IMG-LOGO

Biografía

Anna Castillo

Anna Castillo

26 años

Anna Castillo

Nació el 09 de Octubre de 1993 en Barcelona, España

Premios: 1 Goya (más 2 nominaciones)

Goya
2019

Nominado a 1 premio

Goya
2018

Nominado a 1 premio

Goya
2017

Ganador de 1 premio

Filmografía
Vamos Juan

2020 | Vamos Juan | Serie TV

Han pasado dos años desde que este ministro de agricultura tocara las más altas cimas del poder. Ahora, alejado de la actividad política, lleva una vida sencilla trabajando como profesor de biología en un instituto de Logroño. Sin embargo, ni su ambición política ni su vocación de servicio público se han apagado. Consciente de lo mucho que aún le queda por aportar, Juan Carrasco decide dar un paso adelante: reunir a su equipo de confianza, volver a Madrid y fundar un nuevo partido.

La línea invisible

2020 | La línea invisible | Serie TV

Correcta serie televisiva que reconstruye los inicios de ETA, desde que era una simple organización juvenil que lanzaba petardos en los primeros años 60 contra el régimen franquista y predicaba la lucha obrera hasta que cruzó la línea y se convirtió en una execrable organización terrorista que con el paso de los años llegó a asesinar a casi 900 personas hasta su definitiva disolución en 2018. La línea invisible cuenta hechos reales y los principales personajes son verídicos, aunque la narración haya sido en parte ficcionada para desarrollar un hilo coherente. Creada por Abel García Roure, cuya escasa trayectoria hasta el momento pasa por haber dirigido el estimable documental Una cierta verdad, la serie presenta a unos pocos personajes de clase media, jóvenes idealistas universitarios que sienten la necesidad de combatir a Franco. Destacan de entre ellos los dos hermanos Etxebarrieta, José Antonio y sobre todo Txabi, éste brillante estudiante de cuarto de carrera y que pronto tendrá las ideas muy claras acerca de lo que quiere que sea la organización. En el lado opuesto se situará el comisario Melitón Manzanas, implacable perseguidor de cualquier elemento subversivo contra el régimen y que pronto estará en el punto de mira de ETA.  Es un lugar común decir que ETA nació en un seminario y aquí eso se corrobora con creces, aunque más bien cabría decir en una casa parroquial (de Getaria, para más datos), auspiciada por parte del clero. Es creíble por otra parte el bosquejo que se hace de los personajes jovenzuelos claramente exaltables y manipulables, quizá no especialmente inteligentes pero altamente influidos por las ideas políticas y revolucionarias del momento. Por eso, más allá de luchas sociales e injusticias contra la clase obrera, fue la simplona apelación al sentimiento de la identidad vasca el detonante suficiente para llegar a la barbarie. La serie está producida por Movistar+ y consta de seis capítulos dirigidos todos ellos por Mariano Barroso (Todas las mujeres). El director catalán logra una convincente reconstrucción de época, donde se ha puesto especial cuidado en el vestuario, y, aunque en ciertos momentos quizá se nota la escasez del presupuesto, los contados efectos especiales no cantan demasiado. Entre el reparto destaca sin duda un verosímil Àlex Monner como Txabi Etxebarrieta, el cual está acompañado de secundarios de renombre como Antonio de la Torre (Melitón Manzanas), Asier Etxeandia (llamado “el inglés”, en clara referencia a Julen Madariaga), Anna Castillo (en el papel de la etarra Txiki) o Patricia López Araniz como la amante del policía.

6/10
Adú

2019 | Adú

Adú, un niño de Camerún, inicia un largo viaje para llegar a España junto a su hermana mayor. En Mozambique, un activista medioambiental que trata de detener las actividades de cazadores furtivos de elefantes, tiene que hacerse cargo de su hija, enviada por su madre desde España porque ha tenido un problema de drogas. En Melilla, un joven guardia civil es procesado con otros compañeros, tras la muerte de un emigrante que trataba de saltar la valla de la frontera. Segundo largometraje del profesional con extensa experiencia en capítulos televisivos Salvador Calvo. Tras mirar a la Historia de España en 1898. Los últimos de Filipinas, ahora se centra en la realidad actual de la emigración, a través de tres historias casi paralelas, pues tienen una conexión mínima. Con ellas se pretende ilustrar las diferentes caras de la crisis migratoria: la realidad de quienes viven una situación dura en su país de origen y se lanzan a una aventura compleja con tal de buscar una nueva oportunidad, la de quienes tienen que vigilar que no entren de forma ilegal, y la de quienes han pasado del primer mundo al tercero por propia voluntad. Siempre que se mezclan relatos variopintos se obtiene un conjunto irregular. Aquí sobresale sobre todo el capítulo del pequeño camerunés, con el que resulta fácil empatizar. No se ocultan las partes más horribles del tema tratado, como los mafiosos que se lucran pero dejan a quienes transportan abandonados a su suerte a las primeras de cambio, los depredadores sexuales que tratan de aprovecharse de su situación y el riesgo de muerte. Alguna secuencia resulta especialmente dura, sobre todo la que tiene lugar en un avión. Se luce especialmente el pequeño pero prometedor Moustapha Oumarou, debutante que procede de Benin, país poco cinematográfico, pero donde nació toda una estrella, Djimon Hounsou. No alcanza la misma altura el fragmento paternofilial, salvo por el buen hacer de sus protagonistas, Luis Tosar y Anna Castillo; su desenlace no provoca la emotividad que se espera. También se resuelve de forma demasiado apresurada el fragmento sobre el guardián de la ley, si bien permite indagar en cómo se sienten quienes deben afrontar las oleadas de cientos de atacantes que no dudan en tirarles cal viva si es preciso, y muestra los efectos de las terribles concertinas.

6/10
La vida era eso

2019 | La vida era eso

María y Verónica son dos inmigrantes españolas de diferentes generaciones que se encuentran en un hospital en Bélgica. Allí comienzan a forjar una relación de amistad e intimidad hasta que un inesperado acontecimiento llevará a María, la mayor, a emprender un viaje al sur de España en busca de la familia de Verónica. Una vez allí, María comenzará a cuestionarse sus más sólidos principios.

Paquita Salas (2ª temporada)

2018 | Paquita Salas | Serie TV

En esta segunda temporada, Paquita atravesará muchos cambios en su vida que le demostrarán, tanto a ella misma como al resto del mundo, lo fuerte y decidida que es. Paquita entenderá a través de este viaje tan especial que para tener éxito el primer consiste en aceptarse a uno mismo. Paquita Salas es un falso documental cargado de emoción que te hará reír a carcajadas.

Viaje al cuarto de una madre

2018 | Viaje al cuarto de una madre

Desde que no está su marido, a Estrella, costurera de talento ahora retirada, sólo le dan algo de vida los fugaces instantes con su hija Leonor, quizás para ver algún capítulo de una serie, si bien ella tiende a hacer sus propios planes. La muchacha se siente a disgusto en su nuevo trabajo, como planchadora en un taller textil, así que aspira a irse a Londres a trabajar como ‘au pair’, para aprender el idioma, aunque eso implique la separación temporal de su madre. Acertada ópera prima de la sevillana Celia Rico Clavellino, autora del corto Luisa no está en casa, con las luces y sombras del trabajo de una primeriza, por un lado todo parece bastante sentido, se nota que ha meditado bastante sobre lo que quería contar y que no le pilla de lejos, atención al momento en que da importante información mediante la conversación telefónica con una teleoperadora. Por otro, acusa algún problema de segmentos reiterativos (la segunda teleoperadora), de ritmo o de falta de dirección concreta del relato, que no dan al traste ni de lejos con la obra de una realizadora a la que va a haber que seguir. Explora bastante bien, con enorme sutilidad las ansias de independencia juveniles, en paralelo a la otra cara de la moneda, la perspectiva de quien se queda sola, con la dificultad añadida de ser viuda. Es una maravilla contemplar el trabajo de Lola Dueñas, que sabe imprimir como nadie la contradicción de quien por un lado no quiere que su retoño se vaya, pero que por otro desea lo mejor para ella. Está muy bien acompañada por Anna Castillo, que también refleja que para su personaje irse no resulta fácil, y por el siempre sorprendente Pedro Casablanc, pese a que le ha tocado un personaje más breve, bailarín aficionado por el que Estrella se sentirá atraída.

6/10
Arde Madrid

2018 | Arde Madrid | Serie TV

Ana Mari, instructora católica de la Sección Femenina de la Falange, aprovecha una oferta de empleo de Ava Gardner, que busca personal doméstico, para infiltrarse como criada en la lujosa residencia en La Moraleja de la estrella de Hollywood, de cara a averiguar si detrás de las locas fiestas que organiza se oculta alguna amenaza contra el gobierno o la moral. Por intervención de su superiora, el buscavidas Manolo se hace pasar por su marido, para trabajar como chófer, pero éste se mete en un lío cuando pide una desorbitada cantidad de dinero a un prestamista gitano para un negocio que sale mal. Tras el éxito de los groseros largometrajes Carmina o revienta, Carmina y Amén (ambos protagonizados por Carmina Barrios, su madre) y Kiki, el amor se hace, Paco León dirige los ocho capítulos de una serie televisiva para Movistar+, tras ejercer como actor en otra, La peste. Tenía posibilidades, pues los excesos cometidos en Madrid por Ava Gardner podían haber dado lugar a un interesante retrato costumbrista de la época, basándose en el contraste entre la España de entonces y la diva. De hecho, cuenta con una excelente fotografía en blanco y negro de Pau Esteve Birba  (Buried) que evoca muy bien esos años, y un diseño de producción bastante convincente. Con un reparto ajustado, impresiona sobre todo el trabajo de Inma Cuesta (Ana Mari), estupenda en un registro cómico, como una mujer que se ha quedado coja por la poliomielitis, pero no desentona el propio León, en la línea de los pícaros que interpretaba Tony Leblanc, y Anna Castillo, en un rol similar a los que siempre interpreta. Y tiene varios secundarios memorables, como la cantante Melody dando vida a Carmen Sevilla, o Mariola Fuentes, a quien le ha tocado Lola Flores. En la línea de los citados filmes de León, todo el humor apunta a los mismos lugares, pues explota sobre todo la provocación facilona, que recuerda al primer Almodóvar, pero sin gracia, en gags cutres sobre la sexualidad femenina, las pruebas de embarazo, consoladores de piedra y otras lindezas. Al retrato ridículo de personajes como la propia Ava Gardner (pintada como demasiado vulgar) o el general argentino Juan Domingo Perón y su esposa, Isabel, se suma la caricatura extrema del momento histórico, con falangistas y guardias civiles surrealistas, y una visión del franquismo plagada de tópicos. Estos defectos se juntan con tramas muy débiles, y un agotador bajón de ritmo tras los primeros capítulos. Oportunidad perdida.

3/10
La llamada

2017 | La llamada

Javier Ambrossi y Javier Calvo se han coronado como grandes gurúes del mundo ‘hipster’ tras el éxito de su serie Paquita Salas, que triunfó online sin apoyo de grandes compañías mediáticas. También arrasaron en el teatro con el musical La llamada, de cuya adaptación al cine se han ocupado ellos mismos, rescatando al reparto original. Segovia, en verano de 2013. María, una chica de 17 años, está convencida de que Dios se le aparece, cantando conocidos temas de Whitney Houston. Acude con su amiga de la infancia, Susana, a La Brújula, el campamento juvenil de monjas del que son habituales. Apasionadas ambas del reggaeton y el electro-latino, forman un grupo llamado Suma Latina. Tras escaparse por la noche para ir a la disco, ambas son castigadas, por lo que no pueden acudir a la excursión de sus compañeras. Pasarán el fin de semana recluidas, bajo la supervisión de Sor Milagros, joven monja de buen corazón, y de la dura Sor Bernarda, que trata de transmitir la palabra de Dios a través de la música, pese a que se ha quedado un tanto obsoleta. Puede calificarse como un pequeño milagro que funcione un largometraje musical producido en España, con canciones originales, a las que se suman otras famosas. Que nadie espere coreografías a lo grande, tipo Chicago, ni despliegues vistosos. Se parece más a las pequeñas producciones off-Broadway, que a pesar de la falta de medios tienen frescura. A pesar de su tono distendido, toca temas muy recurrentes en este momento, como la homosexualidad, hacia la que algún personaje se verá atraído, pero también otro que parecía olvidado por el cine español, la fe, salvo en excepciones un tanto minoritarias (véase el cine de Pablo Moreno). No se trata este asunto de forma ortodoxa, lo que quizás podría molestar al público católico, ya que se critica a la Iglesia por sus formas anticuadas, y aquí parece que todo vale con tal de acercarse a Dios. Pueden ofender algunos detalles (elementos de ideología de género, el momento de las risas por la oración compuesta por las palabras de la Virgen, el sensual baile de reggaeton) pero no se cae en la irreverencia o la chabacanería con la que se aborda la religión habitualmente en el cine de nuestro país, y sus religiosas tienen tridimensionalidad, no son meros arquetipos negativos, como casi siempre. También logra no caer en la sensiblería, con un tono que recuerda a en musicales de temática religiosa, como “Jesucristo Superstar”. Gran trabajo del reparto, encabezado por Macarena García, que fuera ganadora del Goya a la actriz revelación por Blancanieves, hermana pequeña de Ambrossi, uno de los coautores y realizadores. A su lado, Anna Castillo demuestra una enorme habilidad para captar el costumbrismo y la forma de hablar de las ‘chonis’, como es bien sabido las jóvenes sin demasiadas expectativas, que parecen regodearse en el mal gusto. Pero tampoco están mal la últimamente omnipresente Belén Cuesta, la monja manipulable, o Gracia Olayo, la religiosa con carácter. El resto de personajes son episódicos.

6/10
Estoy vivo

2017 | Estoy vivo | Serie TV

Paquita Salas

2016 | Paquita Salas | Serie TV

El olivo

2015 | El olivo

El olivo como metáfora de las cosas que importan, el desarraigo, y la posibilidad de recuperar lo que parecía perdido. Alma siempre estuvo muy unido a abuelo Manuel, pero para ambos fue traumática la venta de ese árbol milenario en los años del boom económico, ella, entonces una niña, quedó marcada, y él se volvió taciturno, hasta un estado que pasado el tiempo, se diría senil. Con la sensación de que el abuelo se muere, Alma se embarca de la tarea imposible de dar con el paradero del olivo desaparecido, que resulta estar en Dusseldorf, Alemania, en el hall de una empresa supuestamente ecológica, incluso ha dado pie al logo de la compañía. Acompañado de su tío Alcachofa, y un amigo que la ama calladamente, Rafa, emprenden viaje en un camión para traerse el árbol, aunque ellos desconocen algunos detalles de la dificultad para llevar a buen fin tal meta. Icíar Bollaín maneja un guión de su marido Paul Laverty, y el resultado tiene la cualidad nada desdeñable de ser muy humano, con buen ritmo, flash-backs bien insertados, y perfecto encaje de la parte del pueblo con la parte de "road-movie". Estamos ante una exploración de las mentiras y medias verdades que enturbian la vida familiar, especialmente la relación entre padres e hijos, una falta de confianza que dificulta el amor. También se trata la facilidad con la que nos desnortamos, concediendo prioridad a cosas de importancia muy relativa, como el tener, la prosperidad económica. Elementos como la crisis económica, la transformación de la vida en el campo, la defensa de la naturaleza, las redes sociales, el contacto con personas de otros países y culturas, se imbrican con gran naturalidad, sirven para construir una rica historia. Y están, por supuesto los personajes, muy interesantes, y que nos confirman lo gran actor que es Javier Gutiérrez, y nos llevan a descubrir a Anna Castillo, Pep Ambròs e incluso a no profesionales pletóricos de naturalidad, el Manuel Cucala que compone al abuelo es todo un portento, perfecto para lo que se necesita a la hora de hablar de los olivos. Hay muchos secundarios –las amigas de Alma, la gente del bar, las alemanas...– que están ahí con sus breves presencias, y descollan, su presencia no es caprichosa. Puestos a poner un pero, y aunque se pueda explicar por el estado de ansiedad y desconcierto de Alma, no se entiende por qué ignora a Rafa, no se da explicación alguna a su apuntada promiscuidad.

7/10
Promoción fantasma

2012 | Promoción fantasma

Todos, incluido él mismo, piensan que Modesto está loco, porque en ocasiones ve muertos. Cuando le contratan como profesor en el colegio Monforte, va a constatar que sus visiones responden a la más pura realidad. Los cinco chicos muertos que pululan por el lugar son los fantasmas de cinco alumnos que murieron años atrás en un pavoroso incendio, del que la institución aún no se ha repuesto, para desconsuelo de la directora Tina. ¿Qué tendrán que hacer para descansar en paz? Modesto cree que deben resolver algún tema pendiente, como por ejemplo, aprobar el curso, así que se ofrece a darles clase. Tras la prescindible Spanish Movie, Javier Ruiz Caldera entrega una película que combina razonablemente el subgénero de instituto al estilo John Hughes, con el fantástico y la comedia. El director maneja numerosas referencias cinéfilas, y consigue que el resultado no sea un pastiche indigesto. No diremos que su film es una obra maestra, pero dentro de su carácter ligero está bien contada, dibuja bien las peripecias y problemas de los distintos personajes, y la mezcolanza de géneros no chirría. Los efectos visuales son resultones, hay algunos buenos gags, y aunque no se evita el recurso a la zafiedad, existe un poquitín de contención. Funciona bien un reparto con especialistas en comedia como Raúl Arévalo y Alexandra Jiménez.

4/10
Blog

2010 | Blog

Siete compañeras de instituto de clase media de Barcelona suelen ‘chatear’ entre ellas por internet desde sus casas. Acaban formando una especie de sociedad secreta para llevar a cabo un plan que dejará a sus padres y educadores conmocionados. Opera prima de Elena Trapé, alumna de la Escuela de Cine y de lo Audiovisual de Cataluña (ESCAC). La realizadora, coguionista junto con, curiosamente, otras siete personas más, se basa muy libremente en un suceso real, el embarazo simultáneo de 17 adolescentes, compañeras de instituto, que pactaron ser madres a la vez en Estados Unidos, en 2008. La noticia dio lugar a la miniserie televisiva El pacto, de Fernando Colomo, rodada de una forma más convencional, pero que también trataba de ahondar en por qué las chicas tomaban la decisión de ser madres. Trapé se apunta a la onda de contar la historia mediante filmaciones de las propias protagonistas, webcams, etc., en la línea de películas como Redacted, para darle un aire tan moderno como el título del film, Blog, que no refleja mucho la realidad de la cinta, salvo porque también incluye fragmentos de vídeos que podrían estar sacados de los blogs de las adolescentes. Lo cierto es que la realizadora demuestra talento para dirigir a las jovencísimas pero espontáneas protagonistas, que resultan bastante naturales, y también para contar la historia con mucha más sutilidad que Colomo, apoyándose sobre todo en el fuera de campo. Aunque en el contexto de la película no se explica muy bien por qué unas adolescentes se confabulan para quedarse en estado –a un hecho real puede faltarle verosimilitud cuando se presenta en pantalla–, la cineasta acierta al apuntar hacia numerosos problemas que afectan a la juventud actual, como la soledad, la necesidad de pertenecer a un grupo, la omnipresencia del sexo en la sociedad actual, la necesidad de destacar sobre los demás, etc. Todo está tan sugerido –muy al gusto de los críticos modernos– que ofrece la sensación de que no está ocurriendo nada en la mayor parte del metraje. En cualquier caso, son bastante interesantes secuencias como el rechazo de las protagonistas hacia lo que ven en pantalla, cuando se reúnen para ver una película pornográfica, o sus relaciones sexuales autoforzadas.

5/10

Últimos tráilers y vídeos