Decine21
Biografía
Giulietta Masina

Giulietta Masina

73 años ()

Giulietta Masina

Nació el 22 de Febrero de 1921 en San Giorgio di Piano, Bolonia, Italia
Falleció el 23 de Marzo de 1994 en Roma, Italia

Premios: 1 Festival de Cannes

La sonrisa de los tiempos difíciles

28 Noviembre 2012

Fue uno de los rostros más carismáticos y expresivos del cine italiano. Sus colaboraciones artísticas con su marido hicieron historia, pues se integraba como nadie en el particular e irreal universo del realizador, casi siempre como mujer con un corazón de oro que mantiene el optimismo frente a la adversidad. Sintiéndolo mucho por Tim Burton y Helena Bonham Carter, Roberto Benigni y Nicoletta Braschi, Len Wiseman y Kate Beckinsale, Paul W.S. Anderson y Milla Jovovich, etc., la pareja de director y actriz más inolvidable de la historia del celuloide la formaron el gran Federico Fellini y la pizpireta Giulietta Masina.

Natural de San Giorgio di Piano, en Bolonia, Giulia Anna Masina (venida al mundo el 22 de febrero de 1921), era hija del violinista Gaetano Masina y la maestra Angela Flavia. De niña recibió una educación religiosa en el Liceo de las Hermanas Ursulinas y pasaba largas temporadas en Roma con su tía viuda. Estudió en la ilustre Universidad La Sapienza, de la capital italiana, donde se licenció en Filosofía y Letras. En el campus nació su vocación interpretativa, por lo que se integró en diversas compañías con las que ejecutó espectáculos de danza y teatro.

En 1943 compatibilizaba el teatro con su participación como actriz protagonista del serial radiofónico "Terziglio". En la emisora, Giulietta dio con su Romeo, pues quedó cautivada curiosamente con el guionista del show, un joven que por entonces se dedicaba sobre todo a escribir en la revista satírica Marc'Aurelio, y que se llamaba Federico Fellini. Giulietta y Federico se casaron el 30 de octubre de 1943, una fecha para la historia del cine italiano.

A pesar del amor que sentían el uno por el otro, los primeros años de matrimonio fueron todo un reto, pues corrían tiempos muy duros por las penalidades derivadas de la II Guerra Mundial. Para colmo de males, Masina sufrió un aborto tras una desafortunada caída por las escaleras. El 22 de marzo de 1945 dio a luz al único hijo de la pareja, Pier Federico, pero éste falleció con un mes de vida, por insuficiencia respiratoria.

Al término del conflicto, Giulietta protagonizó la obra "Angelica", de Leo Ferrero, junto al inmenso Marcello Mastroianni. Por esas fechas comienza a interesarse por el cine, debutando como figurante en la parte florentina de Camarada, de Roberto Rossellini, que contaba con su marido en el equipo de guionistas.

Interpretó su primer papel con texto en otra interesante cinta neorrealista, Sin piedad (1948), de Alberto Lattuada, con un libreto en el que también había colaborado Fellini. Masina encarnaba a Marcella, una chica voluntariosa de buen corazón que se convertía en amiga inseparable de la protagonista tras escaparse con ella de un internado.

Pronto, Federico Fellini se decidía a debutar él mismo como realizador, primero dirigiendo conjuntamente con Lattuada la notable Luces de variedades, donde Masina destacaba como la bondadosa y adorable novia del director de una pequeña compañía, que la deja abandonada deslumbrado por una ambiciosa y atractiva aspirante a actriz. Giulietta Masina pronto fue requerida por diversos cineastas para dar vida a personajes muy similares, en títulos como Una doncella en apuros, El suceso de Vía Padova o Europa '51, donde tenía un pequeño papel, de nuevo a las órdenes de Rossellini.

Pero fue con su marido con quien alcanzaría la gloria. Primero aparecía brevemente, como Cabiria, prostituta de nobles sentimientos, en la excepcional El jeque blanco, debut en solitario de Fellini. Después, el realizador tuvo el acierto de brindarle a Masina un personaje que aprovechaba al máximo su potencialidad, la ingenua Gelsomina, de La Strada. El guión estaba inspirado en la historia real de una disminuida psíquica que se quedó embarazada de un rudo vendedor ambulante. En la cinta, el protagonista era un colérico forzudo, Zampanó (Anthony Quinn en el mejor papel de su extensísima carrera), que compra a su paupérrima familia a Gelsomina. Ésta acaba actuando en su espectáculo como payasa, y soportará estoicamente sus continuas humillaciones. "Creo que hice la película porque me enamoré del personaje, aquella niña-viejita, un poco loca, un poco santa, de aquel desordenado, gracioso, desgraciado y tiernísimo payaso que llamé Gelsomina y que todavía hoy consigue hacerme llorar de melancolía cuando oigo su sonido de trompeta", recordaba Fellini. El inimitable Nino Rota puso la sintonía de tonos circenses. El film ganó el Oscar a la mejor película extranjera, convirtió a Fellini en un punto de referencia del cine mundial, y a Masina en una estrella reconocible a nivel internacional. La actriz fue calificada por esta película como una versión femenina de Charles Chaplin, con cierta razón.

Fue también la inocente en un mundo de miserables Iris, esposa de Picasso (Richard Basehart), pintor de medio pelo que se ve obligado a colaborar con un timador sin escrúpulos (Broderick Crawford) en Almas sin conciencia. La aportación de Masina en esta ocasión es breve, pero es capaz de expresar con la mirada como nadie que está enamorada de su esposo, aunque éste se haya vuelto un delincuente.

A continuación, Masina y Fellini rodaron una de las cumbres del cine europeo de los cincuenta, Las noches de Cabiria, donde la actriz retoma a la prostituta que había aparecido brevemente en El jeque blanco. Se supera a sí misma como inocente meretriz que a pesar de que no para de llevarse palos conserva la sonrisa y el sueño de encontrar al amor de su vida. Pocas veces se ha visto en la pantalla a una intérprete capaz de expresar todo el complejo trasfondo de su personaje con una simple mirada. De nuevo Fellini se hacía con el Oscar a la película de habla no inglesa.

Giulietta también realizó un trabajo memorable en Giulietta de los espíritus, de 1965, donde era un ama de casa hastiada por la falta de interés de su marido. Como sospecha que éste tiene una amante, buscará respuestas en reuniones espiritistas.

Veinte años después, a mediados de los 80, Fellini recuperó a su musa por última vez en la melancólica, nostálgica y entrañable Ginger y Fred. Marcello Mastroianni y la actriz interpretan a una pareja de imitadores de Fred Astaire y Ginger Rogers, que muchos años después de haber logrado la popularidad, se reúnen para un especial televisivo.

Sin su marido como director, aunque sí como guionista, Giulietta también brilló como protagonista de Fortunella, de Eduardo De Filippo, donde su personaje va a la cárcel por el hombre al que ama, un basurero encarnado por Alberto Sordi, pero éste se va con otra mujer. También tiene su interés Infierno en la ciudad, de Roberto Castellani, donde encarna a una sirvienta reconvertida en delincuente, junto a Anna Magnani. Hasta incursionó en Hollywood, como una de las amigas anacrónicas de la condesa Aurelia (Katharine Hepburn) en La loca de Chaillot, de John Huston y Bryan Forbes.

No son pocos los realizadores de cine que hubieran querido trabajar con ella, pero solía rechazar los papeles por miedo a fracasar. "Me arrepiento de no haber escogido algunos proyectos", recordaba la actriz. "Después de La strada, Michelangelo Antonioni me ofreció una película con un personaje completamente diferente, el de La noche, que hizo Monica Vitti. Después del éxito que tuve con Gelsomina en La strada, tan 'clownesco', afrontar otro completamente diferente –porque era sobre una crisis matrimonial– me daba cierto temor. Dije que no y pienso que me equivoqué. También me arrepiento muchísimo de no haber rodado Divorcio a la italiana, de Pietro Germi".

Incluso el español Luis García Berlanga acarició un proyecto con ella. "También me duele haber rechazado un papel cuando viajé por primera vez a España, para el estreno de Las noches de Cabiria. Federico y yo conocimos a Berlanga, que nos cayó muy bien. Después, mantuve una entrevista con un periodista que me preguntó cuál era el personaje de la literatura española que me hubiese gustado interpretar. Intentando hacerme la ingeniosa dije que el protagonista de "El lazarillo de Tormes". Tres días después me telefoneó Berlanga, me ofreció hacer el Lazarillo y yo, presa del entusiasmo, dije que muy bien. La víspera de la firma del contrato, me entró tal pánico que renuncié. Fue un grave error".

Giulietta también obtuvo un gran éxito en la televisión, con las series Eleonora y Camilla, que arrasaron sobre todo en Italia. Y tuvo su propio consultorio sentimental en la radio, titulado "Cartas a Giulietta Masina", que dio lugar a un libro recopilatorio de las misivas de los oyentes. Su último trabajo en cine fue la correcta Hoy, quizá..., de Jean-Louis Bertuccelli, donde era una abuela que reunía por última vez a su familia en una propiedad que acababa de vender.

Justo un día después de cumplir las bodas de oro, Giulietta tuvo que decirle adiós a su querido esposo, Federico Fellini, que fallecía el 31 de octubre de 1993. Sólo le sobrevivió cinco meses, pues ella dejaba este mundo como consecuencia de un cáncer el 23 de marzo de 1994. Ambos fueron enterrados juntos, también con los restos de su bebé fallecido, en Rímini, la localidad natal del realizador. Hoy en día, un monumento en bronce junto a la tumba recuerda lo mucho que le debe el cine italiano al excepcional matrimonio.

Ganador de 1 premio

Filmografía
Hoy quizá...

1991 | Aujourd'hui peut-être..

6/10
Ginger y Fred

1986 | Ginger e Fred

6/10
El gran amante

1966 | Scusi, lei è favorevole o contrario?

5/10
Giulietta de los Espíritus

1965 | Giulietta degli spiriti

6/10
Das kunstseidene Mädchen

1961 | Das kunstseidene Mädchen

5/10
Infierno en la ciudad

1959 | Nella città l'inferno

5/10
La mujer sin nombre

1959 | Jons und Erdme

5/10
Fortunella

1958 | Fortunella

4/10
Las noches de Cabiria

1957 | Le notti di Cabiria

7/10
Almas sin conciencia

1955 | Il bidone

8/10
Mujeres prohibidas

1954 | Donne proibite

5/10
El suceso de Vía Padova

1954 | Via Padova 46

5/10
La strada

1954 | La strada

8/10
El jeque blanco

1952 | Lo Sceicco bianco

6/10
Europa 1951

1952 | Europa '51

6/10
Una doncella en apuros

1951 | Cameriera bella presenza offresi...

5/10
Luces de variedades

1950 | Luci del varietà

5/10
Sin piedad (1948)

1948 | Senza pietà

4/10

Cumplen años hoy

Timothy
Spall

64 años

Kate
Mara

38 años

Noah
Emmerich

56 años