IMG-LOGO

Biografía

Sissy Spacek

Sissy Spacek

70 años

Sissy Spacek

Nació el 25 de Diciembre de 1949 en Quitman, Texas, EE.UU.

Premios: 1 Oscar

Una actriz de culto

27 Marzo 2003

Quizás por su físico peculiar, no se ha convertido en una gran estrella, pero Sissy Spacek tiene una filmografía cada vez más sólida. Seis nominaciones al Oscar y una estatuilla avalan la trayectoria de esta actriz, que se distingue por su profesionalidad y la ilusión que transmite en cada nueva película.

En Quinlan, un pueblecito de Texas, nació Mary Elizabeth Spacek, el día de Navidad de 1949. Pasó una infancia ideal, jugando en la naturaleza, trepando a los árboles y montando a caballo. Sus dos hermanos mayores le pusieron el apodo de Sissy, que se convertiría en su nombre artístico. “En Texas llaman a todo el mundo Sissy o Bubba”, comentó la actriz en una entrevista. A diferencia del personaje que le hizo famosa, la discriminada Carrie, Sissy era muy popular, elegida Reina de la Fiesta de Fin de Curso, y no para humillarla, como en la película.

Hija de dos apasionados del teatro, sus padres la animaron a estudiar arte dramático desde muy joven. “Mi madre siempre me decía que alguien acabaría por fijarse en mi talento”, recuerda Sissy. Así que se mudó a Nueva York, para matricularse en el Actor’s Studio, la escuela de interpretación más famosa del mundo. Allí acudieron de una productora, en busca de una joven para interpretar un papel en Carne Viva, y escogieron a Sissy, que de esta forma debutó en el cine. Su primer papel protagonista fue el de Holly Sargis, la escalofriante asesina de Malas Tierras, la película de culto de Terrence Malick. Mientras rodaba se enamoró de un director de arte, Jack Fish, amigo y colaborador de David Lynch. Para Sissy era más importante tener una familia estable que su carrera, por lo que contrajo matrimonio con Jack en 1974. Pronto le llegaría el éxito, con Carrie, adaptación de Brian de Palma de la primera novela de Stephen King. El aspecto estrafalario de la actriz era ideal para interpretar a Carrie White, una chica con poderes telequinésicos, marginada por sus compañeros que la consideran una especie de bruja, y reprimida por su autoritaria madre. Su esfuerzo fue compensado con una nominación al Oscar.

Poco después se hizo con la estatuilla. Fue por su recreación de un personaje real, la cantante de country Loretta Lynn, en Quiero ser libre, de Michael Apted. La actriz también cantaba el tema principal de la película, lo que le valió una candidatura al Grammy.

Especialmente sobrecogedora fue su interpretación de esposa empeñada en encontrar a su marido, un periodista secuestrado durante el golpe militar en Chile, con ayuda de su suegro Jack Lemmon. Fue en Desaparecido, magnífica cinta del comprometido Costa-Gavras. En Cuando el río crece, la actriz fue compañera de reparto de Mel Gibson.

En los 90, la actriz se especializó en secundarios de lujo, en títulos tan escogidos como JFK, El arpa de hierba, Aflicción y Una historia verdadera. Recientemente volvió a ser nominada al Oscar por En la habitación, en la que interpretaba a una sufrida madre, cuyo hijo se enamora de una mujer mayor. Su último trabajo, A Home at the End of the World, adapta una novela de Michael Cunningham (Las horas). En la actualidad Sissy Spacek vive en un extenso rancho de Virginia, por donde según sus vecinos se la puede ver montando a caballo frecuentemente. El matrimonio Fish-Spacek tiene dos hijos, Schuyler y Madison, dedicados a la interpretación. A Schuyler se le pudo ver en Orange County.

Oscar
1981

Ganador de 1 premio

Filmografía
Homecoming

2018 | Homecoming | Serie TV

Original serie de Amazon Prime basada en un podcast de Gimlet Media, donde suma fuerzas Sam Esmail –el creador de Mr. Robot–, con los recién llegados a la tarea Micah Bloomberg y Eli Horowitz. Describe en dos tiempos, que se distinguen por el formato de pantalla, normal en un caso, cuadrado en el otro, lo ocurrido en un centro que atiende a veteranos de las guerras de Irak y Afaganistán, antes y después de una fecha crítica, el 14 de mayo de 2018, en que se supone que ocurrió un importante incidente. En Homecoming, que gestiona una empresa que tiene una subcontrata con el ejército estadounidense, se atiende a militares que vuelven de la guerra y necesitan terapia antes de reincorporarse a la vida normal, y se supone que ofrecen una novedosa metodología para prestarles ayuda. En la parte del "antes", Heidi Bergman ejerce tareas de trabajadora social y terapeuta, y empatiza especialmente con un soldado afroamericano, Walter Cruz, que empieza a andar mosqueado con el modo en que se opera en el centro. Tampoco Heidi acaba de entender la presión a que le somete su supervisor, Colin Belfast. Mientras que en el "después" Heidi trabaja de camarera, y no recuerda qué pasó el 14 de mayo, el incidente que le obligó a dejar su trabajo en Homecoming e irse a vivir con su madre. Al mismo tiempo Thomas Carrasco investiga para el Pentágono, tratando de averiguar si ha habido malas prácticas en la empresa que gestiona Homecoming. Siguiendo el estilo de su anterior serie, y con capítulos de no más de media hora, Esmail, que también ejerce de director, pergeña una serie que combina intriga de tintes hitchcockianos –la amnesia, los estados mentales vertiginosos, las terapias– con un poderoso elemento humano, donde los personajes arrastran traumas, tratan de averiguar la verdad, o ejercen actividades manipuladoras. La trama juega con ideas como la simulación y el fingimiento, los seres humanos usados como cobayas de un experimento, de modo que resulta difícil saber dónde se encuentra los personajes, no sólo físicamente –el soldado que duda que realmente Homecoming se encuentre en Florida, las palmeras podría ser de pega, y consistir todo en un montaje–. sino emocionalmente. Hacía tiempo que no se abordaba en la pantalla de modo tan logrado los peligros de la deshumanización, la consideración de los demás como objetos para utilizar, olvidando su condición de personas, cada una irrepetible; incluso quien trata de hacer lo correcto, Carrasco, puede verse atrapado en la maraña de la burocracia despersonalizada. Julia Roberts atrapa bien la fragilidad de Heidi, incluidas sus inseguridades a la hora de maquillarse y ponerse guapa –da gusto recuperar su proverbial sonrisa, aquí de doble uso, como bienvenida a Homecoming, pero también de conexión emocional con Walter–, al igual que Stephan James encaja en el perfil de "buen chico", Shea Whigham en el de investigador concienzudo, y Bobby Cannavale en el de tipo con doblez y engaño. Como madres, de Heidi y de Walter, están perfectas Sissy Spacek y Marianne Jean-Baptiste.

7/10
The Old Man & the Gun

2018 | The Old Man & the Gun

Forrest Tucker es un apuesto septuagenario que ha sido toda su vida ladrón de bancos, atracos que él lleva a cabo con una corrección impecable, sin revuelo ni violencia, casi con amabilidad. Aunque suele ir acompañado por dos compañeros igualmente talluditos, también actúa solo de vez en cuando. En la huida posterior a uno de sus golpes conocerá a una simpática viuda, Jewel, y ambos congeniarán rápidamente. El norteamericano David Lowery (En un lugar sin ley) escribe y dirige esta comedia dramática que narra hechos reales y verdaderamente insólitos. La historia de un septuagenario ladrón compulsivo de bancos y experto en evasiones carcelarias le sirve a Lowery para rendir sin duda un homenaje a Robert Redford, de quien incluso se extraen imágenes antiguas de su filmografía para ilustrar el pasado del protagonista. Esta cierta nostalgia aporta un toque característico al resultado y hace que The Old Man & the Gun se vea con agrado, aunque también sin gran emoción, ya que no se escapa que la historia es leve, sin la requerida entidad dramática. De hecho, se pasa de puntillas sobre los acontecimientos y sobre los personajes secundarios. Casi todo el atractivo se basa en el carisma que conserva Robert Redford, si bien es cierto que aquí ya se le ve actor demasiado mayor y con mucho menos encanto que antaño. Qué duda cabe que la historia real tiene su interés por su singularidad, pero a Lowery parecen no interesarle ni lo más mínimo ni los robos ni la trama policiaca, ambas cuestiones convertidas casi en un Macguffin. Por el contrario, parece asumir sin ninguna pena esa falta de garra para así centrar su atención en la casi necesidad vital que tiene el protagonista por llenar una y otra vez su maleta de billetes, mientras dedica a las diferentes víctimas de turno –cajeras, directores de sucursales, etc.– sus más tiernas sonrisas. Lo que mejor funciona es el romance otoñal entre Forrest y Jewel, ésta última maravillosamente interpretada por Sissy Spacek, probablemente el mejor papel del film. Hay dulzura entre ellos, generosidad, química. Y, claro está, también destaca la extraña relación de complicidad que se establece entre el policía John Hunt (correcto Casey Affleck, habitual del director), un tipo familiar desencantado de su profesión, y el talludito ladrón de bancos.

5/10
Castle Rock

2018 | Castle Rock | Serie TV

1991. En la pequeña localidad de Castle Rock el sheriff Alan Pangborn investiga la desaparición del niño Henry Deaver, que aparece once días después de extraviarse sin recordar qué ha ocurrido. 27 años después, el chico ha crecido, convirtiéndose en abogado que trata de sacar a sus clientes del corredor de la muerte. Volverá a su lugar natal tras mucho tiempo de ausencia para ayudar a un recluso de la prisión de Shawshank, que ha sido confinado en el sótano tras el suicidio del alcaide. Cuando triunfaba Perdidos, muchos críticos señalaban la influencia en aquélla de la literatura de Stephen King, que por otro lado escribió algún artículo en el que se declaraba seguidor de la serie. Ahora, uno de sus creadores, J.J. Abrams se alía con el celebérrimo escritor en una producción que mezcla elementos de su obra. La jugada recuerda a la británica Dickensiana, que hacía lo propio con Charles Dickens, con la diferencia de que allí resultaba fácil reconocer a todos los personajes. En Castle Rock no está tan claro de dónde viene cada cosa, un lector que más o menos conozca la obra del rey del terror identificará muchas referencias, por ejemplo uno de los personajes, la sarcástica historiadora local Jackie Torrance, debe ser de la misma familia que Jack Torrance, personaje que inmortalizó Jack Nicholson en El resplandor. De la misma forma, se puede recordar que en la prisión de Shawshank transcurría “Rita Hayworth y la redención de Shawshank”, relato que dio lugar a Cadena perpetua, que la ciudad de Castle Rock –que da título a esta producción– aparece en “Cujo”, “La zona muerta”, “La mitad oscura” y “La tienda”, y que en las dos últimas el sheriff del lugar era Alan Pangborn, que aparece aquí, salvo en el prólogo, ya jubilado. Se puede relacionar a un par de actores con adaptaciones del escritor, en concreto aparecen Sissy Spacek, protagonista de Carrie y Bill Skarsgård, el payaso maléfico de It. También cuenta con una atmósfera opresiva y se incide en temas con los que el de Maine parece obsesionado, como la infancia problemática, la llegada del mal absoluto o el ofuscamiento religioso. Por lo demás, recuerda mucho al mayor éxito catódico de Abrams por la abundancia de enigmas que se ramifican a partir de la trama principal, y por sus numerosos saltos en el tiempo. Por desgracia, no tiene el mismo poder de fascinación, y abundan los altibajos de ritmo. André Holland (Moonlight) realiza un buen trabajo como el recién regresado Henry, que vertebra la acción, al frente de un reparto coral más o menos acertado.

5/10
Bloodline (2ª temporada)

2016 | Bloodline | Serie TV

La segunda temporada empieza con la lucha de la familia Rayburn por encubrir su crimen. Misteriosos desconocidos del pasado de Danny llegan con intenciones ocultas. El cuerpo policial se acerca a la verdad del asesinato de Danny, mientras quela paranoia y la desconfianza envenenan a la familia que hasta ahora parecía muy unida. Las mentiras se acumulan, las alianzas se rompen y las relaciones se destruyen. Sometidos a una gran presión, buenas personas se verán obligadas a hacer cosas muy perversas…

Bloodline

2015 | Bloodline | Serie TV

Serie producida por Netflix, sigue las andanzas de la familia Rayburn, que se han criado en los Cayos de Florida, y donde los padres son propietarios de un "resort", donde criaron a sus cuatro hijos ya adultos. Con ocasión de un homenaje público al patriarca se  reúne todo el clan, lo que incluye al hijo mayor y oveja negra Danny, a John, casado y con dos hijos, sheriff local, la chica, Meg, con pareja estable a la que es infiel, abogada de su padre, y el iracundo y poco paciente Kevin, con problemas matrimoniales que todavía no ha comunicado a los demás. Lo que debe ser una ocasión festiva saca a luz diferencias entre unos y otros, traumas del pasado, rencores y secretos. Los hermanos Glenn y Todd A. Kessler, y Daniel Zelman, ya mostraron buena mano para aunar drama y thriller en las intrigas de abogados de Daños y perjuicios. Aquí orquestan una trama acerca del tirón de los lazos de la sangre, lo que une y lo que separa, más culebrón, en un entorno de naturaleza salvaje que atrapa. Hay afecto y aprecio entre hemanos, padres e hijos, pero también inquina abundante, y egoísmo que dificulta que cada uno haga lo correcto; a lo que se suma el misterio de un cadáver de una joven con todas las huellas de haber sido salvajemente torturada y arrojada al agua. La trama engancha, por el gran reparto, donde da gusto ver a los veteranos (Sissy Spacek, Sam Shepard) y a los de edad mediana, entre ellos Ben Mendelsohn, con su punto algo canalla de quien no puede evitar ser o parecer malo, son cosas de su carácter, y Kyle Chandler, lo mismo, pero, tal vez, en sentido contrario.

6/10
La huida (Deadfall)

2012 | Deadfall

El austriaco Stefan Ruzowitzky logró distribución internacional con su terrorífico film Anatomía, y obtuvo el Oscar a la mejor película extranjera en 2008 con Los falsificadores. Aunque a continuación optó por mantenerse en suelo europeo para ocuparse de Kika superbruja y el libro de hechizos, después volvió a Hollywood (donde había rodado la desconocida All the Queen's Men) con el fin de dirigir La huida (Deadfall). En La huida (Deadfall), Addison y Liza intentan escapar con el botín que han sacado de un atraco a un casino. Después de que su coche sufra un accidente, y de asesinar a su cómplice y a un policía, deciden separarse para despistar a la policía, mientras tratan de alcanzar la frontera canadiense. Liza se une a un joven boxeador recién salido de la cárcel que va a visitar a sus padres... Aunque el planteamiento de La huida (Deadfall) sea poco original y peque de exceso de ambición, el guión del debutante Zach Dean, logra mantener más o menos el interés, centrándose en la complejidad de las relaciones familiares, y cómo éstas sobreviven a pesar de las dificultades. Elevan la calidad de lo que podía haber sido un film bastante convencional la dinámica puesta en escena de Ruzowitzky, que vuelve a demostrar su buen hacer. Y sobre todo, las brillantes interpretaciones, en especial del errático Eric Bana, al que no parece acompañarle el éxito desde que fue el villano de Star Trek, en 2009, y que aquí borda un personaje desagradable, y de Olivia Wilde, a un alto nivel. También se confirma como un buen actor Charlie Hunnam (protagonista de Hijos de la anarquía). El trío está acompañado por los lujosos secundarios Kris Kristofferson y Sissy Spacek.

6/10
Criadas y señoras (The Help)

2011 | The Help

Sur de Estados Unidos, en la década de los 60, cuando arranca el movimiento de los derechos civiles. En Jackson, como en tantas otras localidades de la zona, se da una curiosa relación entre las señoras blancas y sus criadas negras: éstas se ocupan tanto de los hijos de las primeras, que son casi más madres de esas criaturas que ellas mismas; por otro lado, son tratadas con distancia y condescendencia, discriminadas en cuestiones tan absurdas como en el uso del cuarto de baño, que de ninguna manera pueden compartir. La joven Skeeter, recién licenciada en periodismo, vuelve a casa con idea de trabajar en un diario local, pero se encuentra con la desagradable sorpresa de que la mujer negra que la crió ha sido despedida por su madre; ésta y otras injusticias le proporcionan tema para su debut literario, un libro que recoja el testimonio de las afroamericanas pisoteadas; lo que no resulta tan sencillo es que ellas acepten colaborar en medio de una atmósfera donde se juegan no sólo su trabajo sino su integridad física. La película sorpresa del año, escrita y dirigida por el desconocido Tate Taylor -como actor ha tenido papelitos, y dirigió otro largometraje de escasa repercusión, Pretty Ugly People-, que adapta una novela de Kathryn Stockett. Podría decirse que no es perfecta, que debería haberse pulido mejor, que la evolución de algún personaje es brusca, que más matices en otros habrían redondeado la historia... Aunque también podría uno exclamar, ¿y a quién rayos le importa? La realidad es que la trama funciona a la perfección en el nivel emocional, con unos magníficos personajes y un reparto inmejorable, con la carismática Sissy Spacek y los rostros que suenan de Bryce Dallas Howard, Allison Janney y Jessica Chastain, pero también con los menos conocidos y memorables Emma Stone, Viola Davis, Octavia Spencer..., maravillosos en sus composiciones. Hay un algo en el film con el que el espectador conecta, como sucede en Magnolias de acero, Tomates verdes fritos o Paseando a miss Daisy. La película conmueve hasta las lágrimas, y también hace reír, hay un sano sentido del humor. Y todo tiene que ver, por supuesto, con la humanidad de la historia, los dilemas que se plantean, el sentido del bien y del mal perfectamente claro... más, vamos a decirlo claro, la naturalidad con que se trata la unión con Dios, pues si Aibeleen decide dar el paso adelante de colaborar con Skeeter en contar su historia es porque lo ha rezado, porque las palabras del sermón del pastor en su iglesia, a partir del evangelio, le animan a ello, y es que es verdad aquello de que la verdad libera. Son bonitas ideas como la imposibilidad de Aibeleen de contar su historia si no es a través de su oración escrita, lo hablado con Jesús le ayuda a abrirse luego. También está muy bien trazada la relación de Minny, otra criada negra, con su nueva ama, la apestada blanca Celia.

7/10
El último gran día

2009 | Get Low

Get Low bebe del folklore sureño. Cuenta la historia de un excéntrico anciano, que vive solo en su propiedad, y sobre el que circulan mil anécdotas turbias, ninguna seriamente contrastada. Felix Bush ha tenido la extraña ocurrencia de organizar su propio funeral en vida. Intuyendo que le queda poco tiempo en este mundo, organizará una gran fiesta en la que desea que los asistentes cuenten historias sobre él, con la secreta esperanza de que salgan a la luz los hechos terribles de los que se siente culpable, y que le han torturado durante más de cuarenta años. Pero en realidad, nadie parece saber nada cierto sobre él.El film con el que debuta en la dirección Aaron Schneider -antes ganó el Oscar por el corto Two Soldiers, y se ha curtido como director de fotografía y en series de televisión- es un magnífico ejemplo de sensibilidad y buen hacer. Una historia sobre la necesidad del perdón y de purgar las propias culpas, traspasada por el amor. Suena un poco a tragedia, pero lo cierto es que toda la narración está impregnada por dosis de buen humor, provocadas por el carácter imprevisible y cortante de Bush -inmenso Robert Duvall, interpretación memorable-, y por los deseos de ganar dinero del dueño de la funeraria -un papel cortado a la medida de Bill Murray, divertido e inteligentemente contenido-; hay una buena ristra de personajes secundarios: Mattie, la mujer que estuvo enamorada de Bush -Sissy Spacek-, el empleado de la funeraria cuya mirada es un poco la del espectador -Lucas Black-, los dos pastores, el tipo con ganas de bronca, el locutor de radio... Punteada con una estupenda banda sonora, con adecuados rasgueos de guitarra, esta fábula es un auténtico regalo, un milagro de emoción clásica, narración de magníficas hechuras, con tipos humanos que se hacen querer.

7/10
Como en casa en ningún sitio

2008 | Four Christmases

Película navideña supuestamente transgresora y novedosa, aunque lo cierto es que ni lo uno ni lo otro. Sigue a Brad y Kate, una pareja con alergia al compromiso, que se ha fabricado una “felicidad” completamente artificial, consistente en ir sólo a lo suyo. Piedra clave de su organizada vida es eludir en Navidad las reuniones familiares. Este año piensan irse a las islas Fidji... pero hete aquí que una espesa niebla obliga a cancelar su vuelo, y una inoportuna entrevista en la televisión nacional permite que sus familias sepan que van a estar en casa; luego pueden ir a pasarlas con ellos. Lo que obliga a cuatro reuniones familiares (las cuatro navidades del título original), pues tanto los padres de Brad como los de Kate están divorciados. Los encuentros hacen que uno y otra descubran inesperados secretos no contados por vergüenza; y les harán replantearse su idea del amor, la familia y la felicidad. En Una Navidad de locos, basada en un texto de Grisham, ya se planteaba la idea argumental de “pasar” de la Navidad. Aquí se repite la idea, con resultados desiguales, falta el ‘timing’ necesario en una comedia de no parar quieto un momento, se nota que el director Seth Gordon es un novato; por no hablar de un desenlace bastante torpe y facilón. Hay momentos graciosos, como la intervención en un Nacimiento viviente, pero también otros agotadores, como los perpetrados por los pelmas hermanos de Brad, o simplemente zafios, como el “ocurrente” arranque del film. La pareja protagonista es la mar de solvente, y resulta ingeniosa la idea de enfrentar al grandullón de Vince Vaughn con la canija de Reese Witherspoon. Y siempre resulta grato en ver a actores de la talla de Robert Duvall, Sissy Spacek y Jon Voight, aunque entristezca el poco partido que se les saca, especialmente a Spacek.

4/10
Flipado sobre ruedas

2007 | Hot Rod

Rod no soporta a Frank, su maleducado e inaguantable padrastro, pero el hombre está delicado del corazón y tiene que operarse. Para reunir el dinero necesario para la intervención Rod está dispuesto a una cosa: Saltar con su moto sobre quince autobuses en una competición. Con muchas ganas e ilusión por ganar, el muchacho se prepara para dar el salto de su vida. Comedia sin demasiadas pretensiones sobre el típico chaval descerebrado, muy del estilo de Dos chalados y muchas curvas. El desconocido Andy Samberg, interpreta al arriesgado muchacho. Sorprende la presencia de Sissy Spacek (Aflicción, Crímenes del corazón, Desaparecido, El arpa de hierba...), en un producto de este tipo. Conclusión: Chistes fáciles, situaciones absurdas y una dosis de acción.

3/10
Los líos de Gray

2006 | Gray Matters

Gray y Sam, hermana y hermano, solteros, jóvenes y sin compromiso, han sido siempre felices viviendo juntos. Pero empiezan a darse cuenta de que ya es hora de tirar cada uno por su lado. O sea, que es hora de pensar en el matrimonio. De modo que trazan planes para encontrar a su “media naranja”. Y lo de Sam es un flechazo instantáneo por Charlie, a la que conoce en un parque mientras pasea el perro, y con la organiza su boda en Las Vegas de un día para otro. Sólo hay un “pequeño” problema: Gray también se siente atraída por Charlie. Con la “ola rosa” y los días del “orgullo gay” pisando fuerte, las comedias románticas cuenta con una nueva variante de enredo: la de que una persona se enamore de otra del mismo sexo. Esto le ocurre al personaje de Heather Graham, que ignoraba que le gustan las chicas, y que de pronto “bebe los vientos” por la guapa Bridget Moynahan. En este sentido el film acumula todos los tópicos imaginables: Graham no sabía que era lesbiana, pero en realidad todos los que la conocen y la quieren lo sabían hace tiempo y sólo aguardaban ansiosos a que lo “descubriera” para celebrar su “salida del armario”; hay una psiquiatra que no ha sabido interpretar en su paciente una tendencia tan “natural”; el hermano no se enfada ni se sorprende por lo de su hermana, sino porque podría estar en peligro su matrimonio. Es el film, evidentemente, una comedia –con poca gracia, todo hay que decirlo–, y no se le puede pedir grandísimos planteamientos morales; pero cuando el intento de vender una idea es tan evidente, el conjunto acaba resintiéndose, no basta con tener un razonable reparto.

4/10
Nueve vidas

2005 | Nine Lives

Película coral, rodada en vídeo digital, lo que supone grano en la imagen, pero libertad de cámara. El film recoge fragmentos de vida en torno a varias mujeres: una presidiaria hispana que sufre mucho por la separación de su hija; una mujer casada que se reencuentra con el romántico amor de sus años mozos; una joven negra, que acude al domicilio de su padre tras una larga ausencia; una mujer infelizmente casada que hace una confesión brutal; una fémina que acude al velatorio de la segunda esposa de su ex marido; una adolescente con las alas cortadas, que cuida de su padre paralítico, y su madre, que concierta una cita con un tipo en un motel; una mujer con cáncer de mama; y una madre que va de picnic con su hijita a un lugar muy singular, el cementerio. Rodrigo García (Cosas que diría con sólo mirarla), cineasta colombiano afincado en EE.UU., sabe entregar nueve pequeñas miniaturas, y construir en cada una de ellas, en un breve lapso de tiempo, una situación emocionalmente intensa. Esa capacidad de síntesis, respaldada por un reparto realmente impresionante, resulta asombrosa. Como suele ocurrir en este tipo de filmes, la unidad se fuerza un poquito, y algunas historias apasionan más que otras. En realidad la película es lo más parecido a un libro que reúne varios relatos cortos, de nexo común mínimo.

7/10
Maleficio

2005 | An American Haunting

Película de terror, presuntamente basada en hechos reales. Aunque el film arranca en la época actual, enseguida nos retrotrae al pasado, al Tennessee de 1808. Allí John Bell, un padre de familia, en teoría buena persona, se ha comportado injustamente con una mujer a la que tenía arrendada una propiedad. Ella, como venganza, arroja sobre él y los suyos un maleficio. Y en efecto, la joven Betsy empieza a ser atormentada y como poseída por espíritus infernales. Una vez puestas las bases argumentales por Courtney Solomon y su coguionista Brent Monahan, la película se convierte en una sucesión repetitiva de sustos y efectos especiales, con el telón de fondo del clásico conflicto fe-razón –hay un pastor que trata de alejar a los demonios de Betsy, y un maestro secretamente enamorado de ella que trata de buscar explicaciones racionales a los hechos–. El desenlace es sin duda sorprendente, aunque tramposo, pues nada nos ha preparado para él mismo. Destacan en el reparto los veteranos intérpretes Donald Sutherland y Sissy Spacek, aunque están algo desaprovechados.

3/10
The Ring 2

2005 | The Ring Two

Seis meses después de los terribles acontecimientos que vivió en Seatle, la periodista Rachel Keller se muda con su hijo Aidan a Astoria, una pequeña localidad costera de Oregón. Allí consigue trabajo en un periódico local. Todo va bien hasta que llega al pueblo una copia del vídeo que provocaba la muerte de todo aquel que lo visionaba. Tras la muerte de un chico en la zona, Rachel descubrirá que la fantasmagórica Samara ha vuelto y que acosa al pequeño Aidan. The Ring puso de moda el cine de terror oriental y supuso un fenómeno sin precedentes (hasta el punto de que varias películas actuales de terror se anuncian prometiendo que cuentan con el guionista o el primo del maquillador de The Ring). En una curiosa jugada, los productores estadounidenses han fichado a Hideo Nakata, responsable del original japonés de The Ring, para dirigir la secuela del remake que dirigió Gore Verbinski. Pues bien, Nakata reafirma que es un director prodigioso a la hora de crear suspense y asustar al respetable. Atención a la secuencia del pozo o a la aparición de los ciervos. Esto compensa que el guión incluya trampas predecibles, que tenga más agujeros que un queso de gruyere, y que incluya elementos de Dark Water, otra película de Nakata. Por lo general sin grandes pretensiones filosóficas, salvo porque contiene algunos apuntes sobre las relaciones maternofiliales.

4/10
En tierra de hombres

2005 | North Country

Hasta su pueblo de origen, una localidad minera de Minnesota, llega la treintañera Josey Aimes, tras dejar atrás un matrimonio fracasado. Con dos hijos a su cargo no es fácil comenzar de nuevo, pero sus padres y sus antiguas amistades del pueblo, sobre todo la de Glory, ayudan a Josey a pasar el trance del mejor modo. Precisamente, animada por Glory, consigue un trabajo de minera en una de las canteras que surte al pueblo de trabajo. Pero el mundo de la perforación de la tierra y la extracción de minerales es cruel, duro y muy hostil, pues está tomado por hombres que no ven con buenos ojos la “intromisión” de las mujeres en su ámbito laboral. Pero el rechazo de Josey llega a un punto tal que hasta es acosada sexualmente e incluso amenazada de muerte. Humillada y atemorizada, Josey ha aprendido, sin embargo, a afrontar los golpes más duros de la vida y no está dispuesta a claudicar en la defensa de sus derechos, aunque eso suponga enfrentarse incluso a su propia familia. Primer trabajo para Hollywood de la directora neozelandesa Niki Caro, quien demostró su buen hacer con la bella y magnífica película Whale Rider (2002). En este caso se inspira en una historia real, aunque el pleito recreado en la película tuvo lugar en 1998, más de 20 años después del comienzo de los sucesos. El guión de Michael Seitzman ofrece temas importantes de reflexión, como los prejuicios sociales, los límites entre la discreción y la injusticia, la maternidad y, por supuesto, la igualdad de oportunidades laborales entre hombres y mujeres. La película no esconde su didactismo reivindicativo, pero lo hace sin pesadez ni tópicos feministas, gracias a un desarrollo argumental fluido y verosímil, y a una labor interpretativa de primer orden, donde brillan fantásticamente Charlize Theron (una actriz que va a más con cada nuevo trabajo) y la señora Coen, Frances McDormand, ambas nominadas al Oscar merecidamente.

6/10
Una casa en el fin del mundo

2004 | A Home at the End of the World

Bobby (Colin Farrell) es un chico sensible y extraño, educado liberalmente desde su infancia, con una tragedia que pesa sobre él. Un día en el instituto conoce a Jonathan y se hacen íntimos. Cuando Bobby pierde a su madre, la familia de Jonathan le recibe como a su propio hijo, sobre todo su encantadora madre Alice. Pero el tiempo hace que los amigos se separen. Años después se reencuentran. Michael Mayer tropieza en su debut tras las cámaras con esta historia basada en una novela de Michael Cunningham, autor de la obra que dio lugar a Las horas. Aquí el guión también gira en torno a la homosexualidad, pero lo que en la película de Daldry resultaba creíble, aquí carece de alma. Asistimos a unas relaciones sentimentales casi infantiles, prolongadas en el tiempo sin casi progresión. Colin Farrell está fuera de lugar, y, quizá, lo mejor sea la presencia de Sissy Spacek (grandísima actriz), aunque las reacciones de su personaje sean inverosímiles.

4/10
El manantial de la eterna juventud

2002 | Tuck Everlasting

Perdida en el bosque, la adolescente Winnie es rescatada por los Tuck, una extravagante familia que vive anclada en el pasado. Agradable adaptación del bello libro "Tuck Everlasting", de Natalie Babbitt, que goza de gran popularidad en Estados Unidos. protagoniza la guapa Alexis Bledel, al poco tiempo de darse a conocer con Las chicas Gilmore. La película también se conoce con el título "El bosque mágico de Tuck".

5/10
Last Call

2002 | Last Call

Digno telefilm basado en las memorias de Frances Kroll, que fue secretaria y amante de F. Scott Fitzgerald, sigue los últimos meses de vida del escritor, que ya entonces había roto con su esposa Zelda, con la que tuvo una relación tumultuosa por la enfermedad nerviosa de ella. Da vida al escritor Jeremy Irons, mientras que Sissy Spacek es Zelda y Neve Campbell Frandes.

5/10
En la habitación

2001 | In The Bedroom

Sombría, durísima e impactante historia, con una estupenda baza a su favor: cuenta con una serie de personajes muy bien definidos, encarnados por actores de carácter. Son muy justas las candidaturas al Oscar que lograron Spacek, Wilkinson y Tomei. Los dos primeros conforman un matrimonio maduro, preocupado por la relación que mantiene su hijo, recién salido de la adolescencia, con una mujer divorciada, madre de dos críos. Y aún les espera un sufrimiento mayor. Una vida arrancada inesperadamente. El vacío de la ausencia. La falta de consuelos. Las reacciones contrapuestas. El film de Todd Field comparte temas con la película italiana La habitación del hijo. También aquí se habla del misterio de la muerte aunque, a diferencia de lo que ocurría en el film de Moretti, hay un culpable tangible de la desgracia. Esto hace que la narración tome un derrotero inesperado que, algunos dirán, chirría un tanto; pero que confirma que nada nos devuelve al ser querido, que a todos toca apurar el cáliz del dolor.

4/10
Juicio a la vida

2001 | Midwives

Sybil es una comadrona que es acusada de negligencia grave al morir una joven durante el parto. Para defender su inocencia ante un tribunal contará con la ayuda de un abogado. Melodrama con su punto de intriga y vertiente moral encabezado por un reparto muy competente, formado por Sissy Spacek y Peter Coyote. La puesta en escena es convencional y el aire televisivo hace un poco pesaroso el relato, pero el resultado es más que correcto. Se trata de la adaptación de una novela de Christopher A. Bohjalian por parte del televisivo Glenn Jordan (Sarah).

5/10
Buscando a Eva

1999 | Blast from the Past

Años 60: los años de la Guerra Fría. Calvin Webber es un científico algo alocado, que piensa que Estados Unidos puede ser invadido en cualquier momento por rusos comunistas. Hasta el punto de que ha construído un refugio antiatómico debajo de su casa. Un accidente, al que acompaña una explosión, es confundido con el estallido de un conflicto nuclear. Así que Calvin se refugia con su esposa embarazada. 30 años después es el momento de salir fuera: la radioactividad debe ser menor, y es tiempo de que Adam (el niño nacido en el refugio, que ya es bastante mayorcito pero tremendamente ingenuo) busque chica y vea mundo. Comedia entretenidísima, que tiene mucho ingenio detrás. El film juega con la inocencia de Adam para hacer una crítica mordaz a muchas de las paranoias del mundo moderno, que ya acostumbramos a ver como normales. Alrededor de la idea de que muchos de los nuevos inventos son desconocidos para Adam se articulan muchos y divertidos gags. Finalmente, una curiosidad: la fotografía del film es de un español, el veterano José Luis Alcaine.

6/10
Una historia verdadera

1999 | The Straight Story

Si alguien es tan estúpido como para pensar que la ancianidad es una etapa de la vida inútil, necesita ver este film. La historia de Alvin Straight, basada en hechos reales, es un canto a la tenacidad y sabiduría que uno puede lograr en la senectud, tras la experiencia de los años vividos. La odisea de un anciano del Medio Oeste, que recorre en una cortadora de césped los quinientos kilómetros que separan Laurens de Mt. Zion, con el propósito de reconciliarse con su hermano, podría parecer un argumento banal. David Lynch no lo ha visto así, hasta el punto de que, por primera vez, maneja guión ajeno, con elementos fordianos bien plasmados luego en imágenes. Lynch dibuja bien los tipos humanos del film, en primer lugar a Alvin. Éste viaja en una cortadora por las limitaciones físicas de su edad. Y esa lentitud con que se mueve, se convierte en metáfora de las necesidades de una sociedad que corre demasiado y no se detiene a pensar. En su largo caminar, Alvin se topa con variopintos personajes, y en cada uno derrama la ciencia que tiene. Fotografía de Freddie Francis y música de Angelo Badalamenti ayudan a conjugar el tono casi-épico con el intimista. Participamos así en un viaje de aprendizaje donde, curiosamente, el que aprende no es el viajero, sino los que se encuentran con él.

8/10
Aflicción

1997 | Affliction

Un divorciado cincuentón tiene un precario empleo de ayudante de sheriff. Su hijita –cuya custodia corresponde a su ex mujer– ha venido a pasar unos días con él. Pero mete la pata: bebe más de la cuenta, se fuma un canuto, y... la niña vuelve con su madre. La investigación de lo que parece un crimen le devuelve temporalmente la ilusión. Película de fuerte calado dramático, se basa en una novela de Russell Banks, autor que inspiró la multipremiada El dulce porvenir. Del duelo interpretativo entre Nick Nolte y James Coburn, padre e hijo en el film, saltan chispas. Dirige con inspiración Paul Schrader.

6/10
Viejos muchachos

1995 | The Good Old Boys

Hewey Calloway es un vaquero que siempre ha llevado una vida errante. Sin embargo, el país está cambiando a marchas agigantadas, y Calloway se siente necesitado del amor de una familia. Esta producción televisiva supuso el debut como director de Tommy Lee Jones, que ya llevaba 25 años como actor, y acababa de consagrarse un par de años antes, con El fugitivo. Adapta la novela de Elmer Kelton 'The Good Old Boys'.

6/10
El arpa de hierba

1995 | The Grass Harp

Basada en la novela de Truman Capote, la acción transcurre en un pequeño pueblo de Alabama, en los años treinta. Collin es un adolescente que llega al lugar tras haber perdido a su madre de muerte natural y tras el suicidio de su padre. Allí vivira con dos tías solteronas muy distintas entre sí. Una rica y dominante, la otra sensible y encantadora. Un día esta última, cansada de la tiranía de su hermana, decide abandonar la casa e irse a vivir a un árbol. Así descubre la libertad, y también el amor, ya que el juez Charlie Cool se enamora perdidamente de ella. Entre todos estos sucesos el joven Collin emprende su camino hacia la madurez y descubre su vocación literaria. Charles Matthau, rueda un magnífico film y lo hace con actores de primera fila, entre ellos Edward Furlong, Piper Laurie y Sissy Spacek, además de contar con la formidable pareja formada por Jack Lemmon y Walter Matthau; este último es, por cierto, el padre del director. La película cuenta con una cuidada, bucólica y serena puesta en escena.

6/10
Calles de Laredo

1995 | Streets of Laredo | Serie TV

Woodrow Call es un antiguo ranger que ahora vive retirado como cazarrecompensas. Acompañado de su joven amigo Pea Eye irá en busca de un asesino que mata a sus víctimas desde lejos, con disparos de rifle. Emprenderán un largo viaje por Texas y la frontera mexicana y en su periplo su pasado volverá a su vida cuando se vea las caras de nuevo con Mary, la madre del hombre a quien persigue. Miniserie televisiva de sólido empaque, guión entretenido, bien trasladado a imágenes por Joseph Sargent. Quizá le falte algo de ritmo, pero cuenta con un formidable reparto que hace llevadero el resultado.

6/10
JFK

1991 | JFK

Basada en la investigación del fiscal del distrito de Nueva Orleans, esta película pone en tela de juicio las conclusiones a las que llegó la Comisión Warren sobre el asesinato del presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy. Frente a la tesis defendida por la Comisión de que el magnicidio fue realizado por un solo hombre (Lee Oswald), el fiscal Jim Garrison defiende la existencia de una conspiración que implica a altos miembros del Gobierno y de la CIA y a un grupo de guerrilleros anticastristas Oliver Stone, director caracterizado por comprometerse políticamente en sus películas, consigue mantener un ágil ritmo narrativo, a la vez que nos proporciona una información exhaustiva y documentada sobre los hechos acaecidos en Dallas. Testimonios contradictorios, muertes oportunas y repentinas, ocultación de pruebas, terminan por hacernos dudar de la versión oficial. En el film, galardonado con 2 Oscars, Stone contó con un amplio reparto de estrellas, tanto en papeles principales como secundarios, lo que contribuye a enriquecer la película. Sólidas actuaciones de Kevin Bacon, Tommy Lee Jones, Gary Oldman y Donald Sutherland. La música es del sensacional John Williams.

7/10
El largo camino a casa

1990 | The Long Walk Home

En los años 50 en un pueblecito del Sur de Estados Unidos, Montgomery, en Alabama, los prejuicios y las distintas clases son factores muy presentes entre la población. Entre blancos y negros hay hondas diferencias sociales, y los segundos sirven a los primeros. Es el caso de Odessa, una mujer negra, asistenta en la casa de Miriam Thompson, una mujer blanca de buena posición. Cada día Odessa toma el autobús para ir a trabajar a la casa de Miriam, pero tras un boicot de los negros en la línea, la mujer, madre de familia, tiene problemas para desplazarse. Por otro lado, y a pesar de los problemas raciales, Miriam es cordial y buena con Odessa, y entre las dos se estrecha la relación. Drama social sobre los prejuicios raciales, está desarrollado con inteligencia, evitando estereotipos ni didactismos empalagosos, y con reacciones muy creíbles. En todos los personajes hay rasgos propios de buenas personas, lo que no obsta para se den situaciones como la de la comida de Navidad, en que se habla despectivamente del boicot de los negros, mientras dos mujeres de color sirven la mesa. El director Richard Pearce que se basó en hechos reales, contó con el protagonismo de dos grandes actrices, muy contenidas en sus composiciones: Sissy Spacek (Cuando el río crece, En la habitación) y la simpática Whoopi Goldberg, en un rol muy diferente al que le dio el Oscar en Ghost.

6/10
Nostalgia de un amor

1986 | Violets Are Blue...

Henry y Gussie fueron amigos en su juventud y novios hace mucho tiempo, pero sus vidas tomaron rumbos distintos. Quince años después se reencuentran en la ciudad natal de ambos, Maryland, y rememoran tiempos del ayer. Ella se ha convertido en fotógrafa, y él está al mando de la rotativa de su padre; los dos se casaron con otras personas pero quizá hay algo emocional que todavía une a Henry y Gussie. Melodramática película del productor Jack Fisk con un Kevin Kline (Un pez llamado Wanda) y una Sissy Spacek (Cuando el río crece) en uno de sus papeles más románticos.

4/10
Crímenes del corazón

1986 | Crimes Of The Heart

En una localidad sureña, tres hermanas se reúnen porque una de ella ha intentado asesinar a su marido, que la maltrataba. El director de Paseando a Miss Daisy reúne a tres actrices de primera en esta adaptación de obra teatral, con la que Beth Henley ganó el prestigioso premio Pulitzer.

4/10
Buenas noches, madre

1986 | 'night, Mother

Estimable adaptación de una obra teatral escrita por Marsha Norman, ganadora del premio Pulitzer y estrenada en Broadway con notable éxito. La historia incide en temas psicológicos con tendencia trágica y con indudables destellos de las teorías del psicoanálisis. Una mujer de mediana edad, epiléptica, madre de un hijo drogadicto y esposa de un hombre que la ha abandonado pero que ella sigue amando, dialoga una noche con su madre y le dice que va a suicidarse porque no tiene ninguna razón para seguir viviendo. Lo más destacable acaso sea el duelo interpretativo entre esas dos fabulosas actrices llamadas Sissy Spacek (Malas tierras) y Anne Bancroft (7 mujeres).

6/10
Cuando el río crece

1984 | The River

Al Este de Tennessee, una joven pareja de agricultores tiene que hacer frente a una peligrosa crecida del río que amenaza con destruir su cosecha. Tom Garvey (Mel Gibson) se ve obligado a romper una huelga de la acería del lugar, dejando a su mujer (Sissy Spacek) al frente de la granja. Al regreso del marido, se ven sometidos a una dura prueba: la que supone la ambición del terraniente que codicia sus tierras y las de sus vecinos. Tras haberse convertido en una estrella internacional con el éxito de la saga de Mad Max, el actor australiano Mel Gibson comenzaba a despuntar en el cine norteamericano. En esta ocasión comparte reparto con una gran estrella, Sissy Spacek (Carrie (1976), Desaparecido) en un espléndido melodrama que se enriquece con la música de John Williams, compositor habitual de Steven Spielberg.

6/10
Desaparecido

1982 | Missing

Un joven escritor y cineasta norteamericano, Charles Horman (John Shea), desaparece durante el golpe militar en Chile. Su padre, Ed Horman, un influyente hombre de negocios neoyorquino, llega al país y junto con la esposa de Charles, Beth (Sissy Spacek), inician una búsqueda desesperada, a través de todos los círculos políticos y militares posibles. Sólo encuentran todo tipo de mentiras. Escalofriante drama del realizador especializado en cine de denuncia, Costa-Gavras (Z, Mad City), que se basó en un suceso real. Obtuvo el Oscar al Mejor Guión en 1982. La interpretación más emotiva corre a cargo del veterano Jack Lemmon, protagonista de títulos míticos como El apartamento o Con faldas y a lo loco.

7/10
Raggedy Man

1981 | Raggedy Man

Sissy Spacek es la joven madre de dos niños. Divorciada de su marido y harta de su trabajo como telefonista, se enamora de un marinero. Pero todo estará en contra del personaje de Spacek que además de enfrentarse a oscuros secretos, tendrá que luchar contra las habladurías que ha provocado la relación en su pueblo. Jack Fisk eligió a Sissy Spacek para protagonizar su debut como director después de que hubieran trabajado juntos en Carrie, donde Fisk fue director de arte. Además, Spacek y Fisk son marido y mujer desde 1974.

4/10
Quiero ser libre

1980 | Coal Miner's Daughter

Loretta Lynn (Sissy Spacek) se casa muy joven, a los dieciocho años, y funda una familia, lejos de su tierra natal, los montes Apalaches. Sin embargo, siempre había deseado ser una estrella de la canción, por lo que años después, intenta triunfar en el mundo del espectáculo. Sissy Spacek consiguió el oscar a la mejor actriz en el año 1980 con su interpretación de una granjera convertida en cantante. Michael Apted (Gorilas en la niebla) se encargó de la realización.

4/10
3 Mujeres

1977 | 3 Women

La joven desequilibrada texana Pinky empieza a trabajar en un balneario. La ayuda en su aprendizaje Millie, mujer cuya supuesta popularidad esconde el hecho de que se siente desgraciada. La tercera mujer en danza, que justifica el título, es Willie, una artista local. Notable y divertido film de Robert Altman, que trata la paranoia y desdoblamiento de personalidad con mucho tino. El tratamiento fotográfico da a la historia cierta atmósfera como de sueño. Destaca el gran trabajo interpretativo de Shelley Duvall.

5/10
Bienvenido a Los Angeles

1976 | Welcome to L.A.

Carroll Barber, compositor de rock, vuelve a Los Ángeles, donde una gran estrella, Eric Wood, va a grabar un disco con canciones suyas. Durante su estancia, Carroll busca diversas aventuras amorosas, al tiempo que retoma su relación con Carl, su adinerado padre, del que se había distanciado. El primer gran éxito internacional de Alan Rudolph, que escribió también el guión, inspirándose en el tema musical "City of the One Night Stands", de Richard Baskin.

5/10
Carrie (1976)

1976 | Carrie

Brian De Palma marcó una época con este film de terror adolescente filmado con mano firme y con un dominio imponente delritmo narrativo, donde la tensión dramática (y trágica) va creciendo hasta la catártico y brutal desenlace. Incluido el sustito final, mil veces repetido posteriormente. Carrie es una joven de buen corazón, pero que vive apocada debido a su psicótica madre, una fanática religiosa que tiene casi encerrada y enclaustrada a su hija, y para quien cualquier cosa que no sea rezar está prohibida. Por su carácter retraído, Carrie no encuentra tampoco compañía entre sus compañeros de instituto, que, con salvadas excepciones, le ponen la vida todavía más difícil. Pero Carrie tiene un extraño don, la telekinesis, por el que puede mover los objetos sólo con el pensamiento. Una jovencísima Sissy Spacek compone una protagonista perfecta, inquietante. La película supuso también uno de los primeros papeles importantes de John Travolta.

7/10
Malas tierras

1973 | Badlands

Una joven pareja, Kit y Holly, realiza una serie de atroces asesinatos por el sur de Dakota y Montana. En la que fuera su primera película, Malick envuelve en tono profundamente poético un duro relato, basado en hechos reales acontecidos en 1958. El film cuenta con una brillantísima realización y muy buenas actuaciones de Martin Sheen y Sissy Spacek, cuyos personajes rezuman autenticidad, pese a que los caracteres son muy excéntricos y amorales, como si matar para ellos fuera sólo un juego infantil. Hay planos de una belleza sobrecogedora, que invitan a una contemplación serena (tan del gusto del director), como los que recogen las llamas en el incendio de la casa de Holly, el coche surcando las tierras yermas, los amaneceres, el baile nocturno... Con todo merecimiento, Malas tierras es considerado ya un clásico del cine.

8/10
Carne viva

1972 | Prime Cut

Nick está especializado en cobrar deudas. Jake, un mafioso de Chicago, reclama sus servicios para cobrar un montón de dinero que le debe Mary Ann, en Kansas. Allí, Devlin se verá involucrado en un caso de tráfico de drogas. Michael Ritchie retrató el mundo de la mafia con esta cinta, que cuenta con Lee Marvin, Gene Hackman y una jovencísima Sissy Spacek, en uno de sus primeros papeles.

6/10

Últimos tráilers y vídeos