IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas de Israel

(2018) | 90 min. | Drama
(2015) | 115 min. | Drama
(2017) Serie TV | 600 min. | Thriller | Drama
El mayor reclamo de esta serie es la presencia de la actriz canadiense de origen balcánico Stana Katic, quien después de 10 años interpretando con éxito a la agente Kate Beckett de la serie Castle decidió dar nuevos aires a su carrera y fue fichada para protagonizar esta serie dramática, con potentes elementos de intriga e investigación policiaca. Absentia –se traduce como Ausencia– viene de la mano de la cadena AXN y, aunque la producción es estadounidense e israelí, está rodada íntegramente en Bulgaria. Presenta un planteamiento no demasiado original, pues de buenas a primera recuerda un poco a Blindspot. Una mujer, agente del FBI, es hallada seis años después de su desaparición. Una llamada ha alertado de su ubicación, en donde estaba siendo torturada encerrada en una urna llena de agua. Se trata de Emily Byrne, quien en el momento de su secuestro perseguía a Conrad Harlow, un asesino múltiple cuya firma era dejar a los cadáveres sin párpados. Emily estaba casada con otro agente, Nick Durand, y tenía un hijo pequeño, Flynn. Como Emily había sido dada por muerta desde hacía tiempo, Nick ha rehecho su vida con otra mujer, Alice. Tras reponerse en el hospital, Emily intentará ahora por todos los medios capturar al responsable de su secuestro. Sin embargo, habrá dos serios contratiempos: por un lado Emily ha perdido la memoria; por otro, hay claras pistas que implican a Emily como autora de varios asesinatos. Creada por Matthew Cirulnick y Gaia Violo se trata de una correcta y entretenida serie policiaca, cuyo guión, repartido en diez capítulos en esta primera temporada, tarda sin embargo demasiado tiempo en desenredarse, con lo que el ritmo de los primeros episodios puede resultar lento, a la trama le cuesta avanzar, un problema que felizmente se subsana suficientemente conforme nos acercamos al desenlace. Se juega continuamente con la ambigüedad acerca de la culpabilidad de Emily, aunque la trampa estriba quizá en que el espectador sabe razonablemente que es inocente y que intenta saldar cuentas contra un enemigo al que no conocemos, antes de que la policía la atrape a ella. Pese a alguna leve incoherencia está bien llevada la parte dramática, que tiene un peso considerable en el conjunto, con la peliaguda situación familiar recién generada, el hermano alcohólico, la rivalidad entre las mujeres, el amor por el hijo recuperado y los sentimientos encontrados del marido, cuyo amor por Emily ha renacido.
6/10
(2008) | 106 min. | Bélico | Drama
Adam Stein es un judío, desequilibrado mental, que en 1961 reingresa en un sanatorio en el desierto de Negev, en Israel. Allí se encuentran otros enfermos mentales que, como él, perdieron la cordura en los años del nazismo en los campos de concentración. Pero Adam es especial, tiene ciertas cualidades de líder, algo que aprecia el director del centro. Y que podría ser especialmente valioso a la hora de tratar a un nuevo huésped, un niño que se cree un perro, y que obliga a Adam a reencontrarse con su doloroso pasado. Irregular película de Paul Schrader, que maneja guión ajeno de Noah Stollman, que a su vez adapta una novela de Yoram Kaniuk. Sin duda que el cineasta demuestra en Adam resucitado su dominio de la narración cinematográfica, donde las escenas de la actualidad se combinan con otras del pasado, en blanco y negro –las del teatro de variedades, el auge del nazismo y los campos de concentración– y color –las de después de la guerra, en Berlín e Israel–, que van explicitando la terrible tragedia del protagonista. El problema de Adam resucitado es su tono malsano que cansa, que se manifiesta en la extraña relación sexual del protagonista con una enfermera, en el empeño del comandante nazi en tener a Adam como un perro bufón, y en los momentos en que se manifiesta la locura de Adam y otros pacientes, reiterativos. Todo da la impresión de ser algo desmesurado, ya sean las escenas en que se culpa a Dios de haber permitido el horror del holocausto, o las del crío que parece que va a ser humano, pero no, o en que uno u otro personaje se ponen a aullar como perros. La búsqueda de la hija tras la guerra da pie también a momentos extraños, de vez en cuando se hace presente en el film un incómodo punto histriónico que te saca de la película. Hay que reconocer que Schrader en Adam resucitado toma riesgos, y que actores como Jeff Goldblum o el habitual William Dafoe cumplen sobradamente, pero el resultado es definitivamente insatisfactorio.
5/10
(2019) | 0 min. | Documental
(2019) | 82 min. | Drama
Una de esas películas encuadrables en lo que se ha dado en llamar “documental de creación”. El israelí Oren Gerner dirige a sus propios padres, Meir y Maya Gerner, un matrimonio maduro, él, jubilado, ocupa el tiempo con obras de carpintería, es muy manitas, ella es psicoterapeuta. Son felices con una vida tranquilla en su pueblo, y se ocupan con gusto de los nietos. Pero Meir se molesta cuando una tarea que solía realizar en las fiestas anuales, le es confiada a un grupo de jóvenes, aunque a él se le invita a colaborar. ¿Necesitará terapia de su esposa? ¿La entrevista que le hace el nieto para una tarea escolar le va a poner en su sitio? Estamos ante una propuesta sencilla, pero que tienen la virtud de atrapar realidades sobre la naturaleza humana, el modo en que reaccionamos ante determinados estímulos. Apenas pasa nada, pero es que la vida, muchas veces, es tal que así.
5/10
(1988) | 105 min. | Acción
Cuando en plena Guerra Fría Oriente Medio está planeando atacar con armas nucleares, los rusos y americanos deberán aliarse para defenderse. De nuevo, Chappy estará al frente del escuadrón. Secuela de Águila de acero dirigida de nuevo por Sidney J. Furie y con Louis Gossett Jr. a la cabeza. A pesar de las buenas escenas aéreas, la historia no aporta nada nuevo y las explosiones, los buenos y malos, los aviones de combate... se reúnen otra vez para dar más de lo mismo.
3/10
(2009) | 120 min. | Drama Tráiler
Interesantísima colaboración entre dos directores debutantes en el largometraje, uno judío israelí (Yaron Shani) y el otro palestino (Scandar Copti). Esta combinación logra que su acercamiento a la situación de los ciudadanos de Oriente Medio sea bastante completa, poliédrica e imparcial. El título, Ajami, hace referencia a uno de los más peligrosos barrios de la ciudad de Jaffa. En ese lugar se entrecruzan las peripecias de varios personajes. Omar y su hermano pequeño Nasri son perseguidos por un clan beduino, después de que su tío disparase contra uno de sus miembros. Éstos han malherido ya a su tío, y han matado por error a un joven vecino. Tras llegar a un acuerdo económico con el vengativo clan, éstos acceden a acabar con la violencia a cambio de una gran cantidad de dinero, que Omar se propone conseguir rápidamente. Mientras, Malek, trabajador ilegal de un restaurante, también busca dinero, para pagar la operación que necesita su madre, ingresada en un hospital. Por último, Dando, un policía israelí, ha sufrido un trauma por la desaparición de su hermano, que servía en el ejército. Los dos realizadores no se han repartido los personajes, sino que han escrito y rodado juntos todas las secuencias. Rodada con un gran sentido del ritmo, mantiene un alto nivel, y crea una gran tensión en todo momento. Retratan a personajes corrientes rodeados de criminales, y sumergidos en un clima de violencia, tratada ésta con gran crudeza y realismo, lo que puede recordar a películas como la italiana Gomorra, y sobre todo a la brasileña Ciudad de Dios, que definitivamente se ha convertido en un punto de referencia para el cine social. Con secuencias de gran interés, como la fría negociación monetaria para acabar con el enfrentamiento, Ajami presenta una realidad mucho más compleja que un simple choque de religiones. Su principal aportación es que explica el punto de vista de los diversos personajes, por lo que el espectador no toma partido por ninguno de ellos. Destacan las espontáneas interpretaciones de actores no profesionales, casi todos debutantes, sacados del mismo barrio donde transcurre la cinta. La película ha sido nominada al Oscar a la mejor película extranjera.
7/10
(2012) | 96 min. | Drama

Nimer, un estudiante palestino, sueña con una vida mejor en el extranjero. Una noche en un bar conoce a Roy, un abogado israelí, y ambos se enamoran. Nimer se tiene que enfrentar a la dura realidad de una sociedad palestina que se niega a aceptar su identidad sexual y una sociedad israelí que lo rechaza por su nacionalidad.

(2003) | 123 min. | Drama
En un edificio de apartamentos en las afueras de Tel Aviv, el anciano Schwartz disfruta de una existencia tranquila en compañía de Linda, la joven filipina que cuida de él. Sus vecinos apenas le habían molestado hasta ahora. Pero, desde hace poco, el caos se ha apoderado del edificio y a diario se escuchan gritos y gemidos. Una de las muestras significativas del cine israelí de Amos Gitai, a veces difícil y exigente.
4/10
(2017) | 90 min. | Drama Tráiler
Asher, de 17 años, es hijo de padres separados. Vive con su padre, de edad avanzada, dueño de un pequeño negocio de andamios. Asher ayuda a su padre en el trabajo, al tiempo que acude a un instituto. Allí, a pesar de ser muy mal estudiante, recibe el apoyo de un profesor. Pesarosa película israelí, debut de Matan Yair como director y guionista de ficción. Yair plantea un film interesante –a priori– sobre las dificultades para salir adelante de las personas con menos oportunidades para prosperar en la sociedad. Sin embargo, la sensación es que se le va la mano con su personaje protagonista. Individualista, asocial, maleducado, corto de miras, da muestras de un déficit de atención llamativo, lo cual pudiera ser simple indisciplina. Asher se comporta en todo momento como un niño pequeño, es incapaz de mantener una conversación con un mínimo de respeto por los demás, no acepta que se le contradigan, no escucha. Tan sólo su padre parece tener autoridad sobre él, pero es una ascendencia áspera, que parece distar bastante del cariño. Es posible que Yair haya sido empujado por un afán de ser realista y no dejarse llevar por sentimentalismos, pero el hecho es que sus personajes no atraen y Aprendiendo a vivir no consigue empatizar con el espectador. Aunque hay un giro importante en el guión que supuestamente debería agitar la historia considerablemente, Yair no la hace progresar lo suficiente y el conjunto, pese a ser sugerente (las consecuencias de una infancia sin amor), promete más de lo que da y acaba resultando demasiado monótono. Y, por cierto, el título original, “Andamio”, respondería más a la sequedad y realidad del film, también por su contenido metafórico de ascender paso a paso en la vida, con extrema dificultad.
4/10
(2016) | 90 min. | Drama Tráiler
Una película sencilla y agradable, de humor suave y con encanto, en la que se diría que no ocurre nada y que demuestra que la vida corriente sigue incluso en los puntos más calientes del Globo, como puede ser el caso del siempre delicado Israel, Nazaret y Ramalla, donde los roces entre judíos y palestinos son casi inevitables, y al que se suma en la lejanía Estocolmo. Sin aspavientos ni alharacas, inspirada en vivencias personales del entorno cercano, la directora y guionista palestina Maha Haj sabe describir las andanzas del día a día de una familia: la abuela que empieza a tener demencia senil, el matrimonio de edad madura que se enfrenta a la rutina, la hija que está a punto de dar a luz con un marido que no le presta toda la atención debida, el hijo eterno soltero que no se toma en serio a su novia, el hijo que dejó atrás Palestina... Con la excusa de pequeñas anécdotas –el que trabaja de chófer y al que una cineasta extranjera le ve perfecto para su nueva película, la idea de sugerir unas vacaciones suecas al matrimonio mayor, la lección de tango en comisaría...–, Haj sabe recordar al espectador con una suerte de melancolía la belleza de las pequeñas cosas que ocurren en la cotidianeidad, que hay que saber encarar con humor, sin convertirlas en tragedias cuando lo parecen, y ello por elevación.
6/10
(2014) | 90 min. | Drama

Chelli vive junto a su hermana Gabby, que sufre una deficiencia mental. Cuando la trabajadora social descubre que ésta permanece sola en casa mientras Chelli trabaja, se ve obligada a llevarla a un centro especial de día. El vacío que deja la ausencia de su hermana es ocupado por Zohar, un joven que entra a formar parte de sus vidas.

(2016) | 96 min. | Drama
Leila, Salma y Nour. Son tres jóvenes mujeres palestinas que comparten piso en Tel Aviv. Congenian, aunque son bastante diferentes. Leila es abogada, de origen musulmán, pero que no presta atención a la religión; le gusta divertirse, pero su corazón anhela algo más; Salma quiere dedicarse a la música, lo que no es fácil, su familia es cristiana, pero ella no practica, y además es lesbiana, lo que sus padres ignoran; y Soul, recién incorporada al piso, estudia informática, es una musulmana estricta, también en su forma de vestir, y su prometido no le consiente ninguna concesión con la modernidad. La película, escrita y dirigida por el debutante Maysaloun Hamoud, tiene fuerza y un sabor agridulce, y se sitúa en esa tierra de nadie que se encuentra entre la tradición y la modernidad. Evita con inteligencia una militancia exagerada, que podría ser contraproducente, aunque su planteamiento es nítido y muy acorde a algunas actitudes contemporáneas. Se trata de una exaltación del individualismo femenino en el contexto de Oriente Medio, el derecho de las mujeres a tomar sus propias decisiones sin la intervención o manipulación de otras personas, o la limitación que podría suponer un contexto social asfixiante. Y a la vez se quiere señalar lo difícil que puede resultar sobrellevar en soledad los problemas y contradicciones, para lo cual el único antídoto sería la amistad, personas que te entiendan y te ayuden. Aunque procurando el equilibrio, Hamoud fustiga la hipocresía de quien dice ser religioso y maltrata a las mujeres, el terrible episodio de la violación. Y viene a denunciar que las creencias sean un obstáculo a la hora de aprobar la conducta de los seres queridos, la relación de Salma con una mujer, cuando sus padres le están presentando chicos casaderos. Las tres protagonistas, Mouna Hawa, Sana Jammelieh y Shaden Kanboura, hacen un buen trabajo. Por el contrario los personajes masculinos están demasiado difuminados, aunque se trata de suavizar la crítica al rol de dominio del varón con algún padre comprensivo.
5/10
(2007) | 131 min. | Drama | Bélico | Acción
5/10
(2013) | 110 min. | Comedia | Thriller
Segundo trabajo en la realización del tándem formado por los israelíes Aharon Keshales y Navot Papushado, tras el film de terror Kalevet. El film había pasado inadvertido hasta que recibió un empujón por parte de Quentin Tarantino cuando en 2013 declaró que era el mejor film que había visto en todo el año. En Big Bad Wolves, el poco ortodoxo policía Micky se obsesiona con Dror, un profesor de instituto al que cree culpable de una serie de brutales secuestros y asesinatos de niñas que tienen lugar en la zona. Por su parte, el padre de una de las víctimas decide tomarse la justicia por su mano. No resulta extraño que el realizador de Reservoir Dogs alabe este trabajo que tiene puntos en común con su ópera prima: bajo presupuesto, violentas secuencias de tortura, el hecho de que gran parte de la acción transcurra en un recinto cerrado, etc. También conecta en cierta medida con Prisioneros, sin el tono dramático del film de Denis Villeneuve. Pero quizás por su procedencia judía, los autores de Big Bad Wolves recuerdan mucho más a los hermanos Coen, por sus personajes cotidianos y aparentemente sencillos que resultan ser capaces de cometer actos atroces, y también por un sentido del humor a veces negro y otras surrealista (atención al 'coeniano' árabe que aparece de forma secundaria). Keshales y Papushado dirigen con precisión, logran mantener la atención y demuestran buena mano con los desconocidos actores. Pero la etiqueta de película del año le viene grande, pues carece de pretensiones, su atmósfera resulta demasiado retorcida, tarda en arrancar y sus excesos violentos acaban resultando agotadores.  
4/10
(2017) | 95 min. | Documental

Después de 10 años de éxito y fama en Israel, la prestigiosa bailarina Bobbi Jene toma la difícil decisión de volver a los Estados Unidos y trabajar de forma independiente. A los 30 años, y locamente enamorada de un joven bailarín israelí, deberá afrontar las consecuencias de dejar la estabilidad y la zona de confort y luchar por su arte en solitario, que se convertirá en más personal y rompedor que nunca. Este nuevo entorno, lejos de frenarla, hará florecer en ella toda su creatividad, imponiéndose a la escena de Nueva York con una intensa y violenta pieza de danza en la pondrá a prueba su propio lindar del dolor y su resistencia emocional.

(2004) | 92 min. | Thriller
Eyal, asesino profesional, se hace pasar por guía turístico para capturar a un criminal nazi. Film israelí que se muestra positivo sobre la superación de odios ancestrales. Incluye una subtrama homosexual.  
4/10
(2007) | 96 min. | Drama
Drama tristón coproducido por Argentina, España e Israel sobre las vicisitudes vitales de una joven judía de nacionalidad argentina. Desde muy pequeña Jenny perdió a su madre, y ella y su hermano quedaron al cuidado de su padre. La orfandad hizo de Jenny una chica fuerte, pero también un ser emocionalmente frágil, necesitado de cariño, un cariño que siempre encontró por otra parte en la familia y los amigos, de identidad judía muy arraigada. Lo único que le quedó de su madre fueron una serie de cartas que escribió para su hija antes de morir. La idea era que su padre se las entregara a Jenny conforme se iban sucediendo en su vida los momentos más significativos: la entrada en la sociedad, la boda, el primer hijo... La película arranca a ritmo pausado y se va sucediendo al mismo ritmo a lo largo de todo el metraje. Hay una atmósfera cargada de abatimiento, plomiza y melancólica, que no hace ningún favor a la historia, pese a que siempre aletee en ella un hilo de esperanza y del amor que parece negársele a la protagonista. El guión es emotivo, con cabida para el romanticismo, pero también algo simple y excesivamente esquemático, sobre todo en ciertos pasajes –lo del caradura español resulta demasiado obvio–, lo cual puede transmitir al espectador una cierta sensación de que está viendo un pesaroso telefilme de sobremesa. Destacan las localizaciones del rodaje en Israel, al que el eficiente director Diego Musiak sabe sacar un gran partido. Y la absoluta protagonista, la actriz Gimena Accardi, hace desde luego una meritoria interpretación de su sufriente personaje.
4/10
(2003) | 80 min. | Documental
Documental que pinta la realidad cotidiana de las zonas ocupadas por Israel en la franja de Gaza, con millones de refugiados palestinos. El film, rodado a lo largo de dos años, centra su atención en los puestos de control israelíes, donde los palestinos son registrados e interrogados a diario, cuando pasan de un lado a otro. Así se muestra la realidad de una situación terrible, de colas interminables y sospechas sobre que algo se oculta. Y al tiempo se trata de mostrar la humanidad de unos y otros: de los civiles de Palestina, que tienen dificultades hasta para acudir al velatorio de un ser querido, y de los soldados judíos, que tratan de ver ante ellos seres humanos, aunque no pueden dejar de temer ser objeto de atentados.
6/10

Últimos tráilers y vídeos