IMG-LOGO

Biografía

Richard Dreyfuss

Richard Dreyfuss

72 años

Richard Dreyfuss

Nació el 29 de Octubre de 1947 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Ángel y demonio

05 Febrero 2013

Los 70 fueron la época dorada de Richard Dreyfuss. Steven Spielberg le llevó a la fama bien joven y, poco más tarde, él mismo se encargaría de alcanzar la gloria al conseguir un Oscar al mejor actor con “La chica del adiós”. Sus coqueteos con la mala vida y las malas películas vendrían justo después, pero fue capaz de salir de esa espiral malévola y reconducir decentemente su carrera hasta el día de hoy. Aunque, como se suele decir, cualquier tiempo pasado siempre fue mejor para él.

Richard Dreyfuss nació en octubre de 1947 en Brooklyn (Estados Unidos). Hijo de un abogado y de una activista por la paz, se mudó con nueve años a Los Ángeles. Tal lugar para criarse y crecer le permitió graduarse en el exclusivo Beverly Hills High School. Fue en esa época puramente estudiantil cuando le picó el gusanillo de la interpretación, y comenzó a participar en ínfimas obras teatrales en el centro judío de Beverly Hills.

Curiosidad infantil o no, lo cierto es que acabó presentándose a varios castings para actuar en televisión. Y tanto llamar a la puerta le sirvió para participar en la serie In Mama’s House (1962) justo cuando tenía 15 años. Posteriormente asistiría durante un año a la Universidad Estatal de California, pero fue llamado a filas para la Guerra de Vietnam. Aplicó la más inteligente de las estrategias para librarse del embrollo, y se declaró objetor. Al final, terminaría trabajando como voluntario en el hospital de Los Ángeles.

Así, de paso, podía proseguir su carrera como actor. Y bien que lo hizo, tras aparecer en pequeños papeles en series como Peyton Place (1966), Gidget (1969) o The Big Valley (1969).Esos trabajos no cayeron en saco roto, ya que en el año 1967 se le abrirían las puertas de ese gran y extenso mundo que es el cine. Un par de líneas en El graduado y alguna que otra más en El valle de las muñecas fueron su puente de lanzamiento hacia otras producciones de mayor calado, como son el thriller mafioso Dillinger (1973) y sobre todo la radiografía de los ideales de la juventud americana de los 60´ que se hace en American Graffiti (1973). Desde luego que Dreyfuss nunca ha podido quejarse de que sus inicios fueran poco llamativos.

Pero sin duda, cuando realmente se cogió el subrayador amarillo para marcar su nombre ante las grandes audiencias fue cuando Steven Spielberg posó sus ojos sobre él. Con el terror en la trama que infunde una película de culto como es Tiburón (1975), Dreyfuss forjó una relación estrecha de amistad con el director. Y lograr eso, supone dejar atrás el anonimato. Por ello, dos años después, volvió a aparecer en otra película de Spielberg, Encuentros en la tercera fase (1977), uno de esos clásicos del cine fantástico y de extraterrestres que nunca puede faltar en la memoria de ningún espectador.

Tanto éxito seguido sólo podía desembocar en una cosa: premios. Y qué mejor hay para tal situación que ganar un Oscar al mejor actor principal, tal y como hizo con la comedia romántica La chica del adiós (1977). Desde ahí hasta mediados de los 80 es un período para olvidar en su vida. Sin entrar en qué provocó qué, ni cuáles fueron las razones, Dreyfuss entró en una espiral de películas infumables –por otra parte, algo lógico, dado que mantener el excelso nivel que llevaba es lo más complicado–, las cuales combinó tal despiste con el consumo de drogas y algún que otro accidente de tráfico.

1986 sería el año marcado para su regreso a lo ave Fénix, tras formar parte de la partida en la comedia Un loco suelto en Hollywood. Verle en ese tono más desenfadado y alegre propició la limpieza de su fama. Incluso Spielberg pareció entonces acudir a su ayuda, permitiéndole actuar en Always (Para siempre) (1989). Y ya todo volvió a ir sobre ruedas. Encadenó otra serie de títulos que se recordarán más por su éxito de taquilla/audiencia que por su calidad, como Postales desde el filo (1990),¿Qué pasa con Bob? (1991) o el telefilm histórico sobre el caso Dreyfus Prisioneros del honor (1991).

Fue nominado de nuevo a un Oscar y un Globo de Oro por el Profesor Holland (1995), y se rodeó estupendamente en El presidente y Miss Wade (1995), donde compartió reparto con Michael Douglas, Annette Bening o Michael J. Fox. El final de los años noventa fue prolífico para él, con cintas como el sobrio thriller La noche cae sobre Manhattan (1996) o la comedia negra de Encantado de matarte (1996).

Al comienzo del nuevo siglo, sus esfuerzos se centraron casi a partes iguales en televisión y teatro. Apareció en la obra “Sly Fox” (2004) en Broadway, y una temporada le duró su aventura en la serie La educación de Max Bickford (2001). También en 2004 iba a parecer en otra obra, “Los productores”, pero por problemas de salud no pudo desempeñar tal papel. En 2009 saldría en “Complicit”, dirigida por Kevin Spacey, y que se representó en el teatro Old Vic de Londres.

Retomando su camino cinematográfico, fue una de las caras de la catastrofista Poseidón (2006); interpretó al vicepresidente Dick Cheney en el drama político W. (2008); y apareció en la poco convincente historia de amor de Mi vida en ruinas (2009), así como en la disparatada Leaves of Grass (2009), donde actuó al lado de Edward Norton.

Durante estos últimos años no ha salido en tantos títulos como antaño, y ha decidido “picotear” también en otras lindes del audiovisual, como hacer doblaje en un par de episodios de Padre de familia (2009) o incluso interpretar al personaje bíblico Moisés en un audiolibro.

Capítulo aparte merece la entrevista que realizó en 2006 en el documental Stephen Fry: The Secret Life of the Manic Depressive. Fry, que padece desorden bipolar, decidió contar con Dreyfuss en su documental, ya que éste también tiene la misma enfermedad.

Siempre ha mostrado sus inquietudes por la política, dejando continuamente claro su apoyo a los valores democráticos y el respeto absoluto por los derechos humanos. Incluso ha organizado campañas para informar a la gente sobre la erosión de dichos derechos. En su vida personal, estuvo casado con la guionista-productora Jeramie Rain, con la que tuvo tres hijos. Después se volvería a casar con otra mujer, Janelle Lacey. Y tras divorciarse de ella, contraería matrimonio por tercera ocasión, esta vez con Svetlana Erokhin, con la que actualmente comparte su vida.

Oscar
1978

Ganador de 1 premio

Filmografía
La última carcajada

2019 | The Last Laugh

Al Hart, antiguo agente de talentos, se está dejando persuadir por su querida nieta Jeannie para irse a vivir a una residencia de ancianos. Allí se encuentra con quien fuera su primer cliente, Buddy Green, que tenía madera para ser un gran comediante, pero que terminó ejerciendo como podólogo. Visto que aún conserva sobradamente su chispa humorística, Al convence a Buddy para abandonar la residencia y comenzar una gira por todo el país, con sus ocurrentes monólogos, y que debería culminar en una aparición televisiva. Aunque el esqueleto argumental ideado por Greg Pritikin podía haber dado más de sí, se recurre con demasiada facilidad al recurso de encadenar chistes, bromas y juegos de palabras. De todos modos, hay que reconocer la buena química de Chevy Chase y Richard Dreyfuss en el formato de "película de colegas", el primero casi mejor anciano que en sus tiempos juveniles, y el segundo desarrollando una vis cómica que en el pasado sólo en contadas ocasiones ha sido bien aprovechada, como ocurre en la desternillante ¿Qué pasa con Bob?. Con tono ligero, se incide en la idea de que aun siendo ancianos y con limitaciones físicas, se pueden y se deben conservar las ganas de vivir, y que en esa época se pueden redescubrir la amistad y el amor. Aunque se insiste en la típicas bromas picantes, se mantiene un tono medianamente elegante.

5/10
Astronaut

2019 | Astronaut

La hija del lobo

2019 | Daughter of the Wolf

Canadá. Clair Hamilton es madre de un niño que ha sido secuestrado. Se presenta a sus captores con el dinero del rescate, pero éstos no han traído al niño con ellos, porque en realidad su objetivo es venderlo y matar a Clair. Sin embargo, el tiro les sal por la culata. Y es que Clair es una mujer aguerrida, ex militar, experta en armamento y en la lucha cuerpo a cuerpo. Película simplona de planteamiento y de ejecución, servida como vehículo para el lucimiento de la actriz Gina Carano (Indomable), aquí convertida en una madre coraje que hará lo que sea para recuperar a su retoño. La aventura la llevará a través de montañas heladas. El resultado se ve con agrado, aunque todo es muy previsible y no cuenta con escenas especialmente espectaculares. Destaca la presencia del veterano Richard Dreyfuss, aquí en el papel de un padre de familia rebosante de maldad.

4/10
Polar

2019 | Polar

Duncan es un asesino profesional letal, que quiere retirarse. Pero su principal cliente no comparte la idea, y no está claro si para liquidarlo o para incentivarle, manda a un equipo de "fieras" para que lo liquiden. Típica película hiperviolenta hasta el paroxismo, con lindezas como la de ver cómo le perfora a un tipo la cabeza con una taladradora. Quiere ir de "mo-del-na", pero a estas alturas la técnica de "epatar" al personal con dosis abundantes de gore, sexo y chistes burros no basta. El espectador está ya de vuelta de todo y pide una trama medianamente inteligente, y la novela gráfica de Víctor Santos que adapta el sueco Jonas Åkerlund no tiene mucho de eso. Así que queda el ritmo "trepidante" y la interpretación hierática del actor danés Mads Mikkelsen.

3/10
Book Club

2018 | Book Club

Cuatro amigas de edad madura se reúnen habitualmente en su particular club de lectura para charlar sobre el último libro que han leído. Diane (Diane Keaton) se ha quedado viuda recientemente y debe lidiar con la excesiva preocupación de sus hijas por ella. Vivian (Jane Fonda) regenta un hotel y está orgullosa de sus conquistas sexuales sin compromiso. Sharon (Candice Bergen) es una jueza separada de su marido que lleva mucho años sin una relación amorosa. Carol (Mary Steenburgen) está felizmente casada pero últimamente está sufriendo una leve crisis con su marido. Las cosas empezarán a cambiar para ellas cuando decidan leer la trilogía de “50 sombras de Grey”. Comedia superficial, a ratos divertida, pero decididamente disparatada sobre cuatro mujeres adultas (bastante adultas, por cierto) que de repente empiezan a comportarse como adolescentes en celo. Bien es verdad que cada una tiene su particular situación, no todas usan el lenguaje procaz de Vivian ni están a priori obsesionadas con el sexo, pero Christian Grey se encargará de poner sus mundos patas arriba. De todas formas, como era de esperar, lo que realmente busca cada una es el amor de toda la vida, y con sus vaivenes y trompicones lo irán encontrando. Mientras tanto, hay chistes y gags picantes por doquier. El director Bill Holderman dedica a cada personaje su tiempo y su historia de amor; el resultado es pasable, buenista y previsible, y lógicamente algunas historias funcionan mejor, como la de Diane y el piloto interpretado por Andy García. Lo mejor, claro, es el cuarteto de actrices protagonistas. Aunque rondan los setenta años por abajo y por arriba (alguna pasa de los ochenta), tienen aún carisma en la pantalla y mantienen el tipo pese a los muy discutibles arreglos estéticos.

4/10
Asher

2018 | Asher

Antiguo miembro del Mossad, Asher sobrevive como asesino a sueldo, viviendo en absoluta soledad en un austero apartamento de Brooklyn, donde se ocupa en tareas como limpiar meticulosamente sus zapatos. Un jefe del crimen le trasmite a través de un sicario cuál será su próximo “trabajito”, que suele resolver de la misma forma: enciende la alarma de incendios, y espera a que su víctima abra la puerta para dispararle. Su vida cambiará radicalmente cuando tras perder el conocimiento por subir demasiadas escaleras, recibe la ayuda de Sophie, una mujer de buen corazón por la que se sentirá atraído. Parte de un guión del debutante en estas lides Jay Zaretsky en torno a la redención a través del amor, cuyo planteamiento tenía posibilidades, pero que se pierde en lugares comunes. No logra insuflarle vida el solvente pero insulso Michael Caton-Jones, que aquí no llega a la altura de sus títulos más inspirados, como Vida de este chico, Disparando a perros o Rob Roy, la pasión de un rebelde. Pesa bastante que el realizador no sabe si decantarse por el thriller, el cine romántico o el humor, y desaprovecha alguna subtrama con posibilidades, como la de la madre con Alzheimer de la novia del protagonista; esta última se plantea si recurrir a la eutanasia, pero todo acaba apresuradamente, no parece una prioridad hacer reflexionar sobre el asunto. Al menos, la cinta tiene una carta a su favor, el carisma del actor de peculiar físico Ron Perlman (Hellboy), que logra hacer cercano al protagonista, pese a su macabra ocupación. No acaba de estar a la altura Famke Janssen (Sophie), mientras que saben a poco dos actores de peso, un ya anciano Richard Dreyfuss (el capo criminal) y Jacqueline Bisset (la madre con demencia de Sophie), pues apenas tienen papel.

5/10
Killing Winston Jones

2018 | Killing Winston Jones

Bayou Caviar

2018 | Bayou Caviar

Fuego abierto

2017 | Shots Fired | Serie TV

Dos tiroteos ponen en jaque a una pequeña ciudad de Carolina del Norte. Cuando Joshua Beck, un agente de policía afroamericano mata a un estudiante blanco, y desarmado, durante una detención, todo cambia para siempre. Antes de que los habitantes de la ciudad tengan tiempo de asimilar lo ocurrido, sale a la luz otro caso, esta vez el asesinato de un adolescente afroamericano. Dos tragedias que reabren viejas heridas y que amenazan con dividir para siempre a esta comunidad. El Departamento de Justicia asigna el caso a un joven fiscal, Preston Terry y la investigadora Ashe Akino, ambos afroamericanos. Ellos tendrán que investigar a todos los implicados y manejar los intereses creador por ciertas personalidades de la zona como la Gobernadora de Carolina del Norte. Ella está viviendo una dura pelea por la reelección y estos recientes tiroteos en su estado le complican mucho la carrera política. Otros afectados son un magnate inmobiliario y propietario de una prisión, y un veterano del departamento de policía, también implicado en esta delicada investigación. Mientras, Ashe y Preston intentarán sobrevivir al interés mediático, al debate público y a los disturbios sociales que acompañan a este tipo de casos.

Madoff

2016 | Madoff | Serie TV

Zipper

2015 | Zipper

Very Good Girls

2013 | Very Good Girls

El poder del dinero

2013 | Paranoia

Adam Cassidy es un jovenzuelo pirado por las nuevas tecnologías, que junto a un grupo de compañeros lucha por escalar socialmente en Nueva York presentando sin suerte “geniales” ideas para su empresa de telefonía móvil, liderada por el ambicioso Nicolas Wyatt. Éste decide manipular a Adam para intentar batir a su principal rival y antiguo socio Jock Goddard: la idea es prometerle un fabuloso futuro, si acepta espiar industrialmente para él, introduciéndose en la empresa del otro. Harto de una vida humilde en Brooklyn, con un padre enfermo, y atraido por el lujo y el dinero, acepta la propuesta de Wyatt. Thriller que adapta una novela de Joseph Finder, con planteamiento inicial atractivo, pues pretende criticar una sociedad en crisis, obsesionada por la tecnología, donde las oportunidades para los jóvenes son escasas, y donde las metas acaban reducidas a subir a la cúspide del poder, como sea. Aunque medianamente entretenido y con atractivo reparto, el guión falla estrepitosamente. Primero obliga a aceptar ideas imposibles, como la de un Adam capaz de presentar a Goddar un gran invento para ganarse su confianza, y luego incluye todos los tópicos imaginables de joven inexperto tratando de robar información. Casi todos los personajes son excesivamente básicos -los mejores son los veteranos Gary Oldman y Harrison Ford, el resto aportan sobre todo atractivo físico-, y las supuestas sorpresas que depara la trama no lo son tanto. Desde luego Robert Luketic estuvo mucho más atinado en 21: Black Jack, netamente superior.

4/10
Cas & Dylan

2013 | Cas & Dylan

Coma

2012 | Coma | Serie TV

The Lightkeepers

2010 | The Lightkeepers

Piraña 3D

2010 | Piranha 3D

El francés Alexandre Aja está considerado uno de los más sólidos realizadores de nueva hornada dentro del género de terror, tras Alta tensión y sobre todo Las colinas tienen ojos. El realizador  versiona en esta ocasión Piraña, film producido por Roger Corman para aprovechar el éxito de la inmediatamente anterior Tiburón, que contaba con Joe Dante como realizador y nada menos que John Sayles como guionista. La acción transcurre en Lake Victoria, un municipio cuya habitual tranquilidad se altera todos los años por la celebración de la Fiesta de la Primavera, a la que acuden numerosos jóvenes para excederse con el alcohol y tomar el sol con poca ropa. Pero el lugar recibe la inesperada visita de unas pirañas de origen prehistórico que se comen a un par de incautos. Mientras la sheriff Julie Forester se da cuenta de lo que ocurre, su hijo mayor ha dejado solos a sus dos hermanos para irse a ayudar a un tipo que rueda películas subidas de tono en un barco que ha llenado de bellezones. Todos tendrán que escapar al ataque de los temibles depredadores acuáticos... Alexandre Aja abandona el tono habitual de sus películas de terror, y compone una película gamberra, basada en el exhibicionismo continuo de chicas exuberantes en 3D, extrema violencia 'gore' en las secuencias de las pirañas, en general bastante sangrientas, y un exceso de humor negro en ocasiones 'simplón'. El realizador renuncia a crear tensión, salvo en una secuencia con unos niños atrapados en un barco, calcada del film original, y que está bien rodada. Decepcionará profundamente a quienes busquen rememorar el encanto de serie B del film original, o la intensidad de anteriores films de Aja, y parece más bien un producto para pandillas de adolescentes en busca de diversión sencilla. Del reparto se salva Christopher Lloyd, que no se toma en serio su papel, pero lo interpreta de forma exagerada con cierta gracia, y un recuperado Richard Dreyfuss, paradigma del género de terror submarino al protagonizar el Tiburón de Steven Spielberg, y que realiza una pequeña intervención al principio.

3/10
Red

2010 | RED

Cada vez llegan más comics a la gran pantalla. En esta ocasión estamos ante la adaptación de una novela gráfica de Warren Ellis y Cully Hamner de tres números, publicada por la editorial DC. El film cuenta con un director solvente, Robert Schwentke, responsable de la intensa cinta de suspense Plan de vuelo: Desaparecida. Frank Moses es un agente de la CIA jubilado que pasa sus días buscando excusas para llamar a Sarah Ross, la chica que le envía los cheques de la pensión a su casa, a la que corteja por teléfono a pesar de que nunca se han visto en persona. Cuando unos asesinos irrumpen en su casa para aniquilarle, Frank logra salir airoso del trance, pero decide recoger a Sarah, ya que está convencido de que quienes le persiguen han escuchado sus conversaciones y van a ir a por las personas que más le importan para hacerle daño asesinándolas. Con ayuda de diversos amiguetes, todos ellos antiguos compañeros ya retirados, tratará de averiguar quién le persigue y por qué. Red ofrece acción a raudales, una buena factura técnica y en suma, lo que se espera. Nadie que sepa lo que va a ver saldrá defraudado. Bruce Willis recupera su personaje de héroe de acción socarrón que le convirtió en una megaestrella en Jungla de cristal, y demuestra una gran capacidad para reírse incluso de sí mismo, ya que se hace un chiste sobre su falta de pelo. Y desde luego, el punto fuerte de la cinta son los secundarios, ya que Willis está acompañado por Mary-Louise Parker, John Malkovich –muy divertido como paranoico–, Helen Mirren –genial como versión femenina de Rambo en un papel totalmente opuesto a los que suele interpretar–, Karl Urban, Morgan Freeman, Rebecca Pidgeon, Richard Dreyfuss, Brian Cox y el legendario Ernest Borgnine. ¡Casi nada! El público que vaya predispuesto a pasarlo bien pasará por alto que sus personajes son típicos de cómic, más bien esquemáticos, y que nada parece nuevo. De hecho la base de la trama –chica se enamora de un desconocido que resulta ser un superespía que la protege de peligrosos asesinos– es casualmente idéntica a la de la reciente Noche y día.

5/10
Mi vida en ruinas

2009 | My Life in Ruins

Siete años antes de está película, la actriz de origen griego Nia Vardalos dio la campanada con la pequeña comedia Mi gran boda griega, que estuvo respaldada por el matrimonio Tom Hanks-Rita Wilson en la producción. Aquello prometía una carrera en el género para Vardalos, pero la serie televisiva que nació del film se estrelló en audiencia. El intento aquí de repetir la fórmula en el cine, de nuevo con la ayuda de los Hanks, no resulta muy afortunado. Donald Petrie (Miss agente especial, Dos viejos gruñones) fracasa en su esfuerzo por atrapar el espíritu mágico que hacía de Mi gran boda griega una película muy grata. Pero Mi vida en ruinas parece justamente eso, las ruinas de lo que podía haber sido una comedia con gracia.Georgia es una profesora de arte e historia griegos, que ha tenido que conformarse con trabajar de guía turística en la patria de Aristóteles y compañía. No le gusta nada su trabajo, sobre todo porque los turistas, más que deseos de cultura, lo que pretenden es diversión, playa, compras, recuerdos y demás zarandajas. Encima hay otro guía, Nico, que le hace la vida imposible para forzar su despido. El caso es que debe llevar al grupo B de una expedición, y aunque de entrada forman una amalgama insoportable -dos hispanas divorciadas y pechugonas, unos australianos que no hay quien los entienda, el típico 'gracioso', los americanos ignorantes, una adolescente enfurrañada con sus padres, y un conductor de autobús con pinta de troglodita...-, al final Georgia encontrará su “feji”, que parece que es como se dice en griego “mojo”, “chispa”, “luz interior”, o lo que sea.El planteamiento podía haber dado pie a gags simpáticos -cualquiera puede reconocer ciertas situaciones 'padecidas' cuando se hace un tour turístico-, e historias humanas, quizá sensibleras pero razonables. Pero una vez presentado el terreno en el que nos movemos, con las notas exóticas de rigor, el conjunto consiste en una serie de tópicos donde rivalizan la frivolidad con lo zafio, empañando lo que pretende ser una historia 'amable', de buenas vibraciones. Sin ir más lejos: ¿Quién se puede conmover con el personaje viudo de Richard Dreyfuss, que añora a su esposa muerta, si “se lo hace” simultáneamente con las dos turistas españolas, a pesar de ser un anciano? Y lo que parece una crítica a cierto turismo incapaz de apreciar la belleza y la historia queda completamente rebajada, porque en el fondo se acepta tal planteamiento, se supone que hay que aderezar las explicaciones con anécdotas picantes, en caso contrario aquello es un 'latazo', sin ningún interés.

3/10
Hojas de hierba

2009 | Leaves of Grass

Brady y Bill Kincaid son gemelos idénticos, pero sus personalidades no pueden ser más distintas. Brady vive en Little Dixie, un pueblo de Oklahoma, y se dedica a cultivar marihuana. Bill, por su parte, desapareció de allí diez años atrás y ha llegado a ser una eminencia universitaria en filosofía clásica. No quiere saber nada de su familia –hermano y madre–, a quienes considera unos colgados que arruinaron su juventud. Pero con una estratagema, Brady conseguirá que su hermano regrese. En realidad le necesita para llevar a cabo un plan radical para librarse de sus deudas. Cuarto largometraje tras las cámaras del actor Tim Blake Nelson, cuyo mejor papel hasta la fecha sea seguramente el del preso tarambana de O Brother! Aquí dirige y escribe una historia con sabor muy personal, ambientada en su estado natal –Oklahoma– y en la idiosincrasia de sus gentes, y enfrentando esa vida con el contraste “cultureta” de la Universidad de Brown, en donde a la sazón también se graduó el propio Nelson. Otros aspectos de su universo están presentes, como la inclusión de una subtrama judía –recordemos que Nelson dirigió La zona gris, amargo film sobre el holocausto–, con un eficaz e histriónico personaje interpretado con maestría por Richard Dreyfuss. Hojas de hierba –homenaje explícito a Walt Whitman– es una comedia dramática, con más drama que comedia, que habla de la vida provinciana y de desacuerdos familiares permanentes en el tiempo, a la par que suelta su granito de arena a favor del mundo de la marihuana y su cultivo. Personajes esperpénticos, matones, y otras vidas que pululan por ahí se dan cita en una historia en verdad leve, tragicómica, tejida de cotidianidad, con un argumento desconcertante, que no acaba de cuajar porque sencillamente parece arbitrario y no sabe muy bien a dónde dirigirse. Visual y narrativamente hablar de Hojas de hierba es, por lo demás, hablar del cine de los hermanos Coen, porque las situaciones y planos definitorios del film son puramente coenianos, con el surrealismo y exceso de películas como Sangre fácil o Fargo. Escenas como la entrevista con Rothbaum, la aparición del dentista o el ataque con ballesta son muestras de ello. En el plano actoral hay que destacar el doble esfuerzo Edward Norton al dar vida a los gemelos y la luminosidad de Keri Russell en los pocos momentos que la vemos en pantalla.

4/10
W.

2008 | W.

En Nixon, Oliver Stone retrató a un presidente estadounidense marcado por la sombra de Kennedy, que había sido mucho más popular que él, y le había vencido en las elecciones. En esta ocasión lleva al cine la vida de George W. Bush, otro presidente también acomplejado –según se le muestra en el film– por otro antecesor, que en este caso es George H.W. Bush, su propio padre. Stone hace mucho hincapié en las reprimendas de Bush Sr. a su vástago, hasta el extremo de que éste llega a tener pesadillas con él. También apunta que se siente muy celoso de que su padre parezca tener como favorito a su hermano Jeb. Y explica que en parte su empecinamiento con la guerra de Irak se debe a que Bush quería derrocar a un Sadam Hussein que su padre dejó en el poder tras derrotarle y expulsar a sus tropas de Kuwait en 1991. Contra todo pronóstico, Oliver Stone desconcierta un poco porque se esperaba que el polémico director de JFK y Comandante (sobre Fidel Castro) arremetiera sin piedad contra un presidente que ha combatido de forma regular en sus declaraciones públicas. Y sorprende agradablemente que, a pesar de sus divergencias políticas, Stone no cargue radicalmente contra él, sino que hace un esfuerzo por entenderle, y por explicar sus acciones. Por curioso que parezca, presenta a Bush como un buen hombre, honesto y esforzado, a pesar de su torpeza al hablar y sus problemas con el alcohol, un error de juventud. Viene a reconocer el cineasta que Bush es un hombre de sólidos principios e ideales, religioso convencido, enamoradísimo de su mujer, que luchó con tenacidad para ser elegido gobernador de Texas, en el 94, con todo en contra suya. El punto fuerte de la cinta son los actores. Algunas caracterizaciones son asombrosas, como la de Josh Brolin, que si bien no parece tan inspirado como en No es país para viejos, se esfuerza notablemente y por momentos parece el propio Bush. Se lucen especialmente el veterano James Cromwell como su progenitor, Elizabeth Banks –Laura Bush, su esposa– y una transformada Ellen Burstyn –Barbara Bush, madre del protagonista–. Richard Dreyfuss es un convincente Dick Cheney, aunque su personaje parece tratado de modo maniqueo, pues queda como un manipulador ansioso por quedarse con el petróleo de Irak. Sorprende visualmente muchísimo Thandie Newton, que gracias a una excelente labor de los maquilladores recuerda muchísimo a su personaje, Condolezza Rice, si bien no tiene demasiado papel en la cinta. Por otra parte, alguna elección se antoja desafortunada, como en el caso de Ioan Gruffudd (Mr. Fantastico en Los 4 fantásticos) escogido para una breve interpretación de Tony Blair. Juega en contra del film el hecho de que Oliver Stone –cuyos movimientos de cámara en cintas como Wall Street eran muy brillantes– haya rodado esta con una puesta en escena muy académica, cercana al de las producciones televisivas de segunda categoría. Además, el metraje (129 minutos) se antoja excesivo para una trama que no aporta ninguna teoría de la conspiración al estilo JFK, ni ninguna novedad sustancial, sino que se limita a repasar asuntos que han ocupado las portadas de los diarios en los últimos años. Desde luego, es una obra muy menor en la filmografía del veterano director.

5/10
Poseidón

2006 | Poseidon

Esperado remake de La aventura del Poseidón, filmada en 1972. Durante la celebración de fin de año en el enorme transatlántico Poseidón, un extraño fenómeno marino crea una gigantesca ola que golpea al buque. Como consecuencia del impacto, éste se tumba de tal modo que queda completamente boca abajo. Según el capitán del navío, las paredes exteriores están preparadas para contener el aire y aguantar la presión del agua, hasta que lleguen a rescatarlos. Sin embargo, unos cuantos supervivientes deciden ascender ellos mismos hasta el casco, aun a riesgo de encontrar la muerte por el camino. La película tiene a su favor la pericia de Wolfgang Petersen –quien vuelve a estar bajo el agua tras El submarino (1981)– y el uso de los modernos efectos especiales. Así, el accidente y sus consecuencias devastadoras están resueltos con brillantez, al igual que algunas tomas posteriores, donde predomina la sensación claustrofóbica. Sin embargo, es el tratamiento de los personajes el que no funciona del todo. El guión en este punto es ingenuamente esquemático, apenas hay presentación de los mismos antes de entrar en faena y no da tiempo de implicarse emocionalmente, al contrario de lo que ocurría en la versión de 1972. Hay, eso sí, varios momentos para el heroísmo, pero también “cantan” demasiadas casualidades a la americana. Entre el reparto destaca la argentina Mía Maestro, a la que hemos visto en la serie Alias, y junto a ella un grupo de actores consagrados como Russell, Lucas o Dreyfuss.

4/10
Silver City

2004 | Silver City

Mientras rueda un spot publicitario, el candidato a gobernador de Colorado pesca un cadáver en un lago. Tratando de evitar a toda costa el escándalo (que el candidato quede como ‘el tipo que pescó un cadáver’), encargan a una agencia de detectives que averigüen quién es el muerto, y si algún enemigo político lo ha dejado adrede para dañar las posibilidades de ganar las elecciones. A medida que avanza en sus indagaciones, el investigador Danny O'Brien descubrirá que ‘el enemigo está en casa’. Hábil sátira política, revestida de trama detectivesca, y con el romanticismo al fondo de un antiguo amor, y de la fidelidad a los propios principios. Aunque en el candidato hay paralelismos con el presidente George W. Bush, John Sayles es lo bastante capaz para no caer en la burda caricatura. Así, muestra con mordacidad a un demagogo puro, no demasiado inteligente, hombre de paja manejado por otros que esperan sacar tajada de su triunfo electoral. Y dirige su diatriba a ese clan de explotadores, que hace fortuna manipulando a los votantes con la apelación a su patriotismo, a los valores familiares, Dios, etc. De este modo se fustiga más la hipocresía que las ideas, lo que se constata en el caso de la hermana del candidato, feliz de haber tenido al hijo que pensó abortar. Pero no sólo los políticos salen mal parados: los medios de comunicación son acusados de apostar siempre al caballo ganador, de evitar las cuestiones incómodas que suponen un riesgo. Además hay una interesante subtrama, en que se pinta la miseria de los inmigrantes y los espaldas mojadas, que sin papeles son mercancía de la que se puede prescindir.

6/10
¿Quién es Cletis T?

2001 | Who Is Cletis Tout?

Critical es un asesino con una estupenda afición: le encanta el cine clásico. Lo que podría salvar el pellejo a Trevor, un tipo al que retiene contra su voluntad, y a quien ha confundido con la que debía ser su víctima: Cletis T. En efecto, Trevor puede prolongar su vida si le cuenta una buena historia, como si fuera una película. Lo cierto es que la realidad va a superar a su imaginación. El film tiene su punto de ingenio, y tiene un reparto bastante apañadito.

4/10
El viejo que leía novelas de amor

2001 | The Old Man Who Read Love stories

El Idilio es un remotísimo pueblo que se encuentra en plena selva amazónica. Allí, junto a los indígenas, vive Antonio José Bolívar, hombre blanco, que conoce y respeta las leyes de la selva. Aunque ya anciano, es un experto cazador, capaz de enfrentarse al temible jaguar. De vez en cuando le toca guiar a grupos de forasteros con mucha pasta, que quieren darse el caprichito de cobrar alguna pieza en una cacería. Los ratos libres los mata Bolívar leyendo novelas rosas, historias de amor impresas en papel barato, que le proporciona el dentista del poblado. Sensible adaptación de la preciosa novela de Luis Sepúlveda. Esta coproducción internacional, en la que ha intervenido España a través de Iñaki Núñez, no escatima medios a la hora de presentar las aventuras selváticas de Bolívar. El reparto cuenta con dos actores de campeonato: el americano Richard Dreyfuss, que ganó el Oscar por La chica del adiós, y el británico Timothy Spall, actor fetiche de Mike Leigh, con quien hizo Secretos y mentiras. Dreyfuss quedó fascinado por el guión: “El personaje de Antonio es una persona a la que se debe admirar. Nunca había dado vida a otra igual. Es una historia de supervivencia, pero ante todo es una maravillosa historia de amor.”

5/10
Fail Safe

2000 | Fail Safe

Un avión americano sobrevuela Moscú con la orden equivocada de lanzar la bomba atómica. La posibilidad de una guerra nuclear parece cercana. Rodada en blanco y negro, el film nos lleva a los peores momentos de la guerra fría. Un reparto de lujo se encarga de mantener la tensión psicológica y la emoción argumental de este remake de un film de Sidney Lumet. 

5/10
Una banda de cuidado

2000 | The Crew

Un grupo de vejetes en Miami, de aspecto simpático y de no haber roto nunca un plato, en su día fueron unos tipos poderosos en el mundo de hampa. Ahora, ya retirados, se cierne sobre ellos la amenaza del desahucio. Con cual deberán reemprender sus antiguas ocupaciones. Aunque, van a comprobarlo pronto, los tiempos han cambiado. Michael Dinner reúne a un reparto envidiable para contar con cierta gracia cómo viven la jubilación unos hombres que un día fueron temibles. Destacan como actores carismáticos Burt Reynolds y Richard Dreyfuss, y el actor en alza Dan Hedaya. Carrie-Anne Moss (Matrix) da vida a una policía que es la hija de uno de los gángsters (Dreyfuss), aunque ella no tiene ni idea del asunto.

5/10
Lansky

1999 | Lansky

Meyer Lansky es un viejo gángster que vive el final de sus días en Israel, lejos de la justicia norteamericana. Los recuerdos le vienen a la cabeza, cuando se codeaba con los temibles Bugsy Siegel o Lucky Luciano en las calles de Nueva York. Una película escrita por el prestigioso David Mamet, que cuenta con un buen reparto. Introduce al espectador en el siempre interesante mundo de la mafia.

6/10
La tribu de los Krippendorf

1998 | Krippendorf's Tribe

Disparatada comedia de enredo. El despistado antropólogo James Kippendorf disfruta de una beca de investigación. Debe describir el comportamiento de una tribu de Nueva Guinea. Tras 2 años de estudios, no hay tribu alguna; con lo que el profesor recurre a su propia familia e inventa gracias a ellos unos indígenas de lo más primitivo. Risas garantizadas, y gran trabajo del actor Richard Dreyfuss.

4/10
Frank Capra: El sueño americano

1997 | Frank Capra's American Dream

Cuenta la vida de uno de los grandes directores de la historia del cine, nacido en Bisaquino, Sicilia, el 18 de mayo de 1897, y fallecido en Hollywood el 3 de septiembre de 1991. Llegó a Los Angeles con 6 años, perteneciente a una familia de campesinos italianos. Gracias al apoyo de sus parientes y a algunas becas, consigue acabar sus estudios de química. A la vez que completa sus estudios, trabaja como vendedor de periódicos. Se fue voluntario a la Primera Guerra Mundial, y a su vuelta no encuentra trabajo. Debido a su insistencia consigue trabajo como guionista y en 1922 dirige casi por casualidad una película, basada en un relato de Rudyard Kipling. De repente, el mundo del cine le fascina. Se introduce en el mundo floreciente de la industria del cine en Hollywood, y dirige algunas películas del cómico Harry Langdon, como El hombre cañón (1925). Gracias a otra casualidad, conoce a Harry Cohn, el propietario de los estudios Columbia. Cohn ve el talento de Capra y le contrata para hacer películas. Durante esa época, Capra escribe una película en dos semanas, la rueda en dos semanas y realiza el montaje en dos semanas. Se trata de películas mudas, como Cómo se corta el jamón (1928). Ya en estas películas se vislumbra su particular filosofía de la vida, que plasmaría después en sus películas: un tono positivo y un talante optimista de un hombre independiente, honesto y de buen corazón, seguro de sus convicciones. El comienzo del cine sonoro no es prometedor para él, hasta que empieza a colaborar con el guionista Robert Riskin. Juntos hacen películas como Dama por un día (1933), Sucedió una noche (1934), la primera película que consiguió los cinco Oscars más importantes: director, película, actor, actriz, guión. Le siguen El secreto de vivir (1936), Horizontes perdidos (1937), Vive como quieras (1939), Caballero sin espada (1940) y Juan Nadie (1940). En 1939 funda su propia compañía de producción. Durante la Segunda Guerra Mundial, trabaja para el ejército norteamericano con la serie documental Why we fight. En 1945 funda la Liberty Films, donde acoge a directores como William Wyler y George Stevens. En 1946 produce la que está considerada su obra maestra, Qué bello es vivir. En esta película queda clara su filosofía de la vida y su aportación al cine. Varios años después, el genial John Ford se referiría a Capra como el director más grande del mundo. John Cassavetes, el conocido director de cine independiente norteamericano, diría: Tal vez América nunca existió realmente, tal vez lo único que existió fue la América de Frank Capra. Este documental incluye entrevistas con artistas y directores tan relevantes como Robert Altman, Martin Scorsese o Richard Dreyfuss.

6/10
La noche cae sobre Manhattan

1997 | Night Falls on Manhattan

Sean es un joven ex policía, miembro de una familia de servidores de la ley, que ha terminado con esfuerzo y tesón la carrera de derecho. Ahora pasa a ser uno de los novatos ayudantes del fisica de distrito en la siempre complicada ciudad de Nueva York. El primer caso que le endosan es atractivo pero difícil, al tiempo que tiene derivaciones que le afectan directamente: debe instruir la acusación contra un importante capo de la droga, que cuando iba a ser detenido liquidó a dos policías, además de herir a su propio padre, también policía, justo cuando le quedaba poco tiempo para retirarse. Lo malo es que a medida que investiga, descubre ramificaciones de corrupción en el cuerpo policial, que podrían implicar a su progenitor. Sidney Lumet demuestra un magnífico pulso narrativo en este film, que conecta con otros títulos suyos como Sérpico y El príncipe de la ciudad en su temática de las cloacas de la policía. "Melodrama moral", en palabras del director, plantea interesantes dilemas éticos, y señala la frecuente tentación de caer en el cinismo para autojustificar las propias acciones. El reparto es excelente, pero destacan Andy García y Ian Holm, hijo y padre en la película.

7/10
Oliver Twist (1997)

1997 | Oliver Twist

Cuidada adaptación de la famosa novela del escritor inglés Charles Dickens, el autor que mejor ha expresado la vida y los afanes de los desheredados y pobres. La película logra mantener el tono alegre y humanamente esperanzado del original con un espectacular reparto que recrea a la perfección esta aventura de la Inglaterra del siglo XVI. Oliver Twist es un pobre huérfano que malvive en las calles de Londrés. Un buen día se une a un grupo de ladronzuelos y se ve acusado de un crimen que no ha cometido. Y en medio del lío tendrá la oportunidad de conseguir la familia que siempre deseó. Magníficos papeles para el extraordinario Richard Dreyfuss (Oscar al Mejor Actor en 1977) y para el que fuera mejor actor "joven" de la industria de Hollywood, Elijah Wood. La película es todo un clásico familiar que indaga sobre la condición del ser humano, su lealtad y su compasión.

6/10
Encantado de matarte

1996 | Trigger Happy

Vic es el jefe de una peculiar familia de mafiosos, que se dan la puñalada por la espalda a las primeras de cambio. Después de una temporada en un sanatorio mental, Vic regresa con nuevos bríos para poner orden en la familia. Lo primero que descubre es que su chica, Gracia, a quien dejó al cuidado de Mick, mantiene una apasionado romance con éste. Rita, una mujer de armas tomar, es la hermana de Gracia y la novia de Mick. Por supuesto, no le hace ninguna gracia que su novio Mick le engañe con su hermana Gracia. Para colmo de males, Ben se ha puesto al frente de los negocios de Vic, y no está dispuesto a devolver el mando a su jefe. A la vez, el ambicioso Jake está tramando un plan para eliminar a Vic y a Ben y quedarse así como único jefe de la familia. Vic va a tener que trabajar duro si quiere poner orden en su familia y en sus negocios. Una divertida comedia que parodia el mundo de la mafia. Utiliza un humor bastante ácido, y el cinismo está presente en cada uno de los personajes. Cuenta con una estupenda plantilla de intérpretes. Algunas situaciones contienen unos brillantes diálogos, que seguro mantendrán entretenido al espectador.

4/10
Profesor Holland

1995 | Mr. Holland's Opus

Un compositor frustrado decide dedicarse a la enseñanza. Sentido homenaje al mundo de la docencia, con un convincente Richard Dreyfuss que da vida al mismo personaje a través de los años.

6/10
El presidente y Miss Wade

1995 | The American President

Original comedia romántica que tiene como protagonista al presidente de los Estados Unidos y muestra sus dificultades para entablar una relación sentimental. El presidente Andrew Shepherd, viudo, se enamora de Sydney Wade, miembro de un lobby ecologista. Poco después, los índices de popularidad del presidente comienzan a descender, a pesar de la ayuda de sus asesores y ayudantes. Michael Douglas realiza una cuidada interpretación de un presidente que recuerda a la figura de Bill Clinton. La realización corrió a cargo de Rob Reiner (La princesa prometida, Cuando Harry encontró a Sally).

5/10
Un testigo silencioso

1994 | Silent Fall

El doctor Rainer (un Richard Dreyfuss algo apagado), es un psiquiatra infantil retirado de la profesión desde el trauma que sufrió cuando uno de sus pacientes se suicidó. Ahora, para ayudar a la policía, ha de hacerse cargo de un niño que ha sido testigo del brutal asesinato de sus padres. Poco a poco se va adentrando en la atormentada mente del niño, que repite las voces que oyó, y que, sometido a presión, es capaz de expresar una gran furia. Thriller psicológico demasiado parsimonioso para ser tomado en consideración, que bucea en el autismo y los abusos sexuales. Linda Hamilton no hace demasiado como esposa del médico, J.T. Walsh es un extraño policía que se acuesta con varias mujeres del pueblo y John Lithgow se limita a jugar con su ambiguo rostro. Lo mejor es la aparición de la guapísima Liv Tyler.

3/10
Prohibido querer

1993 | Lost In Yonkers

Son los años de la Segunda Guerra Mundial. Jay (Brad Stoll) y Arty (Mike Damus) acaban de perder a su madre. Para afrontar los gastos de una larga enfermedad, Eddie, su padre, acepta un trabajo que le obliga a viajar. Los chicos se quedarán con la severa abuela (Irene Worth), dueña de una tienda de dulces, y con la tía Belle (Mercedes Ruehl), una mujer con un gran corazón pero algo mal de la cabeza. Este magnífico film muestra una interesante galería de personajes, que no son lo que parecen. Los dos chavales son eso, chavales, como lo demuestra su pasión por las golosinas. Pero madurarán en su nuevo ambiente familiar. La tía Belle demuestra ser el personaje más fuerte. A pesar de que pierde con frecuencia el hilo de sus razonamientos, sabe lo que quiere, reparte cariño a todos, y –¡sorpresa para todos! – está enamorada del acomodador de una sala de cine. La tía Gertie y Eddie se educaron en el miedo. Luego está el tío Louie (Richard Dreyfuss), envuelto en negocios turbios, la oveja negra de la familia. Pero a pesar de las aristas de estos cuatro hermanos, la abuela es el verdadero personaje patético del film: con el rostro agrio, controlándolo todo, es incapaz de querer. El dramaturgo y guionista Neil Simon ha adaptado para la pantalla su propia obra teatral, de gran éxito en Broadway, y que consiguió varios premios Tony. El guión reparte momentos dramáticos y humor, aunque lo preside un tono agridulce, en la tradición de las grandes obras teatrales norteamericanas. Martha Coolidge, que ya demostró pulso firme tras la cámara con El precio de la ambición, dirige con acierto a unos magníficos actores. Ruehl y Worth ya interpretaron la obra en el teatro; y en los nuevos actores destacan Dreyfuss y los espléndidos chavales Stoll y Damus. Una fotografía de hermosas tonalidades de época de Johnny E. Jensen y una dirección artística de David Chapman sacan un provecho óptimo del casi escenario único del film: el edificio que alberga la tienda de dulces. El peligro de que este escenario delatara en exceso el origen teatral del film se sortea con eficacia. Elmer Bernstein, con su banda sonora, está espléndido: como siempre.

6/10
En el punto de mira (1993)

1993 | Another Stakeout

Chris y Bill son dos policías que les asignan un nuevo caso, encontrar a la testigo que ha escapado de las fechorías de un mafioso. En su misión contarán con la ayuda de Gina, una atolondrada ayudante del fiscal. John Badham vuelve con esta secuela de Procedimiento ilegal, que se basa en una trama parecida. Destaca la presencia del trío protagonista. El resultado es una comedia ligerita cuyo único logro es la elección de buenos actores.

2/10
Querido intruso

1991 | Once Around

Comedia romántica. Renata (Holly Hunter), la hija mayor de un matrimonio italoamericano, ha sido abandonada por su novio, pero se ha enamorado de Sam (Richard Dreyfuss), un excéntrico pero entrañablemente encantador hombre de negocios. Sin embargo, la impetuosa hermana de Renata y sus padres no aguantan las intromisiones desagradables y disparatadas de Sam en su círculo familiar. Éste, charlatán, vanidoso y completamente diferente a lo que se estila normalmente tiene buenas intenciones, pero eso no le impide ir demoliendo poco a poco las estabilidad que reina en la familia de su enamorada. Película divertida y ocurrente, que debe gran parte de su calidad a la actuación del camaleónico Richard Dreyfuss, en un papel lleno de vitalidad y que nadie podía interpretar de modo más convincente.

4/10
¿Qué pasa con Bob?

1991 | What About Bob?

El histérico e hipocondríaco Bob asiste a terapia con el psiquiatra Leo Marvin, pero éste ya está hasta el gorro de su paciente. Por ello, decide descansar con su familia en su casa de la playa, y olvidarse del trabajo por unos días. Pero no será tan fácil, pues Bob se presenta allí para recibir consulta, y lo que es peor, sus hijos empezarán a tomarle cariño. Leo planeará una drástica solución contra Bob. Tras las películas de Los cazafantasmas y antes de Atrapado en el tiempo, el cómico Bill Murray intervino en esta entretenida comedia sobre un plasta neurótico con síndrome de dependencia que volvía loco a un sufrido Richard Dreyfuss. Frank Oz, conocido por todos por ponerle voz a Yoda, es el director de este divertidísimo film que nadie debe perderse.

6/10
Prisioneros del honor

1991 | Prisoner of Honor

En 1890, el judío Alfred Dreyfus se le acusó de espionaje y traición y se le condenó a vivir incomunicado en la Isla del Diablo. Poco después, el coronel Picquart perteneciente al ejército francés y jefe del contraespionaje, investigó este caso llamado ‘caso Dreyfus’ y halló la verdad, destapando asuntos de corrupción y racismo. Ken Russell dirige este drama histórico que se le acusa de falta de ritmo narrativo y de utilizar un tono inadecuado, a pesar de tener una buena historia que no aprovecha, y un buen elenco de actores como Richard Dreyfuss (Encuentros en la tercera fase, Profesor Holland) u Oliver Reed (Gladiator).

4/10
Postales desde el filo

1990 | Postcards From The Edge

Meryl Streep interpreta a una mujer algo desequilibrada y, para colmo, adicta a la cocaína. Debido a su inconsecuente comportamiento, ha echado a perder la costosa producción de la película de un prestigioso director, interpretado por Gene Hackman. Esto provoca que, aunque ha pasado por una difícil cura de desintoxicación, se crea una mala fama por la que nadie quiere contar con ella para sus proyectos cinematográficos. Dennis Quaid, interpreta a su íntimo amigo, que también ha dejado de confiar en ella. Se da cuenta de que sólo le queda su madre, interpretada por Shirley MacLaine, que da la casualidad de que también fue una estrella del cine venida a menos por culpa de su afición al alcohol. Aunque están muy distanciadas, esta situación límite les obliga a acercarse. Ambas tratan de llevar una vida normal juntas. Se trata de una adaptación de la novela de Carrie Fisher, que también firma el guión. El duelo interpretativo entre Streep y MacLaine se salda con un excelente resultado para ambas partes. Una historia emotiva que engancha desde el principio. Narrada con realismo e ironía, cuenta con unos diálogos llenos de audacia y la mar de ingeniosos. Recomendable.

4/10
Rosencrantz y Guildenstern han muerto

1990 | Rosencrantz & Guildenstern Are Dead

Adaptación de la obra de teatro del dramaturgo y guionista Tom Stoppard, que dirige él mismo, su única incursión hasta la fecha como director. Toma a dos personajes secundarios del "Hamlet" de William Shakespeare, Rosencrant y Guildenstein, y presenta los hechos de la conocida obra desde su punto de vista, ignorantes del destino que les ha preparado su amigo el príncipe de Dinamarca, por lo que considera una deslealtad y una traición de parte de ellos. Se trata de un planteamiento original, y que proporciona momentos cómicos, próximos a lo surrealista. Gran trabajo de Gary Oldman y Tim Roth como la pareja del título. El film ganó el León de Oro en el Festival de Venecia.

6/10
A rienda suelta

1989 | Let It Ride

Jay Trotter (Richard Dreyfuss) es un humilde taxista que lleva toda su vida esperando un golpe de suerte. Su realidad cotidiana es muy simple, a la par que monótona. Un día decide cambiar la situación, y para ello pasa la acción a las pistas del hipódromo. Desoyendo los amables consejos de su esposa (Teri Garr), de sus amigos, y hasta de sus enemigos, la vida de Jay se convertirá de la noche a la mañana en una serie de persecuciones, en la que entrarán en juego un montón de dinero, un pícaro ladronzuelo, y la policía. Una entretenida comedia que mantiene en pie la presencia del polifacético Richard Dreyfuss. Acción y situaciones cómicas y disparatadas a raudales.

4/10
Always (Para siempre)

1989 | Always

Steven Spielberg dirige esta magnífica película sobre personas que dedican su vida a apagar espectaculares incendios forestales, todo ello envuelto en una vida de peligro, aventura, amor y compañerismo. Peter (Richard Dreyfuss) es el aviador mejor dotado de su grupo, un auténtico genio del vuelo capaz de arriesgarse hacia los mayores peligros, de los que no parece tener miedo, con tal de llevar a cabo su trabajo. Su actitud en el aire, sin embargo, no es vista con buenos ojos por parte de la mujer que ama (Holly Hunter) que sufre mucho cada vez que realiza una misión. Un día, al intentar salvar la vida de Al (John Goodman), su mejor amigo, Peter sufre un accidente mortal. El maestro Spielberg rueda una película llena de emoción y ternura, no exenta de realismo y tragedia, todo ello con la inestimable colaboración de unos actores fantásticos y una maravillosa banda sonora compuesta por el especialista John Williams. Fue la última película de la mítica Audrey Hepburn.

6/10
Presidente por accidente

1988 | Moon Over Parador

Comedia a la mayor gloria de un Richard Dreyfuss, que, como siempre nos tiene acostumbrados, logra una interpretación magnífica. Jack Noah (Richard Dreyfuss), un mediocre actor de Nueva York, está a punto de conseguir el papel de su vida en Parador, una ficticia nación del Mar del Caribe. Sin embargo, el presidente dictador del país cae muerto imprevisiblemente después de una borrachera el día antes de los carnavales. El jefe de policía (Raul Julia) obligará al actor a hacerse pasar por el presidente, bajo pena de muerte. Lo que no sabe es que Noah poco a poco se siente más a gusto con sus discursos, que van calando en el pueblo. Su confianza crece y cada vez está más contento con el apoyo personal de la ardorosa amante del fallecido presidente (Sonia Braga). Comedia de enredo al más puro estilo de Hollywood que cuenta con eficaces interpretaciones y un buen puñado de gags marca de la casa. Entretenida.

4/10
Loca

1987 | Nuts

Adaptación de una obra teatral de Tom Topor que sirve al lucimiento de su protagonista, la diva Barbra Streisand. Cuenta cómo una joven de clase social alta se dedica a la prostitución de lujo; cuando está con un cliente, lo mata y es acusada de asesinato. Para salvarla, sus padres desean que el abogado utilice el argumento de enajenación mental, algo por lo que ella no está dispuesta a pasar.Martin Ritt es un director más que competente, por lo que logra sacar adelante este típico drama judicial, en que la acusada acaba convertida en acusadora de una sociedad hipócrita, que trata de ocultar su podredumbre con un sistema legal no siempre justo. Aunque la temática es sórdida, Ritt se mantiene dentro de los márgenes de una cierta elegancia.

5/10
Procedimiento ilegal

1987 | Stakeout

Dos policías (Richard Dreyfuss y Emilio Estevez) son los encargados de montar un piso de vigilancia a la novia de un criminal, en espera que éste aparezca en cualquier momento. Lo malo es que uno de ellos comienza a sentirse atraído por la chica (la por aquel entonces desconocida Madeleine Stowe), llegando incluso a incumplir las normas y entablar una relación con ella. Con esta simple premisa, el guión de Jim Kouf ofrecía entretenimiento, diálogos brillantes, persecuciones, sexo y un sentido del humor basado principalmente en las bromas que los policías se gastaban entre ellos. Todo un apetecible cóctel que fue todo un éxito en taquilla, algo que era bastante habitual en la carrera de su director como demostraban Fiebre del sábado noche (1977), Juegos de guerra (1983) y Cortocircuito (1986). Doce años después, Procedimiento ilegal conoció una secuela llamada En el punto de mira (1993).

6/10
5/10
Cuenta conmigo

1986 | Stand By Me

Adaptación de un relato de Stephen King, en que un escritor recuerda su adolescencia, y en especial el verano en que, con su pandilla, descubrieron un cadáver en el bosque. Este extraño suceso tiene lugar en un pequeño pueblo de Oregón, Estados Unidos. Y sirve para dibujar la personalidad de cuatro valientes amigos: Gordie (Wil Wheaton), Chris (River Phoenix), Teddy (Corey Feldman) y Vern (Jerry O'Connell). Entre ellos ocurren las típicas disputas para decidir quién dirige la pandilla. Los cuatro tienen caracteres muy distintos. Geordie es tierno y bonachón, Chris es atrevido y algo tosco, Teddy es bastante peculiar, y Vern es el más prudente. Juntos corren un montón de aventuras y aprenderán a llevarse bien. Una entretenida película de aventuras, bañada de nostalgia, que hace un certero retrato del difícil paso de la niñez a la adolescencia. La película ha llegado a convertirse en un clásico, tan inolvidable como el tema musical del que toma título el film, "Stand By Me", interpretado por Ben E. King.

6/10
Mi vida es mía

1981 | Whose Life Is It Anyway?

Un escultor sufre un trágico accidente de coche que le provoca una parálisis total de su cuerpo. Tras el paso del tiempo, y al no encontrar ningún aliciente a su vida, inicia un juicio para que el hospital deje de atenderle y así poder morir ya que, como bien dice su título original "su vida le pertenece". Adaptación de la obra teatral de Brian Clark –que él mismo convirtió en guión–, sobre la eutanasia. Lo mejor es que, dentro del tono deprimente de su trama, está impregnada de un soterrado humor negro por parte del inmóvil protagonista. Toda la carga de la película la lleva Richard Dreyfuss, que está soberbio en un complicado papel donde no puede mover su cuerpo, y sus diálogos con las enfermeras y el médico que le atiende (John Cassavetes) resultan bastante ingeniosos.

6/10
La chica del adiós

1977 | The Goodbye Girl

En un apartamento de Nueva York, un actor de medio pelo llamado Elliot, y Paula, la antigua novia de un amigo y su hija Lucy, tienen que convivir juntos debido a una serie de circunstancias. Las singulares relaciones que surgen darán lugar a situaciones muy dispares. Cuatro nominaciones y un premio Oscar al mejor actor para Richard Dreyfuss, fue lo que recibió esta fantástica comedia romántica. Herbert Ross sabe mezclar humor y buenos sentimientos en esta película considerada una de las mejores comedias de los años 70.

7/10
Encuentros en la tercera fase

1977 | Close Encounters Of The Third Kind

La película que consagró definitivamente a Steven Spielberg. Con ella esculpió su nombre en letras de oro en la historia de la ciencia ficción. Esta edicion especial incluye secuencias no vistas en cine, que completan y mejoran el film original En el film somos testigos de cómo se produce la primera toma de contacto de los humanos con formas de vida extraterrestre, a través de diferentes personajes, que se ven impulsados, sin motivo aparente, a acudir a un determinado lugar en un momento determinado. Ellos serán los protagonistas de la gran aventura que supone el encuentro con una civilización extraterrestre. Spielberg da muestras de su buen hacer y se revela, además, como un excelente técnico y un gran director de actores. Destaca la interpretación de Richard Dreyfuss, así como la especial intervención del actor y director François Truffaut. Los efectos especiales, supernovedosos en su día, corren a cargo de Douglas Trumbull, y la banda sonora es del célebre John Williams (La guerra de las galaxias). El guión es del propio Spielberg.

6/10
Victoria en Entebbe

1976 | Victory at Entebbe

En 1976, en la Uganda dominada con mano de hierro por el dictador Idi Amin, un comando perteneciente al Frente Popular para la Liberación de Palestina secuestró un avión que sobrevolaba Corinto. Su petición era clara: matarían a todos los rehenes si los gobiernos de Alemania, Francia, Suiza, Kenia e Israel no liberaban a 53 compañeros encerrados en cárceles de estos países. La intervención de las fuerzas especiales judías provocó una masacre con más de 30 muertos. Hasta aquí los hechos reales. Sin embargo, lo que el cine mostró fue una operación militar heroica en los telefilmes Victoria en Entebbe y Brigada antisecuestro, de Irvin Kershner (1977). El que aquí nos ocupa se estrenó en salas de cine en Europa gracias a un reparto de primera categoría.

4/10
Tiburón

1975 | Jaws

El título que catapultó a la fama a Steven Spielberg, gracias a la confianza que le mostró el estudio Universal, asombrado de lo que había hecho el joven cineasta con El diablo sobre ruedas. Tomando una novela de Peter Benchley, logró entregar un clásico del cine terrorífico con monstruo depredador. La acción transcurre el pueblecito costero y playero de Amity, donde empieza a hacer de las suyas el escualo del título. Las autoridades locales, temerosas de que los ingresos turísticos se vayan al traste por el miedo al tiburón, tratan de restar importancia a las muertes que se producen, e incluso muestran a un bicho, ya capturado, que supuestamente habría sido el tiburón asesino. La cosa no resulta tan sencilla, de modo que aúnan fuerzas para enfrentarse al tiburón el sheriff local, un experto oceanográfico y un cazador de tiburones. Aunque el rodaje en el mar fue harto complicado, y al principio no se acababa de dar con el muñeco mecánico adecuado que hiciera las veces de tiburón, al final resultó un film redondo, gracias al magistral uso del suspense por Spielberg, bien apoyado en las inquietantes notas musicales de John Williams. Resulta memorable la escena de Quint, estupendo Robert Shaw, relatando el trágico destino de los ocupantes del barco USS Indianapolis.

8/10
El aprendizaje de Duddy Kravitz

1974 | The Apprenticeship of Duddy Kravitz

American Graffiti

1973 | American Graffiti

En la última noche del verano de 1962, los jóvenes de un pueblo de California quieren salir a divertirse antes de tener que volver a sus responsabilidades. George Lucas, antes de ser archiconocido por la saga de La guerra de las galaxias, rodó este film que fue nominado a los Oscar en cinco categorías incluyendo mejor película. La cinta hace una descripción de la juventud norteamericana de plenos años 60. La mezcla de inseguridad de un futuro que llega, las ilusiones vitales de unos muchachos adolescentes y las ansias, a la vez, de diversión, tan propias de la edad, son el tema central de la película. Hoy en día sigue siendo una de las cintas que mejor describen los ideales juveniles de aquella época. Entre el reparto figuran los nombres de Richard Dreyfuss, Ron Howard, Harrison Ford... El film cuenta con nostálgicos temas de The Flamingos, The Platters, The Diamonds, Chuck Berry o The Beach Boys, entre otros. Entretenida e imprescindible.

7/10
Dillinger

1973 | Dillinger

John Dillinger es un mafioso que acaba de cargarse a cinco agentes del FBI. Melvin Purvis, otro miembro del FBI, decidirá vengar la muerte de sus compañeros y le pisará los talones al capo y a sus compinches. John Milius (Conan, el bárbaro) basa su historia en la banda de John Dillinger, gángster que existió en la vida real y que protagonizó un gran número de atracos y asesinatos en la América de los años 30. Entre el reparto destaca la presencia de actores secundarios pero no por ello mediocres, como Warren Oates (El día de los tramposos), Ben Johnson (Río Grande) y un jovencillo Richard Dreyfuss. Buena ambientación de la época y gran carga de violencia y escenas de acción.

5/10
Hello Down There

1969 | Hello Down There

Una familia ha decidido vivir en una instalación subacuática. En su hogar tendrán que hacer frente a problemas inesperados, como un ataque de tiburones. Curiosa mezcla de comedia y ciencia ficción, rodada con un tono de cine familiar por Jack Arnold (La mujer y el monstruo). Cuenta con actores de primerísima fila que consiguen que el film sea lo suficientemente divertido.

4/10

Últimos tráilers y vídeos