IMG-LOGO

Biografía

Holly Hunter

Holly Hunter

62 años

Holly Hunter

Nació el 20 de Marzo de 1958 en Conyers, Georgia, EE.UU.

Premios: 1 Oscar (más 2 premios)

Difícil de cazar

16 Noviembre 2011

A Holly Hunter le cazan para pocos papeles porque los escoge con cuentagotas, pero es un valor seguro que eleva sustancialmente el nivel de las producciones en las que se involucra.

Holly Paige Hunter nació en el viejo sur de Estados Unidos, en Conyers (Georgia), el 20 de marzo de 1958. Fue la menor de los siete hijos de un ama de casa y un granjero que poseía su propia plantación. A los 9 años recibía clases de piano. Animada por sus progenitores decidió estudiar interpretación en la Universidad Carnegie Mellon, de Pittsburg.

Cuando se licenció se mudó a Nueva York para tratar de labrarse una carrera en los prestigiosos teatros de la ciudad que nunca duerme. Como no tenía muchos recursos, se vio obligada a compartir piso con otra aspirante a actriz que con el tiempo también se llegaría a consagrar, una tal Frances McDormand. Ambas residían en una humilde zona del Bronx. "La parte donde estaba mi bloque era de mayoría irlandesa, pero si caminabas unas manzanas, todo el mundo era italiano", recuerda Hunter.

Tras una temporada presentándose a castings infructuosamente, Holly Hunter tuvo un golpe de fortuna cuando de repente se quedó atrapada con otra mujer en un ascensor bloqueado. Mientras la sacaban, mantuvo una larga conversación con su compañera de cautiverio, que resultó ser la dramaturga Beth Henley. Ésta se fijó en su enorme potencial y acabó dándole papeles en sus obras, pues concretamente Holly Hunter sustituyó a Mary Beth Hurt en Broadway en "Crímenes del corazón", y protagonizo la representación en el circuito off-Broadway de "Miss América".

Debutó en el cine en 1981 en la olvidada cinta de terror La quema. Decidió mudarse a Los Ángeles para tener más oportunidades de trabajar. Allí fue poco a poco, pues rodó un par de telefilmes, fue secundaria en Chicas en pie de guerra, de Jonathan Demme y su vieja conocida Frances McDormand la recomendó al director de una película que iba a protagonizar, y que por entonces era su prometido, un debutante llamado Joel Coen, que había concebido con su hermano Ethan la cinta, Sangre fácil. Lamentablemente a Hunter sólo le pudieron dar el cometido de ponerle la voz a una máquina expendedora.

A pesar de la humildad de la propuesta, los Coen triunfaron, y como se habían fijado en el talento de Hunter, la ficharon para protagonizar su segundo trabajo, Arizona Baby, junto a Nicolas Cage. A Hunter no se le dio nada mal interpretar a uno de esos personajes casi surrealistas de los hermanos, en concreto una policía que deja el cuerpo tras enamorarse de un ladrón al que ha detenido, y que planifica junto a él el secuestro de un bebé, porque ambos no pueden tener hijos.

El film era una delicia y abrió las puertas de la gran industria para Hunter, reclutada por James L. Brooks para encarnar a una dinámica directora de un telediario en la divertida Al filo de la noticia, por la que obtuvo una candidatura al Oscar a la mejor actriz. También protagonizó a las órdenes de Thomas Schlamme Miss América, versión cinematográfica de una de las obras de Beth Henley que había interpretado en las tablas.

También se fijó en ella el mismísimo Steven Spielberg, que la convirtió en esposa de un aviador que fallecía en accidente en Always (Para siempre), lamentablemente una de las cintas menos taquilleras del Rey Midas. Aún así la cinta merece ser recordada al menos por dos cosas: porque supuso la última aparición en el cine de la legendaria Audrey Hepburn y por el intenso baile de Holly Hunter con Richard Dreyfuss, que derrochaban romanticismo por los cuatro costados. De hecho, ambos volvieron a formar pareja en Querido intruso.

Para la mayoría del gran público, Holly Hunter es recordada sobre todo como la madre muda que se ha casado con poderes y acaba manteniendo una relación extraconyugal en El piano. Por su trabajo obtuvo el Oscar, el BAFTA, el Globo de Oro, y el premio a la mejor actriz en el Festival de Cannes.

Post Oscar, Hunter fue la recepcionista junto a Tom Cruise en La tapadera, detective en busca de un asesino con Sigourney Weaver en Copycat, doctora que sufre un accidente de coche en Crash (1996), de David Cronenberg, la enviada del cielo O'Reilly en Una historia diferente, fiscal del distrito en El compromiso (2002) y la madre de una chica en la edad del pavo en Thirteen. Volvió a trabajar con los Coen en O Brother!, le puso la voz a la superheroína Elastigirl en Los increíbles y Rodrigo García recurrió a ella para Cosas que diría con sólo mirarla y Nueve vidas.

La actriz sufre sordera en un oído, lo que a veces complica el rodaje de alguna secuencia. Se casó en 1995 con Janusz Kaminski, prestigioso director de fotografía, habitual en las películas de Steven Spielberg, pero ambos se divorciaron en 2001. Desde entonces, Holly Hunter mantiene una relación con el actor Gordon MacDonald, que ha aparecido como secundario junto a ella en la serie Salvando a Grace, donde Holly Hunter es productora ejecutiva e interpreta a la protagonista, una policía que recibe la inesperada ayuda de un ángel. MacDonald y Hunter fueron padres de gemelos en 2006.

Oscar
1994

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Here and Now

2018 | Here and Now | Serie TV

Alan Ball descolló con el guión de la oscarizada American Beauty, aunque luego se ha centrado sobre todo en el mundo del serial televisivo, con títulos como la funeraria A dos metros bajo tierra o la vampírica True Blood. Fuera cual fuera el contexto en que situara sus ficciones, todas compartían la pretensión de ofrecer una radiografía profundamente pesimista de la sociedad actual estadounidense, mostrando las taras que afectan a tantas personas supuestamente normales. Here and Now, que invita a aprovechar el “aquí y ahora” sin vivir con nostalgias o quimeras, no es la excepción a la regla. El punto de partida se diría inspirado en Brangelina, ese idílico y ahora roto matrimonio compuesto por Angelina Jolie y Brad Pitt, con familia numerosa compuesta de hijos adoptivos y biológicos. Pues aquí Ball sigue a una singular y progresista familia, Greg Bishop y Audrey Bayer tienen cuatro hijos, una biológica, Kristen, de 17 años, pero los demás, ya adultos de distintos países, el vietnamita Duc, la liberiana Ashley y el colombiano gay Ramón. Aquello debería ser el modelo perfecto de integración y tolerancia ante las decisiones personales de cada uno, pero Greg se siente deprimido a la hora de cumplir 60 años, y en general cada uno tiene su personal cómputo de frustraciones. Las poses cínicas, las infidelidades, el sexo compulsivo, el recurso a la droga o el alcohol o el afán de controlarlo todo les hunden más en el fango, y para colmo Ramón está teniendo unas extrañas visiones de incomprensible significado. La serie cuenta con un reparto con dos grandes veteranos, Tim Robbins y Holly Hunter, mientras que el resto es uan apuesta por intérpretes menos conocidos. Hay que agradecer a Ball que no se muestre complaciente con el narcisismo vacuo de los personajes, realmente sus personajes son patéticos, auténticos náufragos existenciales a la deriva. Sin embargo, a juzgar por el primer capítulo su propuesta no conduce a ninguna parte, más allá de la constatación de los hechos, y del recordatorio de que necesitamos afecto, aunque no sepamos a veces darlo o aceptarlo, quizá porque se ignora el significado de la palabra "amor". Resulta cansina y tosca la abundante y gimnástica carga sexual de algunos pasajes.

5/10
Song to Song

2017 | Song to Song

La gran enfermedad del amor

2017 | The Big Sick

Amable comedia inspirada en la propia vida de su protagonista, el actor de origen pakistaní Kumail Nanjiani, que últimamente triunfa en la serie humorística de HBO Silicon Valley. El propio Nanjiani firma el guión junto a su esposa americana Emily V. Gordon, con la que está felizmente casado desde hace una década. Kumail vive en Chicago, trabaja como taxista en Uber, pero su sueño es ser comediante, y por ello actúa en clubes nocturnos con sus monólogos, junto a otros colegas buenos amigos. La interrupción en una actuación por parte de Emily Gardner, supone el inicio de una relación, en que ambos van progresando en su enamoramiento. Pero ella va a caer enferma, y le van a inducir un coma, justo después de una fuerte discusión porque él le había ocultado a ella que su familia no deja de planificarle citas para un matrimonio concertado con una pakistaní. En tal impasse, Kumail conocerá a los padres de ella. El televisivo Michael Showalter, que debutó en 2015 en el largo dirigiendo a Sally Field en Hello, My Name is Doris, maneja bien la trama tragicómica y romántica, aunque quizá pueda haber una acumulación excesiva de largas frases de los personajes, en que se nota demasiado la búsqueda de una conexión con los monólogos cómicos que conforman la carrera artística del protagonista. Se agradece de todos modos que domine el equilibrio en el desarrollo, pues fácilmente podía haberse caído en la caricatura o el estereotipo. De modo que tenemos el clásico desconcierto vital de quien busca situarse en la vida, con el añadido del choque cultural, que se ve alimentado por la presión familiar. Sí, Kumail nació en Pakistán, está muy agradecido a los cuidados de sus padres y hermano, y no reniega de sus raíces culturales, pero a la vez ama a Estados Unidos y las oportunidades que le ofrece, aunque le toque lidiar con los prejuicios que despiertan sus orígenes. A la vez, en las relaciones con los demás, se apuesta por la búsqueda de la comunicación y la confianza, señalando el daño que puede ocasionar no decir la verdad, que sirve para que comience a arraigar la podredumbre, que puede echar a perder el amor. Kumail demuestra que además de hacer reír, puede conmover, y está bien el resto del reparto, la encantadora Zoe Kazan, los padres de ella Holly Hunter y Ray Romano, la familia de él, Anupam Kher, Zenobia Shroff y Adeel Akhtar, y los amigos cómicos Bo Burnham, Aidy Bryant y Kurt Braunohler.

6/10
Batman v Superman: El amanecer de la justicia

2016 | Batman v Superman: Dawn of Justice

Por salvar a su adorada Lois Lane, Superman se ve involucrado en un incidente con terroristas que le obliga a comparecer en el Senado. Por su parte, Bruce Wayne, millonario que combate el crimen como Batman, observa con recelo las actividades del hombre de Krypton, porque le considera en cierta manera responsable del derrumbe de su edificio, acontecido mientras el superhéroe se enfrentaba al general Zod, peligroso archivillano procedente de su mundo. Mientras tanto, el maquiavélico Lex Luthor conspira en la sombra. Le ha caído un encargo demasiado complejo a Zack Snyder, pues este film nació como secuela de su trabajo anterior, El hombre de acero, de nuevo con el mismo reparto, encabezado por Henry Cavill, pero también se vende como el enfrentamiento entre los dos personajes más emblemáticos de la editorial DC, Batman y Superman, y aparecen otras creaciones de la casa para tender un puente con The Justice League Part One, que se estrena en 2017, y la segunda parte de la misma, prevista para 2019. Acaban saliendo demasiadas cosas, y el que mucho abarca, poco aprieta... Le habría venido mejor un tono desenfadado y tipo cómic, similar al del modelo que se trata de imitar, Marvel Los Vengadores, que el que tiene, en la línea de la trilogía del Hombre Murciélago dirigida por Christopher Nolan, aquí productor ejecutivo, mientras que repite uno de los guionistas de la misma, David S. Goyer, que ha escrito el libreto con Chris Terrio (Argo). Demasiada tono hiperdramático y poco sentido del humor para un film que mezcla alienígenas, amazonas que luchan con espada, etc. También sobran algunos diálogos pretenciosos, que tratan de aportar simbología teológica a lo que en el fondo es un entretenimiento distendido. Pero nadie quedará decepcionado, pues ofrece mucha acción, efectos sofisticados, una ambientación sugerente, y una esmerada banda sonora compuesta por Hans Zimmer. También tiene nivel el reparto, con algún veterano que le da lustre a papeles sobre el papel un tanto simples, en los casos de Holly Hunter, Laurence Fishburne, Diane Lane y Kevin Costner, mientras que Amy Adams deslumbra como es habitual, el citado Cavill cumple, Ben Affleck no es un Batman tan desastroso como temían los fans, y como mucho se puede decir que a pesar de sus esfuerzos Jesse Eisenberg no acaba de dar con el tono, su Lex Luthor tiene un toque psicótico alejado del que interpretó Gene Hackman que no convence. Por salvar a su adorada Lois Lane, Superman se ve involucrado en un  incidente con terroristas que le obliga a comparecer en el Senado. Por  su parte, Bruce Wayne, millonario que combate el crimen como Batman,  observa con recelo las actividades del hombre de Krypton, porque le  considera en cierta manera responsable del derrumbre de su edificio,  acontecido mientras el superhéroe se enfrentaba al general Zod,  peligroso archivillano procedente de su mundo.  Mientras tanto, el  maquiavélico Lex Luthor conspira en la sombra.En principio viene a ser la secuela de El hombre de acero, de nuevo  con Zack Snyder en la realización, y Henry Cavill como Superman, pero  también se ha aprovechado la coyuntura para enfrentarle a Batman, con  el que forma el dúo de personajes más emblemáticos de DC. Y además, a  Warner le interesa que el film sea un puente con The Justice League  Part One, que se estrena en 2017, y la segunda parte de la misma,  prevista para 2019, que viene a imitar la jugada de Marvel Los  Vengadores, con diversas películas entrelazadas entre sí.Con estas directrices dictadas desde la productora, se acaban  mezclando demasiados elementos y personajes, algunos desaprovechados,  como Wonder Woman, superheroína que parece que pasaba por allí. Además  a Snyder, y a los guionistas Chris Terrio (Argo) y David S. Goyer (El  caballero oscuro) les ha faltado un poco de humor, pues tratan de  imitar el tono el tono de tensión dramática extrema de los films del  hombre murciélago de Christopher Nolan, acreditado como productor  ejecutivo, pero sin mantener su realismo, es más manejando situaciones  muy de cómic juvenil, con alienígenas, amazonas que luchan con espada,  etc.Pero nadie quedará decepcionado, pues se le da al público la acción  prometida, efectos sofisticados, una ambientación sugerente, y una  esmerada banda sonora compuesta por Hans Zimmer. También tiene mucho  nivel el reparto, con algún veterano que le da lustre a papeles sobre  el papel un tanto simples, en los casos de Holly Hunter, Laurence  Fishburne, Diane Lane y Kevin Costner, mientras que Amy Adams  deslumbra como es habitual, Henry Cavill deslumbra, Ben Affleck no es  un Batman tan desastroso como temían los fans, y eso sí, el otras  veces estupendo Jesse Eisenberg no acaba de dar con el tono, su Lex  Luthor tiene un toque psicótico alejado del que interpretó Gene  Hackman que no convence.

6/10
Señor Manglehorn

2014 | Manglehorn

El señor Manglehorn es un hombre maduro, en la sesentena. Regenta una pequeña ferretería y hace trabajos externos en los que saca de apuros a sus clientes. Manglehorn es un hombre triste, solitario, con un mundo interior obsesivo, únicamente ocupado por el recuerdo de Clare, un amor del pasado al que dejó escapar. Con ese corazón atrapado se le hace difícil encontrar un hueco para su hijo, hombre de negocios, o para cortejar a la cajera de un banco con la que ha hecho buenas migas. Sencilla película escrita por el primerizo Paul Logan y dirigida por David Gordon Green (Joe). Se esfuerza este último por retratar en pantalla la vida de un hombre gris, un tipo que va por la vida como alma en pena, con ademanes lentos y mortecinos, con perpetuo aspecto zarrapastroso. Manglehorn, cuyo trabajo es abrir cerraduras, es incapaz sin embargo de abrir su corazón a los demás, vive preso de su mundo egocéntrico, de una existencia sin esperanza, que sólo mira al pasado, al recuerdo... No es fácil hacer atractivo al personaje, y la película se resiente, aunque el guión opte por ofrecer luz al final del túnel. Con una puesta en escena realista, feúcha, Gordon Green dibuja el mundo interior con imágenes saturadas, casi oníricas, e incluye mucha voz en off, soliloquios de Manglehorn que habla con su amor perdido, que le dicta cartas, que sueña con su respuesta. Al Pacino está sólo correcto como el amargado y taciturno protagonista, pero en cambio está brillante Holly Hunter, muy tierna y madura, aunque la relación que entabla con el personaje de Pacino sea en verdad poco creíble.

5/10
Paradise

2013 | Paradise

Bonnie & Clyde

2013 | Bonnie & Clyde | Serie TV

Casi 50 años después de que Arthur Penn filmara su clásico mitificador de la pareja criminal atracadora de bancos conformada por Bonnie Parker y Clyde Barrow, llega esta miniserie un tanto insípida, dirigida por el australiano Bruce Beresford. Las comparaciones son siempre odiosas, pero en este caso no hay color entre las interpretaciones de antaño a cargo de Faye Dunaway y Warren Beatty, y las entregadas por Holliday Grainger y Emile Hirsch. Mientras que fílmicamente, la realización no pasa de correcta. En cualquier caso, con la emboscada final que les cosió a tiros evocada a lo largo de varios puntos del metraje, seguimos la trayectoria de la pareja, en el caso de Clyde desde niño, cuando sus pillerías parecen más bien las típicas de un relato de Mark Twain. Pero luego ya tenemos las andanzas que crecen en crueldad, con asesinatos a sangre fría, pero a la hora de tratar de dar algún tipo de explicación a su comportamiento sociópata, no acaba de darse ninguna satisfactoria, el relato se salpica de frases tipo "era un buen chico", "era una chica maja", y de muestras de un narcisismo malsano. Sí se invita a pensar en el comportamiento de la prensa, representado por una periodista, que busca aprovechar la historia en su propio beneficio, aunque ella está siendo manipulada por Bonnie. Quizá el que más destaca en el reparto es William Hurt, que compone al agente que vuelve del retiro con intención de acabar con la carrera criminal de Bonnie y Clyde sin contemplaciones.

5/10
No nos moverán

2012 | Won't Back Down

Dos madres solteras viven en las afueras de Pittsburgh, en una zona degradada socialmente. Ambas se dan cuenta de que el futuro de sus hijos es muy poco halagüeño debido a la escuela pública de la zona, en donde los alumnos salen prácticamente sin saber leer. Entre las dos –una de ellas es profesora– se propondrán cambiar la escuela y para ello tendrán que sudar la gota gorda, convencer a profesores, sindicatos, etc. Interesante film basado en hechos reales que muestra cómo el amor es capaz de trasladar montañas. No nos moverán toma partido por la educación como base para mejorar la sociedad, por muy difícil que parezca. El resultado, previsible, es también emotivo y eficaz, aunque quizá sobran algunos minutos de metraje. Hay muy buen reparto, pero destacan sin duda los dos trabajos de las actrices protagonistas, una vitalista Maggie Gyllenhaal y una sufridora Viola Davis.

5/10
Top of the Lake

2012 | Top of the Lake | Serie TV

Jackie

2012 | Jackie

Tercer largometraje de la holandesa forjada en su país con numerosas series Antoinette Beumer, hermana mayor de la actriz Famke Janssen. Sus dos anteriores trabajos (De gelukkige huisvrouw y Loft) apenas tuvieron repercusión fuera de su país de origen. En Jackie, Sofie y Daan, dos hermanas gemelas criadas en Holanda por una pareja de homosexuales, reciben la noticia de que su madre, una hippie estadounidense a la que nunca llegaron a conocer, ha sido ingresada en un hospital de Nuevo México. Deciden coger un vuelo y acudir en su ayuda. En el film tienen una gran importancia las interpretaciones, especialmente por parte de Carice van Houten, conocida por títulos como El libro negro y Valkiria, y de su hermana real, Jelka van Houten, que ha desarrollado su carrera sobre todo en la televisión holandesa. Tienen enfrente a la siempre sorprendente Holly Hunter, que logra dar muchos matices a su taciturno personaje. Jackie habla de la necesidad del ser humano de conocer sus raíces, y de las relaciones materno-filiales. Pero también ofrece una mirada nostálgica, muy poco crítico con los hippies y la contracultura. Todos los personajes parecen abrazar la vida sin ningún tipo de reglas. Salvo por un giro final más o menos sorprendente, su estructura típica de road-movie acaba resultando excesivamente convencional.

5/10
Nueve vidas

2005 | Nine Lives

Película coral, rodada en vídeo digital, lo que supone grano en la imagen, pero libertad de cámara. El film recoge fragmentos de vida en torno a varias mujeres: una presidiaria hispana que sufre mucho por la separación de su hija; una mujer casada que se reencuentra con el romántico amor de sus años mozos; una joven negra, que acude al domicilio de su padre tras una larga ausencia; una mujer infelizmente casada que hace una confesión brutal; una fémina que acude al velatorio de la segunda esposa de su ex marido; una adolescente con las alas cortadas, que cuida de su padre paralítico, y su madre, que concierta una cita con un tipo en un motel; una mujer con cáncer de mama; y una madre que va de picnic con su hijita a un lugar muy singular, el cementerio. Rodrigo García (Cosas que diría con sólo mirarla), cineasta colombiano afincado en EE.UU., sabe entregar nueve pequeñas miniaturas, y construir en cada una de ellas, en un breve lapso de tiempo, una situación emocionalmente intensa. Esa capacidad de síntesis, respaldada por un reparto realmente impresionante, resulta asombrosa. Como suele ocurrir en este tipo de filmes, la unidad se fuerza un poquito, y algunas historias apasionan más que otras. En realidad la película es lo más parecido a un libro que reúne varios relatos cortos, de nexo común mínimo.

7/10
Un golpe de suerte

2005 | The Big White

Paul barnell, propietario de una agencia de viajes en Alaska, descubre un cadáver en un contenedor, cerca de su oficina. Decide fingir que se trata del cadáver de su hermano, para cobrar el seguro de vida, y así poder mudarse con su esposa enferma a una zona más cálida. Pero un peculiar agente de seguros se obsesiona por descubrir la verdad. Además, unos mafiosos intentan recuperar el cadáver.Segundo largometraje de cine del especialista en series televisivas Mark Mylod, tras Ali G anda suelto. En esta ocasión ha dirigido una comedia criminal, para la que ha contado con un excelente reparto.

4/10
Las novias de mi novio

2004 | Little Balck Book

Stacy es contratada para trabajar en un show sensacionalista televisivo. Para documentarse sobre uno de los temas del programa, las relaciones sentimentales del pasado, investiga la agenda de su novio, y se pone a investigar sobre las antiguas relaciones de éste. El director de Funerarias, S.A. aprovecha esta comedia para criticar ligeramente la falta de ética de algunas emisiones televisivas dispuestos a todo para que suba la audiencia. Brittany Murphy, que últimamente protagoniza comedias similares, como Los chicos de mi vida o Recién casados está acompañada por excelentes secundarias.

3/10
Levity

2003 | Levity

Tras cumplir condena por asesinato, Manuel Jordan localiza a la hermana de quien fue su víctima. Sinceramente arrepentido, quiere hacer algo, reparar el daño que hizo, aunque no sabe bien cómo proceder. En su andadura, conoce a una especie de predicador, que le da alojamiento, y a una espabilada joven, que se está deslizando por la cuesta de la autodestrucción. Sensible inmersión en el itinerario de un hombre que busca el perdón y la expiación de sus culpas. Ed Solomon dirige y firma el guión, y se las arregla para ahondar en las heridas del alma de los diversos personajes. Los cuatro actores principales, Thornton, Morgan Freeman, Hunter y Dunst, cumplen con creces en sus respectivos papeles. Sobre todo el primero, que refleja bien en su rostro la encrucijada en la que se debate, y sus dificultades para sincerarse.

6/10
Thirteen

2003 | Thirteen

Tracy es una jovencita de trece años, que atraviesa la siempre problemática “edad del pavo”. Vive con su madre y un hermano (el padre se largó “con viento fresco”), y está un poco “hasta el moño” de casi todo. Su gran ilusión en el instituto es entrar en el círculo de amistades de Evie, una chica guay, a la que sus compañeras envidian, mientras los chicos sueñan con que les dedique una de esas miradas suyas que derriten. Y, sorprendentemente, lo consigue. De modo que empieza a compartir su estilo de vida: ropa pija (si se puede robar, mejor, tiene más emoción), alcohol, droga, sexo… El vértigo de la espiral por la que se desliza le deja casi sin aliento, aunque acabará tocando fondo… y es que hay amistades, que de amistad sólo tienen el nombre. Entretanto, la relación hija-madre, alcanzará un importante deterioro. Dura película sobre cierto estilo de vida adolescente, que impera en nuestra sociedad más de lo que nos gustaría creer. Con realismo a veces difícil de soportar, pero con una agradecible honradez, el film hace un pesimista dibujo de una juventud egoísta, a la que la presión de un ambiente consumista y superficial, empuja al borde del abismo. El film tampoco ahorra críticas a los adultos, concretamente a los padres, que con un estilo de vida irresponsable, muchas veces no son, precisamente, el mejor ejemplo para sus hijos. En el film domina un punto de vista femenino: mujeres son la directora, coautora del guión con una de las protagonistas, y mujeres son los personajes principales, la madre y las dos amigas. Las actrices, Evan Rachel Wood, Holly Hunter y Nikki Reed, hacen un magnífico trabajo, sobre todo la segunda, que fue candidata al Oscar a la mejor actriz de reparto.

6/10
El compromiso (2002)

2002 | Moonlight Mile

El vehículo que debía transportar a una feliz novia a la iglesia, se convierte en coche mortuorio que traslada sus restos al cementerio. La vida de 4 personas (la difunta, sus padres, y el novio) ha dado un vuelco radical, de la noche a la mañana. Una bala perdida la alcanzó, y las cosas ya no serán lo que debieron ser. No ha habido boda, cierto, pero los “suegros” de Joe Nast le habían acogido ya como a un hijo. Todo estaba hablado, y la idea era que el malogrado marido trabajara codo a codo con su suegro. Ideales truncados, un cuento de hadas hecho mil pedazos, que se complica más por un hecho que Joe no se atreve a desvelar. Él y su novia habían anulado su compromiso. No estaban seguros del paso que iban a dar, y tenían intención de comunicar su decisión a los padres de ella, cuando la muerte frustró el plan. Ahora Joe se encuentra en una encrucijada. Tiene miedo a aumentar el dolor de los padres de la difunta, pero su silencio alimenta una espiral de afecto y atenciones de las que no se cree merecedor. E incluso suponen una planificación no deseada de su vida, que debiera discurrir por los cauces elegidos por él responsablemente. Junto al drama del joven protagonista, el dibujo de los padres de ella (magníficos Dustin Hoffman y Susan Sarandon), con sus inesperadas manías y los mundos que se construyen para evadirse de la realidad cotidiana, no sacan al espectador de la historia; y ayuda a perfilar una buena subtrama, una historia de amor maduro, construido día a día, donde el “cansancio” del otro no sirve de excusa para dejar de amar; o la de los problemas de comunicación con la hija. También tiene entidad el dilema del joven Joe (la carrera de Jake Gyllenhaal va a más): se describe bien un modo de hacer que teme lastimar al otro, en que la falta de sinceridad en el momento oportuno complica las cosas; ese miedo a que te retire el saludo quien hasta entonces te apreciaba, sólo por hablar a las claras, pesa sobre muchas personas, lo que hace más dolorosa la inevitable revelación de la verdad. En este caso cuando el amor llama a la puerta del protagonista.

6/10
Timecode

2000 | Timecode

Mike Figgis hace la clásica película de "cine dentro del cine", aunque experimentando con cámaras digitales, con cierta pretenciosidad que no logra ocultar un enorme vacío. Su idea de dividir la pantalla y presentar historias sórdidas -quien no está enganchado a la droga, tiene alguna relación amorosa inconfensable- con múltiples personajes y sus grises vidas, ofrecido todo de modo simultáneo, exige unas escesivas dosis de complicidad por parte del espectador, que incluso los amantes del cine de autor sólo conceden a unos pocos, un Federico Fellini, un Jean-Luc Godard. Difícilmente a Figgis, al que sólo se agradece su capacidad por afrontar riesgos, aprovechando los costes más asequibles del cine digital.

4/10
O Brother!

2000 | O Brother, Where Are Thou?

Pieza magistral de los hermanos Coen, esos originales genios venidos desde Minnesota. En este caso modernizan la "Odisea" de Homero y trasladan las peripecias de Ulises a la época de la Gran Depresión americana, a ritmo de blues y con un preciso toque surrealista marca de la casa. Los protagonistas, Ulyses, Pete y Delmar, son tres fugitivos que han escapado de la cárcel y emprenden un viaje con unas palabras resonándoles en la cabeza: “Encontraréis una fortuna, pero no la fortuna que estáis buscando”. Esta premonición es pronunciada por un anciano ciego pero visionario, encarnación moderna del Tiresias clásico. Los tres compañeros viajarán por el Estado de Mississippi sin descanso, en busca de un tesoro escondido en el fondo de un valle. Pero su aventura estará llena de peligros, sorpresas y encuentros con los personajes más variopintos: el malvado Cíclope Goodman, un vendedor de biblias con intenciones no precisamente amistosas; un célebre gángster al más puro estilo James Cagney, con el que entablan amistad después de un atraco; un encantador grupo de sirenas capaces de embaucarles con sus idílicas notas musicales; el gobernador del Estado, en plena campaña electoral; y una Penélope que espera y espera en el ideal territorio de Ithaca. Con estas coordenadas de poema épico, Joel y Ethan Coen diseñan una comedia única y originalísima desde el punto narrativo, visual y dramático. El resultado es simplemente tan encantador y magnético como el canto melodioso de las sirenas. Una de las mayores bazas de la película es la banda sonora de T-Bone Burnett, donde se recogen admirables canciones de blues, entre ellas la fascinante "I am A Man of Constant Sorrow". El reparto está plagado de nombres conocidos como John Turturro, John Goodman o Holly Hunter. Pero entre ellos es obligado felicitar a un George Clooney que ofrece un verdadero recital de interpretación. Nadie era capaz de figurarse lo que podía hacer este rompecorazones en manos de los Coen. Su impecable metamorfosis en Ulises con fachada a lo Clark Gable le ha supuesto merecidamente el Globo de Oro al mejor actor de comedia. Y es que los "brother" Coen convierten en oro todo lo que tocan.

8/10
Cosas que diría con sólo mirarla

2000 | Things You Can Tell Just By Looking At Her

Rodrigo García, hijo del escritor Gabriel García Márquez, Premio Nobel de literatura, firma un debut extraordinario con un encadenado de pequeñas historias con protagonistas femeninas y un aura de realismo mágico. La doctora que busca al hombre ideal, la detective que vive con su hermana ciega, la madre soltera sorprendida por su nuevo vecino, la ejecutiva de un banco que descubre que está embarazada, la mujer enferma… Todos estos pequeños fragmentos de vida cotidiana, impregnados de elementos románticos y trágicos, se funden en el film con pasmosa facilidad. El reparto es de primera división.

7/10
De ahora en adelante

1998 | Living Out Loud

Judith está desolada. Su marido, prestigioso médico, la ha dejado por una mujer más joven. Sola, tiene una gran nostalgia del amor. El encuentro con un tipo es más una fantasía que otra cosa, pero le sirve para iniciar una singular amistad con el conserje y ascensorista de su lujosa vivienda en la Quinta Avenida neoyorquina. Agradable película romántica, con historia de amor ¿imposible? entre Holly Hunter y Danny DeVito. Supone el debut en la dirección de Richard LaGravenese, guionista de tramas amorosas como Los puentes de Madison o El hombre que susurraba a los caballos.

5/10
Una historia diferente

1997 | A Life Less Ordinary

El éxito de Trainspotting lanzó al trío británico Danny Boyle (director), John Hodge (guionista), Andrew Macdonald (productor) a filmar su primera película americana, una historia romántica y optimista, abierta a la trascendencia. Y que, sin embargo, conecta con la visión desencantada del mundo de los otros films de Boyle. A su manera, los dos protagonistas responden al perfil de jóvenes con pobres horizontes vitales. Robert, un perdedor, trabaja en una empresa de limpieza, pero su ilusión sería escribir guiones de cine. Su despido y sustitución por un robot, es un shock. Desesperado, amenaza a su jefe y se lleva a su hija Celine, con intención de pedir un rescate. En cuanto a Celine, rica y mimada, tiene caprichos tan peligrosos como el tiro a la manzana con un sufrido criado debajo. Tras muchos novios que no le han satisfecho, decide añadir algo de emoción a su vida facilitando a Robert su secuestro. Si perdedores son en el film los seres humanos, lo mismo cabría aplicar a los ángeles Jackson y O’Reilly, y a su jefe, el arcángel Gabriel; en su concepción antropomórfica, en clave humorística, es visible su cansancio de ayudar a los humanos en sus continuas crisis matrimoniales. En su nueva tarea, lograr que Robert y Celine se enamoren, las dificultades les llevan a considerar la paciencia de Dios con los hombres, y a pensar que quizá los tiene demasiado descontrolados. Pues la ayuda celestial a los protagonistas no impide su libertad. Aunque aventuras y desventuras sean alocadas, y recurran a la violencia paródica, las domina un tono que tiende a ser amable, y que posibilita la declaración final –sobre un fondo en que se retroproyectan diversos sucesos acontecidos en el film–, en que los protagonistas hablan explícitamente de su confianza en la providencia divina. Sin ser sesuda –tiene un tono ligero, a veces algo frívolo y sensual, siempre con sentido del humor–, la película habla de que es alcanzable la felicidad entre un hombre y una mujer, y de las ayudas insospechadas que uno puede recibir. Boyle menciona dos referencias para su film: A vida o muerte (Michael Powell, 1946) en el tratamiento celestial, y Sucedió una noche (Frank Capra, 1934) en la relación de él y ella. No está mal para alguien a quien se relaciona siempre con directores modernos (Quentin Tarantino, Stanley Kubrick, Martin Scorsese, David Lynch). Para presentar el cielo se opta por una óptica moderna –los ángeles podrían ser ejecutivos de una empresa moderna–, con presentación visual en que domina el color blanco, en vestuario, mobiliario y luz. La relación de Robert y Celine, aun dentro de esa visión contemporánea, remite a los clásicos. Se juega bien con el contraste de personalidades que caracterizan Ewan McGregor y Cameron Díaz: él algo tímido y poco decidido, ingenuo, con escasa imaginación, víctima del capitalismo; ella resuelta e ingeniosa, cansada de su vida de niña consentida. Existe la tan manida química entre los dos actores, y los momentos de humor –y drama– funcionan perfectamente. Las llamadas para pedir el rescate, o el modo en que esquivan a un vecino curioso, son modélicos.

6/10
Crash (1996)

1996 | Crash

James y Catherine son un matrimonio acostumbrado a experimentar nuevas sensaciones en su vida íntima y amorosa. Un día, James choca con su automóvil con el de una mujer llamada Helen y ambos sienten una irresistible atracción sexual. Esto no será más que el comienzo de una tortuosa y salvaje relación que implicará también a Catherine, a otro individuo de nombre Vaughan, al cual le gusta coleccionar noticias y fotos de relevantes accidentes de coche, y a una extraña mujer que tras un accidente debe cargar con una ortopedia enganchada a la pierna. David Cronenberg, director de La mosca (1986) o El almuerzo desnudo, lleva la batuta, como nadie podría hacerlo, en esta historia enfermiza sobre cuatro personajes cruzados que se ven arrastrados por sus más bajas pasiones, siendo ésta la única fuerza que mueve sus vidas. Alabada por algunos y odiada por otros, lo cierto es que la cinta recoge una buena sucesión de escenas eróticas y sexuales cargadas de intenciones perversas, morbosas y escandalosamente retorcidas. Entre los actores destacan el rarito James Spader, así como una enigmática Holly Hunter, una sensual Deborah Kara Unger y la siempre turbia Rosanna Arquette. La película estuvo nominada ala Palma de Oro y fue galardonado con el premio especial del jurado de Cannes en el año 1996, además de recibir otros galardones.

4/10
Copycat

1995 | Copycat

Un brutal asesino está cometiendo unos crímenes exactamente iguales a otros asesinatos célebres de la historia. La psicóloga Helen Hudson, que padece agorafobia, es decir, un miedo atroz a los lugares abiertos, andará tras el caso y contará con la ayuda de la detective M.J. Monahan. Cada vez que se acercan un paso hacia el asesino, sus vidas también correrán más peligro. Emocionante cinta de intriga que no deja respiro. Sigourney Weaver (Alien, el octavo pasajero) y Holly Hunter (Al filo de la noticia) protagonizan el thriller con solventes interpretaciones. Destaca la fotografía del húngaro László Kovács.

5/10
A casa por vacaciones

1995 | Home for the Holidays

Día de Acción de Gracias. Como tantos norteamericanos, Claudia (Holly Hunter) se dispone a cumplir con la rutina anual de reunirse con su familia; esta vez, con menos ganas que nunca: a la responsabilidad de educar sola a una hija adolescente, se une la reciente pérdida de su empleo. Tendrá que convivir junto a Henry (Charles Durning) y Adele (Anne Bancroft), unos padres, ya mayores, que la quieren mucho pero que la atosigan demasiado; Tommy (Robert Downey Jr.), el hermano homosexual, bromista empedernido, que viene acompañado de un amigo; y Joanne, la hermana responsable y algo amargada, casada y con dos hijos. La tía Glady, con sus rarezas, termina de dar un aire pintoresco al cuadro familiar. Jodie Foster escoge para su segunda película como directora una historia que dibuja las no siempre fáciles relaciones familiares. Usando el personaje de Claudia como hilo conductor, mezcla los aspectos dramáticos con los propios de la comedia. El propósito: mostrar en tono positivo y esperanzado que nadie es perfecto, que en la vida familiar se presentan discusiones y diferencias, y hasta posibles entrometimientos, que a todos cuesta expresar con claridad los propios sentimientos. Esta última cuestión, la de comunicarse, está muy presente en los filmes de Foster como directora (El pequeño Tate) y como actriz (Nell, El silencio de los corderos...). Ella misma ha reconocido que le atraen «las situaciones donde no hay comunicación, donde ese instinto falla». En cualquier caso, las excentricidades y conductas inmorales de los personajes se salvan —a veces con cierto permisivismo— por el cariño con que la directora los mira. Hay un reconocimiento tácito de que esas dificultades son, al fin y al cabo, la vida misma, y que no hay que darles más importancia de la que tienen; también el tiempo se presenta como medicina capaz de desdibujar los malos tragos para dejar presentes, en cambio, los recuerdos entrañables del pasado. Aunque con un personaje principal, la película tiene un carácter coral, con un reparto envidiable, en el que resulta difícil destacar a alguien por encima del resto. Foster, con bastante acierto, decide permanecer detrás de la cámara, concentrándose en narrar la historia y dejando hacer a los actores dentro de unas pautas bien precisas. Así consigue un relato ágil, bien estructurado y planificado, pero a la vez insuflado de cierto aire de espontaneidad. Sin duda que el espectador se reconocerá a sí mismo y a sus parientes en algunas de las situaciones que presenta el film.

6/10
El piano

1993 | The Piano

Ada se traslada en barco a la selva neozelandesa con su hija de nueve años. Allí se reunirá con un hombre con el que se ha casado por poderes. Éste se niega a llevarse su voluminoso piano por la selva y lo abandona en la playa. Ella intentará recuperar el instrumento, y es ayudada por un vecino amigo de los indígenas, que le permitirá tocar en su casa. Esta co-producción entre Australia, Nueva Zelanda y Francia fue uno de los grandes éxitos de taquilla del año 1993, y consagró a los tres grandes actores protagonistas: Holly Hunter, Harvey Keitel y Sam Neill. Asimismo, la magistral partitura de Michael Nyman, compositor habitual de Peter Greenaway, se convirtió en un número uno en ventas. El film se recrea en los pasajes eróticos de la pareja protagonista. Tuvo varios Oscar, dos de ellos para las actrices Holly Hunter y la jovencita Anna Paquin.

5/10
La tapadera

1993 | The Firm

Mitch McDeere (Tom Cruise) es un joven y ambicioso abogado, que ha conseguido su graduación en la prestigiosa Universidad de Harvard. Pronto comienza en un prestigioso bufete de abogados de Memphis, con un sueldo de aúpa. Él y su esposa, interpretada por Jeanne Tripplehorn, son felices con su trabajo y su acomodada vida. Pero una llamada del FBI viene a enturbiar sus felices días. Han descubierto que tras el, en apariencia pequeño bufete, se esconden un montaje para blanquear dinero de la mafia. Mitch se deja llevar por su honestidad, y se propone descubrir toda la verdad. Pero las cosas se complican por momentos, y Mitch tendrá que enfrentarse en una carrera contrarreloj a los resortes ocultos de la mafia. Un eficaz thriller dirigido por todo un especialista en el género, adaptación de la popular novela de John Grisham. La película más significativa de Pollack es Memorias de África (1983), por la que consiguió el Oscar como mejor director, pero también destaca Los tres días del cóndor (1975). Una película atractiva, con grandes dosis de tensión e intriga. Tom Cruise realiza aquí uno de sus papeles más creíbles.

6/10
Querido intruso

1991 | Once Around

Comedia romántica. Renata (Holly Hunter), la hija mayor de un matrimonio italoamericano, ha sido abandonada por su novio, pero se ha enamorado de Sam (Richard Dreyfuss), un excéntrico pero entrañablemente encantador hombre de negocios. Sin embargo, la impetuosa hermana de Renata y sus padres no aguantan las intromisiones desagradables y disparatadas de Sam en su círculo familiar. Éste, charlatán, vanidoso y completamente diferente a lo que se estila normalmente tiene buenas intenciones, pero eso no le impide ir demoliendo poco a poco las estabilidad que reina en la familia de su enamorada. Película divertida y ocurrente, que debe gran parte de su calidad a la actuación del camaleónico Richard Dreyfuss, en un papel lleno de vitalidad y que nadie podía interpretar de modo más convincente.

4/10
Miss América

1989 | Miss Firecracker

Camelle (Holly Hunter), una chica provinciana de cascos ligeros, sueña con ganar un concurso de belleza emulando a su presumida prima Elain (Mary Steenburgen), ganadora años atrás, y que atraviesa una crisis familiar. Popeye, una joven negra (Alfre Woodard), le ayuda a preparar el vestido que lucirá en el desfile. Empezando por Elain, muchos de los conocidos de Carnelle no creen que sea buena idea el que se presente al concurso; pero ella se ha esforzado mucho, incluso corrigiendo su mala fama, y haciendo buenas obras en el pueblo. También aparece en escena el hermano de Carnelle (Tim Robbins), recién salido del psiquiátrico, y un admirador (Scott Glenn).  Una grata comedia de ambientación sureña y sabor agridulce, con atractivo reparto y buenos personajes. Pinta bien la atmósfera de las fiestas locales, los rasgos estrafalarios de unos y otros, lo fácilmente que puede divertirse la gente con bien poca cosa. Quizá como narración es poca cosa, falta progresión, pero tiene buenos pasajes, como la escenificación de un célebre pasaje de Lo que el viento se llevó, a la que sigue un número patriótico de claqué de Carnelle, en la prueba de habilidades de las concursantes a miss; o el descubrimiento del vestido rojo.

5/10
Always (Para siempre)

1989 | Always

Steven Spielberg dirige esta magnífica película sobre personas que dedican su vida a apagar espectaculares incendios forestales, todo ello envuelto en una vida de peligro, aventura, amor y compañerismo. Peter (Richard Dreyfuss) es el aviador mejor dotado de su grupo, un auténtico genio del vuelo capaz de arriesgarse hacia los mayores peligros, de los que no parece tener miedo, con tal de llevar a cabo su trabajo. Su actitud en el aire, sin embargo, no es vista con buenos ojos por parte de la mujer que ama (Holly Hunter) que sufre mucho cada vez que realiza una misión. Un día, al intentar salvar la vida de Al (John Goodman), su mejor amigo, Peter sufre un accidente mortal. El maestro Spielberg rueda una película llena de emoción y ternura, no exenta de realismo y tragedia, todo ello con la inestimable colaboración de unos actores fantásticos y una maravillosa banda sonora compuesta por el especialista John Williams. Fue la última película de la mítica Audrey Hepburn.

6/10
Al final de la vía

1988 | End Of The Line

Dos antiguos empleados de una compañía ferroviaria están a punto de quedarse sin empleo, debido a que la empresa ha decidido abandonar las inversiones que tenía en trenes e invertir en transporte aéreo. Los dos deciden transladarse a la sede central de la empresa y hablar con el Director del Consejo de Administración. Emotivo drama que aborda un complejo tema social de la realidad norteamericana y, también, del resto del mundo: la modernización de las empresas y el hecho de que los antiguos empleados se quedan sin trabajo. Como protagonistas dos grandes actores: el veterano Wilford Brimley y el joven Kevin Bacon. La actriz Mary Steenburgen (Regreso al futuro III) interpreta un papel y realiza las funciones de productora ejecutiva.

4/10
Al filo de la noticia

1987 | Broadcast News

Tom, un locutor de deportes, se incorpora a la redacción de informativos de una cadena de Washington, cuya directora es Jane, una neurótica mujer, obsesionada con controlar todo lo que sucede en torno a ella. El cineasta James L. Brooks, responsable de Mejor... imposible, disecciona los entresijos del mundo del periodismo televisivo, donde se trabaja siempre contra el reloj. Magníficos trabajos de los tres protagonistas. Aunque recibió siete nominaciones al Oscar, no se llevó ninguna estatuilla.

6/10
Viejos recuerdos de Luisiana

1987 | A Gathering of Old Men

En los años 50, en el Sur de los Estados Unidos, el conflicto racial va adquiriendo cada vez más fuerza. Cuando un granjero blanco aparece asesinado, Mathu, uno de sus jornaleros, es señalado como el principal sospechoso. El sheriff de la localidad le arresta ante una multitud que aboga por linchar directamente al acusado sin esperar a un juicio. Ante esta situación, los amigos de Mathu, convencidos de su inocencia, deciden declararse culpables del crimen. Adaptación de la novela “Gathering of Old men”, escrita por Ernest J. Gaines, un prominente profesor afroamericano nacido en Luisiana en 1933. Sus actores rayan a gran altura: el veterano Richard Widmark como el sheriff, Holly Hunter como una mujer que quiere evitar la muerte de inocentes, y Louis Gossett Jr. (inolvidable instructor en Oficial y caballero) que fue nominado a un premio Emmy.

6/10
Arizona Baby

1987 | Raising Arizona

Un atracador de tiendas es detenido por una policía. Cuando ésta le lleva a comisaría para ficharle, ambos se enamoran, por lo que ella deja el cuerpo para compartir su vida. Poco después descubren que no pueden tener hijos, por lo que no se les ocurre otra cosa que el disparatado plan de secuestrar a un bebé. Eligen para ello a un quintillizo, pues piensan que cuando los padres se den cuenta, podrán consolarse con los otros cuatro. Ya desde sus primeros trabajos, los hermanos Coen pusieron en práctica su particular mezcla de géneros, que ha dado películas como (Fargo, El gran salto o El gran Lebowski). Joel aparece como director mientras que Ethan lo hace como productor, si bien en realidad, ambos escriben el guión y se reparten las tareas de realización. Para esta divertida historia contaron con un reparto privilegiado y los papeles protagonistas estuvieron interpretados por dos actores que, poco a poco, se convirtieron en dos celebridades de Hollywood: Holly Hunter (El piano) y Nicolas Cage (Leaving Las Vegas).

7/10
Chicas en pie de guerra

1984 | Swing Shift

Kay es una mujer felizmente casada, cuyo esposo se alista en la marina tras el ataque de los japoneses a Pearl Harbour. Aunque siempre atada al hogar, decide contribuir al esfuerzo de la guerra trabajando en una fábrica de aviones. La responsabilidad de sus nuevas tareas, las amistades y el modo en que le tira los tejos un compañero van a cambiar su percepción de las cosas, a pesar del esfuerzo que realiza por permanecer fiel a su marido.Una mirada a la retaguardia durante la Segunda Guerra Mundial, o cómo la conflagración cambió a todos, soldados y civiles. Jonathan Demme, con guión de una mujer, Nancy Dowd, dirige una película sencilla, nostálgica y romántica, sin trampa ni cartón. Quizá todo parezca demasiado leve, pero uno tiene la sensación de ser testigo de algo auténtico, la añoranza de lo que se fue y el descubrimiento del agradable sabor de las cosas nuevas, una conjunción de circunstancias que conducen a la maduración. El reparto hace un gran trabajo, con menciones especiales para Goldie Hawn y Christine Lahti, esta última nominada al Oscar.

5/10

Últimos tráilers y vídeos