IMG-LOGO

Biografía

Ariadna Gil

Ariadna Gil

51 años

Ariadna Gil

Nació el 23 de Enero de 1969 en Barcelona, España

Premios: 1 Goya

Ojos achinados

23 Noviembre 2010

Cuando suelen triunfar en el cine las actrices físicamente más exuberantes, Ariadna Gil ha demostrado la importancia de la expresividad y el buen hacer. Esta actriz de ojos achinados, cierto aire andrógino y rostro encantador selecciona sus papeles y ha estado presente en algún que otro título memorable.

Nacida el 23 de enero de 1969, la barcelonesa Ariadna Gil es hija de un prestigioso abogado y hermana de dos roqueros que forman el grupo Brighton 64. Ha sido siempre una apasionada de la música, por lo que de pequeña recibió clases de violín, canto y baile clásico. Graduada en Arte Dramático por el Instituto del Teatro de su ciudad natal, fue el director Bigas Luna el primero que decidió confiar en ella al ofrecerle un pequeño rol en Lola.

Su primer papel importante lo interpretó en la película Amo tu cama rica, de Emilio Martínez Lázaro, donde encarnaba a Sara, una “femme fatale” que mantenía idilios con todo el que se ponía a tiro, lo que traía de cabeza a Pedro (Pere Ponce), enamorado de ella hasta la médula. También se enamoraría la propia actriz del guionista de la cinta, David Trueba, con el que se casó y tuvo dos hijos. Sin embargo, lo que escribió Trueba en la película resultó ser profético, ya que con el tiempo se fue con otro.

Otro Trueba, Fernando, hermano mayor de su marido, le dio el papel que supondría su consagración, en Belle Epoque, donde era Violeta, la hija lesbiana de Fernando Fernán Gómez, que mantiene un tórrido encuentro sexual con el protagonista porque se siente atraída por él cuando se ha disfrazado de mujer en las fiestas locales. El film obtuvo el Oscar a la mejor película extranjera –segundo para una producción española– mientras que Ariadna Gil se hizo ese año con el Goya a la mejor actriz principal y eso que su personaje tenía poco de principal.

Sí que era la protagonista de El columpio, curioso corto de Álvaro Fernández Armero donde dos personajes coincidían en el metro y aunque se escucha en off en sus pensamientos que se sienten atraídos, no llegan a atreverse a dar el paso de decírselo al otro en voz alta. Armero volvió a darle un papel, secundario, en Todo es mentira.

Ariadna se ha prodigado en el teatro, en obras como “La gaviota” y “Salvados” y alguna vez ha cantado con sus dos hermanos músicos anteriormente citados, con los que forma el conjunto musical Matamala. En el cine ha sido la gran musa de su ex marido, que volvió a ejercer como guionista para Emilio Martínez Lázaro, en Los peores años de nuestra vida, donde el personaje de Ariadna se convertía en objeto de deseo de dos hermanos, el atractivo (Jorge Sanz) y el feo pero ingenioso (Gabino Diego). Ya convertido en director, David Trueba la convirtió en actriz raptada en Obra maestra –cuyo título no se puede aplicar a la propia película– y le dio uno de sus mejores papeles, el de periodista que investiga un suceso de la Guerra Civil, en Soldados de Salamina. Le dio también un pequeño papel en Bienvenido a casa, mientras que su cuñado Fernando volvió a recurrir a ella para El embrujo de Shanghai y El baile de la victoria.

Algunas de sus películas han resultado en gran medida decepcionantes, como Libertarias, Tranvía a la Malvarrosa, Malena es un nombre de tango, Don Juan (1998), Hormigas en la boca, Sólo quiero caminar, Desafinado –uno de los mayores fiascos de la historia del cine español– y en cierta medida Lágrimas negras, el drama póstumo de Ricardo Franco del que se esperaba mucho más. Pero también trabajó con Alberto Lecchi en la interesante Nueces para el amor, bordó el papel de drogadicta en Antártida, y fue la madre de la niña protagonista en la destacada El laberinto del fauno.

En Alatriste encarnó a María de Castro, el gran amor del personaje, lo que acabó volviéndose realidad, ya que la actriz acabó manteniendo un idilio en la vida real con el protagonista, Viggo Mortensen, por el que abandonó a David Trueba. Mortensen consiguió incluso que le dieran un papel secundario en Appaloosa, un western de Hollywood que supone un paso importante en su carrera.

Goya
1993

Ganador de 1 premio

Filmografía
Parking

2019 | Parking

Coproducción hispano-rumana, sigue a Adrián, un inmigrante rumano, que vive a las afueras de Córdoba en una caravana, se gana la vida como vigilante de un concesionario-depósito de coches regentado por Rafa, con el que tiene una cierta amistad. Tiene en su país a la esposa, y vino a España en busca de algo mejor, también con deseos de desarrollar su vocación de escritor. Por casualidades de la vida se cruza en su vida María, cantante de un grupo de rock que canta por los pueblos y ha grabado un cedé, aunque no tiene excesivo éxito. Conecta con ella, e inician un idilio, aunque también la otra está casada. El rumano Tudor Giurgiu se inspira en una novela de Marin Mălaicu-Hondrari, y logra crear la atmósfera en que se desenvuelve un conjunto de perdedores, cuyos planes se deshacen y rehacen entre la esperanza, el desencanto y las medias verdades. No son mala gente, aunque su sentido del compromiso es exiguo, pero o bien viven de ensoñaciones, o se meten en líos con personajes dudosos. La cinta tiene pasajes logrados, pero otros resultan abruptos, como la aparición de los respectivos cónyuges, con los distintos modos en que encaran los recién llegados las infidelidades. Los fragmentos breves, como fogonazos de recuerdos, en lo que parece un formato Súper 8, o el modo en que transcurre el tiempo, se mueven entre el capricho y la falta de un sentido claro de cómo discurren las cosas o lo que quiere decirse. El reparto lo hace bien, especialmente el rumano Mihai Smarandache y los españoles Ariadna Gil, Belén Cuesta y Luis Bermejo.

5/10
Zona hostil

2017 | Zona hostil

La capitana Varela, valiosa médico militar española destinada a Afganistán, sufre una enorme conmoción tras perder a uno de sus pacientes, un niño herido en un trágico incidente. Su nivel de estrés se elevará más cuando el helicóptero con el que acude con otros compañeros a rescatar a dos militares estadounidenses heridos vuelca al tocar tierra. Los mandos pueden organizar una misión rutinaria que les rescate sin mayor problema, pero se decide montar un operativo más complejo para trasladar de vuelta el aparato siniestrado, evitando la humillación de que el mismo sea capturado y exhibido como trofeo por los talibanes. Esto obligará a los accidentados a sobrevivir durante toda la noche en su posición… Hasta ha habido un español que ha rodado en los últimos años un western convincente, Mateo Gil, con Blackthorn, mientras que en el ámbito del terror se han estrenado trabajos sobresalientes. Por el contrario, resulta difícil encontrar un film patrio que valga la pena adscrito al género bélico, por mucho que se hayan estrenado a bombo y platillo algunos, como el irregular 1898, los últimos de Filipinas, y que incluso existe el caso de un realizador, Daniel Calparsoro, que ha incursionado en el mismo en dos ocasiones, en las esforzadas, pero al cabo decepcionantes, Invasor y Guerreros. Así las cosas, el espectador acude al visionado de Zona hostil como si se adentrara en territorio Comanche. Por eso sorprende para bien que al menos sea correcto y digno el debut en el largometraje de Adolfo Martínez, que ya había llegado lejos en el terreno de los storyboards, trabajando en superproducciones de Hollywood como Alien resurrección y El libro de la selva. Esta experiencia se nota en la imaginación visual con la que suple que su presupuesto está muy alejado del de los films estadounidenses, pese a que ha contado con 5 millones de euros (cifra superior a la media) y un importante apoyo del ejército, a lo que ha logrado sacarle tajada. Cuenta además con un reparto ajustado, en el que sobresale Ariadna Gil, que consigue que su personaje resulte creíble, pese a que el guión no ofrece demasiados datos con él, y el menos conocido pero siempre sorprendente Antonio Garrido, en el rol secundario del jocoso, pero cabal comandante Ledesma. Rodada en el desierto de Almería, como legendarios títulos protagonizados por Clint Eastwood y demás, esta reconstrucción de un hecho real logra verosimilitud (al menos para quien no sea un gran experto), pues hasta los intérpretes parecen haber recibido el entrenamiento militar básico para no hacer el ridículo. Tiene mérito que al menos por una vez no se arremeta de forma gratuita contra la patria, y que se muestren hechos de nuestros soldados indiscutiblemente heroicos… ¡que también los hay! Como curiosidad, llama la atención, al menos para los profanos, las numerosas ocasiones en las que los personajes utilizan la coletilla “con el debido respeto”, para después cuestionar las órdenes de un superior, sin parecer subversivos. El título, demasiado similar a En tierra hostil, se podría haber mejorado, pero no se deben pedir peras al olmo.

6/10
La otra frontera

2014 | L'altra frontera

Hannah y su hijo León escapan de una guerra que ha aislado su país. Intentando cruzar la frontera, entran en Tierra de Nadie, un campo de acogida que les proporciona cama y alimento, pero que les someterá a un severo sistema opresor obligándoles a competir por su permanencia en el campo. Claus, un viejo conocido, afirmará saber un secreto de Hannah y León que, de hacerse público, pondría sus vidas en riesgo.

Murieron por encima de sus posibilidades

2014 | Murieron por encima de sus posibilidades

Isaki Lacuesta, un director con vitola de autor, ha demostrado ya su oficio cambiando de género y estilo con gran facilidad, pero esto tiene sus riesgos, este film trae a la memoria el nombre de Juanma Bajo Ulloa, cuya carrera entró en declive, paradójicamente, con su película más alocada y comercial, Airbag. Murieron por encima de sus posibilidades aborda de modo transgresor y salvaje los efectos de la crisis económica y de valores en una serie de tipos, que han acabado asesinando a personas cercanas en un momento de profundo hartazgo. Recluidos en un centro psiquiátrico, deciden fugarse para secuestrar al director del Banco Central, que tiene una guarida secreta para sus juergas en el mar, debajo de lo que parece una simple chalupa. Lacuesta reúne un reparto coral de actores muy conocidos, sin querer hacer un recuento exhaustivo desfilan por ahí Raúl Arévalo, Luis Tosar, Carmen Machi, José Coronado, Imanol Arias, Ariadna Gil, Emma Suárez... Y orquesta un montón de situaciones surrealistas, delirantes, brutales, y hasta tarantinescas, que no falte “de ná”, incluido el gore. Pretende ser divertido mostrando una sociedad egoísta, compuesta por individuos tarados, que han creado un monstruo de muchas cabezas que difícilmente puede ser sanado, si cortas una saldrán cuatro nuevas. En realidad, resulta irritante y cansino, e incluso se diría que algunos de los intérpretes no acaban de encontrarse demasiado cómodos enredados en el disparate en que consiste el film.

3/10
Sola contigo

2013 | Sola contigo

María, española afincada en Argentina, decide descansar de su trabajo durante unos días. Su deseo más ferviente es ver a sus hijas, que viven con su padre, del que ella está separada. Pero, por orden judicial, debido a un suceso traumático del pasado, María tiene prohibido contactar con sus hijas y eso la está destrozando. Su vida es un infierno de soledad, angustia, tristeza. A ese panorama se suma una llamada anónima, en donde se le informa que le quedan cinco días de vida. El director argentino Alberto Lecchi tiene en su haber cerca de diez largometrajes y varias producciones televisivas. Su mejor obra es quizá Nueces para el amor, con protagonismo para la española Ariadna Gil. Para Sola contigo ha vuelto a contar con la actriz catalana para el papel principal. Sin embargo, el resultado de la película es claramente fallido y ni siquiera la compañía del siempre eficaz Leonardo Sbaraglia le sirve para remontar el vuelo. El problema de Sola contigo es la confusión que genera. Comienza como un drama, pero se va convirtiendo en un thriller, que quiere ser agobiante, traumático, conforme avanza el metraje. Lecchi habla de la culpa y del deseo de alcanzar el perdón, la paz espiritual, pero juega al despiste con la historia. Apenas sabemos nada de unos cuantos personajes que van apareciendo, al tiempo que deja caer datos dispersos que se suponen son la clave de la trama. Sin embargo, no es más que un suma y sigue que no hace progresar el argumento sino acumular minutos. Este malogrado guión, cuyo desenlace resulta muy poco satisfactorio, se apoya, sí, en una dirección consistente, anclada siempre en la atmósfera angustiosa que reina alrededor de la protagonista, pero que tampoco ofrece ni un solo momento destacable.

3/10
Vivir es fácil con los ojos cerrados

2013 | Vivir es fácil con los ojos cerrados

Vivir con los ojos cerrados de David Trueba transcurre en 1966. La cinta rezuma nostalgia, más allá de los nubarrones que se apuntan por la situación política, donde el director y guionista es capaz de sutileza -las ventanas abiertas en el coche para limpiar la atmósfera contaminada por un puro- y de tosquedad -la foto de Franco donde un chaval limpia sus manos grasientas-. Hay muchos elementos reconocibles para quien haya vivido la época y alrededores -las familias numerosas, el peluquero que viene a cortar el pelo a casa, el rigor educativo en casa y en el colegio...-, traspasados de evocación romántica, y sin acritud en los pasajes, pocos, con aristas. Dice Trueba que se inspira en la canción de John Lennon que da título a la película, pero también parece una adaptación de la canción emblemática de la transición, “libertad, libertad, sin ira libertad, guárdate tu miedo y tu ira”. Con buen rollito. La idea es hablar de anhelos de libertad, con la juventud que necesita respirar, y los mayores que han asumido el estado de las cosas tras una guerra. Un poco Cuéntame cómo pasó, vaya. La cinta sigue a Antonio, un profesor de inglés, que enseña el idioma a sus alumnos con las letras de las canciones de su admirado John Lennon. Sabedor de que el mítico cantante de los Beatles está en España rodando una película mientras afronta cierta crisis personal, decide viajar hasta Almería, y en el camino recogerá primero a una joven de veinte años, Belén, que espera un niño, y que ha huido del lugar donde debía dar a luz lejos de las miradas de sus conocidos; y luego a Juanjo, joven de 16 años, el mayor de 6 hermanos, hijo de un “gris”, que tras la última pelotera con su padre también se ha dado la fuga. Vivir es fácil con los ojos cerrados desprende encanto en gran parte gracias al trabajo de Javier Cámara, pues su Antonio, maestro sobre todo en humanidad, está lleno de matices y te lo crees. El modo en que afronta las diversas situaciones de su periplo, y el modo en que sabe tratar a los chicos, es sencillamente sensacional. Trueba le ha dado un magnífico personaje. La recién llegada Natalia de Molina es carne de cañón para ser nominada al Goya a la mejor actriz revelación, la chica tiene frescura, recuerda a María Valverde. Precisamente Francesc Colomer, más soso, ganó ese premio en su momento por Pan negro. Los secundarios tienen gracia, incluso los simples figurantes, véase el conserje del “hotel”. Pensando en los Beatles, es mucho mejor el trabajo de David Trueba que el de Manuel Gómez Pereira en El amor perjudica seriamente la salud, también inspirado nostálgicamente en los Beatles. Lo que no significa que sea perfecto, el film podía haber sido mejor pulido, y pierde parte de su inocencia encantadora con el modo en que evoluciona la relación de Belén y Juanjo. Quiere ser delicado Trueba, pero no hay color entre la escenas de Molina y Cámara, y la que viene a continuación entre ella y Colomer.

5/10
Marco (miniserie)

2011 | Marco | Serie TV

Traslación a un marco contemporáneo español del clásico relato de Edmondo De Amicis, que fue tan popularizado por la serie homónima de dibujos animados. Sigue a los dos hermanitos Marco y Lucas, que ven con pena como su madre, viuda, debe dejar el pueblo e irse a trabajar a Benidorm. Sus frecuentes cartas un día dejan de llegar, motivo por el cual escapan de la casa de unos conocidos donde se alojaban, y parten en busca de su mamá. Trata de darles caza un asistente social. Félix Viscarret, que debutó con cierto ímpetu con Bajo las estrellas, dirige un digno pero algo soso producto televisivo cuyo inicial marco navideño es una débil excusa para programar su emisión en estas fiestas. El guión es de Ramón Campos y equipo, que se han curtido en series como Hispania, la leyenda y Gran Hotel, y lo confía todo al desparpajo de los niños protagonistas, que acaban cansando un poco con sus bromitas, miedos y buenos sentimientos. El plantel de secundarios adultos de lujo -Ariadna Gil, Mercedes Sampietro y compañía- poco pueden hacer para dar lustre a una historia previsible, de plano desarrollo.

4/10
El baile de la victoria

2009 | El baile de la victoria

El baile de la victoria, de Fernando Trueba, ha sido considerada por algunos demasiado comercial e incluso cursi. Sea como fuere el film de Trueba debería servir de modelo de producción hispana de calidad, pensada para agradar a un público amplio. Quien se pregunta por qué la gente huye del cine español, debe contemplar este 'antiejemplo', que la Academia, con buen sentido, ha elegido como representante de España en la carrera al Oscar a la mejor película extranjera. Adaptación de una novela de Antonio Skármeta (de quien también se llevó al cine, con gran aceptación, El cartero (y Pablo Neruda)), la historia se sitúa en el recién estrenado Chile democrático post Pinochet. En tal ocasión se ha decretado una amnistía que afecta a presos sin delitos de sangre. Entre los beneficiados se encuentra Nicolás Vergara Rey, un ladrón de guante blanco, que nada anhela más que emprender una vida honrada, en compañía de su mujer y su hijo, aunque se encuentra la desagradable de que están con otro hombre, ella ha buscado seguridad, se ha cansado de esperar. También ha salido a la calle Ángel Santiago, un joven con mucha labia, que busca a Vergara para proponerle un golpe que no puede salir mal; y conocerá a una joven y talentosa danzarina, Victoria, que no articula palabra desde que sus padres se convirtieran en víctimas violentas de la dictadura. Entre los esfuerzos de Ángel por persuadir a Vergara, la sombra acechante de un criminal que planea la muerte del joven a instancias del alcaide de la prisión, y los intentos por lanzar la carrera artística de Victoria, discurre la trama. No es una película perfecta, el director da algunas puntadas sin hilo, por ejemplo en la forzada prueba como bailarina de Victoria, un poco de sainete. Pero hay un esfuerzo de control y contención de las emociones, bien llevadas; incluso hay una relativa elegancia en los pasajes más escabrosos, y las críticas a Pinochet y compañía se realizan con inteligencia. Desde luego Trueba ha salido más airoso que con la fallida El embrujo de Shanghai, que en ese caso adaptaba a Juan Marsé. Ricardo Darín está perfecto como el hombre cansado y derrotado, que ve cómo se hacen añicos sus sueños, pero que puede recobrar la ilusión como mentor del enamorado Ángel. Y son un auténtico descubrimiento los jóvenes Miranda Bodenhöfer, y sobre todo, Abel Ayala, un prodigio de gracia y salero.

5/10
Sólo quiero caminar

2008 | Sólo quiero caminar

13 años después de Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto –su debut como director y mejor película hasta la fecha–, Agustín Díaz Yanes recupera a la protagonista, Gloria Duque, nuevamente interpretada por Victoria Abril. En realidad, no se trata estrictamente de una secuela, pues Díaz Yanes escribió una película de ladronas independiente, con Victoria Abril en la cabeza para la más veterana, y en un momento dado se le ocurrió que la actriz retomara al personaje, quince años después. En esta ocasión, Gloria forma parte de una cuadrilla de mujeres descubiertas por los tipos a los que intentan desvalijar. La mayor parte del grupo logra huir, excepto Aurora, que es enviada a prisión. Mientras, en México, Ana, una prostituta, recibe una insólita proposición de matrimonio por parte de Félix, un mafioso que ha requerido de sus servicios. Ana acepta, porque le parece una buena idea, pero muy poco después su vida se ha convertido en un infierno ante los continuos maltratos. Decide llamar a Gloria, y a sus chicas, que viajan al país azteca para montar una operación y desvalijar a Félix, mientras éste prepara un negocio con un grupo de coreanos, con ayuda de Gabriel, su hombre de confianza, que lleva años esperando que su padre, que mató a la madre, salga de la cárcel para asesinarle. La película acumula detalles groseros en el tramo inicial que están a punto de dar al traste con el conjunto. Por suerte, mejora sustancialmente en cuanto queda claro el objetivo de las protagonistas, y a pesar de alguna caída de ritmo, está narrada con buen pulso. Los encuadres y movimientos de cámara están realizados con una gran imaginación, y además, Díaz Yanes demuestra una gran soltura a la hora de dirigir a su escogidísimo elenco. Victoria Abril demuestra su veteranía retomando el registro de superviviente maltratada por la vida que ahora se ha convertido en madre. También se luce Ariadna Gil, que hace tiempo que andaba en dique seco, en un papel de mujer dura complejo, en el que resulta muy convincente. Pilar López de Ayala y Elena Anaya salen menos, pero están a su nivel habitual. No desentonan los interpretes masculinos, con Diego Luna y José María Yazpik –que ya coincidieron en Nicotina– al más alto nivel. Mucho más irregular que la citada opera prima del cineasta, llama la atención que el tono sea menos realista y dramático, tiene altibajos, se echa de menos una mejor descripción de los personajes, y sus excesos de sexo y violencia pueden llegar a agotar. Incluye más humor y numerosas referencias a clásicos del cine como Atraco perfecto y Grupo salvaje, la más evidente, pues las imágenes del principio del film de Peckinpah se combinan con uno de los momentos clave de la trama. Se ha permitido Díaz Yanes recoger el tema central del legendario western, la lealtad entre personajes amorales en un entorno agresivo en el que la supervivencia es un drama. Pero el film está más cercano a los cócteles ficticios de Tarantino.

4/10
Appaloosa

2008 | Appaloosa

Randall Bragg, un ranchero acostumbrado a saltarse la ley a la torera y avasallar junto con sus hombres a los habitantes de la localidad de Appaloosa, dispara contra el sheriff y sus ayudantes. Para sustituirles y hacerse cargo de la compleja tarea de imponer la ley, los lugareños contratan a dos tipos duros, Virgil Cole y Everett Hitch, mercenarios que llevan mucho tiempo colaborando juntos. Cuando éstos empiezan a controlar la situación irrumpe en el pueblo Allison French, una viuda que encandila a Virgil hasta que éste le propone matrimonio. Un día, Allison aprovecha que se ha quedado a solas con Everett, el amigo de su marido, para intentar besarle. Desde ese momento, Everett se da cuenta de que la chica no se esfuerza mucho por ser fiel a su amigo, y que éste corre peligro de ser bastante infeliz. Ed Harris se pone tras la cámara por segunda vez –la primera fue con el drama biográfico Pollock– en un western de hechuras clásicas que él mismo ha coescrito, a partir de una novela de Robert B. Parker. También Harris ha decidido interpretar a uno de los protagonistas, al lado de un repartazo, ya que le acompañan Viggo Mortensen, Renée Zellweger, Lance Henriksen y Jeremy Irons, que interpreta al villano. Todos ellos están a un nivel bastante alto, aunque Viggo Mortensen es quien saca más jugo a su personaje. Destaca asímismo la presencia en un rol muy secundario de la española Ariadna Gil, que cumple con profesionalidad. La parte más endeble del guión es la trama típica de western, un enfrentamiento con los desaprensivos que atemorizan al pueblo, que remite a títulos legendarios como Raíces profundas. Pero a la hora de la verdad, Ed Harris se quita de en medio el asunto de un plumazo, pues los protagonistas resuelven los conflictos con los villanos con una gran facilidad. Tiene mucho más peso en la trama la amistad entre los dos protagonistas, y cómo ésta se ve puesta a prueba con la llegada de la viuda. Estamos ante un film sobre la amistad, que sin embargo a veces no logra evitar caer en un tono más propio de una comedia romántica.

6/10
Quiéreme

2007 | Quiéreme

Como la protagonista de Deliciosa Martha, o de Sin reservas, su remake americano, Pancho, protagonista de esta película, es un cocinero de prestigio, con una vida personal desastrosa, que de repente tiene que hacerse cargo de una niña inesperada que le humanizará. A partir de ahí se acaban las similitudes. La niña en cuestión resulta ser nieta de Pancho. A éste le abandona su novia porque descubre que le ha ocultado absolutamente todo sobre su pasado. Como consecuencia de esto, su suegro, que había pagado la casa en la que ambos vivían, le pone de patitas en la calle, amenazándole en plan mafioso. Así que Pancho acaba viajando a España, para encontrar a la madre de la criatura, que ha desaparecido sin dejar rastro. Beda Docampo Feijóo es autor de películas poco conocidas, como El marido perfecto, Buenos Aires me mata y El mundo contra mí. El cineasta nació en Galicia, aunque se crió en Argentina, por lo que era el director ideal para esta coproducción entre España y Argentina que transcurre a caballo entre los dos países y que tiene un reparto formado por actores de lo mejor de cada casa. Buenas intenciones no le faltan a Docampo Feijóo, que logra un tono amable y alterna secuencias de enorme dramatismo, con momentos divertidos. De esta forma hace llevadera una historia poco original, sobre un impresentable maduro que se comporta casi como un adolescente, y que empezará a darse cuenta de las cosas importantes de la vida gracias a su relación con la niña. Pero algunos hallazgos se diluyen por ciertos excesos de sentimentalismo o por la diferencia de nivel entre los actores. Mientras los veteranos Darío Grandinetti, Juan Echanove, Carlos Hipólito y Ariadna Gil muestran su buen hacer, la joven Kira Miró nunca resulta creíble.

5/10
Bienvenido a casa

2006 | Bienvenido a casa

Samuel, un veinteañero inmaduro, ha vivido siempre sobreprotegido por Concha, su madre. Pero ahora le ha llegado el momento de dejar su pueblo natal para probar fortuna en Madrid. Allí vive Eva, su novia, que le acoge en su piso. Poco después de conseguir trabajo como fotógrafo en una revista de actualidad, Samuel recibe la noticia inesperada e que Eva se ha quedado embarazada. Esta novedad, sumada a las dificultades de la vida en pareja, trae consigo que a Samuel le entren las dudas. ¿Será lo suficientemente responsable para ser padre? Mientras se plantea incluso abandonar a Eva, pasa noches de juerga con sus compañeros. Mientras toma unas copas con el redactor de deportes, se reencuentra con Nieves, una amiga de la infancia. Autor de La buena vida y Obra maestra, el guionista y director David Trueba probó fortuna en el drama por una vez con Soldados de Salamina, paradójicamente su mejor trabajo hasta la fecha. Ahora vuelve a su género habitual, la comedia, combinando secuencias hilarantes y alocadas, con otras más reflexivas, con fondo dramático. El film está lleno de elementos autobiográficos, sobre todo cuando Trueba critica con saña el mundillo de los medios de comunicación, en los que trabajó antes de hacerse cineasta. Algunos secundarios son memorables, como el crítico de cine ciego, bordado por el actor Juan Echanove, que da a entender cierto resentimiento del director con estos profesionales. Aunque todos son personajes cínicos, bastante desencantados, Trueba sabe sacarles el lado humano. Destaca la interpretación de Pilar López de Ayala, que siempre muestra un altísimo nivel en todos sus trabajos. Obtuvo el premio al mejor director en el Festival de Cine de Málaga.

5/10
El laberinto del fauno

2006 | El laberinto del fauno

Una viuda de la guerra española, con una hija pequeña, se ha casado con un comandante de la guardia civil en busca de seguridad. Encinta de su nuevo esposo, la familia se instala en una casa en medio del bosque, donde el comandante y sus hombres tratan de acabar con el maquis, hombres que se refugian en la montaña y que no admiten la derrota de la pasada contienda bélica. La pequeña, ajena a ese entorno de enfrentamiento político y amante de los cuentos, se internará en un misterioso mundo mágico habitado por un fauno. Éste le hace una sorprendente revelación a la niña: Ofelia es en realidad una princesa. Para poder regresar a su verdadero mundo, y recuperar su estatus real, deberá superar tres pruebas. El mexicano Guillermo del Toro dirige una sólida película, quizá la mejor que ha realizado desde Cronos (1993), donde juega a que las diferencias entre el mundo mágico y el real no son tantas: en ambos espacios hay buenos y malos, y se hacen necesarios el amor y el sacrificio para sobrevivir a la crueldad y al egoísmo. De exuberante imaginería y envidiable ritmo, choca no obstante la violencia desmedida de algún pasaje. Como en otros filmes ambientados en el franquismo, carga la tópica imagen maniquea al uso, aquí camuflada con la estructura de cuento, que hace más aceptable que los guardias civiles sean ‘malos malísimos’ y los ‘chicos’ del maquis héroes sin fisuras. De interpretaciones impecables, sobresale la parte fantástica.

7/10
Ausentes

2005 | Ausentes

Julia, alta ejecutiva en paro, se muda con su marido y sus hijos a una lujosa urbanización de las afueras de la ciudad. Parece un sitio ideal, hasta que Julia se da cuenta de que el lugar está completamente desierto, y de que ocurren acontecimientos extraños. El donostiarra Daniel Calparsoro va de género en género y tras abordar el cine bélico en Guerreros, se pasa al cine de terror con un título que salvando las distancias remite a Los otros y al cine de Shyamalan. Pese a su asumida frialdad y a alguna que otra incongruencia, el director rueda con mucho oficio.

5/10
Hormigas en la boca

2005 | Hormigas en la boca

1958. Martín acaba de salir de la cárcel tras permanecer ocho años encerrado por robo. Julia, su compañera sentimental e ideológica de entonces, logró escapar con el botín, y ahora Martín quiere encontrarla. Así que viajará a Cuba e investigará su paradero. Sin embargo, lo que va a encontrar en La Habana no serán buenas noticias y quizá conseguir el dinero y recuperar el amor de Julia sea mucho más difícil de lo que parece. Mariano Barroso se apoya casi exclusivamente en el buen hacer de Eduard Fernández para llevar a puerto este thriller dramático, algo carente de alma, que juega bien la baza ambiental de la Cuba precastrista.

5/10
Alatriste

2005 | Alatriste

Adaptación de las aventuras del célebre personaje creado por el escritor Arturo Pérez-Reverte. Se ha realizado un enorme esfuerzo de producción para recrear aquella época en que España era un imperio que empezaba a mostrar sus primeros signos de decadencia. La ambientación es perfecta, se pintan bien las circunstancias políticas, aunque quizá llama la atención la presencia folclórica de algún elemento –Velázquez, por ejemplo–, o la escasa presencia de la religión católica –la religión es algo más que la Inquisición–. No obstante, el solo hecho de abordar una ambiciosa película de aventuras y época, merece un aplauso a Antonio Cardenal y sus socios por su arriesgada apuesta, poco frecuente en España. Dicho esto, hay que decir que el film no acaba de funcionar. Agustín Díaz Yanes ha tomado la decisión de usar elementos de todas las novelas de Pérez-Reverte, con la intención de abarcar la vida completa del capitán Diego Alatriste. Esto da al film un carácter episódico, como de ir avanzando a salto de mata, de escenario en escenario, introduciendo muchos personajes, demasiados. ¿Realmente es necesario sacar medio minuto a Pilar Bardem caracterizada de monja? Quizá habría sido más inteligente seguir la opción de Peter Weir en Master and Commander. Al otro lado del mundo al abordar la saga del capitán Jack Aubrey, creación de Patrick O´Brian; o sea, centrarse en una novela, y tomar si acaso elementos puntuales de otras; pues al film de Díaz Yanes le falta una meta, un lugar al que llegar y que el espectador aguarde con impaciencia. En su modestia, funciona mejor El maestro de esgrima que este film. Destaca el esfuerzo de Viggo Mortensen, Aragorn en El Señor de los Anillos, por hablar un castellano adecuado a su personaje; y sabe darle un aire sombrío, aunque el guión no explique qué le mueve, a no ser que sea el simple afán de aventuras, la camaradería, el ir tirando con su amante actriz, o esa suerte de `hijo´ que es Íñigo de Balboa. El reparto de secundarios está muy bien pensado, aunque destacan Javier Cámara (el primer encuentro del conde duque de Olivares con Alatriste es magnífico, tal vez lo mejor del film), Juan Echanove (que da vida a un desengañado Quevedo), Antonio Dechent y Eduard Fernández (compinches de Alatriste); las féminas tienen menos cancha, se mire como se mire (estamos en un mundo de hombres, y el papel de Elena Anaya no se acaba de entender) e incluso Blanca Portillo, increíble la capacidad camaleónica de esta mujer, tiene una presencia menor, como… Fray Emilio Bocanegra, un hombre evidentemente. Las escenas de acción y de muchedumbres están conseguidas, y destaca la de apertura, de asalto a un puesto moviéndose por el agua, entre la niebla de una noche de luna de atmósfera azulada, que recuerda, y mucho, a la escena del huerto de los olivos en La Pasión de Cristo.

4/10
Soldados de Salamina

2003 | Soldados de Salamina

Postrimerías de la guerra civil española. El bando republicano huye a la desbandada. Un grupo de milicianos conduce por un bosque a 50 prisioneros del otro bando; se dispone a fusilarlos. En la confusión de la refriega, salva la vida el escritor falangista Rafael Sánchez-Mazas. Oculto entre la maleza, un miliciano le descubre. Pero, inexplicablemente, no dispara: respeta su vida. Medio siglo después una joven escritora en crisis investiga la historia. Un artículo en un diario puede que le lleve a la novela de su vida… y a descubrir unas cuantas verdades sobre sí misma. Impecable adaptación de David Trueba de la novela de Javier Cercas. El director y guionista logra una buena conjunción entre los hechos actuales y los del pasado, e inserta bien los testimonios de protagonistas auténticos de lo que se cuenta. Un gran acierto de Trueba es mirar hacia atrás sin ira, sin revanchismos. Puede considerarse algo caprichosa la decisión de convertir al protagonista masculino de la novela en una mujer, pero resulta innegable que Ariadna Gil asume su papel con brillantez.

6/10
El embrujo de Shanghai

2002 | El embrujo de Shanghai

Dos adolescentes eluden las penurias de la Barcelona de posguerra con la imaginación, gracias a unos relatos que les conducen a Shanghai. Fernando Trueba pasa de la comedia al drama, con esta adaptación de la novela de Juan Marsé, proyecto en el que anteriormente había trabajado Víctor Erice (El espíritu de la colmena). En los años 40, la vida del joven Dani cambia por completo cuando es contratado para dibujar el retrato de Susana, una chica aquejada de tuberculosis. Ambos chicos quedan absolutamente fascinados por los relatos de Forcat, que les cuenta de forma exagerada las peripecias del padre de Susana, un combatiente anarquista. El reparto está encabezado por actores ya consagrados como Ariadna Gil, Rosa Maria Sardà, Antonio Resines, Eduard Fernández y Jorge Sanz. Junto a ellos dos nuevos talentos, los jóvenes Aida Folch (que rodó después Los lunes al sol) y Fernando Tielve, descubierto por Trueba viendo El espinazo del diablo.

3/10
La virgen de la lujuria

2002 | La virgen de la lujuria

Veracruz (México), en los años 40. El tabernero Ignacio Jurado El Mikado se enamora de Lola, una prostituta española. Mantendrá una relación con ella, a pesar de lo mal que le trata y de que le recuerda constantemente que su corazón pertenece a un luchador enmascarado. Cuenta con un guión que no acaba de estar hilado, y el desarrollo de la acción resulta poco creíble.

4/10
Desafinado

2001 | Desafinado

Ricardo Palacios, Fabricio Bernini y Armand Dupres son tres tenores amigos que se preparan para el concierto que reunirá a miles de aficionados a la ópera. Pero durante el fin de semana previo al esperado estreno, los tres cantantes sacarán a la luz rencores del pasado, celos, angustias y depresiones. El madrileño Manuel Gómez Pereira rodó una simplona comedia con un reparto internacional, pues contaba con los norteamericanos Mantegna, Aiello y Hamilton, con las italianas Galiena y Gerini y con la española Ariadna Gil. A pesar del esfuerzo y del peso del reparto, la historia no logra salir a flote debido a un guión flojo, un montaje que interrumpe el ritmo, y a unos talentos desperdiciados.

3/10
El lado oscuro del corazón 2

2001 | El lado oscuro del corazón 2

Secuela de El lado oscuro del corazón, entregada por Eliseo Subiela una década después del original. En esta ocasión el poeta Oliverio viaja a España en busca de la mujer ideal, que podría tener el rostro de Ariadna Gil.

3/10
Nueces para el amor

2000 | Nueces para el amor

Marcelo y Alicia se conocen siendo adolescentes en la Argentina de 1975, y el amor surge sin remedio. Por diferentes causas los jóvenes se separan pero pasado el tiempo vuelven a reencontrarse años después en Madrid, y aunque tienen vidas diferentes, la chispa del amor no se ha apagado entre ambos. Romántica y lacrimógena película de Alberto Lecchi, sobre el amor de juventud que nunca muere a pesar del destino caprichoso de dos personas. Entre medias, el director intercala la trama de los protagonistas con la historia política y social a través de los años, como la dictadura de Argentina o el Mundial de fútbol del 82 en España. Entre el reparto, destaca la participación de Gastón Pauls (Nueve reinas), y de la española Ariadna Gil, en el papel de Alicia adulta.

5/10
Obra maestra

2000 | Obra maestra

Benito es un cinéfilo empedernido, que sueña con rodar su opera prima. Cuenta para ello con Carlos, carnicero a quien también le encantaría triunfar en la pantalla. Benito tiene una cámara de super-8, y con eso y un par de decorados cree que podría hacer una "obra maestra". A condición de convencer a una estrella como Amanda, para que participe en el film. Como ella no está muy dispuesta, la secuestran. Sólo la liberarán una vez concluido el rodaje. Comedia negra en torno a la cinefilia, firmada por David Trueba (La buena vida). La peli empieza con una estupenda y divertida escena de musical, protagonizada por Pablo Carbonell (el de 'Caiga quien caiga'). Luego la historia se hace más previsible, con Santiago Segura en plan "desmadre total".

4/10
Segunda piel

1999 | Segunda piel

Alberto y Elena forman una pareja joven que no atraviesa su mejor momento. Ambos tienen dudas sobre el amor y el sentido de su relación. Alberto conoce a Diego, un homosexual por el que se siente atraído sin remedio. De esta manera, se forma un complejo triángulo. Gerardo Vera, tras el fracaso de La Celestina, se adentra en un enmarañado mundo de sentimientos.

3/10
Don Juan (1998)

1998 | Don Juan

Adaptación de la obra de Molière, basada en el personaje mítico de don Juan Tenorio. Jacques Weber no sólo firma el guión y dirige, sino que se reserva el papel protagonista. Las pocas veces que se ha puesto tras la cámara dan idea de que el proyecto le era muy querido. El resultado es desigual. Se aprovecha que la acción transcurre junto a la costa, para ofrecer una hermosa fotografía, responsabilidad de José Luis Alcaine. La idea, que es fiel al original, es mostrar al célebre seductor que no teme ni a Dios ni al diablo, en sus diversas conquistas, asistido por su criado. El que Weber ya tenga cierta edad frente a las hermosas mujeres que son objeto de su atención sirve para subrayar la larga vida de libertino de su personaje, su limitada visión de la vida, que le ha llevado a dedicar toda su vida a la satisfacción de su placeres.

4/10
Pasiones rotas

1998 | Talk of Angels

Mary, una joven irlandesa, viaja a España para trabajar como institutriz en una casa de la alta burguesía, y escapar de una familia que le pone pegas para que se case con un activista político de su país. Corre el año 1936, y en España se respiran aires de inminente estallido de la guerra civil. La atmósfera es igualmente irrespirables por las dificultades políticas, y por los avances amorosos de los que es objeto Mary por parte de un hombre casado, también metido en política. Aunque la mirada a España suena un poquito tópica, en el reparto hay una nutrida presencia de actores de este país, desde el veteranísimo Paco Rabal, a valores entonces en alza, como Penélope Cruz y Ariadna Gil.

5/10
Lágrimas negras

1998 | Lágrimas negras

Tras pasar la velada con su novia, Andrés es atracado por dos chicas drogadictas. La experiencia es tan excitante que el joven se empeña en conocer mejor a una: Isabel. Así nacerá algo parecido al amor. El director inicial, Ricardo Franco (La buena estrella), falleció en pleno rodaje; Fernando Bauluz tuvo que completar el film, bien nutrido de buenos actores.

4/10
Tranvía a la Malvarrosa

1997 | Tranvía a la Malvarrosa

Iniciación a la vida del joven Manuel, "más inocente que un lirio", que marcha en los años 50 a estudiar a la universidad de Valencia. El tranvía orquestado por Rafael Azcona —guionista, adaptador de la novela de Manuel Vicent—, Andrés Vicente Gómez —productor— y José Luis García Sánchez —director— tiene paradas en 'variados' prostíbulos, en las 'atrevidas' lecturas de Camus y Sartre, en la caricatura grotesca de la religión. El trío responsable consigue no apearse de ninguno de los tópicos más trillados de la España franquista. Tampoco sale airoso del deseo de mostrar la vocación a las letras de Manuel, inspirada parcial y pobremente en "Retrato del artista adolescente" de Joyce. Casi 25 años después de la muerte de Franco, el film desprende un inequívoco aroma a naftalina. Y en su visión degradada del sexo y lo trascendente, ni siquiera tiene la excusa de la crítica sutil: grosero erotismo y triste blasfemia son la tónica. Por muy repintado que esté el tranvía —elaborada dirección de arte de Pierre Louis Thevenet, cuidada música de Antonio Duhamel—, circula por vía muerta.

2/10
Malena es un nombre de tango

1996 | Malena es un nombre de tango

Adaptación de la novela homónima de Almudena Grandes, sobre las luchas amorosas entre dos hermanas mellizas, una rebelde y otra aparentemente perfecta. Malena tiene diez años cuando recibe de manos de su abuelo una esmeralda, tesoro de su familia. Con el paso de los años irá separándose cada vez más de su hermana. Un guión muy bien construido se une a una correcta puesta en escena y a las esforzadas interpretaciones que construyen una trama muy inteligente. Y esto a pesar de su alto contenido erótico, lo que probablemente podrá ofender a algunas sensibilidades. Lo mejor del film es el descubrimiento de esa gran actriz llamada Marta Belaustegui.

3/10
Libertarias

1995 | Libertarias

El 19 de julio de 1936, en Barcelona, María (Ariadna Gil), una joven novicia aterrorizada por la violencia que ha desatado la guerra, huye de su convento. Va a parar a un prostíbulo, donde un grupo de milicianas anarquistas irrumpen con el fin de reclutar a las mujeres para la revolución. María no tiene otro camino que unirse a ellas, y pronto pasa a ser la protegida de Pilar (Ana Belén). Así se forma un curioso y variopinto grupo de milicianas, que partirán hacia el frente de Aragón. Pronto se darán cuenta de que en la guerra no sirve su entusiasmo idealista. Al principio de la Guerra Civil la gente creía en la prosperidad y en el buen fin de la revolución anarquista. Los personajes de la película transmiten esta idea, y tratan de reflejar los probables valores del anarquismo, la valentía de las mujeres guerrilleras, y la supervivencia por encima de todo del amor, la amistad, la libertad y la solidaridad. Una ambiciosa producción española, con escenas espectaculares y un plantel artístico de lujo, en la que Vicente Aranda no esconde tampoco su tendencia partidista, su odio a la religión y su rechazo de cualquier norma moral.

3/10
Antártida

1995 | Antártida

María (Ariadna Gil) es una heroinómana, frustrada cantante de rock, que acaba de perder a su novio por una sobredosis. Es una chica desesperada, sin ninguna ilusión, incapaz de superar su adicción, sólo con ganas de acabar de una vez por todas con su existencia. Un día conoce a Rafa (Carlos Fuentes), un animoso joven, ratero de poca monta, que casualmente ha robado una importante cantidad de droga. A Rafa le gusta María y a la vez siente lástima por ella. A María, Rafa le es indispensable porque le suministra droga, mientras tratan de vender el alijo. Lo que no saben es que los verdaderos dueños del material son unos poderosos delincuentes sin escrúpulos, que tratan de ajustarles las cuentas. Un emocionante 'road movie', inusual en el cine español, con un ritmo trepidante. El guión es del novelista Francisco Casavella, autor entre otras de la excepcional novela "Un enano español se suicida en Las Vegas". Cuenta con todos los ingredientes del género, además de que sus personajes protagonistas, sobre todo en el lado positivo de Rafa, rezuman buenos sentimientos. Ariadna Gil, como yonqui que ha tocado fondo, está cautivadora. Carlos Fuentes, en su primer papel para el cine, tiene un desparpajo elogiable.

5/10
Mecánicas celestes

1994 | Mecánicas celestes

Cuenta las aventuras de Ana, una joven venezolana interpretada por Ariadna Gil, que sueña con ser cantante de ópera. Para cumplir este sueño, su primer paso es dejar plantado a su novio en el día de su boda. Con mucho entusiasmo, viaja a París para conseguir lo que desea. Una vez allí, vive varias experiencias que cambiarán su vida, y conoce a unos personajes variopintos, entre ellos un brujo del Caribe y un camarero homosexual. Su corazón se abre con un director de cine italiano, que se convertirá en su príncipe azul. Se trata del cuento de La Cenicienta en una versión moderna. Para esta atrevida adaptación, la directora venezolana Fina Torres, construye un marco, el de los ambientes bohemios de París, donde el caos vital se cruza con un estilo psicodélico. La mirada chispeante y llena de sensibilidad de Ariadna Gil, dota de credibilidad a su conmovedor personaje.

4/10
Todo es mentira

1994 | Todo es mentira

Film centrado en los problemas y relaciones de un conjunto de jóvenes de los años noventa. La historia gira en torno a cuatro parejas, de las que destaca la formada por Pablo (Coque Malla) y Lucía (Penélope Cruz). Pablo es un chico inestable, a punto de estallar. Cuando comienza a salir con Lucía, piensa que sus problemas han quedado solucionados. Pero lo cierto es que no han hecho más que comenzar. Álvaro Fernández Armero está al frente de la dirección de este film. Se trata del primer largometraje del autor del superpremiado "corto" "El columpio". La película está dotada de un buen ritmo narrativo, que plantea un velado debate acerca de cuestiones como el compromiso, la vigencia de valores tradicionales, etc. Destacar la banda sonora que corre a cargo uno de los propios intérpretes de la película, el inefable Coque Malla, antiguo miembro del Grupo "Los Ronaldos".

3/10
Los peores años de nuestra vida

1994 | Los peores años de nuestra vida

Alberto y Roberto son dos hermanos muy diferentes entre sí. El primero es feúcho y atolondrado, mientras que el segundo es atractivo y tiene éxito con las chicas. El problema entre los dos surge cuando la novia de Alberto empieza a sentirse atraída por Roberto. Comedia al más puro estilo ochentero español, donde se muestra a unos personajes vacíos que se mueven únicamente por el interés sexual. La película carece de ritmo, guión y dirección de actores, y en general, la historia es pesimista y vulgar en bastantes escenas de la acción. A pesar de todo, cuenta con un buen reparto que no suele decepcionar: Gabino Diego, Ariadna Gil y Jorge Sanz.

2/10
Belle epoque

1992 | Belle epoque

Son los días previos a la Segunda República española. Un joven soldado llamado Fernando abandona el ejército y en su escapada llega a parar a la casa de Manolo, un librepensador muy excéntrico. Cuando las cuatro hijas de Manolo: Rocío, Violeta, Clara y Luz, vuelven al hogar, el joven Fernando iniciará una aventura amorosa, intentando enamorar a cada una de ellas, una tras otra, sufriendo continuas decepciones. Fernando Trueba rodó esta comedia que consiguió nada más y nada menos que nueve premios Goya y el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, el segundo que fue a parar a una producción española, tras el cosechado por Volver a empezar. Fernando Trueba dirige con una gran eficacia una comedia con muchos puntos en común con El año de las luces, uno de sus grandes éxitos anteriores, también con Jorge Sanz en el papel de un joven obsesionado con las mujeres. Le acompañan grandes nombres del cine español, como Fernando Fernán Gómez, en un papel excepcional. El citado Jorge Sanz y el también joven Gabino Diego aportan el toque de humor justo para no decepcionar, y las actrices Ariadna Gil, Maribel Verdú y Miriam Díaz Aroca también están a la altura. Lo mismo ocurre en el caso de Penélope Cruz, en uno de sus primeros papeles en cine tras Jamón Jamón, que obtuvo con su trabajo un impulso para su carrera en España, antes de cruzar el charco hacia nuevos triunfos internacionales. A pesar de que tiene cierto nivel artístico, y de que acumula momentos divertidos, ofrece una visión tópica de la Segunda República española. Pesa sobre todo su injustificado anticlericalismo, pues el sacerdote interpretado por Agustín González parece una auténtica caricatura. También desluce bastante el film su constante recurso a lo soez.

5/10
Amo tu cama rica

1992 | Amo tu cama rica

Pedro es un chico formal que una noche en un bar se queda profundamente enamorado de Sara, una chica muy guapa que está intentando quitarse de enmedio a otro chico. Pero aunque ambos congenian al instante y parecen enamorados, los dos se empiezan a distanciar cuando ella flirtea con cualquiera y él se da cuenta de que todos los chicos la persiguen. Irán pasando los años y los dos van teniendo parejas diferentes, pero la casualidad hará que Sara y Pedro se vayan reencontrando continuamente. Exitosa comedia romántica, muy frívola y desenvuelta, pero quizá uno de los mejores trabajos del director Emilio Martínez Lázaro. Los actores protagonistas están fenomenal, sobre todo un Pere Ponce, muy inspirado y divertido, mientras que Ariadna Gil está tan natural y guapa como siempre. El argumento se basa en una novela de Martín Casariego y la música de jazz de Michel Camilo es, por lo demás, soberbia.

5/10
Lola

1986 | Lola

Lola alterna su trabajo en una fábrica de calzado con el violento y desgarrado amor de su novio Mario. Cuando rompe con él, se traslada a Barcelona, donde conoce a Robert, director general de una compañía de automóviles, y su vida cambia totalmente. Pero cinco años después, cuando Lola está casada y tiene una hija, se vuelve a encontrar con Mario...

Últimos tráilers y vídeos