IMG-LOGO

Biografía

Lambert Wilson

Lambert Wilson

61 años

Lambert Wilson

Nació el 03 de Agosto de 1958 en Neuilly-sur-Seine, Hauts-de-Seine, Francia

Actor antes que fraile

17 Mayo 2011

Hijo de actor, dotado de buena voz para la música, ha hecho el papel de su vida en la extraordinaria De dioses y hombres. Puede que pasados los 50 haya llegado la hora de Lambert Wilson.

Lambert Wilson nació en Neuilly-sur-Seine, Francia, el 3 de agosto de 1958. Sin embargo el apellido denota que sus orígenes no son exactamente franceses, y en efecto, su padre era irlandés, y también actor, Georges Wilson (1921-2010). Celoso de la intimidad familiar, parece que Wilson padre ocultaba a la prensa que tenía esposa y dos hijos –uno de ellos, Lambert–, cara a no tener que soportar el acecho de los papparazzi. El propio Lambert parece haber heredado este cuidado por lo personal, pues poco se sabe de él aparte de que lo pasó mal con la muerte, casi seguida de su madre y padre, y de un colapso nervioso poco después, donde estas muertes y el mucho trabajo parece que confluyeron negativamente.

El gusanillo de actuar prendió claramente por vía paterna, y Lambert, tras hacer el bachillerato en Francia, estudió en el Centro Dramático de Londres, entre 1975 y 1977. Su debut actoral fue justamente en teatro, en París, acompañado de su progenitor. Éste también le dirigiría en cine, en La mujer salvaje (1989).

Aparte de la interpretación pura y dura, Lambert canta en directo como barítono, y ha estado en obras como “A Little Night Music”. Ha grabado discos, y manifiesta su admiración por clásicos como Leonard Bernstein. Desde luego, era una elección natural para Alain Resnais en su sorprendente musical On connaît la chanson (1997); repetiría con este director en Pas la bouche (2003) y Asuntos privados en lugares públicos (2006).

En su país ha trabajado con André Techiné –La cita (1985)–, Valeria Bruni TedeschiEs más fácil para un camello... (2003)–, Valérie Lemercier –¡Palacio real! (2005)–. Otros directores europeos de prestigio con los que ha estado son el español Carlos SauraEl Dorado (1988)–, el polaco Andrzej WajdaLos poseídos (1988) y el británico Peter Greeneway –El vientre del arquitecto (1988)–.

El actor reconoce tener cierta frustración con el cine americano, porque su sueño adolescente era triunfar en ese cine, que amaba, y acabó estando en películas bastante mediocres. Cierto que tuvo una fugaz presencia en Julia (1977) –Fred Zinnemann le requiría para un papel mejor en Cinco días, un verano (1982)–, y James Ivory lo reclutó para Jefferson en París (1995), pero Estados Unidos se le ha resistido, y sus papeles en el fiasco Catwoman (2004) o las matrixeras Matrix Reloaded (2003) y Matrix Revolutions (2003) con el papel de Merovingian, no son exactamente memorables. Lo mismo cabe decir de Timeline (2003), Sahara (2005) y Babylon A.D. (2008), e incluso de Un plan brillante (2007), a pesar de coincidir con Michael Caine.

Wilson reconoce que no era la elección obvia para interpretar al hermano Christian en De dioses y hombres (2010), la conmovedora película sobre los monjes mártires en Tibberine, Argelia, premiada en Cannes. “Hay algo en mí de monje, algo que se ve atraídos por los temas de fe, no la religión, sino la fe y la espiritualidad”, comentaba en entrevista al New York Times. Tal vez lo dice por su carácter solitario, que le ha hecho sentirse triste cuando le ha tocado trabajar en Los Ángeles. También interpretaría a un hombre de fe, un hugonote, en La princesse de Montpensier, donde Bertrand Tavernier adapta una obra de Madame de La Fayette. Ambas películas se vieron beneficiadas del talento cantarín de Wilson.

Filmografía
De Gaulle

2020 | De Gaulle

Primer largometraje estrenado en la gran pantalla sobre la figura del general francés, muestra la historia nunca explicada de cómo Charles De Gaulle se convirtió en el gran héroe de la resistencia en Francia durante la invasión alemana en la Segunda Guerra Mundial, y las circunstancias familiares que vivió en aquellos días. La película se estrena coincidiendo con el 130 aniversario del nacimiento del general, 80 años de la famosa locución en Londres, y 50 de su fallecimiento.

Tout de suite maintenant

2018 | Tout de suite maintenant

La clase de piano

2018 | Au bout des doigts

Un joven toca el piano en una estación de París. Cuando termina la pieza se le acerca un hombre, Pierre, director del conservatorio de París, que ha escuchado boquiabierto su ejecución en medio del bullicio de la estación. Le recomienda que le llame, pues ve en él un increíble talento. Pero Mathieu Malinski, que así se llama el chaval, es reacio al ofrecimiento. Si embargo, acabará en el conservatorio de rebote, haciendo horas de limpieza para cumplir con el trabajo social impuesto por un delito de robo. El francés Ludovic Bernard escribe y dirige una de esas películas que indaga en el potencial oculto en tantas personas, en su capacidad excepcional de generar belleza. En este caso, Mathieu (Jules Benchetrit) es un virtuoso del piano, un joven que sin una educación especial posee un talento casi innato para trasladar un volcán de emociones a las teclas. Prácticamente se transporta cuando fluye la música hacia sus dedos. Criado en una familia sin padre, con escasos recursos económicos y con amistades poco deseables, Malinski no ha tenido oportunidades para hacer brillar su don y su humilde procedencia ha hecho mella en su carácter, se ha vuelto desconfiado, orgulloso y arisco, de modo que carece de confianza en sí mismo, esa misma confianza que rebosa en Pierre y en su estricta profesora, la condesa. De modo que en el campo docente estará la paciencia, la autoridad, la mano izquierda para ir guiando al aprendiz hasta la explosión de su talento. La clase de piano es una película optimista, algunos dirán que demasiado, pero la emoción que genera en algunas de sus escenas es genuina, especialmente cuando están de por medio Liszt o Rachmaninoff. Es cierto que la historia se desarrolla por un itinerario que cualquier espectador podría trazar con los ojos cerrados, ese final corriendo por las calles de París, o que su esquema es muy tópico (chaval desfavorecido, profesor, conflicto, triunfo), aunque también hay escenas formidables, como la del encuentro nocturno con el piano. Y se echa en falta información de los personajes (en la madre, en Mathieu, en la esposa de Pierre), pero en conjunto es una película correcta, agradable en todo momento, que empuja a buscar lo mejor de sí mismo, a perseverar en el intento y a aceptar la ayuda que se nos presta. El trío de actores protagonistas está muy bien, especialmente los veteranos, Lambert Wilson y Kristin Scott Thomas, que encarnan a profesores capaces de jugarse su prestigio por lo que creen.

6/10
Corporate

2017 | Corporate

A Emilie Tesson-Hansen la reclutan como jefa de recursos humanos de Esen, multinacional del sector alimentario, con la sucia misión de conseguir reducir la plantilla sin despidos, por el método carente de toda ética de presionar a los trabajadores y colocarles en situaciones adversas que no puedan soportar, hasta que ellos mismos dimitan. Realiza su función sin remordimientos aparentes, hasta que una de sus víctimas trata desesperado de hablar con ella, para pedirle explicaciones. Como ella no le hace caso, acaba suicidándose, saltando por la ventana de la oficina… Tratará de ocultar su responsabilidad a una inspectora de trabajo que realiza pesquisas sobre el asunto. Debut en el largo, tras varios cortos, del francés Nicolas Silhol, que va en la línea de filmes empresariales como Glengarry Glen Ross, El empleo del tiempo o Margin Call, que muestran el lado oscuro del capitalismo, y el canibalismo descontrolado al que está derivando en las últimas décadas, sacrificando a las personas en aras del beneficio. El guión, que también ha coescrito, se inspira en el escalofriante caso de la cadena de empleados que se quitaron la vida en la más conocida de las multinacionales de telecomunicaciones de Francia, suceso que ya dio lugar a un film español, La punta del iceberg, interesante pero no del todo redondo. Ha escogido un tono de thriller psicológico, lo que da pie a secuencias cada vez más angustiosas, a veces cercanas al cine de terror. Denuncian hasta donde se puede llegar a la hora de manipular, pero el film se decanta por explorar las posibilidades de redención, ofreciendo una visión no tan negativa como todo indica en un principio. Aunque todo el reparto cumple, impresiona sobre todo la protagonista, Céline Sallette (De óxido y hueso, María Antonieta), una ejecutiva ‘asesina’ que empieza a recuperar la humanidad. Deja sin respiración en las escenas en las que se cambia de blusa y se aplica desodorante para mantenerse impecable, escondiendo la suciedad, imágenes que funcionan como metáfora de su estado de ánimo, y en una fingida entrevista de trabajo con su marido –un hombre que en aras de la conciliación ha sacrificado su trabajo para cuidar al hijo de ambos, ya que el film trata de cuestiones de rabiosa actualidad–. Este último momento sirve al personaje central como punto de inflexión para tratar de reconvertirse en heroína.

7/10
Telle mère, telle fille

2017 | Telle mère, telle fille

Cambio de reinas

2017 | L'échange des princesses

Europa, 1721. Las guerras entre Francia y España están diezmando ambos países. Urge una tregua, un periodo de paz. Concertar matrimonios adecuados entre ambos reinos consolidaría la estabilidad entre las dos mayores potencias europeas. Así se acuerda que la niña princesa María Victoria, hija del rey de España, Felipe V, sea dada en matrimonio al jovencísimo rey de Francia, Luis XV. Al mismo tiempo, Luisa Elisabeth de Orleans, hija del regente de Francia, es dada en matrimonio al heredero de la corona española, el príncipe Luis. Sin embargo, ambos enlaces serán complicados. Buen ejemplo de película histórica, que recrea un controvertido y crítico episodio que tuvo lugar en las cortes francesas y españolas a comienzos del siglo XVIII. El director francés Marc Dugain, cuya mayor contribución cinematográfica hasta el momento es quizá el guión de El pabellón de los oficiales, adapta la novela de Chantal Thomas para entregar un trabajo delicado, de corte académico y equilibrado, donde se ha cuidado especialmente la puesta en escena, ceremoniosa y realista, que transmite muy a las claras los aburrimientos y tiranteces de la vida palaciega. La magnífica y clásica partitura de Eric Chevallier y la fotografía de Gilles Porte realzan el conjunto. Dugain transmite bien la obsesión de las monarquías por perpetuarse, aun a costa de infelicidades y fracasos. Y hace un eficaz retrato de los personajes, en donde sale quizá peor parado un atormentado rey de España (un Lambert Wilson un tanto histriónico) a favor del un joven y reflexivo monarca francés (magnífico Igor Van Dessel). Se muestran asimismo mezquindades típicas de la corte e inmoralidades por igual, aunque siempre sin salirse de cierto estilo formal. Por otra parte, aunque se narra una época convulsa de la historia europea, y así se apunta en el film, el director centra su historia únicamente en lo que sucede en ambas cortes y únicamente en lo que se refiere a los matrimonios concertados, con un montaje paralelo eficaz y sencillo, obviando cualquier hecho exterior. Esto junto a las dos horas de metraje quizá aporta cierta asfixia y monotonía al conjunto, lo cual puede ser también en cierto modo lo que se pretendía. Destaca por lo demás el trabajo de Anamaria Vartolomei como Luisa Elisabeth y de la jovencita Juliane Lepoureau en el de la princesa-niña María Victoria.

6/10
Assolo

2017 | Assolo

Jacques

2016 | L'odyssée

Biopic del célebre investigador oceanográfico francés Jacques-Yves Cousteau (1910-1997), tremendamente popular gracias a sus documentales submarinos, como el famoso El mundo del silencio, que ganó la Palma de Oro en Cannes en 1956. La película, que no ha contado con la intervención de la fundación que él creó para asegurar su legado, incluye sus muchas exploraciones y aportaciones científicas y técnicas al conocimiento de los mares, pero se fija también en su lado humano, para así ofrecer un cuadro más amplio y complejo del personaje. Jérôme Salle (El secreto de Anthony Zimmer, Zulú) entrega una cinta que intenta no mostrar a Jacques Cousteau de un modo plano, pero a la hora de mostrar su lado más oscuro (infidelidades matrimoniales, vanidad y búsqueda de focos, dificultades para conectar con sus hijos, especialmente con el cineasta Philippe...) tiene el mérito de no demonizarlo, algo a lo que ayuda también la feliz interpretación de Lambert Wilson. La relación con el hijo pequeño (Pierre Niney) es ilustrativa de las dificultades de salir adelante a la sombra de un progenitor famoso. Aunque la cinta no logra un completo equilibrio –a la vida luminosa del principio, cuando los hijos son aún unos niños, sigue cierta brusquedad en el distanciamiento del protagonista hacia su mujer (bien Audrey Tautou) e hijos, por ejemplo–, se logra crecer en intensidad dramática, hasta llegar a la memorable y catártica expedición a la Antártida. Entre medias hay preciosas imágenes de la fotografía submarina, y está muy bien rodada, pletórica de suspense, la secuencia de la filmación de los tiburones.

6/10
La vaca

2016 | La vache

Segundo largometraje como realizador y guionista de Mohamed Hamidi, con muchos puntos en común con el primero Mi tierra, donde un joven viajaba de Francia al pueblecito de sus padres, emigrantes procedentes de Argelia. Aquí se produce el viaje contrario. Fatah, granjero argelino de una remota localidad donde todos se conocen, recibe una invitación para que su vaca, Jacqueline, participe en un concurso que tiene lugar en el Salón de la Agricultura de París. Debe sufragarse él mismo los gastos de desplazamiento, pero no tiene dinero. Cuando sus vecinos reúnen lo necesario para el ferry hasta Marsella, decide que recorrerá el resto del camino, hasta la capital, a pie, junto a Jacqueline. Estamos ante una sencilla y predecible comedia con estructura episódica de ‘road movie’, y tono amable. Sin embargo, sorprende al espectador, pues consigue arrancar carcajadas, en enorme medida por el buen trabajo de Fatsah Bouyahmed, también presente en el anterior trabajo del realizador, pues se trata de uno de esos actores de rostro particular y comicidad natural que saca mucho partido a las situaciones cercanas al surrealismo del film. Le arropa un competente reparto, en el que destaca el quizás infravalorado Lambert Wilson, como aristócrata venido a menos, y Jamel Debbouze, recordado como ayudante del frutero de Amélie, en esta ocasion el desagradable cuñado del personaje central. Aquí hasta la vaca tiene cierta gracia en sus apariciones en pantalla.  Aborda el choque cultural, con una bonhomía un tanto exagerada pero se beneficia de su pretendida ligereza y falta de pretensiones. Toma como referencia La vaca y el prisionero, clásico protagonizado por Fernandel, cuyas imágenes aparecen en un momento dado de la trama.   

6/10
Las confesiones

2016 | Le confessioni

Una cumbre del G8 tiene lugar en un gran palacete de la costa alemana. Hay pendiente la toma de una importante decisión que puede determinar el curso económico de los próximos años. En estricta reclusión pasarán ahí unos días los ministros de economía de los países más ricos del mundo, presididos por Daniel Rochè, director de Fondo Monetario Internacional. Pero, para asistir al evento, éste también ha invitado a otras dos personas completamente ajenas al mundo económico: la escritora Claire Seth y el monje Roberto Salus. Más que sugerente película dirigida por Roberto Andò, quien vuelve a contar con el protagonista –el gran Toni Servillo– de su anterior film, Viva la libertà. Andò entrega un film inusual, cuyo insólito planteamiento tiene algo de surrealista y anacrónico: un monje cartujo, con su hábito medieval, paseándose por entre las pulcras paredes de un amplio palacete en donde se reúnen los hombres más poderosos del mundo. No es muy corriente en los tiempos que corren que las conciencias de ministros y políticos reclamen arrepentimiento y el guión deja claro que esos prohombres del mundo toman sus decisiones siendo perfectamente conscientes de los males que provocarán con ellas. Unos sufren más y otros menos, pero nadie queda al margen. Andò refleja así la seria responsabilidad que pesa sobre los gobiernos que toman decisiones macroeconómicas para servir a sus propios intereses, líderes capitalistas que supeditan muchas veces sus políticas a ecuaciones y números abstractos olvidando la justicia y la vida real de las personas. Pero no vaya a creerse que Las confesiones es una película religiosa. El guión de Angelo Pasquini y del propio Andò toca lógicamente esa dimensión, pero se acerca a ella muy de puntillas, de modo difuso, poco ortodoxo, lo cual no impide formular la idea de fondo de que detrás de la historia hay fuerzas misteriosas que mueven los asuntos humanos. Visualmente el cineasta italiano impregna la película de una atmósfera verdaderamente hipnótica (al estilo de su compatriota Paolo Sorrentino), con un elegantes encuadres de pasillos y habitaciones de hotel, lugares a menudo silenciosos, claroscuros, que invitan a los secretos, las escapadas furtivas. A ese primoroso aspecto formal –ayuda la música de Nicola Piovani– se suma una trama que invita levemente a la intriga, quizá con crimen de por medio, y ese ambiente subyugante se incrementa con la presencia del enigmático protagonista, un monje lacónico, inteligente, a quien Andò hace partícipe de las confidencias de los personajes. De todas formas, el espectador no las tiene todas consigo con Salus, mientras que Andò juega también a la ambigüedad con escenas brillantes como la del perro en la mesa de la reunión –el “tamquam leo rugiens circuit” de la Escritura– o la del discurso final. El plantel de actores es un lujazo, con el excepcional Toni Servillo a la cabeza, pero seguido muy de cerca por Daniel Auteuil o las actrices Connie Nielsen o Marie-Josée Croze. Película singular, un poco desconcertante, que quizá no aprovecha todo su potencial, pero que da que pensar.

6/10
Suite francesa

2015 | Suite française

1940. En un pueblo de la campiña francesa, Lucile Angelier aguarda noticias de su marido, alistado en el ejército que trata de detener sin éxito a las tropas nazis. Éstas llegan al lugar, por lo que Lucile y su codiciosa suegra se ven obligadas a alojar en su residencia a Bruno, un refinado oficial alemán que toca diariamente una misteriosa melodía en el piano, y por el que la joven comienza a sentir cierta atracción. La novela en la que está basada Suite francesa obtuvo un enorme éxito cuando se publicó en 2004, más de seis décadas después de la muerte de su autora, la judía de origen ucraniano Irène Némirovsky, que habiéndola dejado inconclusa y oculta en una maleta, fue deportada a Pithiviers y después a Auschwitz, de donde ya nunca saldría. Su hija conservó el cuaderno en el que estaba escrita pero durante muchos años se negó a leerlo, pensando que contenía un diario demasiado duro. Hasta los 90 no se dio cuenta de que se trataba de una novela. La adaptación al cine se centra en "Dolce", la segunda de las dos partes del volumen publicado. Los numerosos personajes que huían de París en la primera, "Tempestad en junio", han quedado resumidos en las imágenes que muestran a las masas que han huido de París, cuando comienzan los bombardeos alemanes. También se conserva un esquema de lo que iba a ser la tercera parte literaria, que ha inspirado la dirección que toma el guión del film en su tramo final. Así las cosas, los lectores reconocerán la obra original a ratos. Aún así, el director y coguionista Saul Dibb, responsable de La duquesa, firma un film eficaz, que mantiene más o menos la elegancia del libro, y sobre todo se engrandece por la trabajada interpretación de Michelle Williams, y su suegra en la ficción, la siempre inmensa Kristin Scott Thomas. Sin llegar a la misma altura, no desentonan Matthias Schoenaerts (De óxido y hueso), el nazi, y en papeles más secundarios, Sam Riley o Margot Robbie. El desarrollo de Suite francesa muestra un mosaico de las diferentes posturas que toma la población para salir adelante en circunstancias duras, incluyendo los que inician una relación sexual con el enemigo (el personaje de Robbie), los que tratan de mantener la dignidad iniciando la Resistencia, los que sacan tajada económica de la población... En suma, las virtudes del film compensan su academicismo, sus elementos propios de culebrón y una puesta en escena a ratos un tanto fría.

6/10
Perros rabiosos

2015 | Enragés

Cuando el robo de un banco sale mal, la banda de cuatro delincuentes emprende la escapada. Así acabarán tomando como rehénes a un padre y su hijo enfermo y a una mujer. En su desesperada huida salir indemnes para todos ellos no será empresa fácil. Entretenido thriller dramático, con secuencias de acción y una intensidad más o menos lograda. Aunque no se trate de una maravilla, el guión –adaptación de un relato de Michael J. Carroll– está bien trabado y además cuenta con intérpretes de cierto renombre como Lambert Wilson y Virginie Ledoyen, que encarnan a los rehénes

5/10
De 5 a 7

2014 | 5 to 7

Brian (Anton Yelchin) es un joven aspirante a novelista que vive en Nueva York. Un día conoce a una bella mujer llamada Arielle (Bérénice Marlohe), la mujer de un diplomático francés. Pronto comienzan una relación extramatrimonial con un acuerdo bastante sencillo. Todo empieza a complicarse cuando los padres de Brian no entienden la inusual relación de su hijo. Pero lo que hay entre Brian y Arielle es otra manera de ver y vivir el amor.

Barbacoa de amigos

2014 | Barbecue

Un grupo de amigos ha mantenido su franca camaradería desde la época en que se conocieron en las aulas de la facultad de empresariales, hace ya unos cuantos años. Las barbacoas de los fines de semana y las vacaciones compartidas, donde acuden también los cónyuges respectivos, son todo un ritual. Pero esa relación, en la que toda parecía ya previsible, sufre un pequeño vuelco cuando Antoine, en vísperas de cumplir 50 años, sufre un infarto. Se recupera bien, y desde entonces tiene una visión de la vida donde quizá ha ganado en aspectos como el de quitar importancia a ciertas obsesiones contemporáneas sobre la salud y las dietas, pero a cambio su sinceridad brutal le lleva cierto cinismo y aires de superioridad hacia los otros, que tienen sus consecuencias. Una amable comedia coral, muy francesa, con excelente reparto encabezado por Lambert Wilson, que sigue la tradición de los encuentros y desencuentros, sentimentales y amorosos, en la campiña francesa. Ofrece fundamentalmente el punto de vista masculino, las mujeres son más comparsas, excepto la separada y algo alocada Olivia. Hay pasajes francamente graciosos, pero también cierta sensación reiterativa en el film de Eric Lavaine, los caracteres de los personajes quedan enseguida definidos –el tipo plomazo, el simplón, el preocupón incapaz de confiarse a nadie, el incapaz de admitir que la ruptura con su mujer fue un error-, y la cosa parece no consistir en otra cosa que en bromear con ligereza acerca de su personalidad, ello salpicado con detalles que prueban la fuerza de los lazos entre unos y otros. De todos modos se agradece el canto a la amistad en que consiste el film, que viene a señalar que por encima de altibajos, encuentros y desencuentros, está la lealtad que saber perdonar y mantener viva la llama de forma de amor tan hermosa.

5/10
Molière en bicicleta

2013 | Alceste à bicyclette

Con ocasión de un montaje teatral de “El Misántropo” de Molière, el afamado actor Gauthier Valence –popular ahora gracias a una exitosa serie médica en televisión– acude a su viejo compañero de armas Serge Tanneur, también actor veterano, que vive retirado en la Isla de Re desde hace años. Su intención es que acepte trabajar con él en la representación. Muy reticente al principio, Serge irá sin embargo sintiendo de nuevo el gusanillo de la interpretación y sin dar una respuesta definitiva, los dos viejos colegas iniciarán unos días de ensayos en los papeles de Alcestes y Filinto. El francés Philippe Le Guay (Las chicas de la sexta planta) pergeña una pequeña e inspirada comedia en torno al mundo de la interpretación. Lo hace de modo costumbrista, planeada no sobre las tablas sino en la fascinación que ejercen las grandes creaciones sobre las vidas de los actores, los cuales van desplegando sus ensayos en medio de sus vidas cotidianas, a modo de réplicas y diálogos que saben casi de memoria, como si de un perpetuo “tête a tête” se tratara. Los leves matices de la actuación están muy, muy logrados, al igual que el mundo, digamos, vanidoso del actor, pleno de rencillas y rivalidades, como una vocación tan implícita como abiertamente competitiva. Hay en este sentido, leves golpes de humor que funcionan y resultan sintomáticos, como la susceptibilidad a la crítica, los accidentes de bicicleta, la irrupción de los móviles, etc. En este homenaje al mundo de la representación, de la interpretación en cualquiera de sus formas –teatro, cine, televisión– brillan de modo superlativo precisamente los actores. Tanto Lambert Wilson (De dioses y hombres) como Fabrice Luchini (En la casa) demuestran ser unos de los mejores actores franceses del momento y bordan a sus personajes, tipos muy normales incapaces de comportarse a veces como adultos, caprichosos y aun mezquinos, inermes por ejemplo ante la irrupción de una mujer bella. Aunque es verdad que en este sentido el contrapunto del personaje de Francesca (Maya Sansa) resulta algo forzado, aunque sirva al director para determinar el colofón de la función.

6/10
Houba! Le Marsupilami et l'orchidée de Chicxulub

2012 | Houba! Le Marsupilami et l'orchidée de Chicxulub

Vous n'avez encore rien vu

2012 | Vous n'avez encore rien vu

Antoine d'Anthac, famoso autor dramático, convoca desde el otro mundo a todos sus amigos que interpretaron su pieza "Eurídice". Estos actores tienen como misión ver una grabación de esta obra interpretada por una compañía joven, La Compagnie de la Colombe. ¿El amor, la vida, la muerte o el amor después de la muerte siguen teniendo sentido sobre el escenario de un teatro? Son ellos quiénes deben decidir. Y las sorpresas apenas acaban de comenzar...

La princesse de Montpensier

2010 | La princesse de Montpensier

Adaptación de un relato de la aristócrata francesa Madame de La Fayette (1634-1693). La película, como el libro, transcurre en el territorio francés del siglo XXVI, cuando católicos y protestantes se enfrentaban en cruentas guerras. La joven Marie de Mèzières está enamorada del duque de Guise, aunque su padre le tiene preparado otros planes: Marie deberá casarse con el príncipe de Montpensier, un hombre a quien no conoce.

5/10
De dioses y hombres

2010 | Des hommes et des dieux

Conmovedora película basada en hechos reales acaecidos en 1996, el secuestro y asesinato de siete monjes cistercienses en Tibhirine, Argelia. El film sigue la vida cotidiana y pacífica de los frailes de una abadía en las montañas del Atlas, que celebran a diario la liturgia de las horas, realizan sus labores de estudio y cultivo de la tierra, y atienden a la población de la zona, mayoritariamente musulmana, en su modesto dispensario médico. Aquello es un modelo de convivencia y respeto de las creencias del otro, guiado por la caridad. Pero el clima político se está enrareciendo. Un grupo de fanáticos islámicos perpetra una matanza de obreros croatas cristianos que operaban a pocos kilómetros. Y se plantea a los monjes la disyuntiva de afrontar el peligro real de morir a manos de los violentos, o retirarse a una zona más segura. Las autoridades preferirían un decantamiento por la segunda opción, pero el abad Christian de Chergé, los padres Christophe Lebreton, Célestin Ringeard, Bruno Lemarchand y Amadée Noto, y los hermanos Luc Dochier, Paul Favre-Miville y Michel Fleury no lo tienen tan claro. Se debaten entre el amor de Cristo que les ha llevado hasta allí, la lealtad que deben a la población civil cuya vida peligraría si se fueran, y un elemental instinto de supervivencia.El francés Xavier Beauvois entrega una obra auténtica, sincera, emocionante. Sin trampa ni cartón, con un 'tempo' prodigioso, desde su primer tramo en que pone todas las piezas de la trama sobre el tablero. No hay espacio para el edulcoramiento, ni para poner el énfasis en ciertas facetas de la vida del monje, obviando otras por las razones que fueren. Vemos reflejado bien su día a día, y cómo el amor de Dios es lo que les permite seguir adelante, a tal respecto funciona a la perfección la escena en que el hermano Luc explica a una jovencita musulmana los síntomas del enamoramiento. También llama la atención cómo se reconoce la autoridad del abad, pero al tiempo la comunidad escucha todos los puntos de vista sobre lo que deben hacer, antes de tomar decisiones, ponderándolos en la oración. Lo propio de unas personas entregadas a Dios, como es el caso, sería su disposición a dar la vida si es preciso. Pero Beauvois, apoyado por un reparto excepcional -los actores convierten en reconocibles a cada monje, tarea nada sencilla-, nos pinta a personas de carne y hueso, con buenos deseos pero también atenazados por el miedo. La exposición de su parecer, y la evolución a medida que pasan los días, están muy bien perfiladas, resultan creíbles en el entrelazamiento entre su humanidad y su fe, débiles y a la vez fuertes. Lo que da pie a pasajes sublimes, en especial esa verdadera epifanía sostenida con la música de Tchaikovsky. No tiene la película de Beauvois una intencionalidad política, no se trata de un ajuste de cuentas o de una reclamación del esclarecimiento de unos hechos que continúan todavía sin resolverse. Resulta difícil, por no decir imposible, señalar a un personaje que quede en penosísimo lugar, de todos se da información justa para entenderlos. De hecho, y aunque veamos las consecuencias destructoras del odio y la manipulación de lo más sagrado, estamos por encima de todo ante una historia del triunfo del amor, muy bien narrada, una auténtica inspiración. Con toda justicia ganó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cannes.

10/10
Como los demás

2008 | Comme les autres

Los tiempos cambian que es una barbaridad. Este film francés así lo quiere hacer notar con un planteamiento de lo más “moderno” y todo lo políticamente correcto que uno se pueda imaginar. Manu y Philippe son gays, están enamorados y viven juntos en el barrio parisino de Belleville. Ambos son cuarentones, buena gente, tienen buenos trabajos y aparentemente son felices. Sin embargo, un día la pareja discute porque Manu quiere tener un hijo y Philippe prefiere no oír hablar del tema. Pero como Manu está dispuesto a hacer todo lo que esté en su mano para lograrlo, deciden separarse. La solución para Manu pasará por una boda de conveniencia con Fina, una joven argentina, atractiva y sin papeles, que está dispuesta a alquilar su vientre a Manu para que tenga al hijo deseado. La película dirigida en clave de comedia por Vincent Garenq no esconde su aire amablemente reivindicativo a la hora de mostrar lo normal que es ser homosexual, llevar una maravillosa vida gay y tal y tal. De hecho, el título es muy claro a este respecto: la ideología de género ha de incluir también la cuestión de la adopción. Manu y Philippe son como cualquier otra pareja heterosexual que se quiere, discute, etc., o incluso parecen más sensatos y equilibrados, ya que ellos son ejemplares en sus trabajos –Manu es pediatra, nada menos– y la relación con sus familias, padres, tíos, cuñados y sobrinos, es todo lo idílica que uno puede desear. Son la pareja perfecta, como dice uno de los personajes. La historia no aporta demasiado, pero los responsables han hecho lo posible por vender su idea satisfactoriamente y sin acritud. Y así han dado entrada a un sentido del humor simpático y a un lenguaje decididamente poco agresivo, lo cual se agradece, y también el guión retuerce el planteamiento de la ‘homoparentalidad’ hasta extremos tan exagerados, que la historia se transforma en un auténtico culebrón al más puro estilo Almodóvar, aunque ciertamente mucho más elegante de lo habitual en el cineasta manchego. Por lo demás, hay un buen trabajo interpretativo, con Lambert Wilson a la cabeza, y también destaca el papel de la española Pilar López de Ayala, aunque no deje de ser una comparsa. De todas formas, quien sorprende con los mejores momentos del film es quizá la actriz Anne Brochet (Cyrano de Bergerac), quien en sus pocas apariciones está llena de comicidad y ternura.

4/10
Proyecto Lazarus

2008 | The Lazarus Project

Un hombre pierde a su familia de modo traumático, y para sobrevivir al golpe y volver al ser feliz deberá asumir nuevos retos. Se someterá así a unas extrañas pruebas que pondrán en juego su fe y que tienen que ver con una realidad mística más allá de la muerte. La película, a medio camino entre el drama y el thriller de misterio sobrenatural, aporta variados momentos de tensión e imágenes inquietantes. Protagoniza uno de los actores como más tirón entre el público joven, Paul Walker, coprotagonista de Fast & Furious. Aún más rápido.

4/10
Babylon

2008 | Babylon A.D.

Futuro más o menos próximo. El mundo es una especie de caos, con guerras por doquier, atentados a todas horas y detritus y contaminación más que abundantes. Hay drogas, religiones raritas, grandes corporaciones que hacen su agosto, y una situación de las fronteras no muy clara con países curiosos como Nueva Serbia. En este panorama se desenvuelve Thoorop, un duro mercenario que se vende al mejor postor. Y a él acude un tal Gorsky, que le encomienda llevar a Aurora, una joven de aspecto puro, a Nueva York, siempre acompañado de la hermana Rebecca, su “ángel guardián”; si acepta le concederán una nueva identidad, lo que le permitirá regresar al Canadá de sus ancestros. Pero, claro, correrá mil peligros, y descubrirá sucios intereses en torno a Aurora, pues la extraña gran sacerdotisa de los neolitas quiere manejarla a la chica a su antojo. El actor pasado a director Matthieu Kassovitz cada vez parece más despistado en la segunda faceta. Si obtuvo el aplauso de la crítica con El odio, y entregó un thriller razonable con Los ríos de color púrpura, luego perdió el norte en Gothika, y aquí filma un título donde la ciencia ficción tiene muy escaso interés (el tema de las seudorreligiones y de la escena internacional del futuro no son explotados convenientemente) y la acción mamporrera cansa un poco: no está mal el atentado del mercado, pero hay pasajes gratuitos como el del submarino o el de las motos de nieve, cuya función parece exclusivamente ocupar minutaje de la cinta. La estética de futuro cutre es deudora de Hijos de los hombres, pero la distancia que separa a uno y otro film es como la de la noche y el día. Vin Diesel se limita a poner cara de chico duro, capaz de soltar alguna lagrimita, mientras que da pena ver a actores de la talla de Gérard Depardieu, Charlotte Rampling y Michelle Yeoh estar ahí y poco más.

3/10
Le grand alibi

2008 | Le grand alibi

Un individuo aparece asesinado en la casa del senador Henri Pages, donde ha ido a pasar el fin de semana. La esposa de la víctima parece ser la culpable, pues tenía en su poder un revólver. El teniente Grange, que investiga el caso, descubre que todos los invitados tenían motivos para desear la muerte de la víctima. Correcta, pero poco más, esta adaptación de una novela de Agatha Christie cuenta con varias estrellas del cine francés en el reparto, como Miou-Miou y la veterana Emmanuelle Riva.

4/10
Un plan brillante

2007 | Flawless

Entretenido cine comercial, al que se le habría agradecido un punto más de la brillantez que se promete en el título. La película arranca con una periodista joven y despreocupada, que se dispone a entrevistar con desgana a una anciana que en los años 60 llamó la atención por ser la única mujer alto cargo en la London Diamond Corporation, la máxima empresa londinense fabricante de diamantes. Pero Laura pronto capta la atención de su interlocutora cuando le muestra una joya de enorme tamaño y se dispone a contarle cómo perpetró un audaz robo con la ayuda de Hobbs, encargado de la limpieza y mantenimiento del edificio de la compañía. El británico Michael Radford plasma en imágenes el guión de Edward Anderson, acerca de un robo sorprendente, que no podemos explicarnos cómo se ha llevado a cabo. Y alrededor coloca detalles de machismo rampante que discrimina a una mujer competente (la recuperada Demi Moore), y de crítica como de pasada a los “diamantes de sangre”, a las aseguradoras y a los grandes centros de poder político y financiero. Pero sobre todo estamos ante una historia de despecho –las razones del personaje de Michael Caine sólo quedarán claras al final–, en que la elegancia de las interpretaciones ayuda mucho a sostener un conjunto que si se piensa un poco, resulta endeble. En efecto, al supuesto perspicaz investigador de Lambert Wilson se le escapan bastantes cosas, y el modo “casual” en que las cámaras de circuito cerrado de televisión no estropean el golpe tiene algo de risible, que se reparte entre efecto buscado y efecto no deseado al cincuenta por ciento.

6/10
Asuntos privados en lugares públicos

2006 | Coeurs

El octogenario maestro del cine francés Alain Resnais se hace de rogar teniendo en cuenta que desde su gran éxito On connaît la chanson, de 1997, sólo había rodado una película, Pas sur la bouche, inédita en muchos países, entre ellos España. Con esta adaptación de la obra teatral “Private Fears in Public Places”, de Alan Ayckbourn, el cineasta ganó el León de Plata al mejor director en Venecia en 2006, mientras que Laura Morante se hizo con el premio Pasinetti a la mejor actriz. Entrecruza las andanzas de media docena de vecinos del barrio parisino de Bery, que se interrelacionan a partir de la cita de Thierry, un maduro agente inmobiliario, con Nicole, a la que le enseña un piso en esa zona. Thierry, que vive con una hermana mucho más joven que él, se siente atraído por su compañera de trabajo en la inmobiliaria, Charlotte, una mujer teóricamente muy religiosa. Ésta, en sus ratos libres, acepta cuidar a un enfermo terminal cascarrabias, a petición de su hijo, Lionel, que la deja a su cargo mientras trabaja como barman. Uno de sus clientes, que le usa como confidente, es Dan, que bebe de más para olvidar que le han echado del ejército, suceso que amenaza con dar al traste a su relación con Nicole (la mujer anteriormente citada que buscaba piso). Laura Morante (Nicole) borda su papel, breve pero intenso, de novia desencantada que no acaba de encontrar al hombre ideal. Además, esta comedia dramática se engrandece aún más con la presencia, entre otros actores de primera, de Pierre Arditi y la esposa del propio cineasta, Sabine Azéma, que ya habían demostrado su química en dos redondos filmes del realizador: On connaît la chanson y Smoking, no smoking. El texto teatral tiene su interés, pues a través de diálogos de gran calidad abarca un amplio abanico de asuntos. Trata sobre todo de la tenacidad, para resolver las situaciones difíciles de la vida, como en el caso de la mujer que tiene que cuidar al anciano que ahuyenta a sus enfermeras tirándoles la cena encima, o el del soldado expulsado que, incapaz de aceptar su situación, se refugia en el alcohol. Aborda también la soledad de unos personajes que parece que no acaban de encontrar a quién contar sus problemas. Y ofrece apuntes sobre los anuncios de contactos amorosos, el alcoholismo y la fe. Pero no profundiza en nada, y el personaje de Sabine Azéma, la mujer católica que tiene una doble moral y se dedica al ‘striptease’ se antoja bastante disparatado, si se realiza un análisis a posteriori. Y es que cualquier defecto que se le pueda señalar a esta película, sólo sale a la luz cuando ha terminado la proyección. Durante el visionado, todo es convincente, gracias a los actores, y al dominio maestro del lenguaje fílmico del veterano Resnais. Esa iluminación que cambia mágicamente para dar lugar a una conversación ‘especial’, esos muros que desaparecen por arte de magia para dar lugar a un encuadre mejor, y otros toques de autor fascinarán a los más cinéfilos.

6/10
¡Palacio real!

2005 | Palais royal!

El rey de un imaginario país europeo similar a Bélgica muere inesperadamente en accidente de helicóptero. Ocupa el primer lugar en la línea sucesoria su hijo mayor, el príncipe Alban, pero la reina Eugenia, esposa del monarca fallecido, decide que no reine, pues no está casado, y sus prometidas no le duran mucho tiempo. Así que la reina Eugenia se saca de la chistera una ley decimonónica, que dice que en casos así, el heredero puede ser sustituido por su hermano menor. Éste, el príncipe Arnaud, está casado con Armelle, una logopeda que a pesar de su timidez acaba desatando el entusiasmo de la población. El reverso tenebroso de La reina. Mientras que el film de Stephen Frears criticaba la institución monárquica con elegancia, sensatez y ecuanimidad, esta sátira de una familia real imaginaria acumula gags ordinarios. Frente a la contención de Helen Mirren, la actriz Valérie Lemercier, protagonista, coguionista y realizadora ha escogido el camino del histrionismo, por lo que del reparto sólo se salva la veterana Catherine Deneuve. El talento de la legendaria protagonista de Los paraguas de Cherburgo y Repulsión no basta para sacar adelante esta comedieta, inspirada en la historia de Lady Di, y que a pesar del gran éxito cosechado en Francia, sólo cuenta a su favor con un par de momentos graciosetes.

4/10
Sahara (2005)

2005 | Sahara

Penélope Cruz afianza su andadura americana con esta ambiciosa producción que mezcla aventuras, comedia y romance, por este orden, y que bebe sin secretos de la herencia de Indiana Jones. La actriz española es la intrépida doctora Eva Rojas, que en su trabajo solidario en tierras africanas acaba de descubrir una extraña infección mortal que se está propagando por la indefensa población. En su intento por llevar la salud a los afectados se topa con un simpático explorador norteamericano, llamado Dirk Pitt, quien junto a su desmelenado amigo Al Giordino se dedica a recorrer el mundo subacuático en busca de tesoros antiguos. Ahora, Pitt y Giordino han encontrado una valiosa moneda de oro procedente de la época de la Guerra de Secesión americana, un tesoro corriente para ellos si no fuera porque no están precisamente en el río Mississippi, sino un poquito más al Este, junto al cauce del río Níger, ¡en pleno desierto del Sahara! Una vieja leyenda de aquellas tierras de fuego dice que hace muchos años un barco recaló por allí, el llamado “Barco de la muerte”… Y, según la historia, un tesoro se ocultaba en esa nave y Pitt quiere recuperarlo. Entretenido film dirigido por Breck Eisner, basado en las peripecias de Dirk Pitt, el personaje literario creado por el escritor Clive Cussler y protagonista de múltiples de sus libros. La película, que ha contado con un presupuesto de 130 millones de dólares, resulta visualmente espectacular en sus desérticos escenarios, y el guión esquemático se enriquece con vibrantes y constantes secuencias de acción (fantástica la escena del río). El McConaughey y su Cruz se complementan bien, y a Steve Zahn le toca ser el graciosillo de turno (la verdad es que sus chistes son un verdadero acierto). Entre los secundarios destacan Delroy Lindo y, sobre todo, el incomparable William H. Macy.

4/10
Catwoman

2004 | Catwoman

Patiente Philips, tímida diseñadora de Hedare Beauty, una empresa de cosméticos, descubre que la última línea de maquillaje antienvejecimiento de su empresa es letal para los humanos. Pero antes de decir nada, su jefe intenta asesinarla. Gracias a un enigmático gato, Patiente vuelve de entre los muertos dotada de extraños poderes gatunos, que usará para vengar su propio asesinato. El detective Tom Lone investiga las peripecias de Catwoman, pero acaba enamorada de ella. Adaptación libre del personaje creado en los 40 por Bob Kane, como secundaria malvada de los cómics de Batman. En realidad, del original no queda ni el nombre: lo único similar es que el personaje viste con uniforme de gata. Se nota que Pitoff, director de Vidocq, proviene de los efectos especiales, pues los utiliza incluso para detalles como el látigo de la heroína, las nubes o los gatos. Además, los personajes y el argumento son algo esquemáticos. Y el traje, más insinuante que funcional, quizá habría horrorizado a Edna, la diseñadora de trajes de superhéroes de Los increíbles, pues parece poco cómodo para andar por ahí persiguiendo criminales. El punto fuerte es un montaje trepidante, las sugerentes imágenes creadas por Pitoff, Halle Berry –el bellezón de moda–, y una Sharon Stone por la que parece que no pase el tiempo. Como bien saben los fans, no es la primera película de la superheroína, quien ya fue encarnada por Michelle Pfeiffer en Batman vuelve.

4/10
Laberintos

2003 | Dédales

El mismísimo Norman Bates parecería un tipo sanote al lado de Claude, una mujer que a pesar de su juventud ha cometido 27 homicidios, y que tiene siete personalidades que se disputan el control de su mente. Con el fin de hacer algo para que mejore, Mathias, el policía que la detuvo, y Brennac, el psiquiatra que lleva el caso, investigan el pasado de Claude, que parece un intrincado laberinto. Producción francesa de terror de René Manzor, director forjado en series televisivas como Los inmortales y Las aventuras del joven Indiana Jones. La cinta fue seleccionada para el Festival de Sitges en 2003.

3/10
Timeline

2003 | Timeline

El joven Chris se integra en el equipo de arqueólogos de su padre, el profesor Edward Johnson, que trabaja para desenterrar unas ruinas del siglo XIV. Pero Chris descubre un mensaje de ayuda de su padre, cuando entra con otros estudiantes y el profesor adjunto en una sala que lleva cerrada seiscientos años. Para resolver el misterio, los chicos viajan al último sitio donde saben que acudió el profesor, la sede de ITC, la corporación que financiaba el proyecto, donde se ha inventado una máquina del tiempo que ha enviado a Johnson a la Edad Media. Chris y sus compañeros se ofrecen voluntarios para una expedición de rescate. El veterano director de Superman y la saga de Arma Letal, Richard Donner, adapta una exitosa novela de Michael Crichton. Al igual que en Parque Jurásico, la novela más conocida de este autor, las teorías científicas y la ciencia ficción se mezclan con un argumento propio del cine fantástico y de aventuras. Parece que el cineasta no ha contado con un presupuesto demasiado holgado, por lo que le ha quedado una cinta con factura propia de serie B, en la que ha concentrado sus escasos recursos en la secuencia del asedio a un castillo, donde intervienen multitud de extras. Está protagonizada por Paul Walker, que adquirió cierta popularidad con las dos entregas de A todo gas.

5/10
Matrix Reloaded

2003 | Matrix Reloaded

La espera de la segunda parte de Matrix se hizo larga, desde el primer impacto sufrido allá por 1999. Pero, ¡feliz tardanza!, ya que los avispados Andy y Larry Wachowski ofrecen aquí una traca de vueltas y revueltas en la historia, acción a raudales, nuevos y sugerentes personajes, tecno-filosofía ecléctica de alta confusión y clones de ese maniquí con gafas que decía que los seres humanos éramos “una enfermedad, un cáncer de este planeta, una plaga, y nosotros somos la cura” (al tipo debió de gustarle su frase porque ahora se reproduce más que las pecas en verano). Pero no va a ser tan fácil atrapar a Neo, un Elegido que todavía mantiene dudas acerca de su destino, pero que ha perfeccionado tanto sus poderes que ahora se siente como pato en el agua repartiendo estopa a los elegantes agentes (pregunta filosófica: ¿por qué los malos van siempre hechos un pincel?­­). Pero hablemos de la historia. Sión, la única ciudad libre del planeta, situada a muchos kilómetros de la superficie, está amenazada. Las máquinas la han detectado y 250.000 “calamares” se acercan a ella a velocidad vertiginosa. Ante esa perspectiva, Morpheo, convertido ya en una especie de gurú espiritual, acallará a las masas prometiéndoles la victoria: ¿Y si la profecía fuera cierta y mañana terminara la guerra? Para ello, como siempre, habrá que contar con Neo, quien tendrá que llegar hasta el “El arquitecto”, el individuo que ha creado y controla matrix. La película es a todas luces espectacular. Reúne secuencias de acción tan excesivas y apabullantes que dejan a su antecesora en paños menores, y entre ellas los quince minutos de persecución en la autopista y la superpelea de Neo enfrentándose a 100 agentes Smith son algo nunca visto. Hay además ideas asombrosas, como el pasillo creado en matrix, el cual, además de un golpetazo en la retina del espectador, supone un hallazgo extraordinario para explicar en imágenes la realidad virtual. Por el contrario, es posible que los más críticos no queden del todo conformes con una ciudad de Sión, que había levantado demasiadas expectativas y quizá no alcance el nivel esperado, y es que una extraña orgía a cámara lenta le birla indudablemente parte de su aureola épica y la asemeja demasiado a una discoteca delirante. Por último, un aviso para navegantes: conviene agilizar al máximo nuestras conexiones neuronales para captar al vuelo el sentido de frases del tipo: “No viniste aquí para tomar la decisión. Ya la habías tomado. Estás aquí para tratar de entender por qué la tomaste”. Y eso sólo por poner un ejemplo, porque para comernos el tarro nada como el sorprendente desenlace, que, ¡oh desolación!, hará que nos preguntemos de nuevo: ¿Pero qué es Matrix?

6/10
Es más fácil para un camello...

2003 | Il est plus facile pour un chameau...

Federica es una chica forrada de dinero, pero, al contrario de los que pudiera pensarse, a ella no le basta ser rica para ser feliz. Está a menudo deprimida con la vida que lleva y encima tiene serios problemas vitales con su novio, que quiere formar una familia. Si a eso se une la llegada inesperada de un antiguo amante y las tensas relaciones que mantiene con su familia, entonces es fácil comprender que Federica se deje llevar por la imaginación cuando quiere fantasear con la felicidad… La actriz italiana Valeria Bruni Tedeschi debuta en la dirección con este aceptable melodrama, coescrito también por ella, que hace hincapié en el vacío que reina en gran parte de la sociedad actual.

4/10
Don Quijote (2000)

2000 | Don Quixote

Cuidada miniserie de la productora británica Hallmark, que adapta la inmortal obra de Cervantes. John Lithgow es un inesperado don Quijote, mientras que a Bob Hoskins le va al pelo su papel de Sancho Panza. De nuevo asistimos a la complementariedad de estos dos tipos humanos, uno idealista que no está en sus cabales, que sale al mundo a ‘desfacer entuertos’; el otro práctico, demasiado práctico, que sueña con ganar una ínsula. Ambos aprenderán de su mutua compañía.

4/10
On connaît la chanson

1997 | On connaît la chanson

Simon está enamorado de una atractiva mujer. Pero ella, a su vez, se fija en el jefe de Simon. Alain Resnais mezcla las peripecias de variopintos personajes, con canciones populares francesas.

6/10
Un hombre de éxito (1996)

1996 | The Leading Man

John Duigan, director, y su hermana Virginia, guionista, montan una peculiar trama de enredo al servicio del cantante actor Jon Bon Jovi. Un autor de teatro, felizmente casado y con tres hijos, tiene lista su nueva obra. Dispuesto a disfrutar de un nuevo éxito, algo va a romper la tranquilidad familiar: el flechazo amoroso, casi instantáneo, con la actriz principal de la obra. Un actor joven y metomentodo (Jon Bon Jovi), se apresta a aprovechar la situación para seducir a la esposa. Una idea feliz —la de que el cauce por el que discurre la vida no puede ser trazado con la misma precisión que un libreto teatral— no basta para sostener un film de cruce de parejas bastante gris, con situaciones no demasiado divertidas.

2/10
Warszawa. Année 5703

1992 | Warszawa. Année 5703

Varsovia, 1943. El joven matrimonio formado por Alek y Fryda logra salir del ghetto donde están confinados los judíos a través de una galería de túneles. En su poder tienen fotos de horror que se vive en ese obligado confinamiento, que esperan poder mostrar al mundo. Ya en libertad, Fryda se oculta en una iglesia católica y Alek es acogido por una mujer mayor que él, Stefania, que le ofrece techo pero también intimidad sexual, que el otro no rechaza por salvar la piel. Algo que no va a hacer ninguna gracia a Fryda. Variante del subgénero bélico del holocausto. Destaca el trabajo de Julie Delpy como la mujer burlada, que va a orquestar su particular venganza, donde los celos se extreman por las penosas condiciones de persecución.

5/10
El Dorado (1988)

1988 | El Dorado

El prestigioso Carlos Saura recrea la odisea de Lope de Aguirre, también tratada por Werner Herzog en Aguirre, la cólera de Dios, que al frente de 300 hombres cruzó la selva amazónica en busca del mítico El Dorado. En su momento fue la mayor superproducción del cine español.

4/10
Los poseídos

1988 | Les possédés

Adaptación de una novela de Fiódor Dostoyevski. Sigue a un grupo de idealistas revolucionarios, que sueñan con acabar con la tiranía que domina en Rusia. Andrzej la había adaptado para el teatro, y tenía gran ilusión en el film, pero no quedó satisfecho, lo consideraba un fracaso, pues evidenciaba en exceso el origen escénico.

6/10
El vientre del arquitecto

1987 | The Belly of an Architec

Un arquitecto americano que llega a Roma acompañado de su esposa con motivo de una exposición, siente con angustia cómo se está desarrollando una enfermedad en su estómago. Llega a convencerse de que su esposa, a causa de una aventura amorosa, le está envenenando poco a poco. Film de corte intelectual y audacias visuales, en el que Peter Greenaway juega a establecer la metáfora de considerar Roma como un gran vientre, estableciendo así un paralelismo con el estómago del protagonista.

5/10
Corps et biens

1986 | Corps et biens

Film francés entre el drama y el thriller que juega a los enredos amorosos inquietantes y llenos de peligros. La señora Krantz y su hija Paule tienen un hotel sobre la costa del Atlántico. Cuando la vecina Laurie, amante de los gigolós, muere asesinada, la señora Krantz intentará descubrir al asesino. La historia se basa en una novela de James Gunn. Lo mejor es el buen reparto galo, con varios nombres de primera fila, entre ellos el de la veterana diva Danielle Darrieux (La ronda).

4/10
La cita

1985 | Rendez-vous

Nina ha llegado a París para actuar y no tiene ningún problema para acostarse con cualquier hombre que tenga a mano. Así, conoce a Paulot, un joven agente inmobiliario, y a Quentin, su compañero de piso. Y empieza una relación de celos constantes y reproches.

6/10
Beso rojo

1985 | Rouge baiser

5/10
Aventuras en el Sahara

1983 | Sahara

Un magnate del petróleo se encuentra en el sahara, en donde quiere participar en una gran carrera de automóviles. Cuando fallece inesperadamente, dejará sola a su joven y guapa hija Dale, que se verá entremezclada con dos tribus autóctonas que están en guerra. Una de las últimas películas de Andrew V. McLaglen, discípulo aventajado de John Ford, que rodó algunos westerns memorables, como El gran MacLintock o El valle de la violencia. Aquí contó con un sólido reparto, encabezado por una bella Brooke Shields –entonces jovencita sex-symbol, tras haber rodado El lago azul–, para narrar una película de aventuras ubicada en hermosos paisajes desérticos. Pero poco más puede ofrecer el film, pues, salvo leves momentos, la historia es más o menos convencional.

4/10
Cinco días, un verano

1982 | Five Days One Summer

Adaptación de la historia “Maiden Maiden”, de Kay Boyle, centrada en un triángulo amoroso que transcurre en los Alpes suizos en 1932. Un doctor de mediana edad se encuentra allí de vacaciones junto a Kate, a quien presenta como su bella y joven esposa, pero que en realidad es su sobrina. A través de diversos flash-backs vamos conociendo la historia de amor entre ambos. Mientras, Kate comienza a sentirse atraída por un atractivo guía del lugar. El film, rodado en los escenarios naturales donde tiene lugar la acción, cuenta con un pausado y adecuado ritmo narrativo. Destacan la elegante fotografía de Giuseppe Rotunno y una romántica banda sonora de Elmer Bernstein. Última película del maestro Fred Zinnemann, por cuya anterior obra –Julia (1977)–, había sido nominado al Oscar como mejor director.

4/10
De Dunquerque a la victoria

1979 | Contro 4 bandiere

El comienzo de la Segunda Guerra Mundial hace que un grupo de amigos se separe y luchen en distintos bandos. Al acabar la guerra, sólo tres de ellos se volverán a reunir. La película trata de imitar a los grandes éxitos de hollywood, pero se queda en el intento. A pesar de contar con un tema tan interesante como es la Segunda Guerra Mundial, la historia no alcanza tonos épicos, mientras que la trama no sigue una estructura temporal lógica, destacando los saltos cronológicos. Por lo demás, las imágenes reales que aparecen entrelazadas con la ficción, dan una mayor credibilidad a la historia. El reparto, estupendo, en especial George Peppard (Desayuno con diamantes).

4/10

Últimos tráilers y vídeos