IMG-LOGO

Biografía

James Stewart

James Stewart

89 años ()

James Stewart

Nació el 20 de Mayo de 1908 en Indiana, Pennsylvania, EE.UU.
Falleció el 02 de Julio de 1997 en Los Ángeles, California, EE.UU.

Premios: 2 Oscar (más 3 premios)

El héroe cotidiano

24 Mayo 2005

Sólo en un film, Stewart interpretó a un personaje con matices negativos, el sheriff caradura de dos cabalgan juntos. No le hizo falta demostrar en más ocasiones su versatilidad, pues, ¿para qué desperdiciar su fuerza para interpretar personajes sencillos que solucionaban problemas desbordantes con  ingenio?

¿Por qué James Stewart hacía tan bien de tipo inteligente y bonachón? Repasando su vida sale a la luz su único secreto: James Stewart era un gran tipo y muy listo. Nacido el 20 de mayo de 1908, en Indiana, Pennsylvania, el padre de James Maitland Stewart fue un humilde ferretero que trabajó duramente para poder pagarle a su hijo sus estudios de arquitectura. Tras licenciarse en Princeton, una de las más prestigiosas universidades del país, Stewart decidió intentar convertirse en actor cuando conoció al director Joshua Logan, que le propuso unirse a su grupo de teatro, University Players, en el que también estaba Henry Fonda. Ambos jóvenes se fueron a Nueva York, donde rápidamente brillaron en varias producciones de Broadway. Deslumbrada por el talento de Stewart, la famosa cronista de espectáculos Hedda Hopper le consiguió una prueba para ingresar en MGM. Pasó el examen con nota, y se convirtió en secundario de numeros títulos.

Fue Capra el primero de los grandes directores que aprovechó sus cualidades. Le había visto en Cadetes del mar (1937) y pensó que daba la imagen que justamente necesitaba para su película Vive como quieras. Necesitaba alguien que pareciese tan honrado como Gary Cooper en su gran éxito El secreto de vivir (1936), pero más inteligente. La jugada salió tan bien que repetirían en dos memorables ocasiones, en 1939 en Caballero sin espada y en 1946 en una de las cumbres de la filmografía de ambos, ¡Qué bello es vivir!, el clásico por excelencia de Navidad.

Empezó su década dorada, los años 40, trabajando en obras clave de grandes directores, como El bazar de las sorpresas, de Ernst Lubitsch,  e Historias de Filadelfia por la que obtuvo el Oscar al mejor actor. Le mandó la estatuilla  a su padre, que orgulloso lo colocó en una de las estanterías de su tienda, situada en una calle que se llamaba casualmente Filadelfia.

A continuación, tuvo que hacer una pausa en su carrera, por la Segunda Guerra Mundial. A su regreso del ejército, convertido en coronel, aunque con el tiempo llegaría al rango de general, Stewart contrajo matrimonio con Gloria Hatrick McLean, con la que estuvo unido hasta su muerte en 1994.

También se convirtió en el actor favorito del público, con películas como El invisible Harvey, Anatomía de un asesinato o La soga, primera de sus colaboraciones con Hitchcock, que vio en él el actor ideal para sus habituales ciudadanos corrientes que se convertían en héroes a su pesar. Con el maestro del suspense repitió en El hombre que sabía demasiado, La ventana indiscreta y Vértigo.

Para el maestro John Ford, Stewart fue la antítesis del héroe rudo que interpretaba John Wayne, en El hombre que mató a Liberty Valance, uno de sus westerns más redondos. En este género, Stewart encarnó al ideal de pionero americano en Winchester 73 y otras cuatro cintas del oeste del director Anthony Mann. Al final de su carrera protagonizaba títulos más ligeros, sin pretensiones, retirándose a principios de los 80. El legendario actor murió el 2 de julio de 1997, a consecuencia de una embolia.

Oscar
1985

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico
Oscar
1941

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

  • Oso de Oro honorífico

Ganador de 1 premio

Filmografía
Fievel va al Oeste

1991 | An American Tail: Fievel Goes West

Una familia de ratones deciden mudarse al lejano oeste, donde los ratones no son bien recibidos por los gatos. Sin embargo, Fievel sacará fuerza y coraje para defender su poblado y comportarse como un buen Sherif.

Derecho a elegir

1983 | Right of Way

Una de las primeras producciones fílmicas del canal por cable HBO, con dos legendarios protagonistas, James Stewart y Bette Davis. Ellos son un matrimonio de edad avanzada, a los que golpea la noticia de la enfermedad terminal de ella, motivo por el cual deciden planear un suicidio conjunto. El film juega con la metáfora de las casas de muñecas a las que tiene afición la protagonista, para explorar acerca de la idea de si alguien tiene derecho a quitarse la vida.

6/10
Detective privado

1978 | The Big Sleep

El detective privado Philip Marlowe apareció por primera vez en la novela de Raymond Chandler "The Big Sleep" (1939). Después, esta misma obra quedaría convertida en un clásico del cine negro gracias a El sueño eterno (1946), donde sobresalía la pareja formada por Humphrey Bogart (aunque Chandler siempre quiso a Cary Grant para dar vida a su personaje) y Lauren Bacall (como la hija mayor de su cliente). A pesar de lo liosa de su trama, el ambiente sensual generado por la pareja y el ritmo impuesto por Hawks excusaba todos sus (numerosos) defectos de guión. Sin ninguna necesidad, se probó una nueva adaptación del libro en 1978 con Detective privado, siendo su reparto lo único interesante, ya que mostraba un desfile continuo de viejos conocidos (James Stewart, Sarah Miles, Edward Fox, Richard Boone y John Mills) cuya unión bien podía sumar casi los 300 años. Además, para aparentar algo innovador, se trasladó el escenario de la acción original (Los Ángeles) hasta Londres, sin que aún hoy conozcamos los motivos de tal ocurrencia. Robert Mitchum recuperaba al personaje tras haberlo encarnado tres años antes en Adiós, muñeca.

4/10
La magia de Lassie

1978 | The Magic Of Lassie

Un millonario sin escrúpulos decide comprar a la perra Lassie, la cual estaba viviendo felizmente junto a un abuelo y sus dos nietos en California. Tras arrebatarla y llevársela a Colorado, el niño emprende un viaje para recuperarla, pero lo que no saben es que también Lassie se ha escapado y, por su cuenta, ha decidio regresar a su hogar. 27 años después de The Painted Hills, la primera película de la perrita Lassie, se intentó retomar el personaje para un nuevo público infantil, contando para ello con la participación de veteranos actores del Hollywood clásico como Alice Faye, Mickey Rooney y James Stewart. Su excesivo tono almibarado y las cansinas canciones de los hermanos Sherman no la convierten precisamente en una película entretenida. Eso sí, una de estas melodías, "When You´re Loved", fue candidata a un Oscar como mejor canción original.

4/10
Aeropuerto 77

1977 | Airport '77

La novedad de la tercera entrega de la saga Aeropuerto es que el avioncito de marras va a caer a la océana mar en pleno Triángulo de Las Bermudas. Con lo que sucesos muy extraños empienzan a ocurrir, con un suspense que asemeja el film mucho a los clásicos de submarinos en peligro. De nuevo hay un reparto multiestelar de viejas glorias y otros actores a pleno rendimiento, encabezados por el 'capitán' Jack Lemmon.

5/10
El último pistolero

1976 | The Shootist

El bueno de John Wayne estaba enfermo de cáncer cuando se rodó ésta, que se sería su última película, en la que encarna a un pistolero (también enfermo de cáncer) legendario, quien por culpa de su reputación, no consigue encontrar la tranquilidad que desea. Estamos, como se puede imaginar, ante un western crepuscular, enormemente nostálgico y con un buen componente dramático, en el que podemos ver a grandes estrellas. Aparte de Wayne, ahí están Lauren Bacall, en un precioso y sentimental rol de viuda de gran corazón, y el gran James Stewart; y también tiene peso el papel entrañable del chico Guillom, interpretado por un joven Ron Howard, que más tarde se convertiría en reputado director de cine.

6/10
Cerco de fuego (Fool's Parade)

1971 | Fool's Parade

Años 30. Durante la Gran Depresión tres presos que han cumplido su condena salen de la cárcel. Entre los tres han ahorrado dinero para poner un negocio y regenerarse. El especialista en westerns Andrew V. McLaglen se adentra por una vez en el terreno del drama, con correctos resultados. Destaca el trabajo del veterano James Stewart.

5/10
Dirigida por John Ford

1971 | Directed by John Ford

Peter Bogdanovich hizo en 1971 este documental sobre la vida y obra de John Ford, contribuyendo al conocimiento del maestro que se autodescribía como alguien que hace westerns. A través de entrevistas y escenas de sus películas, Bogdanovich analiza el estilo del director y su gran capacidad artística en una época en que el reconocimiento de la autoría cinematográfica no estaba desarrollado. En 2006 rehizo el documental con nuevo material para dar una perspectiva aún más amplia de la obra de Ford.

7/10
El club social de Cheyenne

1970 | The Cheyenne Social Club

Extraño western cómico, dirigido por el bailarín Gene Kelly y con dos nombres clásicos del género como James Stewart y Henry Fonda al frente del reparto. Ellos son dos amigos que viajan hasta Cheyenne para recibir la herencia de uno de ellos. Ésta consiste en un apreciado burdel de la zona. Ante esta nueva situación los vaqueros no saben muy bien cómo actuar, llegando a plantearse cambiar el local por un saloon. Esta medida no es muy bien acogida por los hombres de la ciudad. El resultado es bastante simpático, picante y divertido, sobre todo por las diferentes personalidades de los dos amigos –uno un golfo y el otro un moralista–, así como la complicidad entre Fonda y Stewart, que cantan, se emborrachan y cabalgan juntos como lo que eran, amigos de toda la vida.

6/10
Bandolero

1968 | Bandolero!

Un sheriff y sus hombres deben conducir a un grupo de forajidos presos a cierto punto. En el camino serán asaltados por un grupo de bandidos mexicanos. Western pelín caprichoso argumentalmente, tiene a Stewart y Martin haciendo de hermanos.

4/10
Los malvados de Firecreek

1968 | Firecreek

Cinco hombres llegan a la pacífica población de Firecreek provocando cierta tensión con sus bravuconadas, todo parece señalar que se trata de un grupo de pistoleros, y de hecho uno de ellos se encuentra malherido. Sólo Johnny Cobb, un padre de familia granjero cuya esposa está a punto de dar a luz, decidirá ejercer de alguacil, un puesto que hasta entonces era para él poco más que honorífico. La idea es poner orden y justicia en el lugar. Sorprendente western crepuscular, cuya tensa atmósfera se mantiene durante todo el metraje, donde las cosas no son tan simples como parecen. El concepto de pueblo donde han ido a parar un puñado de perdedores resulta poderoso, y algunos pasajes tienen una fuerza que remite a Solo ante el peligro. Cuenta con un reparto de reputados actores, capaces de aprovechar la inteligente trama, y que dotan de complejidad a sus personajes. El bueno de James Stewart (La ventana indiscreta), cuyo rostro sabe expresar en cierto momento un inmenso dolor, y el malvado Henry Fonda, (12 hombres sin piedad), cuestionado por una mujer que sabe calarle (Inger Stevens), protagonizan el memorable duelo final. Un film a reivindicar.

7/10
Una dama entre vaqueros

1966 | The Rare Breed

Martha, una mujer irlandesa, y su hija Hilary llegan a Estados Unidos a finales del siglo XIX. Allí venden un ejemplar de su ganado a un hosco escocés durante una feria de ganado, con la intención de que esa raza se extienda por el país. Para llevar la res hasta su nuevo dueño contratan a un vaquero llamado Burnett. El viaje no será fácil y también el destino será un lugar poco acogedor. El discípulo aventajado de John Ford, el director Andrew V. McLaglen, dirige este entretenido western que cuenta con un reparto exquisito, encabezado por unos ya crepusculares James Stewart y Maureen O'Hara. No es lo mejor de ambos, pero ya quisieran algunos...

5/10
El valle de la violencia

1965 | Shenandoah

Un pueblecito de Virginia, en el valle del río Shenandoah, vive inmerso en la guerra de Secesión norteamericana, y sus habitantes se muestran comprometidos con la causa. Charlie Anderson es un granjero viudo que cuida de sus seis hijos y vive con el siempre presente recuerdo de su difunta esposa. Además, soporta la presión de sus amigos y vecinos respecto a la intervención en la guerra, pero él no está dispuesto a combatir porque detesta la violencia y la esclavitud. Solvente película dirigida por Andrew V. McLaglen (Los indestructibles, El gran MacLintock) y todo un grito antibelicista y moral. Destaca por encima de todo la interpretación de un espléndido James Stewart, dentro de un personaje que quiere mantenerse al margen del conflicto pero al que inevitablemente le superan las circunstancias. Buen trabajo de guión, con especial hincapié en la secuencia del monólogo en el cementerio.

6/10
El vuelo del Fénix (1965)

1965 | The Flight of the Phoenix

El especialista en cine de aventuras Robert Aldrich cuenta el accidente de un avión en medio del desierto. Los supervivientes quedan abandonados a su suerte, pero uno de los viajeros, que asegura ser diseñador de aviones, anima al resto a que le ayuden a construir un ultraligero para salir de ahí. Un film muy logrado, tanto que Hollywood no se ha resistido a preparar un remake. El reparto es estupendo, con James Stewart a la cabeza. La sorpresa sobre los auténticos conocimientos del 'ingeniero' es mayúscula.

6/10
Querida Brigitte

1965 | Dear Brigitte

El profesor Leaf (James Stewart) es un bohemio poeta al que le cuesta mucho trabajo aceptar que su hijo es un prodigio de las matemáticas y que carece por completo de talento artístico. Pero las habilidades del chico, que también es un apasionado de la actriz Brigitte Bardot, van a ser muy útiles. Comedia para toda la familia. A pesar del reclamo del gran James Stewart, la verdadera estrella de la película es el insulso actor infantil Bill Mumy.

6/10
El gran combate

1964 | Cheyenne Autumn

El último western de John Ford. Cuenta la odisea de los indios cheyenes, que rehúsan ser confinados en una reserva, y emprenden un largo viaje de 3.000 kilómetros hacia sus territorios ancestrales. Una maestra cuáquera les acompaña, y el oficial que debe detenerles no acaba de tener claro que esa acción sea la correcta. Richard Widmark repitió con Ford tras Dos cabalgan juntos, en un título que muestra a los indios en toda su humanidad, algo por otra parte habitual en la filmografía del director de Maine. Con su expresivo título original, "Otoño cheyene", pinta de un modo muy lírico ese declinar de un gran pueblo al que el hombre blanco, sobre todo los leguleyos de Washington, habría condenado al ostracismo. El film, de reparto estelar, incluye como personajes secundarios a Wyatt Earp y Doc Holliday.

6/10
Regalo para soltero

1963 | Take Her, She's Mine

Frank Michaelson (James Stewart) intenta proteger a su adorada hija Mollie (Sandra Dee), porque supone que en el colegio tendrá muchos problemas. Pero en realidad, la única molestia que sufre la chica es el agobio constante de su progenitor. Adaptación al cine de una obra teatral de Henry y Phoebe Ephron ( padres de la guionista y directora Nora Ephron). Aceptables trabajos de los actores.

6/10
La conquista del Oeste

1962 | How The West Was Won

Como el título indica, esta película nos narra a través de las aventuras de varias generaciones de una familia, la colonización y conquista de las maravillosas tierras del oeste. Estamos ante un maravilloso relato épico. Grandiosos paisajes, abruptas montañas y ríos salvajes, son el decorado de esta superproducción Tres grandes directores fueron necesarios para la realización de este film: John Ford, Henry Hathaway y George Marshall. Tampoco se escatimaron medios a la hora de escoger el reparto: Henry Fonda, John Wayne, Gregory Peck, James Stewart, Carolyn Jones, Richard Widmark, Spencer Tracy, Karl Malden son algunos de los nombres que vemos aparecer en los títulos de crédito, casi todos ellos ya veteranos en el género del western. Con una duración de más de ciento cincuenta minutos, este film, que en ningún momento se nos hace largo, nos convierte en testigos de más de cincuenta años de la historia americana. Tiroteos, bandidos, indios salvajes, tahúres, vaqueros, buscadores de oro y todos los demás elementos que componen el western clásico, se dan cita en La conquista del oeste. La película ganó 3 Oscar y obtuvo ocho nominaciones.

6/10
Un optimista de vacaciones

1962 | Mr. Hobbs Takes a Vacation

El mismo año que rodó El hombre que mató a Liberty Valance, el gran James Stewart protagonizó esta deliciosa comedia cuyo resultado es de lo más refrescante y encantador, pese a que lamentablemente no es de los trabajos más conocidos del actor. Stewart interpreta al señor Hobbs, un empleado de banca que va a pasar unos días de vacaciones a una casita junto al mar, cerca de la bahía de San Francisco. Va allí con toda su familia: su hijo pequeño, y sus tres hijas, dos de las cuales están casadas y tienen niños pequeños. Las vacaciones empezarán y acabarán siendo un suplicio, debido a miles de cuitas y problemas cotidianos... El film critica en tono de humor las convenciones familiares, pero es en el fondo un más que simpático elogio de la vida y la comunión familiar. Se trata de una maravillosa película, que cuenta con la eficaz dirección de Henry Koster (El invisible Harvey), un inspirado y alocado guión de Nunnally Johnson (Cómo casarse con un millonario) y la alegre música del maestro Henry Mancini (Desayuno con diamantes). En el reparto destaca la presencia de la guapa Maureen O'Hara en el papel de esposa. En general, el film se ve continuamente con una sonrisa en los labios, aunque hay momentos portentosos en los que la carcajada explotará sin remedio, como cuando Stewart sale a ver pájaros con el excéntrico Sr. Turner, en los encuentros con la compañera rubia de la playa o cuando sufre los tejemanejes con la bomba de agua.

6/10
El hombre que mató a Liberty Valance

1962 | The Man Who Shot Liberty Valance

En El hombre que mató a Liberty Valance, James Stewart interpreta a un abogado que resulta herido tras el ataque a una diligencia. Es un hombre con convicciones, y jura atrapar al forajido responsable del robo. Pero él es un ciudadano civilizado que no entiende de pistolas, y necesita la ayuda de alguien al que no le cueste apretar el gatillo. El hombre adecuado es un forzudo, tan bravucón como implacable con los puños y con el revólver. El problema es que el malvado se llama Liberty Valance (Lee Marvin), y es uno de los más temidos del Oeste. La atractiva mujer interpretada por Vera Miles creará un conflicto entre el torpe Stewart y el duro Wayne. Aunque al principio no fue elogiada por la crítica ni considerada por el público, El hombre que mató a Liberty Valance se ha convertido en uno de los títulos más significativos del maestro del western, John Ford. Su tono crepuscular, el contraste entre salvaje oeste y civilización, el explicar cómo se forjan las leyendas, configura una historia de rara belleza. Otras de las películas de Ford convertidas ya en hitos del cine son La diligencia (1939), El hombre tranquilo (1952) o Centauros del desierto (1956). Es una película cumbre absoluta, que cuenta con un magnífico reparto de especialistas en el género. Tiene tensión, mezcla de emociones y, sobre todo, el brillante retrato de unos personajes peculiares y atractivos que Ford hacía como nadie.

10/10
Dos cabalgan juntos

1961 | Two Rode Together

Territorio de Texas, a principios de 1880. Son los tiempos en que sólo los tipos duros sobreviven en el salvaje Oeste norteamericano. Richard Widmark es el Jim Gary, un valiente aunque algo tieso teniente de caballería que, presionado por sus familiares y atendiendo las órdenes de su superior, pretende rescatar a un grupo de hombres y mujeres blancos que fueron secuestrados por los comanches cuando apenas eran unos niños. No le resulta muy difícil darse cuenta de que su empresa es imposible sin contar con la ayuda de alguien que conozca el terreno. Y el tipo adecuado parece ser Guthrie McCabb, sheriff algo escéptico y que con alma mercenaria trabaja cuando hay dinero de por medio –lo interpreta James Stewart–, ideal para formar un equipo de rescate. El sheriff se muestra duro y vaticina que los candidatos a ser rescatados se habrán convertido en unos salvajes, pero con alguna artimaña el teniente logra convencerle. Juntos emprenden un complicado viaje, en el que deberán superar multitud de contrariedades. Un excelente western del rey del género, John Ford, uno de los grandes directores de la historia del cine. Cuenta con una pareja protagonista de lujo. Como era característico en Ford, hay acción y emotividad. Sus personajes no son marionetas al servicio del desarrollo de la historia, sino que están muy bien perfilados y se puede escarbar en su interior. No es su western más recordado, pero es que compite con otros títulos del director, como La diligencia (1939), Fort Apache (1948), Centauros del desierto (1956) o El hombre que mató a Liberty Valance (1962). Entretenido, original y con personajes, especialmente el de Stewart, muy alejados de lo convencional. Supone toda una reflexión acerca de cómo un cambio en la educación cuando se es niño, puede suponer una transformación radical, pero a Ford, que maneja un guión de unos de sus colaboradores habituales, Frank S. Nugent, no le duelen prendas al señalar que a veces los comanches pueden mostrar un comportamiento más noble que las personas supuestamente civilizadas. La frase que le dice el oficial a McCabb sobre Gary -"esperaba que le enseñara que el único que puede hacer de Dios es Dios"-, en ese intento de recuperar a los que fueron tiernos infantes y ahora son adultos muy diferentes, resulta muy elocuente. Arriesga desde luego en el climático final del linchamiento de un blanco criado por los indios, al que el único lazo que le une con su pasado resulta ser la caja de música que conservaba su hermana. Entre los típicos elementos fordianos no falta su personalísimo sentido del humor, con el sargento de turno y las típicas peleas, y el baile de los oficiales solteros.

8/10
Sendero de furia

1960 | The Mountain Road

Senderos de furia tiene lugar durante la II Guerra Mundial, el mayor Baldwin, un oficial británico, está al frente de una compañía que debe destruir las vías de paso que van a utilizar los soldados japoneses. Aunque sus acciones son bastante efectivas pronto desata la oposición de la población civil, que se queja de que han quedado incomunicados. El veterano James Stewart protagonizó un correcto film bélico que adapta la novela de Alfred Hayes.

5/10
Anatomía de un asesinato

1959 | Anatomy Of A Murder

En un tranquilo pueblo de Michigan, el fiscal retirado Paul Biegler (James Stewart) acepta la defensa del teniente Manion (Ben Gazzara). Manion tiene una seria acusación por el asesinato de un hombre que supuestamente había violado a su esposa, Laura Manion (Lee Remick). Pero Paul se debe enfrentar solo al asunto. Unicamente le ayudan su viejo amigo Parnel McCarthy (Arthur O'Connell), bastante aficionado a la bebida, y su leal secretaria Maida (Eve Arden). Después de un corto tiempo de investigación, comienza el juicio. Paul Biegler confía en demostrar la locura temporal de Manion y en la ejecución de un instinto irresistible. Pero debe enfrentarse a un prestigioso fiscal interpretado por George C. Scott, que defiende la tesis de que efectivamente la esposa de Manion coqueteaba con el muerto. Excelente película rodada con precisión por el experto Otto Preminger, artífice de Laura (1944) y Cara de ángel (1953). Despierta el interés desde el principio, porque no se revela la culpabilidad o la inocencia del asesino hasta el imprevisible final. El reparto de la película es excelente, y sobresale por supuesto el talante honesto y paciente de Stewart. La crudeza de la descripción verbal de la violación causó sensación en la época de su estreno. Acompaña una fenomenal composición de jazz de Duke Ellington, que también tiene un pequeño papel. Nadie debe perdérsela.

8/10
FBI contra el imperio del crimen

1959 | The FBI Story

Película de propaganda y exaltación de los valores del FBI, organismo creado en 1924 y que lo mismo combatió a miembros del KKK y gángsteres como Dillinger que conspiraciones comunistas. Precisamente la historia se centra sobre todo en los años 50, cuando en plena 'guerra fría' la obsesión comunista hizo que las autoridades norteamericanas sometiesen a sus ciudadanos a un férreo control, donde cualquiera podía ser sospechoso de espionaje. Narrada bajo el prisma de uno de sus más veteranos agentes –convincentemente encarnado por James Stewart–, en realidad parecen episodios sueltos engarzados de cualquier forma en sus excesivos 150 minutos de metraje. Tiene una poderosa partitura de Max Steiner y buenas escenas de acción. Por supuesto se omiten las partes más negativas de la organización. Edgard Hoover, director del FBI desde 1928, hace un cameo.

6/10
Me enamoré de una bruja

1958 | Bell, Book And Candle

Los hechizos de 'Gil' Holroyd, una guapa bruja, van a arman más de un revuelo en Greenwich Village, cuando hace que su vecino se enamore de ella y "pase" de su novia. James Stewart es 'Shep' Henderson, el vecino encantado y algo ingenuo, y Kim Novak la que maneja la intriga. Ambos actores rodaron el film el mismo año que la hitchcockiana Vértigo. El eficaz Richard Quine (Cómo matar a la propia mujer) logra una película deliciosa a partir de la célebre obra teatral de John Van Druten. Brilla especialmente la belleza de la Novak: la escena en que hechiza a Stewart con la mirada (con gato de por medio) es verdaderamente irresistible. Destaca también el divertido Lemmon en el papel de la hermana de Novak, y la simpática Elsa Lanchester en un trabajo que le va al pelo, el de su tía bruja, tan chsimosa como entrañable.

7/10
De entre los muertos (Vértigo)

1958 | Vertigo

Mientras persigue a unos delincuentes Scoottie Ferguson, inspector de la policía de San Francisco, contempla la caída accidental de un compañero desde un tejado. Esto le produce un gran trauma y un insuperable miedo a las alturas. Un día, Scottie recibe una llamada de Gavin Elster, millonario al que conoce del pasado, que le pide que vigile discretamente a Madeleine, su esposa, que se comporta de forma extraña. Uno de los mejores trabajos del mago del suspense, que adaptó la novela 'D'entre les morts', de Pierre Boileau y Thomas Narcejac. Hitchcock trata los dos temas trascendentales más recurrentes de la historia del arte, el amor y la muerte, a través de una historia absorbente e intrigante. Se puede seguir como simple entretenimiento, o como una película reflexiva. Aunque el mismo Hitchcock la recordaba como una película imperfecta, por sus incoherencias de guión, lo cierto es que logra imágenes inquietantes, como cuando Scottie persigue a Madeleine por el museo. Curiosamente, Hitchcock no guardaba un buen recuerdo de Kim Novak, que sin embargo realiza uno de los mejores trabajos de su carrera. James Stewart borda el papel de detective que se resiste a perder a su amada cuando ésta ha muerto.

9/10
El héroe solitario

1957 | The Spirit of St. Louis

Slim Lindbergh es un piloto que se ha propuesto realizar una hazaña como nunca antes se había hecho. Pretende volar desde Nueva York hasta París sin hacer escalas. La aventura le convierte en todo un valiente, pues son largas horas solo y sin más ayuda que él mismo. Film basado en el libro de Charles A. Lindbergh, protagonista real de la historia; y dirigido por Billy Wilder, donde James Stewart se pone en la piel del audaz piloto. El actor era mayor para el personaje pero tenía el carisma suficiente. Le acompañan Murray Hamilton y Patricia Smith.

6/10
La última bala

1957 | Night Passage

Un hombre llamado Grant McLaine es contratado por los responsables de una línea de ferrocarril para que vele por la seguridad, debido a que con mucha frecuencia una banda de forajidos capitaneada por el malvado Whitey Harbin está realizando atracos al convoy. Discreto western protagonizado por el siempre convincente James Stewart (Horizontes lejanos), en una historia con reminiscencias de Winchester 73, cuyo guión es también del mismo guionista, el prestigioso Borden Chase.

5/10
El hombre que sabía demasiado (1956)

1956 | The Man Who Knew Too Much

Ben (James Stewart) y Jo (Doris Day) Mackenna son un matrimonio que pasa junto con su hijo de diez años unas vacaciones en Marruecos. Inesperadamente, un hombre les confía un secreto antes de morir y una poderosa organización, rapta a su hijo para chantajearles y que no revelen lo que saben. A partir de ese momento, el matrimonio investigará para recuperar al pequeño. Magistral remake de una de las películas claves en la filmografía de Hitchcock, El hombre que sabía demasiado, realizada en su etapa inglesa en blanco y negro. En esta ocasión, enriqueció el filme con las interpretaciones de la mítica pareja protagonista y mejorando el suspense de muchas de sus escenas.

8/10
Strategic Air Command

1955 | Strategic Air Command

6/10
El hombre de Laramie

1955 | The Man from Laramie

Uno de los grandes westerns de Anthony Mann, protagonizado por su actor habitual James Stewart. Reconocía el director que en su quinto año de colaboración con el actor "retomé situaciones y temas llevándolos al paroxismo". Su personaje, Will, tiene una idea fija en la cabeza: vengar la muerte de su hermano a manos de los apaches, de la que culpa a los hombres que les proveyeron de armas de fuego. Pero en el camino atraviesa la propiedad de un Waggoman, un ranchero, y sus hombres, como castigo, lo arrastran por el suelo y queman su carreta. Will decide ponerse al servicio de Kate, propietaria de otro rancho y rival de Waggoman. Con guión de Philip Yordan y espectacular cinemascope, que realza la belleza del paisaje, Mann sigue fiel a la violencia seca típica de sus westerns, y al héroe solitario que trata de hacer justicia por su cuenta. Pero además recoge una galería de personajes muy bien retratados, donde destacan el inútil y malvado hijo del patriarca ranchero, y el capataz que sí tiene las cualidades que un padre desearía en su retoño. También están bien definidos los intereses amorosos de los personajes. Entre las impactantes escenas de El hombre de Laramie destaca la de Donald Crisp cabalgando locamente para vengar la muerte de su hijo, al modo de un Príamo clamando por su querido hijo Héctor.

7/10
Tierras lejanas

1954 | The Far Country

Jeff Webster es un cowboy solitario, decidido a vender, con la ayuda de su socio Ben, un rebaño de ganado en las agrestes y hostiles tierras del Yukon, en donde se asientan los buscadores de oro. Pero sus intenciones se toparán con los intereses de un sheriff que se ha hecho dueño del lugar. Uno de los westerns que el director Anthony Mann rodó con el gran James Stewart, entre los que destacan Horizontes lejanos y Colorado Jim. En este caso, no estamos ante un film memorable, pero sí resulta sumamente entretenido y ya quisieran muchos alcanzar la maestría narrativa de Mann. El guión es del gran Borden Chase.

7/10
La ventana indiscreta

1954 | Rear Window

Hitchcock narra la historia de L.B. Jefferies, un fotógrafo deportivo de un diario, interpretado por James Stewart, que queda inmovilizado durante un mes y medio debido a un accidente laboral. Escayolado y en una silla de ruedas, su única distracción es observar a sus vecinos durante el caluroso verano que asola Nueva York. En su última semana inmovilizado, observa desde su ventana, a través de su teleobjetivo, a la señorita torso, que está siempre rodeada de hombres; a la solterona corazón solitario, que se imagina asediada por sus invitados; a una pareja de recién casados que no sale de su apartamento; a un músico soltero y borrachín; y sobre todo a una pareja que no para de discutir. Todas estas crudas visiones de la realidad le animan a mantenerse firme en su convicción de renunciar a su boda con Lisa Fremont. Con el interés que caracteriza al genial Alfred Hitchcock por los problemas criminales y de conciencia, construye una de sus mejores y más peculiares películas. Todo sazonado con su habitual humor negro. Al igual que Náufragos (1943) o La soga (1948), la acción se desarrolla en un único espacio. Se ha comparado la ventana desde la que observa James Stewart con la pantalla de un cine, ante la cual el espectador asiste a las intimidades del vecindario. El film está basado en la novela del controvertido Cornell Woolrich. La película exigió el mayor escenario que jamás había construido la Paramount, con la edificación de 31 apartamentos a escala real. James Stewart está soberbio.

9/10
Música y lágrimas

1953 | The Glenn Miller Story

Aparte de 5 westerns, el director Anthony Mann y su actor fetiche, James Stewart, filmaron esta biografía del músico de jazz Glenn Miller, célebre director de Big Band en los años 30 y 40. Músicos como Louis Armstrong se interpretan a sí mismos.

6/10
Bahía negra

1953 | Thunder Bay

Historia de dos buenos amigos, buscadores de petróleo, en que su ávido afán por dar con el 'oro negro' convulsiona la vida tranquila de un pueblecito de pescadores. El hecho de que se enamoren de dos lugareñas complica aún más las cosas. Título menor de aventuras de Mann, anterior a Gigante a la hora de abordar las ambiciones que se mueven en torno al petróleo, con uno de sus protagonistas habituales, James Stewart. Hay un importante despliegue de producción para mostrar los campos de producción petrolífera, y la impactante escena de la tormenta está muy elaborada.

5/10
Colorado Jim

1953 | The Naked Spur

James Stewart da vida a un veterano de la guerra de secesión americana. Tras la contienda ha perdido su rancho y a su novia. La recompensa ofrecida por la captura de un peligroso criminal (Robert Ryan) le brinda la posibilidad de emprender una vida nueva, por lo que decide participar en esta "caza del hombre". A lo largo de la persecución se le une una chica (Janet Leigh), y más tarde dos cazadores de recompensas, con los que termina enfrentándose. Anthony Mann dirige este western, hoy considerado un clásico, y lo hace uniendo los elementos más visuales del género con un retrato introspectivo de los personajes. En especial hay que destacar el trabajo de James Stewart, que obtiene una interpretación memorable de este antiguo soldado metido por necesidad en el oscuro oficio de cazador de recompensas. La película fue nominada al Oscar por su guión y consiguió el aplauso unánime de la crítica.

7/10
Horizontes lejanos

1952 | Bend of the River

Un pistolero que quiere alejarse de su pasado decide incorporarse a una caravana de granjereros que viaja camino de Oregón. Con la ayuda de otro compañero del "gremio" consigue mantener sanos y salvos a todos los miembros de la expedición, que consiguen llegar a su destino. Una vez allí se trata de comenzar una nueva vida, aunque eso no será fácil pues para empezar, pues ni siquiera tienen para comer. Una de las películas más destacadas dentro de las varias colaboraciones que mantuvieron el director Anthony Mann (Colorado Jim) y el actor James Stewart. Buenos personajes, acción de la buena y grandes interpretaciones. Pertenece al film la célebre frase "Nunca debimos abandonar el Mississippi", pronunciada por un simpático capitán de barco.

7/10
Carabina Williams

1952 | Carbine Williams

Biopic de David Marshall 'Marsh' Williams, el inventor de un arma automática utilizada en la Segunda Guerra Mundial. La excusa para contar su vida la proporcionan las quejas de su hijo, que le explica que en el colegio se meten con él porque corre el rumor de que su padre estuvo en la cárcel por matar a un hombre. Así que el progenitor y su retoño van a la cárcel, donde va a escuchar la auténtica historia. Este título encantará a los amantes de la historia de las armas, a los aficionados al subgénero carcelario, y a los seguidores de James Stewart, que demuestra su gran carisma dando vida a un personaje auténtico.

6/10
El mayor espectáculo del mundo

1952 | The Greatest Show On Earth

Una inolvidable película que introduce de lleno al espectador en el maravilloso mundo del circo. El esplendor, la pasión y las dificultades de la vida en un circo son tratados aquí con maestría por uno de los grandes directores de Hollywood. Los intérpretes son de primera, y destaca la fantástica actuación de James Stewart detrás del maquillaje de un payaso. Algunas escenas son muy espectaculares, y como acostumbraba De Mille, no se escatima en medios a la hora de llevar a cabo con brillantez las secuencias más difíciles. El genial De Mille, discípulo del padre del cine David W. Griffith, moriría pocos años después de completar esta película. Director entre otras de Los diez mandamientos (1956), y su versión muda anterior de 1923; Sansón y Dalila (1949); o Policía Montada del Canadá (1940), estamos ante uno de los grandes realizadores del séptimo arte. En este caso ofrece un asombroso relato que posee la fuerza narrativa de las películas clásicas. Concebida como un gran espectáculo, cautiva sin duda a cualquier espectador que sepa apreciar el buen cine.

6/10
Momentos de peligro

1951 | No Highway

Theodore, un ingeniero aeronáutico, debe repasar las especificaciones de un avión de su compañía: Tras su análisis, cree detectar que existe un riesgo de fatiga de materiales lo suficientemente importante como para advertir a la tripulación de un aparato que se encuentra volando. Casi a renglón seguido de dirigirle en El invisible Harvey, que valió una nominación al Oscar para el actor, Henry Koster se reúne con el gran James Stewart, con una trama que de ésas que tiene al espectador mordiéndose las uñas gran parte del metraje. Marlene Dietrich tiene un papel secundario.

6/10
The Jackpot

1950 | The Jackpot

Comedia sencilla, adaptada a la pantalla por el matrimonio formado por Phoebe y Henry Ephron, una pareja de guionistas que se especializó en historias románticas algo triviales como Bellezas por casar (1952), Papá Piernas Largas (1955) y Su otra esposa, ésta última también dirigida por Walter Lang. La hija de ambos fue la también guionista y directora Nora Ephron (Algo para recordar). Aquí se cuenta la historia de un individuo felizmente casado, con trabajo y dos niños, cuya vida cambia radicalmente cuando gana un concurso radiofónico de preguntas y respuestas, convirtiéndose en una celebridad. Protagoniza James Stewart, y en un breve papel podemos encontrar a Natalie Wood.

4/10
El invisible Harvey

1950 | Harvey

Elwood es un hombre simpático y tranquilo que afirma ver un conejo gigante con el que habla y al que cariñosamente llama 'Harvey'. Como es de suponer, todos sus vecinos le toman por loco y su hermana Veta Louise está decidida a ingresarle en un manicomio, pero tras un malentendido las cosas no saldrán como se espera. El film, basado en una obra teatral de Mary Chase, es una divertida comedia con un James Stewart en uno de sus papeles más originales, que además le concedió una nominación al Oscar. Josephine Hull (Arsénico por compasión), sin embargo, sí lo ganó en la categoría de mejor actriz de reparto.

6/10
Flecha rota

1950 | Broken Arrow

En 1870 los enfrentamientos entre blancos e indios se hicieron especialmente trágicos y sangrientos. Tom Jeffords (interpretado por James Stewart) era un hombre que creía firmemente que los Apaches estaban siendo tratados injustamente. Tras ofrecerse como amigo al jefe indio Cochise (interpretado por Jeff Chandler), y ofrecerle una tregua, Jeffords es llamado por un general norteamericano para ofrecer un trato de paz a los indios en nombre del gobierno. Jeffords cumple satisfactoriamente con la misión encomendada, pero pronto experimentará la tragedia cuando él mismo, su mujer india (Debra Paget) y su gran amigo Cochise se convierten en objetivos de una emboscada que les ha tendido un grupo de renegados. Este filme fue inusual para la época en la que fue filmado, debido a que entonces en el cine de Hollywood el tema de las guerras contra los indios se trataba normalmente de una forma plana y éstos siempre eran los malvados, sin ningún tipo de escrúpulos. Sin embargo, este film del excelente artesano Delmer Daves, aborda estos hechos de una forma mucho más realista, cuidando sobre todo las caracterizaciones de los pieles rojas. James Stewart consiguió con su actuación un nuevo clásico del oeste, como los muchos que figuran en su amplia filmografía (Dos cabalgan juntos, Winchester 73, Horizontes lejanos). Su personaje es un hombre adelantado a su tiempo que, tras casarse con una india, no comprende el odio injustificado de su pueblo contra esta etnia.

6/10
Winchester 73

1950 | Winchester 73

Mítica película del oeste y la mejor de todas las que rodó el gran James Stewart con el director Anthony Mann, entre las que se encuentran otras maravillas como Horizontes lejanos y Colorado Jim. Aquí la historia comienza en Dodge City, pueblo del sheriff Wyatt Earp, donde tiene lugar un concurso de tiro. El mejor pistolero se llevará como premio un Winchester 73, el mejor rifle de repetición jamás diseñado, cuyo valor es incalculable. El concurso lo gana Lin McAdam, pero el otro finalista le roba el botín y escapa. Lin irá tras él, y no sólo por el famoso rifle, sino porque tiene serias deudas pendientes con ese hombre, que se hace llamar Dutch Henry Brown. La trama se desarrolla por historias paralelas y sigue, por una parte, el itinerario del rifle, que va cambiando de manos, y por otra, la persecución de Dutch por parte de Lin, además de mostrar de paso las vicisitudes de una joven llamada Lola, interpretada con enorme delicadeza por Shelley Winters. Entre medias habrá hasta una vibrante escaramuza con los indios sioux (con un sorprendente Rock Hudson a la cabeza), cuyo jefe caballo loco acaba de aniquilar a Custer en Little Big Horne. La película, rodada en un excelente blanco y negro, tiene un guión soberbio, obra del gran Borden Chase, un ritmo trepidante, y una interpretación fantástica de Stewart. El duelo final en la sierra es memorable.

8/10
Malaca

1949 | Malaya

Más que entretenida película de aventuras, dirigida por el especialista del género, Richard Thorpe (los caballeros del rey Arturo). El planteamiento es un poco rebuscadillo, pero interesante, ambientado en los años de la II Guerra Mundial. John Roger es un idealista que es reclutado para conseguir el caucho que los Estados Unidos necesitan para afrontar la guerra. Tendrá para eso que ponerse en contacto con un contrabandista Carnahan, encarcelado en Alcatraz. Una vez libre, ambos marcharán a la península de Malaca, ocupada por los japoneses. Entre el plantel de actores se encuentran nada más y nada menos que Spencer Tracy (La costilla de Adán) y James Stewart (Caballero sin espada), entre otras célebres caras conocidas.

6/10
The Stratton Story

1949 | The Stratton Story

La historia del jugador de béisbol Monty Stratton, que perdió la pierna derecha en un accidente, lo que no impidió su regreso al campo en 1946. Dirige Sam Wood, que firmó en 1942 El orgullo de los yanquis.

6/10
Una encuesta llamada milagro

1948 | On Our Merry Way

Curioso film de historias entrelazadas, a partir del reportaje de un periodista, sobre la influencia que puede tener un niño en la vida de distintas personas. En el singular proyecto se implicó lo mejorcito de Hollywood.

5/10
¡Viva la vida!

1948 | You Gotta Stay Happy

La excéntrica y caprichosa millonaria Diana Dillwood va a contraer matrimonio por sexta vez, pero se lo piensa cuando una noche conoce en la habitación de un hotel a Marvin Payne, un serio piloto del que se acaba enamorando, no sin antes pasar por situaciones más bien extrañas y divertidas. Dirige H.C. Potter, autor de la inclasificable Loquilandia (1941). La película pertenece a la Rampart Productions, productora que Joan Fontaine había creado un año antes con su esposo William Dossier, y que apenas duraría un par de años más (concretamente lo mismo que el matrimonio de la actriz, que se divorciaría de Dossier en 1951).

6/10
La soga

1948 | Rope

Dos amigos deciden asesinar a David, su compañero de clase para sentir emoción intelectual, y posteriormente organizan una fiesta, a la que invitan a diversas personas, entre ellas su profesor (James Stewart), los padres de la víctima y su novia, mientras el cadáver está metido en un baúl. Al maestro del suspense siempre le interesó la renovación formal. De ese afán surgió este filme que parece rodado en un sólo plano. Como era técnicamente imposible, pues había que cambiar los rollos de película, Hitchcock hizo los cortes con tal sutileza que casi no se notan. Como siempre, James Stewart borda su papel.

6/10
Yo creo en ti

1948 | Call Northside 777

Estupenda trama que aúna cine negro y subgénero periodístico. Narra el calvario auténtico que le tocó pasar a Franz Wiecek, injustamente condenado a cadena perpetua por un crimen que no ha cometido. Un anuncio en la prensa publicado por la madre del convicto, que cree en su inocencia, lleva a un avispado periodista a intentar averiguar la verdad. Títulos como éste prueban que la etiqueta de "correcto artesano" se le queda pequeña a Henry Hathaway. Como en La casa de la calle 92 y en 13 Rue Madeleine crea una atmósfera perfecta de intriga. El papel de tozudo periodista le encaja como un guante a un gran James Stewart. Curiosamente Yo creo en ti es una de las primeras películas en que se puede ver un polígrafo, la famosa máquina de la verdad, y el hombre que lo maneja en el film es su auténtico inventor.

7/10
Ciudad mágica

1947 | Magic Town

Los sondeos no nacieron ayer. En 1947 William A. Wellman, con los estupendos James Stewart y Jane Wyman, describe cómo un analista busca una ciudad cuyos hábitos sean reflejo del resto de la nación.

6/10
American Creed

1946 | American Creed

Cortometraje de carácter patriótico dirigido por Robert Stevenson. El director de grandes clásicos Disney como Mary Poppins y La bruja novata tuvo a sus órdenes a un gran elenco de estrellas del celuloide que resultaban un modelo para sus compatriotas norteamericanos. En la versión original Katharine Hepburn actúa como narradora.

5/10
¡Qué bello es vivir!

1946 | It's A Wonderful Life

Víspera de Navidad. George Bailey está con el agua al cuello. Buen tipo, ha creado un banco para ayudar a la gente, pero en un momento dado no puede hacer frente a los pagos. El malvado señor Potter ser regocija de sus problemas. Desesperado, Bailey va a un puente, dispuesto a arrojarse al río. Pero viene a él Clarence, un ángel que tiene con él la oportunidad de ganarse sus alas. Lo hará mostrando a Bailey como habría sido la vida de su familia y amigos si él no hubiera existido. Film navideño por excelencia, conmueve aunque uno la haya visto varias veces. Fue el primer título de Frank Capra para Liberty Films, productora que creó con Wyler y Stevens. La historia se basaba en el breve texto de una felicitación navideña de Philip Van Doren, y contó con unos inolvidables James Stewart, Lionel Barrymore, Donna Reed y Henry Travers. Curiosamente en el momento de su estreno, y pese a las buenas expectativas (nominaciones al Oscar incluidas), no funcionó. Y ninguna explicación resulta satisfactoria para el que luego ha llegado a ser el film más popular del genial Capra.

10/10
No puedo vivir sin ti

1941 | Come Live with Me

Johanna Janss es una mujer austriaca que vive en los Estados Unidos y que, al empezar la guerra en Alemania, está a punto de ser deportada a su país con todos los riesgos que ello conlleva. Así que no se le ocurre otra forma de quedarse en el país que casarse con Bill, un humilde escritor americano a quien encuentra en un bar. La idea de Johanna es pagarle a Bill con el dinero que le proporciona su amante, el editor Barton Kendrick. Comedia a la medida de la bella actriz Hedy Lamarr, nacida realmente en Viena, y de la estrella James Stewart, siendo ésta su última película antes de entrar en el servicio militar.

5/10
El arca de oro

1941 | Pot o' Gold

Película cuya trama la inspira un popular show radiofónico musical de los años 30. James Stewart da vida precisamente a James, un virtuoso de la armónica, integrante de una modesta banda que ensaya donde puede y toca en la radio. El caso es que su música molesta a un magnate de los cereales, que les demanda. Al tiempo, James está enamorado de la hija de la mujer que regenta su pensión.

5/10
Una chica Ziegfeld

1941 | Ziegfeld Girl

La historia de tres mujeres que sueñan con ser "chicas Ziegfeld" en los celebrados musicales de Broadway de Florence Ziegfeld. Ellas son Susan, que teme que su ascenso apene a su padre, profesional del vodevil en declive; Sheila, que se debate entre el amor de su novio de toda la vida, y las invitaciones de un tipo adinerado; y Sandra, europea, cuyo esposo virtuoso del violín no soporta que su mujer consiga el éxito con las lentejuelas. Robert Z. Leonard sigue explotando el éxito que le dio abordar el universo Ziegfeld en El gran Ziegfeld. En esta ocasión no está presente el actor que dio vida al célebre showman, William Powell, pero a cambio podemos disfrutar del trabajo de James Stewart. Mientras que en la parte de las chicas hay tres nombres míticos, los de Judy Garland, Hedy Lamarr y Lana Turner.

6/10
No Time for Comedy

1940 | No Time for Comedy

Gaylord escribe una obra de teatro que triunfa en Broadway. Todo le va a las mil maravillas porque además consigue casarse con la chica a la que ama y que es quien ha protagonizado la historia. El éxito sobre los escenarios se sucede con nuevas obras pero las cosas cambian cuando decide olvidarse de las comedias e intentar escribir una buena tragedia. El nuevo reto es mayor de lo que pensaba, pues pone a prueba su carrera y su matrimonio. Esclarecedora película sobre la fragilidad del éxito. Gaylord pasa de ser un don nadie a un autor reconocidísimo, un estatus que puede perder en menos tiempo del que nunca hubiera imaginado.

4/10
El bazar de las sorpresas

1940 | The Shop Around the Corner

Espléndida comedia de enredo, donde Samson Raphaelson adapta una obra del húngaro Nikolaus Laszlo para Ernst Lubitsch. El resultado es brillantísimo. Todo gira en torno a dos personajes, Alfred (James Stewart) y Klara (Margaret Sullavan), que trabajan en la misma tienda. Ella es una recién llegada, y no puede soportar al otro, demasiado puntilloso en lo que se refiere al trabajo. Curiosamente, ambos han iniciado una relación amorosa por correspondencia. Lo que uno escribe es recibido con alborozo por la otra, y viveversa. No tienen la mínima sospechosa de que ese amor ideal coincide con el tipo-tipa odioso-odiosa que tienen al lado. La vigencia del film y sus diálogos chispeantes está clara si se tiene encuenta el remake acometido casi 60 años después en Tienes un e-mail. Margaret Sullavan está radiante, como mujer moderna y decidida, mientras James Stewart da el tipo de individuo nada diplomático. Por supuesto, los secundarios brillan a gran altura. Por ejemplo Joseph Schildkraut, un empleado la mar de repelente, el jefe un tanto déspota, maravilloso Frank Morgan, y Felix Bressart, genial y tímido decorador de escaparates, el mejor amigo y consejero de Alfred.

7/10
Tormenta mortal

1940 | The Mortal Storm

La acción de Tormenta mortal transcurre en un pueblo alemán, cercano a los Alpes suizos. La familia Roth lleva una existencia apacible hasta la subida al poder de Adolf Hitler, que divide a los miembros del clan en dos bandos. Muy pocos se oponen a los nazis, como el cabeza de familia, el profesor Victor Roth. El correcto artesano Frank Borzage dirige una de sus mejores películas, en torno a la tragedia de la ascensión nazi. Tormenta mortal provocó que Goebbels censurara en Alemania todas las producciones de MGM. Destaca el brillante final y las interpretaciones de Margaret Sullavan, un joven James Stewart y sobre todo Frank Morgan, que encarna al padre y que es conocido sobre todo por haber interpretado al mago de Oz.

7/10
Historias de Filadelfia

1940 | The Philadelphia Story

C.K. Dexter Haven riñe con su esposa, Tracy Lord, una joven de la alta sociedad de Filadelfia, y se divorcia de ella. Poco después, Tracy está a punto de contraer matrimonio con otro hombre. Despechado, C.K. Dexter se presenta en la casa de ella, unos días antes de la boda, para sabotear la ceremonia. También acuden al lugar bajo una identidad supuesta Macauley y Elizabeth, una pareja de periodistas de una revista de cotilleo, dispuestos a cubrir el enlace. En una de las cumbres de la comedia sofisticada, George Cukor reunió a tres de los mejores actores de todos los tiempos: Katharine Hepburn y Cary Grant, reyes indiscutibles del género, y James Stewart, que recibió su único Oscar (posteriormente le dieron uno honorífico). El film ganó además otra estatuilla, al mejor guión adaptado, pues se basa en una obra teatral de Philip Barry. Imprimiendo un ritmo agilísimo, Cukor criticó con elegancia a un sector de la alta sociedad de la época que se centraba en permanecer ociosa.

8/10
Caballero sin espada

1939 | Mr. Smith Goes To Washington

El senador de un estado de la costa oeste de los Estados Unidos muere de forma repentina, justo en el momento en que el Senado va a votar la aprobación para la construcción de una presa. Esta obra llenará los bolsillos del político Jim Taylor (Edward Arnold). Para sustituir al senador fallecido, se elige a toda prisa al inexperto Jefferson Smith (James Stewart), que presenta un proyecto de un campamento para niños, a construir en el terreno que ocupará la presa. Jim Taylor y otro senador, Joseph Paine (Claude Rains), elaboran un plan que implique a Jefferson en un escándalo de corrupción. Pero gracias al apoyo de su leal secretaria, Clarissa Saunders (Jean Arthur), de la que acabará enamorándose, Jefferson puede probar su inocencia y obliga a Paine a confesar la verdad. Una de las películas más conseguidas del genial Frank Capra. Conocido durante los años 30 y 40 por su maestría para elaborar una especie de fábulas morales, con una fuerte carga didáctica. Destacan El secreto de vivir (1936), Vive como quieras (1939), y Juan Nadie (1940). Se trata de una gran película con unas escenas repletas de la mejor comedia, con unas excelentes interpretaciones y un trepidante final. La escena del interminable discurso, en que Stewart no debe ceder la palabra, es fantástica. Imprescindible.

6/10
Arizona

1939 | Destry Rides Again

Tom Destry, hijo de un heroico pistolero que prestó sus servicios del lado de la ley en Tombstone, llega al pueblecito de Bottleneck, dominado por un forajido. Todos esperaban que Tom, haciendo honor a su ilustre apellido, iba a emprenderla a tiros con un individuo que hace trampas en el póker para quedarse con los ranchos de pobres incautos. Pero Tom, el nuevo ayudante del sheriff, un simpático borrachín, se niega a recurrir a la violencia para enfrentarse a él, confiando más en el poder de la ley y el orden. Memorable western con elementos de comedia, basado en una novela del especialista Max Brand y dirigido por George Marshall. James Stewart compone un personaje con mucha labia y divertidas anécdotas que le sirven para apuntalar sus argumentos. Por ejemplo, se compara a sí mismo con un sello de correos, siempre pegado a una carta hasta que llega a su destino. Marlene Dietrich interpreta a una cabaretera, un papel que supuso su recuperación tras dos años en el dique seco, y que le permite lucirse con un par de canciones como 'Little Joe', y entregar su clásica caracterización de mujer fatal, que acaba arrepintiéndose de sus malas acciones. En el film tiene peso las mujeres -son inolvidables la pelea en el saloon entre Dietrich y otra mujer con cuyo marido flirteaba la cabaretera, y la irrupción de todas las mujeres en el clímax del saloon-, algo que se logra de un modo inteligente. Dietrich, muy satisfecha de trabajar junto a Stewart, dijo de él: "Es ein fegamer mensch", o sea, "Es un dulce ser humano".

7/10
Lazo sagrado

1939 | Made For Each Other

Comedia con osado planteamiento: James Stewart se casa con Carole Lombard, aunque la conoce sólo de un día. Lo que parecía idílico no lo es tanto: van escasos de dinero, y además hay un niño en camino.

6/10
En este mundo traidor

1939 | It's a Wonderful World

El cliente de un detective es acusado de asesinato. El tipo acabará siendo condenado a la pena capital, y el detective a un año de prisión por ocultarle. Pero cuando le trasladan a la cárcel logra fugarse. Tratará de averiguar la verdad, aunque para ello tenga que actuar como un peligroso facineroso, reteniendo a una poetisa consigo. En realidad está más que claro que no es nada peligroso, pero por suerte para él la policía no demuestra demasiada pericia a la hora de capturarle. Divertida comedia con la estupenda pareja formada por Claudette Colbert y James Stewart. El guión lo firman dos de los más prestigiosos libretistas hollywoodienses, Ben Hecht y Herman J. Mankiewicz.

6/10
The Ice Follies of 1939

1939 | The Ice Follies of 1939

En The Ice Follies of 1939, Larry Hall y Eddie Burgess tienen un gran éxito con un número de patinaje. Pero Larry se enamora de Mary McKay, totalmente inepta aunque él insiste en incluirla en el espectáculo. Después de perder todos los contratos, Larry concentra sus esperanzas en organizar un colosal espectáculo sobre hielo. Musical de pocas pretensiones. Aunque el argumento de The Ice Follies of 1939 es mínimo, cuenta con grandes interpretaciones de Joan Crawford y James Stewart, que elevan el listón del film. Correcta realización del artesano Reinhold Schünzel.

5/10
Ardid femenino

1938 | Vivacious Lady

Simpática comedia de enredo para la RKO del especialista George Stevens, que también produjo la cinta. Cuenta cómo Peter, un joven profesor universitario, marcha a Nueva York para traer de vuelta a casa a su primo, aficionado a la jarana y a la vida nocturna. Cuando acude a buscarlo a un garito, se enamora contra pronóstico de Francey, una cantante de cabaret, y se casa con ella en un `visto y no visto´. Lo complicado va a ser explicar los hechos a sus padres, una vez vuelve al hogar. Pues su padre es rector de la universidad donde da clases, y tenía previsto para su retoño un enlace muy diferente. De modo que, de momento, no revelan a nadie su matrimonio. Stevens, que ya había dirigido a Ginger Rogers en uno de sus filmes musicales con Fred Astaire, En alas de la danza, sabe extraer de la actriz toda su vis cómica. Mientras que James Stewart es perfecto como tímido profesor, y dejaba adivinar unas dotes para el humor que exhibiría en el mismo año al hacer para Frank Capra Vive como quieras. Además, los secundarios Charles Coburn y Beulah Bondi están geniales interpretando a los padres de Peter. El film es pródigo en momentos divertidos. Entre ellos destacan los del recepcionista de la residencia para señoritas, que no permite visitas masculinas en las habitaciones; o cuando el padre de Peter descubre en la habitación de Francey a ésta, a su sobrino y a su propia esposa ejecutando un número musical. También es impagable la pelea femenina, a bofetada limpia, entre Ginger Rogers y Frances Mercer.

6/10
Of Human Hearts

1938 | Of Human Hearts

Ohio, 1840. Un pastor llega a una pequeña comunidad dispuesto a ofrecer sus servicios espirituales, y encuentra a unas gentes mezquinas e incapaces de aceptar cualquier síntoma de progreso. El hijo del pastor se rebela contra esta situación y marcha a Baltimore para estudiar medicina. Cuando estalla la Guerra Civil Americana, el muchacho se alista en el frente. Todo un melodrama que cuenta con un buen reparto y excelente dirección artística a cargo de Cedric Gibbons y Harry Oliver. La veterana Beulah Bondi fue nominada al Oscar como mejor actriz de reparto después de haberlo sido dos años antes, y también en la misma categoría, por The Gorgeous Hussy, igualmente dirigida por Clarence Brown y también con James Stewart como coprotagonista.

5/10
Vive como quieras

1938 | You Can't Take It with You

Adaptación de la disparatada obra teatral de George S. Kaufman y Moss Hart, ganadora del Pulitzer, a cargo de Frank Capra. Cuenta cómo la joven Alice, la única cuerda dentro de la excéntrica familia Vanderhof, se ha enamorado de su jefe Tony Kirby. Las perspectivas de matrimonio están a la vista, pero el encuentro de la familia Vanderhof con la más convencional de los Kirby podría tener consecuencias imprevistas. Capra fue de los directores que contribuyó de modo decisivo a cimentar el prestigio de Columbia, cuando el estudio todavía no era considerado digno de figurar entre los grandes de la primera división. Si había logrado el Oscar a la mejor película para Harry Cohn con Sucedió una noche y Caballero sin espada, volvió a repetir la proeza con este film, que se llevó las estatuillas de mejor film y mejor director, además de acaparar otras cinco nominaciones. Un reparto sembrado y un buen puñado de situaciones casi surrealistas convierten en delicioso el visionado del film.

8/10
El ángel negro

1938 | The Shopworn Angel

Los años de la Primera Guerra Mundial. Bill es un soldado de Texas, la mar de ingenuo, que queda deslumbrado por Nueva York, donde es destinado para su instrucción. A punto de atropellar a Daisy, una célebre actriz, el caso es que ambos, a pesar de lo muy distintos que son, congenian hasta el punto de que ella acepta el juego de simular que es su novia, cara a impresionar a sus amigos. El caso es que tal ficción cada vez parece más real. Antes de El bazar de las sorpresas, Margaret Sullavan y James Stewart protagonizaron este drama romántico de corte bien distinto, que pretende subrayar las diferencias de clase, que sólo pueden ser superadas por el amor.

6/10
El séptimo cielo (1937)

1937 | Seventh Heaven

Remake del film exacerbadamente romántico que Frank Borzage bordó en 1927. La versión de Henry King no alcanza la altura del original mudo, quizá había una cualidad en la obra de Borzage que hacía innecesarias las palabras. Simone Simon y James Stewart sustituyen a los originales Janet Gaynor y Charles Farrell, y recrean ese maravilloso amor en el `cielo´ de un séptimo piso.

6/10
Cadetes del mar

1937 | Navy Blue And Gold

Tres jóvenes que ingresan por distintos motivos en la Academia Naval, comparten su amor y aptitudes por el fútbol americano, lo que ayuda a cimentar su amistad. Sam Wood, que más tarde dirigió otro clásico del cine deportivo, El orgullo de los yanquis, aúna aquí el típico ambiente de camaradería castrense con escenas deportivas que incluyen metraje real de partidos. En el reparto la juventud la representa James Stewart, y la veteranía Lionel Barrymore.

6/10
El último gángster

1937 | The Last Gangster

Mientras el mafioso Joe Krozac cumple condena en prisión, su esposa Talya se ha desembarazado de los turbios asuntos de su marido y ha iniciado una nueva vida con el reportero Paul North, con el que vive junto al hijo que tuvo con Krozac. Cuando los diez años de pena en Alcatraz se cumplen, Joe es liberado y no piensa en otra cosa que en vengarse de su mujer y recuperar a su hijo. Redondo título melodramático con tintes gangsteriles. El protagonista, Edward G. Robinson (Hampa dorada (1931), La ciudad sin ley), no podría estar mejor elegido, mientras que el papel de periodista honrado le viene que ni pintado a James Stewart.

5/10
Una chica de provincias

1936 | Small Town Girl

Comedia ligera, en la mejor tradición de la “factoría Metro” de aquellos años, según una novela de Ben Ames Williams. En ella, Kay, una humilde muchacha provinciana, encuentra una noche a Bob Dakin, un joven millonario que ha bebido más de la cuenta y que, en ese estado, le propone matrimonio. A la mañana siguiente, una vez sobrio, se da cuenta de que ha metido la pata e intenta salir como puede del atolladero. Aunque no será tan fácil. La pareja son las estrellas Janet Gaynor y Robert Taylor, que aportan dinamismo y diversión a la trama, mientras en un papel secundario encontramos a James Stewart como un vecino de la chica. La propia Metro convertiría el argumento en un musical en 1952, Small Town Girl, dirigida por Leslie Kardos y con Jane Powell de ingenua y casadera jovenzuela.

5/10
Ella, él y Asta

1936 | After the Thin Man

El guionistas, y director de La cena de los acusados coinciden en esta segunda vertiginosa comedia policíaca. En fin de año, Nick y Nora Charles investigan el cargo de asesinato contra el marido de la prima de Nora. William Powell y Myrna Loy encabezan el reparto de esta película como ya hicieron en La cena de los acusados.

5/10
Entre esposa y secretaria

1936 | Wife vs. Secretary

Basado en un relato de Faith Baldwin, la película suponía la quinta colaboración entre las estrellas Clark Gable y Jean Harlow. Esta vez encarnan al matrimonio Van Stanhope, con el problema de que el empleo de publicista del marido apenas le deja tiempo para llevar una adecuada vida familiar. Esto hace sospechar a la esposa – azuzada por su propia suegra– de que tiene un lío amoroso con su secretaria. Pero nada está más lejos de la realidad... A pesar de que toda su trama estaba montada en beneficio de las estrellas antes mencionadas, quienes realmente salieron vencedores en cuanto a la crítica fueron los secundarios Myrna Loy como la secretaria y James Stewart en un breve aunque agradecido papel.

5/10
Nacida para la danza

1936 | Born to Dance

Agradable comedia musical de la Metro, donde James Stewart es un marinero que frecuenta el Club de los Corazones Solitarios, que regenta la esposa de un buen amigo suyo. Allí conocerá a la chica de sus sueños, a la par que ella pergeña planes para triunfar en Broadway. La estrella de la función es Eleanor Powell, y es la única vez que Stewart visitó el género musical. Cole Porter logró una nominación al Oscar por la canción "I've Got You Under My Skin".

6/10
Rose Marie (1936)

1936 | Rose Marie

Una diva de la ópera que no logra la anhelada fama se refugia en un recóndito bosque de Canadá con su hermano, recién salido de prisión. Encontrará el amor en un miembro de la policía montada. Película a la mayor gloria de su pareja protagonista, Jeanette MacDonald y Nelson Eddy, con papel secundario y fraterno para James Stewart. Dirige uno de los más profesionales y competentes directores de la Metro de la época, W.S. Van Dyke.

5/10
La espléndida descarada

1936 | The Gorgeous Hussy

Vida y amoríos de la joven Peggy O´Neal, quien tras ser rechazada por un senador se casa por despecho con un teniente. Al morir éste en combate, vuelve a casarse con un ministro del gobierno, lo que le hace ascender puestos en la alta sociedad. Además, es cortejada por un joven. Cuando la esposa del presidente Andrew Jackson muere, ésta le pide a Peggy que cuide de su marido, siendo desde ese momento objeto de todo tipo de rumores en Washington. Adaptación de una novela de época de Samuel Hopkins, que reunió a varias de las estrellas de la Metro como Joan Crawford, Robert Taylor, Lionel Barrymore, Franchot Tone y James Stewart. Además, Belulah Bondi fue nominada al Oscar como mejor actriz de reparto.

5/10
La prueba suprema

1936 | Speed

En La prueba suprema, Terry, un piloto de pruebas de una empresa automovilistica, ha diseñado un nuevo carburador con el que aspira a ganar un montón de dinero. Pero aunque lo prueba una y otra vez y cuenta con la ayuda de Frank, un ingeniero de la compañía, no consigue que funcione del todo bien. Juntos deben presentarse a la carrera de Indianápolis 500. Ameno film automovilístico, cuyo principal interés reside en la interpretación como protagonista del insuperable James Stewart. Las escenas de competición han quedado un poco desfasadas por el paso del tiempo, pero los personajes son de carne y hueso, por lo que La prueba suprema mantiene el interés hasta el final.

La voz que acusa

1935 | The Murder Man

Últimos tráilers y vídeos