IMG-LOGO

Biografía

Michael Parks

Michael Parks

77 años ()

Michael Parks

Nació el 24 de Abril de 1940 en Corona, California, EE.UU.
Falleció el 09 de Mayo de 2017 en Los Ángeles, California, EE.UU.

El ranger Earl McGraw

10 Mayo 2017

No tuvo suerte Michael Parks en su carrera, pues tenía el suficiente nivel interpretativo para haber merecido mejores oportunidades. El actor falleció el 9 de mayo de 2017, a los 77 años, en Los Ángeles, sin que se haya dado a conocer la causa. Tenía deslumbrado a Kevin Smith, que ha dado a conocer la noticia, calificándole como “el Yoda de la interpretación”. Pero se le tiene como actor de culto por sus pequeños trabajos con Quentin Tarantino. “Con él, sólo tengo que encender la cámara para obtener oro interpretativo”, había dicho el realizador.

Hijo de un jugador de béisbol reciclado en humilde camionero, Harry Samuel Parks –su verdadero nombre– nació en 1940 en Corona (California), aunque su padre trasladaba a la familia continuamente. De joven, desempeñó trabajos modestos, como la recogida de fruta, antes de debutar como preso en Zane Grey, una serie televisiva.

Pasó años con papeles bastante discretos en multitud de producciones para la pequeña y la gran pantalla antes de que le llegara su gran oportunidad, cuando el maestro John Huston le escogió para interpretar a Adán, en La Biblia…  (en su principio), recreación de diversos pasajes del Génesis, de gran presupuesto, pero aunque se trataba de un film correcto no tuvo la repercusión esperada, que quizás habría cambiado su trayectoria.

Probó fortuna como cantante, grabando varios temas de country, e incluso llegó al número 20 en la lista de éxitos Billboard. En 1969 protagonizó la serie televisiva Then Came Bronson, donde interpretaba a un periodista desencantado con su oficio, que se montaba en su Harley-Davidson e iniciaba una vida nómada, ayudando a quien se encontraba por la carretera. No fue renovada para una segunda temporada.

En 1986 debutó como realizador, con El retorno del jinete pálido, que a pesar de su título español no era una secuela del film de Clint Eastwood El jinete pálido–que acababa de triunfar en carteleras, sino de otra, El fuera de la ley. Empezó a ser considerado un actor de culto cuando interpretó a Jean Renault, el forajido que le tiende una trampa al protagonista, el agente Cooper, involucrándole en una trama de drogas, porque le considera responsable de la muerte de sus hermanos.

El siempre atento al talento de actores Quentin Tarantino le sugirió a Robert Rodríguez para que interpretara al ranger de Texas Earl McGraw, en Abierto hasta el amanecer, que contaba con guión del primero. Rescataría al personaje, que investigaría las actividades de la novia, en Kill Bill: Volumen 1, y Volumen 2, donde de propina interpretaba un segundo papel, un anciano mexicano. También estaba presente en los dos segmentos de Grindhouse, Death Proof y Planet Terror, y fue un australiano en Django desencadenado.

Con otros realizadores trabajó en título como Argo, donde interpretaba al legendario dibujante de Marvel Jack Kirby, cuyos bocetos fueron utilizados por la CIA para la operación que cuenta el film. Kevin Smith le sacó rendimiento en su film de terror Red State, donde interpretaba al personaje más importante, el siniestro líder de una secta, mientras que en Tusk le convirtió en un peligroso psicópata que pretendía transformar al protagonista en morsa. En uno de sus últimos trabajos, Blood Father, compartió la pantalla con Mel Gibson, dando vida a un predicador.

Divorciado de Louise M. Johnson, se emparejó varias veces hasta terminar ligado a Oriana Parks, que le ha acompañado hasta su muerte. Con la primera tuvo a su hijo, James Parks, también actor, que llegó a trabajar junto a él en alguna ocasión.

Filmografía
Blood Father

2015 | Blood Father

Lydia Link se ve obligada a disparar contra su novio, para impedir que mate a una mujer a sangre fría, durante un atraco a los miembros de un cartel de la droga. En su huida desesperada, la muchacha pedirá ayuda a su padre, John, que en libertad condicional trata de salir adelante con un honrado trabajo como tatuador. Mel Gibson no protagonizaba un film desde Vacaciones en el infierno, de 2012, aunque ha intervenido después como secundario en Los mercenarios 3 y Machete Kills. Mientras preparaba su retorno a la realización, también tras un largo paréntesis, Hacksaw Ridge, ha aceptado ponerse a las órdenes del francés Jean-François Richet (Asalto al distrito 13) en un papel que tiene algo de autobiográfico, al tratarse de un delincuente en busca de redención, el actor y realizador parece estar pidiendo perdón por los errores del pasado que dieron al traste con su carrera. El actor realiza un digno trabajo, en un personaje bien construido sobre el papel, delincuente que intenta regenerarse, y que por amor a su hija será capaz de todo. Están a su altura compañeros de reparto tan ilustres como William H. Macy y Diego Luna. Gracias a esto, y a una realización eficaz que huye del efectismo, sobre todo en unas secuencias de acción muy bien resueltas, se puede pasar por alto que el guión sea previsible y carezca por completo de originalidad.

6/10
Tusk

2014 | Tusk

En busca de un personaje peculiar al que entrevistar para el 'podcast' que graba habitualmente y difunde por internet con cierto éxito, Wallace Bryton viaja a Canadá, donde buscará a un torpe joven que se ha hecho popular por un vídeo de YouTube. Pero éste se ha suicidado por la traumática experiencia. Así que para aprovechar el viaje, Wallace alquila un coche y se traslada al caserón donde reside Howard Howe, anciano que asegura que cuenta experiencias apasionantes. Tras la prescindible pero superior a sus habituales comedias chabacanas Red State, Kevin Smith reincide en el género de terror con Tusk. Repite con el protagonista, el actor Michael Parks, prácticamente lo mejor de aquélla, que compone de nuevo un inquietante personaje. Le rodea de un reparto irregular, conformado por los jóvenes actores en decadencia Justin Long y Haley Joel Osment, por la expresiva Genesis Rodríguez (hija de José Luis Rodríguez "El Puma") y un Johnny Depp sobreactuado, que firma en los títulos como Guy Lapointe, el nombre de su personaje. El realizador salpica el relato desde el principio con sus características 'gracietas', casi siempre groseras y de dudoso gusto. Por ejemplo, abusa de las confusiones causadas por la similitud de la pronunciación en inglés del nombre del programa del protagonista, "Not See Party", y "Nazi Party" (el partido nazi), o arremete contra Canadá. También abundan los detalles de humor negro propios del 'gore', mientras que el desarrollo de la historia resulta demasiado estrambótico. Una etapa más en la caída en picado de Smith desde que debutó con la barata pero prometedora Clerks.

3/10
Argo

2012 | Argo

Argo, dirigida por Ben Affleck, es una buena película, tiene todas las papeletas para estar esta año en los Oscar. Entre los productores, además de Affleck, figura George Clooney. El film se basa en un caso real, una parte no excesivamente conocida de la crisis de los rehenes de la embajada americana en Irán, acontecida en 1979, en plena revolución del ayatollah Jomeini. Que gran parte del personal diplomático fue retenido y humillado durante cerca de un año, y que la tristemente célebre operación de “ResCarter” fue un fracaso sí suena. Pero el film se centra en seis personas que lograron salir de la legación y refugiarse en la embajada canadiense. Ante la falta de opciones para sacarles del país, un agente de la CIA alumbra la peregrina idea de simular que un equipo de cine canadiense, aliado con Hollywood, anda buscando localizaciones para una desopilante película de corte fantástico titulada precisamente “Argo”. El guión de Argo es obra del desconocido Chris Terrio, y Ben Affleck sabe dar al relato un aire setentero, lleno de emoción, pero también de las justas dosis de humor. El tempo es perfecto: la presentación al público de los antecedentes, las opciones de rescate, los preparativos, el caldeado ambiente en las calles de Teherán, las dudas de la administración Carter, la vida en la embajada canadiense... El riesgo de tomar este caso particular y dejar orillada la gran crisis de la embajada americana se sortea con éxito. Quizá el clímax es excesivo, muy peliculero y hollywoodiense, pero en general tenemos una de esas grandes producciones de las que puede enorgullecerse con razón el cine americano y con las que el espectador empatiza enseguida. El reparto es sencillamente perfecto, componen unos personajes creíbles, tanto en el mundo de los espías -el propio Affleck y Bryan Cranston...- como en el de Hollywood -John Goodman y Alan Arkin- y el diplomático -Tate Donovan, Victor Garber y Clea DuVall, entre otros-.

7/10
Django desencadenado

2012 | Django Unchained

1859, tiempos de esclavitud en Estados Unidos. El supuesto dentista y doctor King Schultz ejerce de cazador de recompensas, y compra la libertad de Django con la exclusiva intención de que le sirva para identificar a sus antiguos amos, perseguidos por la ley, y cuya muerte le proporcionará pingües beneficios. Pero surgirá la amistad, y Django se convierte en socio de Schultz a la hora de liquidar a forajidos y cobrar sustancias recompensas. Hasta el punto de que cuando Django le habla de su mujer Broomhilda, que aprendió alemán de su ama en una plantación, eso toca su corazoncito, de modo que acepta ayudarle para lograr la libertad de ella, aunque suponga meterse en la boca del lobo, tratar con el imprevisible Calvin Candie, experto en peleas a muerte entre esclavos negros, los llamados Mandingos. Quentin Tarantino se siente como pez en el agua buceando en la serie B, tocando los palos de todos los subgéneros, ya sea el criminal, la acción de karatekas, el terror, la blaxploitation o el cine de nazis. Ahora con Django desencadenado le toca el turno al spaghetti-western, sus muy queridos Sergio Leone, el Clint Eastwood de antaño o Sergio Corbucci, de quien toma aquí hasta el título, el tema musical y hasta un cameo, Franco Nero. Y si en Malditos bastardos podía permitirse criticar el racismo nazi, ahora convierte en objeto de su ironía y violencia paródica al esclavismo; pero que nadie espere consideraciones sesudas del guionista y director sobre el comercio con seres humanos, el eterno “chico grande” Tarantino, gamberrete donde los haya, entrega, ni más ni menos, un formidable ejercicio de estilo, aparentemente simple en su guión, aunque el libreto tenga su complejidad en el engranaje y la escritura de los diálogos, la creación de la grandilocuencia y el enfatismo, personajes operísticos conscientemente exagerados y que funcionan, entre ellos la pareja protagonista, Jamie Foxx y Christoph Waltz. Toda la parte que implica la presencia del gran villano Leonardo DiCaprio, de tensión creciente, se mueve en el filo de la navaja, y demuestra lo buen director que es Quentin Tarantino, que domina la narrativa fílmica y sabe tensar la cuerda hasta extremos insospechados, también con la curiosísima composición de Samuel L. Jackson, un personaje odioso. De modo que el espectáculo de casi tres horas en que consiste Django desencadenado se pasa en un santiamén, con pasajes surrealistas, su ensalada de violencia, sanguinolenta hasta el paroxismo, sus paradojas de negros negreros y blancos buenas personas, el romanticismo de la chica y esposa nunca olvidada, y los guiños, guiños continuos, en los títulos de crédito, en la banda sonora, en los zooms sesenteros y setenteros, en la violencia seca y cortante. ¿Madurará algún día Quentin Tarantino, como han hecho a su manera y con sus estilos, un Steven Spielberg -allí está su reflexión sobre la esclavitud en Lincoln- o los hermanos Coen? Tal vez, pero decididamente, no hoy, no con Django desencadenado.

8/10
Red State

2011 | Red State

Kevin Smith no ha sabido salirse a lo largo de su carrera de los parámetros de su alocada Clerks, con la que dio la campanada. Obtuvo sus mejores resultados, dentro de lo que cabe, cuando escapó un poco de sus esquemas, introduciendo algo de trasfondo dramático en torno a la paternidad, en Una chica de Jersey. Ahora con Red State, cuando hasta sus más fervientes seguidores se han agotado de sus cada vez más decadentes comedias, el realizador trata de cambiar por completo de registro con Red State, un thriller, que obtuvo el premio a la mejor película y al mejor actor –Michael Parks– en el Festival de Sitges de 2011. Los protagonistas de Red State parecen sin embargo, propios del universo del realizador. Y es que Travis, Jared y Billy Ray son tres adolescentes inmaduros, obsesionados con el sexo, que conciertan por internet una cita con Sara, una mujer supuestamente interesada en una orgía con ellos. Pero todo resulta ser una trampa, ya que Sara es la hija de Albin Cooper, lunático que lidera la Iglesia de las Cinco Puntas, una secta que persigue a los lujuriosos para castigarles. Justo es reconocer que Smith logra algún momento de suspense gracias a una planificación más elaborada que la de sus habituales obras. Y en Red State cuenta con alguna interpretación destacada, especialmente del citado Parks, secundario en títulos como Kill Bill Volumen 2, en un memorable registro de psicópata como el predicador Cooper (al que hasta los neonazis consideran un tarado), y de Melissa Leo, que parece trabajarse todos sus papeles a fondo, independientemente del interés del film en el que participe. Tiene cierta fuerza John Goodman, si bien su personaje no acaba de estar bien definido en el guión. La presencia de este autor, habitual de los Coen, y el tono tragicómico, parecen sugerir cierta voluntad de tomar como modelo el cine de los autores de Fargo, si bien Kevin Smith carece de la capacidad de los hermanos para crear secuencias memorables de enorme fuerza visual. Donde el realizador fracasa estrepitosamente es a la hora de darle profundidad a Red State mediante un discurso que critica en apariencia a los fundamentalistas intolerantes y violentos, pero que finalmente parece extrapolarse a la ideología conservadora y a todos los creyentes en general, que según una frase final del personaje de Goodman, son prácticamente terroristas en potencia. Le falta por supuesto al realizador, que se autodeclaró católico tras su disparatada Dogma, mostrar por un momento un mínimo lado positivo de la fe, lo que le habría dado al menos algo más de sustancia al conjunto. También arremete contra la política antiterrorista americana. Al final el microcosmos que crea Kevin Smith resulta sumamente desalentador, pues aparte de adolescentes salidos, y feligreses extremistas, sólo quedan autoridades sin escrúpulos.

4/10
Death Proof

2007 | Death Proof

Quentin Tarantino es un cineasta “travieso”. Otros lo llamarían “fetichista”. Forjado en sus gustos cinematográficos por la devoración de serie B tras serie B, aprovechando su antiguo oficio de dependiente de videoclub, ahora homenajea a los programas dobles en Grindhouse, compuesta por dos filmes, Death Proof, dirigido por él, y Planet Terror, a cargo de su amigo Robert Rodriguez. La acogida a su propuesta ha sido tibia en Estados Unidos, y para rentabilizar mejor el producto se ha tomado la decisión de estrenar las películas de modo individual y con más metraje en el resto del mundo. El trabajo de Tarantino tiene como referente las “slasher movies”, películas de terror en la carretera, con despampanantes mujeres ligeras de ropa enfrentadas a horripilantes peligros. A convención tan elemental, el cineasta le añade su innegable talento: Tarantino es un consumado guionista, sabe crear situaciones que despiertan el interés y sus diálogos son vivísimos. La historia que nos ocupa se desarrolla en dos tiempos claramente diferenciados, ambos con un grupo de mujeres que viaja en automóvil, donde hablan de sus anhelos sexuales con la “delicadeza” propia del tugurio tabernario de más baja estofa que imaginar quepa. Tanto en el primer tramo del film como en el segundo las féminas se topan con Mike el especialista, un profesional que dobla a los actores en las escenas arriesgadas de las películas, y que tiene más de un “tornillo” suelto. En una ocasión somos testigos de cómo se las gasta el tal Mike, con su auto “a prueba de muerte”, y en la otra acaba encontrando, al fin, la horma de su zapato. Se supone que las películas homenajeadas –acudiendo incluso a falsos defectos y rayaduras en la copia del film de Tarantino–, son “baratas”, y que ahí reside parte de su teórico encanto. Lo que no deja de ser paradójico en el caso que nos ocupa, pues para recrear este tipo de películas se cuenta con un holgado presupuesto, que se advierte en las elaboradas persecuciones automovilísticas y en la colisión frontal de dos vehículos, donde los desmembramientos de los ocupantes presentan esa violencia paródica a la que tan aficionado es el cineasta. La otra novedad de un film muy vacío de contenido, con una visión antropológica demasiado elemental, sería su supuesto feminismo, al mostrar cómo las desinhibidas y resueltas mujeres de la historia son capaces de dar una “lección” al machista y rampante psicópata interpretado por Kurt Russell. Seguramente es también una broma privada de Tarantino elegir al actor antaño protagonista de tantas películas familiares de Disney para hacer uno de los primeros filmes producido por los hermanos Weinstein al margen de la factoría. Una línea parecida a la de este film seguía Tarantino en las dos entregas de Kill Bill, pero ahí la jugada le salía mejor, estaban mejor perfiladas las motivaciones de sus personajes; aquí gran parte de lo que se ve suena a conocido, a divertimento menor.

6/10
Planet Terror

2007 | Planet Terror

Robert Rodriguez completa con esta película el díptico “Grindhouse”, junto con Death Proof, firmada por su amigo Quentin Tarantino. El proyecto “Grindhouse” hace referencia a un minoritario estilo de cine surgido en los años setenta en Estados Unidos y que se caracterizaba por mezclar el terror y el gore en películas baratas con efectos especiales caseros. Estos filmes de serie Z eran exhibidos a menudo en salas de baja calidad y en programación doble, y no hay que ser muy avispado para colegir que tanto Tarantino como Rodriguez fueron ávidos espectadores de este tipo de cine en sus años mozos. Siguiendo con los cánones del género Planet Terror es excesiva, inverosímil, paródica, divertida, grimosa, violenta, asquerosa, romántica e incluso cursi. Durante una noche en un pequeño pueblo de Texas se empiezan a multiplicar los casos de personas infectadas por una extraña y vomitiva dolencia, debido a la cual unos purulentos granos se extienden como enormes erupciones gangrenosas sobre sus cuerpos hasta hacerles parecer seres amorfos y horribles. Lo peor es que la infección se extiende a marchas forzadas, ya que los afectados se transforman en una especie de psicóticos zombies caníbales que buscan saciarse con carne humana. Al parecer, el origen del mal es un virus creado como arma química y cuyo antídoto es pretendido por el sanguinario teniente Muldoon. Y entre los que lucharán contra la epidemia se encuentran dos enamorados, una médico, dos polis, un tipo experto en hacer barbacoas, dos gemelas raritas, etc. El director de El Mariachi y Sin City (Ciudad del pecado) rueda con ritmo muy ágil este exagerado cóctel que puede indigestarse si se toma demasiado en serio. En realidad, bajo su brutal y desagradable apariencia, la película no deja de ser un guiño nostálgico al cine del pasado, un sentido homenaje en forma de gamberrada, un poco como Kill Bill lo es del cine de acción oriental de serie B, solo que aquí se trata de ofrecer La noche de los muertos vivientes en clave de casquería, vísceras sangrantes y violencia desmedida repleta de acción. Pero lo que salva la función es que Rodríguez pergeña un puñado de personajes con alma, simpáticos y muy bien perfilados, cada uno con su singular y a menudo sangrienta parte de heroísmo. Y los actores están en su sitio. Entre el reparto, destacan especialmente, Freddy Rodríguez (Harsh Times) en su papel de Wray, la “pata de metralleta” Rose McGowan (increíble personaje), a quien vimos en Scream o en la serie Embrujadas, un felizmente recuperado Michael Biehn (Terminator) y el malote Bruce Willis. Incluso Tarantino tiene sus minutos de gloria, tan truculentos como descerebrados.

7/10
The Dead One

2007 | The Dead One

Un joven, Juan Diego (Wilmer Valderrama), es asesinado pero devuelto a la vida por un Dios Azteca que le da el poder de matar o dar la vida, convirtiendose asi en "El muerto" y poniendose al servicio del Dios. Los intereses de ambos se ven en conflicto cuando se cruza por medio el amor de Diego, María (Angie Cepeda). Mala película en todos los aspectos, lo único que realiza con un poco de éxito es adaptarse al comic, por lo demás poco recomendable.

2/10
Milagro en Sage Creek

2005 | Miracle at Sage Creek

En el estado de Wyoming, en 1888, hay dos familias rivales que se profesan un odio mutuo. Sin embargo, cuando la tragedia les golpea llegarán a un acercamiento y la Navidad llegará con una inesperada sorpresa en forma de milagro. Film de aire familiar, con dosis de acción y ambientado en el oeste, que reúne principalmente a dos intérpretes que han demostrado su solvencia en numerosos filmes: Wes Studi (El último mohicano) y David Carradine (Forajidos de leyenda).

4/10
Kill Bill Volumen 2

2004 | Kill Bill Volume 2

Continúa la venganza de la novia. Como recordarán los espectadores de la primera parte, se trata de una asesina profesional que tras quedarse embarazada y renunciar a su macabra ocupación, intentó iniciar una nueva vida, contrayendo matrimonio con un apuesto muchacho en una capilla de El Paso. Pero su antiguo jefe y amante, Bill, envió a sus secuaces, ex compañeros de la novia, que irrumpieron durante la ceremonia, acabando con los presentes, y dejándola a ella en coma. Cuatro años después de esta sangrienta acción, la novia despertó y acabó con dos de los miembros de la banda. Ahora, quedan tres personas en su lista. Budd, un cowboy que intenta cambiar de profesión, Elle Driver, una maquiavélica mujer tuerta que sigue siendo una asesina, y el propio Bill. Además, la novia se ha enterado de que la hija que llevaba en sus entrañas sobrevivió, y nació durante su coma. Tras el aluvión de sangre de la primera parte, sin que se supiera a cuento de qué venía, todo cobra sentido por fin en esta segunda entrega. ¡Hasta conocemos por fin el nombre de la novia! Y todo sin renunciar al humor negro, a la violencia, y a la estética de la primera parte, que mezcla elementos de spaguetti-western, manga japonés y películas de artes marciales de Hong-kong. Pero sobre todo, esta segunda parte se centra más en los diálogos, que explican y justifican las posturas de los distintos personajes; algunos son sencillamente excepcionales, como el monólogo de los superhéroes de David Carradine. También vuelve Tarantino a hacer gala de su buen oído a la hora de elegir temas musicales que quedan que ni pintados para sus secuencias. Esta vez ha contado incluso con los españoles Lole y Manuel, lo que demuestra una afición a la música inusitada. Que nadie se lleve a engaño. Como las películas que homenajea, se trata sobre todo de una cinta de acción. Pero subyace de fondo el tema del heroísmo cotidiano, del paso a la madurez, sacrificando parte de la forma de vida de la juventud en aras de formar una familia. Algo que según Bill, tiene más mérito que ser el propio Superman.

8/10
Kill Bill Volumen 1

2003 | Kill Bill Volume 1

Cuarta película del autor de Reservoir Dogs y Pulp Fiction, que llevaba siete años sin rodar, desde Jackie Brown. Fiel a sus orígenes, Quentin Tarantino canoniza la violencia, y homenajea a sus ídolos cinematográficos. Aunque se trata del Volumen 1, y deja inconclusa la historia hasta la siguiente entrega, en realidad, Tarantino acometió el rodaje pensando en una cinta única. Posteriormente se dio cuenta de que el metraje superaba las tres horas, por lo que llegó a un acuerdo para dividirla en dos partes con los productores, contentos de poder cobrar dos entradas a los espectadores. Puesto que el sencillo argumento es una excusa para una sucesión de secuencias de acción ultraviolentas, Tarantino, que también ejerce como guionista, ha decidido reducirlo al mínimo. Uma Thurman es una asesina profesional de la que no sabemos el nombre, porque cada vez que alguien lo pronuncia en la cinta suena un pitido. Embarazada de su jefe Bill, decide cambiar de vida  y contraer matrimonio con un joven que no tiene nada que ver con su vida delictiva. Pero Bill, al que nunca se ve la cara, y los antiguos compañeros asesinos de la novia, sin razón aparente, irrumpen en la ceremonia y asesinan a los invitados, al novio y hasta al pianista. Dada por muerta, tras ser apaleada, la novia queda en coma. Se despertará cuatro años después, privada del bebé que se encontraba en su vientre, y por si esto fuera poco, descubre que abusaban sexualmente de ella durante su estado comatoso. Por esta razón, decide emprender una venganza brutal contra sus antiguos compañeros. Al principio de la cinta ya ha eliminado a una de ellas, O-Ren Ishii, y busca a Vernita Green, la segunda. Para asegurarse el éxito, acude a Okinawa en busca del más grande creador de espadas de todos los tiempos, Hattori Hanzo, que construye para ella su obra maestra. Aunque esta historia puede parecer convencional, la originalidad reside en la forma que tiene Tarantino de contarla. Para empezar, no cuenta la historia de forma lineal, sino que pasado y futuro se alternan dosificando con cuentagotas los detalles de la trama. Nuevamente, Tarantino hace un espectacular uso de piezas musicales ya existentes, y de unos ingeniosos diálogos, que esta vez parecen sacados de películas malas de serie B (“Estoy filosóficamente de acuerdo con tu venganza”, le dice Hattori Hanzo a la novia). Se lleva la palma la parte visual, gracias a la excelente fotografía de Robert Richardson, colaborador habitual de Scorsese, que se luce alternando secuencias en blanco y negro, con elaboradas iluminaciones en violeta, y un plano secuencia de unos cinco minutos que recorre el restaurante que sirve de guarida para O-Ren. Y sobre todo, una espectacular pelea, en que la protagonista se enfrenta a ochenta y tantos enemigos. Todo ello, servido con un montaje vibrante, lo que compensa en cierta medida que se trate de una cinta hiperviolenta y cruel, obviamente, no apta para los espectadores más sensibles, ni para niños. Durante casi dos horas, hay desmembramientos de órganos, humor negro, violaciones, e incluso referencias a la pederastia que serían difícilmente soportables de no ser porque la película está concebida como un entretenimiento que no debe tomarse en serio.

8/10
Big Bad Love

2001 | Big Bad Love

Leon Barlow, veterano del Vietnam, intenta sin éxito triunfar como escritor. Su ex mujer le pone pegas para visitar a sus dos hijos, y finalmente Leon empieza a tener problemas con el alcohol. Drama que supuso el debut como director del actor Arliss Howard, que también es el protagonista.

6/10
Abierto hasta el amanecer 3

1999 | From Dusk Till Dawn 3: The Hangman Daughter

El temible forajido Johnny Madrid escapa de prisión pocos días antes de ser ejecutado. Con ayuda de Reece, una compinche, secuestra a Esmeralda, la hija de su verdugo, y se refugia con su banda en una posada. Los extraños inquilinos del lugar piensan que Esmeralda es la mujer que según una profecía está destinada a convertirse en una princesa. Esta tercera entrega de la saga iniciada por Robert Rodriguez es una precuela de la cinta original. El film cuenta el origen de los temibles vampiros que aterrorizaban a los protagonistas. Para ello, nos retrotrae al México de 1900, lo que le da pie a mezclar el género de terror con el western, en una cinta repleta de secuencias de acción al estilo de Desperado. Toma el relevo como director P.J. Pesce (Beckett. Sombras del pasado).

2/10
Perversión

1998 | Wicked

Una mujer llamada Karen muere asesinada en su casa, de modo que todos los miembros de su familia parecen sospechosos. Mientras el padre retoma sus relaciones con la niñera, la hija Ellie se reconcome de celos y el arma homicida sigue sin aparecer... Inquietante thriller dirigido con escasa gracias por Michael Steinberg (Maldito Nick), pero que cuenta con la presencia de una joven y convincente Julia Stiles, en uno de esos papeles ambiguos y malvados que son tan jugosos. Al menos se deja ver.

4/10
Las lágrimas de Julian Po

1997 | The Tears of Julian Po

Un tipo normal y corriente llega a un aislado pueblecito, rodeado de montañas. La llegada del forastero es una revolución: no se había visto un nuevo morador en el pueblo desde que acabó la Guerra de Secesión. El contacto con gente sencilla y entrañable hará que Julian Po se replantee su inicial decisión de suicidarse. Curioso film el que firma Alan Wade. Parece un dramón, pero a la vez es como un mágico cuento de hadas, basado en la novela de Branimir Scepanovic. Protagoniza la cinta Christian Slater (Entrevista con el vampiro), que se entona como actor. Para darle la réplica sentimental y romántica está la actriz Robin Tunney, vista en Jóvenes y brujas y en Límite vertical.

4/10
Niagara, Niagara

1997 | Niagara, Niagara

Película sobre marginados. Seth es un ladrón de poca monta. Marcy sufre el síndrome de Tourette, un trastorno obsesivo-compulsivo poco común. Su historia de amor es especial. Les une una búsqueda absurda: una rara muñeca, pieza de coleccionista. Pesadita a ratos, la película se sostiene por su sugerente llamada a la comprensión del prójimo. La fotografía del paisaje canadiense y, cómo no, de las cataratas del Niágara a las que alude el título, es de gran belleza. Resulta meritorio el trabajo de la actriz Robin Tunney, premiado en Venecia.

5/10
El impostor (1997)

1997 | Deceiver

Thriller con tintes dramáticos donde un joven rico es acusado de matar a una prostituta. La investigación policial sacará a la luz secretos de joven acusado, pero también del grupo de policías encargados del caso. Tim Roth da vida al acusado, un tipo que además de rico es inteligente y muy violento. Todo esto aderezado con problemas con la bebida, hace que Roth sea perfecto para el papel dada su capacidad para encarnar a personajes inquietantes que no despiertan ninguna confianza.

5/10
Abierto hasta el amanecer

1996 | From Dusk Till Dawn

Steh (George Clooney) y Richard (Quentin Tarantino) son dos atracadores de bancos perseguidos por la justicia. Con el FBI a sus espaldas toman como rehenes a la familia Fuller (Harvey Keitel y Juliette Lewis). Con ellos atraviesan la frontera mejicana; una vez en Méjico deciden pasar la noche en un local de carretera. Los acontecimientos toman un brusco giro, cuando al llegar la medianoche los demás clientes del garito se transformen en unos espeluznantes "zombies" ávidos de sangre humana. Robert Rodriguez dirige este film, que mezcla bruscamente ingredientes de distintos géneros cinematográficos: thiller, cine de terror..., todo ello aderezado de la peculiar estética de Tarantino (Pulp Fiction), tan proclive a mezclar la violencia más salvaje con un ácido humor tirando a cutre.

5/10
Venganza personal / El rostro de la muerte

1994 | Death Wish V: The Face of Death

Paul Kersey se ha tranquilizado tras unos años moviditos. Ahora ha vuelto a Nueva York y ha estabilizado su vida junto a la diseñadora Olivia. Sin embargo, tendrá que volver a las andadas cuando la banda liderada por el ex marido de Olivia empiece a hostigarles. No saben lo que les espera. Quinta y ultima entrega de las hazañas justicieras de Paul Kersey, uno de los personajes más recordados de la última etapa de Charles Bronson. En este caso, es una pena el guión tópico hasta el extremo y la mala factura de la realización. La película tiene dos títulos diferentes en español.

3/10
El peso de la corrupción

1992 | Storyville

Cray es un joven político con buenas ideas que tiene gran ambición. Pero poco a poco se verá envuelto en unos asuntos turbios y tendrá que investigar si el suicidio de su padre estuvo relacionado con un supuesto fraude del pasado. Craig descubrirá secretos ocultos y se dará cuenta de que muchas veces nada es lo que aparenta. James Spader (El color de la ambición) protagoniza este thriller oscuro, pesimista y confuso. A pesar de cierta carga de violencia, la cinta en general tiene carácter y resulta entretenida. Para incondicionales del género.

5/10
Twin Peaks (2ª temporada)

1991 | Twin Peaks (Season 2) | Serie TV

El agente Cooper sigue investigando el asesinato de Laura Palmer. Inesperadamente, un misterioso asaltante dispara contra Cooper. Mientras éste se recupera, tiene unos sueños en los que se le aparece un gigante que le ofrece nuevas pistas. La segunda y última temporada de la serie creada por Mark Frost y David Lynch acentúa los elementos oníricos y surrealistas de la trama. El final deja flecos abiertos, pero es sin duda uno de los más originales de la historia de la televisión.

7/10
Hitman (1991)

1991 | The Hitman

Película de acción al más puro estilo Chuck Norris, es decir con guión simple a más no poder y acción a todo trapo. El famoso campeón de artes marciales interpreta al capitán May, un mercenario de renombre conocido también por el apodo "Hawk". Sus servicios serán requeridos para llevar a cabo una peligrosa misión en Centroamérica: rescatar a un importante hombre de negocios que ha sido secuestrado un traficante de armas llamado Coronel Holden, antiguo enemigo de Hawk. La función tiene todo lo que se puede esperar del estilo 'Norris', y aquí además por partida doble, ya que el tinglado está dirigido por Aaron Norris, hermano de Chuck, el cual ya le había dado órdenes tras la cámara en Braddock: Desaparecido en combate 3 y en Delta Force 2. Los incondicionales del actor de Oklahoma se lo pasarán pipa.

3/10
Hard Country

1981 | Hard Country

Un pueblecito de la América profunda, una pareja de novios. Él trabaja en una fábrica, ella en una centralita telefónica. Ambos tienen cierto apego a su tierra y sus costumbres, pero ella sueña con algo más, lo que podría tener forma de trabajo de azafata en unas aerolíneas. ¿Estará dispuesto su amado a mudarse a Los Ángeles e iniciar un estilo de vida diferente? Película nostálgica que plantea el dilema de acomodarse a las raíces o volar, nunca mejor dicho esto segundo. Se puede ver a Kim Basinger en uno de sus papeles más tempranos.

3/10
Cerco roto

1979 | Steiner - Das eiserne Kreuz, 2. Teil

Continuación de La cruz de hierro, filme que transcurría en la Segunda Guerra Mundial dirigido por Sam Peckinpah en 1976. En realidad, esta nueva entrega seguía las andanzas del protagonista del primer filme, el sargento Steiner (entonces encarnado por James Coburn y ahora por Richard Burton), que había sobrevivido en el frente y ahora, desencantado por el rumbo de la contienda, preparaba un atentado para matar a Hitler. Con producción alemana –su título original germano es Steiner- das eiserne kreuz 2. teil– lo cierto es que se limitaba a copiar esquemas sangrientos de películas bélicas sin mucho talento por parte de su director Andrew McLaglen. Lo más interesante es su reparto, con un puñado de viejas glorias de Hollywood como el mencionado Burton, Robert Mitchum y Rod Steiger, además de los alemanes Curt Jurgens y Helmut Griem.

3/10
Rescate en el Mar del Norte

1979 | North Sea Hijack

En Escocia, un grupo de buceadores deben impedir que unos desalmados terroristas vuelen una plataforma petrolífera. Espectacular cinta de acción del especialista McLaglen, con su actor favorito: Roger Moore. El escritor Jack Davies adapta su propia novela.

6/10
Los últimos hombres duros

1976 | The Last Hard Men

Un sheriff jubilado debe enfrentarse al hombre que encerró hace años en prisión, y que le culpa de la muerte de su esposa. Interesante e intenso western dramático en donde de destaca Charlton Heston.

4/10
El suceso

1967 | The Happening

Un grupo de jóvenes delincuentes se atreve a secuestrar a un hombre de negocios relacionado con la mafia a modo de 'sano divertimento'. Para sorpresa de Delmonico, el secuestrado, nadie parece dispuesto a soltar un dólar por su liberación: ni su 'querida' esposa, ni sus colegas de negocios, ni la mafia... De modo que llega a un acuerdo con sus captores para vengarse. Entretenida comedia de secuestro, quizá ha quedado algo desfasada en cuanto al dibujos de los secuestradores, una especie hippies que pasado el tiempo se nos antojan una especie de cavernícolas. Pero hay una inteligente mirada a la mafia, y algún buen golpe de guión. Anthony Quinn interpretada al protagonista, y se puede ver a Faye Dunaway en su primer trabajo para el cine.

4/10
Un extraño en el camino

1967 | Stranger on the Run

Telefilm que en algunos países se llegó a estrenar incluso en salas cinematográficas, y que no es otra cosa que un modesto western donde un sádico sheriff que controla el ferrocarril tiene como principal diversión cazar presas humanas dejándoles una hora de ventaja para que crucen el desierto y lleguen a la frontera. Pasado ese tiempo, les da caza en compañía de su peligrosa banda. Su última víctima es un ex presidiario que acaba de llegar a la ciudad y que, siendo inocente, se ve envuelto en el diabólico plan del sheriff. Eso sí, en su espectacular reparto figuran rostros tan conocidos como los de Henry Fonda, Sal Mineo, Anne Baxter y Dan Duryea. Además, en un pequeño papel encontramos a Zalman King, después director de horribles películas eróticas como Orquídea salvaje (1989) y Delta de Venus (1995).

6/10
La biblia (en su principio)

1966 | The Bible: In the Beginning...

Espectacular recreación de los más conocidos libros de la primera parte del Antiguo Testamento. La película empieza con el libro del Génesis, con la historia de Adán y Eva. Posteriormente, adapta otras historias como la de Sodoma y Gomorra, Noé, el Diluvio Universal y el Arca, y la torre de Babel. A pesar de la dificultad que entraña adaptar los Libros Sagrados en su totalidad, el prestigioso realizador John Huston salió airoso de la prueba, debido a su amplio presupuesto, un guión muy cuidado, unos espectadulares efectos especiales para la época, y a los excelentes actores que conforman el reparto, probablemente el más extenso de toda la carrera de Huston. Este título supuso un giro radical frente a las producciones anteriores en las que había estado al frente, de cine negro, como El halcón maltés o Tener o no tener y la aventurera El tesoro de Sierra Madre. Todo esto produce que el resultado final pueda servir como ilustración de la Biblia, en general correcta, aunque se queda en nada al lado del Texto Sagrado. Se nota la mano maestra del realizador, sobre todo en el ritmo ágil de la película, algo muy difícil de conseguir en un filme conformado por varios episodios, los cuales pueden ser calificados como irregulares en general.

6/10

Últimos tráilers y vídeos