IMG-LOGO

Biografía

Angelo Badalamenti

Angelo Badalamenti

Angelo Badalamenti

Filmografía
Twin Peaks (3ª temporada)

2017 | Twin Peaks | Serie TV

Al final de la segunda temporada de Twin Peaks, serie que revolucionó la televisión, el espírituestrenaida real ese tiempo televaje resulte lo suficientemente perturbador, que se ve que es el objetivo.revolucionaron la telev de Laura Palmer le decía al agente Cooper “nos veremos dentro de 25 años”. Transcurrido en la vida real ese tiempo se estrena la tercera, que tiene de nuevo al frente a sus creadores, Mark Frost y David Lynch. Ambos escriben los guiones, mientras que el segundo dirige los 18 capítulos, tras más de una década retirado de la ficción dramática, porque después de Inland Empire, de 2006, se ha dedicado en exclusiva a los documentales. Han recuperado a la mayoría de actores originales, y a parte del equipo técnico, por ejemplo al compositor Angelo Badalamenti. La onírica trama de la nueva entrega se despliega en tres escenarios distintos. En Nueva York, un muchacho ha sido reclutado por un millonario para vigilar en todo momento una inquietante caja de cristal, de gran tamaño, donde se espera que algo aparezca. El agente Cooper ha sido dado por desaparecido, aunque en realidad permanece atrapado en la Logia Negra, escenario de sus alucinaciones del pasado, donde conversa con peculiares personajes, como el gigante, el hombre manco y la propia Palmer. Mientras su doppelganger –el doble malvado al que llaman Mr. C– se pasea por el mundo real con aspecto amenazador, reclutando a dos compinches en Dakota del Sur. Allí, la policía detiene a Bill Hastings, director de un instituto, por el asesinato de Ruth Davenport, una mujer que ha aparecido decapitada, y aunque no recuerda haber sido el culpable, sí que soñó con la escena del crimen. Por último, en la localidad de Twin Peaks, el jefe de policía Hawk recibe una llamada de la mujer del leño. Le comunica un enigmático mensaje del madero en cuestión, que le aconseja buscar algo escondido, relacionado con Cooper. La madre de Laura Palmer ha sucumbido al alcoholismo. Jacoby pone en pie una misteriosa construcción en el bosque. En 1990, los primeros episodios cautivaron al público a nivel masivo porque aparentemente mantenían el realismo, pese a sus elementos fantásticos. La serie acabó retirándose de la programación porque sólo una minoría continuaba enganchada, en parte por la bajada de calidad, pero también porque sus tramas se volvieron cada vez más delirantes, únicamente asequibles a los apasionados del director de Terciopelo azul. Para el ‘revival’ se podría esperar que Lynch y Frost buscaran de nuevo llegar al máximo número de espectadores, y sin embargo, han tomado el camino contrario, cerrando filas. El nuevo material sólo convencerá a los ya apasionados, o a una nueva generación de seriéfilos de mentalidad muy abierta. Su trama resulta críptica y hasta difícil de describir incluso para quienes tengan fresco lo ocurrido hasta ahora, por lo que resulta impensable que capte a neófitos. A veces se tiene la sensación de que se contemplan secuencias aisladas, con la única función de inquietar al espectador, pero que no aportan gran cosa a nivel narrativo. Se diría que el ya maduro David Lynch se homenajea a sí mismo, como si hubiera rodado su testamento audiovisual. Esto incluye imágenes que parecen sacadas de su etapa como director de videocreación, de enorme potencia, gracias también a una estudiada utilización de los sonidos o los silencios. En el amplio reparto destaca de nuevo Kyle MacLachlan, su actor fetiche, en un papel doble, y algún recién llegado como Matthew Lillard, el desorientado acusado del crimen. Por lo demás nadie desentona, cada actor consigue que su personaje resulte lo suficientemente perturbador, que se ve que es el objetivo. Si el Twin Peaks de antaño no se parecía a ningún otro producto televisivo, la nueva tanda de capítulos logra la misma hazaña. Poco tiene que ver con ninguna de las numerosas series que triunfan en la actualidad.

6/10
El último concierto

2012 | A Late Quartet

Los integrantes de un cuarteto de cuerda se preparan para celebrar su 25 aniversario con una nueva temporada de conciertos. Pero al mayor del grupo, Peter, viudo desde hace un año, le han diagnosticado la enfermedad de Parkinson, todavía en sus inicios, pero que inevitablemente le llevará a la retirada. Lo que provoca no sólo dudas sobre el futuro y la continuidad del grupo –la interpretación del difícil Opus 131 de Beethoven será en principio la última actuación de Peter–, sino replanteamientos en el modo en que cada uno está enfocando su vida. Robert y Guliette están casados, pero él arrastra cierto complejo por ser segundo violín frente al cerebral primer violín Daniel, y el matrimonio ha dejado que se enfríe un tanto su amor. Por otro lado Alexandra, jovencita hija de Robert y Guliette, quiere romper la “coraza” de Daniel, en el fondo porque siente cierta atracción que adivina mutua. Debut en el largometraje de ficción del documentalista Yaron Zilberman, donde el delicado equilibrio que lleva a la armonía en un cuarteto se convierte en metáfora del idéntico equilibrio que hay que lograr en la existencia cotidiana, en las distintas relaciones humanas, marido-mujer, padres-hijos, profesor-alumno, enamorado-enamorada, amigo-amigo. Se nota que el director y coguionista de El último concierto es un apasionado de la música, y logra transmitir la vibración por la ejecución de los cuartetos, y concretamente de la elegida Opus 191 de Beethoven, composición triste de 7 movimientos que debe interpretarse en stacatta y sin pausas, y que se dice fue lo que pidió escuchar Schubert en el lecho de muerte. El acierto de Zilberman es entregar una historia de interés humano, con personajes creíbles en los problemas que deben afrontar –la enfermedad, la soledad, el cansancio, el egocentrismo...– y sus soluciones –el amor, el perdón, la magnanimidad...­–, interpretados por un atinadísimo reparto, sobre todo con los veteranos Christopher Walken, Philip Seymour Hoffman, Catherine Keener y Mark Ivanir, aunque la joven Imogen Poots también aguanta el tipo. De todos modos se nota la bisoñez del director en algún pasaje un poco pasado de rosca en la interpretación actoral, concretamente el del enfrentamiento de madre e hija en el apartamento de la segunda, con unos reproches desequilibrados frente al tono del resto de la película.

6/10
Un baiser papillon

2011 | Un baiser papillon

A Woman

2010 | A Woman

44 Inch Chest

2009 | 44 Inch Chest

Intenso (y rarito) film, cuya mayor peculiaridad es que parte de un planteamiento muy simple que se alarga en el tiempo hasta completar todo el metraje. El director Malcolm Venville debuta en el largo adaptando una idea original de los guionistas Louis Mellis (Blueberry) y David Scinto (Sexy Beast). La cosa va del insoportable dolor que produce en un hombre la infidelidad de su mujer. El mundo de Colin Diamond (gran papel de Ray Winstone) se viene abajo después de que su mujer le dice que sus veintiún años de matrimonio se han acabado porque se ha enamorado de otro hombre. El atribulado marido no da crédito a la noticia y cae en estado de desesperación. Cuatro camaradas suyos (los cinco forman una especie de banda gangsteril de tipos perdedores, desequilibrada, frívola y surrealista) darán caza al amante y en un cochambroso piso se dispondrán a hacerle pagar por su fechoría amatoria e incitarán a Colin para que le dé muerte poco a poco. Pero como todo depende de lo que quiera Colin, tendrán que esperar a su decisión. Él es el ofendido y él manda. Y en ese miserable cuartucho Colin sufrirá una verdadera tortura interior preguntándose las razones que le han llevado hasta ese lamentable estado. ¿Qué ha hecho para merecer algo así? ¿Amar demasiado a su esposa? ¿Y ahora ella le arranca el corazón y lo tira como si nada? La rabia y el dolor que siente son insuperables. La película (cuyo título podría entenderse como "Un metro de entrañas") tiene a su favor el atractivo planteamiento. Sin embargo, da la sensación de que Venville no sabe qué inventar para alargar el desarrollo de la historia: escenas oníricas, recuerdos varios, tanta charleta de los amigos, etc. Además, aunque no hay ninguna explicitud visual, el soez y constante vocabulario de los personajes es de una procacidad desagradable y, al fin, agotadora. En el plano formal hay un soberbio ejercicio de estilo, con un acertado uso de la cámara dentro de una puesta en escena realista, opresiva y violenta, donde la casi totalidad de los planos tienen lugar en una sola habitación. Eso, junto a la intensidad generada y al loable trabajo de los actores, todos ellos de grandísima reputación, con especial mención al protagonista, conforman lo mejor de la película.

4/10
En el límite del amor

2008 | The Edge of Love

Drama basado en una historia real. Decidida a llevar al cine la relación de sus abuelos, Vera Phillips y William Killick con el célebre poeta galés Dylan Thomas, la productora Rebekah Gilbertson promovió esta cinta, que ha sido dirigida por John Maybury. Este cineasta londinense ya tenía experiencia en biografías de personalidades de la cultura, pues fue el responsable de El amor es el demonio, sobre el pintor Francis Bacon. En el límite del amor está escrita por la actriz y dramaturga Sharman Macdonald, a la sazón madre de la actriz Keira Knightley, que acabó siendo la protagonista femenina. Hasta ahora, ambas sólo habían coincidido en el corto Deflation, donde Keira era actriz y Macdonald editora y ayudante del director. La acción tiene lugar durante los bombardeos a los que fue sometida la capital británica durante la II Guerra Mundial. La tal Vera Phillips –que se gana la vida como cantante– se reencuentra con Dylan Thomas, con quien había mantenido una fugaz relación cuando era adolescente. Ambos vuelven a sentirse atraídos a pesar de que él ya está emparejado con Caitlin, que se hará muy amiga de Vera. Un admirador de Vera, el militar William Killick, le propone que se case con él. Ella acepta, pero pronto se separan porque él se tiene que ir al frente. Durante su ausencia, aprovecha su dinero para mantener al poeta y a Caitlin. Además de que la reconstrucción histórica está muy cuidada, se ha escogido muy bien al reparto, pues la citada Keira Knightley está acompañada por los eficaces Sienna Miller y Matthew Rhys. Resuelve especialmente bien un papel muy difícil el actor Cillian Murphy (El viento que agita la cebada, Batman Begins), marido del personaje de Knightley. No sale bien parado el poeta Dylan Thomas, genial escritor, ingenioso, atractivo y magnético, pero frívolo, irresponsable, cínico y rencoroso. Se contrapone su estilo de vida bohemio con el de su antítesis, el militar Killick. A pesar del dramatismo de la historia y de su realismo descarnado, subyace un tono esperanzador y positivo en su tratamiento de las relaciones familiares. 

6/10
Wicker Man

2006 | The Wicker Man

Neil LaBute juega a ser David Lynch… y le sale mal. Toma para ello un guión de 1973 de Anthony Shaffer, y cocina una historia rarita, rarita, sobre un policía que investiga la desaparición de una niña en una isla. Allí tiene su sede una extraña secta, que funciona como si fuera una colmena, adorando a la diosa naturaleza. A LaBute la preocupaban sobre todo los fans más acérrimos de la versión original. "Me preocupaban los puristas que te odian sólo por el hecho de intentar una revisión. Y les entiendo, de verdad". El director admite que si a él le contaran que se iba a hacer un remake de un film que adora, también se preguntaría, "¿por qué lo tocan?, es perfecta". Pero explica, "no lo haría si no creyera legítimamente que mi versión merece la pena". Como el director es competente, hay un arranque intrigante y algunos pasajes con fuerza, pero el conjunto sólo se puede etiquetar de locura, lleno de pesadillas y recuerdos inconexos, hasta un final supuestamente sorprendente, que no lo es. Una pena, penita, pena de película. Lo mejor es el trabajo de Nicolas Cage.

4/10
Dark Water (La huella)

2005 | Dark Water

Cuando se separa de su marido, Dahlia Williams encuentra un nuevo apartamento en una zona de edificios modestos, para instalarse con su hija Ceci. Dahlia consigue trabajo, aunque está agobiada por el trauma de la descomposición matrimonial, y la dura batalla legal por la custodia de Ceci. Además, en su apartamento aparece una misteriosa gotera de agua negruzca, que será el primer síntoma de una serie de fenómenos paranormales. Hace unos años llegó a nuestras pantallas la versión japonesa de Dark Water, de Hideo Nakata, que volvía a llevar al cine otra novela de Koji Suzuki, tras la exitosa The Ring, que puso de moda el cine de terror japonés en todo el mundo. El remake estadounidense de Dark Water no se ha hecho esperar, y curiosamente supone el debut en Hollywood de Walter Salles, máximo representante del cine brasileño actual, y director de Diarios de motocicleta. Salles, más versado en el drama, no es un cineasta especialmente indicado para el género de terror, y apenas se esfuerza por crear tensión y sustos. Pero a cambio se centra en la descripción de personajes, lo que se nota en secundarios como el abogado, descritos con una economía de medios asombrosa. Además, el cineasta aprovecha al excepcional reparto y le saca tajada a temas como la maternidad, la soledad y las consecuencias de una ruptura familiar. Queda así un film atípico que no se ajusta del todo a lo que esperan los incondicionales del género, pero que interesará a un público más amplio.

5/10
Napola

2004 | NaPolA

Berlín, 1942. El joven Friedrich, trabajador en una fábrica, tiene verdadero talento para el boxeo. Tal hecho no pasa desapercibido a los ojeadores nazis, que buscan reclutar jóvenes con especiales cualidades, para formarlos en las Napola, escuelas que les ayudarán a convertirse en los líderes de la nueva Alemania. Friedrich acepta ingresar en una Napola, ante la consternación de su padre, que desprecia el nazismo. Allí se sumerge en una disciplina que busca borrar todo rastro de humanidad en los jóvenes pupilos. Pronto descubre que muchos compañeros están allí en contra de su voluntad. Es el caso de Albrecht, sensible y con alma de poeta, lo que disgusta a su padre, jerarca de la Napola. Para más inri, Albrecht rechaza las ideas nazis. Nueva muestra de ese cine alemán que trata de saldar cuentas con un pasado reciente y abominable, que desearía nunca hubiera ocurrido. En esta especie de purificación de la memoria histórica, el joven Dennis Gansel entrega una historia intensa, llena de dramatismo y humanidad, con algunos momentos de gran dureza. Y hace reflexionar acerca de los horrores y bajezas en que puede caer el hombre cuando olvida su excelsa dignidad. Las crueldades que se muestran tienen su contrapunto en la bella amistad surgida entre Friedrich y Albrecht, magníficamente interpretados por Max Riemelt y Tom Schilling. Y es que, incluso en medio del jardín de la depravación, pueden nacer hermosas flores.

6/10
Largo domingo de noviazgo

2004 | Un long dimanche de fiançailles

Decir Jean-Pierre Jeunet es decir preciosismo fotográfico, personajes tan ricos como estrambóticos, gags carcajeantes próximos al slapstic del cine mudo y desfachatez visual a la hora de mostrar crudeza u obscenidad sin perder ni por un instante el aire mágico de la fábula imaginaria. Todo eso lo tenía esa obra magistral que se llamaba Amelie, y que le granjeó el aplauso de la crítica y el público de todo el mundo. Ahora, el director francés vuelve a usar idéntica fórmula con una historia muy distinta, más sórdida y monocromática, pero con la misma e inestimable colaboración de la luminosa Audrey Tautou, una actriz de una candidez y expresión en la mirada fuera de lo común. La historia, adaptación de la novela del francés Sébastien Japrisot, se centra en el amor hiperrromántico de Mathilde por Gilles. Ambos se separaron cuando él marchó a luchar a las trincheras en la Primera Guerra Mundial. Al cabo del tiempo Mathilde recibe la noticia de su muerte, ya que, tras ser sometido a consejo de guerra junto a otros cuatro compañeros, Gilles fue abandonado en tierra de nadie. Mathilde viaja, investiga y remueve cielo y tierra para dar con el paradero de su amor. Pese a que las noticias nunca son halagüeñas, ella no desespera de encontrarle vivo. Junto Mathilde el espectador es testigo poco a poco del puzzle de los acontecimientos, y, mientras tanto, otras curiosas historias y personajes entran en juego. Entre el drama y la comedia, la historia no pierde nunca el aire del cuento romántico, en especial en las estampas idílicas en la casa de los tíos, aunque también destaca el naturalismo con que Jeunet rueda las secuencias de guerra, muerte y sexualidad. Entre los intérpretes no falta el buen hacer del actor fetiche del director, Dominique Pinon.

6/10
Las amistades peligrosas (2003)

2003 | Les liasons dangereuses

Revisión del clásico de Choderlos de Laclos, llevado al cine por Milos Forman y Stephen Frears, entre otros. En lugar de transcurrir en el siglo XIX, como el original, la acción se traslada a París, en 1960. La hermosa Madame de Merteuil quiere vengarse de Gercourt, su amante, porque éste se ha prometido con la joven Cécile. Para ello, la maquiavélica mujer acude a Valmont, su antiguo amante, para que seduzca a Cécile y la destruya emocionalmente. Pero Valmont se enamorará mientras cumple su cometido de la seductora Madame Tourvel. Además de ser bastante fiel a la novela, cuenta con un reparto de aúpa.

4/10
Su hermano

2003 | Son frère

Dos hermanos estrechan lazos cuando a uno le toca cuidar del otro, gravemente enfermo. Hasta entonces se habian distanciado, entre otras cosas por la homosexualidad del que está sano. Retrato minucioso de las molestias de la enfermedad, para el que la padece y los familiares. A este respecto es ilustrativa la agotadora escena del afeitado del vello, para una operación. Patrice Chéreau (La reina Margot, Intimidad) retrata unos personajes a los que mueve únicamente un cierto sentido del deber y del afecto. Sin apertura a la trascendencia, el suicidio se presenta como salida lógica ante una vida que resulta insoportable.

3/10
Resistencia (2003)

2003 | Resistance

Un piloto americano es derribado en Bélgica durante la Segunda Guerra Mundial. El país está ocupado por los nazis y el maltrecho soldado es recogido y cuidado por una guapa mujer cuyo marido lucha en la resistencia contra los alemanes. El amor llegará para los dos, pero una traición pone en peligro sus vidas. Drama bélico con el aire romántico y heroico de las películas de los cincuenta. El debutante Todd Komarnicki, autor también del guión, cuenta con un estupendo reparto que ayuda a aportar cierta verosimilitud a la intensa trama.

4/10
Cabin Fever

2002 | Cabin Fever

Para celebrar el final de las clases en el instituto, tres chicos y dos chicas se disponen a pasar un fin de semana en una cabaña rural. Mientras pasea por los alrededores, uno de ellos descubre a un hombre aquejado de un extraño mal que le ha cubierto la piel de horribles ampollas. Temeroso, el muchacho se niega a ayudarle. Por la noche, el mismo individuo intenta que le acojan en la cabaña, pero el grupo le expulsa a golpe de escopeta. Poco después, algunos chicos descubren que están infectados. El debutante guionista y director Eli Roth se inspira en una experiencia propia. Cuando era adolescente, sufrió una alteración en la piel que desconcertó a los médicos, incapaces de determinar qué le sucedía. Desde entonces se obsesionó con el tema, y decidió plasmar en la pantalla el miedo que sientes al padecer una enfermedad desconocida. Su film no se aparta demasiado de la sobreexplotada fórmula de Posesión infernal y La matanza de Texas, donde un grupo de jóvenes se trasladaba a una cabaña, para encontrarse con una amenaza que iba acabando con el grupo. Sustos fáciles, un presupuesto escaso para los efectos especiales y excesos sangrientos al estilo gore, no impedirán que el film sea del agrado de los incondicionales del género. Además, se denuncia un mal de la sociedad moderna, aún más terrible que las enfermedades desconocidas: el individualismo y la insolidaridad, en este caso hacia los enfermos.Curiosamente, Roth ha recibido la ayuda de cineastas de prestigio. Nada menos que el responsable de El señor de los anillos, Peter Jackson, apoyaba la publicidad del film, con declaraciones elogiosas. Además, David Lynch, que debe ser amiguete del director, aparece en los agradecimientos, mientras que su músico habitual, Angelo Badalamenti, es coautor de la banda sonora.

4/10
El adversario

2002 | L'Adversaire

Una de las tres películas –entre ellas destaca la española La vida de nadie– basadas en la historia real de un tal Jean-Claude Roman, que simulaba ante su familia y amigos tener un empleo estupendo, cuando en realidad estaba en el paro y su vida entera era una enorme mentira. Lo que distingue la versión de Nicole Garcia, en teoría, es que se trata de la versión más fiel a los hechos reales. En el reparto tiene protagonismo absoluto Daniel Auteuil como el gran mentiroso.

4/10
Desenfocado

2002 | Auto Focus

Duro film basado en la vida del actor Bob Crane, célebre por la serie televisiva Los héroes de Logan, una sátira sobre el nazismo. El atormentado cineasta Paul Schrader cuenta las esquizofrénicas peripecias de Crane, quien conjugaba una vida familiar de apariencia normal con su enfermiza afición a grabar en vídeo sus juergas sexuales. Schrader muestra los extremos de degradación a que puede conducir la adicción al sexo.

4/10
Secretary

2002 | Secretary

Lee, que acaba de salir de una institución psiquiátrica, consigue empleo como secretaria en un despacho de abogados. La chica, más rara que un perro verde, iniciará una relación sadomasoquista con su jefe Edward, que puede que sea todavía más raro. Al mismo tiempo, ella trata de ser complaciente en su trabajo, pero su comportamiento disfuncional tiene manifestaciones muy ostentosas. Mientras que él oscila entre la amabilidad y la tiranía. Steven Shainberg se apunta al cine de atmósfera malsana, con personajes extraños y autodestructivos. Para lograr el resultado apetecido acude a Angelo Badalamenti, compositor habitual de las bandas sonoras de otro cineasta malsano, David Lynch, y a dos actores acostumbrados a papeles de ‘gente rarita’: Maggie Gyllenhaal (Confesiones de una mente peligrosa) y James Spader (Sexo, mentiras y cintas de vídeo).

4/10
Mulholland Drive

2001 | Mulholland Dr.

Con formato de thriller, David Lynch cuenta la relación entre dos mujeres, Betty y Rita, que se conocen casualmente. Una es ingenua e idealista, y aspira a ser actriz; la otra sufre amnesia, aunque se adivina un turbio pasado. Lo que parece una hermosa amistad, se convierte en caprichosa relación lésbica, mostrada con crudeza; es el punto de inflexión escogido por Lynch para dar la vuelta a la tortilla peliculera. Realidad y sueño (o ensoñaciones producto de la frustración), poco importa. Crítica a Hollywood, cualquiera sabe. Lo que el director y guionista logra, con hábil uso del sonido y la cámara, es atrapar al espectador, como en los mejores tiempos de Terciopelo azul. Le toma el pelo, con breves sketches de personajes prescindibles; pero vuelve a recuperarle cual diestro ilusionista, como en las escena del casting. Lynch entrega un impecable, inteligente ejercicio de estilo: alimenta expectativas, crea atmósferas malsanas, hace dudar sobre qué es verdad y qué es mentira… Y aprovecha la baza de dos magníficas actrices, las desconocidas Naomi Watts y Laura Harring, que soportan bien el peso de la historia. Unos amarán la película, otros la odiarán: pero a nadie dejará indiferente, porque Lynch, sin duda, sabe hacer cine.

7/10
La playa

2000 | The Beach

Richard es un joven ‘moderno’... Él solito se ha montado unas vacaciones en Tailandia. Y se las arregla bastante bien. Una noche un vecino de hotel con un punto (y dos) de locura, le muestra un mapa de ‘la playa’, un lugar que sería algo así como el paraíso en la tierra. Al día siguiente el vecino amanece muerto: se ha suicidado. Richard decide partir en busca del mítico lugar, y pide a una pareja de franceses (la chica le ha hecho tilín), que le acompañen en su aventura. Este film, adaptación de una novela de Alex Garland, encaja de modo coherente en la filmografía de Danny Boyle. En Tumba abierta las personas buscaban la felicidad a través del dinero, y en Trainspotting por la droga; ambos caminos se revelaban insatisfactorios. En La playa, tenemos un auténtico paraíso, al menos en apariencia. La playa secreta, a la que el trío protagonista llega tras diversas peripecias, ofrece un paraje increíble. Allí no es necesario trabajar: todo el día puede uno bañarse, retozar con el compañero o compañera de turno, practicar deportes, fumar hierba... Parece la comunidad perfecta, al estilo hippy, que vive sólo para el deleite de los sentidos y hacer lo que venga en gana. Parece. Boyle ofrece un film con algo de contenido, que hace reflexionar un poco acerca de dónde ponemos nuestros anhelos de felicidad. Aunque se lía –no tiene claro todo lo que pretende contar–, muestra cómo los corazones pueden endurecerse hasta límites insospechados en esa ‘comunidad perfecta’. El director cita a Apocalypse Now, con Robert Carlyle trastocado en coronel Kurtz de pacotilla, y transforma a Leonardo DiCaprio, sin que venga muy a cuento, en un personaje que se cree protagonista de un videojuego. 

4/10
Una historia verdadera

1999 | The Straight Story

Si alguien es tan estúpido como para pensar que la ancianidad es una etapa de la vida inútil, necesita ver este film. La historia de Alvin Straight, basada en hechos reales, es un canto a la tenacidad y sabiduría que uno puede lograr en la senectud, tras la experiencia de los años vividos. La odisea de un anciano del Medio Oeste, que recorre en una cortadora de césped los quinientos kilómetros que separan Laurens de Mt. Zion, con el propósito de reconciliarse con su hermano, podría parecer un argumento banal. David Lynch no lo ha visto así, hasta el punto de que, por primera vez, maneja guión ajeno, con elementos fordianos bien plasmados luego en imágenes. Lynch dibuja bien los tipos humanos del film, en primer lugar a Alvin. Éste viaja en una cortadora por las limitaciones físicas de su edad. Y esa lentitud con que se mueve, se convierte en metáfora de las necesidades de una sociedad que corre demasiado y no se detiene a pensar. En su largo caminar, Alvin se topa con variopintos personajes, y en cada uno derrama la ciencia que tiene. Fotografía de Freddie Francis y música de Angelo Badalamenti ayudan a conjugar el tono casi-épico con el intimista. Participamos así en un viaje de aprendizaje donde, curiosamente, el que aprende no es el viajero, sino los que se encuentran con él.

8/10
Forever Mine

1999 | Forever Mine

El “chico de las toallas” de una playa. La esposa de un hombre adinerado. Tórrida aventura amorosa. ¿Fin de las vacaciones y del romance? No parece, a juzgar por los recuerdos del enamorado que, 14 años después y con media cara deforme, viaja en avión dispuesto a reencontrar al matrimonio que marcó su vida. El atormentado calvinista Paul Schrader halló un socio ideal para sus andanzas fílmicas en el heterodoxo católico Martin Scorsese, para quien escribió Taxi Driver, Toro salvaje, La última tentación de Cristo y Al límite. En su irregular carrera como director ha dado títulos interesantes como Posibilidad de escape y Aflicción. Aquí infla una historia de adulterio y venganza con los remordimientos de la mujer infiel, católica, y con grandilocuentes declaraciones sobre el amor puro. Lo mejor del film es el cuidado tratamiento fotográfico de presente y pasado.

4/10
Holy Smoke

1999 | Holy Smoke

Una jovencita australiana hace turismo en la India con una amiga. Fascinada por la doctrina de un santón, decide permanecer en ese país. Ha tenido una revelación, quizá ésa es la espiritualidad que necesita para encontrar la paz. No lo cree así su familia, que con engaños la trae de regreso a casa, y la pone en manos de un experto en desprogramar personas que han sufrido lavados de cerebro por parte de sectas. Al principio el tipo controla la situación, pero acabará acostándose con su cliente. Jane Campion (El piano, Retrato de una dama) empieza con tino su historia, pero a mitad de trayecto (la relación ¿amorosa?) pierde un tanto el norte. Suerte que la magnífica interpretación de Kate Winslet (entonces no se le veía en pantalla desde el puntazo de Titanic) salva la papeleta. Harvey Keitel hace lo que puede con un personaje complicado, que debe combinar su seguridad inicial con una posterior perplejidad.

5/10
Arlington Road

1999 | Arlington Road

Inquietud. Hay películas de intriga que basan su eficacia en crear en el espectador una angustia creciente. Se trata de provocar en él una cierta incomodidad, que le haga revolverse en el asiento. Esto se puede lograr con estilo, respetando al espectador; o burdamente, con trucos fáciles. El casi debutante (y por tanto, desconocido) Mark Pellington, se apunta al segundo grupo en Arlington Road; lo que se agradece. El film comienza, ya, de un modo sobrecogedor. En medio de uno de esos encantadores barrios suburbiales, tan típicos en Estados Unidos, un asustado Jeff Bridges recoge entre sus brazos a un chaval ensangrentado. La escena ofrece un elaborado estilo documental. ¿Qué ha ocurrido? ¿Un atentado? ¿El tiroteo provocado por un psicópata? ¡No! El chaval estaba jugando con unos petardos, junto a un grupo de amigos, cuando ocurrió el accidente. Accidente que, a Dios gracias, resulta de poca monta. Pero que sirve para que el viudo al que da vida Bridges entable amistad con los vecinos padres del niño, y para que los hijos se hagan amigos. El arranque del film es toda una declaración de principios. La secuencia parece presentar una tragedia, pero queda en nada. Y a medida que transcurre la historia, los interrogantes que se plantean hacen buena aquella máxima de que “nada es lo que parece”. Los vecinos muestran su lado más encantador, pero poco a poco asoma en ellos otra faceta, oscura, poco clara. El personaje de Bridges aparenta ser un paranoico, que cree ver en ellos a peligrosos terroristas: una serie de coincidencias, de datos descubiertos aquí y allá, hacen que planee la sombra de la duda. Y el director consigue que el espectador crea, alternativamente, a uno y a otros: ahora tiene razón el estupendo Bridges al investigar a sus vecinos, ahora son los vecinos (inconmensurables Tim Robbins y Joan Cusack, ésta mostrando un registro diferente a sus papeles de comedia) los que, con todo el derecho del mundo, reprochan a Bridges que husmee en sus vidas.

7/10
Carretera perdida

1997 | Lost Highway

David Lynch vuelve a ponerse detrás de la cámara, y el resultado es esta película que cuenta con las virtudes y defectos de sus antiguas realizaciones. La historia se centra en el matrimonio compuesto por Fred Madison y Renée, que viven en un lugar aislado. Un día alguien llama a la puerta. Cuando abren no encuentran a nadie, sólo una cinta de video. El hecho vuelve a repetirse día tras día. Las cosas empeoran, cuando un día la cinta contiene la filmación de un asesinato real. Ahora la vida de Fred se convierte en una auténtica pesadilla... Bill Pullman, Balthazar Getty y Patricia Arquette son el excelente trío de actores que encabeza el reparto de este film inquietante, enfermizo y onírico, absolutamente inclasificable, que incluye traslación de personalidades y revueltas narrativas sin causa aparente. Es decir, David Lynch en el momento más alto de su mundo pesadillesco e insano. La película cuenta con la fotografía de Peter Deming, que sabe recoger ese tono psicodélico que tanto gusta a Lynch. Destaca también la excelente banda sonora a cargo de Angelo Badalamenti, habitual del director.

8/10
Profiler

1996 | Profiler | Serie TV

Serie estadounidense cuya trama se inserta en el tipo de género criminal, de casos crueles con asesinos especialmente sanguinarios. El punto de partida es la doctora Waters, una psicóloga criminalista que cuenta con el don de 'visualizar' la mente de los asesinos al ver a las víctimas. Pero esa faceta de su vida se ha cobrado un gran precio: su marido ha sido víctima de un asesino psicópata. La doctora se integrará en un equipo de polis para intentar descubrir a criminales especialmente peligrosos, pero su obsesión será encontrar al asesino de su esposo. Un total de cuatro temporadas se mantuvo en antena esta serie criminal, que obtuvo un interesante éxito. Entre los protagonistas se encuentra Julian McMahon, que más tarde triunfaría en la atrevida Nip/Tuck: a golpe de bisturí.

5/10
La ciudad de los niños perdidos

1995 | La Cité des enfants perdus

Krank es un científico que vive junto a unos clones en una plataforma en medio del mar. Es incapaz de soñar y por ello envejece cada vez más rápido, lo que le hace raptar a los niños de la ciudad portuaria que tiene más cerca y robarles sus sueños. En la ciudad vive el gran One, que va en busca de su hermano pequeño Denre; pero también aparecen otros personajes, como Miga (estupenda Judith Vittet), la niña de nueve años que acompaña a One; o Irvin, el cerebro que vive en un acuario. Cinta fantástica, llena de seres extraños, dirigida por Jean-Pierre Jeunet (Amelie) y por Marc Caro, que también trabajó con Jeunet en Delicatessen. La trama, lejos de tener un argumento lógico, resulta algo confusa y se alimenta de personajes oníricos e imaginarios y de situaciones surrealistas, que parecen sacadas de un cuento tenebroso. La estética, por momentos oscura y claustrofóbica, da paso también a momentos muy tiernos, en este film muy del estilo de Jeunet. Entre el reparto se puede ver al feote Ron Perlman (Hellboy), que interpreta al enorme One, o a Dominique Pinon (La gran aventura de Mortadelo y Filemón), que hace el papel de los clones.

6/10
Desnudo en Nueva York

1994 | Naked in New York

Jack Briggs, joven autor teatral, decide revisar su pasado para averiguar las causas de su desorden emocional. Su primera obra de teatro ha fracasado, su mejor amigo ha dejado de hablarle y su inestable relación con su novia se ha vuelto a romper. Insulsa comedia romántica que cuenta como productor ejecutivo con Martin Scorsese, aunque parece estar inspirada en el cine de Woody Allen.

5/10
Twin Peaks: El fuego camina conmigo

1992 | Twin Peaks: Fire Walk with Me

David Lynch dirigió esta precuela de la serie televisiva que él mismo había creado. Sigue los pasos de la famosa Laura Palmer, durante los últimos siete días de vida, antes de que fuera asesinada. Laura es una hija ejemplar y reina del instituto de día, pero por las noches se prostituye para comprar drogas. Además, sufre maltratos por parte de su padre, poseído por el diabólico Bob. El arriesgado cineasta se luce en algunas secuencias inexplicables, como la aparición de David Bowie. Mantiene la atmósfera irreal propia de la serie.

6/10
Twin Peaks (2ª temporada)

1991 | Twin Peaks (Season 2) | Serie TV

El agente Cooper sigue investigando el asesinato de Laura Palmer. Inesperadamente, un misterioso asaltante dispara contra Cooper. Mientras éste se recupera, tiene unos sueños en los que se le aparece un gigante que le ofrece nuevas pistas. La segunda y última temporada de la serie creada por Mark Frost y David Lynch acentúa los elementos oníricos y surrealistas de la trama. El final deja flecos abiertos, pero es sin duda uno de los más originales de la historia de la televisión.

7/10
Twin Peaks

1990 | Twin Peaks | Serie TV

El agente Cooper, del FBI, es enviado al pueblecito de Twin Peaks. Allí, debe resolver el misterioso asesinato de Laura Palmer, en apariencia la estudiante e hija ideal. Cuando empieza sus indagaciones, Cooper descubre que Laura Palmer estaba envuelta en asuntos muy escabrosos. David Lynch (Mulholland Drive) y Mark Frost revolucionaron el panorama televisivo con esta mezcla de thriller, cine fantástico, humor negro y surrealismo, propia de la retorcida mente del creador de Terciopelo azul. Pese a la originalidad del conjunto, dio la impresión de que los creadores perdieron en algún momento el rumbo de adónde querían llegar. Pues lo que era una intrigante historia policial en un lugar recóndito, con muchos personajes variopintos, se fue mezclando con escenas oníricas y vericuetos de difícil encaje, que hicieron perder fuelle a la histoira. Lynch volvió a recurrir al actor Kyle MacLachlan (Dune) para interpretar al protagonista, un original agente del FBI, siempre grabando sus apreciaciones para una nunca mostrada secretaria, y con una jovialidad e intuición sorprendentes. Inolvidable la partitura minimalista del compositor Angelo Badalamenti, habitual del director.

7/10
El placer de los extraños

1990 | The Comfort of Strangers

Colin y Mary conforman una pareja que ha caído en la rutina y el aburrimiento, no saben si casarse o no, ella tiene dos niños y a él no le gustan... Por ello, deciden darse un respiro y hacer un viaje a Venecia, que les ayudará a desconectar y a reavivar la llama de su amor. Allí conocen a un enigmático y cautivador individuo llamado Robert, y a su mujer Caroline con los que establecerán un extraño vínculo protagonizado por la obsesión y el erotismo. Basada en una novela de Ian McEwan, Paul Schrader dirige una asfixiante y morbosa película ambientada en una sofocante Venecia llena de callejuelas laberínticas –la ciudad es una auténtica protagonista de la cinta– que llegan a aprisionar a la pareja protagonista. Christopher Walken interpreta notablemente a un hombre obsesivo que acaba influyendo en el matrimonio formado por Everett y Richardson. Helen Mirren completa el cuarteto, en el papel de esposa de Walken, enfermiza y siniestra. La cálida fotografía de Dante Spinotti y la música de Angelo Badalamenti, en su segunda colaboración con el director, contribuyen a crear ese ambiente que atrapa y conduce la historia hacia un sorprendente final.

6/10
Corazón salvaje

1990 | Wild at Heart

Recién salido de la cárcel, Sailor se reúne con su amada Lula. Ambos emprenden un viaje por carretera, aunque la psicópata madre de Lula no aprueba la relación y contrata a un asesino para acabar con Sailor. Y no son los únicos personajes algo mal de la cabeza que pululan por el film... Atípica y salvaje historia de amor, con formato de ‘road movie’ basada en una novela de Barry Gifford, vista por el siempre personal prisma de David Lynch, plagado de situaciones absurdas y fantásticas, humor negro, violencia, sexo y planos impactantes. Palma de Oro en Cannes. Gran reparto y música de Angelo Badalamenti. Resulta impagable la interpretación de Nicolas Cage, con su sempiterna chaqueta de piel de serpiente, susurrando la canción "Love Me Tender" al oído de una joven y bella Laura Dern.

6/10
Un toque de infidelidad

1989 | Cousins

Larry y Maria son primos lejanos. Cada uno, por separado está casado y tiene hijos pero sus vidas están vacías. Para castigar a sus cónyuges se hacen pasar por amantes, pero nada de esto es cierto. Con el tiempo, surge entre ellos una amistad más especial que poco a poco se tornará en amor. Los problemas surgirán en seguida pues tendran que enfrentarse a su vida y al deseo de estar juntos. A pesar de intentar evitar la relación, su amor será mucho más poderoso. Ted Danson (Cheers) y la encantadora Isabella Rossellini (Corazón salvaje, El inocente) son la pareja protagonista en este drama romántico dirigido por Joel Schumacher (El cliente, Última llamada). El tono cómico lo pone Lloyd Bridges (Aterriza como puedas) que aporta frescura y momentos hilarantes en algunas de sus escenas.

5/10
S.O.S. Ya es Navidad

1989 | Christmas Vacation

Pasar la Navidad con la grata compañía de la familia será una dura tarea para Clark Griswold, sobre todo cuando su caradura primo Eddy aparezca en su casa con todo su clan a dos semanas para Nochebuena. Además, el cabeza de los Griswold espera ansioso la gratificación económica de su antipático jefe, y todavía tiene que comprar los regalos e iluminar la casa. Clark sólo quiere celebrar las fiestas como cuando él era niño. Comedia navideña donde todo sale mal, lo que despertará más de una carcajada. Chevy Chase protagoniza este embrollo festivo acompañado de Beverly D'Angelo. Ambos actores participaron en una serie de filmes como matrimonio, donde debían lidiar con su familia de vacaciones por Europa o en los casinos de Las Vegas. El guión lo escribe John Hughes (Solos con nuestro tío, Flubber y el profesor chiflado) y entre el reparto aparece una jovencita Juliette Lewis.

4/10
Espera a la primavera, Bandini

1989 | Wait Until Spring, Bandini

La vida de una familia de inmigrantes italianos en el pueblo de Rocklin, en el estado de Colorado en los años 20 del siglo XX. La historia se centra en el padre de familia, Svevo (Joe Mantegna), albañil en paro, cuando se encapricha de una mujer rica del pueblo, Mrs. Hildegarde (Faye Dunaway). A su vez se recoge la vida cotidiana del hogar de los Bandini, especialmente de Arturo (Michael Bacall), el hijo mayor, y de su madre Maria (Ornella Muti). La película se basa en la estupenda novela de John Fante (1909-1983), autor italoamericano que se ganó la vida como guionista en Hollywood y que escribió varias novelas con su 'alter ego' Arturo Bandini como protagonista. De todas maneras, las adaptaciones de sus libros no hacen justicia al genio de Fante, un escritor con mayúsculas, autor de absolutas maravillas literarias.

5/10
Pesadilla en Elm Street 3

1987 | A Nightmare on Elm Street 3: Dream Warriors

Ha pasado el tiempo, pero la matanza llevada a cabo en el barrio de Elm Street no se olvida. Nancy Thompson es ahora una brillante psicóloga que estudia el sueño en sus pacientes. Debido a que Freddy Krugger anda suelto y sigue haciendo de las suyas en los sueños de sus víctimas, la joven está decidida a acabar con él y para ello, analiza a sus pacientes mediante una terapia. Los niños a los que trata, serán capaces poco a poco de ampliar capacidades físicas como si se tratara de poderes. ¿Puede ser esta la solución para acabar con Krugger? Vuelta de tuerca a la saga de terror más conocida de todos los tiempos, donde Heather Langenkamp recupera el papel del primer film. Debut en el cine de Patricia Arquette (Stigmata).

4/10
Los hombres duros no bailan

1987 | Tough Guys Don't Dance

Ryan O'Neal es un escritor con un pasado criminal que se obsesiona con resolver una serie de misteriosos asesinatos y crímenes. Al actor le viene que ni pintado el papel de atormentado con un oscuro pasado pero que aún así, lucha por lo que cree que es justo y trata de poner fin al sinsentido de la violencia. Se trata de uno de los primeros títulos como actriz de la italiana Isabella Rossellini.

4/10
Terciopelo Azul

1986 | Blue Velvet

La calma del idílico pueblo de Lumberton se rompe cuando Jeffrey Beaumont descubre una oreja humana en su jardín. Con ayuda de Sandy, la dulce hija del policía local que investiga el caso, Beaumont descubre que el macabro hallazgo está relacionado con Dorothy Vallens, cantante atormentada por un sádico gángster. Nada es lo que parece. Para el personalísimo director David Lynch, bajo la cómoda existencia cotidiana existe un submundo turbio e irreal. Esta premisa, también presente en otras de sus obras, como Corazón salvaje o la serie Twin Peaks, aparece por primera vez en este film, la película de culto por excelencia de los 80, y la que consagró a Lynch. El insano cineasta despliega sus toques surrealistas habituales, sin que esto impida que se pueda seguir claramente la trama central, a diferencia de algunas de sus obras posteriores. Protagoniza el film uno de sus actores fetiche, Kyle MacLachlan.

8/10
Law and Disorder

1974 | Law and Disorder

Dos veteranos policías están cansados de seguir las reglas para imponer el orden y la ley en Nueva York. Ahora van a ir a su aire. Una comedia encabezada con simpatía por Carroll O'Connor y Ernest Borgnine.

5/10

Últimos tráilers y vídeos