IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas de Dinamarca

(2014) Serie TV | 480 min. | Bélico | Drama
Ambiciosa serie televisiva danesa, concebida para su estreno en el 150 aniversario de los enfrentamientos bélicos entre Dinamarca y los prusianos del imperio austrohúngaro. Está narrada en dos tiempos, en la actualidad con un anciano recluido en su caserón y una joven obligada a realizar servicios sociales, que incluyen cuidarle; y en el pasado, con los antepasados de estos personajes, sobre todo dos hombres y una mujer, a los que separan las barreras sociales, ella es hija de familia noble, ellos de modesta condición, hijos de la servidumbre, y los que afectan de modo definitivo los acontecimientos históricos. Aunque el esfuerzo de producción de esta serie creada por Ole Bornedal es notable, se nota demasiado el "mensaje" de criminalizar a políticos y militares a los que les gustaría "jugar a los soldaditos", y las subtramas románticas tampoco son memorables. Es cierto que nunca se oculta la idea del revisionismo histórico, al plantear la serie en dos planos temporales, unode ellos  el contemporáneo. Pero lo cierto es que la conexión resulta algo forzada y distrae, y hace que miremos el pasado sin poder disfrutar de cierto tono épico o trágico, los personajes parecen tristes figuras a los que los sucesos que ocurren a su alrededor dictan su destino.
5/10
(2012) | 85 min. | Drama

Un relato poético, aunque perturbador y controvertido, que cuenta la historia de Per, un portero amargado y cascarrabias que tiene un hijo de mala vida recién salido de prisión y dos patéticos amigos a los que domina. Un día descubre una chica desnuda en un apartamento vacío. Yace en un rincón envuelta en una cortina como si hubiera caído del cielo. Aparentemente, no sabe hablar y le gustan los abrazos. Parece feliz, muda y sencilla, como un regalo del cielo. Per la traslada a su propio apartamento y su inocencia despierta algo nuevo en él y sus amigos: ¿el amor quizás? Segunda película de Katrine Wiedemann, prestigiosa directora teatral danesa que debutó en el cine en 2000 con Fruen på Hamre / The Lady of Hamre.

(2006) | 104 min. | Drama
Charlotte es una joven que abandona a su novio tras cuatro años de vida en común y se va a vivir a un piso de un barrio deprimido. Su vecino de abajo resulta ser “Verónica”, un joven tímido que está esperando una carta que le confirme su operación de cambio de sexo. Mientras Charlotte recibe visitas esporádicas de hombres, con los que pasa la noche, Verónica también se gana un dinero haciendo de prostituto en su piso. Un día Verónica se intenta suicidar con pastillas y Charlotte le salvará la vida. Atrevido y sórdido debut en el largometraje de la danesa Pernille Fischer Christensen, que ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Berlín. Se trata de un drama rebuscado, marginal, de esos que muestran los sentimientos sin tapujos en materia sexual. La directora y guionista retrata unos personajes solitarios, muy tristes, cuyas vidas insatisfactorias se vuelcan en la perpetua búsqueda del amor y de la propia identidad. Esto hace posible que provoquen cierta empatía y casi ternura en el espectador, pues parecen incapaces de superar sus limitadas y miserables vidas. Y es que lo que ellos buscan es un amor muy pobre, escaso al menos, ya que su visión plana de la existencia lo reduce casi todo a sexo. Aunque el film es sórdido, y muestra conductas inmorales y degradantes, es cierto que la directora procura no ser demasiado explícita o al menos no se detiene morbosamente en las escenas más degradantes, que las hay. El film está rodado muy a la manera nórdica. La trama se divide en cuatro actos, introducidos a modo de relato por un narrador externo, lo que recuerda a algunas películas de Lars von Trier. Y el sonido y la luz ambiental, la cámara al hombro, los espacios cerrados (toda la historia tiene lugar en dos pisos), lo planos cortos, etcétera, relacionan el film con la tradición de los modernos cineastas daneses y más exactamente con el Movimiento Dogma, aunque en este caso no lleve el sello característico. El hiperrealismo se nota también en las excelentes interpretaciones, sobre todo en la de Trine Dyrholm, que encarna a Charlotte con una extraordinaria y llamativa naturalidad.
4/10
(2015) | 81 min. | Animación Tráiler
Simpática cinta de animación de producción danesa, que se beneficia del creciente crecimiento de la calidad de las herramientas digitales. Su trama de aventuras bebe claramente de Mark Twain, Robert Louis Stevenson y Julio Verne, con referentes claros como serían "Las aventuras de Tom Sawyer", "La isla del tesoro" o "Cinco semanas en globo". Sigue las andanzas del travieso Albert, que siendo un bebé destruyó sin querer la estatua que tiene su pueblo dedicada al capitán Leopold, que acometió grandes hazañas volando en globo. Ahora tiene unos añitos y más, con la ayuda de su mejor amigo, Egon, que le encantan las historias de piratas, decide emular al héroe local con un viaje en globo. Antes, claro está, debe conseguir dicho globo, y puede que le ayuden unos bandidos que pretenden robar un diamante. Aunque la trama es demasiado sencilla y abusa un poco de las persecuciones y trompazos al estilo "cartoon", resulta plenamente disfrutable.
5/10
(2014) | 95 min. | Drama Tráiler
Thomas Jacob, cantante de fama internacional afincado en Los Ángeles, vuelve a su Dinamarca natal para grabar un disco, ocasión para reencontrarse con su hija Julie, con la que apenas ha tenido trato, y para conocer a su nieto Noa. El lugar que escoge para vivir, un castillo donde le sobra espacio por todas partes, se convierte en símbolo de su existencia: tras dar tumbos en su vida sentimental y haberse liberado de las drogas, el precio que ha pagado es encerrarse en sí mismo, y dedicarse por completo a su talento musical. Pero se verá obligado a salir de su encerramiento cuando Julie le anuncia que debe ingresar en una clínica para desintoxicarse de sus adicciones, motivo por el que debe cuidar a Noa, una tarea que ve como molesta carga. La danesa Pernille Fischer Christensen, en colaboración con su guionista habitual, Kim Fupz Aakeson, ofrece una aguda mirada a los síntomas de descomposición de las sociedades occidentales, a través de Thomas Jacob, una persona que desconoce –o ha olvidado– el significado de la palabra "amor", y que anda por la vida a solas consigo mismo. La narración es inteligente, no se cae en las obviedades, y hay espacio para las sorpresas que contribuyen a elevar el tono dramático y poner a los personajes ante determinadas encrucijadas. Cuestiones como los complicados lazos familiares en los países donde las relaciones nacen y se deshacen con enorme facilidad, están muy bien planteadas. Incluso se apunta con habilidad el anhelo y la añoranza de la trascendencia en esa canción-plegaria que pide una letra sentida, y no vacía o estereotipada. En tal sentido, la música no es un adorno en la película, está perfectamente integrada en la historia. Quizá sólo cabe reprochar cierto empantanamiento en lo que podríamos describir como descenso al infierno del protagonista, pero se trataría de un defecto menor. El peso del film recae en Mikael Persbrandt. que tiene el mérito e componer al egocéntrico protagonista sin que le odiemos. Resulta muy natural el chaval, Sofus Rønnov, de expresivos ojos, la relación con el abuelo tiene encanto, y nunca se acerca a la ñoñería; y la hija, interpretada por Birgitte Hjort Sørensen, atrapa bien la fragilidad y la añoranza del afecto que nunca tuvo de un padre. Además están muy cuidados los personajes secundarios, la compositora Molly –la actriz habitual de Christensen, Trine Dyrholm–, la manager, la asistenta filipina...
8/10
(2016) | 71 min. | Documental

¿Se trata de una psicópata sin escrúpulos que asesinó a su compañera de piso o de una ingenua estudiante en el extranjero atrapada en una pesadilla? En este documental original de Netflix, los directores Rod Blackhurst (Ganador del premio del público de Tribeca por Here Alone) y Brian McGinn (ganador de un IDA por Chef’s Table) y el productor Mette Heide (ganador del Peabody por India’s Daughter) exploran el conocido caso que llegó a ocupar los titulares de las portadas de la prensa en todo el mundo.

(2012) | 112 min. | Comedia | Drama | Romántico Tráiler
Tras ganar un merecidísimo Oscar a la mejor película extranjera con la redonda En un mundo mejor, la danesa Susanne Bier –también autora entre otros títulos de Hermanos y Después de la boda– cambia radicalmente de localizaciones, pues Amor es todo lo que necesitas transcurre casi por completo en majestuosas localizaciones de Italia. Cuando parece a punto de ganar la dura batalla contra el cáncer, Ida sufre un inesperado revés al descubrir in fraganti a su marido con otra. A pesar de la desesperación que le invade, decide acudir como tenía previsto a la boda de su hija en la pequeña ciudad italiana de Sorrento. Mientras conduce al aeropuerto colisiona con el coche de un amargado individuo. Resulta ser Philip, el padre del novio, un hombre amargado por la pérdida de su esposa, por el que sin embargo Ida empezará a sentirse atraída durante los preliminares de la ceremonia. Pierce Brosnan viaja a un idílico lugar europeo rodeado de mar para una boda filial. Aunque esta vez el actor no canta, casi se diría que Amor es todo lo que necesitas es el reverso de Mamma Mia!, porque con elementos que en otras manos habrían dado lugar a un film frívolo y ligero, quizás a una comedia romántica de las más bobaliconas, Susanne Bier construye un film sólido. En comparación con su filmografía precedente, viene a ser lo más parecido a un divertimento que quizás pueda llegar a rodar la danesa, que empezó su carrera con el dramón Te quiero para siempre y desde entonces ha dejado poco espacio a la carcajada. Pero aunque logra hacer reír en ocasiones, tiene un trasfondo de drama que da pie a la reflexión sobre las relaciones familiares, la enfermedad, la infidelidad y la necesidad del amor. Viene a ser como si la realizadora quisiera demostrar que su dominio de la realización da de sobra para rodar secuencias de comedia, pero no desea olvidar que la vida también es trágica. Quizás Amor es todo lo que necesitas no llega a ser tan redonda como las anteriores películas de Susanne Bier, pero ésta lleva al espectador hacia donde quiere con maestría. No sólo Brosnan está a años luz de otros de sus trabajos, más real y humano que de costumbre. Le rodea un reparto de lo más ajustado, en el que sobresale Trine Dyrholm, una de las grandes del cine escandinavo, cuyo personaje protagonista, Ida (fuerte frente a la enfermedad, pero necesitada de cariño), tiene muchos más matices y presencia en pantalla que aquella esposa separada del médico que interpretó en el anterior trabajo de la cineasta.
7/10
(2018) | 102 min. | Thriller

En un Copenhague de posguerra, un atraco con dos muertes obliga a intervenir a un avezado policía, que se verá obligado a enfrentarse con un excolaborador de los nazis experto en hipnotismo. Lo que empieza siendo una investigación policial acaba degenerando en un juego de manipulación emocional que implica a terceras personas.

(2018) | 106 min. | Drama | Ciencia ficción
(2020) | 115 min. | Drama
(2013) | 74 min. | Aventuras | Fantástico
Pelle es un niño de 12 años, rubio, más bien bajito y algo rellenito de cara, que sufre al darse cuenta de que todo el mundo en su colegio le ignora. Está secretamente enamorado de una compañera llamada Amanda, una jovencita vivaracha y presumida, hija de un importante empresario. Pero sabe que nunca se fijará en él. Un día una hormiga modificada genéticamente pica a Pelle y poco a poco obtiene los poderes de los formícidos (enorme fuerza, capacidad trepadora, olfato hiperdesarrollado, etc.). Un compañero de cole, friki de los superhéroes, ayudará a Pelle a afrontar su nueva identidad de niño-hormiga. Podrá demostrar quién es cuando Amanda es secuestrada por un villano que ha adquirido los poderes de una gigantesca pulga. Más que simpática película familiar de superhéroes, de producción danesa, llena de humor y acción, que traslada el mundo de los cómics a la infancia. Las aventuras de Pelle son como una traslación de las de Peter Parker, sólo que esta vez la araña de Spider-Man ha sido sustituida por una hormiga. Tiene especial gracia el inicio, al presentar al protagonista como el típico chaval gris en el que nadie se fija, un “don nadie” completamente invisible para su amor platónico, su compañera de clase Amanda. La puesta en escena cotidiana, con algunas escenas comiqueras que producen hilaridad y una presentación de sus acciones un tanto cutrecillas en cuanto a efectos especiales recuerdan también a las andanzas del pazguato de Kick-Ass, aunque en Antboy, al tratarse de un chavalín de 12 años, no hay ningún tipo de violencia ni situaciones límite. Antboy, basada en los libros de Kenneth Bøgh Andersen, habla además de otras cuestiones específicas de este tipo de filmes, como el itinerario interior del héroe, que ha de superar el ego de sentirse superior y utilizar sus poderes para servir a los demás, a la vez que tiene que comportarse como alguien normal en compañía de sus familiares y compañeros de clase. La película gustará sin duda a los chavales, pues reúne un buen puñado de secuencias de acción y aventuras infantiles la mar de simpáticas.
5/10
(2009) | 100 min. | Terror | Drama Tráiler
Resulta difícil reseñar una película como Anticristo, de Lars von Trier. Sobre todo desde el momento en que su responsable admite que la rodó a modo de terapia, tras sufrir una depresión. Sin reglas, sin razones, sin entusiasmos, asegura el director: “No tengo ninguna excusa para Anticristo, sólo mi profunda fe en la película, la más importante de toda mi carrera profesional”.Estructurada con un prólogo, cuatro actos -“Desconsuelo”, “Dolor”, “Desesperación” y “Los tres mendigos”- y un epílogo, todo arranca una noche en que, mientras un matrimonio hace el amor, su niño se mata accidentalmente al caer desde una ventana. Rotos ambos de dolor, la peor parte la lleva ella, sumida en una profunda depresión. Él, que es psiquiatra, opta porque los dos solos se retiren a una cabaña que tienen en el bosque, donde ella estaba escribiendo un extraño libro sobre la mujer y los prejuicios religiosos. Allí saldrán a flote los temores y reproches mutuos, en lo que parece una lucha entre el tranquilo raciocinio y el salvaje que late dentro de todo ser humano.Lars von Trier tiene una gran capacidad visual, por ejemplo en sus pasajes a cámara lenta, de rara belleza, acompañados de la preciosa música de Händel, y sí, logra un film inquietante. Pero también caótico, peculiar ejercicio de estilo, con pasajes muy explícitos que entran dentro de lo pornográfico, y otros de violencia inaudita, que parecen más propios de la saga Saw que de la filmografía del danés. Hay metáforas ocurrentes, una mirada al lado oscuro de la naturaleza, el reverso tenebroso del paraíso terrenal con unos protagonistas que parecen un trasunto actual de Adán y Eva. No teme el director ofrecer una imagen transgresora y políticamente incorrecta de la mujer, como tentadora irracional e histérica, que lleva al abismo a su esposo. Tampoco importa demasiado la lógica interna de la trama, la alusión a la naturaleza como santuario de Satán, porque se quiere jugar con miedos inefables, lo que el subconsciente esconde. Y aunque al final Von Trier dedica su film a Andrei Tarkovsky, recuerda más a las películas más crípticas de Ingmar Bergman, no a Secretos de un matrimonio, que el danés ha citado en entrevistas, sino a otras tan oscuras e irracionales como La hora del lobo. La película produjo un gran desconcierto en el Festival de Cannes, lo que no impidió que su protagonista femenina, Charlotte Gainsbourg, fuera premiada como mejor actriz.
4/10
(2009) | 85 min. | Drama
La célebre actriz Thea pasa una etapa personal complicada, pues se acaba de divorciado y ha perdido la custodia de sus dos hijos. Acostumbrada a tener el control de su vida, una manipuladora nata, hará todo lo posible para recuperar las riendas de sus existencia, aunque sea aplastando a los demás. Duro drama protagonizado por Paprika Steen.
5/10
(2006) | 78 min. | Animación
Adaptación animada del álbum Astérix y los normandos, de los héroes galos creados por René Goscinny y Albert Uderzo. Con fidelidad al cómic original, se describe el adiestramiento que hacen Astérix y Obélix de Gudúrix, sobrino de Abrarácurcix y cobarde redomado. Mientras, llegan a la aldea los vikingos, que quieren aprender qué es el miedo.
6/10
(2000) | 146 min. | Drama | Musical Tráiler
Pantalla en negro. Música. Un minuto, dos, ¿tres? Así empieza el último y galardonado film del danés Lars Von Trier. Una de las muchas audacias que se permite. Si nos contaran el argumento, diríamos: “es un melodrama.” Selma Jezkova; inmigrante checa, madre soltera de un niño de diez años; trabaja en una fábrica; se está quedando ciega y, lo que es peor, la enfermedad es hereditaria; su vecino policía tiene problemas; hay una amiga que la aprecia y comprende... Y sin embargo, no parece tal melodrama. Parece la vida misma. Von Trier, a la hora de contar la triste vida de Selma, se agarra, al menos aparentemente, a los principios del movimiento Dogma que él impulsó: ausencia de música, luz natural, espontaneidad... Y mueve la cámara compulsivamente, sin dejarla quieta un momento, como queriendo recalcar el estrés de nuestra época. Y de pronto... ¡milagro! ¡La película se convierte en un musical! Von Trier arroja los principios “dogmáticos” al cesto de los papeles. El director y guionista nos ha preparado un poco –la protagonista es forofa de los musicales de Hollywood–, pero en absoluto para que una noche en una lúgubre fábrica con ruidos anodinos se transforme en un animado número musical. Y es que Selma se evade con sus fantasías musicales de una realidad dura o, mejor, integra esa realidad con su imaginación y dotes musicales, haciéndola mejor, más pura, más como debiera ser. Björk compone y canta de modo asombroso. Los personajes de la película son auténticos. Magníficos Björk, Catherine Deneuve –la amiga fiel–, David Morse –el policía torturado–, Peter Stormare –prototipo de enamorado–, pero también los secundarios como la conmovedora Siobhan Fallon, vigilante del corredor de la muerte, o Jean-Marc Barr, patrón de la fábrica. Y hay conflictos de interés: la amistad mantenida a machamartillo, la custodia de un secreto, la comprensión del dolor ajeno, el sacrificio por el propio hijo... El desenlace, magistral, es el último capítulo que no es el último capítulo si uno no quiere que lo sea. Para entender esto último, ¡no dejes de ver esta joya!
8/10
(1999) | 98 min. | Thriller | Drama
La vida de una serie de patéticos personajes a los que une un videoclub, donde unos trabajan y otros alquilan películas. Allí están Leo, desconcertado cuando su esposa le comunica que espera un niño; el violento hermano de ésta; el tímido encargado del videoclub, que sólo sabe hablar de películas, y al que cuesta intentar entablar una relación con una camarera. El danés Nicolas Winding Refn escribe y dirige una película de trama más o menos sencilla, pero que es un auténtico ejercicio de virtuosismo técnico -los paseos de la cámara por los pasillos del restaurante, el videoclub y la librería, usando grandes angulares, son deslumbrantes-, a la vez que un desolador retrato de la condición humana, los personajes funcionan a modo de náufragos existenciales sin asideros ni creencias sobre los que fundamentar su día a día. De modo que, nunca mejor dicho, la sangre acabará llegando al río, violentamente. No obstante el director deja ligeramente entreabierta la puerta a la esperanza.
6/10
(2017) | 95 min. | Documental

Después de 10 años de éxito y fama en Israel, la prestigiosa bailarina Bobbi Jene toma la difícil decisión de volver a los Estados Unidos y trabajar de forma independiente. A los 30 años, y locamente enamorada de un joven bailarín israelí, deberá afrontar las consecuencias de dejar la estabilidad y la zona de confort y luchar por su arte en solitario, que se convertirá en más personal y rompedor que nunca. Este nuevo entorno, lejos de frenarla, hará florecer en ella toda su creatividad, imponiéndose a la escena de Nueva York con una intensa y violenta pieza de danza en la pondrá a prueba su propio lindar del dolor y su resistencia emocional.

(2018) | 108 min. | Drama Tráiler
Una película "rarita". Se basa en un relato de John Ajvide Lindqvist, una de cuyas novelas dio pie a Déjame entrar, una cinta de vampiros con marchamo de culto. La que nos ocupa aspira a alcanzar a la misma etiqueta "pata negra", pero sea como fuere, no nos engañemos, interesará sobre todo a la minoría anhelante de tramas bizarras que ricen el rizo, pues creen haberlo visto y desean ser sorprendidos a toda costa. Tina es una mujer fea. Yo aún diría más, muy fea. Nunca se ha sentido a gusto consigo misma. Trabaja en una aduana, y posee un don especial, un olfato casi animal, que le permite detectar el tráfico de mercancías ilegales. Demuestra el alcance de su don cuando detecta que un tipo llevaba en la tarjeta SIM de su móvil vídeos de pornografía infantil. En otra ocasión le llama la atención Vore, un tipo casi tan feo como él, que transporta gusanos y una incubadora para larvas. El tipo despierta su curiosidad, se produce una extraña afinidad, que trae algo de aliciente a una vida anodina, donde su tiempo lo reparte entre visitar a su padre anciano en una residencia, y en compartir casa con Roland, un noviete que se pasa todo el día viendo la tele y presentando a su perro a concursos. Quizá el mayor mérito de Ali Abbasi, director y coguionista, sea el de moverse entre diversos tonos, pues conviven el drama, el policíaco y el fantástico, y tan peculiar maridaje no chirría, y hasta se permite ofrecer una reflexión existencial sobre la condición humana, tremendamente deprimente, incluso buceándose sobre la crisis de identidad propia de quien no sabe quién es y cuál es el sentido de su vida; lo que no impide que el conjunto sea con frecuencia repulsivo, no apto para todos los paladares. Tiene mérito la interpretación de Eva Melander, que trasluce angustia vital, una infinita tristeza, y al mismo tiempo asoma en ella un increíble lado salvaje. Su maquillaje, así como el de Eero Milonoff, resulta convincente.
5/10
(2017) | 107 min. | Deportivo | Biográfico | Drama Tráiler
Una película modélica a la hora de ofrecer un acercamiento biográfico a dos tenistas excepcionales, el sueco Björn Borg, ya veterano en este deporte, y el estadounidense y joven John McEnroe, tomando como anclaje la histórica final de Wimbledon que les enfrentó en 1980. El cineasta danés Janus Metz, procedente del documental, y que aquí debuta en el largometraje de ficción, aprovecha su background para ofrecer un relato riguroso y creíble, que en ningún momento cede a los clichés hipersobados del subgénero del drama deportivo, como los efectismos extemporáneos, lo que no significa que el film carezca de emoción, estamos ante una trama que es pura épica. El guión de Ronnie Sandahl que Metz traslada a la pantalla, sabe entrelazar presente –el torneo de Wimbledon de 1980– con oportunos flash-backs acerca de la trayectoria de ambos tenistas, remontándose a sus épocas infantiles o de "teenagers". Lo que permite introducir escenas inteligentes, muy bien pensadas, que definen con justeza el carácter de cada uno, además de la presión ejercida por entrenadores, familia, seres queridos, o las distintas reacciones que invitan a la etiqueta fácil, ya sea la frialdad de Borg, o las rabietas más propias de adolescente de McEnroe. Los actores brillan con luz propia. Resulta fundamental, por supuesto, la versión adulta de los personajes, y ciertamente lo hacen muy bien Sverrir Gudnason y Shia LaBeouf, ambos muy contenidos en distintas direcciones, según lo requiere interpretar a Borg o a McEnroe. Pero también merece la pena señalar el trabajo de los actores jóvenes en estos personajes, Marcus Mossberg y Leo Borg, y Jackson Gann. La rivalidad deportiva y lo que puede ser su relación humana están perfectamente atrapadas. En este tipo de filmes, suele ser especialmente difícil de describir el entorno de los deportistas que aspiran a lo más alto, y que ejercen de un modo u otro una gran presión, no se les quiere decepcionar, y en el caso de los entrenadores, recurren a tácticas psicológicas de motivación que pueden tener efectos contraproducentes. Todo este delicado material está muy bien manejado, y se beneficia de las buenas interpretaciones de Stellan Skarsgård, que da vida a Lennart Bergelin, entrenador de Borg, Tuva Novotny, que es Mariana Simionescu, prometida de Borg, y Ian Blackman, el padre de McEnroe.
7/10
(2010) Serie TV | 520 min. | Drama
En vísperas de elecciones en Dinamarca, la líder del partido moderado Birgitte Nyborg consigue un óptimo resultado gracias a su mensaje fresco, combinado con un feo caso de uso de tarjeta de crédito oficial en un gasto privado del primer ministro, del partido liberal, y por el intento torticero de manipular los hechos de su rival, del partido laborista. Comienzan las negociaciones para formar gobierno, y la reina encarga a Birgitte la tarea, que no va a ser tan sencilla como parecía. Mientras, la periodista Katrine Fønsmark, que salía con el jefe de prensa del ministro, está destrozada porque éste, casado y con hijos, murió casi en sus brazos de un infarto, y ha tenido que ocultar los hechos pare evitar un mayúsculo escándalo que podría dar al traste con su carrera. Inteligente serie televisiva danesa, que sabe pintar con cierto realismo al estilo El ala oeste de la Casa Blanca, los intríngulis del poder político y mediático en el contexto social danés. Unos guiones elaborados, una buena puesta en escena, y un puñado de actores con talento logran el apetecido resultado de que el espectador enganche, a la vez que hace reflexionar sobre el juego sucio que domina en las luchas por alcanzar el poder –no por casualidad la serie arranca con una cita de Maquiavelo–, y la falta de solidez en las relaciones, a la trata de contraponerse la estabilidad familiar inicial de Birgitte.
6/10

Últimos tráilers y vídeos