saltar al contenido principal

Biografía

Katharine Ross

10/01/2010
(Hollywood, Los Angeles, California, EE.UU., 29/01/1940)
Luminosa feminidad
Katharine Ross

No tiene una amplia filmografía, ni es una estrella mediática al uso, pero Katharine Ross tiene en su honor el haber rodado un par de películas emblemáticas que la han inmortalizado en el cine para siempre.

Es difícil que su hermosura pase desapercibida. Pero es una belleza sencilla, nada llamativa ni exótica, asentada en un rostro agradable y risueño, con ojos de mirada profunda, verdes amarronados, y una piel delicada, pecosa y clara, como corresponde a una pelirroja. En conjunto sus facciones denotan ternura, feminidad y un corazón a flor de piel, lo que causa en el espectador cierta sensación de criatura desvalida, a quien hay que cuidar. Los mejores papeles de Katharine Ross forjaron precisamente este perfil tierno con el que se le recuerda.

Nacida en Hollywood, California, el 29 de enero de 1940, Katharine Juliet Ross era hija de un empleado de la Marina de Estados Unidos que no estuvo presente en su alumbramiento, pues se encontraba de servicio lejos de allí. Debido a la profesión de su padre, la familia viajó por el país durante un tiempo, hasta que finalmente se instalaron en las afueras de San Francisco, en donde la joven Katharine estudió en el colegio y en el instituto. Fue en el Diablo Valley College en donde por primera vez tomó parte en una película estudiantil. Más tarde, comenzó a trabajar de suplente en un taller de actores y comenzó a hacer sus primeros castings.

Tras aparecer levemente en algunos episodios de teleseries, como Sam Benedict o El virginiano (serie), obtuvo su primer papel para el cine en una excelente película del oeste: El valle de la violencia. La actriz, entonces de 25 años interpretaba a la cuñadita de James Stewart, que era atacada por una partida de bandidos durante la Guerra Civil americana. Dos años después aparecería entre el reparto de la comedia Dominique, protagonizada por Debbie Reynolds, y del thriller La mujer sin rostro, de Delbert Mann. Y fue al año siguiente cuando su rostro se hizo conocido para el gran público. Primero con la turbadora La muerte llama a la puerta, inquietante cinta de Curtis Harrington en la que interpretaba a la esposa de James Caan y sufría la presencia siniestra de Simone Signoret, y después con la mítica El graduado, convertida en clásico de los 60. En esa emblemática y aún hoy escandalosa película de Mike Nichols, Katharine era la bondadosa Elaine, enamorada de Dustin Hoffman e hija de la manipuladora y ladina Anne Bancroft. Ese film supuso sin duda dio lugar a su momento de mayor esplendor. Al año siguiente acompañaría a John Wayne en una atípica película del actor, Los luchadores del infierno, en la que interpretaba a la hija de un ya talludito bombero. Y entonces llegó 1969 y compuso uno de los papeles más recordados y deliciosos de su carrera, el de Etta Place de Dos hombres y un destino. Pocas veces estuvo Katharine tan cautivadora como en este film en que enamoraba a una de las parejas de fugitivos más divertidas y conseguidas de la historia del cine. Para el recuerdo queda la escena en que Katharine montaba en el manillar de la bicicleta que conducía Butch Cassidy (Paul Newman) minetras sonaba el tema musical “Raindrops Keep Falling of My Head”. Verdaderamente memorable. Antes de acabar la década rodó un título más con Robert Redford, la muy estimable El valle del fugitivo, dramático western de Abraham Polonsky

Pero con el inicio de los años 70, la carrera de Katharine, que nunca fue muy prolífica, comenzó a menguar en popularidad. Quizá se debió a una mala elección de títulos, tales como Locos (1970), Sólo matan a su dueño (1972), El azar y la violencia (1974). Con The Stepford Wives (1975) –de la que se hizo una versión cómica años después, protagonizada por Nicole Kidman y titulada Las mujeres perfectas–, y tras el notable drama The Betsy, la guapa actriz de California comenzaría una andadura bastante discreta en filmes de terror y suspense que poco a poco fueron minando su prestigio, aunque ella siempre mantuvo el favor del público. Así llegaron El enjambre y El legado en 1978 y El final de la cuenta atrás en 1980. Luego, como si fuera presagio de su ocaso prematuro –piénsese que Katharine sólo tenía 40 años– su carrera se centró casi exclusivamente en telefilmes. Participó así en Rodeo Girl (1980), The Shadows Riders (1982), Secrets of a Mother and Daughter (1983) o La independencia de Texas (1986). Fue también una de las protagonistas de la exitosa serie Los Colby (1985-1987). En 1991 rodó Conagher, séptima participación en una película con Sam Elliott, su marido desde 1984 y con quien tiene un hijo. Antes estuvo casada otras dos veces, pero los dos matrimonios acabaron en divorcio. Su última aparición destable en el cine fue en la película de culto Donnie Darko, en donde interpretaba a una doctora.

Trabajos destacados

Filmografía

Intérprete

Intérprete (22 títulos)
2017 | The Hero
estrella
5
2006 | Eye of the Dolphin
estrella
4
2004 | Capital City
estrella
5
1991 | Conagher
estrella
5
1982 | Wrong Is Right
estrella
5
1980 | The Final Countdown
estrella
5
1978 | The Legacy
estrella
5
1978 | The Betsy
estrella
3
1978 | The Swarm
estrella
5
1975 | The Stepford Wives
estrella
6
1974 | Le hasard et la violence
estrella
5
1972 | They Only Kill Their Masters
estrella
5
1972 | Get to Know Your Rabbit
estrella
4
14
Locos
1970 | Fools
estrella
5
1969 | Tell Them Willie Boy Is Here
estrella
7
1969 | Butch Cassidy and The Sundance Kid
estrella
8
1968 | Hellfighters
estrella
4
1967 | Games
estrella
5
1967 | The Graduate
estrella
7
1966 | The Singing Nun
estrella
5
1966 | Mister Buddwing
estrella
6
1965 | Shenandoah
estrella
6

Guionista

Guionista (1 títulos)

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE


© ESTRENOS 21, S.L. Todos los derechos reservados. 2006-2019 Contacto