IMG-LOGO

Biografía

Joan Cusack

Joan Cusack

57 años

Joan Cusack

Nació el 11 de Octubre de 1962 en Nueva York, EE.UU.

Las dos caras de la moneda

07 Octubre 2009

Pocos intérpretes son capaces de ofrecer un registro terriblemente cómico y la más trágica de las caras. Joan Cusack es una de ellas, capaz de hacer llorar, de risa y de pena. Todo un reto que la convierte en una actriz irresistible.

Quizás la mayor parte de los espectadores la relacionen con su increíble capacidad para hacer reír. Algo que no debe hacer olvidar sus atributos dramáticos. Con esta ambivalencia interpretativa, Joan acumula un sinfín de títulos en su carrera, ayudada también por el hecho de que siempre ha sido actriz secundaria. Sin embargo, nunca ha sido nadie que pase desapercibido en escena. Es pues, una actriz de reparto de los pies a la cabeza.

Joan nació el 11 de octubre de 1962 en Nueva York. Es la segunda de cinco hermanos. Todos ellos se han dedicado en mayor o menor medida a la interpretación, algo que heredaron de su padre, el actor Dick Cusack. Joan y John Cusack son los más conocidos de la familia –han trabajado juntos en una decena de títulos–, y ambos han compartido cartel con algunos de sus hermanos en títulos como Negocios de guerra (2008) con Bill Cusack o Alta fidelidad (2000) con Susie Cusack. Joan ha hecho teatro desde pequeña y estudió interpretación en Chicago, donde creció. Su debut cinematográfico llegó en 1980 con un pequeño papel en Cutting Loose. Acababa de empezar en el cine cuando decidió tomarse un descanso para cofundar junto con Bonnie Hunt y Holly Wortell un grupo cómico. Y es que, por encima de todo, Joan es cómica, y muy buena, por cierto. Tras la experiencia con el grupo volvió al cine en 1983 para participar como secundaria en Class. Fueron años donde se sucedieron los títulos relacionados con adolescentes. Esta película fue la primera en la que trabajó con su hermano, y ambos coincidieron con su padre. El primer título de cierta relevancia le llegó a Joan en 1987 de la mano de James L. Brooks en Al filo de la noticia. Su divertido personaje trabajaba en realización en el programa informativo que dirigía Holly Hunter. Oportuna, ocurrente, mordaz, volvió a mostrar su lado más simpático en Armas de mujer (1988). Su interpretación de la algo estrambótica secretaria de Melanie Griffith le valió la nominación al Oscar. Y es que como ella misma ha dicho en alguna ocasión, parece perfecta para interpretar a la amiga “de”, y especialmente a la amiga un tanto estrambótica y peculiar “de”.

La carrera de Joan seguía viento en popa cuando en 1991 decidió colaborar en la elaboración del guión –tarea que no ha repetido hasta la fecha– de The Cabinet of Dr. Ramirez, una versión musical de El gabinete del doctor Caligari, donde también tenía un papel. Dos años después, se casó con el abogado Richard Burke. El matrimonio tiene dos hijos, Dylan (1997) y Miles (2000). Pero antes de que sus niños llegaran al mundo, ella siguió con su carrera como actriz, que le ofreció uno de los personajes más estrambóticos de su carrera, la peculiar niñera de la siniestra La familia Addams. La tradición continúa (1993). Dos años después llegó uno de los papeles más divertidos de su filmografía, y le vino dado de la mano de un español, Fernando Trueba. Su interpretación de la secretaria de Antonio Banderas en Two Much (1995) es sencillamente divertidísima.

La llegada de su primer hijo sí que provocó un pequeño descanso en la carrera de Joan. Fue después de haber sido nominada otra vez al Oscar por su trabajo como la prometida de un recién salido del armario Kevin Kline en In & Out (Dentro o fuera) (1997). Hasta 1999, Joan no volvió al cine, aunque lo hizo mostrando que no sólo de sonrisas vive el hombre. Fue en la inquietante Arlington Road, donde interpretó a la escalofriante mujer del malvado Tim Robbins. Todo una prueba de que los encasillamientos son para muchos, pero no para ella. Gracias a Robbins, volvió a mostrar su cara más dramática en Abajo el telón (1999), sobre el Broadway de los años 30. Y es que estos dramas corales con actores de renombre como su hermano John, Bill Murray, Vanessa Redgrave y Susan Sarandon, se le dan bien a la actriz, como volvió a demostrar en Amigos con dinero (2006) donde coincidió con Jennifer Aniston, Catherine Keener y Frances McDormand. Cualquiera otra se habría diluido entre tanto nombre reconocido, algo que no le ha sucedido a Joan.

Sin embargo, y a pesar de haber demostrado que vale mucho para el drama, sus cualidades para la comedia son especiales, como demostró la serie televisiva What About Joan. Hasta la fecha es su único trabajo como protagonista y, desgraciadamente, no perduró en el tiempo. Durante 9 episodios, Joan interpretó a una profesora de instituto bastante insoportable debido a sus inseguridades. En cualquier caso, la extensa y variada carrera de Joan continúa a buen ritmo. No le faltan ni dramas ni comedias. Algo lógico, por otra parte, pues hay que saber apreciar que muy pocos venden por el precio de una las dos caras de la moneda.

Filmografía
Homecoming (2ª temporada)

2020 | Homecoming | Serie TV

Segunda temporada de la serie que adapta un podcast de Gimlet Media, y que propone una trama intrigante acerca de un misterioso centro de veteranos de guerra, que supuestamente atiende su salud, aunque en realidad hace con ellos experimentos de dudosa moralidad. La sensación es que se estira el chicle, por así decir, forzando la narración. Se nota para mal la ausencia de Sam Esmail, creador de Mr. Robot, y de la carismática Julia Roberts. No, no es lo mismo Janelle Monáe y Hong Chau. La narración arranca con una mujer, Jackie, que despierta en un bote a la deriva, y parece bastante desmemoriada. Una medicina de Geist y una foto donde aparece con ropa militar le llevan a la sede de esta corporación, donde hacen experimentos con fármacos. Allí contactará con Audrey, a la que le unen inesperados lazos. La nueva directora Kyle Patrick Alvarez no demuestra mucho carisma, y la sorpresa “arco iris” es un golpe de efecto tontorrón. De modo que los elementos conspiratorios se diluyen enseguida, con una Joan Cusack que parece una caricatura de sí misma como oficial del Pentágono, y un Chris Cooper perdido por el desierto. De los personajes originales se mantiene el de Walter Cruz, al que daba vida Stephan James.

Noches blancas: Tres historias de amor inolvidables

2019 | Let It Snow

Las películas navideñas pueden ser entrañables, pero también resulta innegable que la línea que las separa del empalagamiento insoportable es muy, muy delgada. Si a ello se suman intentos aleccionadores sobre la diversidad cultural y sexual, que la cosa acabe funcionando es tremendamente complicado. Para botón de muestra este film, de jovencitos con distintas cuitas, reunidos y con sus vidas alteradas en vísperas de Navidad por una tremenda nevada. La estrella de la canción negra que anhela una vida normal, el gordito oriental que sueña con ser DJ, el tímido que no se atreve a declarar su amar a la chica a la que conoce desde la más tierna infancia, la chica preocupada por su mamá, la camarera que se azora al encontrarse con una chica que le hizo tilín tiempo atrás. Con los elementos citados, una fiesta en una gofrería, y una vieja chiflada envuelta en papel de plata, un tal Luke Snellin, con experiencia televisiva en series desconocidas, adapta lo que se nos asegura que es un best-seller juvenil de éxito, aunque jamás hayamos oído hablar de él, entregando una película de buen rollito, de ésas que son de usar y tirar.

3/10
Una serie de catastróficas desdichas

2017 | A Series of Unfortunate Events | Serie TV

Los tres hermanos Baudelaire, Violet, Klaus y Sunny, aún una bebé, reciben una dramática noticia: mientras ellos andaban de paseo sus padres han muerto en un extraño incendio provocado en la mansión familiar. Acaban bajo la custodia de su despótico tío, el conde Olaf, líder de una compañía de actores que sólo les aloja con la esperanza de quedarse con su herencia, y que les obligará a limpiar y cocinar, tratándoles de forma horrible. Nueva adaptación en forma de serie de la saga de siete libros creados por Lemony Snicket, pseudónimo de Daniel Handler, que ya dieron lugar al film protagonizado por Jim Carrey, dirigido en 2004 por Brad Silberling. Al tratarse de un realizador demasiado convencional, sus imágenes dejaban ganas de más, daba la impresión de que otro más imaginativo le habría sacado más tajada al material. Lo consigue Barry Sonnenfeld, al frente de esta producción de Netflix, que aprovecha muy bien que el texto mezcla elementos estrambóticos y humor irónico, muy en la línea de La familia Addams, que llevó al cine en dos entregas, de 1991 y 1993. Relato iniciático sobre los numerosos peligros que aguardan en el mundo al final de la infancia, todo está contado con enorme sutileza, y un fino distanciamiento a la hora de tratar temas difíciles, como la muerte. Los guiones reproducen en toda su extensión las novelas, que en largometraje habían tenido lógicamente que ser resumidas. El estilo visual recuerda mucho al universo de Tim Burton, con una fotografía que contrasta colores fuertes con fondos monocromos. Acompaña a las imágenes una banda sonora de James Newton Howard que les va al pelo. Está al frente del reparto un exageradísimo Neil Patrick Harris, que despliega todas sus dotes de showman para componer a Olaf. No desentonan los niños, Malina Weissman y Louis Hynes (Violet y Klaus), ni ilustres secundarios como Joan Cusack, una juez, o Alfre Woodard, la tía Josephine. Además, en todos los capítulos se agradece la aportación de Patrick Warburton, encarnando al autor, Snicket, y de Will Arnett y Cobie Smulders como progenitores de los Baudelaire.

6/10
Descontroladas

2017 | Snatched

Después de que su novio la haya dejado tirada en la víspera de unas exóticas vacaciones, la impulsiva soñadora Emily Middleton (Amy Schumer), convence a su archiprecavida madre, Linda (Goldie Hawn), para que viaje con ella al paraíso. Emily y Linda, que son polos opuestos, se dan cuenta de que resolver sus diferencias como madre e hija, de forma impredecible y desternillante, es la única forma de escapar de la desenfrenada y estrafalaria aventura en la selva en la que se han visto metidas.

Tienda de unicornios

2017 | Unicorn Store

Bizarra película con la que la actriz Brie Larson, que es también protagonista, debuta en la dirección. Tremendamente popular gracias a Capitana Marvel, ha embarcado en la aventura nada menos que a Nick Furia, o sea, a Samuel L. Jackson. El film cuenta con un guión original de la desconocida Samantha McIntyre. Desde que era niña, Kit ha soñado con ser artista. Pero en la escuela de Bellas Artes, tras realizar una obra en vivo y en directo ante un trío de exigentes profesores, ha recibido la más baja calificación. Desilusionada, vuelve a casa con sus padres, y deprimida pasa el día en un sofá, mientras sus padres le atosigan tratando de animarla. Para huir de ellos, acepta un trabajo temporal en el mundo publicitario, donde se diría que un extraño jefe la estimula. Al mismo tiempo, un día recibe una misteriosa tarjeta invitándola a conocer la Tienda, donde su excéntrico propietario le asegura que estar en su mano encargarle un... ¡unicornio! La producción está muy cuidada, y resulta indudable que Brie Larson le ha puesto mucho cariño. Pero su planteamiento de reivindicar los sueños e inocencia de la infancia, que nunca deberían perderse, no llega a buen puerto. En los primeros compases lo aceptas, piensas que puedes estar ante una atrevida propuesta al estilo de la valiosa e infravalorada Toys, pero pronto se impone el desequilibrio y la falta de rumbo, y los pasajes que se suponen que deberían ser delirantemente surrealistas, como el de la presentación de una campaña de aspiradoras, dan, sencillamente, vergüenza ajena.

4/10
Popstar

2016 | Popstar: Never Stop Never Stopping

Conner es el líder de un famoso grupo de rap, Style Boyz, formado por él y por sus colegas Owen y Lawrence, con quienes empezó en su época colegial. Pero al fin el grupo se rompe y Conner decide ir en solitario. Su carrera va embalada, el dinero le sobra, aunque es el tío más tonto y ególatra del universo. Pero cuando su último disco fracasa, poco a poco, su música deja de estar de moda y se sentirá más y más desplazado, hasta que decide reecontrase con sus compañeros. Supina y aburrida estupidez producida por la factoría Appatow que imagina un grupo musical de moda y las tonterías propias de niñatos que han encontrado la fama. Resulta agotadora la verborrea del protagonista, su ristra de boberías y la acumulación de sus numeritos musicales en el escenario, una metralleta de palabras soeces y guarrerías. Rodado como un reportaje, se introducen numerosas escenas de entrevistas con personalidades reales del mundo de la música, que hablan del protagonista como si éste fuera real, de modo que en muchos momentos Popstar tiene un cierto aire de alocado documental, aunque según las fases del film ese "mood" se olvida por completo. La película pretende hacer reír, no cabe duda, pero las tonterías del guión tienen escasa gracia. Por lo demás, está claro que de fondo hay una clarísima crítica al mundo de los fans de los cantantes, del circo mediático en torno a la fama de quien ha conseguido vender más discos o tener más seguidores en twitter, y no por eso ha dejado de ser un completo idiota. El grueso de la interpretación recae en el grupo de cómicos llamado The Lonely Island, formado por Andy Samberg, Akiva Schaffer y Jorma Taccone (los dos últimos ejercen también de directores), de los que se puede decir que se esfuerzan por hacer reír. Pero sorprende muchísimo la presencia en esta memez de cameos de otros importantes actores (Joan Cusack, Imogen Poots, Emma Stone, Maya Rudolph, Bill Hader, Justin Timberlake, etc.) y las apariciones que hacen innumerables estrellas de la música, como Ringo Star, 50 Cent, Mariah Carey, Adam Levine, Usher, Pink, Big Boy, Seal, RZA, Katy Perry, Michael Bolton, Snoop Dogg, etc.

2/10
The End of the Tour

2015 | The End of the Tour

Cinta basada en hechos reales, describe los cinco días compartidos por el periodista de Rolling Stone, con aspiraciones de triunfar como escritor, David Lipsky, y el novelista que es la sensación del momento gracias a su último libro, "La broma infinita", David Foster Wallace. La historia arranca con la noticia inesperada del suicidio de Wallace en 2008, que le hace rememorar a Lipsky esas jornadas inolvidables de 1996, desde su llegada a su remota casa en Illinois, en un paraje nevado donde sólo le acompañan dos perros, pasando por el viaje a Minneapolis, donde debe terminar el tour de promoción de la novela, hasta el regreso y despedida. El director indie James Ponsoldt –en alza tras recibir el encargo de adaptar el best-seller "El cículo" de Dave Eggers– ha dirigido títulos bastante apañados y nada complacientes, que le sirven para reflexionar sobre la condición humana, como Asignatura pendiente, Tocando fondo y The Spectacular Now. Aquí maneja un guión del desconocido Donald Margulies, que adapta los recuerdos de Lipsky sobre su memorable experiencia con Wallace. Aunque la cinta es algo reiterativa, una especie de continuo toma y daca entre los dos Davides –bien interpretados por Jesse Eisenberg y Jason Segel, los demás personajes son claramente secundarios–, incide con tino en la idea de vacío existencial, el hastío y la inseguridad que tanto sobrevuelan en una sociedad contemporánea que no sabe adónde agarrarse, y más aún en los círculos intelectuales. Lo que no impide intentos de interpretar la realidad, y juzgar a los otros. Resulta interesante y muy sugestiva una idea: que nunca acabamos de conocer al otro –piénsese en el póster con una sorprendente oración de san Ignacio de Loyola que tiene Wallace en su casa–, que deberíamos estar abiertos a sus distintas facetas y no pretender agotar su personalidad dentro de las propias y casi siempre estrechas entendederas. En cualquier caso, se reconocen defectos muy humanos en uno y otro, propios de quien tiene el ego grande: susceptibilidad, juzgar sin tener todos los datos, deseo de reconocimiento, miedo a quedar mal, celos... También la curiosidad morbosa, en lo relativo a la supuesta adicción de Wallace a la heroína, que mediáticamente puede atraer más que otras que son más reales, al alcohol o a la telebasura.

6/10
Éramos pocos y llegaron los aliens

2015 | Freaks of Nature

En un mundo donde los seres humanos, vampiros y zombies coexisten, una invasión alienígena altera el status quo y les obliga a luchar juntos contra ellos. En el medio de esta situación, se encuentran tres adolescentes imperturbables ante todo, ya que se sienten en el instituto como en el fin del mundo todos los días. Deberán superar  sus problemas personales y rivalidades y unirse con el fin de salvar a su pueblo de la extinción.

Welcome to Me

2014 | Welcome to Me

Shameless (2 ª temporada)

2012 | Shameless | Serie TV

La segunda temporada de la serie más audaz y valiente de la televisión. Zambulle la cabeza en el calor sofocante del verano de Chicago, agarrando la vida de los Gallagher por el cuello para nunca dejarla ir. Las estafas del borracho Frank nunca funcionan. La trabajadora Fiona cambia de pareja constantemente hasta que Steve vuelve con una nueva esposa sexy. Lip se retira para cuidar de su bebé y de Karen, mientras Ian apoya a West Point. Grammy Gallagher visita después de una temporada en la cárcel. La bipolar Monica vuelve a avivar las llamas de Frank. Los Gallaghers pueden carecer de dinero y de papel higiénico, pero nunca hay escasez de corazón o de momentos de vergüenza en este aclamado drama protagonizado por William H. Macy, Emmy Rossum y un reparto brillante.

Las ventajas de ser un marginado

2012 | The Perks of Being a Wallflower

Charlie acude por primera vez al instituto. Es un chico inseguro, reconcentrado, tímido. Su mejor amigo se ha suicidado poco tiempo atrás y él ha pasado una temporada en una clínica psiquiátrica. Aún tiene vacíos de conciencia y va vertiendo su interior en una carta imaginaria a su amigo fallecido... Sus miedos irán desapareciendo poco a poco cuando conozca a varios compañeros del instituto, sobre todo a la guapa Sam y a su simpático hermanastro Patrick. Ella arrastra un pasado de abusos, mientras que él es gay y mantiene una difícil relación con un chico. Con Sam, Patrick y otros colegas más bien frikis, Charlie vivirá diversas experiencias (drogas, espectáculos underground, alcohol, etc.) y se sentirá vivo por primera vez. Además conocerá el valor del cariño y la amistad. El escritor y cineasta Stephen Chbosky (guionista de Rent y la serie Jericho) lleva a la pantalla su propia novela, de gran éxito en Estados Unidos. Las ventajas de ser un marginado, un drama que encierra turbios acontecimientos que pueden marcar una vida para siempre, tiene sin duda varios puntos de interés. Quizá un acierto considerable es haber dado el enfoque adecuado. Salvando en todo momento la explicitud desagradable Chbosky se las arregla para dar a conocer eficazmente el mundo de una serie de jóvenes poco convencionales, cuyos traumas acaban uniéndolos como un imán. Lo hace remarcando la hipersensibilidad del protagonista (y, por extensión, también de sus amigos), quien guarda un secreto pasado que le ha convertido en un ser inadaptado, inseguro, confuso. Desde luego llega al espectador el modo en que el protagonista reflexiona acerca de su presente, de su aquí y su ahora, haciendo hincapié en que no se trata de una adolescente sublimación de los sentimientos, de algo superficial que se mirará con desdén en la vida adulta, sino de una situación real, dolorosa, exaltada, triste o feliz, pero siempre vivida consciente e intensamente (ese “somos infinitos” que se repite como un leitmotiv). El modo respetuoso de acercarse a los más serios problemas que pueden acuciar a tantos jóvenes desorientados es el motivo por el que esta película sea quizá un poquito más redonda que tantas otras que miran las problemáticas del mundo adolescente con cierta displicencia. Es innegable asimismo que Las ventajas de ser un marginado es una denuncia del terrible daño que ciertas acciones adultas pueden ocasionar en la niñez. Todo tiene consecuencias. A la vez hay mucha sutilidad a la hora de mostrar cómo se puede ayudar a salir a un joven de una difícil situación. Ejemplo preclaro es la presencia de ese profesor de literatura, buen profesor, que en tan sólo un par de escenas sabe calar el potencial de un alumno y a la vez darse cuenta de su dificultad para encontrarse a sí mismo. También funcionan las breves palabras del hermano mayor, que resulta sincero y sobrio. En este sentido, es algo extraño que los padres queden demasiado de lado, aunque siempre estén ahí, pendientes pero sin atosigar, al igual que la hermana. Y, por supuesto, la amistad es un camino seguro. Que las tribulaciones del protagonista hagan mella en el público se debe en gran parte al meritorio trabajo de Logan Lerman, que borda su desorientación existencial con un personaje que despierta ternura y cercanía, y que confirma que su buen papel en El tren de las 3:10 no fue una casualidad. También destaca, y mucho, la fenomenal Emma Watson, cuyo provenir se antoja exitoso, alejada definitivamente del rol mágico de Hermione Granger.

6/10
Shameless (serie)

2011 | Shameless | Serie TV

Conoce a Frank Gallagher, un patriarca de clase trabajadora que ama a sus seis hijos tanto como a la bebida, los cigarrillos... Así que deja a su hija mayor Fiona hacerse cargo de la familia y asegurarse de que todos (excepto Frank) trabajan para traer el pan a casa.

Marte necesita madres

2011 | Mars Needs Moms

"Saca la basura, cómete el brócoli" ¿Quién necesita aguantar a una madre? Pero cuando unos marcianos secuestran a su madre, Milo (Seth Green), un niño de nueve años, se da cuenta de cuánto la necesita. Quieren arrebatarle su 'maternalidad', es decir su esencia de madre, para dársela a los cachorros de su especie. El film cuenta la búsqueda de Milo para salvar a su madre, lo que le llevará a ser polizón en una nave espacial, a viajar a un complejísimo planeta con múltiples niveles, y a enfrentarse a una nación alienígena y a su líder. Con la ayuda de un experto en tecnología, un terrícola clandestino llamado Gribble (Dan Fogler) y una niña marciana rebelde llamada Ki (Elisabeth Harnois), Milo podrá recuperar a su madre... y en más de un sentido.

La decisión de Anne

2009 | My Sister's Keeper

Lacrimógeno film dirigido con eficacia por Nick Cassavetes (Alpha Dog), a partir de su guión escrito en colaboración con Jeremy Leven, basado a su vez en la novela de Jodi Picoult. La historia presenta a la familia Fitzgerald, que vive en una idílico chalet cerca de la costa de California. Sin embargo, la vida de los componentes de la familia dista mucho de ser idílica puesto que la pequeña Kate enfermó de leucemia a los pocos años. Como es lógico los padres quedaron entonces desolados, al igual que su hermanito. Las esperanzas de vida de la niña no eran muchas y el matrimonio decidió entonces tener otra hija, Anne, concebida in vitro. Todo se preparó artificialmente para que el cuerpo de Anne fuera perfectamente compatible con el de Kate, de modo que su organismo pudiera suministrarle todo lo necesario a la enferma. Han pasado onces años de aquello, años de operaciones, de estancias en el hospital, de diversas enfermedades... y la salud de Kate sigue siendo precaria. Un buen día la pequeña Anne se presentará a un abogado y le pedirá que le ayude para demandar a sus padres por los derechos de su cuerpo. La desisión de Anne plantea una preguntas muy serias: ¿Cuál es el límite de la paternidad? ¿Hasta qué punto los padres pueden disponer de la vida de los hijos? ¿Cuándo el amor puede convertirse en egoísmo? Cassavetes responde a estas preguntas con claridad y hay en el fondo una sólida crítica al utilitarismo del ser humano y a la máxima de que “el fin justifica los medios”, aunque se trate incluso de casos muy especiales. También se advierte del peligro que supone para la convivencia no aceptar el dolor y rebelarse contra la realidad. El director acierta al no desarrollar los hechos cronológicamente, pues correría el riesgo de aburrir y contristar demasiado; en su lugar, introduce las reflexiones de cada miembro de la familia acerca de la situación de Kate y de cómo su enfermedad ha influido terriblemente en sus vidas. Esto da un poco de aire a la opresiva historia, a la vez que permite introducir oportunos 'flash backs'. De todas maneras es innegable que se trata de una película de estilo “americano”, es decir muy triste y forzadamente emotiva, de modo que el director no evita introducir las consabidas escenas hiper dramáticas, algunos momentos sentimentales un poquito rebuscados (como el de la playa) o ciertos diálogos tan literarios que resultan difícilmente extrapolables a una niña. En cuanto al reparto, la jovencita Abigail Breslin (Pequeña Miss Sunshine) prosigue con mucho talento su meteórica carrera de actriz infantil y Alec Baldwin borda su pequeño papel de abogado. Pero es Cameron Díaz quien más sorprende en su poco agraciado rol de madre. Su trabajo es de una sobria madurez interpretativa, equilibrado y convincente.

6/10
Confesiones de una compradora compulsiva

2009 | Confessions of a Shopaholic

Érase una mujer a una tárjeta de crédito pegada, érase una compradora compulsiva... Esto podríamos decir, parafraseando a Quevedo, de Rebecca Bloomwood, una joven periodista, despierta y agradable, pero que no puede resistir la tentación de comprar todo tipo de trapitos y calzado 'ad hoc'. Hasta tal punto que sus múltiples tarjetas empiezan a estar agotadas, y un especialista en impagados la acecha con tesón. En tal tesitura, mientras intenta ver cumplido su sueño de ser fichada por una revista de moda, se produce la ironía de que donde acaba yendo a parar es a una revista de finanzas, donde sus columnas firmadas por “La dama del pañuelo verde” se convierten en un inesperado éxito; en efecto, con un lenguaje popular, Rebecca da consejos sobre cómo gastar responsablemente, algo que ella no huele ni de lejos. Tampoco su jefe, el apuesto Luke, se baja del guindo, y cree que Rebecca es toda una experta en economía doméstica. Simpática comedia que se basa en las populares novelas de Sophie Kinsella, que en su retrato de los apuros de una mujer de nuestros días conecta con otros éxitos recientes filmados a partir de libros, como El diablo viste de Prada y El diario de Bridget Jones El australiano P.J. Hogan, que despertó muchas esperanzas con sus comedias iniciales La boda de Muriel y La boda de mi mejor amigo, pero cuya carrera luego se ha ido desinflando, retoma el tono del segundo film citado, con un ritmo ágil, repleto de gags ocurrentes, y traslada a Nueva York la acción londinense del original. La película se ve con una sonrisa todo el tiempo, pues se juegan con inteligencia las cartas de la historia amorosa, la relación de las dos amigas, el suspense del cobrador, la adicción a las compras y las reuniones de personas que quieren dejar tal vicio... Isla Fisher y Hugh Dancy son dos actores jóvenes en alza, que aguantan bien la película, y cuentan con el respaldo de secundarios solventes, algunos –Krysten Ritter, Kristin Scott Thomas, Robert Stanton- mejor aprovechados que otros -John Goodman, Joan Cusack, John Lithgow–. Si se quiere, el film intenta ser una crítica al consumismo exacerbado, pero tampoco debería ser tomado demasiado en serio en tal aspecto, pues pesa mucho más su condición de divertimento, y lo cierto es que al verlo dan unas ganas locas de irse a comprar algo. En la puesta en escena hay alguna idea ingeniosa, como la de la animación de los maniquíes que invitan a comprar las prendas que lucen.

6/10
Negocios de guerra

2008 | War, Inc.

Curiosa y delirante sátira política, ambientada en un futuro no lejano y en época de guerra. La historia tiene lugar en un país imaginario de Oriente Medio llamado Turaguistán, donde tienen lugar grandes protestas y motines debido a que una corporación privada, propiedad del ex vicepresidente de los Estados Unidos, se ha hecho con el dominio del país. Un asesino tendrá como misión 'eliminar' al jefe de la corporación, pero el amor por una periodista quizá se interponga en su camino. Todo ello alrededor de la boda de una cantante a lo Britney Spears con un árabe, la unión de Occidente y Oriente, ya se sabe. Como puede verse, no es difícil encontrar similitudes con la vida real, y en especial con la política internacional estadounidense. El film sigue así una estela muy políticamente correcta, de varapalo a los Bush y compañía, denunciando a los que se lucran con la guerra sin ningún tipo de escrúpulo; pero da la sensación de que la crítica funcionaría mejor si hubiera más matices, y no fuera todo tan alambicado, véase el personaje de Ben Kingsley, o la 'sorpresa' final de cierta paternidad. Aunque algún gag es gracioso, pesa la exageración cercana al esperpento, como en el coro de bailarinas con prótesis de piernas. Resultan acertados los dardos a cierto periodismo que se conforma con seguir una 'guerra virtual', aunque también aquí la exageración no está bien entregada, no logra la suspensión de la incredulidad en el espectador. La película cuenta con un gran puñado de actores, empezando por el enorme John Cusack (Serendipity), quien ha producido la película y además ha participado en el guión.

4/10
Kit Kittredge: Sueños de periodista

2008 | Kit Kittredge: An American Girl

Durante la época de la Gran Depresión el padre de la pequeña Kit Kittredge (Abigail Breslin) pierde su empleo y debe viajar a Chicago para encontrar nuevas oportunidades. Mientras tanto, Kit y su madre deciden dirigir su casa de Cincinati como si fuera una pensión. Todo marcha sobre ruedas hasta que un trágico día sufren un robo. Ahora dependerá de la ingeniosa Kit recuperar el dinero de la familia. Drama familiar basado en una serie de libros de la escritora Valerie Tripp, ambientado en una de las épocas más oscuras de la historia de Estados Unidos. Aunque maneja un material que podría derivar hacia el pesimismo y las dificultades para salir adelante, Paricia Rozema prefiere adoptar un tono amable, lleno de ternura y humor, pese a narrar situaciones duras. El reparto es impresionante, con un buen puñado de rostros conocidos que hacen más agradable en resultado.  

5/10
El niño de Marte

2007 | Martian Child

David, un exitoso escritor de novelas de ciencia ficción, perdió a su mujer hace dos años. Con ella había hecho planes para tener hijos, y ahora David se plantea la posibilidad de adoptar al pequeño Dennis, un chavalín muy peculiar que ha sido abandonado anteriormente. No es que sea más o menos excéntrico, sino que decididamente es más raro que un perro verde, pues sostiene que ha venido de Marte para estudiar a los humanos. Tras recibir los pertinentes consejos –su hermana se opone a que le adopte, mientras que su buena amiga Harlee le apoya–, David decide lanzarse a la aventura. Pero la cosa a va a ser difícil. Emotivo y bienintencionado film dirigido por el desconocido Menno Meyjes, cuyos mayores logros –y qué logros– fueron sus colaboraciones con Steven Spielberg en los guiones de Indiana Jones y la última cruzada y El color púrpura. La historia que ahora presenta sigue los patrones tradicionales de este tipo de comedias dramáticas de superación de traumas familiares, con sus momentos de crisis y apuntes sentimentales, que a la postre desembocan en el vencimiento de las dificultades, un poco al estilo más acaramelado de Hollywood. De todas maneras, aunque la historia no avanza demasiado y algunos personajes están desaprovechados, como el del divertido Oliver Platt o el de la guapa Amanda Peet, cuyas apariciones son perfectamente prescindibles, el estimable guión ofrece una idea original y también una mirada optimista acerca de la paternidad y de la unidad familiar, al tiempo que aboga por no rendirse “nunca, nunca, nunca” ante las dificultades. Por lo demás, el apesadumbrado, cómico y desconcertado protagonista es perfecto para ser encarnado por John Cusack, uno de los mejores y más convincentes actores “normales” del cine actual, que ya había trabajo con Meyjes en el drama Max, rodado en el 2002.

5/10
Amigos con dinero

2006 | Friends with Money

Frankie, Jane y Christine, tres mujeres casadas de buena posición, se sienten preocupadas por Olivia, amiga suya desde la infancia, que atraviesa graves dificultades económicas, trabaja como asistenta, y no encuentra pareja. La directora y guionista Nicole Holofcener, forjada en teleseries como A dos metros bajo tierra y Sexo en Nueva York, describe muy bien a los personajes, sobre todo a las protagonistas, todas ellas mujeres insatisfechas un tanto extremas e irreales. Si resultan convincentes es porque las interpretan actrices de primera. Destaca Frances McDormand, como una diseñadora fácilmente irritable. Aunque el conjunto sabe a poco, y los personajes apenas evolucionan, resulta interesante su análisis de las modernas relaciones sociales, y da que pensar sobre las apariencias y el egoísmo.

5/10
Soñando, soñando, triunfé patinando

2005 | Ice Princess

Casey Carlyle ha soñado desde pequeña con ser campeona de patinaje artístico. Pero su madre, preocupada por su futuro, prefiere que vaya a Harvard y se centre en sus estudios. Un día, realizando un trabajo sobre patinadores profesionales, tiene la oportunidad de conocer a Gen Harwood, una joven con posibilidades de convertirse en campeona. La entrenadora de Gen es su propia madre, Tina, que tras ver patinar a Casey se queda deslumbrada y se ofrece a prepararla para el campeonato. Pero esto obligará a Casey a enfrentarse a su madre. Aunque el risible título en castellano (sólo superado por Un canguro superduro) y la sinopsis hacen presagiar una película blanda y tirando a edulcorada, lo cierto es que tiene una calidad muy superior a la media de producciones similares. El guión es la típica historia de superación personal en el deporte, pero tratado con inteligencia, lo que la convierte en un notable entretenimiento familiar.

4/10
Mamá a la fuerza

2004 | Raising Helen

Helen es una joven muy chic que trabaja como alta ejecutiva en una agencia de modelos de Manhattan. Pero su vida de desfiles y de noches de blanco satén cambia radicalmente cuando se tiene que hacer cargo de los tres hijos de su hermana. Tras la experiencia, tendrá que elegir su propio camino. Comedia amable de buenas intenciones, dirigida por el especialista Garry Marshall (Pretty Woman) y que cuenta con la simpática pareja formada por Kate Hudson (Casi famosos) y John Corbett (Mi gran boda griega).

4/10
Looney Tunes. De nuevo en acción

2003 | Looney Tunes. Back In Action

Tras el fracaso de su última película y sus continuas peleas con Buggs Bunny, el Pato Lucas es puesto de patitas en la calle. Como no tiene dónde ir, Lucas se refugia en casa de Drake, guardia de seguridad de la Warner, que resulta ser además un aspirante a especialista, e hijo de una estrella de cine. Su padre comunica a Drake a través de un misterioso mensaje que en realidad es un agente secreto, y que ha sido secuestrado por el presidente de ACME, para que le revele el paradero de un valioso diamante. Con la desastrosa ayuda de Lucas, Drake se pone en marcha para encontrar la codiciada joya. En Space Jam, los famosos personajes animados de Warner, con el Pato Lucas y Buggs Bunny a la cabeza, debutaban en la gran pantalla mezclándose con actores de carne y hueso, al estilo¿Quién engañó a Roger Rabbit?. Ahora repite la fórmula Joe Dante, director de las dos entregas de Gremlins. El cineasta temía que se notara demasiado que los personajes estaban pegados en las imágenes reales. Para conseguir más realismo, utilizó en los ensayos muñecos de los personajes animados, fabricados por Jim Henson Creature Shop, la empresa creadora de Los Teleñecos. Así, los actores sabían dónde dirigir la vista para mirar a los ojos a sus compañeros de dibujos, y se podía ajustar la iluminación contando con ellos. El guión es una excusa delirante para los sketchs típicos de los personajes. Algunos son memorables, como la secuencia del museo del Louvre, cuando los personajes se introducen en cuadros de Munch o Dalí y sus trazos adquieren el estilo de estos geniales pintores. La secuencia inicial está filmada en los míticos estudios de Warner en Burbank, y rememora la época dorada de Hollywood, cuando se podían ver continuamente paseando por el lugar a actores y extras caracterizados de diferentes épocas.

4/10
Escuela de rock

2003 | The School of Rock

Dewey Finn es un auténtico pirado del rock, que sueña con triunfar con la música. Su pasión es total, pero los tipos con los que forma una banda, le echan de malas maneras. ¡Horror y desolación! Y encima, sin un dólar en el bolsillo… Dewey debe empezar a plantearse seriamente un modo de ganarse la vida. Y le llega una oportunidad de oro cuando toma un recado telefónico para su compañero de piso: reclaman en una escuela muy exclusiva a un profesor para una sustitución, así que nuestro roquero se dispone a hacerse pasar por su amigo para ganar un dinerillo. Una vez en el cole, los chiquillos a los que da clase empiezan a mosquearse con su extravagante maestro. Pero cuando éste se los camela para formar un grupo de rock y participar en una competición, el éxito viene solo. Eso sí, deben esforzarse profesor y alumnos para que la estricta directora del colegio no se entere del plan que están tramando. Con un argumento como el que se describe en las anteriores líneas uno podía temerse lo peor, una especie de Poli de guardería, en versión coleguilla Jack Black. Pero no, la peli tiene gracia, la unión de dos elementos, agua y aceite, como la escuela impoluta y el desastrado protagonista, funciona. Gracias a una buena composición de Black, la química del profe con los alumnos resulta creíble. Los niños, también, están bien escogidos, no son repipis para nada. Y Joan Cusack, una de las grandes comediantes femeninas de la actualidad, es perfecta como severa directiva de la escuela: la transición que la humaniza está muy bien llevada. Gran parte del mérito de este divertido film, con gags antológicos, y a la vez muy emotivo, se debe al hombre que está tras la cámara, un inesperado Richard Linklater, que hasta ahora nos tenía acostumbrados a discursos más o menos filosóficos sobre el desconcierto juvenil (Antes de amanecer, SubUrbia, Waking Life), aunque también había hecho una curiosa incursión en el western (Los Newton Boys). Pero quizá no esté tan lejos de sus temas habituales, pues el film que nos ocupa no deja de retratar a un joven bala perdida, que acaba centrándose un poco gracias a un atajo de mocosos.

7/10
Los Teleñecos en Navidad

2002 | It's a Very Merry Muppet Christmas Movie

Dios encarga a un ángel que ayude a la rana Gustavo, deprimio por el cierre del teatro de los Teleñecos. Cuenta con las apariciones de estrellas como David Arquette, Joan Cusack y Whoopi Goldberg y las actuaciones especiales de Matthew Lillard, William H. Macy, entre otras...Una hilarante versión de Qué bello es vivir de Capra.

5/10
La fuerza del amor

2000 | Where The Heart Is

Lágrimas. Éste es el programa que ofrece el dramático film que se comenta, y que cuenta con reparto mayoritariamente femenino. Novalee es una jovencita adolescente, embarazada. Su novio le da plantón, y ella sobrevive, hasta dar a luz, escondiéndose ¡en un supermercado! La noticia despierta el interés de los medios de comunicación y ella consigue algunos donativos para criar a su bebé. La ayuda de buena gente diversa –una es Lexie, madre de cinco hijos, pero que no logra estar con un hombre establemente– resulta un estímulo para su precoz maternidad. Al lacrimógeno argumento contribuyen las andanzas del ex novio de Novalee, que alcanza el éxito musical con una canción, pero luego la vida da muchas vueltas y... La peli puede estar un tanto pasada de rosca (demasiadas desgracias, tornado incluido, para 2 horas de metraje), pero tiene como aliciente un reparto femenino de ensueño. Natalie Portman lleva gran parte del peso de la historia, pero le apoyan bien las carismáticas Ashley Judd, Stockard Channing y Joan Cusack.

4/10
Alta fidelidad

2000 | High Fidelity

Rob Gordon es un pirado de la música. Regenta una tienda de discos en Chicago, con la particularidad de que sólo los tiene de vinilo. Él y sus dos empleados son capaces de reconocer cualquier canción en milésimas de segundo, y juegan con frecuencia a elaborar “la lista de las cinco mejores canciones de... lo que sea”. La película habla del amor, y para ello se estructura en torno a “Cinco canciones para decir a la persona que te ha abandonado que te ha roto el corazón, pero que sobrevivirás.” Y con tan original modo narrativo asistimos a las cinco relaciones amorosas determinantes en la vida de Gordon. Original, fresca, y con una música maravillosa (se llegan a escuchar hasta 60 canciones diferentes, aparte de la propia partitura de la película). La historia, adaptación de una novela de Nick Hornby, atrapa, cae bien. Mezcla romanticismo –la búsqueda del amor perfecto, las canciones que recuerdan tiempos mejores– con buenos golpes de humor agridulce. Entre las sorpresas, alguna aparición inesperada, como la de Bruce Springsteen, que se interpreta a sí mismo.

7/10
Arlington Road

1999 | Arlington Road

Inquietud. Hay películas de intriga que basan su eficacia en crear en el espectador una angustia creciente. Se trata de provocar en él una cierta incomodidad, que le haga revolverse en el asiento. Esto se puede lograr con estilo, respetando al espectador; o burdamente, con trucos fáciles. El casi debutante (y por tanto, desconocido) Mark Pellington, se apunta al segundo grupo en Arlington Road; lo que se agradece. El film comienza, ya, de un modo sobrecogedor. En medio de uno de esos encantadores barrios suburbiales, tan típicos en Estados Unidos, un asustado Jeff Bridges recoge entre sus brazos a un chaval ensangrentado. La escena ofrece un elaborado estilo documental. ¿Qué ha ocurrido? ¿Un atentado? ¿El tiroteo provocado por un psicópata? ¡No! El chaval estaba jugando con unos petardos, junto a un grupo de amigos, cuando ocurrió el accidente. Accidente que, a Dios gracias, resulta de poca monta. Pero que sirve para que el viudo al que da vida Bridges entable amistad con los vecinos padres del niño, y para que los hijos se hagan amigos. El arranque del film es toda una declaración de principios. La secuencia parece presentar una tragedia, pero queda en nada. Y a medida que transcurre la historia, los interrogantes que se plantean hacen buena aquella máxima de que “nada es lo que parece”. Los vecinos muestran su lado más encantador, pero poco a poco asoma en ellos otra faceta, oscura, poco clara. El personaje de Bridges aparenta ser un paranoico, que cree ver en ellos a peligrosos terroristas: una serie de coincidencias, de datos descubiertos aquí y allá, hacen que planee la sombra de la duda. Y el director consigue que el espectador crea, alternativamente, a uno y a otros: ahora tiene razón el estupendo Bridges al investigar a sus vecinos, ahora son los vecinos (inconmensurables Tim Robbins y Joan Cusack, ésta mostrando un registro diferente a sus papeles de comedia) los que, con todo el derecho del mundo, reprochan a Bridges que husmee en sus vidas.

7/10
Novia a la fuga

1999 | Runaway Bride

Una joven ha dejado ya plantados a tres novios ante el altar. El curioso hecho ha servido de tema a un prestigioso columnista del diario USA Today para un artículo. Pero algunas falsedades vertidas en el mismo provocan que sea puesto de patitas en la calle. Ahora se dirige al pueblo donde vive la peculiar novia, dispuesto a comprobar que la esencia de lo que escribió es cierto. Una nueva boda puesta en marcha por la insegura jovencita puede ser el test decisivo. El argumento es disparatado, permite un buen arranque. Pese a todo, Garry Marshall prefiere evitar riesgos en las posibilidades argumentales. Así que para hacer una buena comedia ha acudido a recursos de probada eficacia –la presencia de dos actores con tirón, secuencias románticas, muchas canciones evocadoras…– para asegurarse el agrado del gran público. En cualquier caso, el film que firma Garry Marshall es amable y huye de las estridencias. Se apoya sobre todo en la componente amorosa, a la que aportan su indudable química Julia Roberts y Richard Gere. Siendo así, y como debe hacer cualquier film que se precie de romántico, trata de ser una apuesta por ese amor duradero que todos anhelamos, “a pesar de las dificultades, que vendrán seguro”. La película procura jugar además con el contraste entre los dos protagonistas: él es un cínico de vuelta de todo; y ella, una enamoradiza, a la que falta confianza en sí misma. Conviene destacar, además, el excelente plantel de actores secundarios. Hector Elizondo y Rita Wilson (esposa, por cierto, de Tom Hanks, en la vida real) están muy bien, pero vale la pena resaltar el trabajo de esa magnífica actriz de comedia llamada Joan Cusack (Two Much, Nueve meses).

4/10
Abajo el telón

1999 | Cradle Will Rock

Este film dejó claro que debíamos de prestar atención a un tipo larguirucho, de sonrisa algo cínica y mirada fría y perspicaz que responde al nombre de Tim Robbins. Tras Ciudadano Bob Roberts y Pena de muerte, vuelve a ponerse tras la cámara y se descuelga con una película coral fascinante y conmovedora, dura y amable, crítica y mordaz, una apología ideológica sobre la libertad de expresión artística en el Broadway de finales de los años 30. En plena crisis económica los estudios teatrales luchan por salir adelante gracias al Federal Theater Project, un programa destinado a reactivar el trabajo de los actores. Un joven director llamado Orson Welles pone en marcha una obra musical llamada Cradle Will Rock, del compositor Marc Blizstein. Sin embargo, el proyecto será censurado por el gobierno, que ve en sus inquietudes sociales un alarmante alegato filocomunista. Robbins diseña un fresco histórico, muy bien ambientado, por donde se pasean personajes reales como Welles, Nelson Rockefeller o el magnate mediático William R. Hearst, junto a otros “casi” reales. El combinado conforma un completísimo hervidero de caracteres, magistralmente humanizados por una plantilla de intérpretes que, salvo algún caso aislado, hacen gala de talento extraordinario. El guión es simplemente encantador, inteligente y acuchillado. Y el maravilloso desenlace deja en el aire una pregunta no apta para cobardes: ¿cuál es mi precio? Con Abajo el telón Robbins se ha convertido en un creador genuino, lo que se dice un tipo peligroso: nada de “montajes” para la galería, ni moralinas intelectualoides. Arte puro, y por tanto subversivo, provocador, bello.

6/10
Una sonrisa como la tuya

1997 | A Smile Like Yours

La película sigue las andanzas de un matrimonio. Sus deseos de tener un hijo. Sus respectivas ocupaciones laborales. Sus tentaciones de infidelidad. El armazón está en línea con Nueve meses de Chris Columbus, con resultados menos brillantes. El deseo de maternidad se exagera hasta el extremo, para adentrarse en el terreno de la comedia disparatada. La idea es aprovechar la curiosa paradoja de que, cuando la pareja protagonista abandona el uso de anticonceptivos con el deseo de tener un hijo, éste no viene. Con lo que recurren a la fecundación in vitro para forzar lo que la naturaleza no da. Lo mejor del film es el reparto: Greg Kinnear y Joan Cusack han sido candidatos al Oscar en 1998 por sus trabajos en las brillantes comedias Mejor... imposible e In & Out respectivamente.

4/10
In & Out (Dentro o fuera)

1997 | In & Out

Cameron Drake es un joven convertido en estrella de cine que confiesa ante los medios, en plena gala de los Oscar, que todo su agradecimento se lo dedica a su querido profesor de instituto, el señor Howard Brackett, que es gay. La noticia se difunde enseguida por el pequeño pueblo donde vive, lo que supone un conflicto, sobre todo para Howard, un hombre sencillo que está a punto de casarse con Emily, su novia de toda la vida. Divertida comedia con un Kevin Kline (French Kiss) en todo su esplendor, el cual interpreta a un profesor que se las ve y se las desea para demostrar a todos su masculinidad. Aunque el guión de Paul Rudnick no es que sea una maravilla, el film tuvo enorme éxito debido en parte al elenco donde también destacan los secundarios Matt Dillon (Algo pasa con Mary) y Joan Cusack (Nueve meses). En definitiva, la película resulta ágil, entretenida y con momentos histriónicos como cuando Kline baila al ritmo de 'Macho man'.

5/10
Un asesino algo especial

1997 | Grosse Pointe Blank

Martin Blank es un joven asesino a sueldo que tiene un nuevo trabajito entre manos en la ciudad de Detroit. Allí también se celebra su reunión de antiguos alumnos, donde acude Debi, un amor de instituto. Entre negocios, policías que andan tras él, y la chica de sus sueños –enfadada por dejarle plantada la última vez–, Martin deberá sortear como pueda cada situación. Comedia de acción donde el protagonista es un sicario, pero también un tipo bueno en el fondo, que opta por reformar su vida, empezando por pedir perdón a la novia que dejó tiempo atrás. Buen ritmo y situaciones divertidas a cargo de John Cusack, Minnie Driver, Dan Aykroyd y Alan Arkin, entre otros.

4/10
El hombre equivocado

1996 | Mr. Wrong

Martha es la presentadora de un popular talk-show televisivo. Es una mujer de éxito pero está soltera, por lo que todo el mundo le pregunta continuamente sobre la posibilidad de que encuentre al hombre ideal y que se case. Un día conoce al que parece ser el hombre perfecto y se enamora, aunque su príncipe no resulta ser tan azul como pensaba. Ellen DeGeneres protagoniza esta película haciendo en cierto sentido de ella misma, pues además de actriz es la presentadora de un exitoso talk-show que se emite en la televisión norteamericana.

3/10
Nueve meses

1995 | Nine Months

Sam (Hugh Grant) es un reputado psicólogo infantil que goza de éxito en lo profesional y en lo personal. Sin embargo, cuando se entera del embarazo de su novia (Julianne Moore) le entra el miedo a la paternidad y le cuesta afrontar la noticia. Cuando están a punto de volverse locos, conocen a una pareja (Tom Arnold y Joan Cusack) que tiene una familia numerosa y presume de ello. La crisis les lleva incluso a una ruptura, pero entonces Sam comprenderá todo lo que ha perdido e intentará recuperar el amor de su novia, aunque la tarea no resultará fácil. Divertida comedia que satiriza los nueve meses que dura el embarazo de la protagonista. Su principal baza está en el reparto. Hugh Grant (Cuatro bodas y un funeral) es el actor ideal para este tipo de comedias, mientras que Julianne Moore (El mundo perdido) estaba en su mayor momento de popularidad. El elenco de secundarios incluye grandes estrellas como Jeff Goldblum y Robin Williams, en uno de sus papeles más divertidos, como un excéntrico ginecólogo ruso.

6/10
Two Much

1995 | Two Much

Después de ganar el Oscar a la mejor película extranjera en 1994 con Belle epoque, Fernando Trueba estaba en una posición inmejorable para aventurarse a rodar en Estados Unidos. Con el apoyo del productor Andrés Vicente Gómez, ha llevado a cabo su particular sueño americano: una comedia que resista la comparación con los clásicos del género, en particular con su admirado Billy Wilder. Aunque el film, demasiado largo, tenga sus caídas de ritmo, Trueba sale bien parado de su empresa. Art Dodge (Antonio Banderas) dirige una galería de arte sin demasiado éxito. Para vender sus cuadros recurre a la picaresca de acudir a los domicilios de personas recién fallecidas con algún supuesto encargo que deberán asumir sus parientes. En una de esas ocasiones conoce a Betty Kerner (Melanie Griffith), con la que acaba fijando fecha para casarse. Pero de quien realmente se enamora poco después es de su hermana Liz (Daryl Hannah), que le desprecia tomándolo por un patán sin educación. Para atraer a Liz, Art inventa a Bart, un supuesto hermano gemelo, con el que trata de conquistarla. Fernando Trueba y su hermano David se han basado en una novela de Donald Westlake, aunque la adaptan muy libremente, con el fin de obtener una ágil historia de enredo. Y es que los Trueba no han perdido un norte fundamental: la elegancia y el ingenio dentro de lo disparatado, que es lo que distingue las buenas películas del género de las chuscas incursiones que caen en el olvido. Hay en el film numerosas referencias a directores como el citado Wilder, Howard Hawks, Peter Bogdanovich o Blake Edwards a la hora de concebir secuencias, elaborar un humor de buena ley —dentro de una general amoralidad en clave de humor, hay un par de situaciones groseras—, dibujar personajes secundarios, o jugar con el clásico elemento de la confusión de personalidades. La película es divertida. Tiene un arranque excelente en el velatorio, y aunque a veces la acción se ralentice, mantiene un buen ritmo narrativo. Chispas de genialidad surgen cuando Art atiende simultáneamente a ambas hermanas, o cuando en la boda simula hablar con su hermano. Antonio Banderas se constituye en motor principal de la historia; aunque, justo es reconocerlo, tiene un papel maravilloso para lograrlo. Todos los demás intérpretes cumplen muy bien con su cometido, sobre todo Joan Cusack que, en su pequeño papel de secretaria de Art, saca adelante algunos de los momentos más hilarantes de la película.

6/10
Corina, Corina

1993 | Corrina, Corrina

Jessie Nelson escribe, dirige y produce Corina, Corina, una película basada en sus recuerdos de infancia. Narra las vicisitudes de Molly (Tina Majorino), una niña que acaba de perder a su madre, y que desde entonces es incapaz de articular una palabra. Su padre (Ray Liotta), que trabaja en el mundo de la publicidad, no es capaz de consolarla, entre otras cosas porque no cree en Dios ni en una vida después de la muerte. La llegada de Corina (Whoopi Goldberg), una niñera negra, cambiará ese hogar aparentemente destrozado. Nelson narra con corrección, y hasta con cierta habilidad, una historia de amor interracial, que ha de abrirse paso entre los obstáculos que los amigos de uno y otro ponen a una posible unión. En el fondo los dos son muy parecidos: les gusta la misma música, la poesía, comparten la torpeza manual, son viudos... Incluso Corina es licenciada universitaria, sólo que el color de su piel no le ha facilitado demasiado las cosas. Además, el cariño que pone en cuidar a Molly, es más de madre que de simple niñera. La mirada nostálgica a la infancia es evidente en el personaje de Molly. La inocencia de esa época vital es conservada por Corina, que enseña a la niña trucos en que es fundamental creer en la magia. También le enseña a tener fe, algo que el personaje encarnado por Ray Liotta necesita desesperadamente. Aunque el film es, sobre todo, un drama, en los momentos de humor Whoopi Goldberg demuestra sus dotes como actriz cómica.

4/10
La familia Addams. La tradición continúa

1993 | Addams Family Values

Vuelve la familia terrorífica más alocada de la pantalla. En su tétrica mansión ha habido cambios. Fruto del apasionado matrimonio entre Gómez (Raul Julia) y Morticia (Anjelica Huston), ha nacido un bebé: pálido, sonriente, y con el mismo fino bigote que su padre. Los otros dos hijos de Gómez y Morticia, Miércoles y Pugsley, están celosos con el nuevo miembro de la familia, y le harán todo tipo de perrerías. Los Adams se deciden a contratar a una niñera, interpretada por Joan Cusack, para que se encargue de la situación. Entretanto, el hermano de Gómez, Fétido, ha heredado una inmensa fortuna. Es seducido por la nueva niñera, que resulta ser una malvada asesina que persigue su dinero. Toda la familia deberá hacer un esfuerzo para evitar esto. Maravillosa comedia tétrica, en la que destaca su fino humor negro. Unos personajes inigualables con magníficas interpretaciones. Las situaciones son muy divertidas, llenas de agudeza e ingenio.

4/10
Toys

1992 | Toys

Un fabricante de juguetes lega el negocio a su hermano general. El hombre tiene la disparatada idea de aprovechar la fábrica para producir armas muy particulares. Pero su sensible sobrino Leslie (el gran Robin Williams) impedirá esos criminales propósitos. Barry Levinson entrega una película decididamente diferente, con estupenda música y una dirección artística de quitarse el sombrero. A la vez lanza un mensaje sobre los juguetes bélicos y la adicción a los videojuegos, sobre el cual debería tomar nota algún que otro padre.

6/10
Héroe por accidente

1992 | Hero

Bernie La Plante (Dustin Hoffman) es un pillo de mucho cuidado. Es de esos tipos que, como se dice, no dudaría en vender a su madre. Una noche se está lamentando de la mala suerte que le persigue en la vida, cuando de repente un avión de pasajeros se estrella ante sus ojos. Bernie, conmocionado, corre hacia el lugar del accidente con buenas intenciones por una vez en su vida. Arriesgándose al máximo, consigue salvar a los pasajeros. Cuando ve llegar a las ambulancias y a los coches de policía, huye sin ser visto entre la confusión. Aparece en escena una ambiciosa reportera llamada Gale Gayley (Geena Davis) que oye hablar del héroe desconocido y altruista, y se empeña en encontrarlo. Pero otro pillo de mucho cuidado, interpretado por Andy García, se ha percatado de la situación y pretende aprovecharse al máximo. Una divertida comedia que plantea una efectiva trama de enredo. Cuenta con un excelente equipo de protagonistas. El experto Stephen Frears impone un ritmo ágil que entretiene al espectador desde el principio. Frears se dio a conocer en su país natal, Inglaterra, con Mi hermosa lavandería (1985), escrita por el pakistaní Hanif Kureishi, en la que se da a conocer Daniel Day-Lewis. Su siguiente éxito es Las amistades peligrosas (1988). La película tiene un afán moralizante, como las mejores comedias clásicas.

6/10
The Cabinet of Dr. Ramirez

1991 | The Cabinet of Dr. Ramirez

Drama musical inspirado en el clásico del cine mudo de Robert Weine El gabinete del doctor Caligari. Aquí el doctor se llama Ramírez pero también tiene un número muy especial que tiene como protagonista a un sonámbulo que puede arruinar la vida de más de uno. Esta película supone el debut como guionistas de Joah Cusack y Peter Gallagher. Curiosamente, ninguno de los dos ha repetido tarea desde entonces.

4/10
Los hombres no abandonan

1990 | Men Don't Leave

Jessica Lange interpreta a una madre de familia que se queda viuda. Su nueva situación la obliga a coger a sus dos hijos y a mudarse a la ciudad, donde tendrán que comenzar una nueva vida. La mujer no podrá soportarlo y cae en una depresión, pues no sólo echa de menos a su amado esposo, sino también a la cómoda vida que ha dejado atrás. La película se inspira en la cinta francesa La Vie Continue de 1981, donde Annie Girardot interpretó el personaje de Lange.

5/10
Mi querido mafioso

1990 | My Blue Heaven

Comedia escrita por Nora Ephron, que aún disfrutaba de su gran éxito del año anterior con Cuando Harry encontró a Sally. En esta ocasión la historia es la de Vinnie Antonelli un jefe de la Mafia de Nueva York que, protegido por el FBI, reside con una identidad falsa en un barrio residencial de San Diego. Allí, en un lugar donde nunca pasa nada, trabará amistad con Barney, el agente del gobierno encargado de vigilarle. Además, con sus peculiares métodos, Vinnie ayudará a Barney en su complicada vida familiar. La película volvía a reunir a la cómica pareja Rick Moranis y Steve Martin tras La tienda de los horrores (1986) y Dulce hogar... ¡A veces! (1989), si bien esta vez la fórmula de sus gracias no funcionó y la película pasó directamente a formato videográfico en muchos países, entre ellos España.

4/10
Casada con todos

1988 | Married to the Mob

La viuda de un gángster es cortejada por el tipo que lo mató, mientras un agente del FBI, que la vigila, no puede evitar enamorarse. Jonathan Demme dirige esta comedia mafiosa, donde la Pfeiffer prueba su lado cómico y alocado.

4/10
Armas de mujer

1988 | Working Girl

Tres grandes actores en una crítica a los yuppies obsesionados por triunfar. Harrison Ford, Sigourney Weaver y Melanie Griffith son un buen motivo por sí solos para ver una película. Razón de más si se reúnen los tres, como en esta célebre comedia con la que Mike Nichols (El graduado, Lobo), le metió un varapalo a aquellos yuppies que aplican la teoría del “triunfo a cualquier precio”. Tess (Griffith), la secretaria de una de estas ejecutivas agresivas suplanta a su jefa (Weaver) cuando ésta sufre un accidente esquiando.

6/10
Un señorito en Nueva York

1988 | Stars and Bars

Un inglés experto en arte inicia un viaje por Norteamérica para encontrar una obra de Renoir. En su búsqueda nada saldrá como estaba previsto pues en su camino se cruzará con los personajes más variopintos. La película merece la pena simplemente por el hecho de ver al gran Daniel Day-Lewis en un papel cómico, un género que brilla por su ausencia en su filmografía.

4/10
Al filo de la noticia

1987 | Broadcast News

Tom, un locutor de deportes, se incorpora a la redacción de informativos de una cadena de Washington, cuya directora es Jane, una neurótica mujer, obsesionada con controlar todo lo que sucede en torno a ella. El cineasta James L. Brooks, responsable de Mejor... imposible, disecciona los entresijos del mundo del periodismo televisivo, donde se trabaja siempre contra el reloj. Magníficos trabajos de los tres protagonistas. Aunque recibió siete nominaciones al Oscar, no se llevó ninguna estatuilla.

6/10
La noche de la graduación

1987 | The Allnighter

Molly estudia en un instituto californiano, pero siente que está perdiendo el tiempo, pues en todos los años que lleva en el centro escolar aún no ha vivido un auténtico romance. Sus amigas deciden echarle una mano y organizan una fiesta algo subidita de tono para que Molly encuentre a su príncipe azul. Una de las compañeras está interpretada por Dedee, la hermana pequeña de Michelle Pfeiffer.

3/10
Grandview U.S.A.

1984 | Grandview U.S.A.

Tim Pearson, un adolescente del pequeño pueblo de Grandview (Illinois) está deseando graduarse en el instituto, para irse a Florida, a estudiar Oceanografía. Tim se siente atraído por Michelle 'Mike' Cody, que es la encargada de un espectáculo de coches que se chocan unos contra otros. Aunque Tim intenta conquistar a Michelle, resulta que tiene un inesperado rival: uno de los conductores del espectáculo, que atraviesa problemas en su matrimonio. Cinta para adolescentes del especialista Randal Kleiser (El lago azul, Grease). Jamie Lee Curtis comparte el protagonismo con C. Thomas Howell, que acaba de llamar la atención con su papel de Ponyboy, en Rebeldes, de Francis Ford Coppola.

4/10
Mi guardaespaldas

1980 | My Bodyguard

Clifford Peache es un joven que se matricula en un nuevo instituto. Allí es recibido con hostilidad tras su enfrentamiento con Moody, líder de un grupo de matones que le quitan a los chicos el dinero del almuerzo. En teoría, Moody y los suyos reclaman el dinero en concepto de protección, para ayudarles a defenderse de Linderman, un tipo que según los rumores llegó a matar a su hermano. Pero Clifford decide hacerse amigo de Linderman, al que acaba contratando como guardaespaldas, para que le defienda de Moody y sus amigos. Con su debut como director, Tony Bill (Cinco esquinas) obtuvo un gran éxito de público, a pesar de que parte de un guión de lo más convencional.

5/10
Cutting Loose

1980 | Cutting Loose

Un estudiante de 17 años que recibe sus clases en una rígida institución se siente humillado por el trato inhumano que le dispensan los profesores, al tiempo que sueña con irse a estudiar a Europa. Subproducto que describe las peripecias en el instituto de un adolescente rebelde. Pasó completamente desapercibido, y supuso el único film como director y guionista del desconocido Dave Peltzer. Supuso el debut de la actriz Joan Cusack, en un pequeño papel.

3/10
The Cabinet of Dr. Ramirez

1991 | The Cabinet of Dr. Ramirez

Drama musical inspirado en el clásico del cine mudo de Robert Weine El gabinete del doctor Caligari. Aquí el doctor se llama Ramírez pero también tiene un número muy especial que tiene como protagonista a un sonámbulo que puede arruinar la vida de más de uno. Esta película supone el debut como guionistas de Joah Cusack y Peter Gallagher. Curiosamente, ninguno de los dos ha repetido tarea desde entonces.

4/10

Últimos tráilers y vídeos