IMG-LOGO

Biografía

Julie Christie

Julie Christie

79 años

Julie Christie

Nació el 14 de Abril de 1941 en Chabua, Assam, India

Premios: 1 Oscar (más 1 premios)

La soñadora rebelde

01 Diciembre 2004

Reina de la pantalla en los 60, triunfó por su fuerte personalidad, su carácter independiente y una imagen inusual a la de la típica estrella. En sus apariciones públicas, Julie Christie suele vestir de forma informal sin maquillarse, no tiene pelos en la lengua a la hora de realizar declaraciones polémicas y nunca se deja seducir por las cifras desorbitadas que le ofrecen los productores, si no le interesa el personaje de la película. Pero sobre todo, transmite una gran energía a la hora de encarnar en la pantalla a la mujer de una nueva era.

Y aunque vive retirada en una granja galesa “lejos del mundanal ruido”, regresa de vez en cuando, para interpretar pequeños papeles que dan un toque de prestigio y calidad a superproducciones, como Troya, donde era la madre de Brad “Aquiles” Pitt, y sobre todo, Harry Potter y el prisionero de Azkaban, donde encandilaba al público con su breve aparición como madame Rosmerta, dueña de la taberna ‘Las tres escobas’.

Nacida en la plantación de té de sus padres, un matrimonio británico que vivía en la India, Julie Frances Christie vio el mundo por primera vez el 14 de abril de 1941, en Chukua, provincia de Assam. Pronto, la familia regresó a Inglaterra. La joven Julie era una niña rebelde a la que echaron del colegio de monjas, por contar groserías a una compañera. Por este desafortunado episodio, sus progenitores decidieron enviarla a Francia, a casa de unos amigos, a conocer mundo. La actriz se quedó deslumbrada por el nivel intelectual de la familia que la acogió, y descubrió la cultura, pero también quedó irremediablemente seducida por su frívola forma de vida. "Me encontré viviendo en el mundo maravilloso de una gran familia, muy sofisticada en sus conceptos de la vida... yo, que estaba acostumbrada al estiramiento de la vida inglesa, al principio me sentía muy desgraciada, extrañaba mi hogar. Pero después todo comenzó a cambiar”, recuerda la actriz sobre esa etapa de su vida, tan crucial que por aquel entonces adoptó el lema que ha seguido a rajatabla durante toda su vida: “Haz lo que quieras, en el momento que quieras, diviértete, no te importe nada”.

A pesar de esta imagen hedonista, lo cierto es que Julie Christie trabajó duro para convertirse en actriz. Primero logró entrar en la Central School of Speech and Drama, de Londres, y después en la Escuela de Arte de Brighton, instituciones donde el nivel era alto. Después, trabajó incansablemente en varias producciones teatrales. Le haría famosa la pequeña pantalla, tras ser escogida para protagonizar la serie A for Andromeda, donde era una especie de atractivo monstruo femenino de Frankenstein, creada por unos científicos.

Aunque debutó en el cine con la comedia Ladrones anónimos, se consagró como amiga del protagonista de Billy, el embustero, sobre un tipo que vivía en un mundo inventado, en un argumento muy similar al de la reciente Big Fish. Esta cinta emparejaría a Christie por primera vez con el director John Schlesinger, que la recuperaría en Darling, aguda crítica a la alta sociedad británica. Con este título, Christie ganó el Oscar a la mejor actriz por su papel de modelo casada con una aristócrata que no le encuentra sentido a su vida. Por aquella época interpretó un pequeño papel en El soñador rebelde, que John Ford no pudo terminar por enfermedad, por lo que fue reemplazado por Jack Cardiff. Pero la película que elevaría a Julie Christie a la categoría de mito del celuloide fue Doctor Zhivago, donde encarnaba a Lara, enfermera que durante la Revolución Rusa mantiene una relación extraconyugal con Yuri, un médico y poeta, que uno no puede recordar sin que le salte alguna lagrimilla (sobre todo por el tema de Lara, de la sensacional banda sonora de Maurice Jarre). Justo después, interpretó un doble papel en Fahrenheit 451, de Truffaut, y volvió a ponerse a las órdenes de Schlesinger, en Lejos del mundanal ruido.

En los 70, continuó en la cima, por la calidad de películas como El mensajero, de Joseph Losey, y a sus tres colaboraciones con su Warren Beatty, Los vividores, Shampoo y El cielo puede esperar. Aparte de mantener un sonado idilio con Beatty, fueron tres de los grandes éxitos del momento. A continuación, se centró más en el teatro, y al cine regresa excepcionalmente, en ocasiones memorables, como Oriente y occidente, de James Ivory, donde era una mujer que investigaba la vida de su tía-abuela. Por su papel de esposa del fontanero Nick Nolte, en Afterglow, volvió a ser nominada al Oscar a la mejor actriz, en 1997. Destacan sus papeles secundarios, como la reina de Dragonheart, y sobre todo otra reina, Gertrude, la madre de Hamlet en la versión de Kenneth Branagh. Su último trabajo hasta el momento ha sido el papel de madre de Kate Winslet, en Descubriendo Nunca Jamás.

Oscar
1966

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

  • Concha de Plata a la mejor actriz Afterglow
Filmografía
Pacto de silencio

2012 | The Company You Keep

Una activista de los años 60, que participó en un atraco donde murió un vigilante de seguridad, se entrega al FBI después de permanecer 30 años huida de la justicia. Esto permite que un periodista descubra que un respetado abogado, viudo y padre de una adolescente, es en realidad Nick Sloan, también activista perseguido por el mismo suceso. Lo que le obliga, tras entregar la custodia de su hija a su hermano, a una extraña huida, que se diría errática, donde intenta establecer contacto con los camaradas antisistema de antaño. Adaptación de una novela de Neil Gordon a cargo de Lem Dobbs, dirige Pacto de silencio Robert Redford, consigo mismo como protagonista, lo que sólo había hecho en otras dos ocasiones, en El hombre que susurraba a los caballos, y en Leones por corderos. Se trata sin duda de una historia muy de la generación de Redford, aunque no falten algunos roles para actores jóvenes, Brit Osborne, Anna Hendrick y, sobre todo, Shia LaBoeuf. Éste da vida al periodista, y de alguna forma encarna la situación actual con los desafíos heredados de esos idealistas de los años 60, que en desacuerdo con acciones del gobierno de su país, que suponían numerosas muertes violentas, tomaron un camino donde, a pesar de las buenas intenciones, no faltaron, tampoco, las equivocaciones. Para representar a esos luchadores ya envejecidos, que deben preguntarse si las decisiones que fueron tomando valían la pena, Redford a escogido a una pléyade de estupendos actores, donde reconocemos a Susan Sarandon, Nick Nolte, Julie Christie, Brian Gleeson, Chris Cooper, Richard Jenkins, Sam Elliott... La película de Redford no es perfecta, a ratos resulta reiterativa y se estanca; el esfuerzo consciente por no tratar de imponerse al espectador es encomiable, pero como consecuencia a veces le falta un hervor. Pero se agradece su puesta de escena clásica, la cuidada definición de personajes interpretados por actores muy bien dirigidos, y el esfuerzo por tratar temas de entidad, pensando en los desafíos a que se enfrenta la juventud actual, un enfoque que ya vertebraba Leones por corderos. De modo que se recuerda que ciertas cuestiones que conforman la sociedad civil son responsabilidad de todos, y que la lucha por defender las propias ideas –en la arena política o en los medios de comunicación– no debería realizarse a cualquier precio, sobre todo si ese precio consiste en pisotear los derechos individuales de las personas, empezando por el de su propia vida.

6/10
Caperucita Roja

2011 | Red Riding Hood

"Caperucita roja" es uno de los cuentos más célebres de los que provienen de la tradición oral en Europa. Fue recogido por escrito por diversos autores, aunque las versiones más conocidas son la de los hermanos Grimm y la de Charles Perrault, que difieren sensiblemente. No es la primera vez que el personaje inspira una película de tono fantaterrorífico con licántropos, pues dio lugar a En compañía de lobos, de Neil Jordan. En esta versión, la acción transcurre en Daggerhorn, un pueblecito cuyos habitantes viven atemorizados por un hombre lobo que aparece las noches de luna llena. En este lugar, Valerie, una atractiva joven, descubre que sus padres van a casarla con Henry, un joven de buena familia, pero ella decide huir con Peter, el leñador del que se ha enamorado. Pero el monstruo inicia una oleada de crímenes y asesina a la hermana de Valerie, saltándose un antiguo pacto con los lugareños, que sacrifican un animal al mes para saciar su apetito y que no les ataque. La directora especializada en temática adolescente Catherine Hardwicke es la autora de algún film de entidad, como Thirteen. Su elección para este proyecto no parece casual, pues dirigió Crepúsculo. Se nota que los productores de Caperucita roja, entre los que destaca la figura de Leonardo DiCaprio, buscan una imitación de la famosa saga creada por Stephenie Meyer, con la que la cinta tiene muchos elementos en común. Predomina el romanticismo adolescente, y la protagonista se debate entre dos amores. La fotografía recuerda mucho el look de los filmes vampíricos, sobre todo a la hora de retratar el bosque que rodea la localidad donde transcurre la acción. Aunque se inspira en un cuento que tenía un mensaje claro, que advertía a los niños de los peligros de hablar con desconocidos, el film toma el camino de la ligereza. También resulta un tanto curioso la escasa relación con el argumento original, salvo en el tramo final, donde está presente incluso el diálogo más famoso: "Abuelita, abuelita, que ojos tan grandes tienes...". Pero Catherine Hardwicke es una sólida profesional y más o menos consigue que cumplan sus actores, la mayoría de primer orden, como la expresiva Amanda Seyfried, que lleva casi todo el peso de la cinta, Gary Oldman explotando nuevamente su facilidad para componer personajes siniestros, los solventes Virginia Madsen y Lukas Haas, y la veteranísima Julie Christie, que crea una memorable abuela. Además, logra crear cierta tensión e intriga hasta el final.  

5/10
New York, I Love You

2009 | New York, I Love You

Película homenaje a la ciudad de Nueva York, concebida por el mismo artífice de Paris, je t'aime, el productor Emmanuel Benbihy. Consta de once segmentos, dirigidos por diez directores distintos, y el gran logro con respecto al precedente –pues se conserva la idea de una buena 'plantilla' de actores y directores– es una maravillosa unidad, podría llegar uno a creer que la película completa ha contado con una sola persona dirigiendo, en la línea de películas corales como Magnolia. Puede cambiar el momento del día -mañana, noche-, el marco geográfico, los personajes, pero hay un algo, el alma podríamos decir, que da prodigiosas vida y cohesión al conjunto. Lo que no quita para que haya pasajes sencillamente memorables, frente a otros más ligeros, a veces pequeñas bromas, pero siempre insertadas con inteligencia.   Entre las pequeñas historias sobresalen tres: la de Shekhar Kapur, de aire mágico, sobre una anciana cantante de ópera dispuesta a suicidarse en el hotel que se alojó antaño, con maravillosas interpretaciones de Shia LaBeouf, Julie Christie y John Hurt; la de Fatih Akin sobre un pintor, Ugur Yücel, fascinado con una joven oriental, Shi Qi; y la de Joshua Marston, con soberbios trabajos de Eli Wallach y Cloris Lechman, que dan vida a un matrimonio cascarrabias pero profundamente enamorados tras más de 60 años casados. Pero tienen también interés por supuesto las de Jiang Wen –un juego entre ladrones, Andy García y Hayden Christensen–, Mira Nair –la relación entre una judía a punto de casarse, Natalie Portman, y el hindú propietario de una tienda compuesto por Irffan Khan–, Shunji Iwai –la singular relación telefónica entre un compositor de bandas sonoras de anime, Orlando Bloom, y su productora, Christina Ricci–, Yvan Attal –que tiene dos historias, la de dos curiosos intentos de ligue, Ethan Hawke con Maggie Q, y Chris Cooper con Robin Wright Penn–, Brett Ratner –el baile de graduación de una chica en silla de ruedas, que involucra a James Caan, Anton Yelchin y Olivia Thirlby–, Allen Hugues –dos amantes ocasionales, Drea de Mateo y Bradley Cooper, van a reencontrarse– y Natalie Portman –un tipo, Carlos Acosta, pasea por Central Park con una niña–. El motivo amoroso está presente en las tramas, hay sorpresas y giros ingeniosos, y llama la atención como se inserta el tema de la sexualidad omnipresente en la sociedad actual, pues en muchas, aunque haya algún apunte grosero, hay una cierta crítica indirecta a este hecho. Resulta muy inteligente además el uso de un personaje con una cámara de vídeo, cuya presencia cobra sentido al final del film de un modo muy original y bello, broche perfecto a una gran película.

7/10
Lejos de ella

2006 | Away from Her

La actriz canadiense Sarah Polley (La vida secreta de las palabras) debuta tras las cámaras en este largometraje, cuyo guión, también escrito por ella, adapta un relato corto de la novelista Alice Munro. Después de más de cuarenta años de matrimonio y de amorosa vida en común, Grant y Fiona deciden que ella ingrese en una residencia, debido a su enfermedad de Alzheimer. Pese a la enorme resistencia a llevarla allí, Grant acata la decisión de su mujer. Día a día irá a visitarla, y será testigo de cómo se distancia de él y establece nuevas relaciones. Drama duro, sobrio y un poquito deprimente. Se puede ver la influencia que han ejercido sobre Polley cineastas como Atom Egoyan o Isabel Coixet, con sus películas El dulce porvenir y Mi vida sin mí, interpretadas por ella. Aunque, a decir verdad, no se sabe si fue antes el huevo o la gallina, es decir, ¿es ese tipo de cine el que ha influido en Sarah Polley o más bien es la propia actriz la que siempre ha preferido esas historias dolientes, en donde el destino parece jugar con nuestras vidas, y en donde sólo brilla una esperanza leve, simplemente humana? De cualquier modo, al igual que en esos filmes, en Lejos de ella Sarah Polley ofrece una sencilla trama para hablar pausadamente de la muerte, de intentar ser feliz con el dolor de la separación y con la pena de la ausencia. Sin embargo, se echa de menos algo de la historia "anterior" del matrimonio, pues sólo se incoan ciertos episodios, y también cabe preguntarse por qué no hay hijos en un matrimonio tan unido... El ritmo lento, la estructura simple, el buscado acento lírico y la ambientación de la historia en los parajes nevados de Ontario no hacen sino acentuar la atmósfera de desolación que reina en el corazón de los personajes. Por lo demás, tanto Julie Christie como el desconocido Gordon Pinsent bordan su trabajo.

5/10
La vida secreta de las palabras

2005 | The Secret Life of Words

Una plataforma petrolífera en medio del océano. Ha ocurrido un accidente. Uno de los trabajadores murió abrasado por el fuego, y su compañero de fatigas Josef, aparte de otras heridas, ha quedado temporalmente ciego. Una mujer, Hannah, enfermera, se desplaza en helicóptero para prestar auxilio al accidentado. Y allí pasarán los días, de agradable monotonía. Se diría que el tiempo se ha detenido en ese lugar en medio de ninguna parte, y esa paz sirve a Josef y Hannah para crear en sus almas un muy necesario clima de sosiego. Pues ambos arrastran un pasado que les pesa, y mucho. Magnífico film contemplativo de Isabel Coixet, rodado en inglés como otros de sus trabajos, los notables Cosas que nunca te dije y Mi vida sin mí. La directora afronta riesgos al tomarse su tiempo en pintar la vida cotidiana en la plataforma (un lugar que dio mucho juego a Lars Von Trier en Rompiendo las olas), los cuidados que requiere el enfermo, el esfuerzo que exige llegar a entender a otra persona cuando se ve incapaz de comunicar el estado de su alma. Y nos habla de cómo, en ese proceso que puede ser largo, se puede conectar con otra persona aunque uno de los cinco sentidos, la vista o el oído, estén ausentes. Una idea que no está nada mal en un mundo hiperacelerado y sensual, donde lo que no entra por los ojos parece que no exista. Como explica Coixet “la empatía, esa misteriosa capacidad de sentir como propios los dilemas del otro, sean éstos los que sean, que son capaces de desarrollar, consigue romper todos las muros –de silencio, de cinismo­– que hay entre ellos”. El dúo protagonista está sensacional. Tiene razón la directora al destacar “la ternura y sentido del humor insospechados” que Tim Robbins imprime a su personaje y la “capacidad de metamorfosis” de Sarah Polley que hace que su Hannah “pueda ser áspera y tierna a la vez, dulce y fuerte, arisca y encantadora”. Aunque su cocinero español es un personaje pequeñito, Javier Cámara lo dota de una humanidad sin par, le basta acompañar a la Polley, y con una inesperada dulzura se convierte en el amigo que todos querríamos tener. Y también Julie Christie sabe hacer auténtico su breve papel.

8/10
Harry Potter y el prisionero de Azkaban

2004 | Harry Potter and the Prisioner of Azkaban

Harry Potter crece. La saga del niño mago también. Estrena nuevo director, el mexicano Alfonso Cuarón (Chris Columbus quedó agotado con las dos primeras entregas), aunque manteniendo al guionista Steve Kloves, y contando con el necesario "placet" de J.K. Rowling, la madre de la criatura. Tercer curso en Hogwarts. La incorporación de Harry, Hermione y compañía trae consigo una novedad. Ha escapado de prisión Sirius Black, un poderoso mago relacionado con la muerte de los padres de Harry. Las medidas de seguridad en la escuela se han extremado, sobre todo con los dementores, siniestras criaturas policiales, capaces de introducirse en la cabeza del que tienen delante, y cuyos interrogatorios mentales Harry no soporta nada bien. Como puede verse, la imaginación de Rowling depara nuevas sorpresas, y sólo presentamos la punta del iceberg. Cuarón asume el mundo de Potter, utilizando lo mejor de su capacidad de cuentacuentos (recuérdese que dirigió La princesita), y evitando el error de pasarse de listo (su fallida adaptación contemporánea de Grandes esperanzas de Dickens); apunta lo justo la entrada en la adolescencia de Harry (la rabieta con sus tíos, que le lleva a hacer magia en el mundo de los "mugles", algo archiprohibido), y da un toque un pelín más oscuro a la saga. Los personajes más mimados son Harry y Hermione entre los niños, y el profesor Lupin (estupendo David Thewlis) entre los adultos. Donde el mexicano se gana un diez es en el capítulo visual. El autobús que recoge a Harry, el sortilegio de conjurar los miedos con un pensamiento ridículo, la clase sobre el hipogrifo, el viaje en el tiempo o los terroríficos dementores, resultan deslumbrantes. También hay asombrosas transformaciones (atención al hombre lobo, o las sorpresas que depara Scabbers, la rata de Ron), y hechizos que dan pie al humor, como aquel con que Harry castiga a la tía Marge, conviertiéndola en una auténtica mujer-globo. Concretamente Cuarón se esforzó en la creación de los dementores, según explica el productor, David Heyman: “Alfonso quería que los dementores tuviesen una cualidad completamente distinta de las restantes criaturas míticas de la historia. Comenzó el proceso de diseño experimentando con movimiento a cámara lenta. Y luego reprodujo el movimiento a cámara lenta al revés, como si los dementores fueran por delante de un personaje al entrar en una habitación, en lugar de seguirlo.” Y sí, dan miedo estas criaturas, que recuerdan un poco a los Jinetes Negros de El Señor de los Anillos.

6/10
Descubriendo Nunca Jamás

2004 | Finding Neverland

La historia de las aventuras de Peter Pan en su país de Nunca Jamás es considerada una de las cumbres de la imaginación humana; su idílica visión de la infancia perdida, de sus deseos y quimeras, junto con la huida de la responsabilidad que exige la madurez, son ideas vertebrales de una obra inmortal, considerada un hito de la literatura moderna. Cómo surgió este mundo, qué lo desencadenó, qué pensaba y sentía el escritor J.M. Barrie y, en fin, todo lo que rodeó su proceso creativo es el tema de esta sensible película dirigida por Marc Forster con exquisito refinamiento. La película comienza con un Barrie en horas bajas. Sus obras teatrales le han dado renombre y han obtenido un considerable éxito en los círculos pudientes de la Inglaterra del incipiente siglo XX, pero lleva tiempo sin inspiración y su alma se está anquilosando: necesita algo nuevo. Un día soleado, mientras se encuentra en los jardines de Kensington, halla por casualidad lo que buscaba. Se trata de la familia Llewelyn Davies: cuatro niños revoltosos y su madre, una viuda guapa y joven. James se hace amigo de ellos. Durante meses, los chavales se divierten con sus ocurrencias, sus trucos de magia, sus imaginativos juegos, y Barrie aprende a quererlos, a disfrutar de su compañía, al tiempo que algo comienza a fraguarse en su imaginación. Con el tiempo, su íntima relación con los Llewelyn Davies agudizará su crisis matrimonial y provocará habladurías, pero también fructificará en una obra inolvidable que remite a la infancia e invita a los adultos a creer de nuevo en los sueños. Forster (Monster's Ball) adapta la obra teatral “El hombre que era Peter Pan”, escrita por Allan Knee, y es sorprendente el ingenioso modo de plasmarla en imágenes. Los planos desprenden una belleza melancólica enorme, acentuada por una ambientación muy natural, gran variedad de estampas idílicas y una cálida y preciosa luminosidad. Johnny Depp, nominado al Oscar, compone un Barrie comedido y realista, pero todo el reparto está fantástico, especialmente Kate Winslet y el pequeño y expresivo Freddie Highmore. Aunque exquisita en su aspecto formal y con una deliberada y notable carga de emotividad, la película no es, sin embargo, un simple cuento de hadas: hay drama serio, conflictos afectivos profundos, una egoísta y condescendiente ruptura matrimonial, dolor y lágrimas. Es decir, mucha dosis de realidad.

7/10
Troya

2004 | Troy

Trasladar a la pantalla el extensísimo poema griego La Ilíada era una empresa verdaderamente homérica (nunca mejor dicho en este caso), pero Hollywood no conoce límites. Y es que no se trata sólo de su extensión, sino del contenido mitológico y heroico de un poema que ha sido considerado como una de las cimas de la literatura de todos los tiempos. Homero narra en ella la guerra desencadenada en el siglo XII a.C. entre griegos y troyanos, cuando Paris, príncipe de Troya, se lleva consigo a su ciudad fortificada a la bella Helena, esposa de Menelao, rey de Esparta. Las fuerzas griegas comprenden varios reinos (Esparta, Micenas, Tesalia), comandados por el rey de Micenas Agamenón. Pero para derrotar a Príamo, rey de Troya, él sabe que necesita a Aquiles, rey de los Mirmidones, el único guerrero capaz de enfrentarse al temido Héctor, el más valeroso combatiente de la ciudad amurallada. Pero Aquiles detesta la arrogancia de Agamenón… Muy bien podría haberse llamado la película “La cólera de Aquiles”, porque el guión se aleja quizá peligrosamente del terreno mitológico (aquí los dioses no aparecen) para centrarse en las desavenencias entre Aquiles y su jefe. Esto no quita por supuesto para que estén presentes los temás básicos de esta historia épica, tales como la amistad, el amor, el honor y la valentía. El director Wolfgang Petersen ha logrado salir airoso de esta superproducción plagada de extras y rodar vibrantes escenas de lucha cuando entran en acción los nombres ilustres de Áyax, Odiseo (conocido también como Ulises) o Héctor, con algunos planos panorámicos extraordinarios. Brad Pitt se esfuerza por aportar a su personaje la fuerza del mito, aunque quizá le hace un flaco favor su estado perpetuamente iracundo, mientras que Eric Bana encarna con majestuosidad al honorable Héctor.

7/10
5 hombres para Lucy

2002 | I'm With Lucy

Es lista, maja, rubia, y muy mona. Soltera y sin compromiso. ¿Qué le pasa a Lucy que no acaba de encontrar a su media naranja? ¿Tendrá que ver con que vive en Nueva York, la ciudad de los rascacielos y los apagones veraniegos? Cualquiera sabe, pero a lo largo de una temporadita va a salir con 5 hombres, cada uno de su padre y de su madre: Doug (John Hannah), entomólogo divorciado, tímido y formal; Gabriel (Gael García Bernal), actor hispano, ardiente y sexoadicto; Bobby (Anthony LaPaglia), antigua estrella del béisbol, ególatra hasta la médula; Barry (Henry Thomas), informático con encantadores papá y mamá; y Luke, guaperas y deportista, que parece recién salido de un anuncio de Burberry’s. ¿Será alguno, para Lucy, el hombre de su vida? Thriller sentimental. Así define el director, Jon Sherman, esta simpática comedia. Monica Potter, que da vida a la indecisa protagonista, clava así a su personaje: “Todas las mujeres buscan a su hombre ideal; pero esto no es realista. Lo que muestra la película es a una mujer que no necesita al hombre perfecto. Debe encontrar al hombre que le corresponde. Así se derriba el mito del príncipe azul: el ‘hombre ideal’ está curtido por la dura realidad de la vida.”

5/10
Snapshots

2002 | Snapshots

Larrie es un hippy que regenta una librería de libros de segunda mano en Amsterdam. Llegó a la ciudad hace más de 30 años y desde entonces se ha convertido en un personaje clave del barrio en el que vive. Su sentido del humor y su buen trato atraen a un gran número de clientes, por lo que su negocio marcha viento en popa. Su vida sólo tiene una pega y es una historia de amor que vivió siendo joven en Marruecos. Las circunstancias impidieron ese amor y Larrie no se lo perdona. Ahora han pasado los años y entra en su librería una joven que le recuerda enormemente a la chica que dejó en Marruecos, por lo que los recuerdos volverán nuevamente a su cabeza. Romántica historia sobre las segundas oportunidades. La buena disposición del veterano Larrie ante la vida es todo un ejemplo de conducta. No hay que olvidar el pasado, se trata de aprender a convivir con él.

4/10
No Such Thing

2001 | No Such Thing

Atípica película fantástica donde un monstruo vive completamente desencantado con la raza humana. No le gusta nada el punto al que ha llegado el hombre, por lo que mata a todo aquel que se le acerca. Una joven periodista se interesa por él e inicia una peculiar relación con él. Resulta francamente curioso ver a un monstruo en una historia de corte tan claramente existencialista. El desencanto de la criatura pretende hacer reflexionar al público sobre temas de rigurosa actualidad. Aún así, la película no alcanza el nivel deseado y su calidad deja que desear.

3/10
La máscara del faraón

2001 | Belphégor-Le fantôme du Louvre

Durante unas obras de remodelación en el museo del Louvre, Glenda, una empleada del museo, encuentra en el almacén un viejo sarcófago olvidado, que contiene una momia. Mientras la joven investiga su procedencia, una criatura fantasmagórica llamada Belphégor, comienza a pasearse por las noches por la zona de egiptología, para desgracia de los guardias de seguridad. Un viejo inspector de policía intenta desentrañar el misterio. A pesar de su título, no se trata de una imitación de La momia, estilo La sombra del faraón, sino de la adaptación de un serial de Arthur Bernède, que fue publicado por entregas en los años 20. Este texto originó en la década de los 60 una serie televisiva mítica en Francia. Junto a Sophie Marceau destaca la presencia de Julie Christie, la veterana protagonista de Doctor Zhivago.

4/10
Afterglow

1997 | Afterglow

Dos matrimonios que tienen en común el hecho de estar atravesando una crisis, ven unidas sus vidas. Cuando la mujer de uno de ellos llama al marido del otro para arreglar su apartamento, se convertirán en amantes, lo que propiciará que los otros dos cónyuges acaben también enamorados. El veterano cineasta Alan Rudolph (Elígeme, Inquietudes) continuó haciendo gala de su particular estilo narrativo en este sólido filme, que se apoya en el trabajo de cuatro grandes intérpretes. Julie Christie se hizo con la Concha de Plata a la Mejor actriz en el Festival de San Sebastián de 1997.

6/10
Dragonheart (Corazón de dragón)

1996 | Dragonheart

Film de aventuras medievales pensado para todos los públicos. Narra las andanzas de Bowen, un caballero que, desengañado tras ejercer de tutor del malvado rey Einon, quiere acabar con todos los dragones del mundo. El motivo es la convicción de que uno de ellos envenenó el corazón del rey. Pero, contra todo pronóstico, se hace amigo de un dragón y ambos se dedican a recorrer los pueblos cercanos para estafar a sus habitantes, hasta que deciden volver al reino natal del caballero, que pretende recuperar su honor. Entretenida historia llena de humor y fantasía, al estilo de los cuentos infantiles, donde se hallan presentes casi todas las claves del género: sempiterna lucha entre el bien y el mal, leyes de caballería, romance, humor, espíritu de sacrificio y... la original amistad entre un hombre y un dragón. Unos magistrales efectos especiales consiguen hacer que el protagonista del film, Draco, el dragón, parezca real y sin duda se trata del mejor dragón cinematográfico cuando se rodó el film. Además, en la versión original, el mítico Sean Connery prestó su voz al dragón, mientras que en la versión española hizo lo propio el extraordinario Francisco Rabal, por lo que el personaje se convierte en entrañable.

5/10
Hamlet (1996)

1996 | Hamlet

El cineasta y actor británico Kenneth Branagh (Enrique V, Mucho ruido y pocas nueces, Trabajos de amor perdidos filmó una de las mejores adaptaciones de la celebérrima obra de Shakespeare, sobre la venganza. El texto había sido llevado al cine anteriormente por directores como Laurence Olivier y Franco Zeffirelli. Branagh corrió el enorme riesgo de respetar casi al máximo el texto original, lo que se traduce en cuatro horas de metraje. La principal baza de Branagh es que siendo él mismo un actor excelente, es capaz de rodearse de los intérpretes más brillantes. Escoge significativos nombres del teatro inglés (Judi Dench, Derek Jacobi, John Gielgud), e incluso leyendas del cine americano (Charlton Heston, Jack Lemmon), a veces con interpretaciones breves, pero intensas. Él mismo borda el personaje que se ha reservado: el protagonista. Además, Branagh consigue darle dinamismo al texto teatral, mediante una utilización hábil de los recursos visuales. Destacan secuencias  como el encuentro de Hamlet con la figura fantasmagórica de su padre o el monólogo más célebre, el “ser o no ser”, que Branagh recita delante de un espejo.

7/10
The Railway Station Man

1992 | The Railway Station Man

Helen acaba de quedarse viuda. La trágica muerte de su marido la sume en la más absoluta tristeza. Aún así, Helen sabe que tiene que seguir adelante con su vida. Inicia pues un camino de búsqueda de una nueva motivación que se materializa en la pintura. Esta nueva ocupación le posibilita conocer al restaurador Roger Hawthorne, del que poco a poco se irá enamorando. Bonita historia de amor narrada en un tono muy pausado. El ritmo de la película se adapta a la perfección al tipo de relación que mantienen los dos protagonistas que hace ya muchísimos años que dejaron atrás la adolescencia.

4/10
Fools of Fortune: Un tiempo pasado

1990 | Fools of Fortune

Los Quinton son una familia irlandesa que a principios del siglo XX es acusada de cooperar con un espía británico. La apacible y saneada vida que llevaban da un giro radical cuando casi toda la familia es asesinada como represalia. Sólo sobreviven la madre y su hijo pequeño. Madre e hijo estarán marcados de por vida por la tragedia que vivieron en primera persona. Ian Glen compone a la versión adulta del niño que vio cómo mataban a su familia. Mientras que Julie Christie interpreta a la madre de familia que acaba siendo víctima del alcohol y la depresión ante la impotencia de superar las muertes de sus seres queridos. Una película que no se deben perder aquellos que gusten de ver historias realmente dramáticas.

4/10
Dadah Is Death

1988 | Dadah Is Death

Kevin Barlow y Geoffrey Chambers son arrestados en un aeropuerto de Malasia, por traficar con heroína. En ese país, el narcotráfico se castiga con la pena de muerte. Barbarar Barlow, madre de uno de ellos intenta desesperadamente salvar a su hijo. Telefilm que recrea un caso real. Cuenta con la veterana Julie Christie interpretando a la protagonista. Está acompañada de populares actores.

5/10
Miss Mary

1986 | Miss Mary

Argentina, 1938. Una institutriz británica entra a trabajar para una familia oligárquica argentina, formada por John, su esposa Mecha y sus tres hijos. El padre se siente atraído por la institutriz, lo que está a punto de derivar en el desastre. Julie Christie se fue a Argentina a rodar este drama, que intercala hechos históricos destacados del país latinoamericano, como la II Guerra Mundial y el inicio del peronismo. La directora María Luisa Bemberg –también coguionista– se inspiró en los recuerdos de su propia infancia.

6/10
Power

1986 | Power

Película de Sidney Lumet que explora los mecanismos del poder y su fortísima capacidad de seducción, a veces mayor que la del sexo, la droga o el dinero, como aseguraban las frases de promoción. Sigue las andanzas de Pete, un consultor político que cuenta entre sus muchos clientes con el senador de Ohio Sam. Cuando éste anuncia de modo inesperado su retirada, Pete acepta asesorar a su sucesor, pero algo no parece "trigo limpio" en todo este embrollo, y Pete, con la ayuda de la ex mujer de Sam, una periodista, está dispuesto a averiguar qué es. Lumet describe con acierto los tejemanejes de las campañas políticas, pero carece de una trama suficientemente sólida para lograr el engarce perfecto. Así que se pierde en los problemas sentimentales del protagonista, Richard Gere dudando entre dos mujeres, Julie Christie y Kate Capshaw. Gene Hackman está estupendo como mentor de Gere.

4/10
The Gold Diggers

1983 | The Gold Diggers

Film británico cuyo mayor defecto sea quizá el intentar abarcar demasiado, pues sugiere la búsqueda de la propia identidad femenina, a través de una historia donde la música y el dinero tienen principal importancia. Se trata del primer largometraje de la innovadora directora Sally Potter, quien más tarde volvió a mostrar sus intereses con otro film peculiar, de corte feminista, Orlando. El argumento se centra en Celeste, que trabaja en un banco y está fascinado por la relación entre el poder y el dinero. Por su parte, Ruby es una estrella que indaga en su infancia para buscar su identidad. Destaca la presencia de Julie Christie.

5/10
Oriente y Occidente

1983 | Heat and Dust

Ann viaja a La India para investigar qué ocurrió con su abuela, Olivia, que también viajó a ese país en los años XX, en busca de su marido, que estaba allí destinado. Ann descubre que Olivia se sintio fascinada por un dictador local, con el que prefirió quedarse, en lugar de con su esposo. El siempre interesante cineasta James Ivory realiza una detallada descripción de La India intercalando dos relatos separados en el tiempo. Esta vez Ivory adapta una novela de su guionista Ruth Prawer Jhabvala, que también es responsable del guión. Como es habitual, el director despliega una puesta en escena cuidada y elegante, y logra impresionantes interpretaciones de su escogido reparto.

6/10
El retorno del soldado

1982 | The Return of the Soldier

Durante la Primera Guerra Mundial, Chris Blaldry regresa del campo de batalla con amnesia. No recuerda a Kitty, su esposa, y sí tiene un recuerdo vívido de su amor juvenil por Margaret, también casada. Kitty se siente enojada por la actitud de su marido, y hasta llega a creer que está fingiendo. Ella y Jenny, prima de Chris, requerirán la ayuda de un doctor para tratar las secuelas psicológicas que ha dejado la guerra. Sensible adaptación de una novela de Rebecca West, con un reparto encabezado por dos de las grandes del cine británico: Julie Christie y Glenda Jackson, muy bien acompañadas por Alan Bates, Ann-Margret y Ian Holm. Dirige el especialista en dramas sociales Alan Bridges (La cacería), que logra una convincente ambientación de la época. Sin estridencias se incide en las tragedias íntimas, la tentación de caer en una vida acomodaticia, vencidos por la rutina sin alicientes, o en el pensamiento de que somos dueños de las personas. También se pintan los prejuicios de clase, o el error que supone ignorar los problemas pensando que tal enfoque disminuye su dura realidad.

6/10
Memorias de una superviviente

1981 | Memoirs of a Survivor

En una ciudad caótica, donde las bandas juveniles imponen el terror, 'D', una mujer de mediana edad, se hace cargo de los cuidados de una niña de doce años. Julie Christie protagoniza esta adaptación al cine del libro homónimo de Doris Lessing, que según la autora –ganadora del Nobel de Literatura– contiene muchos elementos autobiográficos. Supuso el único largometraje como director del británico David Gladwell, montador de la celebérrima If...., de Lindsay Anderson.

4/10
El cielo puede esperar

1978 | Heaven Can Wait

Warren Beatty interpreta a un famoso deportista que, por una serie de circunstancias fortuitas, es elegido por los designios divinos para morir. Pero resulta que su muerte es un error, y es devuelto de nuevo a la tierra. En su nueva vida, ya no es el deportista de antes, sino un poderoso magnate que no tiene ningún escrúpulo para destrozar la vida de los demás. Así conocerá a una atractiva mujer, interpretada por Julie Christie, que cambiará su forma de ver la vida. Una entretenida comedia romántica, que se sirve de una fantasía espiritual, como en ¡Qué bello es vivir! (1946) del genial Frank Capra, para desarrollar la acción. Beatty, hermano pequeño de Shirley McLaine, que saltó al estrellato con Esplendor en la hierba (1961), de Elia Kazan, realiza una notable labor como intérprete y director. Esta película es un remake de El difunto protesta, dirigida en 1941 por Alexander Hall y Robert Montgomery. En su época El cielo puede esperar tuvo un gran éxito de público.

6/10
Engendro mecánico

1977 | Demon Seed

Proteus, un ordenador superinteligente, desea tener descendencia. Así que encierra a la pobre Susan Harris en su casa, para tener con ella un 'engendro mecánico'. Trama terrorífica un poco pasada de rosca, con Julie Christie sosteniendo la historia. La puesta en escena y los efectos visuales han quedado totalmente desfasados.

4/10
Shampoo

1975 | Shampoo

George (Warren Beatty) es un peluquero de Beverly Hills con fama de conquistador. Jill (Goldie Hawn) es su novia más duradera, y está preocupada por la tendencia libertina de George. Jill le propone formalizar de una vez por todas sus relaciones, algo de lo que George no quiere ni oír hablar. Debido a la insistencia de Jill, George le promete que formalizarán su relación cuando tenga una peluquería propia. Pero para esto le hace falta un dinero que no tiene. A George se le ocurre pedirle un préstamo a su amigo Lester (Jack Warden). Lester mantiene sus dudas acerca de George. La verdad es que George mantiene relaciones con la amante de Lester, Jackie (Julie Christie), con su esposa Felisa (Lee Grant), y con su hija adolescente Lorna (Carrie Fisher). George debe poner en orden su vida antes de que sus mujeres le den una lección. Una comedia frívola protagonizada por uno de los sex-symbol y donjuanes más conocidos del cine : Warren Beatty. Realizó apenas veinte películas en 30 años, pasándose después a la dirección. Destacan Esplendor en la hierba (1961), que le lanzó al estrellato, Bonnie and Clyde (1967) y El cielo puede esperar (1978). Tiene poco contenido, pero el disparatado planteamiento provoca divertidas situaciones, típicas de la comedia de enredo.

5/10
Amenaza en la sombra

1973 | Don't Look Now

Los Baxter están de luto, su hijita se ahogó en el lago cercano a su casa, mientras tenía cierta clarividencia de que algo malo estaba ocurriendo. Deciden viajar juntos a Venecia para tratar de olvidar la trágica muerte, ocupado él de la restauración de unas antiquísimas vidrieras de una iglesia. Pero el encuentro con una especie de pitonisa que les asegura que puede ver a su hija les trastornará profundamente. Película de terror con dos actores más que presentables, Donald Sutherland y Julie Christie, que tratan de crear la atmósfera inquietante que requiere la historia, creada por Daphne Du Maurier, artífice de la mítica Rebeca. Sobrecogedora gracias a la habilidad como director de Nicolas Roeg, que demuestra talento a la hora de inquietar en el incomparable marco de la misteriosa ciudad de los canales. Sobre una secuencia elevada de tono, que nada tiene que ver con la trama.

5/10
Los vividores

1971 | McCabe & Mrs. Miller

Patrick Sheehan, un irlandés de mal carácter, regenta una taberna en un pueblecito del lejano oeste. En el lugar, recala John McCabe, un hombre de misterioso pasado, que abre un prostíbulo. Una mujer llamada Constance Miller le ayudará a que el local sea todo un éxito. Robert Altman dirige a una pareja de lujo, Warren Beatty y Julie Christie, en esta adaptación de una novela de Edmund Naughton. Un western atípico, con personajes oscuros, en la línea de Buffalo Bill y los indios, que también pertenece al género.

5/10
El mensajero

1970 | The Go-Between

Recuerdos del anciano Leo cuando, siendo un chaval de condición modesta, fue a pasar un verano a la espléndida mansión de campo de un condiscípulo. Allí la tranquilidad del lugar se acrecienta cuando su compañero cae enfermo, y pasa largos ratos solo, en que aprende a apreciar el descubrimiento de la belleza, en forma de la guapa hermana del amigo. Ella, consciente del interés que despierta en el chico, empieza a utilizarle como correveidile entre ella misma y el capataz de la familia, con el que mantiene una relación secreta. Leo es completamente ingenuo en cuestiones amorosas, y lo ignora todo sobre la sexualidad. De modo que cuando esta realidad hace entrada en su vida de modo inesperado y brutal, aquello le marcará de por vida. Sensible, hermosísima película de Joseph Losey, de belleza impresionante, tanto por las preciosas fotografía y música, como por su magnífico y lánguido tempo. Como es habitual en el cineasta, que adapta una novela de L.P. Hartley con guión de su amigo el dramaturgo Harold Pinter, fustiga las diferencias de clase, y la hipocresía de la que suelen hacer gala los más afortunados. Pero además hay una habilísima descripción de la psicología de los personajes, con las palabras justas, y un reparto cómplice que está sencillamente sensacional. De los mejores filmes que hablan del final abrupto de la inocencia propia de la infancia.

8/10
Buscando a Gregory

1969 | In Search of Gregory

Catherine ha oído hablar tanto de Gregory que se obsesiona con él. Ni siquiera lo conoce, pero la joven acude a la boda de su padre con la esperanza de que esté entre los invitados. Como no es así se desilusiona profundamente hasta que encuentra a un joven en el aeropuerto que encaja con la imagen mental que se ha creado de él. Pero tampoco es Gregory. La obsesión de Catherine con Gregory resulta muy similar a la Faith con Damon en la también romántica Sólo tú. En los noventa fue Marisa Tomei la que desempeñó el papel de Julie Christie como la joven que decide perseguir al completamente desconocido hombre de sus sueños.

4/10
Petulia

1968 | Petulia

Petulia es una joven que vive con una comunidad hippie de San Francisco. Está casada aunque está muy desencantada del matrimonio. Un día conoce a un médico burgués que comienza a frecuentar la comuna. Para él es una forma de vivir una aventura lejos de la encorsetada sociedad a la que pertenece. La vida de Petulia cambia cuando se queda embarazada pues la maternidad acabará transformando su vida. Esta película de finales de los sesenta es una de las primeras que refleja con cierta profundidad el movimiento hippy que se vivía en numerosas partes del mundo. Lo interesante de esta película reside pues, en el hecho de que ofrece una visión coetánea de los hechos.

6/10
Lejos del mundanal ruido

1967 | Far from the Madding Crowd

La Inglaterra del siglo XIX. A la rica heredera Bathsheba Everdene –idílicamente representada por el bello rostro de Julie Christie– le encanta que los hombres se derritan rendidos a sus pies. Habrá de decidirse por tres amantes de diferentes personalidades: un ovejero algo tosco, el eterno solterón de buena posición, y un apuesto soldado con frecuentes arranques de violencia. Ellos conforman un reparto de ensueño: Terence Stamp, Peter Finch y Alan Bates. Adaptación parsimoniosa de la novela de Thomas Hardy a cargo del británico John Schlesinger, se trata de una gran superproducción que no acabó de funcionar bien en taquilla. Ello a pesar de contar con un equipo técnico de primera categoría comenzando por el guionista Frederic Raphael –colaborador de Stanley Kubrick en Eyes Wide Shut–, el director de fotografía y después realizador Nicolas Roeg, y el compositor Richard Rodney Bennett, autor de una de las bandas sonoras más líricas, épicas, románticas y melancólicas de la historia del cine, justamente nominada al Oscar. Sin embargo, merece ser redescubierta, por la acertada exploración psicológica de sus personajes y por el acertado ritmo narrativo, Schlesinger no cae en la tentación de acelerarlo artificialmente. Como es habitual en la obra de Hardy, hay un análisis de las diferencias de clase, que con frecuencia separan a las personas, incluso cuando tienen otros elementos en común. En tal sentido, hay una apuesta por parte del director en acentuar el carácter romántico de la narración, suavizando algo las asperezas de tipo social. Lo que no impide, todo lo contrario, que sea una historia terrible, dura, donde salen a la luz aspectos escalofriantes de la condición humana. Llama la atención el acertado uso que se hace de las canciones folclóricas para reforzar el dibujo del estado anímico de los personajes y su evolución.

7/10
Fahrenheit 451

1966 | Fahrenheit 451

Montag (interpretado por Oskar Werner) es un bombero que debe quemar todo tipo de libros, pues su posesión se considera un delito. Junto con su esposa Linda vive en un mundo controlado, donde la gente ha cambiado la individualidad y la creatividad por la seguridad. Pero gracias a una mujer, Clarisse, Montag descubre el placer de la lectura, lo que le convierte en un fugitivo de la ley. El extraordinario realizador francés François Truffaut (El pequeño salvaje) consiguió una obra notable con la adaptación del libro más conocido del escritor norteamericano Ray Bradbury ("Crónicas marcianas"), si bien es cierto que los rudimentarios efectos especiales han quedado muy desfasados. Lo que emociona del film es, sin embargo, su elevado canto al espíritu y la libertad humanas. La fantástica Julie Christie está perfecta en su doble papel de Linda Montag y de Clarisse. 

6/10
El soñador rebelde

1965 | Young Cassidy

El soñador rebelde es Johnny Cassidy -Sean O'Casey en la vida real-, un autor teatral que nació en Dublín a principios del siglo XX. Esta película repasa su vida, desde que vio la luz en un suburbio hasta que se convirtió en un autor reconocido. John Ford colaboró con Jack Cardiff en la dirección de esta película, aunque el cineasta no aparece en los títulos de crédito. Destaca la presencia como secundarias de las estupendas Julie Christie y Maggie Smith. La primera es una prostituta y la segunda la trabajadora de una librería.

5/10
Darling

1965 | Darling

Diana Scott (que podría ser fácilmente Diana de Gales, o mejor aún Grace Kelly, -por tratarse de un film en blanco y negro-), princesa de la Romita y personaje favorito de la alta sociedad, cuenta su vida a una revista femenina. Tras la fachada de cuento de hadas, belleza y riqueza, en realidad residen la soledad y la desesperación más absolutas, quedando patente que la fama de Diana ha sido pagada a costa de su felicidad y autoestima. Dirige el film el británico John Schlesinger, autor de títulos tan recordados como Marathon Man y Lejos del mundanal ruido.

4/10
Doctor Zhivago

1965 | Doctor Zhivago

Megahistoria de amor romántico bajo el manto de la revolución soviética. El médico poeta Yuri Zhivago se casa con Tonia, pero conoce a una muchacha llamada Lara Antipova. Ésta se encuentra esclavizada económicamente por un tal Komarovsky, de principios poco éticos. Mientras, la revolución comunista triunfa en Rusia. Pasan los años... Impresionante e inolvidable epopeya de David Lean, parte de ella rodada en Soria. Algunos pasajes son estremecedores, como la llegada de Zhivago medio muerto y el hallazgo de la llave, los lobos en la dacha de Varykino, el impactante final... Reparto estelar en el que sobresale Julie Christie y el inconmensurable Alec Guinness. Guión de altura firmado por Robert Bolt y música para el recuerdo de Maurice Jarre. Grandeza clásica con cinco Oscar.

8/10
Billy, el embustero

1963 | Billy Liar

El empleado de una funeraria vive una triste realidad con una familia más bien antipática y dos chicas con las que se relaciona, a cada cual menos interesante. Así que lo único que puede hacer es inventar mentiras y trasladar su imaginación a un imaginario reino en el que puede hacer cualquier cosa. Excelente Tom Courtenay como protagonista absoluto de una fábula de soterrado humor, según la novela de Keith Waterhouse. La película fue un gran éxito de público en Inglaterra, siendo candidata a seis premios Bafta. El film está rodado en ásperos escenarios naturales de una ciudad industrial londinense, con edificios deteriorados y un clima realista digno a tener en cuenta. Uno de los títulos más reconocidos del “free cinema”.

7/10
Crooks Anonymous

1962 | Crooks Anonymous

Comedia simpática pero con pocas pretensiones, realizada por Ken Annakin el mismo año en que codirigió esa maravilla bélica titulada El día más largo. El film merece mención sobre todo, porque se trata del primer papel en el cine de Julie Christie (Doctor Zhivago), que entonces contaba con sólo 21 años. La trama habla de lo difícil que le resulta reformarse a un ladronzuelo de medio pelo. Aunque en principio parece que ha vuelto al buen camino, muy pronto la tentación llegará con fuerza en su nuevo empleo.

4/10
The Fast Lady

1962 | The Fast Lady

El mismo año que rodó la comedia criminal Crooks Anonymous, el director Ken Annakin también se puso detrás de las cámaras para filmar esta simpática comedia romántica, en la que contó con un equipo técnico y artístico casi idéntico, empezando por los guionistas y por la presencia de la primeriza y bella actriz Julie Christie. Una hermosa joven, hija de un millonario, persuade a un corredor llamado Murdock para que abandone su moto y adquiera un coche. Él, un joven de origen sencillo, no quiere pero accede porque está locamente enamorado de la joven y quiere ganarse su corazón y también impresionar a su padre...

5/10

Últimos tráilers y vídeos