IMG-LOGO
La amenaza fantasma
6 /10 decine21

La amenaza fantasma

Star Wars: Episode I - The Phantom Menace

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
6 /10 decine21

Crítica

Una galaxia no tan lejana

Una galaxia no tan lejana

El caos impera en la República Galáctica. Hay serias disputas para controlar las lucrativas rutas comerciales, y la Federación está sometiendo a un férreo bloqueo al pequeño planeta Naboo. La reina de ese planeta, Amidala, encarga al maestro jedi Qui-Gon Jinn y a su aprendiz Obi Wan Kenobi la negociación con el virrey de la Federación. Pero la cosa resulta ser una emboscada, por lo que deben huir y contactar de nuevo con la reina. En una de sus numerosas aventuras recalan en el planeta Tatooine, donde conocen a un niño, el joven Anakin Skywalker, y a su madre. El misterioso nacimiento del crío, y la poderosa presencia de la fuerza en él, ponen a Qui-Gon con la mosca detrás de la oreja. Hasta el punto de que decide llevar al muchacho ante el Consejo Jedi, con la intención de solicitar su permiso para adiestrarle en los secretos de la fuerza. Al fin. Eso dijeron los aficionados que han durante más de 15 años esperado nuevas aventuras galácticas. La duda que existía era: ¿estará George Lucas a la altura de las enormes expectativas? La película es la tranquilizadora respuesta. Un espectáculo lleno de aventuras y efectos especiales, que nos devuelve la capacidad de soñar.

La carrera de vainas

Una de las secuencias más espectaculares del film es la de la carrera de vainas, en la que Anakin Skywalker se enfrenta al tramposo Sebulba. Homenaje nada disimulado a la carrera de cuádrigas de Ben-Hur, muestra a lo largo de unos diez minutos la competición en un estadio de varios intrépidos pilotos, que conducen sus vehículos, conocidos como vainas. Entre los pilotos alienígenas, además del popular Sebulba puden verse a Ben Quadinaros, un tipo grandote y algo cómico, a Gasgano, que presenta movimientos arácnidos, a Ratts que tiene pinta de gángster, y al matón de Teemto.

Se hicieron maquetas del circuito a distintos tamaños, y se combinaron imágenes de extras que simulaban ser los espectadores con bastoncillos de algodón colocados y fotografiados en un estadio en miniatura, y daban el pego perfectamente. En lo referente a las vainas, se combinan maquetas a distintos tamaños con imágenes generadas por ordenador.

Palabra de Lucas
Palabra de Lucas

Las películas que componen la saga de La guerra de las galaxias no son un fenómeno cinematográfico corriente. Muchas personas hacen dobles y triples lecturas acerca de su contenido y sus resonancias sociológicas, míticas y religiosas. Recogemos algunas de las declaraciones de George Lucas al respecto.

“La mitología me atrae porque me ofrece una oportunidad de hacer arqueología psicológica. Es muy interesante explorar las culturas, retroceder 3.000 años y descubrir que los centros neurálgicos de la emoción son los mismos entonces que ahora, que hoy se tocan los mismos acordes que ayer.”

“Inventé la fuerza para despertar una especie de espiritualidad en la gente joven, más que la creencia en Dios de una religión concreta. Quería que los jóvenes empezara a interrogarse acerca del misterio. No tener bastante interés en los misterios de la vida para preguntarse ‘¿hay o no Dios?’ es lo peor que te puede suceder.”

“[Con la saga] quise hacer algo relevante, que imitara un sistema de creencias que nos ha rondado durante miles de años, y con el que la mayor gente del planeta, de uno u otro modo, tiene alguna conexión. No quería inventar una religión. Quería intentar explicar de una forma distinta las religiones que ya existen.”

“Mucha gente usa su imaginación para descubrir cosas que no están en la película realmente, aunque tampoco me importa. Una de las cosas que me gusta de La guerra de las galaxias es que estimula la imaginación.”

Revolución digital
Revolución digital

Si existe alguien responsable en el paso de gigante que los efectos especiales han dado en los últimos años, ese hombre es George Lucas. Creador de la empresa Industrial Light & Magic, pionera en el uso creativo del ordenador para crear efectos especiales (suyos son efectos ya clásicos como los de los dinosaurios de Parque Jurásico), esta compañía da una muestra más de su talento con La amenaza fantasma.

La ciudad de Theed, en el planeta Naboo, presenta estructuras arquitectónicas y decorados creados digitalmente. Lo mismo ocurre con la ciudad submarina de Otoh Gunga. Los droides de combate o el personaje de Jar Jar Binks son creaciones totalmente digital; un actor hacía los movimientos de Jar Jar, pero luego ha sido sustituido totalmente.

Los actores muchas veces han trabajado sobre pantalla azul, imaginando la presencia de determinados personajes y decorados, que han sido añadidos en postproducción. Aunque ha sido un esfuerzo pesado para los intérpretes, el resultado, como puede verse en las imágenes, es de una perfecta simbiosis.

El pasado. Episodios IV, V y VI

Aunque el comienzo de la saga galáctica corresponde a La amenaza fantasma, todos sabemos que la cosa empezó, desde el punto de vista cinematográfico, en 1977, con La guerra de las galaxias; luego vinieron El imperio contraataca (1980) y El retorno del jedi (1983). Con motivo del 20 aniversario de la saga, George Lucas decidió reestrenar en cine las tres películas con algunas escenas retocadas digitalmente.

El vestuario de la reina
El vestuario de la reina

Toda reina que se precie debe tener un guardarropa bien provisto. Y la reina Amidala no es la excepción a esta regla. Su vestuario presenta variadas influencias: desde asiática y de África del Norte, pasando por los elegantes vestidos del renacimiento italiano.

Lucas destaca el trabajo de la responsable del vestuario, Trisha Biggar: “Trisha tuvo que elegir los colores y analizar cómo quedarían con los decorados. Discutíamos continuamente acerca de tonos y de lo que yo quería en cuanto a color en cada escenario. Entonces sacaba géneros y los ponía en los decorados, o hacía maquetas de los vestidos para ver si quedaban bien en cada sitio.” Además de la ropa de la reina, se diseñaron más de un millar de trajes de otros personajes.

Sabías que...
Sabías que...

- En la escena del Senado, podemos ver a varios wookies –la raza de Chewbacca–, y a tres E.T.

- Un 95% de los fotogramas están retocados por ordenador. La película tiene 57 minutos de secuencias de animación con unos 2.000 planos de efectos especiales (Titanic tenía unos 500, y Godzilla 300).

- La película costó 130 millones de dólares. Lucas los recuperó incluso antes del estreno gracias al merchandising y a contratos comerciales.

- La película se rodó en 70 escenarios, todos ellos pertenecientes a localidades de Inglaterra, Italia y Túnez.

- El casting comenzó en 1995. Y para el papel de Anakin hubo 3.000 candidatos de los que se seleccionaron 3 finalistas.

- La película se estrenó en 2.500 salas en Estados Unidos. Los cines estaban obligados a mantener la película en cartel durante un mínimo de tiempo, entre ocho y doce semanas.

- Se estrenó en Estados Unidos el miércoles 19 de mayo de 1999. Ese día recaudó 4.640 millones de pesetas y en la primera semana 16.000 millones. Batió así el récord de Parque Jurásico (13.120).

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.