IMG-LOGO

Biografía

Álex Angulo

Álex Angulo

61 años ()

Álex Angulo

Nació el 12 de Abril de 1953 en Erandio, Vizcaya, España
Falleció el 20 de Julio de 2014 en Fuenmayor, La Rioja, España

10 Mayo 2006

Su mirada bonachona y sus particulares cejas le sirvieron para dar vida a secundarios inolvidables. Álex Angulo falleció el domingo, 20 de julio de 2014, a los 61 años, en un accidente de tráfico, en la autopista en el término municipal de Fuenmayor (La Rioja), después de que el vehículo que conducía se saliera de la carretera. El ministro de Cultura, José Ignacio Wert, ha destacado la "honradez, versatilidad y su enorme oficio, expresado tanto en televisión, como en el cine, el teatro, en incluso en radio". Fue un prolífico actor que participó en obras teatrales, series televisivas y medio centenar de películas.

Nacido en Erandio (Vizcaya), el 12 de abril de 1953, Alejandro Angulo León ambicionaba desde muy joven convertirse en actor. A los 18 años, fue elegido para formar parte de la compañía La Karraka, de Ramón Barea, tras un casting. Con esta formación interpreta sketchs televisivos en el programa infantil "La cometa blanca".

Después varios montajes escénicos, debutó en el cine de la mano de Imanol Uribe con un papel secundario en La fuga de Segovia, mientras que Enrique Urbizu le contrató para Tu novia está loca. Pasó algún tiempo en programas de ETB antes del encuentro más decisivo de su carrera, con el debutante Álex de la Iglesia, que le dio el papel principal de su impactante corto Mirindas asesinas, donde el intérprete vasco se lucía como un particular y susceptible asesino en serie.

Después de interpretar de nuevo con Urbizu a un general en Todo por la pasta, donde De la Iglesia ejercía como director artístico, Angulo se convierte en actor fetiche de este último, que le dio papeles principales en su primer largometraje, Acción mutante –en la que se convertía en un siamés– y El día de la bestia, donde su papel de cura le brindó una gran notoriedad, y propició que la Academia le nominara al Goya al mejor actor. Posteriormente volvería a ser candidato al premio por Muertos de risa, también del director, y El gran Vázquez, de Óscar Aibar. En los tres films por los que optó a este galardón compartía la pantalla con Santiago Segura.

"He aprendido de toda la comedia italiana, antes de Fellini y después de Fellini, así como de la comedia española que ha pasado ante mí, Berlanga, Bardem, Camus, que trabajan con unos actores a los que malamente hemos ido copiando", comentaba modestamente el actor. "No tengo reparo en decirlo. No sé, José Luis López Vazquez, Pepe Isbert, José Luis Ozores, Alfredo Landa... han sido nuestros maestros, los que nos han marcado la manera de actuar. Pero también me he fijado en la calle, el mirar y ver a la gente para inspirarme y copiar su comportamiento".

Asiduo del programa cómico El peor programa de la semana, el personaje catódico más recordado de Álex Ángulo fue Blas Castellote, redactor jefe de un rotativo, en Periodistas. En la gran pantalla trabajó con realizadores como Icíar Bollaín (Hola, ¿estás sola?), José Luis Cuerda (Así en el cielo como en la Tierra), Fernando Colomo (Los años bárbaros), Jordi Mollà (No somos nadie), y hasta Guillermo del Toro (El laberinto del fauno, donde encarna a un médico que posiblemente supone el mejor trabajo de su carrera). Destaca su breve trabajo como conductor de autobús que tiene que asistir a una parturienta (Penélope Cruz), en el prólogo –muy superior al resto del film– de Carne trémula, de Pedro Almodóvar.

Angulo brillaba en papeles muy dispares, como por ejemplo Florencio, el ángel de la guarda de Imanol Arias, en el inenarrable homenaje a ¡Qué bello es vivir! de la serie Cuéntame cómo pasó, un tipo enamorado de Grace Kelly en el corto ¿Qué será de Baby Grace?, el millonario que fallece prematuramente en la serie Aquí no hay quien viva, o el subcomisario Serrano en Hermanos y detectives.   

Además de participar en RNE como actor en las versiones serializadas de películas como Blade Runner, al final de su carrera también intervino en Zipi y Zape y el Club de la Canica. Deja pendiente de estreno el largo Justi&Cia, de Ignacio Estaregui –que llega a los cines el 7 de noviembre–. y en el momento de su fallecimiento se dirigía al rodaje de Bendita calamidad, del debutante Gaizka Urresti. El intérprete deja esposa y una hija.

Filmografía
Justi&Cia

2014 | Justi&Cia

Justino, minero en paro de un pueblecito de León, comprueba que los tribunales han sobreseído la acusación contra el pez gordo al que considera responsable indirecto de un accidente que le costó la vida a su padre, a su hermano y a otros compañeros. Indignado por la escalada de casos de corrupción que aparecen en las noticias, decide tomarse cumplida venganza en nombre de los ciudadanos, con ayuda de Ramón, otro perdedor con el que secuestrará a políticos implicados en escándalos para darles un escarmiento. Ambos formarán el dúo Justi y Compañía –Justi&CIA– que pronto desatará la admiración del pueblo llano. Tiene buenas intenciones el debutante en el largometraje Ignacio Estaregui, autor del cortometraje Spiderboy, que también aparece acreditado como coguionista. El realizador zaragozano sabe de lo que habla, pues tras ser despedido de una productora audiovisual, se lanzó a la búsqueda de financiación para este proyecto. Su película busca la complicidad del espectador, horrorizado en los tiempos que corren por los numerosos casos de políticos corruptos. Incluso se deduce de la conclusión de Justi&CIA una pequeña reflexión sobre la responsabilidad individual de toda la población, si permite con su pasividad que se robe a espuertas. El primerizo Estaregui sorprende sobre todo por su habilidad para dirigir a los actores. Así, logra un creíble trabajo del libanés de origen armenio Hovik Keuchkerian, campeón nacional de los pesos pesados en boxeo, y candidato al Goya al actor revelación por Alacrán enamorado. Por supuesto, no desentona a su lado Álex Angulo, en uno de sus últimos trabajos tras su trágico fallecimiento en accidente de tráfico. Pero no logra dar con el tono. Su disparatado desarrollo (los protagonistas raptan a sus víctimas con excesiva facilidad) no logra arrancar la carcajada que pretende, y sus toques dramáticos tampoco acaban de funcionar, por culpa de unos diálogos poco naturales. Además, abusa de las casualidades y desaprovecha por completo a personajes secundarios que podrían tener interés como la hija de Ramón (Marta Larralde), mientras que a los 'villanos' los pinta con excesivo maniqueísmo.

4/10
A escondidas

2014 | A escondidas

Segundo largometraje del bilbaíno Mikel Rueda, responsable del tenebroso film sobre la Guerra Civil Estrellas que alcanzar. Compitió en la sección oficial en el Festival de Málaga. A escondidas transcurre en la ciudad natal del realizador, donde Rafa, quinceañero que estudia en el instituto, se siente desorientado, especialmente porque sus compañeros empiezan a interesarse por las chicas, mientras que él está incómodo cuando se convierte en el objeto de atención de una compañera. Por contra, empezará a manifestar sentimientos hacia Ibrahim, un inmigrante marroquí que reside en un centro de menores. En su retrato del despertar homosexual de un adolescente recuerda hasta cierto punto a la francesa La vida de Adèle, Palma de Oro a la mejor película en Cannes, en variante masculina. Aunque en este caso prescinde de las imágenes gráficas de sexo, mientras que el origen étnico de uno de los dos protagonistas da pie a añadir un alegato contra la discriminación de los extranjeros. Sus pretensiones de realismo resultan torpes, sobre todo en lo que se refiere a las interpretaciones de los jóvenes protagonistas, excesivamente artificiales cuando intentan aparentar cotidianeidad. Los veteranos Ana Wagener y Álex Ángulo (que rodó esta película poco antes de su prematuro fallecimiento en accidente de tráfico), intentan subir el listón con sus esforzados trabajos como asistentes sociales, pero sus personajes son muy secundarios y maniqueos. No ayudan tampoco los diálogos, excesivamente pobres, ni la poco imaginativa puesta en escena. Además, al autor de A Escondidas ya no le queda mucho por contar a partir de la segunda mitad del film, por lo que abusa de secuencias con largos silencios de los protagonistas, lo que llega a resultar bastante tedioso. Al montaje le falta inspiración, hasta el punto de que al principio un flash-forward adelanta por dónde va a transcurrir la trama, sin que esto contribuya a nada, salvo a reforzar la sensación de tedio.

3/10
Gran Reserva. El origen

2013 | Gran Reserva. El origen | Serie TV

Precuela de la serie Gran Reserva. En esta oasión nos trasladamos 45 años en el pasado, específicamente al año 1967, en plena época de la dictadura de Franco, con toda la implicación social y política que acarreaba vivir en aquel momento.La serie se concentra en la rivalidad de tres familias que compiten por ser los más grandes productores de vino; los Cortázar y los Reverte, de los cuales ya hemos conocido su desenlace, y otra nueva y poderosa familia que entra en escena, los Miranda. Los engaños, las mentiras y los conflictos son la trama esencial de esta producción, que engancha más o menos con la idea de un amor prohibido al más puro estilo shakesperiano de "Romeo y Julieta", además de generar intriga y tensión por conocer los caminos que llevaron a los Cortázar y los Reverte a ser las principales familias vinícolas. La serie fue cancelada debido a los bajos índices de audiencia.

5/10
Zipi y Zape y el Club de la Canica

2013 | Zipi y Zape y el Club de la Canica

Los hermanos Zipi y Zape son enviados a pasar el verano a un centro de reeducación en medio del campo, donde está prohibido jugar, aquello se parece más bien a una cárcel o a un campo de concentración. Sin embargo, con ayuda de otros compañeros rebeldes como ellos, están dispuestos a desafiar al director del colegio Esperanza, el temible Falconetti, fundando el Club de la Canica. Pronto descubrirán que el lugar esconde secretos que pondrán a prueba su espíritu aventurero, y a sus andanzas se sumará la simpática Matilde, sobrina de Falconetti. Cinta familiar de producción española, que adapta los personajes de tebeo de Editorial Bruguera creados por José Escobar. Bien es cierto que sus señas de identidad son sencillas, Zipi es rubio y Zape moreno, llevan un uniforme muy característico y ambos son muy traviesos. Los conocedores del cómic quizá echen en falta a don Pantuflo Zapatilla y su esposa Jaimita, que no tienen presencia alguna en la película. En cualquier caso, la sencilla trama de la cinta, de tono decididamente aventurero y pensada para los chavales, podía estar protagonizada por otros personajes cualesquiera. Óskar Santos, que además de televisión había dirigido un thriller, El mal ajeno, entrega una película entretenida, ambiciosa en su diseño de producción y efectos visuales, a la que le gustaría poder decir que juega en la división de Harry Potter o Los goonies, aunque eso sería decir demasiado. A los pequeños actores les falta un punto de gracia –casi funciona mejor el gordito Fran García como Filo que los protagonistas Raúl Rivas y Daniel Cerezo, Zipi y Zape–, y entre los adultos sólo sobresale Álex Angulo como Esperanza en las ingeniosas escenas del NoDo. Y al desarrollo narrativo, a base de resolver enigmas, le falta algo de chispa. Pero cumple sobradamente con la meta de entregar una película para todos los públicos, con potencial para ser vendida fuera de España. Lo que no es poco.

5/10
Toledo

2012 | Toledo | Serie TV

Drama histórico español ambientado en el siglo XIII en la capital de la corte castellana de aquel entonces, Toledo. Bajo el reinado de Alfonso X El Sabio, Castilla pone fin a la guerra santa contra los musulmanes tras décadas de lucha. La decisión del monarca no es del agrado de algunos hombres poderosos cercanos a él, pero cuenta con el apoyo de uno de sus principales soldados: Rodrigo Pérez de Ayala, que convertido en magistrado de la ciudad intentará mantener la paz y hacer que judíos, musulmanes y cristianos convivan sin altercados. En este contexto histórico, el protagonismo recae especialmente en el magistrado y sus dos hijos, que luchan por intentar hacer una vida normal olvidando el pasado, en concreto el asesinato a manos de los musulmanes de la madre y el primogénito de la familia. Romances prohibidos, complots, traumas infantiles, ambición, egoísmo en una época donde la espada se imponía no pocas veces sobre la tolerancia. Toledo nos sitúa de lleno y desde el principio en un ambiente de sirvientes, vagabundos, comerciantes, recaudadores de impuestos, ricos caballeros, influyentes religiosos… toda una época dentro de los muros de una ciudad medieval fielmente reflejada gracias a una dirección artística notable que no escatima esfuerzos en vestuario y decorados. Lógicamente también se le saca jugo al escenario real, con calles empedradas rebosantes de vida y en donde aparentemente se respira la paz. Una paz que ni el alto clero ni la nobleza desean frente al rey y los soldados que sí apuestan por ella. He aquí cuando surge el conflicto, una trama con tintes novelescos, por momentos previsible, donde cada personaje, cuitas personales y vivencias paralelas aparte, aporta su granito de arena a la intriga que reina en palacio. Cabe destacar el excelente trabajo de Juan Diego (Los hombres de Paco) en la piel de un envejecido Alfonso X. No se quedan atrás una gran Patricia Vico (Hospital Central), la reina consorte Volante, y quizás el que más carácter imprime a su personaje, Eduard Farelo, el magistrado de la ciudad y principal hilo conductor de la serie. Es de alabar también las interpretaciones de dos jóvenes actores, Jaime Olías como el infante Fernando, y de la joven Paula Rego. Al guaperas de la serie, Maxi Iglesias (Física y Química), que da vida al hijo del magistrado, aún le queda un hervor.

4/10
14 de abril. La República

2011 | 14 de abril. La República | Serie TV

Un mundo casi perfecto

2011 | Un mundo casi perfecto

Ismael, después de ser testigo de un violento atraco a mano armada, sufre en persona la intimidación de Willy, uno de los atracadores cuyo rostro ha visto y a quien podría identificar ante la policía. Willy le amenaza primero, para cambiar luego de estrategia y tomar a Ismael bajo su "protección", fascinado en parte por su indestructible ingenuidad y por su trabajo como guionista y escritor, que a él, peligroso delincuente habitual, se le antoja glamuroso. Ismael, que viene herido y tocado por el final de su relación con Silvia, de quien sigue manteniendo una fuerte dependencia emocional, se encuentra en una áspera encrucijada sentimental, laboral, creativa y vital, cuya insospechada salida está en Débora, quien pese a trabajar como prostituta no ha perdido del todo la inocencia ni una natural dulzura que supondrá para Ismael lo más parecido a una redención. Cuando todo parece haberse establecido como la mantequilla sobre el pan, con Willy en la cárcel e Ismael y Débora reiniciando sus vidas como pareja de dulces urbanitas, el mundo fenoménico, incapaz de estarse quieto, da una inesperada vueta de tuerca con la invasión de las arañas gigantes.

Los muertos no se tocan, nene

2011 | Los muertos no se tocan, nene

En el Logroño de finales de los cincuenta, el joven Fabianito de catorce años, asiste sorprendido a la organización del velatorio de su bisabuelo, ilustre ciudadano logroñés. Fabianito descubre el amor en este inoportuno momento, mientras la familia espera impaciente la llegada del alcalde. Los acontecimientos y las visitas se suceden de una forma incontrolable para la familia, visitas que generan las situaciones más cómicas e inesperadas.

De tu ventana a la mía

2011 | De tu ventana a la mía

Tres mujeres, tres épocas, tres historias tamizadas por el dolor en tierras de Aragón. En la montaña, junto a Canfranc, en los años 20, una frágil e inocente Violeta vive con su abuelo; en los 40, en el campo de las Cinco Villas, a Inés le toca padecer las consecuencias de la represión política, de que es víctima su marido; finalmente en los 70, en que se adivina el cambio de régimen, a la apocada Luisa, que reside en Zaragoza, le diagnostican un cáncer, puede ser la ocasión de descubrir lo que es la libertad. Debut en el largometraje de la zaragozana Paula Ortiz, guionista y directora, que aborda una ambiciosa trama donde se entrelazan las vicisitudes de las tres protagonistas, con continuos saltos temporales, “de una ventana a otra”. De tu ventana a la mía es un film introspectivo, que busca atrapar el alma femenina, demasiado autoconsciente de su búsqueda de la belleza a lo Víctor Erice o al temprano Juanma Bajo Ulloa, abundan en él los silencios y los cuidados planos sostenidos que invitan a la contemplación, el paisaje, rural y urbano, es un personaje más en la historia. Con un magnífico elenco de actores, que saben lo que es la contención, Ortiz tiene la virtud de ser evocadora de las penalidades femeninas, una mirada al dolor y a la fuerza de la mujer sin grandes alharacas ni reivindicaciones chirriantes, aunque quizá lo que cuenta acaba siendo demasiado leve, le falta un punto de la buscada emoción.

5/10
El precio de la libertad. Mario Onaindía

2011 | El precio de la libertad. Mario Onaindía | Serie TV

Serie sobre la historia reciente de Euskadi y de España vista a través de la figura del político socialista, intelectual y exmiembro de ETA Mario Onaindía que fue "condenado a muerte por Franco" y "acabó condenado a muerte por ETA por defender la democracia, el Estado de derecho y la libertad". Onaindía fue activista de ETA en los años sesenta y tras la escisión se integró en ETA político-militar. Detenido en abril de 1969, fue condenado a muerte en el proceso de Burgos en 1970, pena que le fue conmutada. Tras varios años en prisión y después de abandonar ETA, ingresó en la vida política y fundó Euskadiko Ezkerra (EE), partido que se fusionó en 1992 con el entonces Partido Socialista de Euskadi-PSOE. En 1993, Onaindía fue elegido vicepresidente del nuevo Partido Socialista de Euskadi-Euskadiko Ezkerra (PSE-EE) y en el año 2000 fue presidente del PSE-EE de Álava, entre otros cargos que ocupó. Fallecido el 31 de agosto de 2003, Onaindia escribió varias novelas y relatos y participó como guionista en películas y documentales.

El gran Vázquez

2010 | El gran Vázquez

Manuel Vázquez fue uno de los muchos dibujantes que semanalmente debían llenar las páginas de la docena de tebeos que la editorial Bruguera publicaba en los años 50 y sucesivos. Suyas son creaciones como las hermanas Gilda, Anacleto agente secreto, la familia Cebolleta, Angelito, la familia Churumbel, la abuelita Paz, e incluso el tío Vázquez, personaje que era el propio dibujante.Este film de Óscar Aibar recrea la vida de Vázquez con tono nostálgico, y trazos que beben de la tradición de la picaresca española, el Lazarillo de Tormes y compañía. Porque el protagonista es un artista sin ínfulas de tal, a quien persiguen de continuo los acreedores, y que mantiene relaciones simultáneas con varias mujeres, de las que nacen familias que no se conocen entre ellas, y que ignoran la existencia de la otras. El film acumula gags de las triquiñuelas de Vázquez para vivir a cuerpo de rey en un hotel de lujo, o para engatusar a su jefe de Bruguera para conseguir un poco más de dinero. No faltan las situaciones que hipotéticamente habrían dado pie al nacimiento de uno u otro personaje de su producción comiquera, ni el encuentro con colegas como Francisco Ibáñez, el creador de Mortadelo. O alguna breve animación, las hermanas Gilda o Anacleto hablarían con su autor. De entrada el film despierta simpatía, y en su sencillo discurrir narrativo, con el envoltorio visual y musical, parece querer emular al cine de Jacques Tati. Pero no es lo mismo. Le falta garra a Óscar Aibar -que ya abordó el mundo del cómic, en este caso 'underground' en Atolladero-, se queda en simple y correcto cine comercial, que deja fuera cualquier intención moralizante, el personaje simpático y canalla es como es, no se le juzga, “genio y figura hasta la sepultura” podríamos decir con el refrán. Y aunque Santiago Segura parezca un acierto de casting, por su imagen de amiguete pícaro, se trata de un actor de registros limitados, que lo confía todo a su innegable espontaneidad, y se revela incapaz de transmitir patetismo cuando el guión lo exige.

4/10
La princesa de Éboli

2010 | La princesa de Éboli | Serie TV

Belén Rueda interpreta a doña Ana de Mendoza de la Cerda, princesa de Éboli, una de las mujeres más carismáticas de su época. Tras la muerte en 1573 de su marido, Ruy Gómez de Silva, con quien tuvo diez hijos, Ana de Mendoza mantiene una relación secreta con Antonio Pérez, secretario del rey Felipe II. Les descubre Juan de Escobedo, secretario de don Juan de Austria... Miniserie de dos episodios que reconstruye con una ambientación lo suficientemente lograda una época clave de la Historia de España. Acompañan a la célebre protagonista Hugo Silva, como Antonio Pérez, y Eduard Fernández, en el papel de Felipe II. Aunque con elementos de interés, ofrece una visión paupérrima del monarca, que aparece como un conspirador maquiavélico consumido por los celos; tampoco resulta demasiado creíble el personaje de Rodrigo, hijo mayor de la princesa, y de quien se apunta su condición de bastardo del rey. Además, resulta completamente anacrónica la inclusión del personaje de una retratista de la corte lesbiana.

5/10
Imago mortis

2009 | Imago mortis

Bruno estudia en una escuela de cine donde descubre un peculiar aparato llamado tanatógrafo. Su utilidad es la de captar la imagen que se produce en el ojo humano justo cuando muere una persona. Inicialmente Bruno no tiene ni idea de la virulencia que encierra el objeto que ha descubierto, aunque poco a poco se verá envuelto en una macabra práctica que ponen en marcha quienes intentan recuperarlo ya estén vivos o muertos. Lo mejor de la película sin duda alguna es la ambientación. El gigantesco caserón que hace las veces de escuela de cine a lo Hogwarts –pero con un gran aire tétrico–, es un escenario perfecto para rodar una película de terror. Y la iluminación se complementa perfectamente con este escenario lúgubre y tenebroso. Dicho esto, toca hacer mención al sinsentido argumental de la historia. Hacer una película de terror sin pretensiones no implica pasar absolutamente de la historia que se quiere contar. Desgraciadamente, esto sucede a veces e Imago Mortis está dentro de esta categoría. Todo ocurre porque sí, por mucho que se intenten meter con calzador unas explicaciones a todas luces insuficientes y arbitrarias. Se dice que las películas no tienen porqué ser realistas, pero sí creíbles. La credibilidad es lo que hace que el espectador se meta en una historia. Y aquí está fuera, por lo que es imposible sentir miedo. Todo lo que acontece suena a tomadura de pelo, como, por ejemplo, el irrisorio e incomprensible discurso final de Astolfi que supuestamente es la guinda de un pastel totalmente edulcorado. Y es que por mucho que Imago Mortis sigua algunas recetas actuales como los giros de guión finales a modo “¡ta chán!”, y cuente con un plantel de bellos y modernos jóvenes actores –desentona Alberto Amarilla, que está todo el metraje al borde del ataque de una manera exageradísima–, al espectador hay que darle algo más que una sucesión de imágenes inconexas y caprichosas.

3/10
Fuga de cerebros

2009 | Fuga de cerebros

Debut en el largometraje de Fernando González Molina, que antes había ejercido de realizador en algunos capítulos de la serie Los hombres de Paco, para la que también han trabajado los guionistas Álex Pina y Curro Velázquez. Los tres cineastas han pergeñado un producto típicamente español, en el mal sentido de la expresión (humor hiper grosero, situaciones tontas, personajes pueriles), con una serie de mastuerzos como protagonistas, cuyas deplorables vidas no alcanzan a vislumbrar un horizonte personal más allá de un metro. El resultado recuerda de alguna manera a la infame y soez Mentiras y gordas, si bien esa película era triste y deprimente, mientras que la que nos ocupa es una comedia que en algún momento es capaz de arrancar la risa. Y eso, dentro del esperpento general, ya es algo. El argumento versa sobre las dificultades del tímido Emilio por conseguir el amor de Natalia, la chica que le gusta desde los cinco años. Ahora, recién acabado el instituto, está capacitado para confesarle su enamoramiento, pero todos sus planes se van al traste cuando ella anuncia que se marchará a Oxford a estudiar Medicina. Emilio y sus cuatro patéticos amiguetes –un parapléjico salido, un ciego romántico, un chulo y un ‘camello’– deciden falsificar sus documentos para ingresar igualmente en la prestigiosa universidad británica. Y allí, como se puede uno imaginar, las cosas que suceden serán esperpénticas. La película –por llamarla de alguna forma– recuerda a los subproductos ochenteros al estilo Porky's y Aquellas juergas universitarias. Hay contados instantes divertidos –los protagonizados por el ‘camello’ o por el guardián de la morgue–, pero en general los gags son muy guarros y de mal gusto –algunos como para vomitar–, y lo peor es que son continuos. La puesta en escena es pobre, televisiva. Cuenta con un reparto bastante coral, con pequeños papeles de gente prestigiosa (Resines, Angulo, Guillén, etc.), y un grupo juvenil de actores que han iniciado sus carreras en la televisión. Destacan medianamente un esforzado Mario Casas y un simpático Alberto Amarilla (El camino de los ingleses). Y, por supuesto, la expresiva y bellísima Amaia Salamanca, actriz que se dio a conocer con la serie Sin tetas no hay paraíso.

2/10
La casa de mi padre

2008 | La casa de mi padre

Aproximación al grave problema del terrorismo etarra en el País Vasco. Describe la vuelta a su pueblo del empresario Txomin Garay, que se fue con su familia a Argentina por las amenazas de muerte de la banda, ya que se negaba a pagar el llamado “impuesto revolucionario”. La razón del regreso es la enfermedad terminal de su hermano, concejal abertzale, que se ha convertido en un apestado entre los suyos porque se le ocurrió condenar a título personal el asesinato de un compañero del ayuntamiento, del partido popular. Aunque les separan razones ideológicas, y el hermano enfermo cree que el otro se comportó con cobardía, le pide que cuide de su hijo, prometedor jugador de pelota vasca, pero que anda mezclado con los jóvenes radicales que se dedican a quemar autobuses y otras lindezas. Quien mucho abarca, poco aprieta. Gorka Merchán maneja un guión de Iñaki Mendiguren maneja muchos temas, demasiados, y querría no molestar a nadie. Misión imposible, claro está. Por supuesto, condena la violencia asesina de ETA, mostrando dos terribles muertes de dos personajes que hemos aprendido a querer a lo largo del film. Pero quiere dar voz a todos, y cuando decimos todos, nos referimos al brazo político de la banda, con homenajes a etarras muertos y denuncias de torturas de las fuerzas policiales. En cualquier caso, la narración es demasiado primaria, los diálogos demasiado impostados y poco naturales, los personajes predecibles. La película se ve bien, porque no arriesga, pero la mirada de Verónica Echegui, la hija “argentina”, que debería ser la mirada objetiva y perpleja ante la situación que condujera al espectador, no acaba de funcionar, carece de fuerza. Algún pasaje funciona -los partidos de pelota vasca-, pero domina la mano temblorosa del principiante, al que este film le viene demasiado grande. La película supone el reencuentro de Carmelo Gómez y Emma Suárez, pareja cinematográfica en filmes como El perro del hortelano, Tu nombre envenena mis sueños, Tierra y La ardilla roja.

4/10
Hermanos & detectives (2ª temporada)

2008 | Hermanos & detectives | Serie TV

Lorenzo pasa una temporada en Canadá en un centro para superdotados. Sin su ayuda, su hermano, Daniel es incapaz de resolver casos en la policía. Daniel intenta atrapar a un peligroso asesino que ha acabado con la vida de varios sacerdotes. Pero es incapaz de estrechar el cerco, al tiempo que un periódico publica cartas que envía el asesino. Segunda y última temporada de la versión española de la serie, creada por el argentino Damián Szifrón, artífice de Los simuladores. Se incorpora Belinda Washington, como una asesora de imagen.

5/10
Casual Day

2007 | Casual Day

El "Casual Day", costumbre importada de los Estados Unidos, tiene como objetivo reducir el estrés y favorecer las relaciones personales entre los trabajadores de una empresa. Se trata de pasar un día alejados del ambiente habitual de trabajo, con el fin de mantener distendidas reuniones para evaluar la situación presente y buscar soluciones gratas para todos. La idea de este día de asueto es liberar tensiones y retomar fuerzas y es frecuente que incluya también alguna actividad lúdica que incluya la colaboración en equipo. Pues bien, esta película, debut en la dirección de Max Lemcke, desarrolla uno de estos “Casual Day” de unos cuantos trabajadores de una empresa madrileña. La historia se centra especialmente en Ruy, un joven que lleva poco más de una semana en su puesto de trabajo, y que está pasando por una crisis en su relación con Inés, a la sazón hija de José Antonio, el jefe de Ruy. Ante esta situación, el joven no se siente cómodo, más aún cuando José Antonio atosiga a su pupilo con continuas “lecciones” para triunfar y le coloca a dedo en lo más alto. También trabaja en la empresa Marta, la mejor amiga de Inés, que está bajo las órdenes del machista Cholo, un tipo prepotente que sabe cómo “castigar” a sus subordinados. Y en fin, también pulula por ahí el psicólogo de la empresa, empeñado en “curar” los problemas de algunos trabajadores. Con logrado aire tragicómico, el film critica a las claras la hipocresía presente en muchas empresas, donde la falsedad reina por doquier y los amiguismos, las traiciones y las mezquindades de los empleados son el pan nuestro de cada día. Ciertamente, lo que se cuenta aquí no es muy divertido, quizá porque suena a demasiado real, pero Lemcke imprime un decidido tono desopilante a las situaciones, con lo que resta tensión y aporta algunos momentos sobresalientes. Por otra parte, no estamos ante una película redonda ni especialmente interesante, sino más bien ante una comedia dramática pequeña, aunque original, un film de personajes donde el conjunto de la historia resulta inevitablemente anecdótico y lo mejor es sin duda el trabajo del reparto. Juan Diego demuestra que es uno de los mejores actores españoles, capaz de transmitir una intensidad tal que resulta despiporrante por excesiva. Él regala las mejores escenas de la película, como la de la comida, la del discurso en el coche o la surrealista conversación en el baño. También destacan los formidables trabajos de Luis Tosar y de la semidesconocida Estíbaliz Gabilondo. Es ejemplar el prólogo protagonizado por ésta y por Marta Etura, en una conversación plano contra plano de gran nivel interpretativo.

5/10
El laberinto del fauno

2006 | El laberinto del fauno

Una viuda de la guerra española, con una hija pequeña, se ha casado con un comandante de la guardia civil en busca de seguridad. Encinta de su nuevo esposo, la familia se instala en una casa en medio del bosque, donde el comandante y sus hombres tratan de acabar con el maquis, hombres que se refugian en la montaña y que no admiten la derrota de la pasada contienda bélica. La pequeña, ajena a ese entorno de enfrentamiento político y amante de los cuentos, se internará en un misterioso mundo mágico habitado por un fauno. Éste le hace una sorprendente revelación a la niña: Ofelia es en realidad una princesa. Para poder regresar a su verdadero mundo, y recuperar su estatus real, deberá superar tres pruebas. El mexicano Guillermo del Toro dirige una sólida película, quizá la mejor que ha realizado desde Cronos (1993), donde juega a que las diferencias entre el mundo mágico y el real no son tantas: en ambos espacios hay buenos y malos, y se hacen necesarios el amor y el sacrificio para sobrevivir a la crueldad y al egoísmo. De exuberante imaginería y envidiable ritmo, choca no obstante la violencia desmedida de algún pasaje. Como en otros filmes ambientados en el franquismo, carga la tópica imagen maniquea al uso, aquí camuflada con la estructura de cuento, que hace más aceptable que los guardias civiles sean ‘malos malísimos’ y los ‘chicos’ del maquis héroes sin fisuras. De interpretaciones impecables, sobresale la parte fantástica.

7/10
Bosque de sombras

2006 | Bosque de sombras

Finales de los años 70. Paul y su mujer Isabel han comprado una casa solitaria en medio de un bosque en el norte de España. Y allá van a pasar unos días de vaciones con Lucy y Norman, un matrimonio amigo que no está atravesando por su mejor momento. Pero lo que parecía que iban a ser unos días de asueto, de caza y de tertulias al calor de la chimenea, se convierte en una experiencia cuando menos inquietante cuando encuentran a una niña encerrada como un animal en una minúscula cabaña perdida la montaña. Una auténtica lástima. Ésa es la sensación que a uno le queda después de ver el film. Porque después de un planteamiento interesante y un arranque muy prometedor, la historia se estanca y acaba por echar por tierra cualquier originalidad. Es como si el guión hubiera de repente cambiado de manos y éstas hubieran perdido cualquier objetivo y se hubieran dedicado a continuar el camino más previsible de la historia hasta, simplemente, dejarla morir. El debutante Koldo Serra sabe crear una atmósfera inquietante y meter al espectador en un ambiente opresivo incluso al aire libre de la alta montaña. Sin embargo, todo –ambientación, puesta en escena, personajes y también guión– reclamaba algo más y hay demasiados cabos sueltos que quedan sin cerrar. Y es que todo es amenazador para los visitantes y el terror hace entrada poco a poco, pero..., inexplicablemente, desaparece, para dejar paso a un thriller sin norte cuando los lugareños –demasiado tópicos y sin aristas– empiezan a hecerse notar. Destaca, eso sí, el asombroso e internacional cuarteto protagonista, con mención especial para los dos actores, el resolutivo Gary Oldman y el sufriente Paddy Considine.

4/10
El coche de pedales

2004 | El coche de pedales

España, 1959. Pablito es un niño que sueña con el coche de pedales que hay en un escaparate cerca de su casa. Sus padres son de clase media baja, sufren apuros económicos y no es fácil hacer feliz al hijo. Fábula social ambientada en la España de finales de los años 50, en pleno régimen fascista. Habla de las dificultades económicas de las familias y artimañas a que éstas deben acudir para salir adelante. Lo hace con un tono tragicómico, en donde el protagonista será capaz de crear su propia realidad. Se trata de una de las poquísimas incursiones en la dirección del notable actor Ramón Barea, que también coescribe el guión.

4/10
El tránsfuga

2003 | El tránsfuga

La tormenta política desatada en el 2003 en la Comunidad de Madrid por dos tránsfugas del grupo socialista, propició este entretenido telefilm, que bucea en las aguas turbias de las mordidas y el politiqueo interesado.

2/10
A mi madre le gustan las mujeres

2002 | A mi madre le gustan las mujeres

Elvira, Sol y Jimena, tres hermanas ya adultas, se quedan con los ojos como platos cuando se enteran de que Sofía, su madre, se ha enamorado… ¡de una mujer! Tras una larga trayectoria como guionistas, Inés París y Daniela Féjerman debutan en la dirección con una comedia disparatada, sobre una relación lésbica inesperada en una señora “de las de toda la vida”. El film está muy en la línea de los filmes de su productor, Fernando Colomo.

3/10
No somos nadie

2002 | No somos nadie

Salva, un mendigo sin escrúpulos, se hace pasar por el nuevo Mesías, para enriquecerse. Los medios de comunicación le siguen el juego para que suban las audiencias.  El actor Jordi Mollà debuta como realizador de largometrajos con esta fallida crítica a los abusos de los reality shows televisivos. Acaba siendo un auténtico despropósito, sin demasiado interés.

1/10
Sexo por compasión

2000 | Sexo por compasión

El marido de Dolores la abandona por un curioso motivo: es demasiado buena y él se aburre. La tal Dolores queda desconsolada, pero está dispuesta a recuperar a su esposo cueste lo que cueste. Por eso, convertida ahora en Lolita, comenzará a acostarse por compasión con todos los hombres del pueblo que necesiten ahogar sus penas. Debut en el largometraje de la actriz Laura Mañá (Trece campanadas), que más tarde entregó significativas producciones, como Palabras encadenadas. Aquí, sin embargo, ofrece una comedia picantilla, muy a la española en cuanto a las gentes que retrata y a la planicie del argumento, incluida la mezcla religiosa. Aunque tenga su gracia en algunos momentos, el resultado es pobre.

4/10
Muertos de risa

1999 | Muertos de risa

Nino y Bruno. La pareja cómica que ha hecho las delicias de los espectadores españoles a lo largo de 20 años. Lo que ignora el público es que, detrás de sus gags y bromas se oculta una historia de celos, rencor y paranoia. Sólo lo sabrá cuando contemple, en directo, su última actuación para televisión. Santiago Segura siga la estela de su exitazo Torrente, el brazo tonto de la ley, aunque esta vez en compañía de El Gran Wyoming, y con la cámara dirigida por Álex de la Iglesia (Acción mutante, El día de la bestia). El resultado, una comedia de humor negrísimo y gamberro, que sigue la pista a dos humoristas cutres que sólo piensan en la fama y el dinero.

4/10
Los años bárbaros

1998 | Los años bárbaros

Dos estudiantes universitarios son condenados a trabajos forzados en el Valle de los Caídos, a causa de una pintada antifranquista. Pero no se resignan a estar allí varios años. Gracias a varios contactos se organiza una disparatada fuga: huyen en un descapotable, con dos jóvenes americanas, que simulan ser turistas. Basándose en hechos reales, Fernando Colomo demuestra que es uno de los directores españoles más dotados para la comedia. Amor y situaciones hilarantes, servidas por un competente grupo de actores (Jordi Mollà y Ernesto Alterio como los estudiantes, Allison Smith y Hedy Burress como las americanas, Juan Echanove de falangista pasado de rosca, José María Pou de productor teatral con ramalazo), están más que garantizadas.

5/10
Periodistas

1998 | Periodistas | Serie TV

Serie española que cosechó un gran éxito y que, al igual que Compañeros, se mantuvo en antena entre 1998 y 2002, con un total de 120 capítulos. La trama se centra en la redacción de un periódico local llamado 'Crónica Universal'. Ahí trabajan el jefe Luis, el redactor jefe Blas, las redactoras Ana y Ali, los fotógrafos Clara y Willy, más becarios y secretarias. Los capítulos tratan sobre las vidas de cada uno de los personajes y sus diferentes relaciones, al tiempo que se urden historias en torno a las noticias de actualidad que van saliendo. Hay un poco de todo: comedia, romance, drama y un punto de intriga. La serie, que reúne a un buen elenco de actores españoles, estaba producida por Globomedia y se da la peculiaridad de que el personaje de Clara, interpretado por Belén Rueda, ya aparecía en la otra serie de éxito de la misma productora televisiva, Médico de familia.

4/10
Grandes ocasiones

1998 | Grandes ocasiones

El matrimonio entre Ana y Antonio va mal, pues sienten que su felicidad se ha esfumado. Por eso cuando cumplen 20 años de casados deciden aprovechar la celebración dar la noticia de su separación. Pero la ruptura no va a ser fácil con tres hijos en común y mucha historia conjunta. Comedieta española basada en una obra teatral de Bernard Slade. Lo mejor, al margen de ciertos aciertos en el guión, son las interpretaciones de un estupendo reparto, que incluye algunas jóvenes estrellas que entonces empezaban su carrera, como Leonor Watling o Elena Anaya.

4/10
Carne trémula

1997 | Carne trémula

La acción comienza en casa de una mujer de dudosa reputación, Elena, interpretada por Francesca Neri, que espera a un traficante de drogas junto a su joven amante. Los policías David (Javier Bardem) y Sancho (Sancho Gracia) están al corriente de la reunión e irrumpen en la casa. Se produce una violenta situación, en la que David pierde los papeles y amenaza al amante de la mujer, Víctor, interpretado por Liberto Rabal. Este dispara su arma y acierta justo en la columna vertebral de David. Han pasado dos años después de este suceso. David se quedó paralítico tras el disparo, y es la nueva estrella del equipo español de baloncesto en las Paraolimpiadas de Barcelona 92. Elena se ha convertido en su mujer, sintiéndose culpable por el estado de David. Sancho se ha convertido en un duro y violento policía, casado con una esposa abnegada pero infeliz, interpretada por Ángela Molina. Víctor está a punto de salir de la cárcel y sólo quiere rehacer su vida. Pero antes pretende recuperar lo que era suyo. Una atrevida incursión de Almodóvar en el género del thriller, que adereza con una fuerte dosis de drama. Escrita por el propio Almodóvar, que se basa en la novela de Ruth Rendell. El comienzo de la película es espectacular, y aunque por lo general mantiene un buen ritmo narrativo, acusa algunas lagunas que desvían la atención del espectador. Cuenta con un reparto excelente, sobre el que destaca la poderosa interpretación de Javier Bardem. Es interesante aunque no es lo mejor del universal director manchego

4/10
Sólo se muere dos veces

1997 | Sólo se muere dos veces

Teté Moran es un actor vocacional que cuando ve llegar su momento de suerte, ésta se le presenta acompañada de su propia muerte física. Pero no importa, porque vivo o muerto, Moran no acepta su muerte sin ocupar un sitio en el estrellato entre los famosos a los que adora. De esta manera, se convertirá en el mejor intérprete de zombies de la historia del cine. A esta comedia fantástica y de aventuras se une la acción y el humor, con el fin de hablar con "humor negro" sobre la amistad, el amor y la muerte. Un buen ejemplo de que la regeneración del cine español se extiende hacia cualquier género. En el dilatado plantel de actores destacan las interpretaciones de Álex Angulo, Rosana Pastor o Santiago Segura.

4/10
Brujas

1996 | Brujas

Patricia es una joven que recorre España en busca del hombre del que está enamorada, a pesar de que apenas le conoce. En su periplo se encontrará con Sol, una vendedora de cosméticos a domicilio que acaba de ser expulsada de su domicilio, y con Virginia, una mujer madura que después de veinte años con su marido ha decidido dejarle. Segundo trabajo de Álvaro Fernández Armero, más agridulce que la comedia Todo es mentira, su primer largo. Por desgracia, no pasa de ser una sucesión de situaciones absurdas, con personajes tópicos. La veterana Beatriz Carvajal realiza una interpretación muy superior a la de las otras dos protagonistas, las entonces jovencísimas Penélope Cruz y Ana Álvarez, que no parecen muy convencidas con sus personajes.

4/10
Hola, ¿estás sola?

1995 | Hola, ¿estás sola?

Dos veinteañeras, una sin familia y la otra lejos de ella, viajan por España empujadas por el viento del "me apetece" o el "no me enrolla", al margen de la sociedad. Contiene algunas situaciones muy divertidas y el conjunto –uno de los grandes éxitos del año 95 por su espontaneidad– es una divertida comedia que vuelve por los fueros de parte de la filosofía de los hippies de los sesenta.

4/10
El día de la bestia

1995 | El día de la bestia

Angel Berriatúa (Álex Angulo) es un sacerdote que ha pasado los últimos veinticinco años de su vida estudiando y descifrando el significado del Apocalipsis. Su conclusión es que el Anticristo nacerá en Madrid el día de Navidad de 1995, antes del amanecer. Su único pensamiento es evitar la llegada del Maligno a toda costa, y en su locura emprende una disparatada carrera delictiva, en la que conoce a un heavy de Carabanchel, interpretado por Santiago Segura, que le ayudará en su desesperada misión. Se trata de una de las películas que revolucionó el cine español a mediados de los 90. Una mezcla de comedia y película de terror, que combina el costumbrismo español con el género fantástico. La dirección de Álex de la Iglesia le da un ritmo vertiginoso e intenso. La estética que plantea es muy atractiva y envolvente, convirtiendo Madrid en una verdadera ciudad rodeada de misterio y malévola oscuridad. Tiene momentos hilarantes, en los que sobresale Santiago Segura, y otros dignos de una gran película de suspense. Una película importante en el llamado Nuevo Cine Español de los 90.

6/10
Villarriba y Villabajo

1994 | Villarriba y Villabajo | Serie TV

Serie española de tono cómico, con un punto de farsa política, que trata de la rivalidad entre dos pueblos llamados Villarriba y Villabajo. Las dos localidades comparten terreno geográfico (la plaza, el bar, la fuente), pero son totalmente distintos en el aspecto administrativo y político. Se mantuvo en antena una sola temporada, compuesta por 26 episodios de una hora de duración.

3/10
Acción mutante

1993 | Acción mutante

Ramón es el jefe de una banda conocida como 'Acción mutante', compuesta por unos tipejos feos y deformes que se dedican a sembrar el pánico entre la gente adinerada y a matar a todo pijo que se ponga a su alcance. Su próxima víctima es Patricia, la hija de un importante empresario, el cual hará lo que sea por recuperarla. Mientras, la banda sigue haciendo de las suyas, y la chica se enamora de Ramón. Ópera prima de Álex de la Iglesia y film de culto que le auguraba a su director un exitoso futuro en el cine. Fue un punto de inflexión dentro del cine español, tan acostumbrado a las dichosas películas de la guerra civil. Después vendrían El día de la bestia, Perdita Durango o La comunidad, filmes de De la Iglesia, en donde se mezcla thriller, acción y unos ácidos toques de humor negro. En Acción mutante, destaca especialmente el reparto, con rostros de actores tan conocidos como Antonio Resines, Karra Elejalde, Álex Angulo o Saturnino García.

4/10
El rey pasmado

1991 | El rey pasmado

Pleno siglo XVII en España. En Madrid reina un ambiente distendido en el que la gente hierve en las representaciones teatrales de Lope de Vega. Acaba de subir al trono el rey Felipe IV (Gabino Diego), un personaje inepto y bobalicón sin ninguna actitud política ni capacidad para gobernar. A este joven rey no le gusta la idea de quedarse encerrado en su palacio, escuchando los consejos y las adulaciones de su corte. Quiere descubrir el mundo por sí mismo: el amor, el sexo, la juerga... Así conoce a Marfisa, la prostituta más bella de la corte. El rey se queda embobado con Marfisa, y no quiere ni oír hablar de sus deberes y de sus supuestas obligaciones como monarca. Pronto se conoce en la corte el enamoramiento del rey. Nadie se atreve a mofarse en la cara del rey, y tratan de convencerle de que debe separarse de Marfisa. Adaptación de la novela de Gonzalo Torrente Ballester "Crónica del rey pasmado". Es una notable recreación histórica, que cuenta con brillantes interpretaciones, en especial la de Gabino Diego en el papel del monarca. Ganadora de 8 premios Goya de la Academia de Cine Español. Interesante.

5/10
Tu novia está loca

1988 | Tu novia está loca

Amaia es una joven que se dedica al mundo de la publicidad. Es desenvuelta, activa y atractiva. Mikel, su novio, lo tiene difícil con ella porque a él no le van bien las cosas y su novia llama la atención que no es normal. Todo se complicará cuando un actor se enamore de ella. Comedia alocada, que quiere ser un poco como la "screwball comedy" norteamerica, aunque a la española, al estilo de Mujeres al borde de un ataque de nervios o a las primeras películas ligeritas de Fernando Trueba y Fernando Colomo. Rodada con pocos medios, tiene algún momento logrado y el reparto humorístico es de renombre. Dirige Enrique Urbizu, quien años después se haría director célebre de cine negro, con títulos como La caja 507 o No habrá paz para los malvados.

4/10
La fuga de Segovia

1981 | La fuga de Segovia

Basada en hechos reales, la película narra la fuga de 29 presos de la cácel de Segovia el 5 de abril de 1976, 24 de cuales eran terroristas de ETA. Lograron la hazaña a través de un túnel que conectaba con un colector de aguas fecales. El reputado Imanol Uribe –que ha tratado de ETA en otras estimables películas como Días contados– recrea con oficio esta historia a partir del libro escrito años después por Ángel Amigo, uno de los fugados de ETA que más tarde se reinsertó en la sociedad civil. Destaca la presencia de actores como Xabier Elorriaga o Álex Angulo.

5/10

Últimos tráilers y vídeos