IMG-LOGO

Biografía

George Segal

George Segal

86 años

George Segal

Nació el 13 de Febrero de 1934 en Great Neck, Long Island, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
Elsa & Fred

2014 | Elsa & Fred

Cuando se queda viudo, el octogenario Fred se muda a instancias de su hija a un apartamento más pequeño que el que compartía con su mujer, donde queda a cargo contra su voluntad de una asistente. Hastiado de la vida, se comporta como un cascarrabias insoportable hasta que conoce a Elsa, una señora de su edad, pero vitalista, algo gamberra y mitómana, que sueña con emular la famosa secuencia en la que Anita Ekberg se sumerge en la Fontana di Trevi de La dolce vita. Cada diez años, Michael Radford acostumbra a rodar una cinta de altura, como 1984 (del mismo 1984), la especialmente memorable El cartero (y Pablo Neruda) (de 1994) y El mercader de Venecia (de 2004). Quizás no llegue al mismo nivel, pero no está exenta de interés Elsa y Fred (2014), remake del film hispano-argentino de Marcos Carnevale que contaba con sólidas interpretaciones de Manuel Alexandre y China Zorrilla. Les sustituyen dos leyendas, Shirley MacLaine y Christopher Plummer, que le sacan todo el partido posible a sus personajes, sobre todo en las secuencias en las que están juntos. Cualquier cinéfilo dará por bien invertido el tiempo del metraje por ver en la misma película a los ancianos protagonistas de El apartamento y Sonrisas y lágrimas (especialmente a ella, tan expresiva como siempre). Por supuesto, no desentonan secundarios tan correctos como Marcia Gay Harden (la hija autoritaria de él) o Scott Bakula (el paciente vástago de ella). Es posible que cuente con un guión tan convencional como previsible, con algunos elementos que se alargan demasiado. Pero se acierta al incluir más elementos cómicos que en el original, por lo que Elsa & Fred supera a otros remakes de films de directores argentinos (como Criminal, insulsa adaptación de Nueve reinas; se espera con perplejidad la nueva El secreto de sus ojos), destila cierto encanto y apuesta por el amor como motor de la vida a cualquier edad. Se ve venir desde el minuto uno pese a que no se haya visto el original, pero aún así el homenaje a Federico Fellini emociona.

5/10
Amor y otras drogas

2010 | Love and Other Drugs

Jamie es un joven egocéntrico y ambicioso, de gran éxito con las mujeres, aunque con el complejo de no saber agradar a sus padres. Dispuesto a ganar dinero como sea, se convierte en visitador del laboratorio farmacéutico Pfizer, una profesión muy lucrativa que le permite seguir centrado en su ocupación favorita: pensar única y exclusivamente en sí mismo. Hasta que conoce a Maggie, una joven con Parkinson en estado 1, en una de las clínicas que frecuenta. Al principio el juego es de un ligoteo más, pero puede que está asomando a la puerta el amor. Para sorpresa de propios y extraños, Edward Zwick abandona el cine épico que justa fama le ha dado –Tiempos de gloria, El último samurái...–, y se sumerge en una confusa mirada a la necesidad del amor que experimenta todo ser humano. Su fuente para el guión, coescrito con Charles Randolph y Marshall Herskovitz, es el libro de Jamie Reidy “Hard Sell:  The Evolution of a Viagra Salesman”, donde el autor cuenta sus experiencias reales como viajante de Pfizer y vendedor de Viagra, el célebre fármaco para disfunciones sexuales. Zwick conduce al espectador a través de un largo “viaje”, donde la meta del amor es algo reduccionista, y las etapas del trayecto poco nítidas en lo moral y escasamente atractivas. Domina en el film la visión hedonista del sexo, como mero juego para entretener la soledad y el hastío vital. Y aunque se reconoce que el sexo sin amor no es nada –o muy poco–, las bromas y la mirada frívola al sentido de la vida, que traspasan todo el metraje, llevan a que la reflexión sobre el sacrificio por el ser amado ante la enfermedad resulte impostada. La película se encuadra dentro de una categoría de películas que hacen bien en señalar a una sociedad “enferma” –quizá uno de los mejores momentos es aquel en que un médico reconoce que entró en la profesión vocacionalmente, y que ahora se ha convertido en un tipo comprado por los laboratorios, y adicto a las orgías–, pero falta de fundamentos éticos, y profundamente incoherente. A este respecto es ilustrativa la decisión de Jamie y Maggie de filmar festivamente en vídeo sus proezas sexuales, para luego escandalizarse el primero de que su hermano se masturbe contemplando esas imágenes. En cuanto al capítulo interpretativo, la pareja Jake Gyllenhaal-Anne Hathaway se ve contagiada de la extraña dicotomía del film, pues a ratos han de ponerse ‘graciosos’, para a continuación plantarnos ante la dureza del deterioro físico.

4/10
2012

2009 | 2012

Esto se acaba. O sea, el mundo. Lo ha predicho un astrofísico indio en 2009, el sol se ha vuelto un poco loco, tormentas en el astro rey y tal, y los neutrinos han dado pie a nuevas partículas elementales, con reacciones que irán afectando de modo creciente al núcleo y a la corteza terrestres. Aunque en realidad ya los mayas, muy previsores, concibieron un calendario que termina en 2012. Total, que en tres años, y de modo supersecreto, las grandes potencias se ponen de acuerdo para construir unas naves gracias a las cuales se salvarán unas 400.000 personas. Menos da una piedra. La fecha fatídica del fin del mundo se acerca, y diversos personajes –una familia con dos hijos, los padres divorciados y un tercero en el hogar; un científico muy listo que tiene a su padre en un barco; el viudo presidente negro de los Estados Unidos y su hija; un ‘nuevo rico’ ruso con sus dos retoños y su amante; más algunos tibetanos que pasaban por ahí...– se enfrentan a la dura realidad, cada uno a su modo. El alemán Roland Emmerich es especialista en destrozos y demoliciones del cine de acción, como probó en Independence Day, Godzilla y El día de mañana. Aquí el desafío es un ‘más difícil todavía’, y probablemente sólo de este modo puede ser juzgada 2012, que argumentalmente apenas depara una mínima sorpresa, que no es cuestión de desvelar. Se trata de un film fiel a los cánones del cine catastrofista, concebido como una atracción ferial, donde se trata de disfrutar con carreteras ‘arrugándose’, puentes estrujados, edificios hechos mil añicos, grietas y erupciones, autos volando, barcos volcados, etc, etc. Y en efecto, se alcanzan cotas de gran perfección en los efectos especiales, de modo particular en el destrozo de edificios emblemáticos. Sobre esto sólo cabe criticar el desmesurado metraje de la cinta, la cosa se podía haber despachado en menos de dos horas. Y como el presupuesto se va en los mentados efectos, a la hora de hacer el reparto se ha optado por actores carismáticos, pero no estrellas de sueldos prohibitivos. Algún despistado podría esperar que el film invitara a alguna reflexión sobre qué debería hacer uno si supiera que el tiempo se le acaba. Pero eso sería pedir peras al olmo, no se va más allá de señalar que hay que amar al prójimo, y sacrificarse por él. La religión en este contexto es un mero elemento ornamental, creer que obedece a alguna razón que los únicos iconos religiosos cuya destrucción se contempla son el Cristo de Río de Janeiro, San Pedro y la Capilla Sixtina, mientras un sabio lama parece poco menos que el culmen de la sabiduría, sería conceder al film una elaboración intelectual de la que carece por completo. En tal sentido tal vez sería más exacto decir que Emmerich director juega a ser Dios, decidiendo quién vive y quién muere en el film. Y se lo pasa divinamente.

4/10
Three Days to Vegas

2007 | Three Days to Vegas

Cuatro hombres, viejos y gruñones, dejan su retirada y cómoda vida e inician un viaje por la carretera para llegar a Las Vegas a detener que la hija de uno de ellos se case con el hombre equivocado. Una road movie que tiene como protagonistas a cuatro viejos cascarrabias interpretados por Peter Falk, Rip Torn, George Segal y Bill Cobbs. Se trata de una fallida comedia que no dio muy buen resultado en su momento.

3/10
El amor tiene dos caras

1996 | The Mirror Has Two Faces

Melodrama sentimental notablemente dirigido por la polifacética Barbra Streisand. Rose (Barbra Streisand) y Gregory (Jeff Bridges) llevan vidas paralelas como profesores de universidad. Mientras que Rose busca un amor apasionado que cambie su rutina diaria, Gregory, lejos de querer enamorarse, sólo quiere una compañera en la vida. La relación entre ambos llegará a formar una sólida amistad, tras la cual decidirán llevar a cabo un extraño acuerdo: un matrimonio sin sexo. Pero, como suele ocurrir, la vida les sorprenderá y Rose y Gregory se darán cuenta de que el amor no tiene reglas... Las magníficas interpretaciones de un estupendo reparto y el elocuente guión de Richard LaGravenese componen un cuadro a la vez realista e ideal sobre el poder del amor. Comedia que disfrutarán sobre todo los románticos empedernidos.

4/10
Un loco a domicilio

1996 | The Cable Guy

Steven acaba de romper con su novia. Ello supone un cambio de domicilio, y la búsqueda de alguna distracción. Un posible consuelo es la televisión; una propina al chico instalador del cable, y Steven podrá tener todos los canales de pago gratis. Lo que no sabe es que el chico no desea pago alguno, sino simplemente amistad. Y se pondrá muy pesado con Steven para obtenerla. Ben Stiller, el realizador de Bocados de realidad, film emblemático de la generación X, no acierta con este trabajo para un gran estudio. La película es una comedia más para el lucimiento de Jim Carrey. Hay algún chiste divertido pero también –cómo no, con Carrey–, abundantes gracias fáciles, basadas en la grosería. Con un poco más de ingenio, podía haber sido un film bastante aceptable, canto a la amistad y al amor, a la vez que crítica a la teleadicción compulsiva. No resulta así. La historia es anodina, sabe a falsa y superficial. Stiller no da con el tono, de modo que incluso la transformación de Carrey, de pelmazo simpático a neurótico peligroso, resulta ser una pirueta mal resuelta.

4/10
Flirteando con el desastre

1996 | Flirting with Disaster

Mel es un joven neoyorquino, casado felizmente y con un hijo recien nacido, inquieto por no conocer a sus padres biológicos, ya que fue dado en adopción. Obsesionado por saber de ellos acude a la agencia que tramitó la adopción y tras una serie de averiguaciones se embarca en un viaje por los Estados Unidos, con su mujer, su hijo y una atractiva psicóloga de la agencia. El viaje sera accidentado, conocerán a diferentes y variopintos personjes y todos ellos sufrirán cambios. Divertida comedia dirigida por David O. Russell, rica en golpes de humor, inteligentemente dosificados que sirve a la vez de crítica a la sociedad norteamericana. Ben Stiller, Patricia Arquette y Téa Leoni cumplen sobradamente con sus papeles. Se lamenta el tono soez que en alguna ocasión predomina en la película.

5/10
Fiesta de despedida

1996 | It's My Party

Nick Stark acaba de conocer la noticia de que ha perdido la batalla contra el sida y decide afrontar los días que le quedan con dignidad y normalidad. No piensa derrumbarse ni pasar sus últimos momentos con tristeza, así que, con mucha alegría, organiza una fiesta de dos días en la que estarán presente toda su familia y todos sus amigos. Dura película que afronta algunos complejos temas como la enfermedad, la muerte y la despedida. El reparto hace un buen trabajo, destacan Lee Grant (Brigada 21), Olivia Newton-John (Grease) y Eric Roberts (El tren del infierno).

5/10
Babbysitter

1995 | The Babysitter

Mark está enamorado de Jennifer (Alicia Silverstone), pero ella no quiere saber nada de él. Ante el patente rechazo, Mark reacciona de mala manera y trata de provocar los celos del novio de Jennifer, llamado Jack, a quien le cuenta con pelos y señales las ficticias relaciones sexuales que mantuvo con ella. Mientras tanto, Jennifer ha empezado a trabajar como canguro en casa de un matrimonio joven, los Tucker. Pronto provoca la turbación en la casa con su presencia. El marido, Harry, se siente atraído por la adolescente, y le echa los tejos a las primeras de cambio. Esto no le gusta nada a su mujer, Dolly, que empieza a sentir unos celos enfermizos. Las cosas se complican cuando Jennifer se queda una noche sola en la casa al cuidado de los niños. Todas las pasiones que despierta entre los hombres que la rodean se dan cita esa noche. Discreto thriller erótico para adolescentes que explota la supuesta sensualidad de Alicia Silverstone, una efímera Lolita que, al contrario que su amiga Liv Tyler, no supo mantener sus cualidades. La trama gira en torno a los encantos de esta actriz y el contenido es escaso. Juega con la imaginación de los personajes para provocar algunas escenas eróticas. Recomendable para los fans de la sujeta.

4/10
¡Mira quién habla ahora!

1993 | Look Whoss Talking Now!

Vuelven las divertidas aventuras de la familia Ubriacco, repletas una vez más de cómicas situaciones. Primero fue un niño, luego una hermanita y ahora son dos perros los que irrumpen en la tranquilidad familiar y se van a convertir en los protagonistas. Los canes que van a sembrar el desconcierto son Roks y Daphne, y, como suele ocurrir en esta curiosa familia, oiremos sus palabras como si de dos cultos pensadores se tratara. James (John Travolta) está muy ocupado con su nuevo trabajo, mientras su mujer, Molly (Kirstie Alley) debe cuidar de los niños y de los nuevos y cuadrúpedos inquilinos, los cuales tienen su propia opinión sobre la vida. Simpatiquísima comedia familiar, con un guión espléndido de Tom Ropelewski y Leslie Dixon, y muy buenas y divertidas interpretaciones, entre las que destaca el papel secundario de la veterana Olympia Dukakis.

4/10
Fuga mortal

1993 | Joshua Tree

Wellman Santee (Dolph Lundgren) es un aguerrido ex piloto que se ganaba la vida a base de peligrosas carreras por el desierto. En la actualidad, su único trabajo consiste en transportar coches de lujo robados. Un día, accidentalmente, intenta evitar un atraco, pero es incriminado injustamente y acusado de asesinato, detenido y recluido en una prisión de máxima seguridad. A pesar de esto, logra escapar robando un vehículo en el que, sin saberlo, se encuentra la ayudante del sheriff, que piensa que ha sido secuestrada. El objetivo de Santee es encontrar a los verdaderos culpables y entregarlos a la justicia; para eso deberá enfrentarse a ellos y a la policía, que pondrá todos los medios a su alcance para intentar pararle los pies. Tras el éxito de Rocky IV en el que le daba la réplica a Sylvester Stallone como el inolvidable púgil soviético entrenado mediante alta tecnología, Dolph Lundgren alcanzó cierta fama. Así que se lanzó a protagonizar títulos del más puro género de acción, la mayoría de ellos de muy bajo presupuesto como éste, salvo excepciones como la lujosa Soldado universal. En esta ocasión, Lundgren aparece acompañado en el reparto por el excelente actor George Segal (Mira quién habla, Ayer, hoy y por siempre).

3/10
Ayer, hoy y por siempre

1991 | For The Boys

Historia de un hombre y una mujer, Eddie y Dixie, a lo largo de más de cincuenta años, en los que tienen que hacer frente a la Segunda Guerra Mundial -cuando se conocen- y a la terrible Guerra del Vietnam, actuando como cantantes para entretener a los soldados. Ella pierde a su marido en la guerra y posteriormente su tío es acusado de comunista. Para mayor desgracia, su hijo debe combatir en la terrible guerra del Vietnam. La reputada actriz Bette Midler se encontraba en un momento de crisis de popularidad cuando decidió sacar adelante un complejo guión coescrito por Marshall Brickman, colaborador de Woody Allen, que presentaba a través de sus personajes la historia norteamericana del siglo XX. Se fijó en la historia especialmente por la protagonista femenina, con lo que consiguió finalmente ser nominada al oscar a la mejor actriz en el año 1991. Pero además, consiguió rodearse de un excelente equipo de colaboradores entre los que destacan el realizador Mark Rydell y el elenco actoral, en el que destaca James Caan, conocido por su papel de hijo mayor de Vito Corleone en El padrino. La partitura es un ejemplo de música ideal para un melodrama y corre a cargo de Dave Grusin, colaborador habitual de las películas del realizador Sidney Pollack.

4/10
Mira quién habla

1989 | Look Whos Talking

Divertidísima película que tiene como principal protagonista a Mickey, un bebé con pensamientos muy originales y cuyas preocupaciones e intereses nadie puede oír, excepto el público. La madre del pequeño (Kirstie Alley) sólo piensa en encontrar un padre adecuado para su hijo, y, mientras, se van sucediendo las imágenes y situaciones más desternillantes. Aquí el único que lo tiene claro es Mickey; él quiere que su papá sólo sea James (John Travolta), un niñero muy especial con quien él se lleva a las mil maravillas e intentará por todos los medios llevarse el gato al agua. Junto con Kirstie Alley (A las duras y las maduras), John Travolta (Pulp Fiction, Phenomenon, Cara a cara) demostró en este papel su gran capacidad interpretativa. El guión de Amy Heckerling es fantástico. Entretenido cine para disfrutar con toda la familia.

5/10
El juego interminable

1989 | The Endless Game | Serie TV

Un agente británico, Alec Hillsden (Albert Finney), vuelve al servicio para investigar el asesinato de sus excompañeros y un viejo amor. Deberá examinar lo eventos de su pasado para determinar quien es el asesino.  Thriller con pequeñas dósis de acción y un excelente Albert Finney, que serán capaces de mantener al espectador con la duda final sobre quien es el asesino.

5/10
Jugar duro

1985 | Stick

Tras salir de prisión, el duro Stick vuelve a su localidad natal, con el objetivo de ver a su hija y regenerarse. Sin embargo, se verá envuelto en una trifulca entre clanes de narcotraficantes. Burt Reynolds dirige y protagoniza un film que sin ser brillante, y pese a su sencillo argumento, resulta bastante ameno. Adapta una novela de Elmore Leonard, que ejerció como guionista. Buen trabajo de los secundarios en estrafalarios personajes.

5/10
The Deadly Game

1982 | The Deadly Game

Durante una travesía por los Alpes Suizos, Howard Trapp se refugia de una tormenta en un lugar donde unos individuos le atrapan para juzgarle, en una imitación de un juicio legal. Howard debe justificar acciones que ha realizado muchos años atrás. El veterano Trevor Howard protagonizó esta producción televisiva, basada en una obra de Friedrich Dürrenmatt.

5/10
Pero... ¿quién mata a los grandes chefs?

1978 | Who is Killing the Great Chefs of Europe?

En los años 70 se puso de moda un estilo culinario minimalista donde lo poco era mucho, o eso al menos defendían los grandes cocineros, los cuales adornaban una pequeña porción de comida en el plato que casi ni se veía. La película de Ted Kotcheff (Este muerto está muy vivo) es una sátira contra esta cocina y en su trama se encuentra Max, un orondo caballero al que le gusta la buena mesa, y al que su médico le ha recomendado que se ponga a dieta porque su salud peligra. Pero de pronto, una serie de grandes cocineros europeos están apareciendo asesinados del mismo modo que preparan sus particulares platos. Divertida comedia con un humor ácido, protagonizada por George Segal y Jacqueline Bisset, y que fue nominada a dos globos de Oro.

4/10
Montaña rusa

1977 | Rollercoaster

Un terrorista chantajea a parques de atracciones colocando bombas en la montaña rusa, que pueden ser activadas por control remoto. Como otros títulos catastróficos, ello sirve para que viejas glorias se apunten a un reparto coral.

4/10
Roba bien sin mirar a quien

1977 | Fun with Dick and Jane

Dick y Jane están casados y como él es un ejecutivo bien situado, están acostumbrados a vivir desahogadamente. Hasta que Dick se queda sin trabajo, y conseguir nuevo empleo no resulta nada sencillo. La situación se agrava hasta el punto de que se plantean cometer un robo. George Segal y Jane Fonda protagonizan esta comedia que revisitada 30 años después por Jim Carrey y Téa Leoni.

5/10
La duquesa y el truhán

1976 | The Duchess and the Dirtwater Fox

Amanda es una mujer de la calle que seduce a tipos ricos. Y está preparando uno de sus engaños haciéndose pasar por duquesa. Una jovencita Goldie Hawn fue nominada al Globo de Oro por su divertido rol.

4/10
La ruleta rusa

1975 | Russian Roulette

Un político ruso está a punto de visitar Canadá cuando la Policía Montada descubre que un antiguo miembro del KGB planea asesinarlo. Se inicia un complicado juego del ratón y el gato donde salen a la luz argumentos típicos de las películas de espionaje con agentes, posibles agentes dobles y simples policías, a los que no les resulta fácil moverse por las oscuras entrañas de las redes internacionales de inteligencia. 

4/10
El halcón negro

1975 | The Black Bird

Curiosa parodia de El halcón maltés, la mítica película detectivesca protagonizada por Humphrey Bogart. Aquí George Segal es el hijo del detective Sam Spade, que ha heredado el despacho de su padre, y que se verá envuelto de nuevo en una trama que tiene que ver con otro halcón. Promete más de lo que da.

4/10
El hombre terminal

1974 | The Terminal Man

Tecnothriller que adapta una novela de Michael Crichton, y que funciona medianamente bien como serie B. Sigue las tribulaciones de un científico experto en ordenadores, que sufre daños cerebrales. Para paliarlos se somete a una operación quirúrgica por la que le implantarán un chip en la cabeza... con efectos secundarios no deseados. George Segal protagoniza la cinta.

4/10
California Split

1974 | California Split

Agridulce cinta de Robert Altman sobre el mundo del juego, describe la relación entre un jugador ocasional y otro veterano que se acaban de conocer, cada uno ve en el otro reflejos de lo que son o podrían ser. Ellos son dos estupendos Elliott Gould y George Segal.

6/10
Un toque de distinción

1973 | A Touch of Class

Historia del desliz entre Steve, un hombre de negocios norteamericano y casado, y Vicki, una inglesa divorciada. Lo que en principio iba a ser un encuentro esporádico, el amor pronto hace mella en sus corazones. Melvin Frank (Navidades blancas) dirige esta cinta que fue nominada a mejor película y Glenda Jackson (Mujeres enamoradas) recibió un Oscar por el papel de ella.

6/10
Un diamante al rojo vivo

1972 | The Hot Rock

John Dortmunder es un ladrón de guante blanco que acaba de salir de la cárcel y lejos de reformarse ya está planeando el robo de una valiosísima joya del Museo de Brooklyn. Contará con la colaboración de un par de amiguetes. Entretenida cinta de cacos protagonizada por un Robert Redford tan guapo como ágil ladronzuelo. La acción mezclada con buenos golpes de humor consigue hacer atractiva la historia, y destaca la música de Quincy Jones. Dirige Peter Yates (Abismo) y entre los secundarios se encuentran George Segal (La duquesa y el truhán) y Ron Leibman (Desenfocado).

5/10
Nacido para ganar

1971 | Born to Win

J.J. es un drogadicto que vive su vida al límite. Su única preocupación gira en torno al modo en que conseguirá su siguiente dosis. Con una vida marcada por los excesos y los líos, todo cambia radicalmente cuando conoce a una chica. Es la dueña de un coche al que J.J. intenta hacerle un puente. Su forma de ser lo conquista y decidirá dejar las drogas para siempre. Unos jovencísimos Hector Elizondo y Robert De Niro secundan a la perfección a George Segal, que compone a un fantástico J.J. A pesar de los defectos del personaje, Segal consigue que el público tenga empatía con él desde el primer momento.

5/10
La gatita y el búho

1970 | The Owl and the Pussycat

Comedia romántica centrada en la relación entre un escritor frustrado y una prostituta alegre y de buen corazón. En realidad son dos perdedores que pululan por la ciudad de Nueva York en busca de mejores oportunidades, y que no dejan de engañarse a sí mismos: él cree que puede triunfar como escritor y ella que en realidad su trabajo es el de modelo. Barbra Streisand buscaba desencasillarse después de que sus tres primeras películas hubiesen sido musicales (Funny girl; ¡Hello, Dolly! y Vuelve a mi lado), pero la comedia no acabó de funcionar del todo. A resaltar la excelente fotografía de Andrew Laszlo y Harry Stradling Sr.

5/10
La estrella del sur

1969 | The Southern Star

En una fiesta desaparece un valioso diamante conocido como "La estrella del sur". El principal sospechoso es Matakit, ayudante de Dan Rochland, prestigioso geólogo estadounidense. Bienintencionada adaptación de la novela homónima de Jules Verne, con sólidos intérpretes.

5/10
El puente de Remagen

1969 | The Bridge at Remagen

1945: La última ofensiva de las fuerzas aliadas penetra en el territorio alemán y sólo un puente estratégico en el río Rin sigue en manos de los nazis. Ambos ejércitos tienen mucho que ganar: los alemanes las vidas de 50.000 soldados estacionados en el lado enemigo; las fuerzas aliadas poner fin lo antes posible a la guerra, arriesgando con ello menos vidas. Si bien ambos ejércitos lucharán valientemente, sólo uno podrá ganar la estremecedora batalla por el puente de Remagen.

6/10
Bye Bye Braverman

1968 | Bye Bye Braverman

Cuatro amigos ya talluditos se reúnen para asistir al funeral de Braverman, el quinto de la panda, con el que tuvieron lazos muy estrechos. Lo que les obliga a confrontarse, aunque no lo deseen, con su propia mortalidad y el aprovechamiento que han hecho hasta la fecha de sus vidas.Una película quizá algo atípica en los 60 del movimiento pacifista y la revolución sexual, donde Sidney Lumet adapta una novela de Wallace Markfield. El film cuenta con un ajustado reparto masculino, y destila un humor suave y nostálgico, por ejemplo cuando acuden al servicio fúnebre equivocado.

5/10
La matanza del día de san Valentín

1967 | The St. Valentine's Day Massacre

Crónica minuciosa de la matanza perpetrada en Chicago el día de san Valentín de 1929, capítulo climático de la guerra entre bandas de Al Capone y Bugs Moran. Una voz en off presenta a los diversos gangsters, que actúan en su vida cotidiana con una completa falta de moral. Con una violencia seca y cortante, donde los tiros casi no dejan de oírse durante todo el metraje, el rey de la serie B Roger Corman pinta a unos tipos que actúan como animales salvajes en la jungla urbana. Destaca la interpretación de Jason Robards como Capone, quien compone de modo memorable sus estallidos violentos. Terrible es la larga escena en que uno de los gángsters maltrata a su amante por haberse permitido el capricho de un abrigo de visón de 3.000 dólares. Y en la línea esquizofrénica del estilo de vida gangsteril, llama la atención el momento en que a un personaje le encargan un `trabajito´ (liquidar a alguien) mientras tiene entre sus brazos a su bebé. La escena de la masacre en el garaje, clímax del film, se concibió tomando como modelo las fotos auténticas publicadas en la presa al día siguiente de los hechos.

6/10
Así no se trata a una dama

1967 | No Way to Treat a Lady

Moe es un policía judío de Nueva York que va tras la pista de Christopher, un tipo traumatizado de niño y que ahora se ha convertido en un estrangulador de mujeres, con la facilidad de cambiar indiferentemente de personalidad. Entre medias, una guapa mujer llamada Kate Palmer está en peligro de caer en manos del asesino. Duelo de actores entre Rod Steiger (Waterloo) y George Segal (Mira quién habla) en este thriller con tintes de comedia dirigido por Jack Smight (Aeropuerto 75). El guión de John Gay está basado en una novela del gran guionista William Goldman (La princesa prometida).

5/10
Mando perdido

1966 | Lost Command

Tras haber fracasado en su campaña bélica en Indochina, el militar Pierre Raspeguy retorna a Francia dispuesto a que los altos mandos le concedan otra oportunidad para enmendar su error y liderar un batallón que aniquile a los terroristas de la guerra de Argelia. Adapción de la novela 'Les centurions', de Jean Lartéguy, que, rodada en escenarios naturales y con un reparto internacional (Anthony Quinn, George Segal, Michèle Morgan, Maurice Ronet, Alain Delon y Claudia Cardinale) fue bastante bien recibida en taquilla. Una crítica –no muy feroz, eso sí– contra la actitud del gobierno galo en los conflictos de sus antiguas colonias es una de las partes más interesantes del largometraje. La otra es la música de Franz Waxman y la fotografía realista de Robert Surtees.

6/10
Conspiración en Berlín

1966 | The Quiller Memorandum

El espía Quiller se infiltra en una organización neonazi, para obtener pruebas contra su líder. Grandes actores en un thriller que narra el resurgimiento de grupos radicales en Europa.

4/10
¿Quién teme a Virginia Woolf?

1966 | Who's Afraid Of Virginia Woolf?

La cruda historia de un matrimonio que no se soporta al que da vida Richard Burton y Elizabeth Taylor. Destaca la fuerza interpretativa de sus dos protagonistas, que provocan una credibilidad que se sale de la pantalla. Aquí acompaña el morbo de la tormentosa relación que llevaron Burton y Taylor en la vida real. El retrato que hace Burton de un marido cansado y desengañado es angustioso. El de la esposa de desequilibradas reacciones que hace Taylor le valió su segundo Oscar como mejor actriz de 1966. El primero lo consiguió en 1960 con Una mujer marcada. Ambos completan un terrible drama que no se anda con chiquitas a la hora de analizar el tormento de una relación fracasada. Diálogos sinceros, directos y crudos del guionista Ernest Lehman, que despertó el miedo en los mismos productores por el impacto que pudieran causar en el público. La película ganó cinco Oscar.

6/10
El barco de los locos

1965 | Ship of Fools

Un barco de pasajeros viaja desde Veracruz hasta un puerto alemán. En el buque viajan personas muy distintas, de diferentes clases y con historias muy diversas: Una aristócrata, un médico que tiene una enfermedad terminal, un ex deportista alcóholico, una millonaria divorciada... Durante el trayecto sus problemas se irán resolviendo. La película recuerda en parte a Grand Hotel, pues también un grupo numeroso de personas que se encuentran en un mismo entorno verán como sus vidas se irán relacionando. La cinta está repleta de grandes actores y fue nominada a la mejor película, así como al mejor guión, mejor actriz (Simone Signoret), entre otros... Ernest Laszlo ganó el Oscar. Fue, además, la última película de la bella Vivien Leigh (Lo que el viento se llevó), ya que murió meses después aquejada de una tuberculosis.

6/10
King Rat

1965 | King Rat

Durante la II Guerra Mundial, un joven soldado estadounidense es capturado por los japoneses, y enviado a un campo de concentración. George Segal obtuvo una enorme popularidad como protagonista de esta cinta bélica, basada en la novela de James Clavell.

6/10
Invitación a un pistolero

1964 | Invitation to a Gunfighter

A un pueblo mexicano acude el forajido Jules para implantar la ley y acabar con los bandoleros. Además, el líder local, Sam Brewster, pide a Jules que colabore con él para implantar su justicia, pero el pistolero tiene su propia forma de hacer las cosas, y sus principios pronto le pondrán más cerca del pueblo. Uno de los últimos western que protagonizó Yul Brynner (Los siete magníficos). La música fue nominada a los Oscar en 1967.

5/10
El día más largo

1962 | The Longest Day

El 6 de junio de 1944 las tropas aliadas desembarcan en Francia, lo que marca el principio del fin de la guerra, al terminar con la hegemonía de las tropas alemanas. En el famoso ataque participaron tres millones de hombres, 11.000 aviones y 4.000 barcos, lo que supuso la mayor operación militar hasta la fecha. Una de las mayores superproducciones de la historia del cine, lo que se nota sobre todo en el amplio reparto, que incluye a casi todas las más grandes estrellas -en especial masculinos, debido a los pocos papeles de mujeres que exigía la historia-. Así, aparecen incluso en papeles mínimos nombres como Richard Burton, Sean Connery, Mel Ferrer, Henry Fonda, Peter Lawford, Roddy McDowall, Robert Mitchum, Robert Wagner y John Wayne. La dirección se repartió por localizaciones y, así, Ken Annakin fue el encargado de todos los exteriores británicos, Andrew Marton el de los norteamericanos y Bernhard Wicki todas aquellas que ocurrían en Alemania. De este modo, cada sección de película, dependiendo de los distintos escenarios, tiene un estilo propio, lo que supone uno de los principales hallazgos del film. Además, probablemente lo más interesante es la cuidada reproducción de los sucesos históricos, bien condensados en los 114 minutos de metraje. El guión es del novelista Cornelius Ryan, basado en su propia novela. El filme ganó dos premios Oscar en el año 1962, en las categorías de Mejores Efectos Especiales y Mejor Fotografía.

6/10
Vivir es lo que importa

1961 | The Young Doctors

Melodrama sobre hospitales según la novela “The Final Diagnosis” escrita por Arthur Hailey. En ella, el veterano doctor Joseph Pearson, jefe del Departamento de Patologías, no se encuentra cómodo con los nuevos métodos impuestos por el joven médico David Coleman. La rivalidad entre ambos se acentúa cuando una joven enfermera de la que Coleman está enamorado tiene un tumor en la pierna y Pearson ordena la amputación. A ello seguirán otra serie de decisiones que tensa las relaciones entre ambos doctores. Encabezan el reparto Fredric March y Ben Gazzara, dentro de un elenco de rostros conocidos como los de Eddie Albert, y George Segal. Hay que recordar que ese mismo año también comenzó a emitirse por televisión la exitosa serie de médicos Dr. Kildare.

5/10

Últimos tráilers y vídeos