IMG-LOGO

Biografía

Will Poulter

Will Poulter

27 años

Will Poulter

Nació el 28 de Enero de 1993 en Londres, Reino Unido
Filmografía
Midsommar

2019 | Midsommar

Rota por el fallecimiento de sus padres y su hermana, la joven Dani decide acompañar a su novio, Christian, que ha planeado irse con sus amigos a Suecia, para celebrar la Festividad de Midsommar, que se celebra anualmente allí para dar la bienvenida al verano, al igual que en España la noche de San Juan. En concreto, el plan consiste en acudir a Harga, donde habita una estrafalaria comunidad con la que se crió uno de ellos. En principio, los recién llegados se topan con un caluroso recibimiento, y son invitados a comer setas alucinógenas, y a formar parte de extraños rituales, pero nada les resulta alarmante… Al menos hasta que contemplan la inmolación de dos miembros del grupo, mientras que los demás ni se inmutan. Segundo trabajo de Ari Aster, que no tiene mucho que ver con la excelente Hereditary, sobre todo porque allí lograba aterrorizar, sugiriendo, más que mostrando, sin recurrir a la violencia explícita, mientras que aquí se abusa de los excesos sangrientos, por lo que al final la cinta resulta más desagradable y truculenta que otra cosa, dejando mal cuerpo al espectador. Al menos, el cineasta americano vuelve a concentrarse en la descripción de personajes, como en su ópera prima, lo que posibilita el lucimiento de Florence Pugh, actriz en alza tras Lady Macbeth y la recomendable serie La chica del tambor, que saca adelante un personaje complejo; están a la altura sus compañeros de reparto. Tiene cierto interés su denuncia de hasta donde pueden llegar las sectas destructivas, surgidas en la generación “beatnik”, y de los radicales seguidores de la espiritualidad “new age”, al estilo de “La familia”, el tristemente célebre grupo de seguidores de Charles Manson o de los davidianos de Waco (localidad a la que se alude). Se analiza el proceso por el que estas sectas pueden aprovecharse de personas normales, pero con desorientación y anímicamente en horas bajas, para lavarles el cerebro, con ayuda de drogas, hasta que acepten de buen grado unirse a la causa, pese a haber sido testigos de actos brutales. Estéticamente, llaman la atención las imágenes luminosas del paisaje idílico en el que viven los protagonistas. Pese a todo, su metraje –dura 140 minutos– acaba pesando demasiado, no hacen falta tantas escenas que muestren que los miembros de la comunidad post-hippie están como una chota. Y llegan a resultar involuntariamente ridículos algunos pasajes, sobre todo la escena de sexo entre dos personajes, rodeados por las sectarias desnudas, que entonan… ¡un canto coral! O la del protagonista masculino correteando sin ropa, realizando duros descubrimientos, donde sólo se echa en falta la sintonía de las persecuciones de El show de Benny Hill.

4/10
The Little Stranger

2018 | The Little Stranger

La historia del Dr. Faraday, hijo de una criada, que ha conseguido una vida tranquila y respetable como médico en un pueblo. Durante el largo y caluroso verano de 1948 acude por motivos profesionales a Hundreds Hall, donde su madre trabajó hace tiempo. Hace más de dos siglos que la mansión pertenece a la familia Ayres, pero ya no es lo que era y sus habitantes (madre, hijo e hija) viven atormentados por algo mucho más amenazante que un modo de vida moribundo. Al aceptar a su nueva paciente, el Dr. Faraday no se imagina la profunda e inquietante forma en la que el destino de esta familia está a punto de entrelazarse con el suyo.

El corredor del laberinto: La cura mortal

2018 | Maze Runner: The Death Cure

La película que cierra la saga de novelas juveniles distópicas de “El corredor del laberinto”, surgida de la pluma de James Dashner, donde se detecta ya un agotamiento de la fórmula, tras las más exitosa de Los juegos del hambre, y la que fue decreciendo en acogida hasta cerrar en falso Divergente. Tiene el handicap adicional de que empieza prácticamente en medio de la acción, sin ningún intento por situar al espectador que no conozca los filmes previos, o simplemente al desmemoriado, entre los que se sitúa, lo admito, un servidor. Pero en fin, como tampoco hablamos de una película muy sesuda, se acaba teniendo claro que el mundo está infectado de un tremendo virus, y que en el laberinto la organización CRUEL, con métodos bastante heterodoxos –el fin justifica los medios–, tuvo en su momento encerrados a unos jóvenes en busca de una cura y una esperanza para el futuro de la humanidad. Como si de un film de James Bond se tratara, arranca con una espectacular escena de acción en que los rebeldes liderados por Vince intentan liberar a un grupo de inmunes que viajan encadenados en un vagón del tren. La idea era liberar a Minho de las garras de CRUEL, pero no logran su propósito. Lo que no obsta para que primero Thomas, a los que se suman Newt y Brenda, viajen a la ciudad donde suponen que su amigo está encerrado, para hacer experimentos con él, la búsqueda de una cura continúa. Y ahí está su antigua amiga y amor de Thomas, Teresa, considerada ahora una traidora, que investiga en la búsqueda de ese remedio que salve el mundo, en colaboración con la lideresa venerable Ava Paige. Aunque el esfuerzo de producción es notable, y entretendrá a los incondicionales, el desarrollo de la trama resulta bastante cansino, también en bastantes de las escenas de acción de guerrilla urbana o de carreras por los pasillos de una instalación. El director Wes Ball y su guionista T.S. Nowlin –que ejercieron idénticas tareas en los filmes previos– parecen perdidos en su particular laberinto a la hora de insuflar el deseable brío al film. Tampoco los personajes resultan memorables –ni los jovencitos actores que los encarnan, aquí no ha nacido ninguna estrellas, doy fe de ello–, por lo que sus sacrificios y su destino no emocionan todo lo que debieran, y los cambios en la personalidad de alguno no se encuentran demasiado justificados ni generan conflictos dignos de ese nombre. La veterana Patricia Clarkson a veces da la impresión de pasearse por la pantalla como un espectro, sin saber muy bien qué hacer.

5/10
Black Mirror. Bandersnatch

2018 | Black Mirror. Bandersnatch | Serie TV

Episodio de Black Mirror que ha llegado un tanto por sorpresa, mientras se hablaba de la producción de la quinta temporada. Su formato, que sigue el esquema de los libros de aventuras y de videojuegos, donde el lector y el jugador decide, hasta cierto punto, el rumbo de la historia con sus decisiones, puede calificarse de experimento de la plataforma Netflix, a la que se ha prestado gustoso Charlie Brooker, siempre, según sus afirmaciones, porque contaba con un guión que se ajustaba a la idea. La trama transcurre en 1984. Stefan Butler vive con su padre viudo, y visita con frecuencia a una psiquiatra, no ha sido capaz de asimilar la muerte de su madre, de la que en parte se culpa. Joven brillante fascinado por los videojuegos, ha tenido la idea de adaptar a este mundo un best-seller que sigue el esquema de libros de aventuras donde el lector puede tomar decisiones sobre la trama, para lo que debe saltar a una determinada página según elija uno u otro camino. Para su sorpresa, una empresa del sector cree en su planteamiento, y también le anima Colin Ritman, mítico creador de videojuegos. Pero debe cumplir un plazo para poder lanzarlo a la venta en Navidad, lo que supone una tremenda presión. Además, de un extraño modo, se siente manejado externamente por alguien, y su padre le irrita, y ante ello, no tiene claro si es locura o algo más. La idea de la interactividad puede ser más o menos novedosa, pero de algún modo saca al espectador de la historia, que con el ratón debe decidir una y otra vez por donde discurre la narración. Es sin duda curioso un film del que no cabe establecer la duración –la primera versión que probé no llegaba a los tres cuartos de hora, pero puede uno con facilidad "perderse" en el laberinto argumenta probando opciones–, y todo está muy elaborado, con caminos variopintos, que probablemente creen adicción en algunos ¡¿usuarios?! Llaman la atención los tonos diversos, y el juego metacinematográfico que acaba asomando y que invita a pensar hasta qué punto somos libres, con bromas incluso... mejor no decirlo, pues sería privar al espectador de alguna sorpresa ingeniosa. El protagonista, Fionn Whitehead, que se hizo notar en Dunkerque, cumple con su función de sostener la narración en todo momento, y compartir su confusión con el espectador.

6/10
Máquina de guerra

2017 | War Machine

Sátira acerca del papel de Estados Unidos –y por extensión, de todo Occidente– en Afganistán, con el foco puesto en el estamento militar, y especialmente en el recién nombrado jefe de las fuerzas ahí destacadas, el carismático y espartano general Glen McMahon. A lo largo de toda su carrera militar se ha preparado para ganar una guerra, y ésta es su oportunidad, piensa, a pesar de las muchas voces que piensan que lo único que cabe es la retirada y dejar a los afganos que se arreglen como puedan, sin injerencias, la postura que viene alimentando el comandante en jefe, o sea, el presidente Obama. Con buena intención pero con arrogancia, McMahon piensa que pueda solucionar el conflicto, mientras torea a los burócratas de Washington y aledaños. Una forma es usar los medios de comunicación a su favor, como el programa de la CBS "60 Minutes", pero quizá invitar a un periodista del magazine Rolling Stone a que les acompañe una temporada no sea una buena idea. El australiano David Michôd, director y guionista que llamó la atención con su Animal Kingdom, se basa en el libro de Michael Hastings "The Operators", y compone el personaje ficticio de McMahon inspirado en el general Stanley McChrystal, que fue relevado de su puesto afgano en 2010. Es una película arriesgada porque no cae en la caricatura de trazo grueso; cierto que muchos comportamientos de militares y políticos son grotescos, pero en cierta manera trata el tema de la intervención de EE.UU. en conflictos internacionales en serio, preguntándose si se hacen de verdad los deberes antes, para ayudar de verdad, y si no existen ciertas ínfulas mesiánicas, palabrería idealista hueca e inatención a los que padecen en sus carnes el terror. Paradójicamente, la seriedad resta algo de fuerza al conjunto, pero al menos entendemos a McMahon y a sus hombres, sometidos a un baño de realidad, a los afganos, las meteduras de pata, las operaciones de prestigio, el cálculo de los políticos, la denuncia cínica de los medios, omnipresente con la voz en off de un narrador cuya identidad nos descubrimos hasta bien avanzado el metraje. Resulta curiosa la esforzada composición de Brad Pitt, también productor, del protagonista, que se diría inspirado en George Clooney, por los gestos y el pelo canoso: le da empaque y dignidad, sí, pero también peca de artificioso. Algunos actores célebres se pueden lucir en pequeños roles, sobre todo Tilda Swinton, en una eléctrica comparecencia pública del general, y Ben Kingsley como el presidente afgano.

6/10
Detroit

2017 | Detroit

23 de julio de 1967. Una redada de agentes de policía, en su mayoría blancos, en un club de un barrio negro de Detroit, desata disturbios y vandalismo generalizado. Los acontecimientos estropean la gran oportunidad de The Dramatics, un conjunto musical de jóvenes negros, pues desalojan la sala en la que van a actuar. Acabarán ocultándose en un motel, frente al cual un muchacho de color, Melvin Dismukes, ejerce como vigilante de seguridad privada, para evitar que saqueen un supermercado. Kathryn Bigelow retoma la violencia policial de tintes racistas, tema que sus más fervientes seguidores recordarán que tocó en el film de ciencia ficción Días extraños (1995), donde dos policías blancos liquidan a un rapero politizado, pero una prostituta graba un archivo de sus recuerdos que demuestra los hechos. Aquí se reconstruye una terrible historia real, la tragedia del Motel Algiers, con la que se intenta con la mejor de las intenciones indignar al espectador presentando hechos injustos y violencia desmedida. También se sugiere que la situación continúa igual hoy en día, pues se siguen desatando sucesos similares. Quizás todo resulta algo artificioso; lo mismo ocurre con una escena hacia el final donde se deja claro que no todos los servidores de la ley son unos salvajes. Conclusión acertada pero el momento se ha metido con calzador. La mujer que mejor ha filmado secuencias de acción del cine de Hollywood se luce con una vibrante planificación en los momentos violentos, a veces cámara en mano, reforzando el realismo, muy en la línea de sus películas de guerra, con imágenes entremezcladas de informativos de la época. El guión de Mark Boal, colaborador de la realizadora en sus dos filmes anteriores, En tierra hostil y La noche más oscura (Zero Dark Thirty) narra con claridad lo sucedido, pero le falta algo de profundización en sus personajes, sobre todo en los polis malos. Aunque el conjunto actoral logra resultar convincente, sobre todo John Boyega –el guardia de seguridad–, Will Poulter, cómplice de Tom Hardy en El renacido –como agente sin escrúpulos–, y Anthony MacKie –un huésped acusado de proxeneta–, queda la impresión de que se está viendo un documental. Todo muy creíble, pero el drama se ve desde fuera.

6/10
Kids in Love

2016 | Kids in Love

El renacido

2015 | The Revenant

Alejandro González Iñárritu aplazó el rodaje de El renacido para acometer primero Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia), ganadora de cuatro Oscar, en las categorías de película, dirección, guión original y fotografía. Al mexicano no le ha afectado la supuesta maldición de los premios de la Academia, pues demuestra tener cuerda para rato. Aquí adapta la novela "The Revenant: A Novel of Revenge", de Michael Punke, que reconstruye la historia real de Hugh Glass, miembro junto con su hijo de una expedición de tramperos que en 1823 se interna en territorio de los arikara, entre las dos Dakotas, en busca de pieles. Cuando Glass sufre el ataque de un oso pardo queda malherido, y sus compañeros, acosados por los indios, no pueden llevarle consigo. El capitán de la expedición le deja bajo el cuidado de su retoño, otro de los miembros más jóvenes del grupo y el veterano John Fitzgerald. Pero este último resulta no ser de fiar. La veracidad de las imágenes se acentúa gracias a la cámara cercana de Emmanuel Lubezki, alias "El Chivo", colaborador habitual del realizador, tan integrada en cada escena que se vive en primera persona el acecho de los pieles rojas y el padecimiento de los personajes. A veces se nota que se trata del mismo operador de El árbol de la vida, sobre todo en algunas secuencias oníricas donde el protagonista evoca la felicidad de su familia, truncada por la muerte. Salvo algún plano metafórico donde un ave brota de heridas mortales, el grueso del film se aleja bastante de los detalles pretenciosos que daban un poco al traste con los altos vuelos de Birdman. Por primera vez, el autor de Amores perros se adentra en el puro cine de género, sin querer ofender con esta afirmación al cuate, pues esto no quiere decir que estemos ante un relato genérico o convencional ni mucho menos. Pero sí que mira a los westerns sucios de Sam Peckinpah y tiene elementos en común con Las aventuras de Jeremiah Johnson, filmada en 1973 por Sydney Pollack, y sobre todo con El hombre de una tierra salvaje, de Richard C. Sarafian, que reconstruye los mismos hechos históricos. Aunque El renacido resulta más cruda si cabe por el hiperrealismo del cine contemporáneo. El espectador siente la violencia en sus carnes, sobre todo en la impresionante secuencia del ataque del grizzly, que pasará con toda seguridad a la historia del cine, si bien no resulta apta para cardíacos. El conjunto tiene mucho del cine clásico de aventuras, sin que eso suponga una ruptura completa con su filmografía, ni un renacer de Iñárritu, sino más bien una evolución coherente. Aquí también se concibe la vida como un ‘via crucis’, donde los humanos tienen que soportar duras pruebas cada vez peores (como el protagonista de Biutiful), y seguir vivo muchas veces depende del azar. En su retrato de la lucha contra los elementos naturales, parece que el hombre acaba siendo lo más peligroso, pues la traición puede causar más daño que el ataque de una bestia salvaje. Pero la mirada del mexicano se ha vuelto un poco más luminosa, pues en la dura batalla por salir adelante a cada minuto, puede irrumpir un acto de solidaridad humana que devuelve la esperanza. Incluso se lanza una mirada a lo trascendente… "La venganza está en manos de Dios", asegura uno de los personajes. Casi sobrenatural resulta la composición del protagonista realizada por Leonardo DiCaprio, que lejos de acomodarse y vivir del cuento sigue buscando papeles complicados; algunos planos filmados en la nieve sin ropa no han debido resultar nada fáciles para la estrella. Pero sorprende casi más el gran Tom Hardy, que interpreta al barbudo antagonista sobre todo con los ojos, que le permiten mostrar la miseria del lado más oscuro de las personas.

8/10
El corredor del laberinto

2014 | The Maze Runner

El jovencito Thomas es elevado en un montacargas hasta El Claro, un limitado espacio exterior al aire libre, cuya única posible salida sería a través de un complicado laberinto habitado por extrañas criaturas depredadoras. Le tocará convivir con otros jóvenes, sólo varones, que como él subieron a través de la caja hasta ese lugar sin memoria, lo única que recuerdan, pasado algún tiempo, son sus nombres. Thomas descubre que sus compañeros son muy cautelosos a la hora de afrontar los peligros que les acechan, pero él tiene madera de líder, y frente a la pasividad propugnada por algunos, él comienza a tomar decisiones que suponen un riesgo claro para su vida, y tal vez para la de los otros. Continúa la moda de adaptar novelas juveniles que vaticinan un complicado futuro distópico, tras las películas Los juegos del hambre y Divergente, o crear “ex novo” en la misma dirección, véase la serie televisiva Los 100. Con mimbres como los de la novela de referencia sobre jóvenes que lo tiene difícil para convivir juntos en un lugar aislado ­–la novela del Nobel William Golding “El señor de las moscas”–, o el referente de los misterios de la isla en Perdidos, el debutante en el largometraje Wes Ball se apresta a adaptar las populares novelas de James Dashner, publicadas por primera vez en 2009. El film es entretenido, logra crear una atmósfera de tensión y miedo, por los peligros que acechan y la incómoda ignorancia de los personajes, compartida con los espectadores, acerca de lo que realmente está ocurriendo, unos y otros no saben por qué pasa lo que pasa. En algunos momentos la cinta se acerca al género de terror, también por ciertos pasajes violentos no aptos para todos los paladares. Visualmente la cinta es impactante, pero algunos momentos de acción son algo confusos y videocliperos, aturullan demasiado. La idea principal que propugna El corredor del laberinto, muy adecuada para la sociedad actual, tan acomodaticia y pasiva, es la de qué actitud se debe adoptar ante las dificultades y problemas que hay que resolver en la vida. En los extremos, se puede aceptar el estado de las cosas, esto es lo que hay, y adaptarse; o bien, propugnar un cambio radical para alcanzar una solución; y en medio hay bastantes posibles posturas, según uno esté dispuesto a arriesgar –quizá temerariamente– o adoptar una actitud prudente –que podría lindar con la cobardía–. Hay una decisión de no recurrir a actores de caché demasiado alto, tenemos jóvenes guaperas más o menos resultones como al protagonista, Dylan O’Brien, al que sólo conocerán los fans de la serie Teen Wolf. Los secundarios funcionan razonablemente –siempre resulta agradable ver a Patricia Clarkson, aunque sabe a poco su presencia–, pero se saca poca tajada a la llegada al lugar de una chica, que debería revolucionar al gallinero, podría uno pensar, y que encarna una sosita Kaya Scodelario.

6/10
Somos los Miller

2013 | We're the Millers

Los especialistas en comedia Jason Sudeikis y Jennifer Aniston vuelven a coincidir tras Cómo acabar con tu jefe, muy representativa de la clase de películas ligeras y alocadas que ambos suelen protagonizar. Somos los Miller tiene poco que ver con la española Familia, de Fernando León de Aranoa, a cuyo planteamiento recuerda lejanamente. En Somos los Miller David Burke (Sudeikis) es un traficante de medio pelo que para saldar una deuda con un capo de la droga acepta transportar un importante alijo desde México. Como cobertura, contrata a una stripper (Aniston), a una punk callejera (Emma Roberts) y a su joven amigo Kenny (Will Poulter), para que se hagan pasar por su mujer y sus dos hijos, con la esperanza de aparentar ser una familia normal. Este tipo de productos de pocas miras pueden tener un pase si al menos el desarrollo funciona, y cuenta con un par de gags inspirados. Pero no es ni de lejos el caso de Somos los Miller, filmada sin mucha convicción por Rawson Marshall Thurber, autor de Cuestión de pelotas, otra prescindible muestra del género que al menos tenía algo más de gracia. El guión de los especialistas en risas fáciles Bob Fisher y Steve Gaber (De boda en boda) y Sean Anders y John Morris (Jacuzzi al pasado) acusa una absoluta falta de inspiración a la hora de plantear alguna secuencia que funcione humorísticamente. Acaban recurriendo a la sal gruesa en busca de la risa fácil, con 'perlas' como la picadura de tarántula que sufre uno de los personajes en un lugar poco apropiado, o el momento en el que el prolífico secundario Luis Guzmán interpreta a un policía corrupto mexicano que pide a cambio de hacer la vista gorda una felación. Se nota que los protagonistas han escogido este proyecto para trabajar poco. Sudeikis sobreactúa en su línea de siempre, Aniston sale del paso con su encanto habitual pero sin que tenga ni una sola secuencia en la que haya debido esforzarse, y Emma Roberts resulta más o menos convincente a pesar de la poca entidad de su personaje. El film juega a dar la típica visión cínica de la familia para que a lo largo del metraje los personajes vayan dándose cuenta de la necesidad de tener a alguien al lado. Pero todo suena tan falso como mil veces visto. Lo mejor de Somos los Miller es una de las ridículas tomas falsas que se incluyen durante los títulos de crédito, en la que a Jennifer Aniston le recuerdan su pasado en Friends.

3/10
Las crónicas de Narnia: La travesía del Viajero del Alba

2010 | The Chronicles of Narnia: The Voyage of the Dawn Treader

Continúa la Segunda Guerra Mundial, y Edmund Pevensie querría alistarse para emplear todo su valor adquirido en Narnia. No será así, pues es menor de edad, pero a cambio volverá con su hermana Lucy a este fantástico lugar. Les acompaña su insoportable primo Eustace, típico sabihondo que no cree en cuentos de hadas. Su entrada en Narnia por el mar les hace reencontrase con Caspian, ahora rey. Y aunque en sus dominios reina la paz, ha emprendido una expedición a unas misteriosas islas donde antaño desaparecieron siete nobles caballeros. Tercera entrega de “Las Crónicas de Narnia” del escritor británico C.S. Lewis, tras Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario y Las crónicas de Narnia: El príncipe Caspian. Cambia el director –Michael Apted reemplaza a Andrew Adamson, que retiene un crédito como productor–, y también la compañía asociada a la productora Walden Media –Fox ha reemplazado a Disney, que irónicamente para una saga donde la fe es tan importante, no ha creído en su continuidad tras la acogida algo fría de Caspian frente a su predecesora–. El resultado, servido también en 3D, es más que notable, gracias a un impresionante dinamismo, una asombrosa serie de escenas de acción y brillantes efectos visuales que no desdibujan los trazos de una trama sólida, con personajes y conflictos interesantes. El combate entre el dragón y la serpiente de mar es espectacular, pero también está muy conseguida la escena de entrada en Narnia, francamente original, y muy fiel al libro en que se basa. De algún modo Edmund y Lucy asumen los papeles de sus hermanos Peter y Susan, ya demasiado mayores para viajar a Narnia –aunque una simpática ocurrencia de guión permite recuperarlos en un par de secuencias–, los chicos han crecido y son más maduros. Lo que no quita para que ellos y Caspian sufran tentaciones en sus puntos más flacos, los complejos que les atenazan. Mientras, el neófito Eustace ocuparía un poco el papel que Edmund desempeñaba en el primer film, pero además es un excelente contrapunto cómico, propicia los momentos más graciosos, aparte de la ‘hermosa amistad’ que desarrolla con el ratón Reepicheep. El guión de Christopher Markus, Stephen McFeely y Michael Petroni es muy fiel al espíritu cristiano de su fuente, Lewis, algo que se constata en el majestuoso león Aslan, que guía a los chicos por el camino del bien, y asegura que en el mundo real pueden encontrarle con otro nombre.

7/10
El hijo de Rambow

2007 | Son of Rambow

Inglaterra, años 80. Will Proudfoot es un niño que se ha criado con Los Hermanos, una secta muy estricta que prohíbe la música y la televisión. Lo que no quita para que tenga una imaginación prodigiosa. Una serie de circunstancias llevan a que conozca a Lee Carter, un chico de la escuela algo gamberrete, que filma en plan pirata películas en el cine. Una de ellas es Acorralado, que Will llega a ver, lo que le fascina de tal modo que John Rambo se convierte en toda una inspiración para él. Tan entusiasmado queda el chaval, que unirá esfuerzos con Lee para filmar una gran película de acción, con idea de presentarla a un concurso. Simpática comedia de aventuras, con su punto dramático. Esta coproducción de varios países europeos tiene notas "marcianas" en común con la reciente y divertida Rebobine, por favor de Michel Gondry. No es fácil señalar el público objetivo de El hijo de Rambow, pues aunque los protagonistas son niños y se diría que está destinada a un público juvenil, el tono transgresor y algo friki no la convierten desde luego en un film infantil. Se incide como temas principales en la importancia de la amistad y de la familia -motivos sobrados para dar gracias a Dios frente a las reglas absurdas de Los Hermanos-, aunque no falten momentos en que se ponen a prueba, como se ve en un emotivo momento del film. Hay escenas muy graciosas en los diversos rodajes, se describe bien la creciente amistad de los chicos, y a la vez se plasman las disfuncionalidades que existen en sus familias.

7/10

Últimos tráilers y vídeos