunciar a su papel porque no tenía mucho protagonismo; había quedado relegado al tramo final del film. Como a pesar de la polémica, tuvo una buena repercusión en las taquillas, Lee se reconcilió de nuevo con los ejecutivos de Hammer y volvió a ponerse la capa en Drácula vuelve de la tumba, El poder de la sangre de Drácula, Las cicatrices de Drácula, Drácula 73 y Los ritos satánicos de Drácula –estas dos últimas de nuevo con Cushing y con la acción ambientada en la época contemporánea de cuando se filmaron–.

Lee ha sido Drácula también fuera de la Hammer en títulos como la inenarrable El conde Drácula (1970), del español Jesús Franco o Dracula père et fils, de Edouard Molinaro.

El actor logró también triunfar como el maquiavélico Fu-Manchú, creado por el novelista Sax Rohmer, al que dio vida por primera vez en 1965, en El regreso de Fu-Manchú, de Don Sharp. Volvería a lucir los largos bigotes del malvado individuo en otras cuatro ocasiones. El gran problema de Christopher Lee es que a pesar de ser un excelente intérprete, quedó encasillado para siempre en el género de terror, por lo que nunca le llamaban para dar vida a otros personajes.

Lee ha sido también el malo-malísimo Rochefort, en Los tres mosqueteros (1973) y sus dos secuelas, y encarnó a Francisco Scaramanga, uno de los más recordados villanos de James Bond (el personaje creado por su primo), en El hombre de la pistola de oro. El español Eugenio Martín, le emparejó de nuevo con Peter Cushing en la amena Pánico en el Transiberiano.

A pesar del ‘mal rollo’ que da en la pantalla, Lee tenía porte de caballero británico, ostentaba el título de ‘sir’, y en la vida real fue tan elegante como buena persona. Estaba casado con la modelo danesa y ocasional actriz Birgit Kroenche, posteriormente conocida como Gitte Lee, con la que tuvo una hija, Christina Erika, a pesar de que se hace difícil imaginar a Drácula empujando el carrito de un bebé.

A partir de los años 70, la figura de Lee entra en decadencia, sobre todo después de que Ken Russell decidió no contratarle para el film Tommy, para el personaje que finalmente interpretó Jack Nicholson. Además, cometió el error de rechazar convertirse en el doctor Sam Loomis, en La noche de Halloween, de John Carpenter. Después declararía que se equivocó al no encarnar al personaje.

A pesar de todo, Christopher Lee se mantuvo a partir de finales de los 70 muy activo, mostrando su lado cómico en 1941, de Steven Spielberg, donde era el coronel nazi Wolfgang Von Kleinschmidt, o en subproductos inenarrables, como La familia Stupid o Aullidos 2. Stirba, la mujer lobo.

Admirador declarado de Christopher Lee, el director Tim Burton –que creció viendo sus películas– le dio pequeños papeles en Sleepy Hollow, Charlie y la fábrica de chocolate y La novia cadáver. Pero su auténtico resurgimiento le llegó cuando Peter Jackson le convirtió en Saruman, el malvado hechicero de la trilogía de El Señor de los Anillos. Ideal para el personaje creado por J.R.R. Tolkien, del que se confiesa apasionado admirador, su interpretación le dio a conocer a una nueva generación de espectadores, y logró que George Lucas le diera un papel muy similar, el conde Dooku, en El ataque de los clones y La venganza de los Sith. Se le pudo ver por última vez brevemente de nuevo como Saruman en El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos, aunque a su muerte ha dejado pendiente de estreno Angels in Notting Hill.

Filmografía
El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos

2014 | The Hobbit: The Battle of the Five Armies

Broche de oro para la trilogía de Peter Jackson basada en la novela de J.R.R. Tolkien, un gran logro fílmico más allá de la realidad de que este cuento no posee la misma entidad de El Señor de los Anillos, por mucho que el director y sus tres coguionistas se empeñen esmeradamente en la tarea. Smaug, el dragón, dispuesto a asolar la Ciudad del Lago, no es el mayor de los problemas que amenazan a la Tierra Media, pues el enano Thorin Escudo de Roble está cegado por las riquezas que encierra la montaña de Erebor, y está dispuesto a defenderlas con las armas de elfos y hombres, antes que compartir con ellos lo que es justo. Un ejército de orcos y la amenaza en la sombra de Sauron abrirá los ojos a unos y otros, y no tendrá parte pequeña en el nuevo enfoque de la situación un mediano que solía vivir cómodo en un agujero, llamado Bilbo Bolsón. Un guión bien trenzado, donde la ambición del oro ocupa el lugar que en El Señor de los Anillos tenía el atractivo fatal del Anillo Único, y en que la amistad, el amor, y el aprecio del hogar son poderosas razones por las que actuar con espíritu de sacrificio, es plasmado en vistosas imágenes por el director neozelandés, que imprime un formidable aire épico a las escenas de la gran batalla, incluidos los duelos individuales, verdaderamente sobrecogedores y de enorme fuerza visual. Jackson, Fran Walsh, Philippa Boyens y Guillermo del Toro tienen el mérito de conjugar una acción trepidante, cuyo desarrollo se entiende perfectamente, con un buen perfilado de los personajes, donde destacan Martin Freeman y Richard Armitage, las escenas que comparten como Bilbo y Thorin tienen fuerza, bien bañadas por la humanidad que puede desprender una simple bellota encerrada en una mano. Las diferencias entre elfos, enanos y hombres se dibujan bien, con la cabezonería de no ceder un ápice en las respectivas posiciones, e incluso la subtrama del inventado triángulo amoroso de la elfa Tauriel, que implica a otro elfo y a un enano y supone un claro riesgo, se resuelve bien. Se incluye algún desahogo humorístico con el traicionero Alfrid, y Jackson se permite algún momento de diversión con el bestiario de criaturas malignas, aunque es el tono épico con apuntes de entrañable camaradería lo que domina. Una vez alcanzado el momento climático, el epílogo en la Comarca, y el enlace con lo que contará El Señor de los Anillos, están bien concebidos.

7/10
Tren de noche a Lisboa

2013 | Nachtzug nach Lissabon

Adaptación de la novela de Pascal Mercier, cuyos pulcros resultados bien apoyados en la magistral interpretación de un actor, Jeremy Irons, hacen pensar en otra novela llevada al cine, Sostiene Pereira, de Antonio Tabucchi, que contó con el gran Marcello Mastroianni. Raimond Gregorius, maduro profesor de humanidades en Berna, Suiza, impide que una joven materialice su intentona de suicidio. Le pierde la pista, pero conserva en sus manos un impermeable de la desconocida, un libro escrito por el médico portugués Amadeu Prado, y un billete de tren para viajar a Lisboa. Fascinado por el relato que tiene en su poder, que narra las tribulaciones de un grupo de jóvenes que se enfrentan a la dictadura de Salazar, Gregorius abandona su vida gris en Suiza y emplea el billete de tren para averiguar más “in situ” acerca de los hechos que está leyendo, lo que supone para él empezar a sentirse vivo. El danés Bille August apoya su película sobre todo en el trabajo de un Irons que hace absolutamente creíble a su personaje, cómo cambia su modo de ver las cosas, subrayado con su nuevo modelo de gafas. El guión de Greg Latter y Ulrich Herrmann acentúa bien el carácter de misterio intrigante del relato, en lo relativo a la amistad de Amadeu, hijo de un juez bien considerado en el régimen, con Jorge, hijo de un verdulero, puesta a prueba por la atracción que ambos siente por una joven de la resistencia a Salazar, Stephania. Y usa como buen telón de fondo el texto literario de la obra de Prado, como voz en off, y las magníficas posibilidades una ciudad tan preciosa como es Lisboa. Quizá en las escenas de flash-backs se concentran demasiados momentos próximos al folletín, o la mirada política sea algo convencional, pero la elegancia narrativa de alguien tan curtido como August y el poderío de Irons impiden que el conjunto chirríe. También ayuda, y mucho, un trabajo de casting sensacional, aunque pueda también saber a poco la breve presencia en pantalla de Christopher Lee, Charlotte Rampling, Bruno Ganz, Lena Olin, Martina Gedeck... Los más jóvenes, Mélanie Laurent, Jack Huston, Tom Courtenay, August Diehl, están bien interpretando a los personajes en su etapa juvenil.

6/10
El hobbit: La desolación de Smaug

2013 | The Hobbit: The Desolation of Smaug

Segunda de las tres películas en las que Peter Jackson ha dividido la trama de "El hobbit", primera de las novelas en las que el británico J.R.R. Tolkien desarrolló su universo mitológico. El hobbit: La desolación de Smaug mantiene una absoluta unidad con su predecesora, pues se nota que como en el caso de El Señor de los Anillos, se han rodado todas las entregas de un tirón, antes de someter las imágenes a un largo proceso de postproducción. El hobbit: La desolación de Smaug retoma a los protagonistas, el hobbit Bilbo Bolsón, y sus acompañantes, que tras escapar de Azog, rey de los orcos de Moria, continúan su viaje hacia Erebor, para enfrentarse al dragón Smaug y recuperar el tesoro y el hogar que antaño perteneció al pueblo enano. Para llegar hasta allí se impone atravesar el Bosque Negro, hogar de los elfos silvanos, cuyo monarca, Thranduil, muestra un especial desprecio hacia los enanos. Se nota, más que en su trilogía predecesora, que Jackson ha estirado demasiado el chicle, al sacarse de la chistera tres películas de un único libro, muy inferior en número de páginas a su continuación. Aunque empieza con el ritmo adecuado y mucha acción, El hobbit: La desolación de Smaug acaba alargándose demasiado, en elementos como la subtrama de la búsqueda del Nigromante por parte de Gandalf y Radagast, y sobre todo en el tramo final. Pesa también a veces cierta sensación de estar viendo más de lo mismo, que se habría evitado con el cambio de director con el que amagó Jackson antes de iniciar el rodaje, cuando estaba en el proyecto Guillermo del Toro, que habría desarrollado una visión un tanto distinta. Tal y como han quedado las cosas, ni el film aporta nada a la carrera de Peter Jackson, ni Jackson suma mucho más al mundo de J.R.R. Tolkien. Matizado esto, resulta bastante evidente que no decepciona ni mucho menos. El hobbit: La desolación de Smaug logra la necesaria espectacularidad con secuencias como la huida de los protagonistas en los barriles, y sobre todo a través del meritorio esfuerzo técnico que ha supuesto la creación del dragón Smaugh. Además, la recreación de escenarios 'tolkienanos' resulta memorable, especialmente la ciudad del Valle, junto a la montaña de Erebor, un antiguo punto comercial importante, actualmente en decadencia, donde transcurre gran parte de la acción. Para darle entidad propia a esta entrega, el equipo de guionistas, nuevamente formado por el propio Jackson, su esposa Fran Walsh, la experta en Tolkien Philippa Boyens, y el citado Del Toro, han subrayado la importancia de la Piedra del Arca, el mayor tesoro robado por Smaug a los enanos, que como saben quienes hayan leído la novela será objeto de desavenencias entre las razas que deberían estar unidos frente a las amenazas oscuras. Gracias a un prólogo en Bree (Peter Jackson realiza un cameo como ciudadano de este lugar, al igual que hizo en El Señor de los Anillos: La comunidad del anillo), donde Thorin habla con Gandalf sobre esta gema, El hobbit: La desolación de Smaug adquiere un subtexto en torno a la reconciliación y la unidad de quienes deberían estar juntos para afrontar el futuro, presente también en la sugerida y poco propia del universo 'tolkieniano' atracción entre la elfa Tauriel (excelente trabajo de Evangeline Lilly, conocida por Perdidos) y uno de los enanos. En cuanto a las interpretaciones, poco queda decir sobre la apropiadísima elección de Martin Freeman, un excelente Bilbo Bolsón, que hace gala de detalles sorprendentes como el movimiento de los pies. Lo mismo ocurre con el trabajo de actores como Richard Armitage y el resto de enanos, al mismo nivel que en el film anterior, y de los veteranos de la saga, como el gran Ian McKellen (Gandalf) y los recuperados un tanto artificiosamente Orlando Bloom y Cate Blanchett. Entre los recién llegados, cabe citar a Luke Evans, un bardo muy bien defendido, a pesar de que en principio se desconoce si será leal o no a los protagonistas, y a la anteriormente referida Lily. En la versión original se puede disfrutar –como Smaug y el Nigromante– de la profunda y apabullante voz de Benedict Cumberbatch, compañero de Freeman en la excelente serie Sherlock.

7/10
Sombras tenebrosas

2012 | Dark Shadows

Se diría que Tim Burton anda carente de ideas. Se abrió camino con guiones originales, pero a lo largo de la última década ha entregado entre otras cosas dos remakes –Charlie y la fábrica de chocolate, El planeta de los simios (2001)–, y una aproximación al universo de Lewis Carroll (Alicia en el país de las maravillas). Ahora lleva a la gran pantalla Sombras en la oscuridad, culebrón televisivo con tintes sobrenaturales poco conocido fuera de Estados Unidos que se emitió entre 1966 y 1971, alcanzando la friolera de 1.225 episodios. 1752, en la ciudad de Collinsport (Maine). El rico inmigrante inglés Barnabas Collins (cuyo apellido da nombre a la localidad) rompe el corazón de Angelique, que resulta ser una bruja. Para vengarse, ésta incita a su novia a suicidarse, y a él le convierte en un vampiro al que sus vecinos acaban enterrando vivo. Pero en 1972, unos obreros le liberan accidentalmente de su tumba, por lo que vuelve a su mansión, donde residen sus descendientes: la matriarca Elizabeth Collins al frente de su disfuncional familia. Su antigua enemiga sigue viva y se ha convertido en una mujer muy poderosa. Burton mantiene en Sombras tenebrosas su potencia visual, y logra los mejores resultados en las secuencias que ilustra con clásicos de la música de los 70. El elemento nostálgico tiene gran importancia en la trama, que sigue el típico esquema de pez fuera del agua con un personaje del XVIII desfasado que se despierta en el siglo XX. La época de los hippies, cuando transcurrió la infancia del realizador, y de donde proviene la serie, se describe con amabilidad. Tampoco ha perdido el toque para caracterizar como estrambóticos seres a actores de primer orden, como Johnny Depp (en su octava colaboración juntos) y Eva Green (la otra actriz que tienen más peso), una recuperada Michelle Pfeiffer que fue la Catwoman de Batman vuelve, Jackie Earle Haley, Chloë Moretz, la prometedora Bella Heathcote (In Time) y por supuesto, unos Christopher Lee y Helena Bonham Carter, su esposa, a los que suele dar papeles siempre. Por desgracia, Burton no logra remontar el mayor punto débil, un guión muy poco inspirado de su nuevo descubrimiento, Seth Grahame-Smith, al que ha apoyado también como productor de la adaptación al cine de su novela Abraham Lincoln: Cazador de vampiros que dirige Timur Bekmambetov. Para empezar, quedan absolutamente desdibujados todos los secundarios, y aunque el original venía a ser similar a La familia Addams y La familia Monster, en Sombras tenebrosas parecen sobrar todos los descendientes del personaje de Johnny Depp. Está lleno de elementos que no encajan en el universo de Burton, como algún chiste grosero y una escena de sexo sobrenatural, que el realizador parece haber rodado con muy poca autoconvicción. Los golpes cómicos no acaban de funcionar, y el romanticismo decimonónico que pretende imprimir al vampiro protagonista acaba rompiéndose al involucrar a éste en relaciones sexuales. Debido a estos defectos, Burton no puede evitar ofrecer cierta sensación de agotamiento, pues en el fondo, al ritmo de otra partitura de Danny Elfman, ha vuelto a convertir a Depp en inadaptado que a pesar de sus buenas intenciones choca con su entorno, como el protagonista de Ed Wood, Eduardo Manostijeras, Jack Skeleton, etc.

5/10
El hobbit: Un viaje inesperado

2012 | The Hobbit: an Unexpected Journey

Bilbo Bolsón es un hobbit de la Comarca, que como todos los suyos ama la vida hogareña, las fiestas y los amigos, la paz y la tranquilidad. Pero un día llama a su puerta el mago Gandalf, que para Bilbo es sólo un recuerdo de la infancia, el tipo que organizaba en el solsticio de verano unos magníficos fuegos artificiales. Hombre sabio que escudriña en el interior de las personas, cree que Bilbo es justo el hombre que necesitan trece enanos liderados por Thorin Escudo de Roble, quienes, despojados tiempo atrás por el dragón Smaug y los trasgos de todo lo suyo, vagan sin poder llamar a ningún sitio su hogar. En efecto, los trece enanos planean viajar a la Montaña Solitaria para recuperar sus antiguas posesiones, actualmente en poder de Smaug. Se ha hecho esperar la adaptación de “El hobbit”, la primera obra de J.R.R. Tolkien situada antes de los acontecimientos de “El Señor de los Anillos”, convertida en trilogía de películas dirigidas por el neozelandés Peter Jackson. Aquí, tras amagar con confiar la dirección a Guillermo del Toro, finalmente el mexicano figura como coguionista con el propio Jackson, Philippa Boyens y Fran Walsh, poniéndose él finalmente detrás de la cámara. Si “El Señor de los Anillos” daba claramente para tres películas, e incluso para seis, se hacía necesario suprimir pasajes de la obra de Tolkien, aquí claramente la decisión de entregar tres filmes se antoja exagerada y descaradamente comercial, lo que obliga a estirar las escenas de acción, batallas muy espectaculares y bien rodadas, pero que apabullan. Ello más la invitación a personajes de “El Señor de los Anillos” que no aparecen en “El hobbit” de Tolkien, pero que aquí tienen su papel, medianamente justificado. Dicho lo anterior, y pese a que el film se hace largo, hay que reconocer que El hobbit: un viaje inesperado es, además de un gran espectáculo donde al carácter de cuento se le aplican proporciones épicas de gran “scope” en muchos pasajes, una película fiel a Tolkien en lo esencial. El amor por el hogar, dulce hogar; el perdón a los enemigos, mayor muestra de coraje que rebanarles el pescuezo; el heroísmo cotidiano y salido del corazón de los pequeños –¿o habría que decir “medianos”?–, de mayor valor que los combates vistosos guiados por la furia. Estos elementos conceden gran parte de su grandeza al film, al igual que los divertidos momentos humorísticos, bien trenzados. Aunque muchos espectadores se quedarán sobre todo en los magníficos paisajes neozelandeses, las criaturas como orcos, trasgos y águilas, o lo que se esconde en las entrañas de la Tierra, al final lo que cuenta son las emociones que transmiten los personajes, bien presentes en los intercambios entre Gandalf y Bilbo, Bilbo y los enanos, en particular Thorin, o Gandalf y cierta dama élfica, y, por supuesto, Bilbo y Gollum. Martin Freeman como Bilbo se revela una magnífica elección para el papel protagonista.

7/10
La víctima perfecta

2011 | The Resident

Juliet es una estresada cirujana que ejerce en Nueva York, algo alicaída tras el final de una relación. Después de pasar un tiempo en un hotel, consigue un magnífico apartamento con estupendas vistas al puente de Brooklyn. Además el casero, Max, es un tipo la mar de apuesto y encantador, podría volver a surgir el amor. No sospecha que tras una fachada amable se esconde un pervertido. Mediocre coproducción de Reino Unido y Estados Unidos, dirigida por el desconocido Antti Joniken, también coguionista, que pretende revitalizar la terrorífica marca de la legendaria compañía Hammer, incluso reservando un rol secundario a uno de sus actores míticos, Christopher Lee. El film acumula tópico tras tópico sin rubor alguno, parece mentira que una cinta de hora y media pueda ser tan reiterativa y poco imaginativa. La relación del débil e impotente Max, con su abuelo August, quizá quiera evocar la relación dominante de la madre de Norman Bates y éste en Psicosis, pero obviamente la comparación es más que odiosa. Y desde luego, darnos media hora de metraje en que se plantea la relación de Juliet y Max, para luego contarnos la misma historia con los aspectos siniestros de Max que se nos habían ocultado hasta ese momento, es un recurso manejado con torpeza manifiesta. Al final todo se reduce a un film voyeurista de acoso y derribo, con agotadora persecución final, en el que da pena ver envueltos al citado Lee y a la doblemente ganadora del Oscar Hilary Swank.

2/10
La invención de Hugo

2011 | Hugo Cabret

París, tras la Primera Guerra Mundial. El pequeño Hugo Cabret, que ha heredado de su padre el gusto por los inventos, se ha quedado huérfano. Y tras desaparecer su viejo tío borrachín, que se ocupaba del mantenimiento del reloj de la estación de tren, vive solo en la torre, junto a la complicada maquinaria que ayuda a marcar las horas, sin que nadie lo sepa. Toda su ilusión es poner en marcha un autómata que andaba reparando su padre, y que cree que le ayudará a dar un sentido a su vida. Le ayudará Isabelle, que siempre ha deseado vivir una ventura, y se encuentra bajo la tutela de sus padrinos Georges y Jeanne. El viejo Georges regenta una tienda de juguetes mecánicos, de la que de vez en cuando Hugo birla piezas, y está amargado por algún suceso indeterminado del pasado. Imaginativa adaptación de un libro infantil de Brian Selznick -pariente del mítico productor David O. Selznick-, con guión de John Logan, que ya había colaborado con Martin Scorsese en El aviador. Por fin el director italoamericano entrega una película infantil disfrutable por pequeños y grandes –no nos parece que el “ladrillo” Kundun entre en las categorías de “infantil” y “disfrutable”–, su historia de un huérfano al que intenta capturar el lisiado y cuadriculado inspector de la estación, que trata de resolver un enigma atravesando mil aventuras en compañía de una amiga, con la moraleja de encontrar el propio sitio en el mundo, arreglando lo que está roto, está perfectamente servida. Nunca es ñoña y desprende emociones genuinas, tiene magia y el encanto de un relato de Charles Dickens. Además Scorsese asume con La invención de Hugo el reto de rodar una película en 3D, y lo hace con brillantez, sacando todo el partido al formato, de modo que la deslumbrante imaginería –maravilloso diseño de producción de Dante Ferretti– luce en todo su esplendor, el apartado visual del que es responsable el director de fotografía Robert Richardson resulta deslumbrante, y la música de Howard Shore acompaña muy bien. El cineasta se suma al selecto grupo de colegas –James Cameron, Wim Wenders, Werner Herzog...– que sí saben utilizar la tridimensionalidad en sus historias, lo suyo no es la simple excusa de otros para que la productora haga más “caja”. Destaca el partido que se saca al tren que quiere salirse de la pantalla, guiño a los Lumière, pero también en los planos picados y contrapicados, e incluso en algunos primeros planos, y ello de un modo nada artificial, justificado por lo que se está contando. El ritmo es muy dinámico, no en balde colabora por enésima vez con Scorsese en el capítulo de montaje Thelma Schoonmaker Scorsese es un estudioso del cine, que ha publicado libros y hecho documentales para llamar la atención sobre los grandes maestros del Séptimo Arte, desconocidos con demasiada frecuencia por el gran público. Ahora suma a tal faceta este film que rescata a grandes genios del cine mudo del olvido, ahí está presente como personaje el gran mago y pionero del cine francés, Georges Méliès, a cuyos logros se rinde homenaje, pero también, aparte de los mentados hermanos Lumière, Harold Lloyd, Charles Chaplin, etc. Una magnífica pedagogía de los orígenes del cine, en forma de entrañable película familiar. Acierta el director en el reparto de La invención de Hugo. Los chavales protagonistas resultan encantadores, mientras que Ben Kingsley, que ya hizo a un eficaz Faggins en el Oliver Twist (2005) de Roman Polanski, encaja muy bien como el cascarrabias Georges. No es cuestión de hacer aquí el repaso completo de los actores secundarios, pero merece la pena destacar las composiciones de Sacha Baron Cohen y Emily Mortimer, su delicada historia de amor da pie a un par de escenas memorables. Puestos a poner un “pero” al film, podemos decir que el secreto del estado de decaimiento de Georges no encuentra una explicación plenamente satisfactoria, uno esperaba algo de más calado. Pero en fin, como decía Billy Wilder, “nadie es perfecto”.

8/10
Alicia en el País de las Maravillas

2010 | Alice in Wonderland

Vibrante adaptación de las imaginativas obras de Lewis Carroll sobre el viaje de Alicia al País de las Maravillas. Tim Burton, un artista enamorado de los originales, da, a partir del guión de Linda Woolverton, su personal visión de la historia. Lo que implica el despliegue de una imaginería apabullante, que casa bien con las nuevas tecnologías del 3D, aunque sin alcanzar la altura del listón de Avatar, al fin y al cabo a James Cameron le pirran los ‘inventitos’, mientras que Burton se toma esa parte de la creación con más calma. Aunque se basa en Carroll, claro está, y se encuentran presentes sus temas y personajes, hay una mirada relativamente libre en esta incursión de Alicia, una jovencita de 18 años, al País de las Maravillas, como si fuera uno de otros tantos viajes que ha hecho antes allí, siendo niña, y que siempre ha interpretado como si fueran sueños. En esta ocasión Alicia sigue a un conejo también, pero mientras huye de la encerrona que le ha preparado su madre, para prometerla en matrimonio. Gracias a la bebida y a la comida menguará o aumentará de tamaño, para poder acceder al País de las Maravillas. Allí Alicia sabrá que se espera a una joven con su nombre, que debe enfrentarse a un tremendo monstruo, siervo de la reina de corazones. Mientras esquiva a ésta, Alicia tiene ocasión de conocer a variadas criaturas, entre ellos al excéntrico sombrerero loco. Puede ser éste uno de los títulos más comerciales de Burton, pues presenta un ritmo endiablado, y quizá huyendo del recuerdo de la versión animada de Disney, que aburría un tanto a los niños, aquí se planta hasta un duelo final, espectacular batalla climática, que retrotrae a las sagas de El Señor de los Anillos y Las Crónicas de Narnia, e incluso, por qué no mencionarla, a la reciente Avatar. Las consideraciones sobre sueño y realidad, cuál es la diferencia, o sobre las decisiones que conforman la personalidad, están ahí, pero esquemáticamente. Sobre todo Burton entrega un espectáculo visualmente brillante, donde las criaturas y escenarios digitales presentan un extraordinario fotorrealismo, de modo que los personajes ‘normales’ interaccionan con ellos perfectamente, no hay sensación de ‘engañifla’. Se juega bien al contraste entre el mundo convencional –la fiesta de pedida– y un mundo fantástico que huye de la ñoñería, de atmósfera gótica, bosques frondosos y personajes muy originales, de modo especial la reina de corazones y su ejército. Habrá que estar atentos a la protagonista, Mia Wasikowska, todo un descubrimiento, está muy natural; mientras que Johnny Depp se lo pasa en grande como el sombrerero, con un trabajo contenido lo justo.

6/10
En tiempo de brujas

2010 | Season of the Witch

Dominic Sena rodó una prometedora ópera prima (Kalifornia), y obtuvo un gran éxito con 60 segundos, protagonizada por Nicolas Cage. De Sena se ha sabido más bien poco tras la fallida Operación Swordfish. Ahora, vuelve a rodar con Cage, en el primer largometraje del realizador que no se desarrolla en la época actual. En concreto, la acción tiene lugar en la Edad Media. Behmen y Felson son dos cruzados que deciden desertar, tras llegar a la conclusión de que se realizan derramamientos de sangre inútiles. De regreso a Europa, acuden a por suministros a una ciudad devastada por la peste bubónica, donde son apresados por los guardias. Les llevan ante el cardenal D'Ambroise, que les amenaza con encarcelarles por deserción, a menos que acepten una peligrosa misión. Deberán llevar a una joven bruja, en teoría responsable de que se haya propagado la enfermedad, a una abadía distante donde será juzgada. Les acompaña un hombre que ha perdido a toda su familia, un sacerdote ingenuo, un joven que aspira a convertirse en caballero y un estafador que conoce la región y sirve de guía. Por un lado, Dominic Sena pinta una Edad Media muy oscura, y presenta una visión tenebrosa y poco rigurosa de la Iglesia de la época, obsesionada con el derramamiento de sangre. Que al cardenal lo interprete Christopher Lee resulta bastante ilustrativo. A ratos parece que quiere rodar un film realista, pero esto no acaba de cuadrar bien con unos combates de cine de aventuras totalmente falsos y exagerados, y fanfarronadas al estilo de los personajes de Errol Flynn. Además, la ambientación no es convincente, no resultan creíbles sus juicios por brujería, por ejemplo, y es más cercana a un cómic que a El nombre de la rosa, con la que tiene una cosa en común: el actor Ron Perlman. Por lo demás es un film con efectos especiales aceptables y actores creíbles. Funcionan las secuencias puramente 'palomiteras' como cuando los protagonistas tratan de pasar con el pesado carro en el que llevan encerrada a la bruja por un puente destartalado.

4/10
Triage

2009 | Triage

Década de los 80. Mark y David son dos curtidos fotógrafos de guerra, curtidos en la cobertura de mil y un conflictos. Ahora documentan gráficamente en Kurdistán la lucha de los kurdos contra el Irak de Sadam Husseim, o contra Turquía cuando toca. Y toman fotos de hechos horribles, como la decisión del médico de descargar un tiro en la nuca de los heridos graves cuya esperanza de vida es escasa, o a los que no puede atender por falta material de tiempo. En cierto momento, David manifiesta que ya ha visto suficiente carnicería, quiere volver a casa junto a su esposa, a punto de dar a luz; Mark no está de acuerdo, quiere poder dar la primicia de un gran ataque inminente de los kurdos. Los amigos se separan, y Mark, tras ser herido, vuelve a casa solo con su esposa española. La sorpresa es que David no ha vuelto. ¿Habrá sido retenido? ¿Tal vez ha sido víctima de una escaramuza? Gran decepción. Del director de En tierra de nadie, una inteligente crítica a las minas antipersona y por ende, a la locura de la guerra, cabía esperar una mirada interesante al conflicto kurdo o al periodismo bélico. Pero Danis Tanovic confirma lo errático de su carrera tras el mentado film –luego sólo ha rodado un segmento del corto 11'09''01. 11 de septiembre y El infierno–, hasta el punto de que uno diría que se trata de un trabajo de encargo, si no fuera porque el único responsable del guión es el propio Tanovic. La película consta de dos partes bien diferenciadas: la bélica, con algunas escenas vibrantes, aunque suenen a vistas; y la parte 'de casa', absolutamente convencional, con una personaje para Paz Vega de vergüenza ajena, una esposa plana y sin garra, o el recurso a un terapeuta, el abuelo de Vega –encarnado por Christopher Lee, que da el tipo de caballero español–, un tanto risible en sus métodos de manual, con su oscuro pasado en que habría ayudado a superar traumas a torturadores franquistas de la postguerra civil. A veces da la impresión de que faltan escenas en la película, como si el presupuesto no hubiera dado para más. Y la resolución sabe a muy poco, no esperas que el enigma que contiene el film vaya por ahí, pero no por la sorpresa, sino por lo trivial. Collin Farrell se esfuerza como periodista que empieza a ser un poco humano tras una dura experiencia, pero también da la impresión de que faltan matices a su personaje, capaces de hacerlo creíble.

4/10
Boogie Woogie

2009 | Boogie Woogie

Fallido film del desconocido Duncan Ward sobre el mundo del arte y sobre la falsedad y fatuidad que rodea las relaciones personales apoyadas en torno a ese modo de vida. La película es una adaptación de la novela de Danny Moynihan, que ahonda en la idea de que el egoísmo, el dinero, el placer y el interés es lo único que está detrás del arte. La película es muy cruda en cuanto a la explicitud de las escenas sexuales. Sorprende sin duda la presencia del variadísimo y conocido reparto. La historia, que es lo de menos, se centra en el intento de un galerista en hacerse con un cuadro que posee un anciano. Lo quiere debido a que su mejor cliente así se lo pide, el cual está liado con las dos asistentes del galerista y etc. etc.

3/10
El color de la magia

2008 | The Colour of Magic | Serie TV

Un ingenuo turista aprendiz de mago es conducido a un mundo fantástico, Discworld. Esta miniserie adapta las novelas de Terry Pratchett que combinan aventuras mágicas y humor.

5/10
La brújula dorada

2007 | The Golden Compass

Adaptación del primer libro de la célebre saga fantástica creada por Philip Pullman, escrita y dirigida por Chris Weitz, artífice de películas tan prescindibles como American Pie, en el capítulo de producción para su hermano Paul, pero también de otros títulos de interés como Un niño grande. Aquí pinta un mundo alrededor de una niña, Lyra Belacqua, que estudia en un internado, y que, como el resto de personas, está unida a un daemon, una especie de mascota, que en el caso de los niños puede mutar de forma animal, hasta adquirir su forma definitiva. La pequeña Lyra tiene poderes especiales, podría formar parte de un linaje de brujas. Además, aleccionada por su tío, lord Asriel, empieza a saber de que parece que existe una conexión entre nuestro mundo y otros mundos paralelos, algo relacionado con el polvo, cosa que el Magisterio y sus autoridades malignas no desean que se sepa, pues se pondría en peligro su dominio de este mundo, y el potencial de los otros. Además, se dedican a secuestrar niños con siniestras intenciones. Lyra cree encontrar una amiga en la señora Coulter, pero en realidad ésta oculta algo. A cambio, encontrará un inesperado aliado en un oso polar. La película trata de conectar con otros títulos de corte fantástico, mayormente las andanzas de Harry Potter, El Señor de los Anillos y Las Crónicas de Narnia. Lo cierto es que la comparación le viene grande. La trama es sencillamente soporífera, trata de introducir muchos elementos y conceptos obtusos, que no despiertan mucho interés; sus resultados fallidos recuerdan a otros intentos del mismo jaez, como Eragon o Los seis signos de la luz. La trama es líneal, sin apenas intensidad dramática; la niña protagonista resulta simpática y fotogénica, pero es fría como un témpano de hielo; hay una pléyade de buenos actores -Daniel Craig, Christopher Lee, Eva Green, Sam Elliott, Derek Jacobi...- que no aportan nada, están absolutamente desaprovechados; realmente la única que se puede explayar un poco es Nicole Kidman, en su papel de villana con glamour de estrella de cine de los años 30. Falta emoción, épica, sensación de que algo grande está en juego. De acuerdo, hay alguna escena espectacular -sobre todo el duelo de osos polares...-, pero incluso alguna como la batalla nocturna, o la de la máquina experimental, rezuman cierta torpeza; y a la tercera visión con la brújula, el efecto consiguiente empieza a cargar. La verdad es si uno lo piensa un poco, no parece una decisión demasiado acertada poner a Chris Weitz a dirigir una película de estas dimensiones, le faltaba experiencia. Pero incluso en su teórico punto fuerte el guión, hay incoherencias y cabos sueltos, como la revelación de los lazos que unen a Lyra con la señora Coulter y lord Asriel, algo que se supone debería ser un auténtico shock, para la protagonista y para el espectador, pero que no deja de ser una información que viene a importar poco más que un rábano. ¿Es ésta una película anticristiana, como ha circulado en tantos foros de internet, basándose en los prejuicios del autor, muy claros en tal sentido? Pues no, o no al menos explícitamente. Quede claro que se habla de la película, y no de las novelas. Por supuesto que uno puede sacar simbolismos, y ver en la organización siniestra del Magisterio a la Iglesia, o en su cuartel general, una especie de Vaticano en versión barata. Pero vamos, que también uno podría hacer una lectura de que Darth Vader en La guerra de las galaxias es una especie de Papa o cardenal siniestro, por poner un poner, o que los dementores de Harry Potter, tan oscuros ellos, parecen unos curas sojuzgadores de las conciencias. Nadie debería pensar que alguien se va a plantear problemas de fe con esta película, o que se va a sentir atacado en sus creencias. En realidad, simple y llanamente, estamos ante una fallida película fantástica, de buenos y malos, trufada de efectos especiales, pero sin alma.

4/10
La venganza de los Sith

2005 | Star Wars: Episode III - Revenge of the Sith

En 1977, una siniestra presencia abrumaba a los cinéfilos desde la pantalla, acompañada del fuerte sonido de su respiración, en La guerra de las galaxias. Casi tres décadas después, por fin se desvela cómo alguien tan prometedor como Anakin Skywalker, cuya infancia y adolescencia se han contado en los episodios I y II, se transforma en el malvado Darth Vader. La acción comienza tres años después de las Guerras Clon, cuyo inicio se narró en El ataque de los clones. Resulta que un miembro del senado, el canciller Palpatine, ha sido aparentemente secuestrado por el Conde Dooku y el general Grievous, líderes del ejército de androides separatista que se enfrenta a los caballeros jedi. Pero Obi-Wan y su fiel discípulo Anakin acuden al rescate. Agradecido, Palpatine se hace amigo del joven Anakin, con quien mantiene profundas conversaciones sobre las supuestas ventajas del lado oscuro de la fuerza. Finalmente, Palpatine nombra a Anakin representante del senado galáctico en el Consejo de los Jedi. A éstos, Anakin no les ha contado que su adorada Padme Amidala, por quien haría cualquier cosa, está a punto de dar a luz. El joven jedi ignora que se ha convertido en una pieza fundamental en los planes de Palpatine, que ha puesto en marcha una conjura para acabar con la democracia galáctica. Un puente entre dos mundos, que ata los filmes originales con los nuevos, última pieza del rompecabezas galáctico que aunque no depara ninguna sorpresa, aclara por fin las dudas que han quedado en el aire hasta el momento. Si los dos episodios anteriores, aunque vistosos, decepcionaron a los apasionados de la saga, George Lucas recupera el equilibrio de la fuerza y se reconcilia finalmente con ellos en un episodio que restablece el nivel, ofrece grandes dosis de espectacularidad acompañada de un ritmo trepidante y ata con mayor o menor habilidad todos los cabos sueltos de las películas anteriores. Entre los numerosos hallazgos de esta entrega, destaca el vistoso arranque, con una batalla de naves que deja muy atrás a las de las películas clásicas por la complejidad de los modernos efectos especiales. El enfrentamiento entre Anakin y Grievous es una de las mejores secuencias de acción de la serie. Sin duda, la tensión dramática ha ido "in crescendo", y estamos ante el episodio más oscuro de la nueva trilogía, y el único de toda la serie calificado para mayores de 13 años en Estados Unidos. Como bien saben los seguidores, se trata de una tragedia que narra el triste destino final de Anakin. “Estamos ante la primera película verdaderamente adulta de toda la saga”, ha llegado a decir el productor Rick McCallum, que asegura que “todos los que han tenido la paciencia suficiente para llegar hasta aquí se darán cuenta de que ha valido la pena”. Pocas incorporaciones en el reparto, salvo en el caso de Keisha Castle-Hughes, en su breve interpretación de Apailana, la nueva reina de Naboo. Los ya conocidos, como Natalie Portman, Hayden Christensen, Ewan McGregor o Samuel L. Jackson cumplen, aunque el punto fuerte del film no son las grandes interpretaciones actorales ni los diálogos, sino las vistosas secuencias de acción y efectos especiales. Todos los planos cuentan con algún que otro retoque, y existen personajes creados digitalmente, como el citado general Grievous. De hecho, todo el rodaje con los actores concluyo en 53 días, pero hubo que esperar más de año y medio para que terminara la compleja postproducción, con el añadido de efectos.

7/10
Juan Pablo II

2005 | Pope John Paul II | Serie TV

Biopic de Juan Pablo II, con estupendo reparto estadounidense. Para encarnarlo hay dos actores, Cary Elwes en su etapa juvenil, y Jon Voight cuando es adulto. En un apretado metraje de tres horas, esta miniserie recoge los principales momentos de la vida del primer polaco, que gran amante de la libertad, y enamorado de Cristo, supo lo que era vivir bajo la bota de dos totalitarismos, el nazi y el comunista.

6/10
Charlie y la fábrica de chocolate

2005 | Charlie And The Chocolat Factory

Hay historias que parecen existir para ser llevadas a la gran pantalla por Tim Burton, y eso ocurre con las aventuras de Charlie Bucket, un chaval cuya vida gris se convierte de un día para otro en algo muy, muy dulce… Y es que la familia de Charlie es tan pobre que ni siquiera tiene algo para comer. Viven en una casucha que se cae materialmente a trozos (la habitación de Charlie no tiene techo), aunque eso no quita que todos los miembros de la familia –el abuelo Joe y la abuela Josephine, el abuelo George y la abuela Giorgina, y el señor y la señora Bucket– estén muy unidos y vivan una existencia feliz. Pero todos sufren por el pequeño Charlie, y es que un chico de su edad necesita un lugar de recreo, amigos con quienes pasarlo bien y sobre todo comida abundante. Se entiende, por tanto, que la gran atracción de Charlie sea la enorme fábrica de chocolate que domina la ciudad. Para él ese lugar es como el cielo, todo lleno de caramelo, azúcar glass, chocolate con miles de sabores... Y quizá el sueño de visitar la fábrica –cerrada al público desde hace mucho tiempo– se haga realidad si le toca una de las cinco invitaciones que el extraño dueño de la fábrica, Willy Wonka, ha escondido en forma de billetes dorados entre las chocolatinas repartidas por todo el mundo. La historia de Charlie tiene el aire de cuento fantástico y algo siniestro que le gusta a Tim Burton, y eso por no hablar de Willy Wonka, uno de los personajes más genuinamente burtonianos que ha dado el cine. La fidelidad al texto hace que el film sea un alarde de imaginación, pleno de colorido y con brillantes efectos especiales en la reproducción de las estancias de la fábrica, los ríos de chocolate y los diferentes destinos de los compañeros de Charlie. Burton ha contado con dos de sus actores fetiche: Johnny Depp es el solitario y travieso Willy Wonka, y Helena Bonham Carter la Señora Bucket. Aunque quien se lleva la palma es el chico Freddie Highmore, cuya natural expresividad ya nos dejo pasmados en Descubriendo Nunca Jamás.

6/10
Los ríos de color púrpura 2: Los ángeles del apocalipsis

2004 | Les rivières pourpres 2: les anges de l'apocalypse

El agente Niemans investiga el asesinato de un hombre que ha aparecido emparedado en el muro de una abadía de Lorena, con signos esotéricos a su alrededor. Poco después, empiezan a aparecer más cadáveres, todos ellos con el mismo nombre y profesión que los doce apóstoles. Mientras tanto, el inspector Reda trata de aclarar de qué huye un hombre disfrazado de Jesucristo. Secuela de uno de los grandes éxitos recientes del cine francés, para la que han fichado como guionista a Luc Besson, uno de los directores más famosos del país galo. El argumento que compone es mínimo y calca el esquema original (dos investigaciones convergen en una sola), lo que sirve de excusa para aparatosas imágenes muy vistosas. Repite como protagonista Jean Reno, aunque su compañero de reparto, Vincent Cassel, declinó retomar su personaje, para rodar Blueberry; el director original, Mathieu Kassovitz, se encontraba en Hollywood rodando Gothika, así que fue sustituido por Olivier Dahan, responsable de Érase una vez. Destaca la presencia del veterano Christopher Lee.

4/10
El Señor de los Anillos: Las dos torres

2002 | The Lord of the Rings: The Two Towers

La Comunidad del Anillo, que debía ayudar a Frodo a llevar el Anillo Único al Monte del Destino para destruirlo allí donde fue forjado, se ha disuelto. Los hobbits Merry y Pippin son prisioneros de los orcos, y un extraño trío (Aragorn, un hombre, Legolas, un elfo, y Gimli, un enano), emprenden una veloz y agotadora carrera con el propósito de liberarles. Pero cada grupo seguirá trayectorias distintas. La pareja de hobbits va a conocer a los ents, unas criaturas que son como árboles gigantes, la mar de ecologistas, y a su jefe Bárbol; y deberán vérselas con Saruman. Mientras que el trío citado se reencuentra con Gandalf, ahora conocido como Gandalf el Blanco. Y deben acudir en ayuda de Théoden, rey de Rohan, que ha caído bajo la pésima influencia de su consejero Lengua de Serpiente. Finalmente Frodo, con su pesada carga a cuestas y en compañía del fiel Sam, se dispone a cumplir su misión; y van a encontrar una ayuda inesperada. La de Gollum, antes Smeagol, que fue portador del Anillo, y que ha hecho de él un ser deleznable, en el que quedan pocos restos de humanidad. Más difícil todavía. El neozelandés Peter Jackson triunfa nuevamente al adaptar la segunda parte de la trilogía de J.R.R. Tolkien. Teóricamente se trata del film más difícil (el primero tiene la ventaja de la novedad, el tercero el de presentar el emocionante desenlace final), pero Jackson ha sabido no enredarse y combina las tres subtramas descritas antes con innegable maestría. A los hermosos paisajes que ya pudimos disfrutar en La comunidad del anillo (nos deja sin resuello la larga carrera de Aragorn, Legolas y Gimli por las espectaculares montañas), se suman espectaculares escenas de batalla nunca vistas, sobre todo la del Abismo de Helm. Desafíos como el del diseño de los ents son resueltos sin ningún problema. La peli fue una vez más nominada al Oscar como mejor película, una verdadera hazaña si se tiene en cuenta la posible tendencia de los académicos a no votar un film cuya primera parte estuvo nominada el año anterior.

8/10
El ataque de los clones

2002 | Star Wars: Episode II - Attack of the Clones

Anakin Skywalker está ya crecidito. Diez años han pasado desde que corriera la célebre carrera de vainas, período durante el cual ha sido adiestrado en el manejo de la fuerza por su maestro, el caballero jedi Obi-Wan Kenobi. La fuerza es poderosa en el joven Anakin, pero a la vez se nota en él una buena dosis de rebeldía. Esto se hace patente cuando debe perseguir a un misterioso personaje que atenta contra Padmé Amidala, momento en el que arriesga con valor, pero alocadamente, su vida. Para colmo, su reencuentro con Padmé toca su corazoncito. El chico se enamora perdidamente, a pesar de que los caballeros jedi deben permanecer célibes, para servir mejor al lado luminoso de la fuerza. Las amenazas de grupos separatistas están poniendo a la galaxia y su república al borde del colapso. Intrigas en el Senado, donde Padmé defiende la causa de la paz, parecen hacer inevitable la confrontación. Mientras Obi-Wan investiga una oscura trama, que está llevando a la creación de un poderoso ejército de clones, Anakin se convierte en guardaespaldas (y en algo más, el muy pillín) de Amidala. La amenaza fantasma fue uno de los filmes más esperados de los últimos tiempos. No en vano, se trataba de retomar una de las sagas míticas de la historia del cine. Por ello, por las expectativas, aunque el resultado no fue perfecto, a George Lucas se le perdonó la cosa. Pero no podía fallar una segunda vez. El cineasta lo sabía, y por ello se ha esforzado con un film más movidito y complejo, con muchísimos guiños a los incondicionales de La guerra de las galaxias. Donde vemos a Anakin deslizarse poco a poco por las oscuridades de la fuerza, conocemos un poco más del emblemático Boba Fett, y vemos a Jar Jar Binks retirado a un discreto segundo, e incluso tercer plano. Lucas hasta se arriesga con una historia de amor, a la que sólo se puede reprochar el despiste del consejo jedi, incapaces de darse cuenta de que Anakin bebe los vientos por Amidala. Y vemos en acción a los moradores de las arenas, en una escena de destrucción que tendrá su imagen reflejada en el conocido Episodio IV, ahora rebautizado como Una nueva esperanza. Por cierto que la entrada en un bareto también retrotrae a la escena del saloon de la primera película de la saga.

6/10
El Señor de los Anillos: La comunidad del anillo

2001 | The Lord Of The Rings: The Fellowship Of The Ring

Nada menos que 47 años hemos esperado los espectadores para presenciar en la gran pantalla una de las aventuras más fascinantes inventadas por la mente humana. Para los lectores de la novela, El señor de los anillos era mucho más que una historia, formaba parte del ideal de la vida, de la lucha perpetua entre el bien y el mal, una epopeya legendaria a la altura de los grandes mitos clásicos. La noticia de la filmación de una trilogía sobre la misión de Frodo y sus amigos fue sin duda una buena noticia, ya que los fans habían quedado algo desilusionados con la incompleta aunque laudable película en dibujos animados realizada en 1978 por Ralph Bakshi. La nueva versión prometía cerca de 9 horas de aventuras, tres películas correspondientes a las tres partes de la obra original. El estreno mundial de La comunidad del anillo el 19 de diciembre del pasado año se convirtió en el mayor acontecimiento cinematográfico que se recordaba en muchos años y la historia no había hecho más que empezar... Todo arranca en un territorio denominado La Comarca. Allí se celebra el cumpleaños de un hobbit llamado Bilbo (Ian Holm), en otros tiempos gran aventurero. Entre los invitados se encuentra el mago Gandalf (Ian McKellen), que sabe que Bilbo posee un extraño anillo lleno de poder encontrado en uno de sus viajes. Cuando, tras los festejos, Bilbo decide abandonar el pueblo, Gandalf le pide que se desprenda por su bien del anillo mágico. Éste pasará a manos de Frodo (Elijah Wood), el sobrino de Bilbo, quien tras recibir los consejos del mago, deberá a su vez escapar de su casa e impedir que el anillo caiga en manos de Sauron, quien lo busca con ahínco. El anillo en cuestión es de una importancia capital para el destino del mundo, su poder es incalculable y quien lo posea será el dueño de todas las conciencias. Fue forjado por el malvado Sauron, quien ahora quiere recuperarlo para sembrar el mal y reinar sobre todas las criaturas. La única manera de impedirlo es arrojar el anillo en el lugar donde fue forjado, el Monte del Destino, en la tierras de Mordor, dominio de Sauron. Allí se dirigirá Frodo, a quien en diversas etapas de su viaje se le irán uniendo otras criaturas (hobbits, hombres, enanos, elfos) hasta formar un número de nueve. La comunidad del anillo irá recorriendo la Tierra Media, un lugar lleno de sorpresas y peligros, de lugares mágicos y sórdidos y, poco a poco, Frodo irá siendo consciente de la importancia de su misión para el destino del mundo, sobre todo cuando los nueve compañeros tengan que afrontar peligros inimaginables: los repugnantes orcos, los trolls, los temibles nazgul, los peligros enterrados en las minas de Moria, el mismo poder oscuro del anillo… El director neozelandés Peter Jackson (Criaturas celestiales), fiel seguidor de la obra de Tolkien, se hizo cargo de un proyecto que contemplaba la filmación de toda la trilogía en una sola etapa. Esto, por una parte, posibilitó ajustarse al presupuesto de 270 millones de dólares, y, por otra, facilitó la unidad intrínseca de la trilogía, concebida por su creador como una única historia. El resultado es una apabullante aventura visual, rodada con una majestuosidad impresionante gracias a los grandiosos escenarios naturales de Nueva Zelanda. Batallas, persecuciones, romance, traición… Todo lo reúne esta obra filmada con la sensibilidad de quien conoce el excepcional material que tiene entre manos. Cuanta para ello en esta primera parte con un reparto encomiable, sobre todo por su adecuación a los personajes, pero de entre ellos sobresalen con fuerza Ian McKellen en el papel de Gandalf, el joven Elijah Wood en el de Frodo, y Viggo Mortensen en el del humano Aragorn, todo un seguro de vida para el pequeño hobbit portador del preciado anillo.

8/10
En el comienzo

2000 | In the Beginning

Recreación de diversos pasajes del Antiguo Testamento, como la historia de Abraham y la de José. También recrea el periplo de Moisés, y los Diez Mandamientos. Destaca el trabajo del veterano Martin Landau, como Abraham, y de Christopher Lee, como el faraón Ramsés I.

4/10
Sleepy Hollow

1999 | Sleepy Hollow

A lo largo de su filmografía, Tim Burton ha plasmado en la pantalla personajes increíbles... Pee Wee, Eduardo Manostijeras, Jocker, Catwoman, Pingüino, Bitelchús, Ed Wood, Jack Skellington... son algunos de ellos. Una galería de tipos estrafalarios, marginales, que configuran su muy particular mundo fantástico. Sleepy Hollow cuenta también con un personaje, el del jinete sin cabeza, que encaja a la perfección en el universo burtoniano. Burton presenta poco a poco los elementos con que arranca la inquietante e intrigante película. Ichabod Crane es un investigador policial, que ha de resolver los crímenes que acontecen en Sleepy Hollow. Las fuerzas vivas de la villa no ayudan mucho en sus primeras indagaciones. Son pasajes tranquilos, hasta que se desata la tempestad. Uno de los conflictos más interesantes del film es el que se plantea el investigador Ichabod, entre el racionalismo a ultranza al que se apuntó tras un trauma infantil, y la fe necesaria para encarar el caso que le ocupa. El guión de Andrew Kevin Walker, quien trató este mismo tema en su libreto de Seven, sabe preparar la cuestión, sin sacar desde el principio los ases que guarda en su manga. Mención aparte merece el trepidante final de la historia, que funciona con la precisión de un mecanismo de relojería. Johnny Depp –que ya había trabajado con Burton en Eduardo Manostijeras y Ed Wood– da muestras otra vez de su buen hacer interpretativo, al dotar a su personaje de variados matices. Lo exagera cuando es necesario –véanse las autopsias con instrumentos de su invención–, muestra su determinación y, al tiempo, su fragilidad; su carácter frío en apariencia, y su ternura; su apego a la razón y su creciente espíritu romántico. Todo el reparto resulta muy ajustado pero Depp es, sin duda, la estrella.

7/10
La sombra del faraón

1998 | Talos the Mummy

A principios de siglo una expedición arqueológica en el Antiguo Egipto acaba mal. Años después la nieta de uno de los componentes de la antigua expedición acude allí de nuevo. Tras diversas peripecias, se trae consigo a Londres una momia. No puede imaginar que el viejo príncipe Talos va a sembrar el terror, siguiendo un maléfico plan. Entretenido film de terror, con aire añejo de serie B, dirigido por el director de Los inmortales. Con una buena ambientación y unos cuantos sustos, se puede reconocer entre los actores al inolvidable Christopher Lee.

5/10
La Odisea

1997 | The Odyssey

Coproducción televisiva internacional que narra la aventura clásica de Ulises contada por Homero. Ulises debe ir a luchar a Troya, dejando atrás a su pequeño hijo Telémaco y a su amada esposa Penélope. Tras conquistar Troya, Ulises regresa a Itaca, pero en su camino deberá superar numerosas dificultades. Título de aventuras en toda regla, donde el director ruso Andrei Konchalovsky (Siberiada) trata con fidelidad el texto clásico. Aunque los efectos especiales no son demasiado memorables, el reparto artístico es muy notable.

5/10
La familia Stupid

1996 | The Stupids

La familia Stupid es única para meterse en líos. Su forma de vestir (ellos son unos auténticos horteras) y de comportarse, les hacen destacar en el vecindario. Las aventuras comienzan cuando el cabeza de familia descubre que alguien del vecindario les roba la basura, día tras día. Stanley decide que no piensa tolerar semejante intromisión en la intimidad de su familia, y elabora un sofisticado plan para descubrir al culpable. A partir de aquí comenzarán a desencadenarse una larga cadena de disparates, que harán que el espectador se desternille de risa. John Landis dirige esta alocada comedia protagonizada por Tom Arnold (Mentiras arriesgadas) y Jessica Lundy (Me gustan los líos), que cuenta con la colaboración especial de Christopher Lee. La película se inspira en los personajes creados por James Marshall y Harry Allard.

4/10
La Biblia: Moisés

1995 | Moses | Serie TV

El faraón de Egipto ordenó matar a todos los bebés varones de los esclavos hebreos. Moisés fue salvado cuando su madre lo metió en un canasto y lo llevó al Nilo. Así pues, la corriente le llevó hasta la casa del faraón. Cuando la hija de éste lo descubrió, le adoptó y le crió como propio. El muchacho creció y se convirtió en un joven inteligente, sensato y de gran corazón, que recriminaba constantemente el mal trato que recibían los esclavos. Debido a un crimen, Moisés huyó de Egipto, logró liberar a los israelitas de la esclavitud y Dios le entregó las tablas de la ley. Notable capítulo de la extensa serie "La Biblia", que esta vez se centra en la figura del gran Moisés. Esta coproducción televisiva, realizada por varios países europeos, cuenta en este caso con Ben Kingsley, Christopher Lee, Frank Langella... entre un excelente reparto.

6/10
Funny Man

1994 | Funny Man

Max Taylor (Benny Young) gana una ancestral mansión en un partida de póker contra el misterioso Mr Chance (Christopher Lee). Sin embargo, entra a protagonizar un siniestro juego. El mítico Christopher Lee, inolvidable intérprete de Drácula, regresa al género de terror con este filme donde interpreta a un nuevo y depravado villano.

4/10
The Rainbow Thief

1990 | The Rainbow Thief

Un príncipe excéntrico abandona todas sus posesiones para vivir una vida más tranquila en las cloacas. Le acompaña su fiel criado, que resulta ser un ladrón. Una de las inclasiicables cintas del personalísimo Alejandro Jodorowsky. Por desgracia, el lujoso reparto está desaprovechado, resulta críptica en sus reflexiones sobre el materialismo, y la acción apenas avanza, sobre todo a partir de la segunda mitad, lo que produce una enorme sensación de tedio.

4/10
Gremlins 2: La nueva generación

1990 | Gremlins 2: The New Batch

Nueva York es el marco donde se desarrolla la secuela del exitoso film Gremlins, dirigida nuevamente por Joe Dante. Billy y Kate trabajan ahora para un magnate de los 'mass media', y les toca enfrentarse a un nutrido grupo de gamberretes gremlins.

5/10
La isla del tesoro (1990)

1990 | Treasure Island

Adaptación de la clásica novela de aventuras de Robert Louis Stevenson, donde el director y guionista Fraser Clarke Heston dirige a su padre, Charlton Heston, que asume el apetitoso papel del célebre pirata Long John Silver. La trama sigue a Jim Hawkins, que en la posada que regenta su madre descubre las claves del tesoro del capitán Flint. Una expedición se pondrá en marcha hacia una isla cuyas coordenadas sólo conocen quienes deben. En el barco el carismático John Silver resulta ser algo más que un eficaz cocinero, y para Jim se convierte en una especie de figura paterna. El film, rodado para la televisión, sigue fielmente la obra de Stevenson. Cuenta con un estupendo reparto, donde destaca un Christian Bale recién salido de rodar El imperio del sol con Steven Spielberg. El propio Charlton Heston alabó mucho a Bale en sus memorias porque "hizo todas las escenas que se pensaban encomendar a un doble: encaramarse al aparejo, esquivar sablazos y tirarse al mar desde el barco", y consideraba que era "mucho más fiel a la idea de Stevenson que la interpretación de los niños que hicieron el papel antes que él".

6/10
El regreso de los mosqueteros

1989 | The Return of the Musketeers

D'Artagnan sigue al servicio de la reina y del nuevo valido, el cardenal Mazarino, mientras que sus antiguos amigos, Los 3 mosqueteros, se han retirado, siguiendo cada uno su camino. Mazarino le encarga a D'Artagnan una nueva misión para la que tendrá que recurrir a sus ex compañeros. El realizador Richard Lester esperó quince años desde sus primeras películas basadas en las novelas de Dumas, para rodar la adaptación de "20 años después", que retomaba a los personajes en su madurez. Repiten todos los actores originales, salvo Faye Dunaway y Charlton Heston, que no quisieron repetir. Lester se aparta más que nunca del tono de aventuras de la obra de Dumas al introducir muchísimos golpes de humor, a veces en la línea de los gags visuales del cine mudo. Destacan las nuevas incorporaciones de Kim Cattrall (Sexo en Nueva York), como la intrigante Justine de Winter, hija de Milady (que en la novela era un varón) y Philippe Noiret, como un exageradamente tacaño cardenal Mazarino. El actor Roy Kinnear, que interpretaba a Planchet, criado de D'Artagnan, falleció durante el rodaje por culpa de un accidente con un caballo.

5/10
Mio en la tierra del Más allá

1987 | Mio min Mio

Bosse (Nicholas Pickard)es un niño huérfano que busca a su padre, rey de Faraway, un país de magia y fantasía. Pero no todo será felicidad en ese reino, un malvado caballero llamado Kato (Christopher Lee) ha secuestrado a todos los niños y, según cuenta la leyenda, sólo él podrá liberarlos junto con su amigo JumJum (Christian Bale). Una película de aventuras para disfrutar en familia. Cuenta con un gran plantel como Christopher Lee o un jovencisimo Christian Bale.

5/10
Shaka Zulu

1986 | Shaka Zulu | Serie TV

Miniserie sobre el líder tribal Shaka que consiguió hacer de los zulú los guerreros más poderosos de África después de que detuvieran el avance de las tropas de la imperialista Inglaterra en el siglo XIX. La miniserie muestra la historia desde los dos puntos de vista, el del imperio británico y el de la tribu africana.

5/10
Aullidos 2. Stirba, la mujer lobo

1985 | Howling II: Stirba - Werewolf Bitch

Secuela barata de la película Aullidos (1981), producida cuatro años antes y con la que tiene muy poco que ver en lo referente a la calidad. La historia comienza con el entierro de Karen White. En la ceremonia, Ben, el hermano de la muerta, recibe la noticia por parte de un hombre siniestro llamado Stefan, de que su hermana ha sido la víctima de un licántropo. La responsable, dice, es una tal Stirba, una mujer lobo que vive en la lejana Europa, en una tierra ocupada por licántropos. Y hacia allá se encaminarán, acompañados de Jenny, una guapa reportera. El film ofrece muy poco, a no ser la presencia de Christopher Lee, y algún toque logrado en la ambientación transilvana. Por lo demás, se recrea ridículamente en el aspecto erótico de la tal Stirba y en unos efectos especiales que no han aguantado el paso del tiempo.

3/10
Golpe por golpe

1981 | An Eye for an Eye

Sean es un policía encubierto que trabaja en narcóticos en San Francisco. Su compañero y la novia de éste son asesinados, lo que desata la cólera de Sean. Su deseo de venganza lo lleva a comenzar una investigación por su cuenta, pues no hay nada que desee más que impartir su propia justicia. Acertado título en inglés ("Ojo por ojo") para esta película de acción que recurre a un tema muy tratado en el mundo del cine: el del hombre que decide tomarse la justicia por su mano, pues no confía en los métodos legales.

3/10
La salamandra roja

1981 | The Salamander

Adaptación del best-seller de Morris L. West, sigue la investigación de una serie de asesinatos en Italia, cuyo autor deja el misterioso dibujo de una salamandra. Todo apunta a razones políticas en torno al fascismo. Se trata de una coproducción internacional de discretos resultados, bastante violenta, y con actores carismáticos como Franco Nero, Anthony Quinn y Christopher Lee. Las investigaciones de Nero, con sus interrogatorios a diversos personajes, permite que le luzcan los numerosos secundarios.

4/10
El pasaje

1979 | The Passage

Según la novela "The Perilous Passage" de Bruce Micolaysen, el propio autor se encargó de escribir el guión cinematográfico cambiando algunos elementos con respecto a su texto original. Su acción transcurre durante la Segunda Guerra Mundial, cuando un pastor vasco que habita en los Pirineos (Anthony Quinn) recibe el encargo de trasladar a España a un científico (James Mason) y su familia (Patricia Neal y Kay Lenz), que se encuentran en la Francia ocupada por los alemanes. La película es esencialmente recordada por el rol de Malcolm McDowell como el capitán von Berkow, un ser despreciable, capaz de los actos crueles más extremos, que no cejará en su empeño de perseguir a los fugitivos. A medio camino entre la genialidad y el exceso, el actor se hace el dueño de la función en todas y cada una de sus apariciones. La película fue un fracaso en taquilla, aunque resulte emocionante y vigorosa en muchos aspectos.

5/10
Operación: Isla del oso

1979 | Bear Island

Una expedición científica de la OTAN se dirige a la Isla del Oso, que en realidad es una antigua base de submarinos U- Boat nazis. Sin embargo, el auténtico motivo de la empresa es encontrar un cargamento de oro que los alemanes dejaron en la isla cuando huyeron de allí. Basado en una novela del escocés Alistair Maclean (1922- 1987), especialista en temas concretos como el espionaje y la Segunda Guerra Mundial con personajes masculinos casi en exclusiva. El cine siempre ha mostrado mucha afinidad por sus libros con títulos tan populares como Los cañones de Navarone (1961), La caída de las águilas (1968) y Estación Polar Cebra (1970).

4/10
Alfombras mágicas

1979 | Arabian Adventure

Arabia en tiempos de magia, hechizos, lámparas y alfombras mágicas es donde se desarrolla esta historia. El malvado Alquazar le promete al príncipe Hasan la mano de su hija Zuleira si éste va en busca de una rosa mágica que se encuentra en la isla de Elil. Como medio de transporte le ceden una alfombra voladora y en su viaje le acompaña un ayudante de Alquazar y un niño huérfano que, sin quererlo, acaba metido en la aventura. Entretenida película de aventuras, romance y fantasía que bien puede ser una historia de "Las mil y una noches" o que recuerda muy bien a cintas como Aladdin o El ladrón de Bagdad (1940). El malo malísimo tiene la cara de Christopher Lee en esta película que está dirigida por Kevin Connor (La tierra olvidada por el tiempo).

5/10
1941

1979 | 1941

Si algo demostró Steven Spielberg con esta película es que la comedia gamberra no era lo suyo. Con la ayuda de sus compinches de la saga de Regreso al futuro pergeñó una trama sobre el pánico que se desata en California ante una posible invasión japonesa a los pocos día del ataque a Pearl Harbor, durante la Segunda Guerra Mundial. Un grupo de personajes lunáticos y un submarino nipón perdido por allí cerca dan pie a situaciones disparatadas. Spielberg, niño bonito de Hollywood tras sus taquillazos con Tiburón y Encuentros en la tercera fase, se estrelló con un film al que faltaba el adecuado timing para provocar las risas. Era como explotar el tirón de Que vienen los rusos, de Norman Jewison, con un reparto coral más o menos estelar; pero la jugada no funciona.

4/10
El felino

1979 | Jaguar Lives!

Un hombre experto en kung fu se pone en marcha para salvar al mundo de una banda de gansters traficantes de droga. Inusual coproducción entre Estados Unidos y España, dirigida por el norteamericano Ernest Pintoff, con buen reparto internacional. El resultado, sin embargo, es más bien pobre. Sólo recomendada para nostágicos de las películas baratas de acción de artes marciales.

3/10
El círculo de hierro

1978 | Circle of Iron

Cord es un campeón de artes marciales que emprende la búsqueda del Libro de la Sabiduría, que se encuentra en posesión del hechicero Zetan. El camino para llegar hasta él no estará libre de peligros. La trama de la película proviene de una historia de Bruce Lee, actor asiduo a filmes de Kung fu que murió en 1973, por lo que no pudo ver acabada su producción. Esta cinta de aventuras tiene un regustillo a filosofía oriental mezclado con toques fantásticos y romance de la mano de una princesa erótico-festiva. Sin que el guión dé para mucho, entre el reparto resalta la presencia de David Carradine (Kung Fu), que interpreta a cuatro personajes distintos, Christopher Lee (El Señor de los Anillos: La comunidad del anillo) y Roddy McDowall (El planeta de los simios (1968)).

3/10
Los pequeños extraterrestres

1978 | Return from Witch Mountain

Dos criminales trazan un siniestro plan. Ambos manipulan al joven Tony, porque posee poderes extraordinarios. Su hermana Tia une sus fuerzas a una banda callejera para salvar a Tony, y también a toda la ciudad de un desastre natural. Bette Davis y Christopher Lee son los villanos de lujo de la secuela de La montaña embrujada, que cuenta con los mismos jóvenes protagonistas.

5/10
Caravanas

1978 | Caravans

Irán, años 40. Un equipo de aventureros emprende la búsqueda de una mujer, secuestrada por una banda kurda. Adaptación de una novela de James Michener, que recuerda a Centauros del desierto, aunque la historia se ambienta en Irán, durante los 40. No llega ni de lejos a la maestría del film de John Ford, pero cuenta con un correcto reparto y es un film aceptable.

5/10
La conquista del Oeste (serie)

1978 | How the West Was Won | Serie TV

Con idéntico título que el gran fresco histórico del oeste que fue La conquista del Oeste, realizado por varios directores y actores de prestigio en 1962, se estrenó esta serie televisiva en 1978, con la familia Macahan cohesionando el conjunto, con el famoso Zeb (James Arness) a la cabeza. Se trataba de mostrar la evolución histórica del asentamiento de los pioneros en el territorio americano más allá de las primeros 13 Estados de la costa este. Los resultados fueron realemente entretenidos y entre los intépretes aparecieron gente importante, como Ricardo Montalban, Christopher Lee, Vera Miles o Lloyd Bridges.

6/10
Aeropuerto 77

1977 | Airport '77

La novedad de la tercera entrega de la saga Aeropuerto es que el avioncito de marras va a caer a la océana mar en pleno Triángulo de Las Bermudas. Con lo que sucesos muy extraños empienzan a ocurrir, con un suspense que asemeja el film mucho a los clásicos de submarinos en peligro. De nuevo hay un reparto multiestelar de viejas glorias y otros actores a pleno rendimiento, encabezados por el 'capitán' Jack Lemmon.

5/10
El poder de lo oculto

1977 | Meatcleaver Massacre

Paupérrimo producto setentero que aprovecha el auge del mundo del ocultismo y lo diabólico para ofrecer una historia poco atractiva y rodada sin demasiado oficio. El reclamo es que la introducción al mundo del misterio está hecha por Christopher Lee, en el prólogo del film. Pero, de cualquier forma, el guión es ridículo y el resultado muy defectuoso. La historia narra cómo varios alumnos de una universidad de California deciden asesinar a un profesor, experto en artes ocultas. Los salvajes matarán a su familia, pero el profesor sobrevivirá, y desde el hospital pedirá ayuda a un ser maligno para vengar a sus seres queridos.

2/10
Albino

1976 | Albino

Un oficial de policía colonial en Rodesia recibe la noticia de que su prometida ha sido violada y asesinada por un terrorista albino. Decide perseguirle y capturarle a toda costa. Discreta adaptación de una novela de Daniel Carney, que no pasa de ser una historia tópica de venganza, en una colonia británica.

5/10
La monja poseída

1976 | To the Devil a Daughter

Un hombre pide ayuda a un escritor, John Verney, experto en cuestiones de ocultismo. Al parecer, su hija, que ahora tiene 18 años ha sido entregada al diablo desde niña, y el líder que lo ha llevado a cabo, el padre Michael, va a consumar en poco tiempo la consagración de la joven a las fuerzas del mal. Vernon intentará protegerla. Apañada película de terror de la productora británica Hammer, que más o menos logra superar la estética de los 70 y puede aguantar aún el visionado. Gran parte se debe a que está interpretada por actores muy solventes, sobre todo por un convincente Richard Widmark. El malvado de turno no es otro que Christopher Lee, mientras que la jovencita es Nastassja Kinski, en su segundo papel en el cine.

5/10
Los mercenarios de los diamantes

1976 | Killer Force

En el desierto africano hay una mina donde se guardan piedras preciosas y un grupo de delincuentes está planeando atracarla. La película dirigida por Val Guest trata sobre la avaricia y el poder. Es un retrato violento sobre las minas y el ansia de los hombres por conseguir sus objetivos sin importarles a quién se lleven por delante. 

5/10
El hombre de la pistola de oro

1974 | The Man with the Golden Gun

Alguien ha enviado una bala de oro al cuartel general del MI6, con el número 007 grabado en ella. Esto significa que Francisco Scaramanga, un peligroso mercenario, pretende asesinar a James Bond, el agente 007. Bond viaja a Macao y Thailandia, para detener a Scaramanga, que ha robado un aparato capaz de acaparar la energía solar. Se basa en la última novela escrita por Ian Fleming, publicada en 1965, un año después de su muerte. Se trata de una de las peores películas de James Bond, por culpa de la inconsistencia del guión, y porque los personajes son poco creíbles. Al menos, cuenta con un villano de excepción, Christopher Lee, en el papel del elegante y aristocrático Francisco Scaramanga, que es quien consigue salvar parcialmente la función. Curiosamente, Christopher Lee era primo lejano del escritor Ian Fleming, que le había propuesto para encarnar al Dr. No en la primera entrega de la saga. Lee jugaba habitualmente al golf con Ian Fleming. Maud Adams, una de las chicas Bond más populares, interpreta a la ayudante de Scaramanga, y años después sería Octopussy.

4/10
Los cuatro mosqueteros

1974 | The Four Musketeers

Los cuatro mosqueteros, Atos (Oliver Reed), Portos (Frank Finlay), Aramis (Richard Chamberlain) y D'Artagnan (Michael York), defienden a la reina y a su dama de honor de las maquinaciones del cardenal Richelieu (Charlton Heston) y la ladina Milady de Winter (Faye Dunaway). Adaptación del clásico de Alejandro Dumas. En realidad es la segunda parte de Los tres mosqueteros, ya que ésta duraba más de 200 minutos y hubo que aligerar el metraje y dividirla en dos partes. Dirigida por un Richard Lester bastante en forma, se trata de una coproducción entre España, Panamá, Reino Unido y Estados Unidos y el resultado es bastante entretenido, aunque en algún momento el pulso narrativo ande falto de ritmo. El reparto es fantástico.

6/10
Noche infernal

1973 | Nothing but the Night

En un orfanato donde reinaba la calma, comienzan a producirse una serie de extraños sucesos. En misteriosas circunstancias, aparecen unos cadáveres de varios individuos brutalmente asesinados. La sucesión de muertes parece no tener fin, y la policía se ve obligada a tomar cartas en serio en el asunto. El médico que atendió a una de las víctimas antes de morir, y un audaz periodista, están dispuestos a colaborar con la investigación oficial. Varios pruebas les llevan a la conclusión de que los verdaderos asesinos son los niños que habitan el orfanato. Antes de constatar este terrible indicio, los investigadores prefieren atar todos los cabos. De esta manera, descubren horrorizados unas causas mucho más perversas. Se trata de una película de terror en toda regla, con dos leyendas del género, que hará las delicias de sus admiradores, pero que al resto puede dejar indiferente. El ritmo de la acción va in crescendo, hasta el angustioso descubrimiento final.

4/10
Pánico en el Transiberiano

1973 | Horror Express

Un profesor viaja en el Transiberiano, el famoso tren, llevando consigo un extraño ser congelado. El español Eugenio Martín dirigió este film de terror de culto, con estrellas internacionales.

6/10
Los ritos satánicos de Drácula

1973 | The Satanic Rites of Dracula

El conde Drácula (Christopher Lee) y su archienemigo Van Helsing (Peter Cushing) vuelven a verse las caras en este film de terror vampírico. Esta vez sin embargo, será Lorrimer Van Helsing, nieto de Abraham, quien se enfrente al vampiro, ya que la historia está ambientada en el Londres de 1970. En una gran mansión campestre tienen lugar extraños ritos de iniciación liderados por el príncipe de las tinieblas, como un plan para preparar la destrucción del género humano. Van Helsing, su nieta y un inspector de policía intentarán impedirlo. El film mantiene la clásica puesta en escena de las películas de vampiros producidas por la Hammer. Un poquito de sangre por allí, un poco de desnudos por allá, algunos sustos macabros y el enfrentamiento final entre los dos oponentes completan la función.

4/10
El esqueleto prehistórico

1973 | The Creeping Flesh

Un científico regresa de un viaje a Nueva Guinea con un extraño y enorme esqueleto prehistórico. De ahí logrará sintetizar las células que generan la maldad en el ser humano. Pero tendrá un duro competidor en su siniestro hermanastro, que pretende ganar éxito en el campo de la ciencia. El juego de poder y la tristeza del amor perdido se mezclarán en una trama de horror. Película con escasa calidad estética, pero que gracias a la eficaz dirección de Freddie Francis acaba viéndose con cierto interés pese a lo rocambolesco e incluso ridículo de su planteamiento. Lo mejor, claro, los trabajos de Peter Cushing y Christopher Lee.

4/10
Sub-Humanos

1973 | Death Line

Una pareja, Alex y Patricia, salen del metro de Londres y ven a un hombre tirado en las escaleras. Cuando Alex regresa con la policía el cuerpo ha desaparecido. La policía, con el inspector Calhoun a la cabeza, comienza a investigar el caso. El hombre, al que no se le ha vuelto a ver, era un miembro del gobierno y su desaparición puede estar relacionada con el derrumbe del metro muchos años antes. Entonces se dijo que algunas personas quedaron atrapadas allí abajo y jamás se rescataron los cadáveres. Película setentera, en temática y estilo de producción, que cuenta con el actor Donald Pleasence en papel estelar. Su composición del sarcástico inspector Calhoun es lo mejor de una película a la que le falta intriga y terror, y le sobra aburrimiento. El actor Christopher Lee aparece en un breve cameo.

3/10
Los tres mosqueteros (1973)

1973 | The Three Musketeers

Un jovencito D’Artagnan (Michael York) llega a París con idea de convertirse en mosquetero. El clásico de Dumas, en versión de Richard Lester. Aroma de aventuras, con un reparto que no puede ser mejor.

7/10
El hombre de mimbre

1973 | The Wicker Man

El sargento Howie vive en Escocia y es un hombre recto, cristiano de una profunda fe que vive su religión con autenticidad y espera pronto casarse con su prometida. Un día reciben en comisaría una carta anónima dando noticia de que una niña ha desaparecido en Summerisle, una isla remota en las costas occidentales de Escocia, lugar dominado por Lord Summerisle. Cuando Howie llega al lugar para descubrir el paradero de la joven se encontrará con que en esa isla reina el paganismo más atroz... Impactante film setentero que establece un fuerte contraste entre las creencias cristianas del protagonista y las prácticas paganas a las que tiene que enfrentarse durante su investigación. Éstas se concretan en el culto a antiguos dioses de la naturaleza, sacrificios y rituales eróticos y depravaciones sexuales, algunas mostradas con explicitud. El final de la película es de los que quedan para siempre en la retina. Buenos trabajos del protagonista –aunque su personaje resulte un poco adocenado– y de Christopher Lee, en el papel de Lord Summerisle. La película tuvo un remake muy inferior en 2006, protagonizado por Nicolas Cage.

5/10
Drácula 73

1972 | Dracula A.D. 1972

Un drácula contemporáneo, en el Londres de los 70 en que se hizo el film, aunque con los rostros familiares de las películas de terror de la Hammer, o sea, Christopher Lee en la piel de Drácula y Peter Cushing en la de Van Helsing. La sobrina de este último (Stephanie Beacham) estará en peligro por ser el objeto de la venganza de Drácula contra su más fiel enemigo.

4/10
Hannie Caulder

1971 | Hannie Caulder

Hannie es una joven que busca la venganza después de que tres despiadados hombres: los hermanos Clemens, la violaran y asesinaran a su marido. Para ello, Hannie toma la justicia por su mano y le pide ayuda al cazarecompensas Tom Price para que le enseñe a disparar. Nada va a detenerla. Dirige Burt Kennedy, que ya firmó otras cintas del oeste: Ladrones de trenes, Látigo, Ataque al carro blindado, entre otras. La película, rodada en Almería (España), es claramente deudora del "spaghetti western", del que toma varios elementos, como la música de cuerda, el uso de la cámara lenta y la expresividad sangrienta en los tiroteos. La explosiva Raquel Welch pone el resto en un papel de mujer sexy y dura a la vez. Destaca la banda sonora de Ken Thorne.

6/10
El monstruo

1971 | I, Monster

Barata producción británica, propia de los años 70 y el tipo de cine de terror de serie B de la época. Aquí el protagonismo recae en Christopher Lee y Peter Cushing, y se trata de una adaptación libre del relato clásico "El Dr. Jekyll y Mr. Hyde" de Stevenson. El Dr. Marlowe es un psiquiatra que realiza experimentos con drogas y sustancias y que sigue las ideas del Dr. Freud, según las cuales los hombres tienen diferentes personalidades ocultas. Marlowe experimentará sus descubrimientos en su propio cuerpo...

4/10
Vampir-Cuadecuc

1970 | Vampir-Cuadecuc

El cineasta catalán Pere Portabella es un creador con universo propio, caprichoso y distinto de cualquier convencionalismo. En este film aprovecha el rodaje de la película El conde Drácula, dirigida por el español Jesús Franco y protagonizada por Christopher Lee, para ofrecer un peculiar producto, mezcla de documental, relato de ficción y reportaje al estilo "making of" o "detrás de las cámaras" (se filman los focos, el personal de producción, sesiones de maquillaje, preparativos, etc.) en donde se narra sucintamente la historia del vampírico personaje, según la novela de Bram Stoker. Resulta imposible comentar el film sin referirse al Nosferatu de F.W. Murnau. En primer lugar, por el simple hecho de que estamos ante una película muda, donde la pausa, los gestos y las miradas cobran un gran sentido dramático; y en segundo lugar porque Portabella opta por eliminar el color y, aún más, decide crear un contraste brutal entre el blanco y negro, de modo que la gama de grises desaparece de muchas escenas. Junto a ese buscado aire expresionista, la ecléctica banda sonora de Carles Santos aporta cierta confusión y surrealismo al conjunto. De todas formas, aunque es cierto que el aspecto formal es parte esencial del film y tiene sus virtudes, al final, es probable que la mayoría de los espectadores sucumban ante este marginal ejercicio de estilo, de poco atractivo y dudoso interés aun tratándose de una versión reducida de la historia clásica de Drácula.

4/10
El conde Drácula

1970 | Nachts, wenn Dracula erwacht

El abogado Jonathan Harker viaja hasta un recóndito castillo de Transilvania, a requerimiento del conde Drácula. Pronto va a averiguar que su anfitrión es un vampiro, mientras le acosan hermosas mujeres que ponen a prueba su amor por su novia Mina. Adaptación bastante fiel de la novela de Bram Stoker, a cargo de un Jesús Franco más contenido y sobrio de lo que es habitual en él. Cuenta con un fanterrorífico reparto de ensueño, donde destacan Christopher Lee y Klaus Kinski.

5/10
La carrera de la muerte

1970 | Scream and Scream Again

Una muchacha ha sido brutalmente violada y asesinada. Además un atleta y un político han muerto en extrañas circunstancias. El inspector que investiga liga los tres casos por la autopsia de los cadáveres: a los se les ha extraído toda la sangre. ¿Anda quizás suelto un vampiro? Gordon Hessler volvió a unir a los mitos del fantaterror Vincent Price y Christopher Lee tras La caja oblonga, y suma a un tercero, el gran Peter Cushing. Sin embargo, pese al reparto el film resulta algo cansino.

4/10
Las cicatrices de Drácula

1970 | Scars of Dracula

Un chico y su novia emprenden la búsqueda de un hermano mujeriego. Acabarán en el castillo de Drácula. Allí, el malvado conde deseará a la jovencita y, entre muertes y terrores, el novio intentará salvarla de los colmillos del conde... Roy Ward Baker dirigió la sexta entrega de la serie sobre el célebre vampiro, encarnado por el legendario actor Christopher Lee.

4/10
La vida privada de Sherlock Holmes

1970 | The Private Life of Sherlock Holmes

Las aventuras de Sherlock Holmes y su habilidad para resolver los casos más difíciles son conocidas por todo el mundo, pero ¿quién sabe algo de su vida cotidiana? Esta es la pregunta que se plantea el genial Billy Wilder. Si Holmes no tiene un misterio que resolver, se aburre, y consigue acabar con la paciencia de su inseparable amigo, el Dr. Watson, y de su ama de llaves. Una película poco habitual en la extensa filmografía de Billy Wilder, experto en comedias que han pasado a la historia del cine, como Con faldas y a lo loco (1959) o El apartamento (1960). Aquí decide adentrarse con un tono melancólico en las costumbres y en los vicios ocultos del más famoso detective de todos los tiempos. El guión es muy original y en algunas escenas, Wilder iguala alguno de sus mejores momentos dramáticos. Robert Stephens y Colin Blakely completan una actuación convincente en sus papeles de Holmes y Watson. Divertida, aguda e imprescindible.

7/10
El poder de la sangre de Drácula

1970 | Taste the Blood of Dracula

Un hombre satánico desea resucitar a Drácula y para ello piensa utilizar materiales relacionados con el vampiro: un anillo, una capa y la sangre de Drácula solidificada. Pedirá ayuda para realizar un extraño ritual a tres hombres aristócratas, los cuales tendrán que beber la sangre del vampiro. Sin embargo, decidirán negarse y terminan matando al instigador. Drácula se vengará de ellos. Dirige esta entrega sobre el célebre vampiro interpretado por Christopher Lee, el británico Peter Sasdy (La condesa Drácula), el cual aporta algunas dosis morbosas de sexualidad y depravación entre los refinados aristócratas. Lee rodó este mismo año otras dos películas sobre el personaje: El conde Drácula, de Jesús Franco, y Las cicatrices de Drácula, de Roy Ward Baker.

4/10
Asesinato de Julio Cesar

1970 | Julius Caesar

Faltan cuatro años para que Julio Cesar derrote a Pompeyo en la batalla de Farsalia y sea elegido como el dueño de los destinos de la Republica. Estamos en el año 44 antes de Cristo, en Roma. Entre los particios romanos existe el sentimiento de que la dictadura de Cesar acabara en tirania y por ello preparan una conjura para deshacerse de este hombre: Un grupo de conspiradores encabezados por Casio y Casca consiguen que se les una Bruto y deciden acabar con la vida de Cesar.

El proceso de las brujas

1970 | Night of the Blood Monster

En la Inglaterra del siglo XVII no es cosa rara la quema de brujas. Mary queda desolada cuando su hermana arde en la hoguera, y a pesar de que está muy enamorada de uno de los que combate al cruel rey, le va a tocar padecer el acoso sádico de un juez que encierra en una mazmorra a su amado. El prolífico Jesús Franco dirige esta cinta de terror pasada de rosca, donde cuenta con Christopher Lee entre los actores.

4/10
Umbracle

1970 | Umbracle

Un recorrido por Barcelona de la mano de Christopher Lee

Eugenie

1970 | Eugenie

Una joven incocente, Eugenie, es invitada a una isla deshabitada, por una mujer llamada Marianne. Allí ella y su hermano la engañarán con zalamerías para introducirla en los placeres de la carne y para usarla en oscuros ritos sexuales. Adaptación hispano-germana de un relato del Marqués de Sade a cargo del español Jesús Franco, que ya hizo algo similar el año anterior con Justine. Aquí la jovencita es Marie Liljedahl, que desapareció muy pronto del cine, mientras que la viciosa embaucadora está interpretada por Maria Rohm.

2/10
Si quieres ser millonario, no malgastes el tiempo trabajando

1969 | The Magic Christian

Sátira social en torno al dinero y al afán de riqueza. Sir Grand es el hombre más rico del mundo y ha adoptado a un jovenzuelo vagabundo, al que ha introducido en su vida cotidiana, ciertamente extravagante. Con la intención de enseñarle mundo y hasta qué punto se puede llegar en el derroche y el afán de ambición, los dos se embarcan en un crucero llamado "Magic Christian". Alocada película basada en una novela de Terry Southern, ideal para el lucimiento de Peter Sellers (Teléfono rojo volamos hacia Moscú), uno de los más grandes cómicos de todos los tiempos. Le acompaña gente tan variopinta como el director y actor Richard Attenborough, el 'beatle' Ringo Starr o la explosiva Raquel Welch.

4/10
La caja oblonga

1969 | The Oblong Box

A resultas de un accidente, el rostro de sir Edward queda terriblemente desfigurado, motivo por el que su cruel hermano decide mantenerlo encerrado en su mansión. No por mucho tiempo, pues se escapa y empieza a cometer salvajes crímenes movido por la venganza. Primer film en que trabajaron juntos dos actores míticos del género del terror, Vincent Price y Christopher Lee. Adaptación inconfesa de un relato de Edgar Allan Poe, tiene una inquietante atmósfera.

5/10
El castillo de Fu-Manchú

1969 | The Castle of Fu Manchu

El malvado Fu-Manchú regresa para intentar dominar el mundo, esta vez gracias a un arma mortífera. Para evitar la destrucción total exige que los gobernadores de todo el mundo se plieguen a sus deseos de tiranía. El plazo es únicamente de dos semanas. Quinta y última película en que Christopher Lee encarnó al mítico villano creado por Sax Rohmer. Este film es todavía más precario en cuanto al guión (hasta se permite incluir escenas de otras películas) y la pobre calidad de la producción que el anterior, Fu-Manchú y el beso de la muerte, también dirigido por el español Jesús Franco. El reparto, eso sí, mantiene a los intérpretes internacionales habituales de estos filmes, encabezado por el mencionado Lee, Tsai Chin en el papel de su hija, la presencia de Rosalba Neri y, por supuesto, Richard Greene y Howard Marion-Crawford en los papeles del comisario de Scotland Yard Nayland Smith y su fiel amigo el Dr. Petrie. El propio director se reserva también un pequeño papel.

2/10
Drácula vuelve de la tumba

1968 | Dracula Has Risen from the Grave

En un pequeño pueblo permanece el miedo ante la hipotética presencia del Conde Drácula en los alrededores de su castillo, pese a que hace tiempo que fue sepultado en el hielo. Con tal motivo, monseñor Mueller –que supervisa las iglesias de la localidad– y el cura párroco del pueblo se aventuran hasta el castillo para exorcizarlo, y ahí por un accidente, Drácula vuelve a la vida desde su tumba de hielo y esclaviza la mente del párroco para que le consiga sus víctimas. A partir de ese momento, la familia del monseñor –con su guapa sobrina Maria a la cabeza–, así como todas las personas del pueblo se encontrarán en peligro. Una de las muchas versiones de bajo presupuesto de la productora Hammer sobre el famoso personaje creado por Bram Stoker. El resultado es inferior a Drácula (1958), probablemente la más lograda. La que nos ocupa iba a ser también dirigida por Terence Fisher, pero al final hubo de hacerse cargo el artesano Freddie Francis, quien contó con un curioso guión que enfrenta de modo positivo el ateísmo y la fe, encarnados por el novio de Maria y por Monseñor Mueller, respectivamente. Christopher Lee vuelve a encarnar al vampiro que le hizo célebre.

4/10
La maldición del Altar Rojo

1968 | Curse of the Crimson Altar

El anticuario Peter Manning ha desparecido. Le busca su hermano Robert, que viaja a la mansión de J.D. Morley, coleccionista con quien tenía tratos comerciales. Allí Morley acoge a varios invitados debido a una fiesta organizada por su alegre sobrina Eve. Uno de expertos en un experto en brujería, que cuenta a Robert que en ese siglo fue quemada tres siglos antes la hechicera Lavinia. Discreto film de terror con nombres míticos como Boris Karloff y Christopher Lee en el reparto. Se inspira en un relato de H.P. Lovecraft.

4/10
Fu-Manchú y el beso de la muerte

1968 | The Blood of Fu Manchu

Por medio de una serie de mujeres atractivas a las que ha suministrado un extraño veneno, el malvado Fu-Manchú pretende dominar el mundo. El método esta vez es que esas mujeres pueden matar a los más serios enemigos de Fu-Manchú con un simple beso... Por supuesto, el inspector de Scotland Yard Nayland Smith, su oponente ancestral, será su primer objetivo. Cuarta película en donde Christopher Lee da vida al legendario y cruel personaje de Fu-Manchú, creado por Sax Rohmer. En este caso, dirige el film el español Jesús Franco, aunque los actores y la producción es internacional. El film, rodado en inglés, se deja ver gracias al clasicismo de la historia y sus personajes, aunque hay un leve toque de producción más barata.

3/10
Eva en la selva

1968 | The Face of Eve

Eva es la nieta del explorador Stuart; sin embargo, ha sido criada con los salvajes. Unos aventureros irán a la busca de la mujer y de un tesoro.

La novia del diablo

1968 | The Devil Rides Out

Preocupados por su amigo Simon, al que hace días que no ven, el duque de Richleau y Rex Van Ryn acuden a su casa. Allí encuentran las señales de lo que podría ser una reunión de adoradores del diablo. Efectivamente ése es el motivo de la ausencia de su colega Simon, quien está a punto de recibir su bautismo satánico, al igual que la joven Tanith, por la que Rex se siente inmediatamente atraído. Interesante película de terror de la productora Hammer que trata de frente el tema del satanismo, de la presencia real del diablo en la vida humana. Aunque los conjuros y las palabras no resulten muy convincentes, que se diga, el conjunto es solvente pues el tema está tratado con seriedad, en términos más religiosos que esotéricos. Destaca sin duda el protagonismo de Christopher Lee en el papel del duque, por una vez con un personaje que lucha contra el mal con denuedo, mientras que Charles Gray es el siniestro oponente.

5/10
Radiaciones en la noche

1967 | Night of the Big Heat

La isla de Fara está sufriendo un cambio climático inusual. Es noviembre y las temperaturas son muy elevadas. Además, se están encontrando personas y campos hechos ceniza, lo que provoca la alarma general. Por otro lado, empiezan a aparecer extraños seres que radian muchísimo calor y poco a poco van avanzando. Los habitantes aterrorizados intentarán huir para salvar la vida. Dirigida por Terence Fisher, autor de otros títulos de terror como La isla del terror o El perro de Baskervilles, La maldición de Frankenstein, donde también estaba, al frente del reparto, Christopher Lee.

5/10
La venganza de Fu-Manchú

1967 | The Vengeance of Fu Manchu

El malvado Fu-Manchú pretende dominar el mundo desde su palacio en China. Para ello persigue acabar con todos los jefes de policía mundiales creando dobles de ellos y obligándoles a matar. De ese modo, sus dobles serán ajusticiados en los distintos países sin que nadie sepa que no son en realidad quienes parecen. Después, sólo tendrá que eliminar a sus verdaderos enemigos, entre los cuales destaca el comisario de Scotland Yard Nayland Smith. Tercera de las cinco películas en las que Christopher Lee encarnó al malvado personaje creado por Sax Rohmer, tras El regreso de Fu-Manchú y Las novias de Fu-Manchú. La película acusa mucho el paso del tiempo, pero aún así mantiene cierto encanto y la intriga está más o menos conseguida.

4/10
Las novias de Fu-Manchú

1966 | The Brides of Fu Manchu

Segundo film protagonizado por Christopher Lee en el papel de Fu-Manchú, el hombre más malvado y cruel que se pueda imaginar, que siempre sobrevive a cualquier intento de destruirle. El célebre personaje, creado por Sax Rohmer, fue encarnado con anterioridad por varios actores, entre ellos por Boris Karloff. En este film la premisa es la desaparición de numerosas mujeres jóvenes y guapas. El inspector de Scotland Yard se pondrá sobre la pista de ese misterio y sus pesquisas le llevarán, cómo no, hasta Fu-Manchú, su enemigo ancestral. El malvado personaje pretende dominar el mundo.

4/10
Drácula, príncipe de las tinieblas

1966 | Dracula: Prince of Darkness

Adaptación libre de la novela de Bram Stoker. Dirige Terence Fisher para la Hammer, mientras que Christopher Lee es el conde, mucho antes de que encarnara al mago Saruman.

6/10
Doctor Terror

1965 | Dr. Terror's House of Horrors

El doctor Schreck adivina con el tarot los fatídicos destinos de sus compañeros de viaje en tren. Film de terror por episodios, uno de los éxitos de Amicus, productora briánica especializada en terror, y rival de la Hammer.

5/10
La maldición de la calavera

1965 | The Skull

El doctor Maitland es un hombre aficionado a coleccionar antigüedades y su última adquisición es una calavera que ha comprado a Anthony Marco, el cual le asegura que perteneció al marqués de Sade. Tras desoír los consejos de su amigo Phillips de deshacerse de ella, la calavera comienza a poseer a Maitland y le hace cometer terribles asesinatos. Cinta de terror producida por Amicus y protagonizada por Peter Cushing y Christopher Lee. Ambos actores llevaban tiempo participando por separado en cintas de este tipo, y habían coincidido en El perro de los Baskerville o La gorgona. La cinta destaca por un estilo caracterizado por estancias llenas de niebla, gritos terroríficos y objetos que se mueven provocando el pavor del personal. A pesar de no ser un gran título, la historia se salva por el buen hacer del elenco.

4/10
El regreso de Fu-Manchú

1965 | The Face of Fu Manchu

A pesar de que Nayland Smith, un inspector de Scotland Yard, vio con sus propios ojos en China cómo era ajusticiado Fu-Manchú, el mayor criminal del mundo, unos asesinatos en Londres, le hacen pensar a Smith que Fu-Manchú sigue vivo... Regreso del personaje malvado y legendario creado por Sax Rohmer y que ya fue interpretado felizmente por Boris Karloff. Éste es el primero de los cinco filmes que protagonizó Christopher Lee. La película, un poquito premiosa, es más o menos entretenida, con cierto exotismo, intriga dosificada y la maldad de Fú-Manchú muy bien encarnada por Lee.

5/10
She, la diosa de fuego (1965)

1965 | She

Remake inferior del film que Lansing C. Holden e Irving Pichel realizaron en 1935 basado, a su vez, en la novela "Ella", de H. Rider Haggard. Leo Vincey tiene una misión que se lleva postergando desde hace siglos y que le fue encomendada a varios de sus antepasados. El protagonista y su tutor, deberán ir a las montañas de Kôr sin perder un momento para rescatar a Ayesha, "la que debe ser obedecida", que lleva dos mil años esperando a su salvador. La diosa, encarnada por Ursula Andress, sex symbol de los sesenta, les recompensará con el secreto más ansiado por los mortales.

4/10
La gorgona

1964 | The Gorgon

Vandorf, un pequeño pueblo del centro de Europa. Paul, hijo de un profesor desaparecido, acude al pueblo para investigar la muerte de su padre. La leyenda afirma que la responsable es Megara, una de las tres gorgonas de la tración griega. Paul se enamora de Carla, la asistente del profesor Namaroff, que no cree en la exisencia de la medusa. Ayudará a Paul en su investigación el profesor Meister, un amigo de su padre. Terence Fisher reunió a Christopher Lee  y Peter Cushing para esta versión moderna de la gorgona, uno de los monstruos de la tradición griega. Aunque no tuvo excesivo éxito en su momento, el director Terence Fisher siempre dijo que era una de sus películas favoritas en su extensa filmografía.

6/10
Los piratas del diablo

1964 | The Devil-Ship Pirates

Curioso film de aventuras producido por la Hammer y protagonizado por su icónica estrella Christopher Lee. Da vida al oficial de un barco español integrado en la Armada Invencible. Tras la tempestad que destruye la foto, e ignorante de lo ocurrido, atraca en el pueblo de Canwall provocando el pánico, pues tanto los lugareños como los ocupantes creen que la Armada ha sido vencedora y que Felipe II es el nuevo rey de Inglaterra.

5/10
La maldición de los Karnstein

1964 | La cripta e l'incubo

En el castillo de los Karnstein vive un conde junto a su hija Laura. La chica comienza a tener pesadillas con un antepasado suyo.

El cuerpo y el látigo

1963 | La frusta e il corpo

Kurt Menuff regresa al castillo familiar, años después de haber sido repudiado por seducir a la hija de la doncella, que se suicidó después de que la abandonara. Se encuentra con que otra antigua amante se ha casado con su hermano. Christopher Lee y Tony Kendall, dos actores habituales de las producciones de Hammer, protagonizan esta notable cinta de terror del italiano Mario Bava (Terror en el espacio), que firmó con el pseudónimo de John M. Old.

5/10
El justiciero rojo

1963 | La vergine di Norimberga

Una pareja se traslada a un gran castillo del centro de Europa, que lleva anejo un museo macabro en donde un antepasado del dueño actual torturaba a personas. La mujer recién llegada comprobará cómo las muertes cruentas siguen sucediéndose allí. Su marido, actual propietario de la mansión, intentará descubrir la verdad sobre esas horribles muertes. Barata producción de terror, basada en una novela de Frank Bogart, que tiene como principal aliciente la presencia de Christopher Lee en un papel secundario.

3/10
Los vengadores (1961)

1961 | The Avengers | Serie TV

John Steed y Emma Peel son agentes al servicio de la organización conocida como El Ministerio. Juntos combaten todo tipo de amenazas contra el Imperio Británico. Uno de los grandes éxitos de la televisión británica, protagonizada por Patrick MacNee como el agente John Steed, famoso porque siempre va ataviado con un bombín. Además, utiliza como arma su paraguas, que utiliza con gran habilidad. En la primera temporada, MacNee tuvo como compañero de reparto a un hombre, Ian Hendry, aunque éste dejó el papel en la segunda, y fue sustituido por Honor Blackman, que abandonó la serie para interpretar a Pussy Galore en James Bond contra Goldfinger. Los productores estaban asustados, pero contrataron a la que se convertiría en compañera más célebre de MacNee, la actriz Diana Rigg, que se hizo una celebridad interpretando a Emma Peel, siempre ataviada de cuero, ésta fue sustituida con el paso del tiempo. La serie tenía mucho humor y aunque empezó con tramas de espionaje, los episodios eran cada vez más surrealistas. Los protagonistas llegan a enfrentarse a amenazas como ejércitos de robots. En 1976 se rodó una continuación titulada Los nuevos vengadores.

6/10
Hércules en el centro de la tierra

1961 | Ercole al centro della terra

Hércules, a su regreso de luchar en su última batalla, encuentra a su mujer Deianira enferma. Solamente una piedra mágica que se encuentra en el centro de la Tierra, le ayudará a recobrar la salud, según le dijo el oráculo. Sin dudarlo, parte con dos acompañantes: Teseo y Telemaco. Pero, lo que Hércules no sabe es que el guardián de su mujer, el rey Lico, es el único responsable del estado de Deianira. Película fantástica y una de las más llamativas de su director Mario Bava. Cuenta con la interpretación de Christopher Lee, en el papel del rey.

5/10
El sabor del miedo

1961 | Taste of Fear

Penny es una joven postrada en una silla de ruedas tras un fatídico accidente, y decide irse a vivir con su padre con el que hace tiempo que no mantiene contacto. Cuando llega a su nuevo hogar, situado en la Riviera francesa, su padre no está, y la nueva esposa de éste le dice que está fuera por trabajo; pero pasan los días y no llega. Un terrible presentimiento invade la mente de Penny al pensar que quizá esté muerto, además, no para de tener terroríficas visiones de un cadáver. Sin mucha ayuda, salvo la que le presta el chófer de la casa, decide investigar por su cuenta. Buen ejemplo de terror psicológico en este título de Seth Holt. Entre los actores aparece Christopher Lee (El Señor de los Anillos), interpretando a un misterioso psiquiatra.

6/10
El terror de los Tongs

1961 | The Terror of the Tongs

1910. En Hong Kong, unos misteriosos tipos asesinan a la hija del capitán de un barco británico. Puesto que la policía no da con el culpable, el padre de la víctima decide iniciar una investigación por su cuenta. Descubre que los culpables son miembros de la sociedad secreta Tong del Dragón Rojo, que lleva actuando más de un siglo. Amena producción de aventuras de Hammer Films, que cuenta con un villano de lujo, Christopher Lee, en un rol de chino malvado idéntico al personaje de Fu Manchú, que posteriormente interpretaría en producciones similiares.

5/10
El misterio de los narcisos amarillos

1961 | Das Geheimnis der Gelben Narzissen

Una serie de mujeres jóvenes han aparecido asesinadas en Londres. Juntos a sus cuerpos, el criminal deja un ramo de narcisos amarillos. Los hechos podrían tener que ver con un asunto de drogas, aunque no se descarta el móvil sexual. En el film basado en un relato de Edgar Wallace destaca la presencia de Christopher Lee, encarnando a un oriental.

5/10
Too Hot to Handle

1960 | Too Hot to Handle

Midnight Franklin es la estrella del espectáculo de strip tease de uno de los locales de moda del Soho londinense. Sin embargo, tanto ella como el club mantienen un dura pugna con otro local situado en la misma zona. Un periodista investiga la pecaminosa noche del club, llegando todo a su punto culminante cuando una joven stripper es asesinada. Producción británica de cine negro, que cuenta la historia del propietario del club “Pink Flamingo”, así como sus enfrentamientos con otros clubs rivales y sus choques con la policía. Su mayor hallazgo lo constituye la presencia de Jayne Mansfield, una de las pin girls más exuberantes de todos los tiempos.

4/10
Las dos caras del Dr. Jekyll

1960 | The Two Faces of Dr. Jekyll

El mito de la doble personalidad tratado por Robert Louis Stevenson, en versión de la Hammer. La trama sigue los experimentos del Dr. Jekyll y sus transformaciones en el oscuro Mr. Hyde. Pero el film da la vuelta a la historia, mostrando a Hyde como alguien más atractivo que Jekyll. Paul Messing hace el doble papel, mientras que Christopher Lee es el vecino que tiene un lío amoroso con la esposa de Jekyll.

5/10
La momia (1959)

1959 | The Mummy

Finales del siglo XIX en Egipto. Excavación arqueológica en familia. John Banning, su padre y su tío han encontrado la buscada tumba de la princesa Ananka. Pero John tiene la pierna escayolada, y son los otros los que penetran en el fúnebre lugar. Allí despiertan las iras de la momia de Kharis al leer el Papiro de la Vida, a resultas de lo cual el padre queda en estado de shock. Sólo despierta unos años después, para advertir a John de que la momia anda suelta, pero al principio sus historias suenan completamente irreales. Los ataques de Kharis demostrarán lo equivocados que están los incrédulos.Película de terror de la Hammer dirigida por el especialista Terence Fisher, y con dos de los mejores actores de la casa, Peter Cushing y Christopher Lee. Recorre la trama un delicioso aire naïf, subrayado por los llamativos colores y el rodaje en estudio, o las apariciones de la momia desde las profundidades de una ciénaga, donde también se decidirá su destino. Hay una razonable ambientación del antiguo Egipto para recrear la leyenda de Ananka y Kharis, su amor imposible.

5/10
El perro de Baskervilles

1959 | The Hound of the Baskervilles

Adaptación de quizá la novela más célebre de Conan Doyle, en donde el detective Sherlock Holmes ha de investigar la misteriosa muerte de Lord Baskerville en los páramos de su finca. Con el inconfundible aire terrorífico de la Hammer, la pareja Holmes-Watson la encarnan Peter Cushing y André Morell.

6/10
Drácula (1958)

1958 | Dracula

7/10
Historia de dos ciudades

1958 | A Tale of Two Cities

Un abogado inglés se enamora perdidamente de Lucie, quien se casa con otro hombre. Todo esto sucede en Londres, pero el matrimonio pronto viaja a París para tratar de impedir la condena de un hombre inocente. En Francia se masca la revolución, como pueden apreciar los recién llegados. Concretamente, el marido de Lucie es detenido y condenado a muerte. El abogado inglés sigue enamorado de la joven, así que decide ayudarla para evitar que su esposo acabe en la guillotina. Película basada en la novela homónima de Charles Dickens. Esta compleja historia de amor sirvió de excusa al escritor inglés para abordar el tema de la revolución francesa y más en concreto el de los actos violentos que en ella se cometieron.

5/10
Pasillos de sangre

1958 | Corridors of Blood

La película, protagonizada por grandes actores como Boris Karloff (La novia de Frankenstein), Betta St. John (La mujer soñada) y Christopher Lee (El Señor de los Anillos: Las dos torres), cuenta la historia de un doctor que, en una época en la que aún no se conoce la palabra anestesia, experimenta con sustancias químicas con el fin de obtener la forma de operar a sus pacientes sin causar dolor alguno. Ante esto, el resto de médicos se le echan encima. Película terrorífica con una "dolorosa" trama que deja al espectador inquieto durante todo su metraje.

5/10
Victoria amarga

1957 | Bitter Victory

El capitán Leith se hace cargo de una difícil misión en el desierto de Libia. Mientras planea atacar el cuartel de Rommel, su esposa le está siendo infiel con uno de sus oficiales. Una de las mejores películas bélicas de todos los tiempos, con la que Nicholas Ray viene a decir que la violencia no conduce a la victoria de nadie. Jean-Luc Godard dedicó una crítica elogiosa a este film en los años 50, en Cahiers Du Cinema. "Bitter Victory no es más que el reflejo de la vida, la vida misma hecha film. Éste es, al mismo tiempo, el film más directo y el más secreto, el más fino y el más burdo. No es cine, es algo más que cine", comentaba Godard.

8/10
La maldición de Frankenstein

1957 | The Curse of Frankenstein

Suiza, a mediados del XIX. Un sacerdote católico acude a una prisión para atender a un recluso. Éste resulta ser el barón Victor Frankenstein, que sólo desea contarle a alguien su terrorífica historia. Primer gran éxito de Terence Fisher, que le dio a conocer como un gran director en el terreno del terror. La buena acogida de este título provocó que la productora británica Hammer se especializara en este género. Fue también la primera cinta que filmaron juntos Christopher Lee y Peter Cushing, reunidos nuevamente por Fisher en Drácula (1958). Uno de los grandes aciertos del film es que la imagen de Christopher Lee se despega de la imagen del monstruo que popularizó Boris Karloff, y que ya era sobradamente conocida como para aterrorizar a nadie.

6/10
Emboscada nocturna

1957 | Ill Met by Moonlight

Durante la Segunda Guerra Mundial un grupo de oficiales británicos se hartó de la situación que vivían, por lo que decidieron seguir sus propias órdenes. Así, organizaron el secuestro de un general nazi. La película se basa en hechos reales que relató en un libro homónino W. Stanley Moss, partícipe de este plan.

5/10
Fortune Is a Woman

1957 | Fortune Is a Woman

Un investigador de seguros (Jack Hawkins) se encuentra con un ex- novia (Arlene Dahl), que sigue tan hermosa como siempre, pero está casada. Él pronto se encuentra involucrado en el incendio , el chantaje y el asesinato.

6/10
La batalla del Río de la Plata

1956 | The Battle of the River Plate

Antes del comienzo de la II Guerra Mundial, un famoso e imponente acorazado alemán, comandado por el capitán Langsdorff, parte hacia el Atlántico Sur, donde vivirá una intensa odisea. Cuando estalla la guerra se convertirá en un buque invencible que castiga a la armada británica hasta que cruceros ingleses consiguen acorralarlo. El Graf Spee se ve obligado a refugiarse en Montevideo. Film bélico de corte más bien psicologista, con una hilarante aparición de Christopher Lee. Lo firma esa pareja excepcional de cineastas que formaron los británicos Michael Powell y Emeric Pressburger.

6/10
Tempestad sobre el Nilo

1955 | Storm Over the Nile

Nueva adaptación de la clásica novela de Alfred Edward Woodley Mason, conocida internacionalmente como “Las cuatro plumas”. Con este nombre, ya había sido llevada al cine en Estados Unidos en 1929 dirigida por Lothar Mendes, Merian C. Cooper y Ernest B. Schoedsack; y en Inglaterra diez años después en la versión más célebre dirigida por Zoltan Korda. Después volvería a las pantallas en 1977, dirigida por Don Sharp, y en el 2002 en una innecesaria versión de Sekhar Kapur. Su argumento es el de un oficial que, acusado de cobarde por sus tres mejores amigos y su novia, restituirá su honor y devolverá una a una las cuatro plumas que le habían entregado como símbolo de su supuesta falta de valentía. En Tempestad sobre el Nilo, codirigida por Terence Young y Zoltan Korda, éste reutilizó material de su anterior película incluyendo planos sueltos en la secuencia de la batalla final.

5/10
El infierno de los héroes

1955 | The Cockleshell Heroes

Segunda Guerra Mundial. El comandante Stringer (José Ferrer) y el capitán Thompson (Trevor Howard) son los encargados de llevar a cabo una peligrosa misión. Deben reclutar a los mejores hombres del ejército para cumplir unas órdenes que se guardan bajo el más estricto secreto. Una vez formado el grupo, su tarea consiste en entrenarles y prepararles para cualquier adversidad. Nadie debe conocer este plan, ni siquiera los propios soldados. Un año después, el equipo dirigido por Stringer y Thompson está preparado para cumplir su arriesgado plan: una silenciosa invasión en canoa con el objetivo de destruir un comboy de acorazados enemigos. Todos saben que las posibilidades de éxito son mínimas, y que pocos de ellos podrán contar su aventura. Una entretenida película de acción bélica, con un planteamiento original. Se aprovecha de los elementos básicos del género para crear un aceptable grado de tensión.

5/10
La princesa de Éboli (1955)

1955 | That Lady

Coproducción entre España e Inglaterra filmada en Cinemascope y rodada en localizaciones naturales españolas a todo color, según la obra teatral de Katy O’Brian. Su argumento versa sobre distintas intrigas en la corte española de Felipe II donde se ve directamente involucrada Ana de Mendoza, más conocida como la princesa de Éboli, y célebre tanto por sus amoríos como por su influencia en palacio y por llevar un parche en el ojo. Además del reparto internacional encabezado por Olivia de Havilland y Gilbert Roland, encontramos numerosos rostros conocidos del cine español como José Nieto (II). Paul Scofield ganó el Bafta a la mejor promesa cinematográfica.

6/10
El temible burlón

1952 | The Crimson Pirate

Vibrante muestra del cine de piratas que Burt Lancaster protagoniza y produce en una fulgurante muestra de diversión y espectáculo. El film recuerda así su azarosa vida, cuando al cumplir la mayoría de edad se metió a acróbata de un circo. La historia parte de un guión original de Roland Kibbee, que en 1974 codirigiría con el actor El hombre de la medianoche. En el mismo, un pirata se enfrenta al delegado del gobierno español en la isla de Cobra, ya que se ha enamorado de la hija del líder revolucionario local (encarnada por Eva Bartok). Para las escenas de batalla se usaron 900 extras en una filmación que tuvo lugar en la isla de Ischia, en Nápoles. La producción fue bastante compleja porque el guión no estaba terminado al comenzar el rodaje.

9/10
Muchachas de Bagdad

1952 | Muchachas de Bagdad

El hidalgo de los mares

1951 | Captain Horatio Hornblower

Adaptación a la pantalla del personaje creado por C.S. Forester, capitán de barco durante las guerras napoleónicas, interpretado por el gran Gregory Peck. Mezcla de aventuras y amor, se trata de una producción británica dirigida por el neoyorquino Raoul Walsh (Murieron con las botas puestas), quien fiel a su estilo dinámico compone unas escenas navales muy vistosas.

6/10
Valley of Eagles

1951 | Valley of Eagles

Un científico sueco descubre que uno de sus más importantes descubrimientos ha sido robado por su ayudante. Lo peor es que el hurto ha sido instigado por la pérfida esposa del científico, que escapa junto al ayudante por las heladas montañas del lugar. Decidido a capturarles y vengar tamaña afrenta –tanto el robo como la infidelidad–, el doctor se alía con un inspector de policía para perseguirles. Filmada en bellos parajes del norte de Escandinavia, resulta muy destacable la labor del director de fotografía londinense Harry Waxman (1912-1984), autor también de títulos como Los Robinsones de los mares del Sur (1960) y Nervios rotos (1968).

4/10
They Were Not Divided

1950 | They Were Not Divided

Drama bélico que homenajea a los oficiales que, durante la Segunda Guerra Mundial, manejaron la brigada de tanques de el ejército británico. La historia parte de la amistad de dos militares, uno inglés y otro norteamericano, forjada en la instrucción de dichos tanques. Amistad que tiene ocasión de ponerse de manifiesto cuando son enviados al frente y participan en la decisiva batalla de las Ardenas. Entre medias, ambos tienen tiempo para involucrarse sentimentalmente con sendas mujeres. En un breve papel encontramos al actor Christopher Lee, que después volvería a colaborar con el director Terence Young en Valley of Eagles (1951) Tempestad sobre el Nilo (1955) y Too Hot to Handle (1960).

3/10
One Night with You

1948 | One Night with You

Comedia romántica musical protagonizada por Nino Martini y Patricia Roc, repleta de enredos y cruces del destino que hacen que todo acabe con el típico final feliz. Todo comienza en una estación de tren de Inglaterra, cuando dos desconocidos pierden sus respectivos trenes. Peor resulta cuando la maleta del hombre es robada, y tras algunos malentendidos ambos son detenidos. Fue la última aparición en pantalla del cantante y actor italiano Nino Martini (1905- 1976), célebre por haber intervenido en algunas películas musicales de la Paramount durante los años 30 como Galas de la Paramount (1930).

3/10
La extraña cita

1948 | Corridor of Mirrors

Adaptación de la novela de Christopher Massie. En ella, un artista de nuestro tiempo está obsesionado con que él y su amada no son sino reencarnaciones que aparecen en unas pinturas centenarias. Extraña y no muy bien comprendida fábula romántica de aires fantasmagóricos. Tras dirigir el documental de guerra Theirs Is the Glory (1946), La extraña cita significó el debut como director de ficción de Terence Young (1915 1994), un más que interesante realizador que había nacido en Shanghai pero que realizó la mayor parte de su filmografía en Inglaterra, donde consiguió un gran éxito con las primeras películas de James Bond.

4/10
Scott en la Antártida

1948 | Scott of the Antarctic

La trágica historia de la expedición liderada por el capitán británico Robert Falcon Scott, que junto con su equipo formado por Evans, Wilson, Bowers y Oates pretendía lograr la proeza de ser los primeros en alcanzar el Polo Sur. Lo hicieron el 17 de enero de 1912, pero descubrieron a la vez que la expedición del noruego Roald Amundsen se les había adelantado por tan sólo 35 días. El viaje de vuelta de 1.300 kilómetros fue demasiado para ellos. El actor John Mills (La vida manda) encabeza el reparto de este notable producción británica que ensalzaba a uno de sus héroes más queridos. Tras las cámaras, el director Charles Frend consigue diseñar un producto por momentos emocionante, gracias también a una cuidada ambientación nevada y hostil, donde para el tratamiento fotográfico trabajó uno de los más grandes, Jack Cardiff.

6/10

Últimos tráilers y vídeos