IMG-LOGO

Biografía

James Caan

James Caan

80 años

James Caan

Nació el 26 de Marzo de 1940 en Nueva York, EE.UU.

Llega un ‘machote’ libre y salvaje

04 Abril 2006

Le van los prototipos de macho alfa, mujeriegos, como Sonny Corleone, hijo mayor de “El Padrino”, que le valió una nominación al Oscar. Pero a lo largo de los años James Caan ha demostrado versatilidad en personajes variopintos, como el soldado reconvertido en ganadero de “Llega un jinete libre y salvaje”, o el escritor secuestrado de “Misery”. Cuando estaba en la cumbre, desapareció por un problema personal.

Nacido el 26 de marzo de 1940 en el peligroso barrio neoyorquino del Bronx, donde tenía que ganarse la supervivencia a golpes, James Edmund Caan pertenece a una familia de judíos que tuvieron que huir de la Alemania de Hitler. Deportista desde muy joven, jugó al fútbol americano en la Universidad Estatal de Michigan, antes de graduarse en la escuela de actores Neighborhood Playhouse, donde tuvo como mentor a Sandfor Meisner, que había formado a Steve McQueen y Gregory Peck.

Tras pulirse en series a mansalva, debutó en la gran pantalla como maleante que intenta desvalijar la casa de Olivia de Havilland mientras está encerrada en el ascensor en Una mujer atrapada. Terminó de consagrarse cuando interpretó a Mississippi, muchacho al que salva la vida John Wayne en El Dorado. Durante el rodaje estuvo a punto de golpear al legendario actor, cuando descubrió que le hacía trampas jugando al ajedrez. “Era como un niño de 12 años”, rememora. Por suerte, logró detenerle Robert Mitchum. Aún así, recuerda al protagonista del film con admiración. “Los estudios creaban antes a las estrellas, vendían personalidades y la gente iba a verlas”.

Su pasado como deportista fue determinante para que le reclutara el director más decisivo de su carrera. Francis Ford Coppola le convirtió en el futbolista sonado de Llueve sobre mi corazón, recogido por una embarazada cuando hace autostop. Sin duda aguantaba el tipo frente a unos inmensos Shirley Knight y Robert Duvall, lo que animó al realizador italoamericano a darle después –de nuevo junto a Duvall– el rol del impulsivo Santino, conocido como “Sonny”, en El padrino. El hijo mayor del capo mafioso Vito Corleone, llamado a ser su sucesor, le propició una candidatura al Oscar, merecida por secuencias como aquélla en la que golpea a su cuñado. “Lo único malo es que me encasillaron. Todos los directores de casting son igual de malos. Si no había ocho personas muertas en la página 11 ni me enviaban el guión”, explicó. “Siempre se excusaban argumentando que sólo hago películas de la mafia. ¡He rodado dos, de un total de 60!”.

Se reunió otra vez con el ‘consigliere’ de los Corleone, Robert Duvall, en Los aristócratas del crimen, donde bordaron a dos asesinos a sueldo de la CIA. Demostró que sabía cantar y bailar, junto a Barbra Streisand, en el musical Funny Lady. Tras el éxito de la futurista Rollerball, y dos brillantes composiciones en Llega un jinete libre y salvaje, de Alan J. Pakula, y Ladrón, de Michael Mann, James Caan llevaba camino de convertirse en una superestrella. Pero dio pie a titulares turbulentos al involucrarse en asuntos oscuros, y se incrementaron sus problemas con las drogas. La muerte por problemas con la cocaína de su hermana, sumió al actor en una fuerte depresión. Todo ello le apartó de su trabajo entre 1982 y 1987.

Sólo Coppola fue capaz de convercerle de que regresara, para interpretar a un sargento que entrena a los jóvenes que van a ir a la guerra de Vietnam, en Jardines de piedra. Por desgracia, el realizador –también desmotivado, por el fallecimiento de su hijo durante el rodaje– no estuvo a la altura de otras ocasiones. Tras dar vida a un policía emparejado con un alienígena en Alien Nation, y al abogado que defiende a los criminales de Dick Tracy, encarnó al mejor personaje de este segundo tramo de su carrera en Misery, adaptación de la novela de Stephen King, donde da vida a un escritor de best-sellers retenido por una admiradora de sus novelas, enfermera perturbada. Su compañera de reparto, Kathy Bates, optó al premio de la Academia. “Fue un rodaje muy duro”, confesó el intérprete. “Me gusta estar siempre en movimiento y tuve que pasarme todo el tiempo en la cama, repitiendo escenas. Además, cuando hicimos aquélla en la que mi personaje se arrastra para escapar, el director de fotografía, Barry Sonnenfeld, escupió en el suelo y me dijo ‘hasta aquí puedes llegar’. Nunca me habían marcado los límites de esta forma”.

Divorciado en 1966 de Dee Jay Mathis, madre de su primer retoño, el actor no ha tenido mucha suerte en el terreno sentimental. Apenas estuvo unido dos años a Sheila Ryan, con la que tuvo a su hijo Scott, que ha seguido sus pasos como actor, por ejemplo en la saga de Ocean’s Eleven. También ha sido padre con Ingrid Hahek, y dos veces con Linda Stokes, de la que se separó en 2005. Hombre de carácter, ha sido uno de los pocos en confesar que sus ideas políticas se apartan bastante de lo habitual en su profesión. “Soy ultraconservador en el maldito Hollywood”, declaró en una entrevista. Piensa que durante sus años de ausencia, la industria del cine había cambiado para peor. “La mayoría de los jefes de estudios de ahora no saben nada de películas, sólo entienden que si consigues a Adam Sandler como protagonista, tienes garantizado ganar 150 millones de dólares”.

Volvió a pertenecer a la mafia, como padre de Nicole Kidman, en Dogville. Puesto que en los últimos tiempos sólo le ofrecían filmes menores, en los que se autoparodia, como Elf, Mickey Ojos Azules y Eraser, James Caan se refugió en la televisión, cuando las series empezaban a ponerse de moda. Interpretó a Ed Deline, ex agente de la CIA reconvertido en gerente de un casino, en la reconocida serie Las Vegas. Desde que ésta acabara ha sido recluido a trabajos menores, como el presidente de Superagente 86, aunque rueda a buen ritmo, tres o cuatro títulos al año, casi siempre pésimos, de distribución limitada. Sigue culpando a los de arriba. “De todos los productores de ahora respeto a muy pocos. Por ejemplo a Harvey Weinstein”, ha comentado. “El tipo hace filmes. Ése es su negocio. No se dedica a ir a estúpidas juntas de accionistas a hablar de cuántos culos va a sentar en las butacas”. No tiene pelos en la lengua.

Filmografía
Welcome to Pine Grove!

2019 | Welcome to Pine Grove!

Holy Lands

2018 | Holy Lands

Out of Blue

2018 | Out of Blue

Con Man

2018 | Con Man

El abuelo espía

2017 | Undercover Grandpa

J.L. Family Ranch

2016 | J.L. Family Ranch

The Red Maple Leaf

2016 | The Red Maple Leaf

Good Enough

2016 | Good Enough

El buen vecino

2016 | The Good Neighbor

Sicilian Vampire

2015 | Sicilian Vampire

Equipo de chusma

2015 | The Throwaways

Wuthering High

2015 | Wuthering High

Preggoland

2014 | Preggoland

A Fighting Man

2014 | A Fighting Man

El extranjero

2014 | The Outsider

Cuando Lex Walker, militar británico destinado en Afganistán, recibe la noticia de la muerte de su hija, viaja hasta Los Angeles. Allí comprueba que el cadáver no es de la joven y entonces moverá cielo y tierra para encontrarla. Discreta película de acción en donde la puesta en escena pone en evidencia el presupuesto, aunque el director y guionista Brian A. Miller pone buen ojo a la hora de planificar y hacer un desarrollo convincente de la historia, por lo demás entretenida si se quiere pasar un buen rato de acción. El forzudo protagonista Craig Fairbrass no es un prodigio de versatilidad interpretativa, mientras que los secundarios vienen encabezados por el veterano James Caan en el papel del malvado mafioso.

4/10
Lazos de sangre

2013 | Blood Ties

Años 70. Chris Pierzynski ha cumplido condena por participar en un ajuste de cuentas. Al salir de prisión, su hermano pequeño, Frank, le ayuda a regenerarse, alojándole y buscándole un trabajo, pues a pesar de que tuvieron sus más y sus menos años atrás, cree que los lazos de sangre les unen. Pero el pasado de Chris llamará pronto de nuevo a su puerta... Hasta ahora el actor Guillaume Canet había desarrollado una intachable carrera como director, pues tras la tragicomedia criminal Mon idole, rodó el impecable thriller No se lo digas a nadie, seguido del excelente drama Pequeñas mentiras sin importancia. Pero el francés pincha en cierta medida con su cuarto trabajo, remake en inglés del film de Jacques Maillot Liens de sang, que él mismo protagonizó en 2008, y que a su vez llevaba al cine la novela "Deux freres, un flic, un truand", de Bruno y Michel Papet. Muy apreciado por sus compañeros de profesión, Canet ha contado para su film con un reparto de secundarios impecables en el que destaca sobre todo su esposa, Marion Cotillard, como ex mujer del recluso, pero también Mila Kunis, Zoe Saldana, Matthias Schoenaerts, Noah Emmerich, Griffin Dune y James Caan, padre de los personajes centrales. En cuanto a los protagonistas, Clive Owen realiza un buen trabajo como el hermano descarriado, y Billy Crudup resulta un tanto insulso pese a que parece haber realizado un notable esfuerzo de autosuperación. Bien ambientada, con ayuda de canciones de la época, Lazos de sangre cuenta con alguna notable secuencia de acción como un asalto a un furgón. Por otro lado, su tratamiento de las relaciones fraternales tiene su interés. Pero a la cinta le falta garra, y el espectador se queda con la sensación de que se le podría haber sacado más jugo a todos sus elementos.

5/10
Back in the Game

2013 | Back in the Game | Serie TV

Desmadre de padre

2012 | That's My Boy

El joven Dony hace realidad el que se supone es el sueño de todo adolescente: acostarse con su profesora de mates. Pero les pillan y ella va a parar a la cárcel por corrupción de menores, con el añadido de que está esperando un hijo de su alumno. Pasan los años y con su celebridad venida a menos y lleno de deudas, Dony sigue siendo un desastre juerguista, mujeriego y bebedor de cervezas, que podría acabar entre rejas por un problema de impuestos. A no ser que recupere la relación con su hijo –que le dejó sin decir nada y se cambió de nombre en cuanto pudo–, de cuyo matrimonio y condición de broker de Wall Street se entera gracias a una revista. La idea es acudir a la boda, para estrechar lazos. Por empezar por algo positivo, diremos que el título español “Desmadre de padre” está muy logrado, más expresivo que el original “That’s My Boy”. Dicho esto tenemos una nueva comedieta zafia para lucimiento de Adam Sandler, donde bien podríamos decir que los barros de títulos como American Pie y Algo pasa con Mary trajeron estos lodazales. Chistes guarros a cuento del reencuentro entre padre e hijo –éste, el pasmado de Andy Samberg, que ha estado en otras joyas que juegan a banalizar el sexo y el amor, véanse los expresivos títulos de Dime con cuántos y Con derecho a roce–, donde no cabe tomarse en serio supuestas moralejas para mejorar en las relaciones paternofiliales, pues todo es un estúpido canto a la irresponsabilidad y al hedonismo. Por supuesto que Sean Anders, que antes había dirigido otra “joyita”, Sex Drive, logra arrancar alguna sonrisa con el guión del desconocido, por fortuna, David Caspe. Pero no basta para justificar la existencia de Desmadre de padre, un film decididamente “expendable” y mercenario, que juega con las hormonas del potencial espectador adolescente.

2/10
Minkow

2011 | Minkow

Mi vecino, el asesino

2011 | Small Apartments

Atrapado en un apartamento cutre de Los Ángeles, Franklin Franklin (Matt Lucas) tiene a su casero muerto en el suelo de la cocina y está rodeado de vecinos excéntricos: el fumeta (Johnny Knoxville), la aspirante a bailarina de striptease (Juno Temple) y el artista (James Caan). Para sumarse al caos que le rodea, un detective alcohólico (Billy Crystal) le está investigando.

El profesor (Detachment)

2011 | Detachment

Henry Barthes es profesor sustituto, que va de instituto en instituto haciendo suplencias. Ahora acaba de llegar a uno especialmente conflictivo. De rostro permanentemente triste, se toma sin embargo muy en serio su trabajo de profesor de literatura con sus alumnos, su deseo es darles armas para enfrentarse a un mundo que inevitablemente les va a desilusionar igual que a él, pero en el que se puede vivir al menos con una cierta dignidad, dando amor y haciendo lo correcto. Además de las relaciones que establece en el instituto con alumnos y colegas, Henry tiene una vida fuera de las aulas donde le toca ocuparse de su abuelo senil, que fue quien le crió, y de Erica, una adolescente prostituta a la que ha rescatado de la calle. Y sin embargo, un ego tremendamente pesimista le cubre de una capa de impenetrabilidad, que impide un trato normal con sus semejantes. El inglés Tony Kaye deslumbró en 1998 con American History X, una singular historia de educación y racismo a cuento de la seducción del nazismo, pero luego casi se puede decir que desapareció del mapa, aunque hizo en 2006 un debatido documental sobre el aborto en Estados Unidos, Lake of Fire. Ahora vuelve con El profesor (Detachment), una magnífíca muestra de ese interesante subgénero dramático que es el cine del mundo de la educación, con un guión del desconocido debutante Carl Lund. De El profesor (Detachment) se puede decir que es de todo menos convencional. Tiene un magnífico protagonista, que permite a Adrien Brody hacer su mejor interpretación desde que ganara el Oscar con El pianista; y la selección de secundarios, algunos muy conocidos sobre todo en televisión, es perfecta. Su estructura narrativa es original, con la voz en off justa de Henry de lo que se dirían declaraciones para un documental, ciertas animaciones sobre una pizarra, planos brevísimos de la infancia del profesor que desvelan poco a poco su historia, y escenas sobre los otros profesores –la directora del colegio, la psicóloga, etc–, lo que junto a las escenas en clase, con el abuelo y con Erica, propician un rico mosaico que es paradójicamente realista, casi documental, pero también onírico y estilizado, artístico. Algo que hace de El profesor (Detachment) una película inolvidable es que pinta personas y sus problemas, y los reconoces, aquello desprende el buen aroma del verismo. Además hay sutileza en los planteamientos, por ejemplo a la hora de abordar el gran problema que tienen los profesores a la hora de formar a sus alumnos, que no es otro que el de la demasiado frecuente ausencia de colaboración por parte de las familias, cuando no simple torpedeamiento de sus esfuerzos por una equivocada decisión de ponerse de parte de sus hijos, sin más razonamientos.

7/10
Dinero sangriento

2011 | For the Love of Money

Izak es un hombre que siempre ha vivido fuera de la ley. Cuando intenta sentar la cabea y abandonar su antigua vida de mafioso se dará cuenta de que eso es algo más complicado de lo que pensaba. Le falta ritmo y un guión más sólido a este drama criminal, de hechuras no demasiado originales, en parte ambientado en Israel. Al menos, el protagonista, interpretado por Yehuda Levi, cae bien, y ayuda que entre el reparto haya rostros conocidos, como los de Oded Fehr o el del veterano James Caan. Al parecer la historia está inspirada en hechos reales.

4/10
Henry's Crime

2010 | Henry's Crime

Middle Men

2009 | Middle Men

La era de los negocios en internet. Wayne y Buck, dos ingenieros aeronáuticos, listos pero muy colgados, idean una forma de pago en la red que aplican al acceso a material pornográfico. Como son bastante torpes, se enredan con la mafia rusa, motivo por el que entra en escena un avispado empresario, Jack, que detecta que lo más original del hallazgo de sus nuevos socios es que preserva el anonimato de los clientes. Con lo que potencia el negocio con el papel de intermediario. Cínica película que afirma basarse en hechos reales a la vez que proclama que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia, lo que no deja de ser un tanto paradójico. Parece que se basa en la vida de Christopher Mallick, creador de Paycom. En cualquier caso hay que reconocer que se adelantó a La red social a la hora de abordar como la red de redes ha contribuido al enriquecimiento de algunos. Para ello ofrece una trama inmoral, en que se asume que todos los del sexo masculino andan buscando material porno en la red, y donde tiene poca importancia ganarse la vida explotando los peores instintos del prójimo, sea directa –“actrices” porno– o indirectamente –los intermediarios que no se ensucian las manos, y mantienen hipócritamente su estilo de vida y “una familia normal”–. George Gallo es ágil en la narración, y tiene alguna idea original, como la de una red de terroristas islámicos adictos al porno, pero se deja llevar por un punto de vista corrosivo de las cosas, en el que bien y el mal no importan en absoluto.

4/10
New York, I Love You

2009 | New York, I Love You

Película homenaje a la ciudad de Nueva York, concebida por el mismo artífice de Paris, je t'aime, el productor Emmanuel Benbihy. Consta de once segmentos, dirigidos por diez directores distintos, y el gran logro con respecto al precedente –pues se conserva la idea de una buena 'plantilla' de actores y directores– es una maravillosa unidad, podría llegar uno a creer que la película completa ha contado con una sola persona dirigiendo, en la línea de películas corales como Magnolia. Puede cambiar el momento del día -mañana, noche-, el marco geográfico, los personajes, pero hay un algo, el alma podríamos decir, que da prodigiosas vida y cohesión al conjunto. Lo que no quita para que haya pasajes sencillamente memorables, frente a otros más ligeros, a veces pequeñas bromas, pero siempre insertadas con inteligencia.   Entre las pequeñas historias sobresalen tres: la de Shekhar Kapur, de aire mágico, sobre una anciana cantante de ópera dispuesta a suicidarse en el hotel que se alojó antaño, con maravillosas interpretaciones de Shia LaBeouf, Julie Christie y John Hurt; la de Fatih Akin sobre un pintor, Ugur Yücel, fascinado con una joven oriental, Shi Qi; y la de Joshua Marston, con soberbios trabajos de Eli Wallach y Cloris Lechman, que dan vida a un matrimonio cascarrabias pero profundamente enamorados tras más de 60 años casados. Pero tienen también interés por supuesto las de Jiang Wen –un juego entre ladrones, Andy García y Hayden Christensen–, Mira Nair –la relación entre una judía a punto de casarse, Natalie Portman, y el hindú propietario de una tienda compuesto por Irffan Khan–, Shunji Iwai –la singular relación telefónica entre un compositor de bandas sonoras de anime, Orlando Bloom, y su productora, Christina Ricci–, Yvan Attal –que tiene dos historias, la de dos curiosos intentos de ligue, Ethan Hawke con Maggie Q, y Chris Cooper con Robin Wright Penn–, Brett Ratner –el baile de graduación de una chica en silla de ruedas, que involucra a James Caan, Anton Yelchin y Olivia Thirlby–, Allen Hugues –dos amantes ocasionales, Drea de Mateo y Bradley Cooper, van a reencontrarse– y Natalie Portman –un tipo, Carlos Acosta, pasea por Central Park con una niña–. El motivo amoroso está presente en las tramas, hay sorpresas y giros ingeniosos, y llama la atención como se inserta el tema de la sexualidad omnipresente en la sociedad actual, pues en muchas, aunque haya algún apunte grosero, hay una cierta crítica indirecta a este hecho. Resulta muy inteligente además el uso de un personaje con una cámara de vídeo, cuya presencia cobra sentido al final del film de un modo muy original y bello, broche perfecto a una gran película.

7/10
Chica lista

2008 | Wisegal

Discreto telefilme, publicitado como "basado en hechos reales", que narra la historia de Patty, una mujer joven y atractiva, con dos hijos, que se ve poco a poco involucrada en negocios de blanqueo de dinero de la mafia. Aunque no tiene demasiado atractivo visual y la puesta en escena carece de garra, la historia se sigue con interés gracias a los actores, entre los que destacan la 'embrujada' protagonista Alyssa Milano y el veterano James Caan, en el papel de un capo mafioso que le viene al pelo.

4/10
Superagente 86 De película

2008 | Get Smart

El productor Charles Roven recupera al personaje de la célebre serie de televisión Superagente 86, creada por el cómico Mel Brooks y emitida con gran éxito durante el lustro de 1965-1970. Por primera vez el agente Maxwell Smart es interpretado por un actor distinto de Don Adams, pues si bien se han hecho otras versiones de sus aventuras en 1989 y 1995, el simpático actor neoyorquino también estuvo presente en ellas. El film sigue el mismo esquema de la serie, con la agencia de espías Control, encargada de salvaguardar la seguridad del gobierno de Estados Unidos, y con la organización criminal oponente, KAOS. Aquí el agente Maxwell Smart es un experto y prestigioso analista de Control, anque él lo que desea es vivir la acción de cerca, luchar cuerpo a cuerpo y sobre el terreno. La oportunidad para cumplir sus sueño le llegará cuando aparezca la atractiva agente 99, cuya aparición coincide con un serio aviso de atentado contra el presidente de los Estados Unidos. Estamos ante un divertido producto, ideal para no pensar y dejar que la sonrisa florezca en el rostro. Gran culpa de que la cosa funcione está en el reparto encabezado por Steve Carell. Este tipo tiene gracia, caramba. Su humor es muy físico, gestual, basado en gags rápidos y muy tontorrones, que recuerdan al slapstick. Lo cierto es que pone unas caras y hace unos movimientos tan ridículos que surten efecto. Le acompañan con soltura una simpática Anne Hathaway, en alza tras El diablo viste de Prada, y unos cuantos secundarios muy apañados, como Alan Arkin o el forzudo The Rock. El director Peter Segal, especialista en comedias de no muy altos vuelos (Ejecutivo agresivo, El clan de los rompehuesos), asciende esta vez un peldaño con una agradable película –aunque no memorable, todo hay que decirlo–, que pese a algunos altibajos se ve con agrado. Destacan los efectos especiales y las frecuentes escenas de acción, rodadas con pericia. Los más nostálgicos reconocerán además los homenajes a la serie (los coches, el vestuario, etc.) y a las películas estilo James Bond. Funcionan con eficacia tambén los divertidos cameos de Bill Murray (absolutamente surrealista) y del veterano James Caan, que encarna al bobo presidente americano.

5/10
Las Vegas

2003 | Las Vegas | Serie TV

Serie que se desarrolla en el mundo del juego, en el Montecito Casino & Hotel de Las Vegas, Nevada. Allí Ed y Danny dirigen el equipo de vigilancia, que se ocupa de que las veladas discurran sin trampas ni altercados. Destaca el veterano James Caan.

5/10
Elf

2003 | Elf

Un bebé abandonado, se mete en el saco de los regalos de Papá Noel sin que éste lo advierta. Se criará en la gélidas tierras del Polo Norte, creyendo que es uno más de los elfos que ayudan a fabricar jugotes para los niños del mundo entero. Cuando, ya adulto, se entera de que es humano, parte a Nueva Cork en busca de su papá. Film familiar y navideño, pasablemente entretenido, con toque a lo Capra. Empalagoso a ratos (el mundo de Papá Noel, y el final, con todo el mundo puesto a cantar para recuperar el espíritu de la Navidad, que se está perdiendo), aunque con buenos sentimientos, que animan a ocuparse la propia familia, sin dejarse llevar por la hiperactividad laboral. La protagonista Hill Ferrell, uno de esos actores cómicos, pelín insoportables, surgidos del popular programa de TV en EE.UU., “Saturday Nihgt Live”. Con el tiempo Ferrell puede llegar a ser el nuevo “Jim Carrey”. Como ha probado en Melinda y Melinda, lo último de Woody Allen.

5/10
Las mansiones de Jericó

2003 | Jericho Mansions

Leonard Grey vive entregado a su trabajo como conserje de “las mansiones de Jericó”, un bloque de apartamentos. Un día, uno de los inquilinos aparece asesinado en el vertedero, y Leonard se propone descubrir al asesino. Todas las pistas señalan a algún inquilino del lugar. James Caan, que fue el hijo mayor de El padrino, demuestra su buen hacer en este típico thriller, que al menos mantiene la intriga hasta el final. Entre los sospechosos encontramos a la española Maribel Verdú y las veteranas Geneviève Bujold y Jennifer Tilly.

4/10
Dogville

2003 | Dogville

Tras su celebrada Bailar en la oscuridad, el danés Lars Von Trier prosigue con su búsqueda de los límites del arte cinematográfico. La originalidad de este director quizá raye lo temerario y desde luego su cine no deja indiferente a nadie. A algunos les parecerá pretencioso y cargante y a otros fascinante y genial, pero siempre resultará sorprendente. Y de lo que no hay duda es de que se trata de uno de los directores más audaces del cine actual. Esta vez se atreve a transformar el teatro en cine. Pero, entiéndase, no es que adapte una obra teatral –nada más lejos de la realidad–, sino que filma teatro y logra el milagro de transformarlo en cine puro. Estructurada en un prólogo y nueve capítulos introducidos por un narrador, la película cuenta la estancia de Grace en un pueblo de las Montañas Rocosas. Se trata de una bella, bondadosa y asustada mujer que llega a Dogville huyendo de la muerte. Tras algunas dudas, los habitantes acaban por darle cobijo gracias a la influencia de Tom, que pronto se enamora de ella. Grace quiere devolver la hospitalidad de aquellas gentes y se propone ayudar a cada uno con denodado empeño. Pero, poco a poco, y tras la cada vez más insistente búsqueda de Grace por parte de las autoridades, los habitantes de Dogville comienzan a dudar de la fugitiva y van arrogándose el derecho de disponer de ella a su antojo, hasta convertirla en una esclava. Otra vez Von Trier vuelve a hacer de las suyas: te encandila con imágenes increíbles –Grace en el camión de frutas, por ejemplo– y luego te estruja el corazón sin piedad. Las pasiones humanas, constantes en su cine, se trasladan también a Dogville: la bondad, el sacrificio, el egoísmo, la hipocresía, la traición, la lujuria, la venganza, acaban por dar vida a una parábola bellísima pero funesta y desesperanzadora sobre el ser humano. Somos, parece decir Von Trier, tan ruines y mezquinos que el camino del bien nos está vedado. Así es el brutal pesimismo de esta obra de arte.

8/10
La ciudad de los fantasmas

2002 | City of Ghosts

En el sureste asiático, un joven timador busca a su jefe, que tras una estafa huyó dejándole en la estacada. La pista le lleva a Camboya, donde se enamora de una arqueóloga. Debut como director de Matt Dillon en la pantalla grande, pues ya dirigió un telefilm titulado Oz. Al actor se le ocurrió la idea durante unas vacaciones en Camboya, y coescribió el guión con el novelista Barry Gifford, autor de la novela en la que se basa Corazón Salvaje, de David Lynch.

4/10
Crimen sangriento

2002 | Blood Crime

La mujer del detective Pruitt es atacada y su marido golpea a un hombre creyéndole culpable. Pero en el hospital la mujer reconoce en un enfermero a su agresor y cuando el primer sospechoso es hallado muerto, las sospechas recaen en el propio Pruitt. James Caan acompaña en el reparto al joven vocalista de The Wonders (Johnathon Schaech) en este entretenido thriller de suspense.

3/10
La sombra del crimen

2001 | In the Shadows

Lance es un especialista que hace escenas de alto riesgo en películas hollywoodienses. Un compañero, también especialista, muere en el rodaje de una escena. Un amigo de la infancia del fallecido, mafioso, decide que Lance tiene la culpa del accidente y decide matarlo. La emoción está servida. Curiosamente el director de esta cinta, Ric Roman Waugh, es especialista (participó en films como Tango y Cash, 60 segundos, El cuervo y Soldado universal). Lo que no sabemos si se habrá inspirado en alguna mala experiencia para dirigir este film, que cuenta con un atractivo reparto.

3/10
La otra cara del crimen

2000 | The Yards

Leo (Mark Wahlberg) es un joven que acaba de salir de la cárcel y que desea emprender una nueva vida, pero todavía siente una poderosa atracción por el dinero fácil. Es un buen chico, pero su timidez le convierte en objeto ampliamente manipulable. Sin saber dónde se mete se alía con su amigo Willie (Joaquin Phoenix) para hacer un trabajito para la empresa de su tío Frank (James Caan), dedicada a conseguir contratos para el metro de Nueva York de modo poco convencional: sobornos, estafas, sabotajes y asesinatos. Poco a poco Leo comprenderá la verdad y constatará que haga lo que haga él siempre será un cuerpo extraño en su familia. Un cuerpo extraño que quizá sea necesario extirpar. Hace algo más de siete años James Gray logró el León de Plata en el Festival de Venecia con su primer film, Cuestión de sangre. Ahora ha contado con un reparto de lujo para rodar su segunda película, escrita por él mismo. Gray recrea con eficacia los bajos fondos de Nueva York para narrar el drama de la redención de un hombre indeciso, cuya inocencia infantil le lleva por derroteros que no desea. Hay mucha sordidez en esta historia, filmada de modo sobrio y convencional, a medio camino entre el thriller y el drama. Del reparto sobresale un cínico James Caan y un Joaquin Phoenix que cada día se encasilla más en papeles que interpreta a la perfección, el clásico tipo desdoblado capaz de erizarte los pelos cuando pierde los papeles. Y Ellen Burstyn y Faye Dunaway demuestran una vez más que en esto de interpretar, como en la mili, la veteranía es un grado.

5/10
Secuestro infernal

2000 | The Way Of The Gun

Un matrimonio de millonarios tejanos. Como no pueden tener hijos juntos, han acudido a una madre de alquiler. A punto de dar a luz, dos maleantes de tres al cuarto, pero bastante sanguinarios, la secuestran esperando cobrar un suculento rescate. Se desata entonces una persecución implacable, en la que pronto se descubre que todos los implicados guardan más de una carta oculta en la manga. Christopher McQuarrie, guionista de la sorprendente Sospechosos habituales debuta en la dirección con este thriller deudor de los filmes de Tarantino. Diálogos cuidados con frases lapidarias, más de una sorpresa, consideraciones peculiares sobre el destino, y una crítica inteligente al disparate que suponen las madres de alquiler, son los mimbres que configuran un título digno de ser visto. En el cuidado reparto destaca James Caan, como asesino veterano.

6/10
Mickey Ojos Azules

1999 | Mickey Blue Eyes

Michael (Hugh Grant) es un inglés que trabaja en una casa de subastas neoyorkina. Está enamorado de Gina (Jeanne Tripplehorn), una chica estupenda. Pero, no se sabe por qué motivos, ella no quiere que él conozca a su familia, ni comprometerse en el matrimonio. Inevitablemente, Michael se entera de la "profesión" de su probable suegro (James Caan): mafioso. Y entiende las temores de su novia, una chica honrada que no desea que él se enrede en los tejemanejes de su entorno gangsteril. El caso es que deciden fijar fecha de boda, con el firme propósito de que las "circunstancias" familiares no interfieran en su felicidad. Pero una cosa es querer y otra muy distinta el mundo real. Este film adopta una de las variables de comedia que, bien empleada, suele dar magníficos resultados: la del individuo que, sin quererlo, se ve metido en un ambiente del que no conoce las reglas; vamos, que se encuentra ahí "como un pulpo en un garaje". Así se produce el disparate. La película se introduce con fortuna en este terreno, difícil y pantanoso. Hay situaciones tan divertidas como la de la declaración en el restaurante chino, o la de la puja. El acento británico de Grant es también motivo de gags, cuando se hace pasar por un gángster y habla de un modo barriobajero. Mickey Ojos Azules tiene personalidad propia, combina bien el humor con el interés por saber cómo se resolverá algunas complicaciones. Una de sus bazas, bien jugada, es la buena definición de personajes secundarios, como el encarnado por James Fox, el jefe de Michael.

5/10
Un viaje desde el corazón

1998 | This is My Father

Un profesor de mediana edad descubre antiguas fotos de su madre que le convencen de que ella no le dijo toda la verdad sobre quién fue su padre. Hasta entonces creía que éste era un pescador francés, pero resulta que podría ser un granjero irlandés. Puesto que su madre, muda y paralítica, no le ofrece ninguna respuesta, decide viajar a Irlanda, acompañado de su sobrino, para buscar a su verdadero progenitor. Paul Quinn debuta como director con esta película en la que ha involucrado a sus hermanos: el actor Aidan Quinn y el director de fotografía Declan Quinn. En pequeños papeles aparecen actores de renombre como John Cusack, James Caan y Brendan Gleeson.

4/10
Poodle Springs

1998 | Poodle Springs

Es poco sabido que el novelista Raymond Chandler murió dejando a medias una novela (la terminó Robert B. Parker) donde imaginaba a su investigador privado Philip Marlowe ya madurito, felizmente casado con una atractiva millonaria. Pese a todo, Marlowe seguía con su trabajo, hasta implicarse en un turbio caso de homicidio, cometido en las esferas de la alta sociedad. Esta adaptación cuenta con un guión de Tom Stoppard (ganador del Oscar por Shakespeare enamorado), que toca con habilidad todas las teclas del género detectivesco; y, a la vez, se toma con humor los achaques de la edad, y la entrada de Marlowe en un ambiente (grandes mansiones, camisetas hawaianas, negocios a gran escala, ancianos jubilados) que no es el suyo. James Caan es un estupendo Marlowe maduro, y Bob Rafelson, responsable de El cartero llama siempre dos veces y Sangre y vino, demuestra una vez más que sabe de qué va eso del cine negro.

5/10
Bulletproof (A prueba de balas)

1996 | Bulletproof

Un traficante de drogas descubre que su mejor amigo es un policía infiltrado. Tras una enérgica discusión, acaba disparándole accidentalmente. Archie Moses (Adam Sandler) y Rock Keats (Damon Wayans) se encuentran ahora en los extremos más opuestos de la ley, y cada uno de ellos cree que ha traicionado al otro. Sin embargo, el rey de la droga (James Caan) les odia más de lo que se detestan entre ellos, e intentará asesinarles. Los dos protagonistas se ven obligados a huir juntos. Entretenido producto de acción, un tanto violento, aunque cuenta con grandes intérpretes como Adam Sandler (Un papá genial). Sin embargo, del reparto destaca el polivalente James Caan, uno de los protagonistas de El padrino.

4/10
Ladrón que roba a otro ladrón

1996 | Bottle Rocket

Comedia en torno a dos amigos no demasiado bien de la ‘azotea’, que para realizar sus sueños, deciden delinquir. Su víctima será el ex jefe de uno de ellos, en cierto modo otro ladrón. Se unirá a sus esfuerzos un vecino, tan perdedor y ‘colgado’ como ellos.  La historia suena a conocida, pero el toque Anderson siempre depara sorpresas, a pesar de que las situaciones presentadas sean algo reiterativas. De hecho, el film es una prolongación de lo que inicialmente fue concebido como un cortometraje. De todos modos hay un esfuerzo de guionistas y realizador –los entonces novatos Wes Anderson y Owen Wilson– por hacer una película interesante, dentro del campo del cine independiente. Y sobresale el trabajo del veterano actor James Caan, en un pequeño papel.

5/10
Eraser (Eliminador)

1996 | Eraser

John Kruger (Arnold Schwarzenegger) es el mejor profesional de un grupo de oficiales federales de élite, cuyo trabajo consiste en borrar todo rastro de las vidas y las identidades de aquellos que entran en el Programa Federal de Protección de Testigos. Ahora Kruger debe proteger a Lee Cullen (Vanessa Williams), una alta ejecutiva de una de las empresas más importantes de material de defensa del país. El motivo es que Lee descubrió un plan para entregar una de las armas más mortíferas jamás inventadas a un grupo terrorista. Kruger debe poner las cosas en su sitio. Una película trepidante de Chuck Russell, el director de La máscara, que hará las delicias de los amantes de la acción violenta, el enfrentamiento del protagonista con los cocodrilos es espectacular, y con toda seguridad que está en el top del ranking de las películas con más disparos de bals. Schwarzenegger está implacable en su registro habitual, de duro e infalible justiciero, que domina a la perfección. No faltan su típicas frases graciosetas y lacónicas, como cuando responde a Lee, que le reprocha que llega tarde para enfrentarse a los malos, a lo que el responde, "Había mucho tráfico".

5/10
Como uña y carne

1993 | Flesh And Bone

Kay Davis (Meg Ryan) es una mujer marcada por su pasado, que escapa de un matrimonio fracasado. Sin un destino fino, su única idea es escapar hacia cualquier lugar. En alguna parte de una carretera perdida conoce a Alis Sweeny (Dennis Quaid), un vaquero seductor al que su trabajo le obliga a viajar de pueblo en pueblo. La atracción surge entre ambos enseguida, pero todo se complica con la aparición del padre de Arlis, interpretado por James Caan. Sus vidas entonces se ven envueltas en unos turbulentos sucesos, en los que se mezclan los oscuros recuerdos con la malicia del padre de Arlis. Un thriller que lleva hasta el extremo más malvado la confusión de sus personajes. Cuenta con unos buenos actores algo desaprovechados por una trama demasiado enrevesada. Busca como puede la lágrima del espectador.

4/10
Luna de miel para tres

1992 | Honeymoon in Vegas

Simpático y divertido producto protagonizado por un joven e impulsivo jugador de cartas que, para saldar una deuda, ha de ceder a su prometida durante un fin de semana. Sarah Jessica Parker está guapísima.

5/10
Ayer, hoy y por siempre

1991 | For The Boys

Historia de un hombre y una mujer, Eddie y Dixie, a lo largo de más de cincuenta años, en los que tienen que hacer frente a la Segunda Guerra Mundial -cuando se conocen- y a la terrible Guerra del Vietnam, actuando como cantantes para entretener a los soldados. Ella pierde a su marido en la guerra y posteriormente su tío es acusado de comunista. Para mayor desgracia, su hijo debe combatir en la terrible guerra del Vietnam. La reputada actriz Bette Midler se encontraba en un momento de crisis de popularidad cuando decidió sacar adelante un complejo guión coescrito por Marshall Brickman, colaborador de Woody Allen, que presentaba a través de sus personajes la historia norteamericana del siglo XX. Se fijó en la historia especialmente por la protagonista femenina, con lo que consiguió finalmente ser nominada al oscar a la mejor actriz en el año 1991. Pero además, consiguió rodearse de un excelente equipo de colaboradores entre los que destacan el realizador Mark Rydell y el elenco actoral, en el que destaca James Caan, conocido por su papel de hijo mayor de Vito Corleone en El padrino. La partitura es un ejemplo de música ideal para un melodrama y corre a cargo de Dave Grusin, colaborador habitual de las películas del realizador Sidney Pollack.

4/10
Misery

1990 | Misery

Antes de “matar” a un personaje, su creador debería pensárselo. Que se lo digan a Paul Sheldon, que harto de la heroína que ha protagonizado la mayoría de sus novelas, ha decidido cargársela y escribir por fin libros serios. Lo que no puede adivinar que tras un accidente de automóvil, le va a socorrer su fan más acérrima, que es un pelín susceptible. Rob Reiner, con guión de William Goldman, hizo una adaptación modélica del libro de Stephen King. Y Kathy Bates alzó su mano... con el Oscar.

6/10
Dick Tracy

1990 | Dick Tracy

Película original por los cuatro costados. Todo es sorprendente en esta producción del poderoso Warren Beatty, encargado también de la realización y de encarnar al héroe. Dick Tracy (Warren Beatty) es un detective de gran corazón y probada inteligencia que en compañía de un niño, ladronzuelo y conocedor de los bajos fondos de la ciudad, se encargará de limpiar la urbe de indeseables del crimen. En su cometido tendrán que vérselas con un grupo de mafiosos de armas tomar. La película goza de una estética fabulosa, tanto en los decorados de los años veinte como en la impresionante caracterización de los personajes, muchos de ellos interpretados por estrellas de Hollywood absolutamente irreconocibles bajo el maquillaje. La película aúna con sorprendente eficacia realismo y cómic (el film está basado en las historietas de Chester Gould), y los efectos especiales -magnífica la fotografía de Vittorio Storaro- y la banda sonora resultan realmente fascinantes.

6/10
Alien Nation

1988 | Alien Nation

Los Ángeles, año 3000. Una nave de aliens llega hasta la Tierra para incorporarse como ciudadanos normales. Un policía investigará la muerte de un compañero a manos de un alien. Le ayudará otro alien, el primero de su raza que ha podido convertirse en policía. Film de ciencia ficción que logra mantener el interés gracias a la atmósfera de intriga de la trama. Protagoniza James Caan y destaca la presencia del inquietante Terence Stamp. Dirige Graham Baker (Beowulf, la leyenda), un año antes de que se estrenara una serie televisiva con el mismo título.

5/10
Jardines de piedra

1987 | Gardens of Stone

El film cuenta la incorporación del joven idealista Jackie Willow al Cuerpo de Guardia del Cementerio de Arlington, que se encarga de la labor de enterrar y rendir honores a los soldados caídos en el combate. Trabajo no falta en Arlington, pues son muchos los combatientes que mueren en la guerra de Vietman. El deseo de Jackie es abandonar este destino e incorporarse a la lucha contra el "vietcong". De su instrucción se ocupa Clell Hazard, un veterano sargento, antiguo camarada de su padre. Film dirigido por Francis Ford Coppola, que ya había tocado el tema de la guerra de Vietnam, con anterioridad, en su mítica Apocalypse now. Aunque una y otra película no guardan ninguna similitud entre sí, ya que enfocan la guerra desde perspectivas muy diferentes: en el fragor del combate, una, desde la retaguardia, en casa, la otra. También estéticamente son muy distintas: contrasta la riqueza de las imágenes de la primera, con la frialdad y sobriedad de esta. La película cuenta con las interpretaciones de James Caan, Anjelica Huston y James Earl Jones. Durante el rodaje murió en accidente un hijo de Coppola; las numerosas escenas fúnebres del film fueron un doloroso recordatorio del hecho para el director.

5/10
Bésame y esfúmate

1982 | Kiss Me Goodbye

Kay (Sally Field) ha rehecho su vida tras quedar viuda, y está a punto de dar el sí quiero al arqueólogo Rupert Baines (Jeff Bridges), un hombre bueno pero algo sosito. Sin embargo, no se espera lo que le va a suceder, pues el fantasma de su difunto marido Jolly Villano (James Caan) va a sorprenderla y hacerle recordar los buenos y pasados tiempos. Sin saber muy bien qué hacer, Kay se verá metida de lleno en un enredo fantástico. Divertida cinta de Robert Mulligan sobre un fantasma gamberro que trastocará la vida de su mujer, una desconcertada Sally Field. Jeff Bridges (El amor tiene dos caras) y James Caan (Misery) cierran el triángulo.

4/10
Ladrón

1981 | Thief

Temprano film de Michael Mann, sobre un ladrón de cajas fuertes, recién salido de la cárcel, que acepta un “último” trabajo, antes de convertirse en ciudadano modelo. Gran trabajo de James Caan.

6/10
Los unos y los otros

1981 | Les uns et les autres

El cineasta galo Claude Lelouch (Un hombre y una mujer) se toma su tiempo –más de tres horas de película, que se dice pronto– para narrar las vidas de cuatro familias (estadounidenses, alemanes, franceses y rusos) desde mediados de los años 30 del siglo XX hasta final de milenio. Las vidas de todos ellos viene marcada por su pasión por la música y a la vez por las terribles consecuencias de la II Guerra Mundial. Lelouch sabe lo que hacer en todo momento, pero exige mucha paciencia al espectador. El reparto, plagado de nombres conocidos, es tan monumental como la propuesta.

6/10
Chapter Two

1979 | Chapter Two

George se ha quedado viudo y realiza un viaje por todos los sitios donde estuvo con su mujer. A su vuelta, su hermano Leo le propone una cita a ciegas con Jennie, una atractiva divorciada. Ambos se atraen pero muy pronto el recuerdo de su difunta mujer entorpece la relación. Emotivo y lacrimógeno film basado en la experiencia del propio Neil Simon que también escribe el guión. Marsha Mason se interpreta a sí misma pues fue esposa de Simon hasta 1981, y con su interpretación fue nominada al Oscar a la mejor actriz. James Caan (Misery, Llega un jinete libre y salvaje) le hace la réplica en este drama que habla de una segunda oportunidad para el amor.

5/10
Llega un jinete libre y salvaje

1978 | Comes a Horseman

Al final de la Segunda Guerra Mundial, dos ganaderos se asocian para proteger sus tierras de los explotadores de petróleo. Excepcional western que moderniza los temas típicos del género.

6/10
Un puente lejano

1977 | A Bridge Too Far

Recreación histórica de una famosa misión contra los alemanes en la II Guerra Mundial. Tras el desembarco de Normandía los aliados han de tomar el puente de Arnheim, un punto clave por su lugar estratégico. Adaptación de William Goldman del libro de Cornelius Ryan, basado en hechos reales. Inolvidable el “Dios te salve María” de Robert Redford en el río. Se trata de una de las mayores superproducciones sobre la II Guerra Mundial. Richard Attenborough (Gandhi) contó además con un reparto que tiene más estrellas que todos los generales juntos de la película.

6/10
Otro hombre, otra mujer

1977 | Un autre homme, une autre chance

Harry y Walter van a Nueva York

1976 | Harry and Walter Go to New York

Comedia criminal servida con un plantel de actores de auténtico lujo y ambientada a finales del siglo XIX. Harry (James Caan) y Walter (Elliott Gould) son dos artistas de medio pelo que acaban entre rejas. Allí conocen a un famoso ladrón llamado Worth (Michael Caine), con el que comienzan a trabajar. pero las cosas se complicarás cuando aparezca en escena una guapa periodista (Diane Keaton) y ellos sigan a Worth hasta Nueva York, en donde planea dar un golpe. Dirige la función Mark Rydell, especializado en trabajos para la telvisión.

4/10
Funny Lady

1975 | Funny Lady

Film vitalista sobre la búsqueda del éxito y el amor. Está lleno de excelentes números musicales y de un encantador humor personificado en Barbra Streisand. Secuela de la oscarizada Funny Girl.

5/10
Los aristócratas del crimen

1975 | The Killer Elite

Un agente de la CIA busca al traidor que le hirió en una misión. Violenta cinta de espías del director de Grupo salvaje, que esta vez se basa en una novela de un tal Robert Rostand.

4/10
Rollerball

1975 | Rollerball

2018. El mundo vive una época sin guerras ni crímenes, donde todo está controlado y la adrenalina lucha por salir al exterior. La vía de escape es el rollerball, el deporte más bestia jamás inventado, una mezcla entre hockey, fútbol y sálvese quien pueda. Jonathan E. (James Caan) es el campeón, ahora amenazado por la poderosa Corporación si no se retira del juego. Film violento e impactante que ha dado lugar a un sonado remake.

6/10
El padrino II

1974 | The Godfather: Part II

Una segunda parte que rompe el tópico de segundas partes nunca fueron buenas. Es cuestionable si es mejor o peor que la genial primera parte pero, como poco, se queda a la misma altura. Cuenta la vida del niño Vito Corleone, el futuro padrino interpretado en la primera parte por Marlon Brando. A los nueve años, Vito Corleone presencia en su Sicilia natal cómo un capo de la mafia local asesina a su padre, a su madre y a su hermano. Él debe emigrar a Estados Unidos, donde dieciséis años después ya es el padrino de una importante familia. Hasta aquí, el personaje es interpretado por Robert De Niro. Cuando muere, le sucede su hijo Michael (Al Pacino), que trata de legalizar los negocios mafiosos de su familia para convertirlos en una empresa respetable. Una secuela formidable. El relato de la ascensión de Vito y el de la venganza de Michael, se combinan de forma muy atractiva en el audaz guión, firmado de nuevo por Coppola y Puzo. Es menos espectacular que la anterior, pero el ritmo narrativo es también impresionante. La actuación de Robert De Niro es brillantísima, y ganó un Oscar al mejor secundario. Al Pacino, Robert Duvall y Diane Keaton están sensacionales. La música, de Nino Rota, inigualable.

10/10
Una extraña pareja de polis

1974 | Freebie and the Bean

Freebie y Been no sólo son compañeros en su trabajo como agentes de policía, sino que también son grandes amigos. Llevan meses juntando pistas para meter entre rejas a Red Neyers, un peligroso mafioso, pero descubren que alguien ha contratado a un asesino a sueldo para eliminarle. Deberán evitar que el asesino cumpla su objetivo y arruine el trabajo que tanto tiempo les ha llevado. Enésima repetición del esquema de la pareja de policías de personalidades contrapuestas. Combina elementos de la comedia, el thriller, y el cine de acción. Inspiró una serie televisiva que apenas tuvo éxito.

5/10
The Gambler

1974 | The Gambler

Alex, profesor de literatura, es un ludópata que no puede evitar jugar, y exprime el dinero de su novia y su madre, y finalmente lo consigue de compañías poco recomendables. Gran trabajo actoral de James Caan para este film inspirado en Dostoyevski. Le valió ser nominado al Globo de Oro.

6/10
Permiso para amar hasta la medianoche

1973 | Cinderella Liberty

Maggie es una prostituta treintañera, algo alcoholizada y con un hijo de 10 años. En su vida se cruza John, un marinero que no puede salir a navegar debido a un imprevisto legal con sus documentos. Estando en tierra John ayuda a Maggie con el crío al tiempo que los dos se van enamorando. Marsha Mason (Sólo cuando me río) fue nominada al Oscar a la mejor actriz por este drama dirigido por Mark Rydell (Cuando el río crece). James Caan que casi nunca decepciona, le da la réplica con una buena interpretación. La música la pone el maestro John Williams.

5/10
El padrino

1972 | The Godfather

Una película épica basada en la novela de Mario Puzo, guionista de la película junto a Coppola. Cuenta la vida de la familia Corleone, que ha ascendido en la sociedad norteamericana de principios de siglo gracias a la ambición y a las agallas de su patriarca, Don Corleone (Marlon Brando). Don Corleone es uno de los jefes de las familias neoyorquinas, que ejerce un enorme poder, que llega incluso hasta las altas esferas políticas. En un mundo de corrupción, Don Corleone es también el principal defensor del viejo orden moral de la mafia. Pero las nuevas generaciones no están dispuestas a acatar sus métodos, y el padrino no tiene fuerzas para imponerse. Un impresionante retrato que sobre la mafia siciliana en Estados Unidos. En el año de su estreno fue un gran éxito en taquilla. Logra la atención del espectador en todo momento, gracias a la maestría en la dirección de Coppola, y nunca resulta aburrido aunque se vuelva a ver de modo habitual. Oscar a la mejor película, al mejor guión, y al mejor actor para Marlon Brando, que se negó a recoger como protesta contra el trato dado por el gobierno a los indios norteamericanos. La historia se cuenta de manera contundente y ágil, a pesar de que está llena de dobleces. En el reparto aparecen con fuerza algunas brillantes caras nuevas, como la de Al Pacino, James Caan o Diane Keaton. La música de Nino Rota es inolvidable. Imprescindible y genial.

9/10
Perdida en la ciudad

1971 | T.R. Baskin

La T.R. Baskin de su título original es una bella joven que, cansada de no hacer nada en su pequeña localidad natal, decide marchar a la aventura, con las luces y emociones fuertes de la ciudad de Chicago. Allí, antes de encontrar a su ansiado amor verdadero, ha de toparse con la cruda realidad y trabajar de cualquier cosa para ganar dinero. La felicidad no es nada fácil, y Baskin tiene algunos desengaños amorosos con un hombre de negocios y un joven emprendedor. El trío protagonista está formado por Candice Bergen, Peter Boyle y James Caan, y la tragicomedia se basa en una historia personal del director Herbert Ross, transformada en guión por el después también realizador Peter Hyams (Atmósfera cero, Capricornio Uno, Los jueces de la ley).

5/10
Llueve sobre mi corazón

1969 | The Rain People

Quizá la primera película importante de Francis Ford Coppola, ensayo intimista acerca de la responsabilidad humana. El film se centra en un personaje femenino casado, Natalie (Shirley Knight), a la que acomete un ataque de pánico cuando descubre que está embarazada. Sin motivo aparente abandona el hogar dejando una nota a su esposo, y tras despedirse de su madre, emprende en la carretera una huida hacia ninguna parte, en la que se topará con varios personajes, que le ayudarán a madurar. Entre otros destacan un ex jugador de fútbol americano, al que una lesión cerebral alejó del campo, y un policía que tratará de violarla. Coppola dibuja con tino la confusión de Natalie y sus devaneos amorosos ocasionales, apuntando que la elusión de sus responsabilidades no impide la aparición de otras nuevas, como la de cuidar del ex jugador, con importantes taras psíquicas. Coppola pudo rodar con gran libertad creativa, y le acompañaron en su aventura algunos de los que luego serían colaboradores habituales. Allí estaba George Lucas, los actores Robert Duvall y James Caan, el ingeniero de sonido Walter Murch, y el montador Barry Malkin. Se trataba de la semilla de lo que era en ese momento su gran sueño: la creación de un estudio, Zoetrope, donde los cineastas tendrían libertad y medios para acometer sus proyectos.

6/10
Cuenta atrás (1968)

1968 | Countdown

Basada en la novela 'The Pilgrim Project', de Hank Searls, todo comienza cuando la NASA decide enviar urgentemente una misión a la Luna, debido a que los soviéticos amenazan con adelantarles en esta importante carrera espacial. Para ello deben elegir a un astronauta que, con una sola cápsula, alunice. Película rodada un año antes de que realmente el hombre pusiera por primera vez el pie en la Luna. Está rodada en plena guerra fría, y cuenta de modo pormenorizado los preparativos de la misión, lo que a veces convierte la narración en tediosa. La parte dramática se sustenta en la rivalidad entre dos astronautas, inicialmente buenos amigos, y en los reparos de la esposa de uno de ellos a su arriesgada misión. Destaca el buen reparto, con Robert Duvall y James Caan al frente, que después volverían a unirse en El padrino. Su filmación fue bastante polémica ya que director y productor (el poderoso Jack Warner) discutieron sobre el montaje final y los diálogos de los personajes. Tanto llegó la sangre al río que Warner despidió a Altman unos días antes del final del rodaje, siendo acabada la película por William Conrad. Con todos estos problemas, la película no tuvo ninguna aceptación popular, y se nota que el final es demasiado brusco.

4/10
Jornada a Shiloh

1968 | Journey to Shiloh

Ocho jóvenes de Texas emprenden un viaje a caballo con el objetivo de unirse al ejército de los Confederados en Virginia. Por el camino se darán cuenta de que el mundo es mucho más duro de lo que habían imaginado. Western en torno al descubrimiento iniciático de los protagonistas, basado en una novela de Heck Allen. El relato se desarrolla de forma apresurada, pero los actores realizan grandes trabajos.

5/10
Submarino X-1

1968 | Submarine X-1

Año 1943. Tras una misión fallida en la que pierde su submarino, el comandante Bolton se hace cargo de un nuevo equipo para llevar a cabo una misión suicida. Deberá conducir los submarinos X, unos pequeños prototipos, hasta el lugar donde se oculta un peligroso barco alemán. Amena cinta bélica, en la línea de los clásicos del cine de submarinos, con un correcto trabajo de James Caan.

5/10
La muerte llama a la puerta

1967 | Games

Paul y Jennifer Montgomery forman un matrimonio de coleccionistas de arte. Repentinamente, reciben la visita de una vendedora de cosméticos y ellos deciden invitarla a participar en sus "juegos", que están relacionados con el sexo y la muerte. Thriller con pocas pretensiones que al menos sabe suscitar cierto interés en todo momento. Además, cuenta con un cualificado reparto.

5/10
El Dorado (1966)

1966 | El Dorado

Robert Mitchum interpreta a un valiente sheriff que ha caído en el vicio del alcohol. El Duke (John Wayne), su amigo de toda la vida y un héroe del revólver, acaba de ser contratado en el rancho de un dudoso terrateniente interpretado por Edward Asner. Pronto, el sheriff corre a avisar al Duke de que el terrateniente es un tipo peligroso y pendenciero, pero ya es demasiado tarde; el Duke se ha metido en líos. Por una serie de circunstancias, se ve envuelto en el asesinato de un joven, y es herido por la hermana de éste. Un western de los de verdad, que cuenta con dos estupendos protagonistas y un grupo de secundarios de lujo, entre los que destacan James Caan, Charlene Holt o Edward Asner. Se trata de un film que conecta con Río Bravo (1959), también dirigida por Howard Hawks, cuya historia tiene múltiples puntos en común. Está basado en la novela "The Stars in Their Courses", de Harry Brown, y además de una acción trepidante, tiene unos diálogos divertidos. Una excepcional combinación entre los mejores ingredientes del buen western y el humor audaz de Howard Hawks.

7/10
Gloriosos camaradas

1965 | The Glory Guys

En Fort Doniplan, un fuerte del Oeste, llega el capitán Harrolds, que reclutará a unos soldados para el ejército de la Unión. Su primera labor es recluir a los indios siux en reservas. Pero el general McCabe pretende aniquilarlos y organiza un ejército para que luche contra ellos. Las intenciones de McCabe es alcanzar gloria y reconocimiento en esta guerra. Sam Peckinpah (Los aristócratas del crimen) escribió el guión y empezó a dirigir la película cuando fue sustituido por Arnold Laven. La historia se basa en una novela de Hoffman Birney.

4/10
Peligro... línea 7000

1965 | Red Line 7000

Howard Hawks, apasionado del automovilismo, homenajea el mundillo de las carreras profesionales. Sigue los pasos de Jim, Nep y Dan, tres jóvenes pilotos. A Hawks no le gustaron los resultados. "Esa película no era nada buena. Estaba probando un experimento. Tenía tres buenas historias sobre las carreras de coches, pero ninguna de ellas bastaba para una película. Así que pensé que quizás pudiera unirlas. Justo cuando conseguía que el público se interesara por un personaje, entonces cortaba y empezaba a trabajar con otro distinto. El público se hartaba y yo me hartaba también. Creo que había alguna escena buena, pero no estoy orgulloso del conjunto", recuerda Hawks.

4/10
Una mujer atrapada

1964 | Lady in a Cage

Una madre posesiva se queda colgada en su ascensor privado. Y unos tipos quieren aprovechar la ocasión para desvalijar su casa. El punto de partida es tan elemental como éste, pero Walter Grauman se las arregla para entregar un film impactante y salvaje, donde no es fácil distinguir qué es peor: si el asfixiante amor maternal del personaje de Olivia de Havilland, o la brutalidad de un borrachín, una prostituta y tres maleantes (uno, James Caan), que poco debenenvidiar al comportamiento irracional de los jóvenes de La naranja mecánica de Kubrick.

6/10

Últimos tráilers y vídeos