IMG-LOGO

Biografía

Gene Hackman

Gene Hackman

90 años

Gene Hackman

Nació el 30 de Enero de 1930 en San Bernardino, California, EE.UU.

Premios: 2 Oscar (más 1 premios)

Poder absoluto

01 Marzo 2001

Si hay algún rasgo distintivo de este actor de dilatada carrera ese es la fuerza que imprime a sus papeles. Una fuerza distribuida en todos y cada uno de sus gestos, movimientos y miradas, para hacernos sentir el vértigo de sus personajes al borde del precipicio. Un actor de carácter y con carácter, en mayúsculas, que llena la pantallade energía y magisterio interpretativo.

“Era el actor ideal para ese papel debido a su aspecto vulgar y cotidiano”. Con estas palabras, Francis Ford Coppola justificaba en una entrevista la elección de Gene Hackman como protagonista de La Conversación (1974). Una visión ajustada a este “monstruo” de la gran pantalla que ha sabido elevarse sobre un físico anticonvencional y adherirse extraordinariamente a la piel madura de sus personajes. La galería de tipos es extensa: egoístas vagabundos, militares de todo pelaje, pistoleros a sueldo, contundentes policías, abogados inmorales, periodistas en apuros, gángsters románticos, sacerdotes heróicos, villanos de cómic... Todos facturados con la solvencia de un intérprete completo. Porque pocos como él causan en un plano tanta sensación de autoridad; la conferida a una personalidad que transpira los episodios de la vida.

La carrera de Hackman se inició tarde. A los los 34 años debuta en Lilith (1964), luego de hacer papelitos de poca monta en televisión y teatro. No tarda mucho en demostar sus cualidades, en una serie de películas de desigual éxito, hasta que rueda Bonnie and Clyde (1967). En el papel de hermano mayor del mítico delincuente, llama la atención de la Academia y lo nominan al mejor actor de reparto. Un aviso de lo que vendría poco tiempo después. Con Mi padre es un extraño (1970) vuelve a rozar el Oscar en la misma categoría. Definitivamente lo consigue un año más tarde, y como mejor intérprete principal, en French Connection (Contra el imperio de la droga) (1971). Aquí hace de “Popeye” Doyle, un expeditivo policía que, decidido a hacerle la vida imposible a una banda de narcotraficantes, nos brinda una de las persecuciones de coches más memorables de la historia del Cine. Hackman descartó a especialistas en sus escenas y quiso vivir las sensaciones de la dura profesión de poli.

En Gene es costumbre sumergirse absolutamente en su papel: “Simplemente, me limito a vivir con él”. A veces hasta capítulos de su biografía le han servido para ilustrar sus personajes. En el estupendo thriller La noche se mueve (1975), muchos elementos personales, como el abandono de su padre cuando era un niño y su alistamiento a los Marines, están presentes en la caracterización del detective Harry Moseby, un papel bordado a la perfección bajo la supervisión de su director favorito, Arthur Penn.

A pesar de que entonces ya gozaba de la vitola de superestrella, sintió el fracaso con películas consideradas hoy de lo mejor de su filmografía. En La conversación impresiona su forma de mostrarnos la crisis emocional y espiritual de un hombre dedicado al espionaje telefónico, pero la película no respondió a las expectativas en taquilla. A partir de entonces su concepto del negocio cinematográfico se amolda a alternar películas comerciales con otras que le provoquen ese placer de entrar en el plató “para asumir las responsabilidades y acciones de otra identidad”. Lo cierto, es que su profesionalidad está fuera de todo cuestionamiento y en films para el gran público como Superman (1978) y secuelas; Más allá del valor (1983) o Rápida y mortal (1995), su presencia ha ayudado a contrarrestar las carencias de unos productos mediocres.

En los últimos 20 años, su nombre salta continuamente de encabezar los títulos de crédito con Testigo accidental, Arde Mississippi (magnífico agente del FBI que investiga la desaparición de tres personas en el racista Sur de Estados Unidos); a un puesto de honor entre los actores de reparto. Sin reparar nunca en el menoscabo de su popularidad, ha hecho papeles desagradables de poderosos sin escrúpulos, como en No hay salida (1988), Poder absoluto (1996), La tapadera (1993), dejando cadáveres en el camino y demostrando cómo adentrarse en las tripas negras de los peores villanos . El más cruel le dio su segundo Oscar (éste secundario) con Sin perdón (1992), el maravilloso western crepuscular de Clint Eastwood, donde es el temible sheriff del condado.

Al fin, en todos los géneros, Hackman siempre ha dejado patente su versatilidad. Incluso en aquellos donde tiene más condicionamientos, como en la comedia (Una jaula de grillos –1996), sabe provocarnos la risa hasta retorcer en la butaca. A sus 70 años sigue en la brecha y en forma. No hay quien le pare a este Miura de la interpretación hecho para la acción, pero dedicado hacer de todo. Su estilo, su escuela tiene el respeto absoluto del gremio y nadie le discute, si quiera cuando reniega de los efectismos del cine actual. Sus dos últimas lecciones son Equipo a la fuerza (2000) y Bajo sospecha (2000), pero tranquilos, aún, seguro, habrá más.

Oscar
1993

Ganador de 1 premio

Oscar
1972

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Bienvenido a Mooseport

2004 | Wellcome to Mooseport

El presidente de EE.UU. prepara su retiro al pequeño pueblecito de Mooseport. Carismático a más no poder, es conocido entre otras ‘audacias’ por haberse divorciado durante su mandato. Cuando visita la casa donde va a vivir una vez jubilado, las fuerzas del lugar le proponen ser candidato único a la alcaldía. El hombre dice que sí, entre otras cosas para ligar con una joven del lugar. Lo que no sabe es que ésta es la novia del que con toda probabilidad iba a ser el futuro alcalde. Y cuando advierte que el presidente quiere ‘robarle’ a su chica, decide presentarse y competir contra la maquinaria electoral de su rival. Quizá al final su conocimiento de la realidad local sea superior a todo el dominio que el presidente tiene de la ‘gran política’. Simpática comedia con dos pesos pesados de la interpretación, Gene Hackman y Marcia Gay Harden. En ese sentido se nota una cierta descompensación con el rival interpretativo de Hackman, un desconocido llamado Ray Romano (¿habrán pensado los realizadores que este hecho podía ayudar a la hora de componer sus respectivos papeles?). Quién sabe, quizá el film dé ideas a George Bush junior en caso de no ser reelegido el próximo mes de noviembre.

5/10
El jurado

2003 | Runaway Jury

Un tipo felizmente casado, en cuya memoria todavía perduran los recuerdos del cumpleaños de su hijito, es abatido a tiros junto a varios compañeros de trabajo cuando un chiflado irrumpe en su oficina. Un tiempo después se ve el juicio promovido por su viuda contra la todopoderosa industria armamentística, como presunta responsable subsidiaria de la matanza. Tanto la acusación como la defensa se esfuerzan por seleccionar a los ’12 hombres justos’ que puedan fallar un veredicto a su favor. Lo que no saben es que uno de ellos (John Cusack) es un embaucador, que se las ha arreglado para formar parte del jurado. Sus dotes de persuasión son tales que podría inclinar la balanza del veredicto hacia un lado o hacia otro. Y tanto le da quién gane, porque él sencillamente va a poner precio al fallo, y se lo ofrece a las dos partes litigantes. Vibrante adaptación de la novela del especialista en thrillers judiciales John Grisham, donde se ha cambiado a la industria tabaquera del original (quizá por el éxito del film El dilema y porque las tabacaleras ya han sufrido algunos varapalos en los tribunales de EE.UU.) por los fabricantes de armas. Gary Fleder, que ya tiene experiencia en filmes del género (Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto, Ni una palabra, El coleccionista de amantes), dosifica la intriga y sirve con eficacia las sorpresas del tramo final. Es modélica la secuencia de apertura, desasosegadora aunque no se ve un solo tiro; y sabe apuntar muy eficazmente las dotes de observación del personaje de Gene Hackman, que cala al taxista que le conduce en cuestión de segundos. Hay además un completo acierto en el reparto, tanto en las estrellas (Cusack, Weisz, Hackman, Hoffman) como en los personajes secundarios que integran el jurado.

6/10
El último golpe (2001)

2001 | Heist

Diálogo entre los personajes de Gene Hackman y Delroy Lindo. El primero, cuando recoge el cambio de una consumición, lo mira y comenta: “Esto es lo que hace girar al mundo”. “¿El qué?”, pregunta el otro. “El dinero”. “Algunos dicen que es el amor”. “Tienen razón también. Es el amor. El amor al dinero“. Este cínico intercambio de palabras da la medida de un argumento sobre la avaricia, tema omnipresente en la obra de David Mamet. De modo incisivo en sus obras teatrales, críticas con el capitalismo, como American Buffalo y Glengarry Glen Ross; con mayor aire de divertimento en Casa de juegos y, sobre todo, en La trama (1997). El último golpe presenta una trama ligera, en torno a una sofisticada banda de ladrones, acostumbrados a que sus robos sean perfectos. Pero el último no ha salido muy bien. Quizá es hora de que Joe, líder del grupo, se retire con su novia a un idílico paisaje caribeño. Pero, como no puede ser menos, antes deberá dar el golpe final al que alude el título. El director y guionista construye un guión con pliegues y repliegues sorprendentes, aunque acaba pecando de artificioso: el continuo juego de los engaños, perpetrado por unos personajes de escasa moralidad, obliga al espectador a establecer cierta complicidad, a entrar en un juego de las adivinanzas, que consiste en anticiparse al próximo truco del ilusionista Mamet. Fiel a su estilo, las frases y las consiguientes réplicas siguen siendo secas, ingeniosas, impactantes. El reparto, fantástico. Estamos ante un buen Mamet, aunque no sea el mejor Mamet.

6/10
Las seductoras

2001 | Heartbreakers

Max y Page. Madre e hija. Unas cazafortunas que utilizan armas de seducción para forrarse a costa del prójimo incauto. La idea es sencilla: una se liga al tonto de turno y le conduce hasta el matrimonio; luego la otra le seduce, la mujer le pilla en situación comprometida, divorcio al canto y pensión de por vida. Con este método han ido acumulando un pequeño capital. Pero Page está comenzando a hartarse de un modo de vida que no es vida. Además está Jack, un jovenzuelo que comienza a llamar su atención. La madre no está dispuesta a aceptar que su polluelo desea volar fuera del nido paterno. De modo que urdirá una triquiñuela para hacerla volver al redil. Además, juntas tramarán un golpe que esperan sea definitivo. La víctima potencial es Tensy, el magnate de la industria del tabaco, un tipo con mucha, mucha pasta, pero que no captaría la atención ni de una vaca en celo. Las seductoras es una divertida comedia que crea situaciones de enredo en torno a las debilidades de todo hijo de vecino. Aunque David Mirkin, cuando se pone serio, le saca punta de “mensaje” al film y asegura que trata “en gran medida, sobre la necesidad de renunciar a tener todo bajo control y aceptar la incertidumbre de la vida”, ahí es nada. El director, que ha participado en la célebre serie de animación Los Simpson, dice haber tenido como referencia del film los clásicos Las tres noches de Eva y Luna de papel. Aunque un título más cercano al film es Un par de seductores, con Steve Martin y Michael Caine. Sí es cierto que la peli muestra lo difícil que es construir toda una vida sobre la mentira y el engaño. Como explica Hewitt, “la mayor parte del tiempo, estas dos artistas del timo se ganan la vida haciéndose pasar por otras personas. Y creo que no tienen tan claro quiénes son en realidad, porque siempre se ocultan tras la fachada que les permite conseguir lo que necesitan. Para mí, Page es una persona que no se conoce bien a sí misma, y se ve forzada a conocerse a causa de Jack. Y él descubre a la verdadera Page antes que ella, lo que resulta muy frustrante para Page. Y ella tiene que llegar a conocerse a sí misma, al tiempo que intenta ser una profesional, y demostrar a su madre que ya es bastante mayor para ir solita por ahí, cuando realmente no tiene ni idea”.

6/10
The Mexican

2001 | The Mexican

Jerry Welbach (Brad Pitt) es un mafioso, joven y gafado, que malvive de trabajitos de poca monta. Aunque ha decidido acabar con ese tipo de vida lo antes posible, se ve obligado bajo amenazas a realizar un último encargo. Una vez hecho estará en disposición de recuperar su vida sentimental junto a su novia Samantha (Julia Roberts), quien le ha puesto de patitas en calle al comprobar que a Jerry siempre le queda “algo” por hacer. Esta vez, el trabajo en cuestión parece cosa fácil: viajar a México y recuperar una pistola con aura de leyenda y fama de maldita, cuya fabricación encierra una historia de amores turbulentos en el México del siglo XIX. Lo malo es que la pieza es deseada por más de un “coleccionista”, cosa que Jerry constata cuando la pistola se le resiste más de la cuenta y Samantha es secuestrada por el loco asesino Leroy (James Gandolfini). La historia tiene encanto, humor, acción y ambientación suficiente para colocarla por encima del género “comedia tonta con sex symbols de sonrisa profidén”. Gore Verbinski (Un ratoncito duro de roer) realiza una dirección sobrada de oficio y tiene la osadía de transformar la trama mafiosa en una comedia negra con mucho, mucho, de realismo mágico. Algunas escenas tienen un singular toque Coen, como la del disparo en el pie, las lágrimas de Gandolfini o el esperpéntico síndrome de Estocolmo de Samantha. La historia, al vibrante ritmo de canciones mexicanas estridentes, es más que entretenida, pero lo que es un verdadero acierto es el "flash-back" en tonos ocres que narra el origen de la pistola. La película está estructurada en historias paralelas, de tal manera que Brad Pitt y Julia Roberts apenas aparecen juntos en pantalla. Una originalidad un tanto arriesgada, es cierto, pero que logra que un secundario como James Gandolfini gane protagonismo y pueda asombrar al espectador con su fantástica caracterización de Leroy, quizá lo mejor del film. Y Brad Pitt, con el mismo "look" zarrapastroso de El club de la lucha y Snatch. Cerdos y diamantes, sigue demostrando película a película que es algo más que una cara bonita.

6/10
Tras la línea enemiga

2001 | Behind Enemy Lines

Los americanos en Los Balcanes. A punto de irse a casa. El piloto de caza Burnett está harto. Harto de no hacer nada. Y ha decidido presentar su renuncia. Pero en una misión de rutina es derribado y cae “tras la línea enemiga”. Y descubrirá, por supuesto, el orgullo de ser americano. Podría hablarse de todo un subgénero, dentro del cine bélico, de relatos de tipos perdidos en territorio hostil, como el clásico Objetivo: Birmania. Aquí John Moore sirve un film simplemente entretenido, de exaltado patriotismo estadounidense, donde los aliados europeos de la OTAN no dan una. El siempre eficaz Gene Hackman cambia el papel que hizo en Bat 21. Si allí era un coronel caído en territorio vietnamita, ahora le toca organizar el rescate de su chico, el rubito Owen Wilson. Quizá la mejor escena es aquella en que Burnett está a punto de ser descubierto por el enemigo; y, desde el alto mando, los jefes siguen la cosa gracias a las imágenes que ofrece un satélite espía. Aunque, como el espectador descubrirá, a la tecnología todavía le queda un trecho largo que recorrer.

5/10
Los Tenenbaums

2001 | The Royal Tenenbaums

Una familia de genios con un punto, largo, de excentricidad. Son los Tenenbaums, cuyos 3 hijos exhiben su talento en distintas disciplinas: Chas es un as de los negocios, Margot escribe teatro, y Richie maneja la raqueta de tenis como nadie. Pero la excesiva racionalización de sus dones produce una disfunción afectiva, que conduce al naufragio vital. Con el correr de los años, los padres viven separados, y cada miembro del clan arrastra en soledad profundas heridas amorosas. El director y coguionista Wes Anderson toma sin duda elementos autobiográficos para su historia, como el divorcio de sus padres, que le tocó vivir con ochos años, o la sensación de no ser comprendido a causa de su sensibilidad artística. Lo que no impide que el film adopte a veces un tono disparatado, de situaciones extremas, que a veces no toma demasiado en serio como el amor imposible entre hermanos adoptivos. Se apunta con acierto el intento de redención de Royal Tenenbaum, el padre (espléndido Gene Hackman), que simula una enfermedad mortal para recuperar el afecto de los suyos. O la necesidad de contar con el apoyo de los demás para salir adelante. El desgarrador grito “Necesito ayuda”, o el simbólico secreto de Margot –lleva doce años fumando sin que nadie lo sepa–, hablan de esa necesidad tan humana de tener alguien a quien abrir el corazón. Con un ritmo agilísimo, y a través de un entorno de colores pastel y música nostálgica, Anderson y Wilson dibujan una galería de personajes entrañables –acierto pleno en el reparto– que, para vivir con aquello que les hace “diferentes”, necesitan el amor de los que les rodean.

4/10
Bajo sospecha

2000 | Under Suspicion

Puerto de San Juan, Puerto Rico. Estamos en plena época de carnaval. El maduro abogado Henry Hearst, una de las personalidades de la isla, se dispone a asistir a una fiesta de alto postín. Pero una llamada de Victor Benezet, capitán de policía, le va a aguar dicha fiesta. Pues le va a someter a un largo interrogatorio, ya que el descubrimiento del cadáver de una jovencita violada y asesinada parece apuntar hacia él. La noche se promete larga, y las frustraciones, rivalidad y rabia de ambos personajes van a salir a la luz. ¿Aclarará algo las cosas el testimonio de la deslumbrante y joven Chantal, esposa de Hearst? Ya veremos. Duro e inquietante thriller basado en la novela negra 'Brainwash', de John Wainright. De hecho ya había conocido una adaptación cinematográfica, realizada por el francés Claude Miller bajo el título Garde à vue (1981). Quien por cierto dice, muy caballerosamente, que ha encontrado el film de Stephen Hopkins "excelente, emocionante y cautivador". La película trata de explorar el lado psicológico de los personajes. Hearst parece un hombre respetable, pero la duda sobre su inocencia o culpabilidad, va a permitir que nos adentremos en su lado más oscuro, en su voyeurismo enfermizo, en su desequilibrio sexual. Por otro lado tenemos ese enfrentamiento entre dos hombres muy distintos: Hearst es un poderoso que por un momento se ve impotente, derribado de su alto pedestal; mientras que Benezet trata de encontrar la verdad, pero nos cabe la duda de si no se estará regodeando en la desgracia del hombre a quien está interrogando. De este modo asistimos a un duelo interpretativo del que saltan chispas, con dos de los mejores actores del momento: Gene Hackman y Morgan Freeman, que además han ejercido como productores ejecutivos. El claustrofóbico interrogatorio trae a la memoria otra película de temática semejante: Pura formalidad, de Giuseppe Tornatore, que también reunía a dos actores carismáticos como son Gérard Depardieu y Roman Polanski.

7/10
Equipo a la fuerza

2000 | The Replacements

Los jugadores del Sentinels, un equipo de fútbol americano, están de huelga. El dueño del equipo decide tirar entonces por la calle de en medio: contrata a un legendario entrenador con el fin de que busque un nuevo equipo donde sea y lo prepare en una semana. Para los desconocidos jugadores que se incorporan a los Sentinels, puede ser la oportunidad de su vida.   Típica película deportiva, subgénero al que en EE.UU son muy aficionados. Teniendo en la cabeza títulos como Ellas dan el golpe o El castañazo, el director Howard Deutch inyecta a la historia buenas dosis de comedia. Naturalmente, Keanu Reeves es uno de los jugadores, y Gene Hackman el entrenador que le va a hacer trabajar de firme.

6/10
Al caer el sol

1998 | Twilight

¿Cine negro a la antigua usanza? La película, con un tono crepuscular presente incluso en su mismo título ("twilight" significa "crepúsculo"), cumple con muchas premisas del género. Harry Ross, ex policía, trabaja como detective privado. En su último caso –devolver a Jack Ames su hija adolescente, fugada con el novio–, resultó herido. Prácticamente retirado, Harry vive en la lujosa casa de los Ames –gente del mundo del cine–, donde es una mezcla de amigo y "chico de los recados" de lujo. Harry ocupa una extraña posición en esa casa: confidente y compañero de las partidas de póker de Jack –enfermo de cáncer–, a la vez está secretamente enamorado de Catherine, su hermosa mujer. Cumpliendo un encargo de Jack, Harry se ve envuelto en un chantaje, relacionado con la extraña desaparición, años atrás, del primer marido de Catherine. Se agradece una película con el sabor del cine negro más clásico. Aunque quizá al film le falta algún punto o giro nuevos, capaces de fascinar. Un detective maduro, aficionado al alcohol, que está perdiendo facultades; un triángulo amoroso; un chantaje; unas fronteras más que borrosas entre lo que está bien y lo que está mal; y algunas sorpresas que no lo son tanto. Robert Benton (Kramer contra Kramer, Ni un pelo de tonto), con ayuda de su guionista Richard Russo, maneja con soltura estos elementos tradicionales, a los que añade sexo y violencia, más contemporáneos. Benton apuesta fuerte por sus actores y no se equivoca: todos están en su sitio, y son los que sostienen el relato. Demuestran además una muy bien llevada madurez. Paul Newman es un perfecto perdedor; Susan Sarandon encarna bien a la mujer que no se decanta con claridad por los que la pretenden; Gene Hackman da vida a un personaje incómodo, el marido; Stockard Channing es la policía veterana, que ama a Harry; y se recupera a James Garner, como antiguo detective.

5/10
Enemigo público

1998 | Enemy of the State

Un congresista es asesinado. En el crimen está implicado un alto funcionario de la Casa Blanca. Una cámara ha grabado los hechos y la información va a parar, casualmente, a manos del abogado negro Robert C. Dean. A partir de ese momento su vida se convierte en un infierno: sufre una persecución implacable con los medios de espionaje más sofisticados. El Gran Hermano imaginado por el novelista George Orwell, que vigila todos los movimientos de los ciudadanos, tiene una versión ultratecnológica en este film. Con el espionaje a través de satélites de comunicación y ordenadores, cualquiera diría que la intimidad personal es sólo un bonito recuerdo del pasado. Tony Scott firma un sólido film, que le acerca a la altura de otro de sus trabajos importantes: Marea roja. Logra crear una atmósfera inquietante de perpetuo acoso, y apenas deja respiro al espectador a lo largo del metraje. La arriesgada resolución del film –se podía haber caído en el mayor de los ridículos– demuestra que Scott tiene talento, y que lo usa cuando quiere. Los actores están estupendos: Will Smith hace un buen papel dramático, mostrando que tiene más dotes que las puramente cómicas; a Gene Hackman le basta su fuerte presencia para crear un estupendo espía, que recuerda a su memorable personaje de La conversación, de Francis Ford Coppola.

6/10
Poder absoluto

1997 | Absolute Power

El presidente de los Estados Unidos se ve envuelto en el asesinato de una de sus amantes, pues el tipo es muy aficionado a prácticas sexuales sadomasoquistas. Tratará de tapar el escándalo con todos los medios a su alcance, que son muchos. Con lo que no contaba es con un testigo de su crimen bastante inusual: un ladrón de guante blanco, que estaba "trabajando" en la casa de un millonario de Washington, donde se "entretenía" el magnatario. Adaptación del best-seller de David Baldacci, no es lo mejor que ha hecho Clint Eastwood en su vida, pero la película se sigue con interés, y siempre da gusto ver a Gene Hackman, aquí como impresentable presidente.

5/10
Cámara sellada

1996 | The Chamber

Correcta adaptación de la novela de John Grisham sobre un joven abogado que intenta salvar a su abuelo de la cámara de gas. Cuando quedan tan sólo 28 días para la ejecución, Adam Hall (Chris O'Donnell) se dispone a reconstruir los hechos hasta llegar al crimen por el que Sam (Gene Hackman) fue condenado. El guión de William Goldman y Chris Reese articula con brillantez este alegato contra el racismo y la pena de muerte; pero la puesta es escena de James Foley –Glengarry Glen Ross (Éxito a cualquier precio)– ralentiza en exceso la acción.

6/10
Una jaula de grillos

1996 | The Birdcage

Val es el hijo único de Armand, un gay que regenta un espectáculo de travestis. Val y su novia Barbara Keely van a casarse y deciden reunir a los padres de ambos para que se conozcan. El problema viene cuando el encuentro se convierte en un enredo para esconder la verdadera identidad de Armand, pues el Sr. Keely es un prestigioso político que promueve en su campaña los valores tradicionales de la familia. Mike Nichols firma esta desternillante comedia protagonizada por Robin Williams y Gene Hackman. Williams despilfarra humor por los cuatro costados pero Nathan Lane y Hank Azaria no se quedan cortos. La interpretación de homosexuales, algo 'locas' va dejando escenas divertidísimas como la comida con Hackman y familia. Aparece una discreta Calista Flockhart antes de convertirse en la letrada Ally McBeal.

5/10
Al cruzar el límite

1996 | Extreme Measures

Guy Luthan (Hugh Grant) es un joven y reputado doctor que trabaja en un hospital de Nueva York. Un día llega al centro un vagabundo con extraños síntomas que le hacen fallecer a los pocos minutos. Ante esto, Guy comienza a investigar las causas de la muerte, lo que le conduce a descubrir una red de experimentos con humanos que se están llevando en secreto. Thriller basado en una novela de Michael Palmer, donde el suspense se palpa desde el primer momento. El director Michael Apted cuenta con un guión notable y unas buenas interpretaciones por parte, sobre todo, de Gene Hackman. Destacan también, los algo fugaces secundarios, David Morse o Sarah Jessica Parker. Algo coja queda, sin embargo, la intervención de Grant en su papel de doctor, actor acostumbrado a comedias; pero el resultado en general aprueba con nota. La película plantea un dilema moral y no es otro que el de sacrificar una vida a cambio de muchas más, pero ¿a qué precio? En definitiva, guión interesante y ritmo eficaz que mantiene la tensión en todo momento. No defraudará a los aficionados al género.

6/10
Rápida y mortal

1995 | The Quick And The Dead

Ellen (Sharon Stone) es una implacable pistolera que no duda un momento a la hora de apretar el gatillo. Un suceso de su infancia le ha hecho crecer con la idea de la venganza en su cabeza. Se ha preparado toda su vida para el momento cumbre, en que tendrá que rendir cuentas con un peligroso bandido. Con este fin, cabalga hasta Redemption, donde el poderoso Herod (Gene Hackman) a organizado un terrible torneo. Este consiste en un duelo entre pistoleros provenientes de todos los rincones del país. El premio es un montón de dinero y un lugar asegurado en la vitrina de los pistoleros más famosos del Oeste. Herod dicta las normas, y sólo uno de ellos saldrá con vida del torneo. Un western moderno realizado a la medida de la imponente Sharon Stone, que se enfrenta al soberbio Gene Hackman, Destaca además la presencia de actores de la talla de Russell Crowe, Gary Sinise y Leonardo DiCaprio. La acción está asegurada. Recomendada sobre todo para los fans de Sharon Stone, peligrosamente seductora.

6/10
Cómo conquistar Hollywood

1995 | Get Shorty

A un mafioso le encargan cobrar la deuda de un productor de cine. Y como a Chily Palmer le gusta tanto el cine, el otro logra que afloje su presión a cambio de introducirle en el glamouroso mundo de Hollywood. Divertidísima adaptación de la novela de Elmore Leonard, bastante mejor que la secuela, Be Cool. El guión de Scott Frank es inteligente, sembrado de réplicas agudísimas. Y todos los actores brillan, desde un John Travolta de nervios templados, hasta el ególatra actor al que encarna Danny DeVito.

6/10
Marea roja

1995 | Crimson Tide

Dos fantásticos actores se sitúan frente a frente en esta fabulosa película de acción, dirigida por el especialista Tony Scott. El capitán Frank Ramsey (Gene Hackman) es el experimentado comandante del submarino nuclear estadounidense Alabama. Su segundo, es el teniente coronel Ron Hunter (Denzel Washington). Sus opuestos caracteres van a chocar peligrosamente cuando reciben la noticia de que un psicópata nacionalista ruso quiere comenzar contra ellos una tercera guerra mundial, catastrófica y definitiva. El gobierno decide que han de hacer uso de sus armas nucleares, pero los dos máximos mandos del submarino tienen distintas intenciones y van a comenzar su propia guerra por el control de la nave. Impresionante película con la obediencia militar como telón de fondo. Hackman (Sin perdón, Arde Mississippi) vuelve a demostrar la fuerza y la intensidad de su personal modo de interpretar y Washington (Tiempos de gloria) no le va a la zaga. Película imprescindible para los amantes de duelos interpretativos.

6/10
Wyatt Earp

1994 | Wyatt Earp

Lawrence Kasdan ya dio muestras de su interés por el western al dirigir Silverado en 1984, momento en que el género parecía muerto. Kasdan revisitó luego al legendario personaje de Wyatt Earp, casi al mismo tiempo que George P. Cosmatos en Tombstone. La leyenda de Wyatt Earp. El film se inicia de modo inteligente, con el anuncio del inminente enfrentamiento de los Earp y Doc Holliday con los Clanton en el O.K. Corral. A partir de ahí se retrocede en el tiempo para trazar un amplio arco que comprende la mayor parte de la vida de Wyatt Earp. Esta es una de las novedades de la película. El deseo de abarcar, de dar un pasado a su personaje, que explique su comportamiento como duro sheriff en Dodge City y Tombstone. Ello se hace a veces de un modo fragmentado, aunque las piezas terminan finalmente encajando con bastante coherencia. Kasdan y Kevin Costner ‑éste productor, además de protagonista‑ consiguen una película paradójica. Mitificadora y desmitificadora, realista y legendaria, y ello no de forma inconsciente. Kasdan parece tener como referencia a Clint Eastwood y Sin perdón, pero a la vez se siente demasiado cautivado por la leyenda de Earp. El epílogo del film apuesta por ella, aunque antes se haya contribuido a demolerla un poco. Pues trata de ofrecerse un relato complejo de Wyatt Earp. Los pilares de su vida se los enseñó su padre: la familia y la ley. Pero fuerzas exteriores e incontrolables echan sus planes abajo. Muere la mujer a la que amaba, y se desespera. Trata de ser refugio para otra mujer de la que no está enamorado, y cuando aparezca otra en su vida, su corazón se desgarra. Lucha por mantener unida a la familia, pero a un precio demasiado caro. Y la ley que representa no siempre ayuda a hacer justicia. La misión del sheriff que defiende a los ciudadanos está bastante oscurecida. Los motivos se diluyen en la violencia y el resentimiento que existe entre los Earp y los Clanton. La venganza será motivo suficiente para matar a un hombre. En este mundo desencantado sólo brilla el cariño entre los hermanos Earp, el amor de los esposos, y la sólida amistad entre Wyatt y el tuberculoso Doc Holliday. En los momentos en que Wyatt está a punto de derrumbarse, Doc le sostiene. Y al revés sucede cuando el tuberculoso, al que la vida se le escapa, discute con Big Nose Kate. La película está magníficamente ambientada. Algunas secuencias son de gran intensidad, especialmente las que comparten Wyatt y Doc, éste muy bien interpretado por Dennis Quaid. Pero algo le pasa a este pulcro e irreprochable film. Le falta un poco de alma. O tal vez lo que pesa es que, a pesar de las novedades, la historia de Wyatt Earp se ha contado muchas veces.

6/10
Geronimo, una leyenda

1993 | Geronimo: An American Legend

La llegada del hombre blanco a las tierras salvajes del Oeste supuso el comienzo de un largo declive para el orgulloso pueblo de los indios apaches. Se libraron sangrientas batallas, en las que siempre salió triunfante el hombre blanco. Ahora un hombre ha devuelto la esperanza a su pueblo: Geronimo, el gran jefe de los apaches. Él deberá librar la última batalla. Walter Hill, especialista en el cine de acción, dirige este crepuscular western, en el que somos testigos de hechos históricos, hoy considerados legendarios. El film cuenta con unos magníficos escenarios naturales, resaltados por una cuidada fotografía, sin que ello vaya en menoscabo de la elaborada construcción de los personajes. Éstos están interpretados por algunos autenticos "pesos pesados" del mundo del cine, como Robert Duvall y Gene Hackman.

6/10
La tapadera

1993 | The Firm

Mitch McDeere (Tom Cruise) es un joven y ambicioso abogado, que ha conseguido su graduación en la prestigiosa Universidad de Harvard. Pronto comienza en un prestigioso bufete de abogados de Memphis, con un sueldo de aúpa. Él y su esposa, interpretada por Jeanne Tripplehorn, son felices con su trabajo y su acomodada vida. Pero una llamada del FBI viene a enturbiar sus felices días. Han descubierto que tras el, en apariencia pequeño bufete, se esconden un montaje para blanquear dinero de la mafia. Mitch se deja llevar por su honestidad, y se propone descubrir toda la verdad. Pero las cosas se complican por momentos, y Mitch tendrá que enfrentarse en una carrera contrarreloj a los resortes ocultos de la mafia. Un eficaz thriller dirigido por todo un especialista en el género, adaptación de la popular novela de John Grisham. La película más significativa de Pollack es Memorias de África (1983), por la que consiguió el Oscar como mejor director, pero también destaca Los tres días del cóndor (1975). Una película atractiva, con grandes dosis de tensión e intriga. Tom Cruise realiza aquí uno de sus papeles más creíbles.

6/10
Sin perdón

1992 | Unforgiven

William Munny (Clint Eastwood) es un ex pistolero que sale de su vida tranquila al aceptar un trabajo junto a Ned Logan (Morgan Freeman), su anterior socio, un hombre muy astuto y sin reticencias a la hora de apretar el gatillo. Se les une un joven y ambicioso cazador de recompensas, interpretado por Jaimz Woolvett. Su misión consiste en acabar con los asesinos de unas prostitutas y cobrar así un suculento botín. Hasta el sheriff Little Bill Dagget (Gene Hackman), está dispuesto a meterse en el asunto, pero siempre del lado de la ley. El último pistolero atraído por la recompensa a Big Whiskey es el inglés Bob (Richard Harris), que además tiene una cuenta pendiente con el sheriff. Es la película 36 como actor de Eastwood y la 16 como director. Sin duda su mejor trabajo en ambas funciones, en el que vuelve a sus orígenes. Un western revisionista, que se aparta de los mitos del género y se adapta con maestría a los nuevos tiempos. Lleno de ese humor ácido característico de Eastwood, pero a la vez duro, complejo, y sin concesiones retóricas. Es una delicia el ritmo de la película y la atmósfera creada por una excelente dirección y unos actores sobresalientes. Escenas llenas de lirismo, con un tono melancólico que fascina al espectador, y que contrastan con la violencia cruda y las emociones amargas que destila toda la película. Una joya.

8/10
Acción judicial

1991 | Class Action

Un proceso judicial enfrenta a un padre y a su hija como abogados, pues cada uno defiende a una de las partes. Él es un veterano letrado que ha dedicado su vida a la defensa de las libertades civiles, sobre todo a aquellos casos en los que un individuo se encontraba desprotegido frente a una poderosa multinacional o frente al estado. Por contra, ella es una recién licenciada que acaba de ser contratada por un gran bufete de abogados, uno de los más prestigiosos de San Francisco. Michael Apted es un reputado realizador de títulos como Gorilas en la niebla. En esta ocasión firma un thriller judicial que combina a partes iguales, la intriga sobre el caso que están investigando, con el drama de la relación entre el padre y la hija. El mérito reside no sólo en la imaginativa puesta en escena, sino también en el guión de Carolyn Shelby, Christopher Ames y Samantha Shad, que sabe dosificar con mucha soltura todas las sorpresas y los elementos dramáticos. La música, muy renovadora para un filme de este género, es obra del maestro James Horner, autor de grandes partituras para filmes como Willow. Pero la mayor parte del peso de la cinta recae en los dos protagonistas, probablemente los ideales para encarnar a los personajes que interpretan. El veterano Gene Hackman (Sin perdón) contrasta sus consagradas cualidades interpretativas con la espontaneidad de la joven, pero aun así poseedora de muchas tablas Mary Elizabeth Mastrantonio (Abyss, Robin Hood, príncipe de los ladrones).

6/10
Espías sin fronteras

1991 | Company Business

Con la Guerra Fría recién terminada, un agente de la CIA es convocado para llevar a cabo una misión en la que debe colaborar con otro agente de la KGB. Ambas personalidades chocan desde el principio. Sin embargo, muy pronto descubren que ambos han sido reclutados para algo mucho más peligroso que una simple unión internacional. Película con dosis de acción y thriller pero narrada con un tono cómico que no llega a cuajar del todo bien. Destaca la presencia de Gene Hackman (El jurado) como uno de los protagonistas del film.

4/10
Postales desde el filo

1990 | Postcards From The Edge

Meryl Streep interpreta a una mujer algo desequilibrada y, para colmo, adicta a la cocaína. Debido a su inconsecuente comportamiento, ha echado a perder la costosa producción de la película de un prestigioso director, interpretado por Gene Hackman. Esto provoca que, aunque ha pasado por una difícil cura de desintoxicación, se crea una mala fama por la que nadie quiere contar con ella para sus proyectos cinematográficos. Dennis Quaid, interpreta a su íntimo amigo, que también ha dejado de confiar en ella. Se da cuenta de que sólo le queda su madre, interpretada por Shirley MacLaine, que da la casualidad de que también fue una estrella del cine venida a menos por culpa de su afición al alcohol. Aunque están muy distanciadas, esta situación límite les obliga a acercarse. Ambas tratan de llevar una vida normal juntas. Se trata de una adaptación de la novela de Carrie Fisher, que también firma el guión. El duelo interpretativo entre Streep y MacLaine se salda con un excelente resultado para ambas partes. Una historia emotiva que engancha desde el principio. Narrada con realismo e ironía, cuenta con unos diálogos llenos de audacia y la mar de ingeniosos. Recomendable.

4/10
Testigo accidental

1990 | Narrow Margin

Mientras Carol tiene una cita a ciegas con un hombre, éste es asesinado por unos mafiosos y ella lo ve todo escondida. A pesar de que no quiere testificar a la policía, se le asigna el protector de testigos Robert Caulfield, para que la oculte en un lugar alejado de Canadá y pueda confesar secretamente. Pero la mafia está averiguando su escondite y va tras ella. Remake de Testigo accidental (1952), en este caso protagonizado por un fiscal Gene Hackman y por la víctima en cuestión que es Anne Archer (El arte de la guerra). El thriller tiene una vibrante acción con un Hackman magnífico como suele estarlo en papeles de este tipo (Acción judicial, Enemigo público).

6/10
Un tiro por la culata

1990 | Loose Cannons

Un duro policía de Washington D.C. está atravesando una mala racha en su vida: acaba de perder a un compañero y amigo, y su esposa le ha abandonado. Pero lo que peor lleva es su nueva misión: invetigar una sangrienta matanza a orillas del lago Michigan con la ayuda del loco sobrino de su jefe. Comedia algo floja que está protagonizada por el dúo Gene Hackman (Sin Perdón) y Dan Aykroyd (Granujas a todo ritmo), lo que, sin duda, mejor funciona en la película.

3/10
A la caza del lobo rojo

1989 | The Package

El sargento Gallagher recibe una difícil misión: custodiar a un soldado desde Alemania hasta los Estados Unidos, donde será juzgado por un tribunal militar. Todo se complica cuando, al llegar a suelo americano, el prisionero huye. El protagonista se verá envuelto en oscuros asuntos políticos.  No recibió muy buena acogida en su momento, aunque la carga de acción y la dosis de intriga del film consiguen que el resultado sea entretenido. El reparto, encabezado por Gene Hackman (Sin Perdón), Joanna Cassidy (Blade Runner) y Tommy Lee Jones (Lincoln) hace un buen trabajo.

5/10
Bat 21

1988 | Bat*21

Un piloto estadounidense cae en territorio enemigo en Vietnam. Sus compañeros intentan rescatarle. Gene Hackman y Danny Glover protagonizan un film bélico basado en una historia real.

5/10
Otra mujer

1988 | Another Woman

Marion, una mujer casada, aunque de carácter solitario, profesora de filosofía, alquila un apartamento. Y por el delgado tabique se cuelan las confidencias de otra mujer al psiquiatra. Aunque pretende escribir un libro no encuentra la inspiración. Y es que Marion se ha autoconstruido un escudo, una fachada, para evitar ser vulnerable. Pero cuando escucha los problemas que esa desconocida cuenta en la consulta del vecino, le parece ver un reflejo de su propia vida. Woody Allen se pone serio para hablar de un problema muy contemporáneo: la soledad, la falta de personas a las que poder confiar los propios problemas. Como es habitual cuenta con un reparto excepcional, donde se llevan la palma la que fuera su mujer, Mia Farrow, esta vez en un papel secundario, y sobre todo ese peso pesado de la interpretación llamado  Gena Rowlands.

7/10
Arde Mississippi

1988 | Mississippi Burning

La acción nos sitúa en el sur de los Estados Unidos, en 1964. Una época de convulsiones sociales y conflictos raciales en la Norteamérica más profunda. El terror ha renacido en los márgenes del Mississippi de la mano del Ku Klux Klan. Dos hombres blancos y uno negro, defensores de los derechos civiles de la población negra, han desaparecido misteriosamente. Dos agentes del F.B.I. con unas personalidades muy dispares, interpretados por Gene Hackman y Willem Dafoe, son los encargados del caso. Pero la violencia no ha hecho más que empezar, y tendrán que poner en juego sus vidas si quieren solucionar la situación. El caso trasciende a todo el país, y enseguida se organizan movilizaciones y protestas. Arde Mississippi está basada en unos sucesos reales, que tuvieron lugar durante el llamado "Verano de la libertad". Las voces de los líderes negros comenzaban a sobresalir en Estados Unidos, pidiendo justicia e igualdad de derechos con los ciudadanos blancos. Dirigida con sobriedad por el prestigioso Alan Parker, artífice de El expreso de medianoche, la película mantiene la tensión en todo momento y consigue implicar al espectador en la acción. La interpretación de Gene Hackman es soberbia.

8/10
Luna llena en agua azul

1988 | Full Moon un Blue Water

Desde que su mujer desapareció misteriosamente, Floyd no hace otra cosa que dedicar su vida a su viejo bar. Sus únicos amigos son su anciano y paralítico suegro, una conductora de autobús enamorada de él y un joven retrasado. La película narra una historia dramática con varios toques cómicos. El film emociona especialmente gracias a las relaciones que tiene el protagonista con sus peculiares amigos. El reparto hace un buen trabajo, especialmente Gene Hackman (Sin perdón).

5/10
El chico de los guantes

1988 | Split Decisions

Gene Hackman (Sin perdón) interpreta al padre de dos hijos boxeadores. Su mayor preocupación es que el más joven obtenga una medalla en Seúl y no se deje manipular y caer en la trampa de los combates amañados, aunque eso signifique dinero fácil. Película que narra una historia dramática emotiva pero que no dio buen resultado en su momento y que no fue bien recibida por la crítica. El ambiente del mundo deportivo del boxeo está bien conseguido.

4/10
Superman IV: En busca de la paz

1987 | Superman IV: The Quest for Peace

Superman rescata a la tripulación de una estación espacial soviética. Posteriormente, Jeremy, un niño de doce años, escribe una carta al periódico pidiendo a Superman que salve al mundo de la escalada nuclear, tras el fracaso de la cumbre armamentística entre EE.UU. y la U.R.S.S., por lo que el Hombre de Acero anuncia en la sede de la ONU su intención de librar al mundo de las armas nucleares. Mientras, su archienemigo Lex Luthor ha escapado de prisión. Última entrega de la saga del superhéroe, protagonizada por Christopher Reeve. Aunque regresan los actores habituales de las anteriores entregas (Gene Hackman, Jackie Cooper y Margot Kidder en un pequeño cameo), la falta de presupuesto es evidente, y los efectos especiales muy deficientes. Además, la trama es poco imaginativa a pesar de su positivo mensaje antibélico.

3/10
No hay salida

1987 | No Way Out

Un oficial de Marina que trabajaba en el Pentágono investiga el asesinato de una joven, con la que mantuvo un romance. Nada más convertirse en estrella con Los intocables de Eliot Ness, Kevin Costner protagonizó este sólido thriller. La impecable dirección de Roger Donaldson destaca por el magnífico uso de la intriga, con un guión muy trabajado, que adapta una novela de Kenneth Fearing y que depara grandes sorpresas. En la platea femenina se sitúa una seductora Sean Young (Blade Runner).

6/10
Power

1986 | Power

Película de Sidney Lumet que explora los mecanismos del poder y su fortísima capacidad de seducción, a veces mayor que la del sexo, la droga o el dinero, como aseguraban las frases de promoción. Sigue las andanzas de Pete, un consultor político que cuenta entre sus muchos clientes con el senador de Ohio Sam. Cuando éste anuncia de modo inesperado su retirada, Pete acepta asesorar a su sucesor, pero algo no parece "trigo limpio" en todo este embrollo, y Pete, con la ayuda de la ex mujer de Sam, una periodista, está dispuesto a averiguar qué es. Lumet describe con acierto los tejemanejes de las campañas políticas, pero carece de una trama suficientemente sólida para lograr el engarce perfecto. Así que se pierde en los problemas sentimentales del protagonista, Richard Gere dudando entre dos mujeres, Julie Christie y Kate Capshaw. Gene Hackman está estupendo como mentor de Gere.

4/10
Hoosiers: más que ídolos

1986 | Hoosiers

El carismático Gene Hackman se mete en la piel de un entrenador de baloncesto en un pequeño pueblo de Indiana. Pese a que se mantiene siempre dentro de las coordenadas del subgénero deportivo, sorprende por la cuidada definición de los personajes y la verosimilitud de los conflictos personales. No por casualidad se trata de una historia real acontecida en 1954. Dennis Hopper logró una merecida nominación al Oscar.

6/10
Dos veces en una vida

1985 | Twice in a Lifetime

Un tipo cincuentón, casado y con tres hijos -dos mujeres y un hombre-, es medianamente feliz, aunque no acaba de encontrarse satisfecho con su vida, de algún modo el matrimonio está instalado en la rutina, se ha perdido la ilusión. Una noche en que celebra su cumpleaños y su esposa dice estar cansada, recala en un bar con sus amigos, y la atractiva mujer que atiende la barra le hace tilín; para su sorpresa, también ella, viuda, empieza a sentir algo hacia él, con lo que la vida familiar tal y como era hasta ahora corre serio peligro de desmoronarse. Interesante drama sobre personas corrientes que se dejan ganar por la mediocridad en sus vidas. Incide en las razones por las que pueden abrirse grietas en la vida familiar, pero también viene a ser una justificación del divorcio y de las segundas oportunidades para encontrar el amor y rehacer la vida. Cuenta con un estupendo reparto, donde Amy Madigan, que encarna a una hija perpetuamente enfadada, logró la nominación al Oscar.

6/10
Agente doble en Berlín

1985 | Target

La relación entre Chris Lloyd y su padre, Walter, no es buena. Éste le ha educado siempre de una manera muy prudente y aburrida, sin tomar riesgos. Cuando cuando su madre es secuestrada en Europa, Walter pasará a la acción mostrando quién es realmente. Cinta de acción y disparos que entretiene pero que nunca termina de llenar al público.

5/10
Elliot, mi mejor amigo

1984 | Misunderstood

Tras el fallecimiento de su amada mujer, un padre de familia se centra en su trabajo y en el cuidado de su hijo pequeño, desatendiendo así al mayor, un niño sensible al que se empeña en tratar ya como un adulto. Emotiva película que narra la historia de una familia destrozada por la ausencia de la figura maternal y la desesperación del padre al verse sólo ante tal situación. Gene Hackman (Sin perdón) realiza una excelente interpretación como progenitor desolado pero preocupado por sacar adelante a sus descendientes.

5/10
Más allá del valor

1983 | Uncommon valour

El coronel Jason Rhodes (Gene Hackman) vive atormentado por la terrible obsesión de su hijo, desaparecido en combate durante la guerra del Vietnam. Han pasado más de diez años desde que terminara el conflicto, pero Rhodes no desespera en su creencia de encontrar con vida a su hijo. No cree en la versión oficial, y ha decidido actuar por su cuenta, cuando el Gobierno de su país le niega información sobre los soldados que aún quedan presos en Vietnam. Consigue la financiación de un poderoso magnate del petróleo en busca de aventuras, interpretado por Robert Stack, y forma un valiente equipo de infantes de marina, antiguos compañeros de su hijo. Este equipo se adentra en la peligrosa selva vietnamita, tras varias semanas de duro entrenamiento. Allí descubrirán de nuevo los horrores de la guerra. Una interesante película sobre el manido argumento de la búsqueda de prisioneros norteamericanos en Vietnam. Hackman pone una tremenda fuerza a su personaje, y consigue dotar de credibilidad a la película, que se sostiene porque no se centra en la simple acción. Espectaculares escenas bélicas y mucha tensión.

4/10
Bajo el fuego

1983 | Under Fire

Nolte, Harris y Hackman, forman un reparto de aúpa en esta crónica realista de la revolución sandinista. Se centra en las peripecias de tres corresponsales americanos que cubren el conflicto de Nicaragua .

5/10
Eureka

1983 | Eureka

Jack McCann se hace rico tras pasar un tiempo en Canadá buscando oro y sufriendo todo tipo de penalidades. Con su nueva y merecida riqueza decide comprar y vivir en una paradisíaca isla del Caribe. Pero la paz tan anhelada no llegará tan fácilmente: su mujer cae en el alcohol; una de sus hijas se casa con un cazafortunas; y el propio Jack es víctima del acoso de la mafia de Miami, empeñada en construir un casino en la isla. Vivir un infierno en el mismísimo paraíso. Eso es lo que le toca experimentar al protagonista del film, interpretado por Gene Hackman (Sin perdón). La película habla sobre la familia, el sacrificio, el descenso a los infiernos por culpa de algunos vicios como el alcohol o la obsesión por el dinero; y lo hace con una narración que mezcla el tono dramático y dosis de thriller.

4/10
Rojos

1981 | Reds

John Reed (Warren Beatty) es un periodista norteamericano, muy comprometido con la causa comunista, y que no tiene ningún reparo en arriesgar su vida por aquello en lo que cree. Durante la Revolución Rusa, en 1917, Reed conoce a la escritora Louise Bryant (Diane Keaton), también férrea defensora de sus ideas feministas, y que se ha cansado de su marido. Ambos tienen un temperamento fuerte y decidido. El amor que surge entre ellos les lleva a cruzar varios continentes, en un mundo alborotado por la guerra europea. A su vez, el gran dramaturgo Eugene O'Neill (Jack Nicholson) se enamora perdidamente de Bryant. Pero el mayor amor para Reed es la política. Su relato al mundo de la revolución rusa de 1917 le mereció ser enterrado en el Kremlin. Pero no logró trasladar sus ideales a su propia patria. Una excelente película épica con una espectacular producción, que recrea de manera muy atractiva la agitada vida política y social del primer cuarto de siglo. El film intercala en el metraje testimonios de auténticos testigos de los hechos narrados, que el cineasta empezó a grabar a principios de los 70. Warren Beaty realiza un magnífico papel, al igual que Keaton y Nicholson. Beatty realiza con su dirección, un canto a la integridad de la persona y sus ideales frente a la adversidad. La película tiene acción, romance y emoción asegurada. Fue nominada a 12 Oscar, de los que ganó tres: mejor director, actriz secundaria y fotografía, obra esta última del talentoso Vittorio Storaro, que repetiría con Beatty en Dick Tracy y Bulworth.

6/10
Toda la noche

1981 | All Night Long

George Dupler es un ejecutivo que se ve obligado a trabajar en una tienda las 24 horas. Después de aconseja a su hijo que corte la relación que mantiene con Cheryl Gibbons, su prima y humilde ama de casa, ésta intentará seducir a George. Comedia romántica que, a pesar de contar con la estrella Barbra Streisand (¿Qué me pasa doctor?) como protagonista, no triunfó mucho en su momento. Completan el reparto los actores Gene Hackman y Dennis Quaid.  

5/10
Superman II

1980 | Superman II

Superman, la película del héroe de acero del cómic llevada al cine por Richard Donner, tuvo tanto éxito que decidieron hacer una segunda parte. En esta ocasión, tres villanos del planeta Krypton quieren dominar la Tierra, pero para ello han de enfrentarse a Superman a la vez que atemorizan a los ciudadanos de Metrópolis y destruyen todo lo que encuentran a su paso. Richard Lester, el director, contó de nuevo con Christopher Reeve para el papel protagonista (el mejor Superman de todos los tiempos), Margot Kidder como la valiente reportera Lois Lane, y Gene Hackman en el papel de Lex Luthor, que aquí intenta aliarse con los malos. Los efectos especiales y visuales son fabulosos y no dejan de asombrar a un público que disfrutará con esta película a pesar del paso de los años.

5/10
Superman

1978 | Superman

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es Superman, el hombre de acero. El planeta Kripton se muere, pero un niño sobrevive gracias a que sus padres lo mandan a la Tierra. Allí crece con su familia adoptiva bajo la identidad de Clark Kent. Pronto se manifiestan sus superpoderes, que usará, por supuesto, al servicio del bien. Lo malo es que Lex Luthor, un villano que conoce su punto débil (la kriptonita), le complica la vida. Adaptación a la pantalla del clásico superhéroe de DC Comics. Christopher Reeve (antes de sufrir su desgraciada lesión) dio vida al héroe que, recordaba, “ha sido una figura muy importante en nuestra cultura. En los años 30 era un rayo de esperanza durante la Depresión. En los 40, los soldados leían en la trincheras el cómic como apoyo moral. En los 50 y 60 era un gran héroe para tiempos difíciles. Y en los 70 y 80 era una figura romántica y un amigo”. El film tiene un poco de todo: acción, amor, humor y lucha entre el bien y el mal, todo ello en dosis equilibradas. Los secundarios están muy bien, comenzando por el gran Gene Hackman, aquí en el histriónico rol de Lex Luthor.

6/10
De presidio a primera página

1977 | The Domino Principle

Roy Trucker está libre a cambio de un favor sin determinar. Lo que no se imagina es que se trata de reprtir el camino que le llevó al trullo. Gene Hackman encarna a un hombre enfrentado al dilema de redimirse o asesinar por salvar la vida de la mujer que ama. Stanley Kramer dirige un vibrante thriller, lleno de giros inesperados.

5/10
Marchar o morir

1977 | March or Die

Aventuras de la Legión Extranjera producidas por Jerry Bruckheimer. El comandante Foster y sus hombres deben proteger una expedición arqueológica liderada por un tal Marneau. La cosa consiste en excavar una tumba en Marruecos. La situación es peligrosa pues la anterior expedición fue atacada y aniquilada. Ademas aparecerá un hombre, buscado por la policía, y que finalmente se enamorará de la misma mujer que Foster, la bella dama Simone. Aventuras muy del estilo de la clásica Beau Geste, aunque puesta al día con mucha menos calidad. Asombra el estupendo reparto internacional, que reúne americanos (Gene Hackman), suecos (Max Von Sydow), italianos (Terence Hill), franceses (Catherine Deneuve) e ingleses (Ian Holm).

5/10
Un puente lejano

1977 | A Bridge Too Far

Recreación histórica de una famosa misión contra los alemanes en la II Guerra Mundial. Tras el desembarco de Normandía los aliados han de tomar el puente de Arnheim, un punto clave por su lugar estratégico. Adaptación de William Goldman del libro de Cornelius Ryan, basado en hechos reales. Inolvidable el “Dios te salve María” de Robert Redford en el río. Se trata de una de las mayores superproducciones sobre la II Guerra Mundial. Richard Attenborough (Gandhi) contó además con un reparto que tiene más estrellas que todos los generales juntos de la película.

6/10
Muerde la bala

1975 | Bite the Bullet

En plena decadencia del western, Richard Brooks –A sangre fría (1967)– decidió actualizar el género utilizando un tono desenfadado. A principios del siglo XX, nueve hombres compiten en un concurso organizado por un periódico, consistente en una carrera a caballo a lo largo de un territorio inhóspito del oeste y durante varios días. Etapa a etapa los concursantes irán descubriendo que la amistad y la camaradería entre ellos son más importantes que el premio. Buen trío de actores protagonistas: Hackman, Coburn y Bergen.

6/10
La noche se mueve

1975 | Night Moves

Una prostituta alcohólica acude a un detective privado (interpretado por un correctísimo Hackman) para que la ayude a encontrar a su hija perdida (una jovencísima Melanie Griffith). Arthur Penn organiza una brillante puesta en escena para recrear el ambiente policíaco en que transcurre la acción, con una inhóspita Florida como telón de fondo. Llena de secretos y sorpresas que se nos van desvelando a medida que avanza el relato, La noche se mueve es un interesante thriller que mantiene el suspense desde el inicio hasta el final.

7/10
Los aventureros de Lucky Lady

1975 | Lucky Lady

En Estados Unidos impera la Ley Seca, situación que aprovechan los contrabandistas para obtener pingües beneficios traficando con alcohol. Tres ambiciosos aventureros unen sus fuerzas y sus malas artes para controlar el contrabando.

French Connection II

1975 | French Connection II

Tras el éxito de French Connection (Contra el imperio de la droga), el carismático Gene Hackman volvió a interpretar al incansable policía ‘Popeye’ Doyle, que lucha contra el narcotráfico, cuyo máximo representante es el personaje que encarna Fernando Rey. Aunque no llega a la espectacularidad de la primera parte, dirigida por William Friedkin, su sustituto, John Frankenheimer (Siete días de mayo), dota de gran calidad a esta correcta secuela. Se trata de una digna continuación que fue escrita por Alexander Jacobs, Robert Dillon y Laurie Dillon. La música, que tiene una importante presencia, corrió a cargo del veterano Don Ellis. Tras la huida del capo de la heroína Alain Charnier (Fernando Rey), el policía de narcóticos Popeye Doyle se siente responsable e inicia una trepidante persecución que le llevará hasta Marsella. Sin embargo, sus agresivos y sucios métodos no son bien vistos por la policía local, que en un principio intentará expulsarle de vuelta a los Estados Unidos, pero finalmente comprende que Doyle es la única persona capaz de identificar a Charnier. Este hecho pasa a ser conocido por la mafia, por lo cual el policía se va a convertir en el principal objetivo de sus asesinos, que le tienden una emboscada tras la cual difícilmente consigue sobrevivir.

6/10
La esposa comprada

1974 | Zandy's Bride

Zandy busca esposa, y concierta matrimonio con una mujer vía postal. Un procedimiento nada romántico, y de hecho al principio trata como pura mercancía a Hannah. Hasta que surge el amor. Western de la etapa americana del sueco Jan Troell, destaca el realismo de la propuesto, y la pareja protagonista, inconmensurables Gene Hackman y Liv Ullmann.

6/10
El jovencito Frankenstein

1974 | Young Frankenstein

Ingeniosa parodia basada en la novela Frankenstein, de Mary Shelley y en todas las adaptaciones cinematográficas, en especial la de James Whale que, probablemente, fue la más exitosa; algunas escenas se recogen al pie de la letra. La mejor, probablemente, es la del amigo ciego del monstruo, que resulta la más divertida. Asímismo se parodia el género de terror en general, sobre todo los clásicos de la productora Universal (Drácula, El hombre lobo, El hombre invisible). La fotografía en blanco y negro imita las imágenes características de sus películas. El nieto del famoso doctor Victor Frankenstein, Frederick (interpretado por Gene Wilder) es un brillante neurólogo americano. Un día recibe la noticia del fallecimiento de su abuelo, que le ha dejado como único heredero, pero para hacerse cargo de sus posesiones debe viajar a Transilvania. Una vez en el castillo de su familia, encuentra archivados los documentos de las macabras experimentaciones de su abuelo, en los que muestra todos sus secretos, con los que fue capaz de dar vida a un ser humano compuesto de miembros de distintos cadáveres. Deseoso de probar su habilidad, el joven Frederick no puede resistirse a la idea de crear su propia criatura. La película más divertida de Mel Brooks (Soy o no soy, La última locura de Mel Brooks, Sillas de montar calientes) cuya carrera consiste fundamentalmente en la parodia de los géneros más populares. El éxito de este divertido largometraje alzó a la cima de la popularidad a sus actores, en especial Gene Wilder y el joven Marty Feldman.

6/10
La conversación

1974 | The Conversation

Gene Hackman interpreta a un laborioso especialista en escuchas, que comete el gran error de involucrarse personalmente en una peligrosa conversación. De esta manera, se ve metido en un turbio asunto en el que se mezcla un caso de homicidio y una serie de intrigas de poder. Se trata de una de las mejores películas rodadas durante los años setenta. Coppola había sorprendido a Hollywood con El padrino (1972), que le convierte en el realizador más importante de su generación y provoca que cambie su, hasta entonces, escasa suerte. La conversación, además de dirigida, está escrita y producida por el propio Coppola. Ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes. Una película muy brillante, con un guión inquietante que profundiza en el dilema ético que se plantea para Gene Hackman sobre la responsabilidad personal en el ejercicio del trabajo profesional. La interpretación de Hackman es soberbia. Película indispensable para cualquiera que disfrute con el buen cine.

8/10
Espantapájaros

1973 | Scarecrow

Palma de Oro en Cannes, el film narra el viaje de una improbable pareja: Max (Gene Hackman), un ex convicto, que va a poner un negocio de lavado de coches; y Lionel (Al Pacino), que quiere conocer a su hijo, nacido cuando estaba en el mar.

6/10
Carne viva

1972 | Prime Cut

Nick está especializado en cobrar deudas. Jake, un mafioso de Chicago, reclama sus servicios para cobrar un montón de dinero que le debe Mary Ann, en Kansas. Allí, Devlin se verá involucrado en un caso de tráfico de drogas. Michael Ritchie retrató el mundo de la mafia con esta cinta, que cuenta con Lee Marvin, Gene Hackman y una jovencísima Sissy Spacek, en uno de sus primeros papeles.

6/10
La aventura del Poseidón

1972 | The Poseidon Adventure

Durante la celebración de la Nochevieja, un lujoso transatlántico sufre un terrible accidente, al recibir el impacto de una ola gigantesca que le hace volcar. Los supervivientes quedan atrapados en el interior y su única esperanza es ir hacia el casco del barco antes de que se hunda. En los años 70 se pusieron de moda las producciones de catástrofes, caracterizadas por una exhibición de suntuosos efectos especiales y un reparto que incluía a grandes estrellas en pequeños papeles. El argumento suele ser muy similar en todas ellas y tras el accidente o desastre meteorológico de turno (hubo desde incendios en El coloso en llamas hasta múltiples accidentes de aviones en las más populares de la época, las cintas de la saga de Aeropuerto), las vidas de un extenso grupo humano se truncan, pues su única preocupación pasa a ser la supervivencia. La aventura del Poseidón es uno de los títulos más representativos y cumple modélicamente todas estas características, tomando como base la novela de Paul Gallico. El choque del barco resulta espectacular, debido a la utilización de maquetas y técnicas muy avanzadas para la época. La lista de actores que interpretan a las víctimas es extensa, e incluye algunos de los nombres más taquilleros de la época, como Gene Hackman o Ernest Borgnine, pero también estrellas del Hollywood clásico como Shelley Winters o Leslie Nielsen. Un John Williams en sus primeros años de carrera es el autor de la música, un excelente presagio de que el autor de las bandas sonoras de La guerra de las galaxias, En busca del arca perdida y E.T., el extraterrestre se convertiría poco a poco en el más reputado compositor de música de cine de su generación. El éxito de esta película propició que se hiciese una secuela, Más allá del Poseidón, que, aun siendo entretenida, no alcanza la excelencia de la primera parte.

6/10
Cisco Pike: La policía y la droga

1972 | Cisco Pike

Un policía chantajea a una estrella del rock en decadencia, que quiere iniciar una nueva vida con su novia embrarazada, para que le venda 100 kilos de droga en un fin de semana. Su antiguo compañero, drogadicto, le pondrá las cosas más difíciles. Ameno drama que cuenta a su favor con un reparto de primera fila, que suple las carencias de una puesta en escena excesivamente convencional.

4/10
Caza implacable

1971 | The Hunting Party

El forajido Frank Calder (Oliver Reed) secuestra con su banda a Melissa (Candice Bergen), una maestra de escuela, esposa de Brandt Ruger (Gene Hackman), un adinerado ranchero. Calder pretende que su víctima le enseñe a leer. Pero Ruger, que estaba de cacería, se enfrentará a los hombres de Calder, con un rifle de mira telescópica. Violento y duro western marcado por un gran trabajo del trío protagonista. El realizador Don Melford, que se prodigó sobre todo en la pequeña pantalla, imita claramente el estilo del cine de Sam Peckinpah.

5/10
French Connection (Contra el imperio de la droga)

1971 | The French Connection

Dos policías intentan llevar a cabo su tarea de vigilancia de las calles, cuando reciben el soplo de que un importante alijo de heroína va a llegar a Nueva York procedente de Marsella. Su misión consiste en descubrir dónde va a tener lugar el encuentro entre la droga y una fuerte organización local preparada para comercializarla en la ciudad. Espléndida cinta de acción e intriga, cuyo punto fuerte son unas magníficas persecuciones, filmadas por el realizador de títulos tan conocidos como El exorcista. Destaca la actuación de Gene Hackman en su papel de ‘Popeye’ Doyle, por la que consiguió el Oscar al mejor actor. Se trata de un policía que junto con su compañero Russo persigue sin tregua a un narcotraficante mundial encarnado por el entonces máximo representante del cine español en el extranjero, Fernando Rey. Consiguió cuatro Oscar más en las categorías de mejor película, mejor guión, mejor montaje y mejor director. La película fue un éxito de taquilla en todo el mundo, lo que propició que poco después se filmara una espectacular secuela que, aún así, no llega a la altura del original. Resulta especialmente inolvidable una persecución que comienza a pie, sigue en un vagón de metro y acaba en unas escaleras, una de las mejores de la historia del cine junto con la que tiene lugar en la película Bullit. Este filme es representativo del cine de la década de los 70, pues presenta la labor de la policía de forma realista y minuciosa, mientras que los protagonistas son el paradigma de antihéroe que tan de moda se puso en aquellos años.

7/10
Hospital, hora cero

1971 | Doctors' Wives

En mitad de una partida de cartas, Lorrie Dellman decide comentar al resto de jugadoras que mantiene un idilio con sus respectivos maridos. Tras la confesión tienen lugar una serie de conflictos matrimoniales. Pero Lorrie es la que peor acaba al ser asesinada por su propio marido. Éste último ingresará en prisión, de donde tratará de escapar junto a un compañero médico que le debe un favor. Película que, a pesar de contar con actores como Richard Crenna (Nevada Express) o Gene Hackman (Sin perdón), no consigue entretener al espectador en ningún momento debido, especialmente, al flojo guion.

3/10
Mi padre es un extraño

1970 | I Never Sang for My Father

Gene Hackman es Gene, un profesor neoyorquino que necesita un cambio de aires. Así pues, ha decidido que en cuanto se case con su novia, se irán a vivir a California. Su madre le advierte sobre el peligro que puede entrañar mudarse tan lejos, pues ambos saben lo posesivo y controlador que es su padre; como también lo sabe muy bien su hermana, quien no tiene relación con él. Aún así, Gene decide seguir adelante pero sus planes se truncan cuando su madre muere poco antes de al boda. Lo mejor de la película son los dos actores principales que interpretan a los complejos personajes de Gene y su padre. Al oscarizado por partida doble Gene Hackman (Sin perdón y French Connection (Contra el imperio de la droga)), se le une el también doblemente premiado Melvyn Douglas (Bienvenido Mr. Chance y El más salvaje entre mil).

5/10
I Never Sang for My Father

1970 | I Never Sang for My Father

Gene es un profesor de Nueva York que está planeando casarse y mudarse a California. Su madre y su hermana le aconsejan que viva su propia vida pero su padre no le pondrá las cosas fáciles pues ha sido siempre una persona muy controladora que, incluso, rechazó a su hija por casarse con un judío. Gilbert Cates dirige este drama protagonizado por Melvyn Douglas (Bienvenido Mr. Chance) y Gene Hackman. El primero fue nominado al mejor actor y el segundo al mejor actor secundario, por sus interpretaciones de padre e hijo respectivamente.

5/10
El descenso de la muerte

1969 | Downhill Racer

Tras la lesión de un esquiador, el joven y ambicioso David es reclamado para integrarse en el equipo estadounidense, que está trabajando duro cara a los juegos olímpicos. Su carácter de ir "a por todas" choca pronto con el entrenador; David se queja, por ejemplo, de que le releguen a las últimas posiciones de salida, lo que hace más difícil los descensos porque la nieve está más desigual. De fondo hay una satisfacción en el esquiador de Colorado, en parte por la incomprensión de su padre, un granjero que cree que su retoño está perdiendo el tiempo, en vez de ganarse la vida en serio. Este drama deportivo del mundo del esquí llama la atención por su sobriedad, un estilo algo áspero, nada de musiquillas celestiales y hazañas de tono épico. Robert Redford compone bien a su lacónico y egoísta personaje, que se deja querer por las féminas, mientras Gene Hackman es el entrenador nada dispuesto a condescender con los caprichos de sus pupilos. Como puede imaginarse, el film contiene buenas escenas de descensos: aunque el film agradece en los títulos de crédito en apoyo de la Federación de Esquí y compañía, nos preguntamos si no debería ser al contrario, la Federación, quien agradeciera un film que canta las loas de este deporte.

4/10
Atrapados en el espacio (1969)

1969 | Marooned

Vano intento de llevar al cine la carrera espacial de la vida real entre rusos y americanos, para cuyo rodaje se estudió a fondo el lanzamiento espacial de la nave “Apolo 8”. Sin embargo, el resultado final de la película solo pareció gustar a miembros de la NASA. Su acción se centra en tres astronautas inmersos en un grave problema cuando no pueden regresar a la Tierra. Desde el centro de control, el jefe del programa espacial –Gregory Peck– intentará salvarles la vida. Trama muy parecida a la historia real que ocurriría con el Apolo 13, convertida también en película en 1995.  Nominada al Oscar como mejor fotografía para Daniel L. Fapp y mejor sonido (Les Fresholtz y Arthur Piantadosi), resultando ganadora en la categoría de efectos visuales a cargo de Robie Robinson.

3/10
Motín

1969 | Riot

Aprovechando la ausencia del alcaide de la prisión, un amplio grupo de presos se amotina y se apodera de un importante sector de la cárcel. Cully Briston, que cumple una condena de pocos años, no tiene la intención de unirse a los rebeldes, pero pronto se verá obligado a intervenir en el motín cuando, por un fatal impulso, ayuda a capturar a uno de los guardianes. Drama carcelario cargado de acción y buen ritmo. Se trata de un thriller que entretiene y que, además, cuenta con creíbles interpretaciones, como, por ejemplo, la que realiza Gene Hackman (Sin perdón) en el papel del líder de los presos.

5/10
Los temerarios del aire

1969 | The Gypsy Moths

Producción de la MGM cuya espectacularidad consiste en los saltos en paracaídas que dan los protagonistas: tres especialistas en acrobacias aéreas (Burt Lancaster, Gene Hackman y Scott Wilson) que se ganan la vida yendo de pueblo en pueblo. Cuando recalan en Bridgeville, en Kansas, una mujer (Deborah Kerr) amenaza con romper esa amistad. El argumento está basado en una novela que James Drought se autopublicó en 1955, y la crítica llegó a calificarla como: “una película de relaciones humanas cercana al mundo de Ingmar Bergman”. Suponía el reencuentro entre Lancaster y Kerr dieciséis años después de su apasionada escena de playa en De aquí a la eternidad. Frankenheimer utilizó la cámara subjetiva para que el espectador se pusiera en la piel de los paracaidistas (ya había hecho algo parecido con los coches en Grand Prix), contando con extraordinarios especialistas en este terreno.

5/10
El reparto

1968 | The Split

Un criminal recluta a varios especialistas para llevar a cabo un gran golpe que lleva planeando desde hace tiempo. El objetivo está claro: robar el botín conseguido con la venta de todas las entradas de fútbol de un famoso estadio de Los Ángeles. El problema comienza con el reparto del premio. Regular retrato sobre la avaricia humana. La película trata con un tono dramático un tema muchas veces tocado en el cine: el poder del dinero y su capacidad de romper relaciones, tanto en gente inocente como en culpables. En el reparto encontramos a actores como Jim Brown, Diahann Carroll y Gene Hackman.

5/10
Línea de fuego

1967 | First to Fight

Jack fue el único superviviente de su batallón en Guadalcanal, motivo por el que fue condecorado con la Medalla del Congreso. De regreso a la vida civil con todos los honores, se enamora y se casa, pero no acaba de estar contento. Tampoco cuando entrena nuevos reclutas. Cuando vuelva al frente verá la guerra de un modo distinto a la primera vez. Drama bélico con actores no demasiado conocidos, aunque se puede destacar la presencia de un jovencito Gene Hackman.

4/10
Bonnie and Clyde

1967 | Bonnie and Clyde

Violenta y romántica historia de una pareja de atracadores en los años de la Depresión americana. El film se basa en hechos auténticos, y sigue la pista a Bonnie, un ladrón de bancos, y Clyde, una chica provinciana con ganas de emociones fuertes. Encadenarán un robo tras otro copando los titulares de los periódicos. Para ellos es un elemento adrenalítico, que además les une más y más. En los años 60 este film de Arthur Penn con guión de la pareja David Newman-Robert Benton produjo cierto escándalo, pues mostraba con todo realismo los continuos delitos de los protagonistabas, de los que no hacía una condena explícita. Más bien se producía cierta empatía con el espectador, gracias a la historia de amor, y al loco toque de comedia, por ejemplo con esa pareja de rehenes afectados por una especie de "síndrome de Estocolmo". La escena del acribillamiento final forma parte ya del imaginario del cine, y el film impulsó de modo notable las carreras de Warren Beatty y Faye Dunaway.

7/10
Banning

1967 | Banning

Mike Banning comienza a trabajar en el mantenimiento del campo de golf del Presidente Country  Club con la buena intención de ayudar económicamente a un amigo suyo. Pero Banning se verá envuelto en una espiral de problemas y turbios asuntos. Y no será el único involucrado, ya que Cynthia, la esposa del director del club, parece tener las mismas intenciones que el protagonista. Drama romántico cuyo principal punto fuerte es el buen trabajo que ofrece su reparto. En él encontramos, entre muchos otros, a Robert Wagner, Anjanette Comer, Jill St. John o Gene Hackman.

4/10
A Covenant with Death

1967 | A Covenant with Death

Un condenado a muerte asesina a su verdugo justo antes de morir. Más tarde se descubre que en realidad no cometió el asesinato por el que fue enjuiciado y declarado culpable. Película que pasó un tanto desapercibida en su día, que trata temas como la justicia, la inocencia o el honor. Es entretenida aunque no posee nada que resulte memorable para el espectador. Está protagonizada por George Maharis (Éxodo).

5/10
Hawaii

1966 | Hawaii

La historia de un estudiante de la Universidad de Yale, que llegará a convertirse en misionero calvinista. Se casará con la sobrina de un pastor, a pesar de que ella está enamorada de otro hombre. Ambos se trasladarán a la Isla de Hawai. La película es de una duración desmesurada, ¡más de tres horas!, y está dirigida por George Roy Hill (El golpe), a partir de un guión del gran Dalton Trumbo y de Daniel Taradash, a partir de la novela de James Michener. El resultado no es malo y el reparto es de auténtico lujo, pero acaba pasando factura el monumental metraje.

5/10
Lilith

1964 | Lilith

Vincent (Warren Beatty) es un veterano de guerra que regresa a su pueblo natal, en Maryland. Allí pretende reiniciar su vida, que dejó en el punto de sus estudios de psicología. Empieza a trabajar como psicólogo en una clínica psiquiátrica privada. Allí conoce a una paciente encantadora, que sufre esquizofrenia. La joven se llama Lilith (Jean Seberg), y tiene cautivados a todos los jóvenes de la comarca. Uno de ellos es Stephen (Peter Fonda), un muchacho rebelde y problemático. Vincent no iba a ser menos, y se queda prendado de Lilith. Su amor llega hasta tal punto que haría cualquier cosa por ella, incluso tirar por la borda lo que tanto le ha costado conseguir. Vincent se involucra de tal manera en el mundo de Lilith, que olvida su posición de médico y confunde la realidad con la ficción. La tragedia está servida. Tres años después de su lanzamiento al estrellato con Esplendor en la hierba (1961), de Elia Kazan, Beatty vuelve a dar vida a un joven con enredos románticos. Después vendrían Bonny and Clyde (1967), Los vividores (1971) o El último testigo (1974). Dirigida con eficacia por una de las víctimas peor paradas del famoso Comité de Actividades Antiamericanas, que investigó posibles actividades subversivas en Hollywood. Sus títulos más conocidos son El político (1949) y El buscavidas (1961). Lilith cuenta con los mejores elementos del drama romántico, aunque se queda un poco desfasada para un espectador actual.

6/10

Últimos tráilers y vídeos