IMG-LOGO

Biografía

Eli Wallach

Eli Wallach

98 años ()

Eli Wallach

Nació el 07 de Diciembre de 1915 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.
Falleció el 24 de Junio de 2014 en Nueva York, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Más vale ser feo

25 Junio 2014

Ha pasado a la historia como Tuco, el feo del western de Sergio Leone El bueno, el feo y el malo. Pero Eli Wallach es un actor muy versátil, forjado en los escenarios, capaz de salir airoso de los retos más variopintos. A lo largo de medio siglo de carrera ha acumulado grandes clásicos en una filmografía que supera los 150 títulos. El actor ha fallecido a los 98 años, según comunicó su hija a The New York Times.

El neoyorquino Eli Wallach nació el 7 de diciembre de 1915, en el popular barrio de Brooklyn. Desde pequeño ya sabía que quería convertirse en actor. Debutó en el teatro como aficionado a los 15 años. Fue después de graduarse en la Universidad de Texas, en Austin, cuando se planteó que tenía que dedicarse en serio a su vocación, y acabó consiguiendo una beca para estudiar arte dramático en la Neighborhood Playhouse. Aunque cuando acabó sus estudios empezaba a llamar la atención en los castings, e hizo alguna obra teatral, la II Guerra Mundial le obligó a aplazar su carrera.

Al término de la contienda, empezó a medrar en las tablas, desde la obra “Skydrift”, que supuso su debut en Broadway, en 1945. Trabajó en numerosos títulos, con los que obtuvo un inmenso prestigio. La crítica le aclamaba como uno de los grandes del teatro neoyorquino a principios de los 50, sobre todo después de protagonizar el montaje de “La rosa tatuada”, de Tennessee Williams, papel que le hizo acreedor de un Tony en 1951. Ese mismo año debutó en televisión, con pequeños papeles en olvidadas series y shows de éxito de la época.

Aunque el cine se le resistía, no pudo tener un comienzo más brillante. El primer cineasta que se fijó en su talento fue Elia Kazan, que le dio un importante papel en la extraordinaria Baby Doll, de 1956, que partía de un guión escrito por el citado Williams. Interpretaba al administrador de las plantaciones de algodón, enfrentado al personaje de Karl Malden. Wallach pisaba fuerte y dio muestras de que era un gran actor en la sórdida pero complicada secuencia en la que acosa a Carroll Baker.

Desde entonces continuó más centrado en la televisión hasta que John Sturges le contrató para interpretar a Calvera, el jefe de los forajidos que atemorizan un pueblecito, en Los siete magníficos. Regresó al género con La conquista del oeste, aunque brilló sobre todo en El bueno, el feo y el malo, donde su papel del pícaro Tuco eclipsaba a dos grandes: Clint Eastwood y Lee Van Cleef.

También realizó una interpretación memorable en la legendaria Vidas rebeldes, de John Huston, donde era el amigo inseparable de Clark Gable que interpretaba –al igual que otra ilustre compañera de reparto: Marilyn Monroe– su último papel en el cine. Por lo demás, Wallach era capaz de hacer de todo, desde cine de aventuras (Lord Jim, Genghis Kan), comedia (Cómo robar un millón y..., Two Much, del español Fernando Trueba), drama romántico (Permiso para amar hasta medianoche) western (El oro de Mackenna) e incluso hizo del villano Mr. Freeze en la serie televisiva Batman (1966), y de capo mafioso en El padrino III.

Wallach siguió en activo incluso a una avanzada edad. Interpretó a un rabino en Más que amigos, debut como director de Edward Norton, y a un veterano guionista en The Holiday (Vacaciones). También llamaba la atención como viejecillo gruñón que pasea con su esposa en un segmento de New York, I Love You. En 2005 publicó su autobiografía “El bueno, el malo y yo”. Se casó en 1948 con la también actriz Anne Jackson, con la que tuvo tres hijos.

Los últimos trabajos del actor fueron El escritor y Wall Street: El dinero nunca duerme, de 2010.

Oscar
2011

Ganador de 1 premio

  • Oscar honorífico
Filmografía
El escritor

2010 | The Ghost Writer

El ex primer británico Adam Lang prepara la publicación de sus memorias con ayuda de un 'negro'. Pero éste aparece ahogado en la costa estadounidense, cerca de donde Lang tiene una espléndida mansión. Todo apunta a una muerte accidental, y pronto llega el relevo, otro 'negro' dispuesto a dar forma a las parrafadas escritas por el político. El comienzo de su labor coincide con una convocatoria del Tribuna Internacional de La Haya para Lang, por supuestos crímenes de guerra durante la guerra de Irak. El 'premier' retirado despotrica contra los medios y lo que parece una traición de su ministro del Foreign Office, quien cuestiona la postura de Lang en este delicado tema. Mientras, el 'negro' se ve inmerso en una atmósfera artificiosa, donde Lang parece estar perpetuamente actuando, mientras su amargada esposa Ruth le echa en cara su infidelidad con una secretaria.Adaptación de un best-seller de Robert Harris, el propio autor ha coescrito el guión con Roman Polanski, el director del film. El resultado es un thriller político apasionante, con una atmósfera de conspiración que se prolonga durante todo el metraje, un logro muy meritorio. En manos de otro director la trama de El escritor podía ser absolutamente convencional, pero el cineasta polaco da con el tono –no en vano, ha entregado filmes encomiables de este género, como Chinatown y Frenético–, al que ayuda una inteligente paleta de colores donde domina el gris, cielos siempre cubiertos, con predominio de la lluvia. Polanski logra que nos identifiquemos con el punto de vista del protagonista -un entonado Ewan McGregor-, un escritor acostumbrado a hacer anónimamente un trabajo que suele ser anodino, pero que de pronto se ve inmerso en una complicada maraña de intereses. La sensación de indefensión y falta de control de los acontecimientos es permanente, con lo que la emoción del riesgo está presente en todo momento. Como resulta obligado en un film de este tipo, hay espacio para la sorpresa, pero también para la acerada crítica política, donde tanto Estados Unidos como Gran Bretaña quedan bastante malparados, los primeros como torpes manipuladores en el escenario de la política internacional, la segunda como títere manejado por su poderoso aliado. Es verdad que hay algún truco de guión 'facilón' -sobre todo el viejecillo pescador, cuya opinión invita a dudar acerca de la causa de muerte del primer 'negro'-, pero en líneas generales resulta llamativa la alta calidad de este título netamente comercial; el reparto es impecable, y el modo visual en que resuelve algunos pasajes -por ejemplo, el desenlace-, justifica que Polanski se hiciera merecedor del premio al mejor director en el Festival de Berlín.

7/10
Wall Street: El dinero nunca duerme

2010 | Wall Street: Money Never Sleeps

Año 2001. Gordon Gekko sale de la cárcel tras cumplir condena por delitos monetarios. Siete años después el ex ‘tiburón’ de Wall Street publica “¿La codicia es buena?”, libro que anticipa la inminente crisis financiera mundial, denunciando que la codicia forma ya parte del sistema legal. Winnie, la hija de Gordon, no se habla con él, odia todo lo que representa, y le culpa de la muerte de su hermano por la droga. Paradójicamente, ella planea casarse con Jake, que trabaja en el mundo de las grandes corporaciones, y que apoya firmemente a una empresa que investiga en energías alternativas basadas en la fusión. Y es que puede que Jake no sea tan diferente a Gordon, pues tras el suicidio de su mentor, cuya empresa estaba en bancarrota por culpa de los rumores del mercado, reclama venganza, pues sabe que tiene nombres y apellidos quien le empujó a quitarse la vida. La codicia en los mercados bursátiles, que conoció un boom en los 80 del pasado siglo, quedó inmortalizada fílmicamente en el Gordon Gekko de Wall Street, personaje que dio a Michael Douglas un Oscar. Con los recientes sucesos de la ‘burbuja’ inmobiliaria y la generación ‘ninja’, había una lógica expectación acerca de qué haría Oliver Stone retomando a Gekko, esta vez con un guión ajeno de Allan Loeb y Stephen Schiff. Vaya por delante que aquí no se trata de explicar la crisis financiera, en tal sentido decepciona su condición de simple e ideal telón de fondo para retomar al personaje del film de 1987, e incorporar algunos nuevos. Late todo el tiempo la idea de si Gekko puede redimirse, ser mejor persona, el mismo planteamiento que escogió Francis Ford Coppola para recuperar a Michael Corleone en El padrino III; y siguiendo la comparación, la otra duda que flota es si Jake será como el hijo de Michael que se dedica a la ópera, un tipo honrado, o como el bastardo de Sony, un gángster destinado a suceder a Michael. Los otros planteamientos que vertebran la trama son el valor del tiempo, capital más valioso que el monetario, y la importancia de aportar a la sociedad cosas tangibles, como podrían ser una nueva fuente de energía, o la dedicación a la enfermería de la madre de Jake. Estamos ante una cuidada producción de estudio, pero a la que falta alma, el hálito del original. Escasea el espacio para la tragedia a lo Shakespeare, y sobra en cambio para el convencionalismo dulzón, de modo notorio en el poco trabajado desenlace. El dibujo de la ‘selva’ de Wall Street y de internet suena a ratos a cliché: el ‘tiburón’ de Josh Brolin, con esa pintura en su despacho de Saturno devorando a sus hijos; o la hija izquierdista Winnie, con su idealista website “La verdad congelada”. Quizá la fortuna de Stone es contar con unos actores que se elevan sobre sus personajes para darles relieve. Carey Mulligan da una gravedad a su personaje, que lo hace creíble, Michael Douglas consigue sostener las evoluciones de un Gekko algo ‘veleta’, Josh Brolin aporta cinismo. Menos credibilidad se observa en un Shia LaBoeuf demasiado ‘pitagorín’, en el científico de Austin Pendlenton, o en la vendedora de pisos de Susan Sarandon.

5/10
Nurse Jackie

2009 | Nurse Jackie | Serie TV

Jackie Peyton es aparentemente la enfermera ideal, con una familia perfecta, y un poco estresada por su trabajo. Pero Jackie esconde un oscuro secreto. Para poder mantener el ritmo de trabajo, consume masivamente analgésicos. Además, su forma de conseguirlos es bastante ‘particular’, pues se los da a cambio de sexo el farmacéutico del hospital. La excelente actriz Edie Falco (Los Soprano) protagoniza esta serie que se distingue por su humor negro y su crudeza. El personaje central desató las críticas del colectivo de enfermeras de Nueva York, porque da una imagen negativa de su profesión. Pero a pesar de que viola todas las reglas de la ética, tiene un aspecto positivo, al menos: siempre se preocupa por encima de todo por sus pacientes.

6/10
New York, I Love You

2009 | New York, I Love You

Película homenaje a la ciudad de Nueva York, concebida por el mismo artífice de Paris, je t'aime, el productor Emmanuel Benbihy. Consta de once segmentos, dirigidos por diez directores distintos, y el gran logro con respecto al precedente –pues se conserva la idea de una buena 'plantilla' de actores y directores– es una maravillosa unidad, podría llegar uno a creer que la película completa ha contado con una sola persona dirigiendo, en la línea de películas corales como Magnolia. Puede cambiar el momento del día -mañana, noche-, el marco geográfico, los personajes, pero hay un algo, el alma podríamos decir, que da prodigiosas vida y cohesión al conjunto. Lo que no quita para que haya pasajes sencillamente memorables, frente a otros más ligeros, a veces pequeñas bromas, pero siempre insertadas con inteligencia.   Entre las pequeñas historias sobresalen tres: la de Shekhar Kapur, de aire mágico, sobre una anciana cantante de ópera dispuesta a suicidarse en el hotel que se alojó antaño, con maravillosas interpretaciones de Shia LaBeouf, Julie Christie y John Hurt; la de Fatih Akin sobre un pintor, Ugur Yücel, fascinado con una joven oriental, Shi Qi; y la de Joshua Marston, con soberbios trabajos de Eli Wallach y Cloris Lechman, que dan vida a un matrimonio cascarrabias pero profundamente enamorados tras más de 60 años casados. Pero tienen también interés por supuesto las de Jiang Wen –un juego entre ladrones, Andy García y Hayden Christensen–, Mira Nair –la relación entre una judía a punto de casarse, Natalie Portman, y el hindú propietario de una tienda compuesto por Irffan Khan–, Shunji Iwai –la singular relación telefónica entre un compositor de bandas sonoras de anime, Orlando Bloom, y su productora, Christina Ricci–, Yvan Attal –que tiene dos historias, la de dos curiosos intentos de ligue, Ethan Hawke con Maggie Q, y Chris Cooper con Robin Wright Penn–, Brett Ratner –el baile de graduación de una chica en silla de ruedas, que involucra a James Caan, Anton Yelchin y Olivia Thirlby–, Allen Hugues –dos amantes ocasionales, Drea de Mateo y Bradley Cooper, van a reencontrarse– y Natalie Portman –un tipo, Carlos Acosta, pasea por Central Park con una niña–. El motivo amoroso está presente en las tramas, hay sorpresas y giros ingeniosos, y llama la atención como se inserta el tema de la sexualidad omnipresente en la sociedad actual, pues en muchas, aunque haya algún apunte grosero, hay una cierta crítica indirecta a este hecho. Resulta muy inteligente además el uso de un personaje con una cámara de vídeo, cuya presencia cobra sentido al final del film de un modo muy original y bello, broche perfecto a una gran película.

7/10
Mama's Boy

2007 | Mama's Boy

Título indy, que sigue a un joven cerca de la treintena, que vive con su madre en lo que considera una existencia pacífica, casi perfecta. Pero ella conoce a un hombre estupendo, y la sombra de un posible matrimonio planea sobre la artificial vida llevada hasta ese momento. La película se ve con agrado gracias a su estupendo reparto, con varios expertos en el terreno de la comedia, como son Diane Keaton, Jeff Daniels y Jon Heder, conocido éste sobre todo por su papel en Napoleon Dynamite.

3/10
La gran estafa (2006)

2006 | The Hoax

Cuando todo parecía atado, y bien atado, el escritor Clifford Irving se lleva la sorpresa de que McGraw Hill, su editorial, ha decidido no publicar su último manuscrito. Este autor desconocido, que había publicado antes títulos como “Fraude”, decide forzar una reunión con sus editores, asegurando que anda trabajando en un auténtico “bombazo”. En realidad no tiene idea de que les va a contar al día siguiente… Hasta que se le ocurre que podría camelarles afirmando tener los derechos exclusivos de las memorias autorizadas del excéntrico Howard Hughes. El multimillonario, aviador y cineasta es bien conocido por sus rarezas, y no ha sido visto en público desde hace años; Clifford cuenta con ello para mantener el engaño y obtener pingües beneficios. Le ayudan en la tarea su esposa Edith, y su socio y colaborador Dick Suskind. La historia que narra Lasse Hallström es, curiosamente, real, y el mismo Howard Hughes llegó a decir que ni el guionista más calenturiento de Hollywood podía haber imaginado algo semejante. En efecto, los hechos se ven afectados por el efecto “bola de nieve”, en que nuevas mentiras requieren nuevas explicaciones, hasta que se fabrica un edificio cuya estructura podría venirse abajo en cualquier momento. De este modo el film, en lo que a timos se refiere, podría conectarse con títulos como El golpe o Nueve reinas, aunque quizá el que más se le aproxima es El precio de la verdad. Parte del mérito de Hallström, y de su guionista, William Wheeler, es conjugar drama y comedia. Hay situaciones muy disparatadas, casi de vodevil, como la del manuscrito que Clifford y Suskind birlan a un antiguo colaborador de Hughes. Pero también hay lugar para el drama, al abordar los problemas de fidelidad de los dos socios, o esa adopción de la personalidad de Hughes por parte de Clifford. Además se deja espacio para el suspense y el vértigo, como en los momentos de la llamada telefónica de Hughes o su llegada en helicóptero. E incluso hay cargas de profundidad contra el mundo editorial (el dinero manda), empresarial (el papel que acaba jugando Hughes en la historia) y el político (todo vale para seguir en el poder). El reparto está perfecto, tanto en los actores principales (un Richard Gere muy contenido, un Alfred Molina pletórico, divertido y humano) como en los secundarios.

7/10
The Holiday (Vacaciones)

2006 | The Holiday

Excelente comedia romántica, la mejor película hasta el momento de la directora y guionista Nancy Meyers, quien, sin prescindir del cierto “toque modernillo” que ya ofreció en Cuando menos te lo esperas, hace alarde esta vez de un definitivo gusto por los clásicos del género, imprimiendo al conjunto un incomparable aire inocente, lleno de la frescura y el encanto de las grandes comedias del cine de Hollywood de los años treinta y cuarenta, un homenaje presente a lo largo de todo el metraje. El planteamiento es tan sencillo como el de ese tipo de historias que no pasarán nunca de moda. Dos mujeres desconocidas, a ambos lados del Atlántico, se ponen en contacto casualmente y deciden intercambiar sus casas durante las vacaciones de Navidad. ¿La razón? Las dos han sufrido serios reveses amorosos y desean un cambio de aires. Una, Amanda (Cameron Díaz), llegará a una casita de cuento de hadas, ubicada en un idílico pueblecito de Surrey lleno de encanto; la otra, Iris (Kate Winslet), tomará posesión de una esplendorosa mansión en un barrio residencial de Los Ángeles. La película narra las peripecias de cada una a modo de historias paralelas, con simpáticas y estudiadas transiciones de racord, un charco, una puerta que se abre, etc. El espectador poco a poco conoce más íntimamente a los personajes y éstos acaban calando a fondo gracias a una lograda definición de caracteres, apoyada en detalles muy pequeños, pero también muy efectivos y cinematográficos. Mientras que en Inglaterra el asunto de las lágrimas entre Amanda y Graham resulta ocurrente y divertido, en Los Ángeles será la influencia del viento –“cuando sopla el Santa Ana puede pasar cualquier cosa”– o la cuestión de dominar la propia vida las claves del avance de la trama. En este sentido, hay que elogiar la magnífica composición del entrañable personaje de Arthur Abbott (verdaderamente memorable Eli Wallach), el cual ofrece a Iris la ocasión de salir de sí misma y de ese modo poder encontrarse. Por el contrario, quizá no acaba de cuajar completamente la inclusión de Miles en la vida de Iris, que, aunque ofrece momentos divertidos muy al estilo Jack Black, no resulta demasiado creíble. También llama un poco la atención que no haya ni una sola referencia religiosa tratándose de una película ambientada por entero en las fiestas de Navidad. De cualquier forma, el conjunto es muy estimable, con un guión muy sólido, que aporta momentos para el llanto y la risa, para la pasión, la emoción y la ternura. Y hay una decidida intención de hablar del amor de manera, digamos, más seria y familiar, con algunas frases y réplicas memorables –“en las películas está la protagonista y la mejor amiga. Veo que eres la protagonista, pero por alguna razón te portas como la mejor amiga”–, y todo está equilibradamente acompañado por la inspirada partitura de Hans Zimmer. Además, el trabajo de Cameron Díaz es realmente espléndido, uno de sus mejores papeles hasta la fecha.

7/10
Más que amigos

2000 | Keeping the Faith

Jake, Brian y Anne han sido amiguetes desde pequeños. Los dos primeros estaban enamorados de la tercera, pero sus vidas se separaron. Jake se hizo rabino, y Brian se ordenó sacerdote. El caso es que, tras mucho tiempo, vuelven a encontrarse con Anne, convertida en guapísima mujer de negocios. Y parece como si no pudieran evitar volver a enamorarse. Comedia amable que supone el debut en la dirección del actor Edward Norton, quien se reserva el personaje del cura. La película no se mete en grandes profundidades a la hora de dibujar el compromiso de un pastor de almas, sino que explota el filón del peculiar enredo que propone: la idea, dice Norton, es “que los dos nos sentimos un poco como niños ante ella”. Acompañan a Norton uno de los nuevos reyes de la comedia, Ben Stiller (Algo pasa con Mary, Los padres de ella) y Jenna Elfman.

4/10
Sin invitación

1999 | Uninvited

Basada en la novela de James Gabriel Berman, se trata de un drama judicial en el que un ambicioso abogado se hace cargo de un complejo caso de triple asesinato cometido en una familia de Nueva York. El acusado es un joven solitario que estaba obsesionado con una de las víctimas. Durante el proceso saldrán a la luz toda clase de secretos. Estrenada en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián 1999, no pasaría de ser un convencional film "de juicios" sino fuese porque tiene la particularidad de volver a ver juntos a Vanessa Redgrave y Franco Nero, quienes se habían conocido mientras trabajaban en Camelot (1967), y que tuvieron un hijo dos años después.

4/10
Jungla urbana

1998 | Naked City: Justice with a Bullet

Dos policías secretos se ven involucrados en un curioso caso que afecta a dos turistas en la ciudad de Nueva York. Y deben decidir entre seguir la estricta letra de la ley, y aplicar lo que ellos creen que es justo. Emoción a e intriga para una historia que transcurre en los bajos fondos de la gran manzana.

4/10
Cómo triunfar en Wall Street (en un par de horas)

1996 | The Associate

El film de Donald Petrie (Dos viejos gruñones, Niño rico), remake de una película francesa, parte de la premisa de que, para triunfar en Wall Street, es requisito indispensable ser hombre. La brillante analista de inversiones Laurel no tiene nada que hacer para escalar los puestos clave del mundo financiero, por tener el sexo equivocado. A no ser que se invente a un misterioso Robert S. Cutty, lo presente como un "zorro" de los negocios, y se declare su socia principal. El truco funcional hasta que llega el momento, inevitable, de presentar a Cutty a sociedad Discreta comedia para pasar el rato, al servicio de Whoopi Goldberg (El color púrpura, Ghost) y del resto del magnífico reparto, del que destaca Dianne Wiest (Hannah y sus hermanas, Eduardo Manostijeras) y el mítico Eli Wallach (El bueno, el feo y el malo). La trama, con un toque feminista, recuerda a la exitosa serie televisiva Remington Steele. Con un mensaje feminista demasiado evidente, la película discurre de modo rutinario, sin apenas un gag que merezca la pena. Whoopi Goldberg hace lo que puede pasa sostener la función, que es más bien poco. Ha habido un esfuerzo importante en el difícil maquillaje, que trata de hacer pasar a la actriz por un hombre blanco; pero, la verdad sea dicha, el resultado de tal esfuerzo no es satisfactorio.

4/10
Two Much

1995 | Two Much

Después de ganar el Oscar a la mejor película extranjera en 1994 con Belle epoque, Fernando Trueba estaba en una posición inmejorable para aventurarse a rodar en Estados Unidos. Con el apoyo del productor Andrés Vicente Gómez, ha llevado a cabo su particular sueño americano: una comedia que resista la comparación con los clásicos del género, en particular con su admirado Billy Wilder. Aunque el film, demasiado largo, tenga sus caídas de ritmo, Trueba sale bien parado de su empresa. Art Dodge (Antonio Banderas) dirige una galería de arte sin demasiado éxito. Para vender sus cuadros recurre a la picaresca de acudir a los domicilios de personas recién fallecidas con algún supuesto encargo que deberán asumir sus parientes. En una de esas ocasiones conoce a Betty Kerner (Melanie Griffith), con la que acaba fijando fecha para casarse. Pero de quien realmente se enamora poco después es de su hermana Liz (Daryl Hannah), que le desprecia tomándolo por un patán sin educación. Para atraer a Liz, Art inventa a Bart, un supuesto hermano gemelo, con el que trata de conquistarla. Fernando Trueba y su hermano David se han basado en una novela de Donald Westlake, aunque la adaptan muy libremente, con el fin de obtener una ágil historia de enredo. Y es que los Trueba no han perdido un norte fundamental: la elegancia y el ingenio dentro de lo disparatado, que es lo que distingue las buenas películas del género de las chuscas incursiones que caen en el olvido. Hay en el film numerosas referencias a directores como el citado Wilder, Howard Hawks, Peter Bogdanovich o Blake Edwards a la hora de concebir secuencias, elaborar un humor de buena ley —dentro de una general amoralidad en clave de humor, hay un par de situaciones groseras—, dibujar personajes secundarios, o jugar con el clásico elemento de la confusión de personalidades. La película es divertida. Tiene un arranque excelente en el velatorio, y aunque a veces la acción se ralentice, mantiene un buen ritmo narrativo. Chispas de genialidad surgen cuando Art atiende simultáneamente a ambas hermanas, o cuando en la boda simula hablar con su hermano. Antonio Banderas se constituye en motor principal de la historia; aunque, justo es reconocerlo, tiene un papel maravilloso para lograrlo. Todos los demás intérpretes cumplen muy bien con su cometido, sobre todo Joan Cusack que, en su pequeño papel de secretaria de Art, saca adelante algunos de los momentos más hilarantes de la película.

6/10
Paro clínico

1992 | Article 99

Peter Morgan es un médico que está haciendo las prácticas en un hospital de veteranos de Vietnam con la intención de sacarse el título cuanto antes y montar su propia consulta. En el centro, Morgan se dará cuenta de que los intereses administrativos del lugar prevalecen antes que la propia salud de los pacientes y la falta de camas es uno de los mayores problemas. Richard Sturgess es uno de los doctores que toma decisiones deliberadamente y está dispuesto a operar y salvar vidas aunque sea a escondidas de las autoridades gubernamentales. Correcta crítica al sistema burocrático social, (en este caso de Estados Unidos), que está dispuesto a hacer prevalecer los intereses políticos por encima de los derechos humanos. La película se deja llevar, en ocasiones, por los valores patrióticos y de hermandad, sobre todo por los personajes ex combatientes de la guerra que llevan en la sangre la valentía y el honor de su país. Con un reparto lleno de rostros conocidos como Liotta, Sutherland, Whitaker, Thompson, Baker, etc..., la historia se hace amena gracias a los toques de humor que salpican la trama.

5/10
La noche y la ciudad

1992 | Night and the City

De Niro da vida a un abogado que por promover una demanda contra un boxeador es humillado en público. Se vengará. Jessica Lange acompaña con firmeza al gran Bobby, en esta nueva adaptación de la novela de Gerald Kersh, que ya fue llevada a la pantalla en 1950 de la mano de Jules Dassin.

5/10
Gente de Sunset Boulevard

1992 | Mistress

Sátira del mundo del cine, y más concretamente sobre Hollywood, aunque sin llegar a los extremos cínicos de El juego de Hollywood de Robert Altman. Sigue a un director de cine venido a menos, al que un productor venido a menos, propone rodar un guión del primero que duerme en algún cajón, y que se supone tiene una calidad comparable al cine de Jean Renoir. Lo malo es que los inversores del proyecto se empeñan en que sus novias y amantes tengan algún papel en la película. Robert De Niro produce esta cinta de Barry Primus, perteneciente a ese subgénero de 'cine dentro del cine', que otra llaman narcisismo o 'mirarse al ombligo'. La idea es mostrar con humor la triste condición humana, en el contexto de una declaración de amor al Séptimo Arte.

5/10
Justicia y deshonor

1992 | Legacy of Lies

Una familia relacionada con el crimen organizado está atando unos cabos sueltos, cuando mata por accidente a un hombre inocente que se ha cruzado en su camino. El detective de la policía Zack Resnick y su compañero Sam Flowers investigan el caso y se adentran en el submundo de la mafia. Durante su investigación, Zack descubre que su padre, un veterano policía, está involucrado, y su abuelo, Moses, es uno de los más importantes capos. Dos veteranos actores, Martin Landau (Ed Wood) y Eli Wallach (El bueno, el feo y el malo) protagonizan este drama de intriga. Junto a ellos contrasta la actuación del joven Michael Ontkean.

4/10
The Two Jakes

1990 | The Two Jakes

En California, en el año 1948, la ciudad hierve entre la expansión urbana y la violencia ejercida por algunos grupos. Jake Berman es un contratista inmobiliario que se está aprovechando sin ningún escrúpulo del tremendo boom de la construcción. Pero en su vida personal, a Berman no le van tan bien las cosas. Está convencido de que su mujer le engaña, pero antes de ajustar cuentas quiere tener la evidencia de su infidelidad. Para ello, contrata los servicios del investigador privado Jake Gittes. Este caso, en teoría sencillo, se complica hasta convertirse en una cruel conspiración, en la que Berman y Gittes se ven involucrados y condenados a enfrentarse. Se trata de una especie de continuación de la película Chinatown, que dirigiera Roman Polanski, aunque en esta ocasión es Jack Nicholson el director. La película se sostiene con dos actores estupendos, como son Harvey Keitel y Jack Nicholson. Tiene momentos de extrema violencia y suspense. Un thriller de acción detectivesca donde nada es lo que parece.

4/10
El padrino III

1990 | The Godfather: Part III

Con esta entrega, concluye la saga de la familia Corleone. Hasta ahora, en El padrino y El padrino II, Coppola había narrado con maestría las intrigas y los complejos avatares de la familia Corleone. A los nueve años, Vito Corleone, interpretado en las diferentes fases de su vida por Marlon Brando y Robert De Niro, presenció cómo el capo de una familia siciliana, asesinó a sangre fría a su padre, a su madre y a su hermano. Él se vio obligado a emigrar hacia Estados Unidos, jurando volver algún día para vengarse. Cuando muere, dejando a los Corleone en una situación privilegiada sobre el resto de las familias neoyorkinas, le sucede su hijo Michael (Al Pacino), que trata de legalizar sus negocios y convertirlos en una empresa respetable. Michael se ha convertido justo en el tipo de persona que nunca deseó ser: un padrino hecho a la imagen y semejanza de su padre, frío, ambicioso, tradicional y sin escrúpulos. Esto le ha costado el abandono de su mujer, interpretada por Diane Keaton. A la vez que pretende apartar a su familia del mundo del crimen, desea encontrar a un sucesor que pueda mantener la dignidad y los negocios de los Corleone. Pone toda su confianza en el temperamental Vincent (Andy García), su sobrino. Pero abandonar el oscuro mundo de la mafia no le va a resultar nada fácil. Quizá ésta es la menos espectacular de las tres partes de El padrino, pero mantiene la integridad y el intenso tono narrativo de sus antecesoras. Una formidable dirección y un guión muy inteligente. Al Pacino está magistral, al igual que Diane Keaton. El joven Andy García realiza con brillantez su papel. La pena es el personaje de la hija de Michael, interpretado de manera nefasta por la hija de Coppola, Sofía.

7/10
Loca

1987 | Nuts

Adaptación de una obra teatral de Tom Topor que sirve al lucimiento de su protagonista, la diva Barbra Streisand. Cuenta cómo una joven de clase social alta se dedica a la prostitución de lujo; cuando está con un cliente, lo mata y es acusada de asesinato. Para salvarla, sus padres desean que el abogado utilice el argumento de enajenación mental, algo por lo que ella no está dispuesta a pasar.Martin Ritt es un director más que competente, por lo que logra sacar adelante este típico drama judicial, en que la acusada acaba convertida en acusadora de una sociedad hipócrita, que trata de ocultar su podredumbre con un sistema legal no siempre justo. Aunque la temática es sórdida, Ritt se mantiene dentro de los márgenes de una cierta elegancia.

5/10
El espía imposible

1987 | The Impossible Spy

Historia basada en hechos reales, describe como Elie Cohen, felizmente casado y de judío de origen sirio, es reclutado por el Mossad para llevar a cabo una misión de espionaje de alto secreto. Son los inicios de los 60 y Cohen va a lograr introducirse en la cúpula del poder de Siria. Hecha para televisión, cuenta en el reparto con Eli Wallach.

5/10
Otra ciudad, otra ley

1986 | Tough Guys

Decepcionante reunión de dos auténticas estrellas del Hollywood clásico –además de dos actores extraordinarios– como Burt Lancaster y Kirk Douglas, esta vez metidos en la piel de dos atracadores de trenes que salen de la cárcel tras treinta años entre rejas. Sin acomodarse del todo a su nueva situación, volverán a atracar el mismo tren por el que les enchironaron. Lo peor no es que se les uniese sin un guión siquiera decente, sino que en la primera hora de metraje los dos amigos andan bastante perdidos interviniendo en escenas sueltas sin conexión entre sí: pegan una paliza a unos negros pandilleros, evitan el atraco a un banco, escapan de un asesino miope que quiere matarlos, se ligan a unas señoras tan mayores como ellos, y muestran una extraña obsesión por arrojar comida y agua a las personas que les molestan (en lo que se supone son gags). Su reparto, con Douglas (70), Lancaster (73), Eli Wallach (71) y Alexis Smith (65), sumaba la friolera de 279 años.

4/10
La canción del verdugo

1982 | The Executioner's Song

Cuenta la historia de Gary Gilmore, un hombre condenado a prisión por robo a mano armada, que cuando sale por fin de la cárcel comete dos crímenes por lo que es condenado a la pena de muerte. Película estrenada en televisión que fue muy alabada en su año, recibiendo varias nominaciones y premios. Lo mejor del film es la interpretación que logra Tommy Lee Jones (Men in Black), que refleja perfectamente el dolor y desesperación de un hombre que espera su fatal destino. El telfilm está basado en hechos reales.

6/10
La salamandra roja

1981 | The Salamander

Adaptación del best-seller de Morris L. West, sigue la investigación de una serie de asesinatos en Italia, cuyo autor deja el misterioso dibujo de una salamandra. Todo apunta a razones políticas en torno al fascismo. Se trata de una coproducción internacional de discretos resultados, bastante violenta, y con actores carismáticos como Franco Nero, Anthony Quinn y Christopher Lee. Las investigaciones de Nero, con sus interrogatorios a diversos personajes, permite que le luzcan los numerosos secundarios.

4/10
Cazador a sueldo

1980 | The Hunter

La última película del mítico Steve McQueen. En ella da vida a un cazarrecompensas, que se interroga por el sentido de su trabajo. Con moviditas escenas de acción.

4/10
El poder del fuego

1979 | Firepower

Fanon, veterano mercenario, es contratado por las autoridades para encontrar a un millonario que lleva años desaparecido. El duro James Coburn protagoniza un thriller con muchas persecuciones.

4/10
El círculo de hierro

1978 | Circle of Iron

Cord es un campeón de artes marciales que emprende la búsqueda del Libro de la Sabiduría, que se encuentra en posesión del hechicero Zetan. El camino para llegar hasta él no estará libre de peligros. La trama de la película proviene de una historia de Bruce Lee, actor asiduo a filmes de Kung fu que murió en 1973, por lo que no pudo ver acabada su producción. Esta cinta de aventuras tiene un regustillo a filosofía oriental mezclado con toques fantásticos y romance de la mano de una princesa erótico-festiva. Sin que el guión dé para mucho, entre el reparto resalta la presencia de David Carradine (Kung Fu), que interpreta a cuatro personajes distintos, Christopher Lee (El Señor de los Anillos: La comunidad del anillo) y Roddy McDowall (El planeta de los simios (1968)).

3/10
Movie Movie

1978 | Movie Movie

Película distinta a lo que estamos acostumbrados pues son dos en una. Una es 'Las bellezas de Baxter', un musical en blanco y negro; y la otra, 'Manos de dinamita' es de boxeo y en color. Los mismos actores aparecen en esta doble sesión muy típico de los años 30. En 'Las bellezas de Baxter', un productor de Broadway, Spats, enfermo terminal, decide realizar un último show el cual ha de tener éxito ya que desde hace años le envía cheques anónimos a su hija que siempre creyó que era huérfana. En 'Manos de dinamita', Joey es un muchacho que deja de estudiar para convertirse en un buen boxeador y ganar el dinero suficiente para que su hermana pueda operarse de la vista. Un día el chantajista Vince le ofrece un negocio sucio pero como no acepta, asesinan a Gloves, cosa que hará que Joey recurra a la justicia para vengarse. El protagonista de las dos es George C. Scott (Patton, La isla del adiós, Al final de la escalera), que recibió una merecida nominación a los Globos de Oro. La película obtuvo otras dos a la mejor película musical o comedia y al mejor actor debutante para Harry Hamlin (Furia de titanes).

7/10
La centinela

1977 | The Sentinel

Allison, una guapa modelo católica especialista en spots televisivos, no acaba de decidirse a aceptar las proposiciones de matrimonio que le hace su novio. Parece ocuparle más la cabeza su deseo de encontrar un bonito apartamento donde estar a solas consigo mismo, y lo acaba encontrando en Brooklyn Heights. Pero pronto va a tener con que entretenerse: tras la muerte repentina de su padre, que le trae a la memoria la vez en que, siendo una colegiala, le sorprendió en plena bacanal, siguen sus raros vecinos y cosas raras que pasan en su nuevo apartamento, que tal vez tengan con ver con un antiguo inquilino, sacerdote. El terror aguarda… Película muy setentera, de narración tirando a torpe y que ha envejecido mal: sus pasajes escandalizantes y sus sustos transmiten una inevitable sensación de cutrerío, aunque son típicos de la época (piénsese que Michael Winner dirigió también El justiciero de la ciudad, con el mismo aire descuidado). En algunos momentos se diría que quiere aprovechar el tirón de pelis diabólicas propiciado por El exorcista, cosa que no logra. Lo que más llama la atención es su reparto de caras conocidas, donde se combinan algunas estrellas, jóvenes que luego triunfaron más o menos, y jóvenes que no triunfaron en absoluto.

3/10
De presidio a primera página

1977 | The Domino Principle

Roy Trucker está libre a cambio de un favor sin determinar. Lo que no se imagina es que se trata de reprtir el camino que le llevó al trullo. Gene Hackman encarna a un hombre enfrentado al dilema de redimirse o asesinar por salvar la vida de la mujer que ama. Stanley Kramer dirige un vibrante thriller, lleno de giros inesperados.

5/10
Abismo

1977 | The Deep

Tras el éxito de Tiburón (1975), se filmaron las otras dos novelas marinas de Peter Benchley: Abismo (1977) y La isla (1980). Lamentablemente, no tuvieron el éxito de la obra maestra de Steven Spielberg y el nombre de Benchley pasó a mejor vida. Abismo cambiaba el tiburón por una barracuda gigante (que incluso llega a engullirse completamente la calva de Louis Gossett Jr.), y entre medias introduce una historia de tesoros escondidos, tráfico de drogas y romance que en ocasiones parecen algo forzadas. Atención especial merece también la canción de música disco 'Down, Deep Inside', escrita por John Barry e interpretada por Donna Summer.

5/10
Terror infinito

1976 | E tanta paura

Un oficial de policía investiga una serie de asesinatos. El criminal deja en el lugar de las muertes unas cartas con unas figuiritas de un famoso cuento infantil. Parece ser que todo está relacionado con un grupo de hombres y mujeres que celebraban orgías en un lugar llamado la Casa Hoffmann. Thriller italiano cuyo guión tiene cierta pegada en cuanto a la intriga y el sorprendente desenlace. Incluye, sin embargo, escenas sexualmente muy explícitas y un aire excesivamente 'retro' que resta cualquier interés. Lo mejor es la presencia del actor Eli Wallach (Los siete magníficos).

4/10
El blanco, el amarillo y el negro

1975 | Il bianco il giallo il nero

Un grupo de indios roba el pony que el embajador japonés, en nombre del emperador, iba a regalar al presidente de los Estados Unidos. Jack el Negro, un sheriff, el nipón que custodiaba el animal, y un ladrón unirán fuerzas para arreglar el problema. Spaghetti-western de tono paródico, el último que rodó Sergio Corbucci, cuyo título remite a Sergio Leone. Aventuras y sentido del humor configuran una cinta en que el director ya daba muestras de cierta decadencia.

4/10
Permiso para amar hasta la medianoche

1973 | Cinderella Liberty

Maggie es una prostituta treintañera, algo alcoholizada y con un hijo de 10 años. En su vida se cruza John, un marinero que no puede salir a navegar debido a un imprevisto legal con sus documentos. Estando en tierra John ayuda a Maggie con el crío al tiempo que los dos se van enamorando. Marsha Mason (Sólo cuando me río) fue nominada al Oscar a la mejor actriz por este drama dirigido por Mark Rydell (Cuando el río crece). James Caan que casi nunca decepciona, le da la réplica con una buena interpretación. La música la pone el maestro John Williams.

5/10
La última chance

1973 | L'ultima chance

Dos estadounidenses tratan de escapar tras haber robado una joyería en Canadá. Drama criminal basado en una novela de Giovanni Fago, con un reparto desigual.

4/10
Romance de un ladrón de caballos

1971 | Romance of a Horsethief

Polonia, 1904. Stoloff, un cosaco que ha tenido que exiliarse de su tierra, se ha convertido en el líder de un pueblecito judío. Los lugareños sobreviven mediante el robo de caballos. Último largometraje del director maldito Abraham Polonsky, condenado al ostracismo por negarse a colaborar con el Comité de Actividades Antiamericanas de McCarthy, y autor de La fuerza del destino. Esta vez adapta una novela de Joseph Opatoshu, padre del guionista del film que también ejerce como actor.

4/10
¡Viva la muerte... tuya!

1971 | ¡Viva la muerte... tua!

Un farsante que dice ser un gran duque ruso anda por México a la búsqueda de un tesoro, cuya exacta localización sólo conoce un preso de la cárcel de Yuma. Entretenido spaghetti-western con dosis de comedia, Franco Nero es el protagonista y en la música intervino Ennio Morricone. Las risas están aseguradas cuando varios personajes simulan su muerte.

4/10
Zig Zag (Falso testimonio)

1970 | Zig Zag

Paul, agente de seguros, está a punto de morir tras serle diagnosticado un tumor cerebral. Idea un estrambótico plan para dejar dinero a su familia. Gran trabajo de George Kennedy en esta discreta cinta con alguna pequeña reflexión sobre la mentira.

5/10
El oro de Mackenna

1969 | Mackenna's Gold

El sheriff Mackenna (Gregory Peck) es un implacable sheriff del salvaje oeste, que por una serie de circunstancias se hace con el mapa de un tesoro. Según el mapa, el tesoro se halla en el Valle del Oro, un lugar sagrado para los indios del lugar, que lo protegen de cualquier extraño que se acerque. El problema es que una banda de forajidos también conoce la existencia del tesoro, y sabe que el mapa está en manos de Mackenna. Para encontrar el tesoro antes que nadie, Mackenna se alía con un atrevido pistolero, interpretado por Omar Sharif. A la búsqueda se unen los avariciosos vecinos del pueblo de Mackenna, atemorizados por los Apaches. Un entretenido western que reúne los mejores elementos del género. Acción trepidante, bandidos, indios, lucha y tiroteos. Muy adecuada para los aficionados al género. La banda sonora, de Quincy Jones, cuenta con una canción inolvidable de José Feliciano. Tiene un excelente plantel de intérpretes secundarios, como Lee J. Cobb, Edward G. Robinson o Eli Wallach.

6/10
El cerebro

1969 | Le Cerveau

Después de robar de forma magistral un tren en Inglaterra, el criminal más perseguido de Europa, conocido por la policía como 'El cerebro', planea su próximo golpe: robar una importante cantidad de dinero de los catorce países de la OTAN que va ser trasladado en un tren de máxima seguridad de París a Bruselas. Lo malo es que una banda de ladrones de poca monta ha tenido la misma idea, lo que puede arruinar los planes de 'El cerebro'. En pleno apogeo del denominado 'cine de atracos', el director francés Gérard Oury contó con un gran presupuesto de 24 millones de francos para esta parodia del género con un reparto internacional compuesto por David Niven, Belmondo y Eli Wallach. A pesar de su tono lúdico final, aún con algunas lagunas narrativas, en su gestación pasó por no pocos problemas como el retraso de dos meses en su estreno por culpa del mayo del 68 y el rodaje en francés e inglés (se filmaban las escenas en ambos idiomas) para distribuirse en Estados Unidos y Francia.

6/10
Los cuatro truhanes

1968 | I quattro dell'Ave Maria

Seguramente la mejor película de las seis que filmó el director italiano Giuseppe Colizzi. Se trata de una secuela de Tú perdonas... yo no, rodada por él un año antes. Protagonizan, los mismos personajes, Cat y Hutch, interpretados por Terence Hill y Bud Spencer. La trama presenta a Cat y Hutch en El Paso. Se dirigen al banco para entregar el botín de un robo y cobrar la recompensa. Mientras, un tal Cocopoulos salva su vida de la horca y es solicitado para acabar con los recién llegados. Destaca en Los cuatro truhanes la agilidad de la trama –dentro de los parámetros del más genuino spaghetti-western– y el buen tratamiento del humor. Y por supuesto la presencia del incomparable Eli Wallach.

5/10
Sindicato de asesinos

1968 | A Lovely Way to Die

Schuyler es un policía poco ortodoxo que emplea en demasía la violencia. Ha recibido tantos toques y llamadas de atención que decide entregar su placa antes de ser despedido. Pero pronto tendrá que volver al servicio cuando un juez se de cuenta de que es el hombre ideal para proteger a una viuda. Lo más destacable de la película es la presencia de Kirk Douglas que da vida al problemático pero eficaz policía.

4/10
Las flores del diablo

1966 | Poppies Are Also Flowers

Un grupo de agentes de narcóticos de la ONU inyecta un componente radioactivo en un cargamento de opio, para ver quién mueve las drogas desde Irán en Europa. Curioso film, con trama de Ian Fleming (creador del agente 007), y atractivo y muy nutrido reparto internacional. La trama llevará a los personajes por diversos tugurios europeos y también por lujoso lugares llenos de corrupción.

4/10
Cómo robar un millón

1966 | How to Steal a Million

Si uno se aficiona a falsificar obras de arte, la vida puede complicarse mucho... William Wyler repitió con Audrey Hepburn en el terreno de la comedia romántica tras Vacaciones en Roma, con esta historia de falsificación de obras de arte y ladrones de guante blanco. En ella Nicole planea un robo en un museo para evitar que se descubra que su padre, un falsificador, ha dado el cambiazo a una estatua que supuestamente estaba restaurando. La sofisticada secuencia del robo nocturno combina suspense, comedia y romanticismo.

6/10
El bueno, el feo y el malo

1966 | Il buono, il brutto, il cattivo

La trama de El bueno, el feo y el malo tiene lugar durante la Guerra de Secesión. Tres truhanes buscan un tesoro oculto. Ninguno puede localizarlo sin los otros, pues cada uno tiene parte de la información de su paradero. Tuco y “El Rubio” son dos truhanes con cierto sentido moral, mientras que “Sentencia” es un malvado que no duda en matar para conseguir sus objetivos. Con El bueno, el feo y el malo, el film de mayor presupuesto, Sergio Leone concluyó la legendaria trilogía de spaguetti-western rodada en Almería con Clint Eastwood como protagonista.

7/10
Genghis Khan

1965 | Genghis Khan

Superproducción norteamericana filmada en technicolor y panavisión, sobre la figura del aventurero mongol Genghis Khan, quien en el siglo XIII llegó a tener el Imperio más poderoso que ha existido nunca sobre la faz de la Tierra gracias a sus conquistas por toda Asia, parte de Rusia y demás. Como es habitual en un biopic de Hollywood sobre un personaje histórico, no se es muy riguroso con lo sucedido y se busca más el gran espectáculo. Lo malo es que en esta ocasión se le dio un tono más trascendente que épico, y el resultado acabó siendo bastante cansino. Lo mejor es un reparto encabezado por Omar Sharif, al que hay que añadir a Stephen Boyd, James Mason, Eli Wallach, Françoise Dorléac (como la princesa Bortei), Telly Savalas, Robert Morley (como un improbable Emperador de China) y Woody Stroode. Como se rodó en Yugoslavia su banda sonora se encomendó a un músico de dicha nacionalidad llamado Dusan Radic, que realizó un gran trabajo.

4/10
Lord Jim

1965 | Lord Jim

Jim (Peter O'Toole) es un ambicioso oficial de la armada británica durante la época colonial. En una arriesgada misión, los nervios le dominan y comete un imprudente acto de cobardía, que le cuesta caro. Es juzgado y degradado de su rango. Pero Jim tiene un orgullo irreductible, y espera una oportunidad para demostrar que no es un cobarde. Cuando se entera de que se está planeando una peligrosa misión, se presenta enseguida como voluntario. Su tarea consiste en transportar un cargamento de explosivo a través de la inhóspita jungla del Patusán. En el Este de la región, un despiadado señor feudal está atemorizando a la población con sus fechorías, y Jim debe evitarlo. Durante el trayecto, es capturado por unos nativos y su valentía se pone a prueba. Basada en la sensacional novela del gran Joseph Conrad. Una excelente película de aventuras, en la que un hombre debe luchar contra sí mismo y contra las adversidades que le surgen. Protagonizada con brillantez por un experto en papeles épicos, Peter O'Toole, bien secundado por James Mason y Eli Wallach. Richard Brooks dota a la película de un ritmo que engancha al espectador. Otras de sus películas más reconocidas son A sangre fría (1967) y El fuego y la palabra (1960). La acción y las emociones están aseguradas en una película que merece la pena.

6/10
Besos para mi presidente

1964 | Kisses for My President

Leslie McCloud se convierte en la primera mujer presidente de Estados Unidos. Ella está perfectamente preparada para su nueva responsabilidad, pero no su marido, que se convierte en el primer caballero, papel comparsa que habitualmente ha desempañado siempre una fémina. Algunas series televisivas como Sra. Presidenta pueden haber hecho pensar, equivocadamente, que imaginar a una mujer al frente de la Casa Blanca es algo nuevo. Esta ocurrente comedia demuestra que no. Además de la química entre Fred MacMurray y Polly Bergen, destaca la interpretación de Eli Wallach.

5/10
La bahía de las esmeraldas

1964 | The Moon-Spinners

Una jovencita que viaja con su tía desde Londres a Creta para grabar canciones para la BBC descubrirá a una banda de criminales que vende piedras preciosas robadas en Inglaterra. Producción de Walt Disney destinada a toda la familia y protagonizada por una jovencita Hayley Mills (Tú a Boston y yo a California). Se trata de una amable historia de aventuras, en donde también cabe el romance. Entre el reparto hay rostros de prestigio como el de Eli Wallach o el de la griega Irene Papas.

5/10
Los vencedores

1963 | The Victors

Un escuadrón de soldados americanos atraviesa Italia, Francia y Bélgica durante la Segunda Guerra Mundial. A lo largo de este camino comprueban la dureza y la devastación de la guerra. Es una película real que hace reflexionar al espectador sobre el horror de las batallas. Se aprecian  ciudades derruidas, pobreza y la soledad de las mujeres que aparecen a lo largo de la cinta. El director Carl Foreman dicidió retratar la guerra desde otro punto de vista, sin mostrar apenas al enemigo y la lucha. Años después se filmarían largometrajes bélicos con este estilo, como La delgada línea roja de Terrence Malick. 

6/10
Cuando se tienen 20 años

1962 | Hemingway's Adventures of a Young Man

Adaptación de una obra de Ernest Hemingway con elementos autobiográficos (un periodista se alista para luchar en la I Guerra Mundial). Como secundarios destacan Paul Newman y Jessica Tandy.

6/10
La conquista del Oeste

1962 | How The West Was Won

Como el título indica, esta película nos narra a través de las aventuras de varias generaciones de una familia, la colonización y conquista de las maravillosas tierras del oeste. Estamos ante un maravilloso relato épico. Grandiosos paisajes, abruptas montañas y ríos salvajes, son el decorado de esta superproducción Tres grandes directores fueron necesarios para la realización de este film: John Ford, Henry Hathaway y George Marshall. Tampoco se escatimaron medios a la hora de escoger el reparto: Henry Fonda, John Wayne, Gregory Peck, James Stewart, Carolyn Jones, Richard Widmark, Spencer Tracy, Karl Malden son algunos de los nombres que vemos aparecer en los títulos de crédito, casi todos ellos ya veteranos en el género del western. Con una duración de más de ciento cincuenta minutos, este film, que en ningún momento se nos hace largo, nos convierte en testigos de más de cincuenta años de la historia americana. Tiroteos, bandidos, indios salvajes, tahúres, vaqueros, buscadores de oro y todos los demás elementos que componen el western clásico, se dan cita en La conquista del oeste. La película ganó 3 Oscar y obtuvo ocho nominaciones.

6/10
Vidas rebeldes

1961 | The Misfits

Película mítica por ser la última de los actores Marilyn Monroe y Clark Gable, además de por la presencia en la misma de un Montgomery Clift ya bastante enfermo. Atípico western de perdedores, lánguido y melancólico, dirigido con gran maestría por John Huston según una obra de Arthur Miller, que se filmó entre el 18 de julio y el 4 de noviembre de 1960 en el desierto de Reno (Nevada), con un presupuesto inicial de cuatro millones de dólares. La historia narra las relaciones entre cuatro personajes desubicados. Tres de ellos son hombres –Gay, Guido y Perce–, los cuales se disputan el amor de Roslyn, una mujer de epatante belleza. Robert Mitchum rechazó el papel principal, mientras que el rodaje resultó bastante complejo debido a las dos semanas en que se hubo que parar el plan de trabajo por el internamiento de Marilyn en el hospital de Los Ángeles para una cura de desintoxicación de alcohol y drogas. Se estrenó en Estados Unidos en febrero de 1961. La música de Alex North es espléndida.

8/10
Seven Thieves

1960 | Seven Thieves

Un profesor desacreditado sin mucho porvenir se une a un ladrón sofisticado para poner en marcha un ambicioso robo en un casino de Montecarlo. Thriller criminal basado en una novela de Max Catto, con un sorprendente reparto encabezado por el veterano Edward G. Robinson.

5/10
Los siete magníficos

1960 | The Magnificent Seven

Para defenderse de unos forajidos, unos campesinos mejicanos contratan a unos pistoleros. Chris Adams (Yul Brynner) será el encargado de ir formando el grupo de hombres que desafiarán al bandido extorsionador Calvera (Eli Wallach). Western mítico, es un remake de Los siete samuráis de Akira Kurosawa. Se trata, junto con La gran evasión, de la mejor película de John Sturges, quien contó con un reparto verdaderamente estelar, aunque es verdad que se echa en falta el elemento femenino. La genial banda sonora de Elmer Bernstein ha pasado a la posteridad.

8/10
The Lineup

1958 | The Lineup

Los detectives de homicidios Ben Guthrie y Al Quine han de resolver dos crímenes cometidos con escasa diferencia de tiempo y con el mismo “modus operandi”. Las pistas se aclaran cuando en uno de los cadáveres se descubre una pequeña estatuilla repleta de droga. Es entonces cuando se pone de manifiesto una peligrosa conspiración del crimen organizado. Rodada espectacularmente en las calles de San Francisco, su trama acabaría convertida en una serie de televisión de mismo título durante los años 50. Su director Don Siegel aprovecha magníficamente los escenarios naturales de la ciudad, rodando en lugares estratégicos y muy reconocibles por el gran público.

5/10
Baby Doll

1956 | Baby Doll

Un cuarentón dirige un negocio textil. Está casado con una mujer a punto de cumplir veinte años, que aún duerme en una cuna. Cuando se casó con ella prometió a su suegro que no consumaría el matrimonio hasta que ella cumpliera veinte años. De repente, aparece un individuo que trata de seducirla. Magnífica descripción de personajes con la que Elia Kazan (La ley del silencio) adapta dos textos teatrales de Tennessee Williams. El dramaturgo fue el autor del guión. Karl Malden realiza su interpretación más recordada.

7/10

Últimos tráilers y vídeos