IMG-LOGO

Biografía

David Oyelowo

David Oyelowo

44 años

David Oyelowo

Nació el 01 de Abril de 1976 en Oxford, Inglaterra, Reino Unido

El doctor Luther King

27 Octubre 2016

Con su filmografía, se podría trazar la historia de la lucha por los derechos civiles de los afroamericanos. Aunque David Oyelowo vale para eso y para mucho más.

Nacido en Oxford, el 1 de abril de 1976, en el seno de una familia de origen nigeriano, David Oyetokunbo Oyelowo (nombre no muy fácil de recordar) se dedica a la interpretación casi por casualidad. La chica que le hacía tilín se apuntó a una escuela de actores, por lo que decidió seguir sus pasos para ver si se fijaba en él. Lo conseguiría, pero además la profesora se dio cuenta de que tenía un enorme potencial, así que le recomendó que no dejara la disciplina, y tratara de convertirse en profesional.

Pudo hacerle caso gracias a que uno de los grandes directores de escena británicos, Nicholas Hytner (La locura del rey Jorge) reparó en su talento, y consiguió que le concedieran una beca para la prestigiosa Academia de Música y Arte Dramático de Londres (LAMDA). Comenzó su periplo en el exigente terreno del teatro de la capital británica, donde enseguida le hicieron protagonista de “Henry VI”, logrando el hito de haber sido el primer actor negro de todos los tiempos que interpretaba a un monarca de William Shakespeare, al menos en su propio país. Pese a que su elección fue polémica, le llovieron críticas elogiosas.

Se hizo popular en su tierra como el agente del MI5 Danny Hunter, que se hace pasar por agente de bienes raíces, en la serie Spooks, de enorme éxito en Gran Bretaña, pese a que en el resto del mundo apenas ha tenido repercusión. Empezaron a salirle papeles cada vez de mayor importancia en cine, por lo que se le pudo ver de doctor, en El último rey de Escocia, jefe del científico James Franco, en El origen del Planeta de los Simios, predicador en Criadas y señoras (The Help), y policía en Jack Reacher. Hasta el mismísimo Steven Spielberg se fijó en él, convirtiéndole en el soldado negro que habla con el presidente (Daniel Day-Lewis), en el arranque de Lincoln. También llamaba la atención en El mayordomo, como el hijo mayor de Forest Whitaker, aquel que se levanta contra la discriminación, integrándose en los Panteras Negras, causándole un quebradero de cabeza a su progenitor.

En este film, encarnaba a su madre la archifamosa actriz y presentadora televisiva Oprah Winfrey, con la que hizo buenas migas. Le contó que soñaba con interpretar algún día a Martin Luther King. "Me había grabado a mí mismo recitando el discurso de ‘Mountaintop’, y se lo enseñé para ver lo que le parecía”, recuerda. “Y a partir de ese momento se obsesionó. Dijo: 'necesitamos hacer algo con esto'. Así que un día la llamé y le expliqué que teníamos que convertir esa energía en algo real y que me gustaría contar con ella. Me contestó que estaba dispuesta a todo. Y eso fue el pistoletazo de salida. A partir de ese momento, el proyecto se puso en marcha".

Oprah se ofreció como productora, reclutando como realizadora a la prometedora Ava Duvernay, a cuyas órdenes Oyelowo había trabajado en Middle of Nowhere, su ópera prima. Así nació Selma, por la que el actor obtuvo notoriedad internacional. No en vano salía airoso de la difícil tarea de caracterizarse como una de las figuras más admiradas de la historia de Estados Unidos, sobresaliendo por su trabajo, a pesar de que se trataba de un film muy coral, con grandes compañeros de reparto. Optó al Globo de Oro, y aunque sonaba para la candidatura al Oscar, tuvo que conformarse con que el film compitiera en mejor película, y se llevara el relativo a la canción original.

El actor, que también ha tenido apariciones memorables en Interstellar y El año más violento, encarna a otro personaje real, Clifton Henderson, asistente de la cantante Nina Simone, en el biopic Nina, protagonizado por Zoe Saldana. Además, tiene pendiente el rodaje de God's Particle, un film de ciencia ficción.

En 2006, David Oyelowo debutó como director teatral con “The White Devil”. Ha ejercido como productor de algún largometraje, como el thriller dramático también protagonizado por él junto a Kate Mara Captive, dirigido al público creyente. De confesión baptista, sus progenitores se tomaban bastante en serio su religión, pero él tardó en seguir su ejemplo. “La fe no significaba mucho para mí pero cambié a los 16 años”, ha explicado. “Lo que haces con Dios a solas, te lo recompensa en público”. Está casado con la actriz Jessica Watson, ahora Jessica Oyelowo, protagonista de la serie Mayo, aunque muchos la recuerdan más como la doncella decapitada de Sleepy Hollow. El matrimonio tiene tres hijos y una hija.

Filmografía
Chaos Walking

2020 | Chaos Walking

Peter Rabbit 2: A la fuga

2020 | Peter Rabbit 2: The Runaway

Bea, Thomas y los conejos han creado una familia improvisada, pero a pesar de sus mejores esfuerzos, Peter no parece sacudirse su traviesa reputación. Aventurándose más allá del jardín, Peter se encuentra en un mundo que aprecia sus trastadas, pero cuando su familia lo arriesga todo por ir en su búsqueda, Peter deberá decidir qué tipo de conejo quiere ser.

The Water Man

2020 | The Water Man

Un niño se embarca en una misión para salvar a su madre enferma, tratando de dar con una figura mítica que se dice que tiene poderes curativos mágicos.

Cielo de medianoche

2020 | The Midnight Sky

Relato postapocalíptico, narra la carrera contrarreloj de Augustine, un solitario científico instalado en el Ártico. Su objetivo es impedir que Sully y sus compañeros astronautas regresen a una Tierra amenazada por una misteriosa catástrofe mundial.

Come Away

2019 | Come Away

Crimen a contrarreloj

2019 | Don't Let Go

El detective Jack Radcliff (David Oyelowo) recibe una extraña llamada de su sobrina recientemente asesinada, Ashley (Storm Reid). Aunque al principio no sabe si se trata de un fantasma o de si está perdiendo por completo la cabeza, finalmente descubre que su sobrina sigue con vida. Entre ambos tratarán de averiguar qué es lo que ha sucedido realmente y lucharán a través del tiempo por resolver el asesinato antes de que pueda llegar a ocurrir.

The Cloverfield Paradox

2018 | The Cloverfield Paradox

La científica Hamilton toma la dura decisión de dejar a su familia para formar parte de la tripulación internacional de una estación espacial. Ésta trabaja en un experimento avanzado con un acelerador de partículas que podría servir para solucionar la grave crisis energética que amenaza la Tierra, y que está a punto de provocar una guerra mundial. Tras dos años de prueba, la máquina parece funcionar, pero la instalación interestelar se traslada a un punto perdido de no se sabe qué galaxia, mientras que los miembros del equipo descubren a una extraña desconocida, atrapada entre los cables de una de las paredes. Hasta ahora las dos entregas de la saga Cloverfield, producidas por J.J. Abrams, sólo tenían en común la misma filosofía, pues tanto Monstruoso como Calle Cloverfield 10 son filmes muy baratos de ciencia ficción, promocionados con tácticas novedosas. Ahora se intenta unificar la saga argumentalmente con la tercera entrega, que sin embargo costó a Paramount más de lo esperado, sobre todo porque requiere de mayores efectos especiales y tiene un reparto formado por actores de caché. Ante el riesgo de estrellarse en los cines, la compañía ha decidido vendérsela a Netflix, que realizó una maniobra de marketing eficaz al estrenarla por sorpresa para todos sus suscriptores, anunciando su llegada en la Superbowl. Por desgracia, el film no está a la altura de esta jugada publicitaria, lo que explica con creces que la productora inicial no confiara en ella. Al parecer se intentaron limar algunos detalles e introducir cambios en el guión tras la tibia respuesta de los primeros pases de prueba, lo que en lugar de solucionar nada ha provocado una mayor sensación de caos. Tras un comienzo más o menos prometedor, los extraños sucesos que se ven en pantalla ni tienen interés, ni logran su objetivo de inquietar, ni transmiten una mínima sensación de originalidad, parecen sacados o bien de Alien, el octavo pasajero o de Horizonte final. Sólo el personaje de Gugu Mbatha-Raw está más o menos desarrollado, el resto son clichés de individuos de diferentes nacionalidades, que los actores no logran defender. Fracasan incluso los normalmente brillantes Daniel Brühl y David Oyelowo. Especialmente desesperante resulta el que le ha tocado en suerte a Zhang Ziyi, que habla en mandarín pero nadie la contesta. El director del film, hasta ahora autor de un único largometraje, el poco conocido The Girl Is in Trouble, ni siquiera logra su objetivo de explicar lo que ocurría en las anteriores entregas. Quizás al espectador le inundarían las nuevas preguntas, en caso de que le hubiera interesado mínimamente este film. Pese a todo, se anuncia una cuarta, Overlord, para la que se ha reclutado a un guionista de primera, Billy Ray (Capitán Phillips) a ver si logra remontar este desaguisado.

3/10
Gringo. Se busca vivo o muerto

2018 | Gringo

Harold es un talentoso pero tímido ejecutivo de una empresa farmacéutica, que opera en México en connivencia con un cartel de la droga, para la producción en laboratorio de un medicamento basado en la marihuana. Richard y Elaine, sus inmorales jefes de Chicago, realizan así lucrativas operaciones ilegales, de las que él no tiene ni idea. Pero los peligrosos criminales socios de los jefes van a tratar de presionar a Harold para obtener condiciones más ventajosas, lo que le supone caerse del guindo, algo a lo que también contribuye la recién descubierta infidelidad de su esposa. En crisis vital, fingirá su propio secuestro con petición de rescate, motivo por el que Richard envía a su hermano Mitch, mercenario reconvertido en partidario de causas justas, para rescatarlo sin pagar nada a cambio. Al enredo se suma una pareja de turistas despistados, y los agentes de la DEA que investigan a los narcos. Entretenida comedia negra sobre el submundo criminal y las tapaderas respetables, dirigida por el australiano Nash Edgerton, hermano del más conocido Joel Edgerton con el que se lleva un año, aunque ambos curiosamente han trabajado con roles de actor y director, entregando títulos siempre de interés, estén más o menos logrados. En este caso Joel tiene un pequeño papel como odioso jefe. Conviene estar atentos a los proyectos que desarrollan, pues por ejemplo El regalo fue otra grata sorpresa. El guión está pergeñado por dos escritores solventes, Matthew Stone (Crueldad intolerable) y Anthony Tambakis (La venganza de Jane), y presenta un excelente ritmo, diálogos agudos rebosantes de ironía, y se hace un buen uso de los personajes inocentones sumergidos en una peripecia no deseada –destaca sobre todo David Oyelowo–, que les obliga a madurar, y que contrastan fuertemente con los otros personajes sin escrúpulos, cínicos y dispuestos siempre a aplastar a los demás, en los que nunca ven personas, ahí están el citado Joel y Charlize Theron. Quizá a veces se echa en falta algo de delicadeza en la exposición, aunque la excusa sea subrayar las diferencias cargando las tintas en la brutalidad y falta de humanidad de los villanos.

6/10
Les misérables

2018 | Les misérables | Serie TV

Nina

2016 | Nina

Un reino unido

2016 | A United Kingdom

La historia real de Seretse Khama, heredero del reino de Bechuanalandia, y de Ruth Williams, la joven británica con la que se casó en 1948. Ambos se conocieron un año antes, en una velada parroquial cuando él acababa de terminar sus estudios de abogado y se preparaba para ser nombrado rey del país sudafricano. El flechazo fue mutuo y tras unos cuantos encuentros, bailes, cenas y paseos por el Londres de la posguerra, decidieron casarse. Sin embargo, esa unión interracial –él negro, ella blanca– iba a traer muchas dificultades para ambos, consecuencias no solo familiares, sino sobre todo en el delicado plano de la política internacional. Estupenda película histórica servida con clasicismo por la directora londinense Amma Asante, quien tras Belle vuelve a contar una historia real con principales elementos raciales, en sus diversas vertientes: prejuicios, segregación, amor. Pero esta vez la adaptación del libro de Susan Williams ofrece una visión que supera las meras relaciones personales entre dos enamorados y nos adentra en las luchas de poder por un país sudafricano, entonces llamado Bechuanalandia, que buscaba su consolidación como estado moderno, bajo la atenta y celosa mirada de su protector, el Reino Unido. Sin duda, hay en el magnífico guión de Guy Hibbert (Espías desde el cielo) grandes simplificaciones en cuanto a los elementos clave que forjaron la creación de la República Botsuana en 1964, pero los invocados –las relaciones con la Sudáfrica del “apartheid”; en el fondo, intereses siempre económicos– están sabiamente escogidos y resultan suficientes para comprender los hechos que se sucedieron. Narrativamente Asante logra una gran fluidez, donde el paso de los años se hace comprensible y la inclusión de las distintas personas que obstruyeron o apoyaron desinteresadamente los derechos de Seretse Khama y de su país (parlamentarios, periodistas, lores, hasta el mismo Churchill) son verosímiles, sin ficciones excesivas. Pero donde Un reino unido destaca por encima de otros relatos históricos es en su intensa historia de amor, tremendamente difícil y profundamente bella, auténtico catalizador de los acontecimientos políticos del film. Funciona a la perfección desde los primeros compases, mientras Seretse y Ruth charlan y bailan jazz en las fiestas de Londres, y nos creemos que ese amor podrá atravesar todas las fronteras y tormentas que lo amenacen. El trabajo actoral es sobresaliente y es el artífice absoluto de esa credibilidad: David Oyelowo ya nos tiene acostumbrados a bordar esos papeles de hombre íntegro que lucha por sus derechos entre la injustica, véase Selma, mientras que Rosamund Pike ofrece aquí una de las mejores interpretaciones de su carrera, enternecedora, vulnerable, fuerte, encantadora. La química que logran ambos es llamativa. Algunos momentos son memorables, como las llamadas telefónicas entre esposos.

7/10
Reina de Katwe

2016 | Queen of Katwe

Una historia inspiradora basada en hechos reales, a cargo de la directora india Mira Nair. Quizá le falta un hervor, pero tiene su encanto. Sigue a la jovencita analfabeta Phiona Mutesi, que vive en la barriada pobre de Katwe en Kampala, Uganda, con su madre viuda y sus hermanos. En una cercana parroquia el ingeniero Robert Katende no acaba de encontrar trabajo, de modo que colabora como voluntario en una actividad de ajedrez, que ocupe el tiempo de los chicos y dé agilidad mental a sus cerebros. Phiona acude allí casi por casualidad, y demuestra un talento innato para el juego del tablero, en que es capaz de anticipar jugadas con mucha antelación al estilo de los grandes maestros. La cinta sabe usar de metáforas ajedrecísticas para recordar que un peón puede convertirse en reina, que hay pelear por el dominio de las casillas y detectar amenazas exteriores. Y habla de cómo el reconocimiento y cultivo de los propios talentos es clave para labrarse un futuro, siempre que se cuente con buenos consejeros. Aunque irregular, contiene elementos interesantes y didácticos, pues se refiere a la importancia del apoyo familiar, al lastre de la pobreza y al peligro de hacer castillos en el aire buscando dinero fácil; y se alude a la generosidad y espíritu de sacrificio por ayudar a los demás. No faltan los elementos competitivos y de rivalidad típicos del subgénero deportivo. Producción potente de Disney, con buena factura, tiene a dos actores en alza, David Oyelowo más Lupita Nyong'o, con la protagonista recién llegada Madina Nalwanga, que aguanta el embite de estar presente en prácticamente todos los fotografmas del film.

6/10
Captive

2015 | Captive

Película aleccionadora basada en hechos reales acaecidos en 2005 en Atlanta, EE.UU. Sigue a Ashley Smith, drogadicta, madre de una niña que vive con su tía mientras ella trata de superar sola su adicción, lo que no es fácil, pues su marido murió violentamente a manos de un camello. Su vida cambiará en una larga noche en que un peligroso asesino, Brian Nichols, se refugia en su casa tras matar a varias personajes en el juzgado y poner en jaque a las fuerzas de la ley. Dirige el televisivo Jerry Jameson, que está detrás de numerosos episodios de las series Walker, Texas Ranger y La doctora Quinn. Aunque es muy sencilla y no demasiado brillante narrativamente, es un canto a la esperanza, una visión cristiana de la existencia donde se recuerda que toda persona puede encontrar la redención o ser un instrumento en las manos de Dios, por caminos inesperados. Se beneficia de un buen reparto, encabezado por Kate Mara (que se dio a conocer como periodista ambiciosa y amante de Francis Underwood en la primera temporada de House of Cards) y David Oyelowo, productor además del film, y que dio vida a Martin Luther King en Selma.

5/10
Five Nights in Maine

2015 | Five Nights in Maine

Interstellar

2014 | Interstellar

Un futuro de tintes apocalípticos, no muy lejano. Los habitantes de la Tierra han abusado de los recursos naturales, el clima ha cambiado y la mayor parte de la población ha debido reciclarse como granjeros, para producir alimentos que les permitan subsistir, enfrentados a plagas y tormentas de polvo. Es el caso de Cooper, antiguo astronauta, viudo, que vive con su anciano padre y dos jóvenes hijos, el adolescente Tom, que se siente cómodo como futuro granjero, y la niña Murph, soñadora como su padre. Unos extraños mensajes codificados de los "fantasmas", como los llama Murph, conducen a Cooper a unas instalaciones secretas de la NASA. Allí su antiguo mentor, el profesor Banks, trabaja en el proyecto Lazarus, un viaje interestelar a mundos lejanos a través de un agujero de gusano, donde tres planetas con características similares a la Tierra podrían asegurar el futuro de la humanidad. Ambiciosa cinta épica de ciencia ficción, de amplio y espectacular lienzo, dirigida por Christopher Nolan, coescrita con su hemano Jonathan, y coproducida con su esposa Emma Thomas. Plantea una situación en que existe el riesgo serio y real de que desaparezca la humanidad, y con tal premisa apunta a una historia de coraje y sacrificio, donde el protagonista Cooper, en compañía de un equipo de científicos, deja atrás a su familia en la Tierra para embarcarse en una arriesgada misión de final incierto, que puede suponer no volver a ver a los seres queridos. De este modo se juega con la dicotomía del bien común, el futuro del ser humano, frente a las obligaciones más inmediatas, que se refieren, sobre todo, a unos hijos que necesitan tener cerca a un padre que cuide de ellos. De modo que los planteamientos de responsabilidad social y de fidelidad a la vocación científica, podrían ser razones que el corazón no entiende, por lo que no aparece tan claro el lugar donde deberían depositarse las prioridades. Resulta evidente la deuda de los Nolan con 2001: Una odisea del espacio, el film bebe de esta fuente –el viaje interestelar, el robot, las instalaciones espaciales, el uso del sonido y el silencio, algunas especulaciones filosóficas...–, pero con personalidad propia, y con un deseo más consciente de entregar un gran espectáculo capaz de conectar con el gran público y dejarle boquiabierto, sin dejarle necesariamente incómodo y hasta irritado, como podía ocurrir en el caso de Stanley Kubrick. Aquí los dramas humanos son nítidos y es muy importante el concepto de familia, al estilo, salvando todas las distancias, de El árbol de la vida de Terrence Malick, film con el que comparte a una estupenda actriz, Jessica Chastain. En cuanto al "ropaje" científico, se cuida para que ideas como el viaje a grandes distancias en el espacio y el modo en que pasa el tiempo resulten verosímiles. No deberían estas líneas privar al espectador de las sorpresas que depara el film, en torno sobre todo a las ideas de supervivencia y amor, motores potentes para sobreponerse a las situaciones de peligro. Apuntemos sólo la grandeza visual de las imágenes que aporta Nolan, ya sean del espacio exterior, en línea con Gravity, ya sean las de los nuevos mundos por explorar. Aunque la duración del film se acerca a las tres horas, éstas nunca se hacen largas, hay emoción por lo que será de los protagonistas y el deseo de que la humanidad sea capaz de afrontar los desafíos que la vida le pone inevitablemente por delante. Hay un gran acierto en el reparto, donde el peso narrativo recae en un Matthew McConaughey que definitivamente ha venido para quedarse en la primera fila de los grandes actores hollywoodienses. Pero están muy bien el resto, Anne Hathaway, la citada Chastain, y el gran elenco de secundarios, desde los conocidos Michael Caine, John Lithgow, Ellen Burstyn, Wes Bentley, Topher Grace, David Oyelowo, Matt Damon y Casey Affleck, a la niña Mackenzie Foy.

8/10
Selma

2014 | Selma

Vibrante película nominada al Oscar, que cuenta con el apoyo en la producción de nombres como Brad Pitt y Oprah Winfrey –ésta también con un pequeño papel–, y que llega a los cines cuando se cumplen 50 años de las históricas marchas de Selma a Montgomery, Alabama, reclamando el derecho al voto para los negros en Estados Unidos. Aun reconociendo lo justo de la demanda, teóricamente ya una realidad, pero que está lejos de serlo en los estados del Sur, el presidente Lyndon B. Johnson no quiere tomar en sus manos esta “patata caliente” y legislar, sobre todo cuando ocupan su mesa otros graves problemas de los cuales no es el menor la Guerra de Vietnam. El carismático Martin Luther King, cuyo prestigio se acaba de acrecentar con el Premio Nobel de la Paz, establecerá en Selma la base de operaciones de esta nueva lucha pacífica por el voto. Mientras, el gobernador del Estado George Wallace no quiere dar su brazo a torcer, incluso recurriendo a la violencia, y el FBI de J. Edgar Hoover espía los movimientos de King, aireando sus problemas conyugales. Buena muestra de cine histórico, que evita los clásicos buenismos y didactismos en que resulta fácil caer cuando se retrata a gigantes en la lucha por las libertades. La afroamericana Ava DuVernay, que ya llamó la atención con una interesante muestra de cine “indie”, Middle of Nowhere, maneja bien el sólido guión del primerizo Paul Webb, que está punteado con breve frases sobreimpresionadas en la pantalla, como si formaran parte de los informes que el FBI elabora sobre King, e incluye múltiples personajes y grupos en la narración, con el mérito de lograr que el espectador no se pierda, sin ser pesado. El film combina los tintes épicos de ciertas escenas de muchedumbres, o la brutalidad de la represión en el puente Edmund Pettus, con el intimismo de los “tête à tête” entre los personajes, sus intercambios verbales con diferentes puntos de vista, y la soledad del líder, Martin Luther King, que se ha ido dejando en el camino la felicidad del hogar, que desearía recomponer, y cuyo principal guía es su fe en Dios, la oración unida a la convicción de la justicia de su causa. Resulta sugerente la idea de que la población de Selma fue escogida como catalizador ideal de un movimiento que corría el riesgo de no lograr avances considerables, y se hace justicia señalando las adhesiones de numerosos miembros de distintas confesiones a la marcha. Sobre el rigor histórico, hay quien considera que se arroja una imagen algo negativa del presidente, demasiado pragmático y complaciente con los métodos de Hoover, cuando habría sido un sólido apoyo de King, en cualquier caso su apoyo de fondo a las metas que persigue el otro quedan fuera de toda duda. Ésta es una de esas películas que merecería un premio al conjunto del reparto, todos los actores insuflan alma a sus personajes, hasta los que tienen una presencia mínima, como las niñas del atentado de una iglesia en Birmingham. Aunque por supuesto sobresale David Oyelowo que entrega a un inolvidable Martin Luther King.

8/10
Nightingale

2014 | Nightingale

Las tribulaciones de un desequilibrado veterano de guerra, mostradas a través de un largo monólogo. Un solo actor, David Oyelowo, sostiene esta película, que puede llegar a cansar, a pesar del meritorio trabajo interpretativo. Ciertamente se atrapan las frustraciones y el daño psicológico de los soldados que vuelven a casa, que pagan sus seres queridos. Pero al final, todo son variaciones, pocas, sobre el mismo tema.

5/10
Default

2014 | Default

El año más violento

2014 | A Most Violent Year

El año 1981 registra en Estados Unidos una de las más altas cotas de violencia nunca vistas en el país. Y Nueva York no es diferente. Allí dirige una empresa de suministro de gasoil Abel Morales, quien a pesar de ser un duro y calculador hombre de negocios se esfuerza en actuar de acuerdo con la legalidad, guiado por sólidos principios. Algo a lo que no se ciñen sus corruptos competidores, las prácticas de tipo mafioso en el ramo no han sido nunca una rareza. De hecho Abel controla su empresa gracias a que se casó con Anna, la hija de un gángster dueño del negocio, con quien tiene dos niñas. En cualquier caso, él ha hecho "limpieza", lo que está pagando con robos frecuentes de sus camiones cisterna, a mano armada, y otras prácticas intimidatorias; para colmo, el fiscal del distrito le está investigando, y varias acusaciones graves vienen a pesar sobre él, justo cuando está en medio de una delicada operación financiera, en la que ha comprometido toda su fortuna, y cuya conclusión requiere una liquidez adicional que ahora se le pondrá muy cuesta arriba. J.C. Chandor, director y guionista, vuelve a probar que es uno de los cineastas estadounidenses de mayor calado del momento. Igual que Margin Call y Cuando todo está perdido, El año más violento es una inteligente e inquietante parábola de cómo el sueño americano puede devenir en pesadilla, incluso cuando uno se deja guiar por unos principios morales, no es desde luego casualidad que Morales sea el apellido del protagonista, de procedendia hispanoamericana, y encarnado con talento por el guatemalteco Oscar Isaac. Su estupenda composición hace pensar a veces en el Michael Corleone de Al Pacino en El padrino. Chandor, componiendo con primor los personajes –qué bien están perfilados psicológicamente todos, incluso los que tienen menor presencia, y qué gran regalo para los actores que los encarnan, Jessica Chastain, Albert Brooks, Elyes Gabel, David Oyelowo, Catalina Sandino Moreno, Alessandro Nivola...–, muestra un aspecto oscuro de esa tierra de las oportunidades que es Estados Unidos, al final aquello parece "la selva" donde sólo los más fuertes sobreviven, un verdadero darwinismo social. Pues a la hora de hacer "lo correcto", muchos lo intentan, pero pueden asomar defectos, colaterales, o que no lo son tanto, ya sea debilidad de carácter, ceder en alguna ocasión, mirar a otro lado en un momento dado para poder "trepar", actuar de un modo determinado "por si acaso", no comunicar cierta información porque uno sabe cómo reaccionaría el otro... En la mirada hay una alabanza a la acción en conciencia frente a la pasividad, y aunque no se tenga la certeza de lograr el objetivo deseado. Tiene el film algo de resonsancias bíblicas –el nombre de pila del protagonista, Abel, tampoco parece casual–, y Chandor, además de un tono algo fatalista, resignado a que la naturaleza humana, aunque susceptible de mejora, es básicamente incorregible, imprime bríos a la narración: no faltan los momentos de suspense –se respira una atmósfera de miedo, de que algo malo puede ocurrir, todo el tiempo–, una persecución muy bien rodada y un desenlace impactante. La excelente fotografía cruda de Bradford Young evoca muy bien la época en que transcurre el film, un ochentero invierno neoyorquino.

8/10
El mayordomo

2013 | The Butler

La historia de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, a través de los ojos de Cecil Gaines, que trabajó como mayordomo en la Casa Blanca, desde los días de la presidencia de Eisenhower hasta los de Reagan. El film, a modo de película río, arranca con la niñez de Cecil y el asesinato de su padre, que cultivaba campos de algodón. Una serie de carambolas propician la dedicación profesional de Cecil en ambientes refinados, lo que le empuja a ser considerado para un puesto que le lleva a servir a siete presidentes. Un sueldo razonable –aunque inferior al que perciben sus iguales blancos– le permite sacar adelante a su familia, aunque deberá afrontar el alcoholismo de su esposa Gloria, el activismo político, que no entiende, de su hijo Louis, y la decisión del otro, Charlie, por ir a luchar a Vietnam. Lee Daniels, director de cintas duras como Shadowboxer, Precious y El chico del periódico (The Paperboy) entrega sin duda la que es su película más comercial y digerible por el gran público, basada en un caso real relatado en un artículo periodístico de Will Haygood. Firma el guión de la cinta Danny Strong, autor de los libretos de las “tv-movies” políticas Game Change y Recuento. El mayordomo es una cinta agradable de ver, con un reparto casi siempre acertado, donde se llevan la mejor parte interpretativa Forest Whitaker (Celil), Oprah Winfrey (su esposa Gloria) y David Oyelowo (el hijo de ambos, Charlie). De hecho son sus conflictos dramáticos los que mejor funcionan: el padre que ha conocido un estado de las cosas y desea lo mejor para su familia, confiando en el sistema, aunque acabará cuestionándose las cosas, al estilo de lo que hacía Anthony Hopkins en Lo que queda del día; la madre que padece ciertas desconsideraciones de su esposo –nunca ha movido un dedo para enseñarle la Casa Blanca–, mantiene la unidad familiar como puede y es tentada por consuelos que mitiguen las ausencias de Cecil; y el empuje generacional del hijo que pelea por el cambio, aunque pueda preguntarse acerca de si el precio del distanciamiento de su padre no es demasiado alto. Algo más ambigua es la consideración que merece la dedicación profesional de servir como mayordomo, pues aunque se inserta una acertada reflexión de Martin Luther King sobre la ética del trabajo, no deja de presentarse como un trabajo de segunda fila, tal vez porque en este caso su desempeño va unido a las consideraciones raciales. Cuando se quiere hacer un gran fresco histórico, el devenir de los Estados Unidos en la última mitad de siglo, se corre el riesgo de la simplificación y el academicismo, que no acaba de sortear con éxito Daniels. De hecho los presidentes que desfilan por la pantalla son pobres esbozos sin alma, especialmente ridículo resulta Nixon, al que John Cusack no logra insufla el necesario carácter, más allá de que se quiera ofrecer de él una descripción decididamente poco partidaria. Y el colofón con Obama, aunque razonable, resulta algo previsible y carente de la necesaria emoción.

6/10
Middle of Nowhere

2012 | Middle of Nowhere

Jack Reacher

2012 | Jack Reacher

Lee Child (pseudónimo del británico Jim Grant) creó a su personaje Jack Reacher en su novela "The Killing Floor", de 1997. Desde entonces lo ha recuperado en numerosas secuelas y precuelas que han llegado a convertirse en superventas. No resulta extraño que se hayan llevado sus peripecias a la pantalla, en un film que apenas oculta una evidente voluntad de dar pie a una franquicia, que versiona en concreto "Un disparo", uno de los libros más populares. Un francotirador dispara a sangre fría a los transeúntes. Con seis disparos, acaba con la vida de cinco personas. Ha dejado evidencias tan claras que la policía le atrapa enseguida, pero durante el interrogatorio se limita a escribir una nota en la que pide que traigan a un tal Jack Reacher. Éste resulta ser un críptico individuo, antiguo oficial de la policía militar que mora casi sin dejar rastro por territorio desconocido. Cuando de improviso aparece le presta ayuda a Helen, joven idealista que actúa como abogada defensora del reo, pese a que paradójicamente su padre, Alex Rodin, el Fiscal del Distrito, ejerce la acusación. Jack Reacher supone el segundo largometraje como realizador de Christopher McQuarrie, reputado libretista oscarizado por Sospechosos habituales. Llega a las pantallas doce años después de Secuestro infernal, su ópera prima. McQuarrie ha cuidado al máximo los diálogos, y maneja muy bien la historia, dosificando la intriga, y ofreciendo las suficientes dosis de espectacularidad, con momentos logrados, como la persecución de coches y el climax final. De fondo, una cuestión moral de gran interés tratada en numerosas ocasiones: el hombre que tras comprobar que el sistema judicial está lleno de lagunas, decide buscarse la justicia por su cuenta. Al estar emparentada la trama con títulos como Harry el sucio, puede dar lugar al rechazo por parte de algunos espectadores, pero a todos les dará que pensar. En Jack Reacher sorprende la cuidada descripción de todos los personajes, incluidos diversos secundarios. Así se puede comprobar por ejemplo en el caso de Sandy (la poco conocida Alexia Fast), una jovencísima muchacha que a pesar de su inteligencia ha sido presionada para ayudar al bando equivocado, pintada en tres dimensiones aunque aparece en pocas secuencias. En general McQuarrie tiene a su favor una elección excelente del reparto, con buenos trabajos de Rosamund Pike (la letrada brillante y utópica), Richard Jenkins (el fiscal que parece mantener una cruzada para enviar a sus acusados a la cámara de gas) y el veterano Robert Duvall (un ex militar reconvertido en dueño de una tienda de armas). Sorprenden un par de elecciones del reparto. Por un lado, McQuarrie ha reclutado al legendario realizador alemán Werner Herzog para interpretar a un siniestro individuo, labor que logra a la perfección. Por otro lado, el también productor Tom Cruise encarna al protagonista, descrito en los libros como una mala bestia de dos metros y 110 kilos, lo que le aleja radicalmente de la imagen que ofrece el protagonista de Top Gun. Ídolos del aire. En su línea, éste no desentona, pero tampoco le saca partido a un personaje taciturno, supuestamente apartado de la sociedad, que le habría ido mejor a otros actores.

7/10
El chico del periódico (The Paperboy)

2012 | The Paperboy

1969. Jack Jansen (Zac Efron) reparte periódicos en Lately, su pueblo de Florida. Vive con su padre, editor de un diario local. Su hermano mayor, Ward (Matthew McConaughey), vive en Miami y trabaja para el Miami Times. Viajará hasta su pueblo junto a su compañero periodista Yardley (David Oyelowo) para investigar el caso del asesinato de un sheriff, por el cual un tal Hillary Van Wetter (John Cusack) ha sido condenado a muerte. Ward ha llegado hasta allí movido por una tal Charlotte (Nicole Kidman), mujer ligera de cascos que mantiene correspondencia con presos del corredor de la muerte. La tal Charlotte dice haberse enamorado de Hillary y sostiene que es inocente. El director de la magnífica Precious entrega esta vez una película inferior, adaptación de una novela de Peter Dexter. La película se incluye en las típicas historias turbias del sur de los Estados Unidos, donde debajo de la superficie hay un mar entero de podredumbre. Quizá Lee Daniels nos mete en harina demasiado pronto y reina cierta confusión al inicio, aunque poco a poco irán saliendo las realidades de los personajes –todos ellos magníficamente interpretados por un puñado de actores de primer orden– hasta que los acontecimientos se precipitarán hasta el desastre. Sin embargo, el gran problema del film es que la historia en sí misma resulta bastante peregrina, incluye momentos desagradables y el interés es escaso.

4/10
Lincoln

2012 | Lincoln

Enero de 1865. Estados Unidos lleva cuatro años desangrándose en una terrible guerra civil después de que los estados del Sur proclamaran su secesión de la Unión. En ese tiempo el presidente Abraham Lincoln ha declarado la emancipación de los esclavos arrogándose poderes especiales en tiempos de guerra, y acaba de ser reelegido para ocupar de nuevo la Casa Blanca. La lucha fraticida podría estar llegando a su final, pues las autoridades del Sur desean negociar una paz honrosa; pero Lincoln tiene intención de lograr antes la votación en el Congreso de la décimotercera enmienda de la Constitución, que aboliría de una vez por todas la esclavitud; el desafío consiste no sólo en lograr los apoyos políticos necesarios –cuenta con los republicanos de su partido, pero debe ganar votos entre los demócratas–, sino en el dilema de posponer la polémica votación, para llegar a la paz cuanto antes, lo que dejaría sin resolver la cuestión esclavista. Formidable lección de historia a cargo de Steven Spielberg, que maneja en Lincoln un solidísimo guión de Tony Kushner, quien ya escribió para el director el libreto de Munich, y que aquí parte del libro de Doris Kearns Goodwin “Team of Rivals: The Political Genius of Abraham Lincoln”. Sorprende la fuerza de una película muy discursiva, con numerosos personajes y abundante información histórica, sin apenas desahogos que amplíen el lienzo y que se considerarían muy razonables, ya sea a través de los campos de batalla, o de los discursos memorables de corte épico. A veces uno tiene la sensación de estar siendo testigo directo de la historia, pero una historia que es un drama muy íntimo y personal, sin concesiones a la lágrima fácil o la emoción impostada. Y sin embargo, oh, paradoja, hay espacio para la épica, pera la lágrima y para la emoción. Spielberg consigue que el ejercicio de la política parezca algo grande en Lincoln; no obvia que es necesario negociar, comprar voluntades, ejercer la persuasión de modo diferentes con personas diferentes. Aquello de que “la política es el arte de lo posible” se entiende en las concesiones que unos y otros deben hacer, la necesidad de tragarse el orgullo, pero también de intentar lo imposible para hacerlo posible. Y en medio de las decisiones de trascendencia histórica, donde están en juego los grandes conceptos, la igualdad entre los hombres que radica en su igual naturaleza otorgada por el Creador, blancos o negros, hombres o mujeres... se encuentra lo personal, la esposa amantísima pero con problemas mentales, el hijo que desea cumplir con su papel en la guerra y no limitarse a ser... el hijo de su padre. Probablemente nunca ha sido Spielberg mejor director de actores que en este film, donde nadie parece actuar, tan naturales son las interpretaciones de todo el reparto, empezando por ese prodigio de la naturaleza llamado Daniel Day-Lewis, transfigurado en Abraham Lincoln, con una modestia y humildad deslumbrantes. No hay villanos ni personajes caricaturescos, y están muy bien introducidos los personajes negros, su presencia no parece forzada. Resulta una maravilla la composición de los planos, la dirección artística, naturalista, se diría que se ha rodado con luz disponible, que nada está iluminado artificiosamente, en el Congreso, en la Casa Blanca, o en esos exteriores sucios, donde vemos la crudeza de la guerra, o el deambular de unos y otros. Películas como Lincoln, sencillamente, dignifican la profesión cinematográfica.

9/10
Escuadrón rojo

2012 | Red Tails

Vibrante cine bélico basado en hechos reales, la formación de un escuadrón de pilotos de cazas negros durante la Segunda Guerra Mundial, en el llamado experimento Tuskegee que afrontaba el ejército estadounidense en 1944 en la campaña de Italia, y cómo superaron todo tipo de obstáculos por los prejuicios raciales, para acabar participando en auténticas misiones de combate, donde fueron laurados como se merecían. En tal sentido resulta imposible no evocar otro film bélico de temática comparable, ambientado en la guerra de secesión, Tiempos de gloria. La cinta incluye muchos personajes arquetípicos, desde el oficial que debe lidiar con los jefes de Washington, pasando por su segundo de a bordo, y por los pilotos, donde hay un alcohólico, un alocado en las misiones de riesgo, uno que pierde parte de la visión, el mecánico que mima los aparatos... No falta un amor interracial con una "bella raggazza" italiana, las peleas con compatriotas blancos que no aprecian su trabajo, e incluso una fuga de un campo de prisioneros. Quizá el pero que se puede poner a este abanico de tipos humanos, es la inexistencia de algún alemán que parezca un ser humano, o que el desarrollo de la trama, pergeñada por John Ridley, guionista de 12 años de esclavitud, y el desconocido Aaron McGruder, sea algo previsible. Sobre todo se nota que es un proyecto largamente acariciado por George Lucas, productor en uno de sus últimos trabajos antes de jubilarse, viendo el film entendemos las escenas del ataque de la Estrella de la Muerte en La guerra de las galaxias, y el modo en que nombraba a los pilotos, "Rojo Uno llamando a Rojo Cuatro", etcétera. Tambien está acreditado como productor el colega de Lucas con el que ha colaborado tantos años, Rick Callum. El reparto incluye actores afroamericanos de la talla de Cuba Gooding Jr., Terrence Howard, Nate Parker, David Oyelowo, Ne-Yo, Elijah Kelley, Tristan Mack Wilds, Leslie Odom Jr., Michael B. Jordan, Marcus T. Paulk...

6/10
Criadas y señoras (The Help)

2011 | The Help

Sur de Estados Unidos, en la década de los 60, cuando arranca el movimiento de los derechos civiles. En Jackson, como en tantas otras localidades de la zona, se da una curiosa relación entre las señoras blancas y sus criadas negras: éstas se ocupan tanto de los hijos de las primeras, que son casi más madres de esas criaturas que ellas mismas; por otro lado, son tratadas con distancia y condescendencia, discriminadas en cuestiones tan absurdas como en el uso del cuarto de baño, que de ninguna manera pueden compartir. La joven Skeeter, recién licenciada en periodismo, vuelve a casa con idea de trabajar en un diario local, pero se encuentra con la desagradable sorpresa de que la mujer negra que la crió ha sido despedida por su madre; ésta y otras injusticias le proporcionan tema para su debut literario, un libro que recoja el testimonio de las afroamericanas pisoteadas; lo que no resulta tan sencillo es que ellas acepten colaborar en medio de una atmósfera donde se juegan no sólo su trabajo sino su integridad física. La película sorpresa del año, escrita y dirigida por el desconocido Tate Taylor -como actor ha tenido papelitos, y dirigió otro largometraje de escasa repercusión, Pretty Ugly People-, que adapta una novela de Kathryn Stockett. Podría decirse que no es perfecta, que debería haberse pulido mejor, que la evolución de algún personaje es brusca, que más matices en otros habrían redondeado la historia... Aunque también podría uno exclamar, ¿y a quién rayos le importa? La realidad es que la trama funciona a la perfección en el nivel emocional, con unos magníficos personajes y un reparto inmejorable, con la carismática Sissy Spacek y los rostros que suenan de Bryce Dallas Howard, Allison Janney y Jessica Chastain, pero también con los menos conocidos y memorables Emma Stone, Viola Davis, Octavia Spencer..., maravillosos en sus composiciones. Hay un algo en el film con el que el espectador conecta, como sucede en Magnolias de acero, Tomates verdes fritos o Paseando a miss Daisy. La película conmueve hasta las lágrimas, y también hace reír, hay un sano sentido del humor. Y todo tiene que ver, por supuesto, con la humanidad de la historia, los dilemas que se plantean, el sentido del bien y del mal perfectamente claro... más, vamos a decirlo claro, la naturalidad con que se trata la unión con Dios, pues si Aibeleen decide dar el paso adelante de colaborar con Skeeter en contar su historia es porque lo ha rezado, porque las palabras del sermón del pastor en su iglesia, a partir del evangelio, le animan a ello, y es que es verdad aquello de que la verdad libera. Son bonitas ideas como la imposibilidad de Aibeleen de contar su historia si no es a través de su oración escrita, lo hablado con Jesús le ayuda a abrirse luego. También está muy bien trazada la relación de Minny, otra criada negra, con su nueva ama, la apestada blanca Celia.

7/10
El origen del Planeta de los Simios

2011 | Rise of the Apes

Tras el éxito de El planeta de los simios (1968) se rodaron inmediatamente las continuaciones. La cuarta de las cinco entregas, La rebelión de los simios, era una impactante precuela que mostraba la relación entre un humano y el simio Cesar, al que había rescatado de un circo, y que se convertiría en cabecilla de los de su especie, hasta entonces oprimidos por el hombre. Ahora, el británico Rupert Wyatt –que obtuvo cierta notoriedad con el film carcelario de fugas The Escapist– dirige esta versión libre de aquella cinta, que aunque parte de un punto de partida similar, y gira en torno al mismo mono, Cesar, tiene un guión completamente diferente. Will Rodman es un apasionado científico que experimenta con simios medicamentos que podrían acabar con el alzheimer y las enfermedades neuronales. En concreto, una hembra a la que llama Ojos Claros desarrolla tras ser tratada un enorme coeficiente intelectual en poco tiempo, pero finalmente por un efecto inesperado, el animal se vuelve violento y debe ser abatido a tiros. La empresa decide sacrificar a todos los primates, pero Rodman se lleva en secreto al hijo de Ojos Claros, al que llamará Cesar, y que con el tiempo desarrolla sus neuronas de forma sorprendente. Al mismo tiempo, el científico se plantea inyectar el fármaco a su padre, cada vez más afectado por la demencia senil. Uno de los grandes aciertos del guión del matrimonio formado por Rick Jaffa y Amanda Silver, autores de The Relic, es que está pensado para que lo disfruten quienes desconozcan por completo los precedentes fílmicos, pero también está lleno de referencias para los apasionados. Por ejemplo, la madre del protagonista se llama Ojos Claros, como apodaban al personaje de Charlton Heston en el film original, la televisión da cuenta del despegue de una astronave llamada Icarus, como la de aquella película, y un simio llamado Franklin posiblemente aluda al director de la misma, el gran Franklin J. Schaffner. El tal Rupert Wyatt logra el suficiente dinamismo y una gran espectacularidad, y su film remite a clásicos como Frankenstein y otros relatos sobre los límites de la ciencia y de científicos de buenas intenciones cuyos experimentos pueden llevar al desastre. El punto fuerte son unos asombrosos efectos especiales, que superan lo visto hasta el momento. Los simios parecen de verdad, y realizan movimientos asombrosos con gran fotorrealismo. Gracias a la tecnología de captura de imagen, el actor Andy Serkis –que con esta misma técnica dio vida al inolvidable Gollum y a King Kong– consigue darle una gran humanidad al simio Cesar, que como el científico tiene una loable motivación –salvar a los suyos–, aunque esto deriva en tragedia. Cuando el simio interactúa con el siempre brillante James Franco dan lugar a las mejores interacciones entre un humano y un personaje creado por ordenador que se hayan visto en el cine, algunas con una inusitada tensión dramática.

7/10
La Pasión

2008 | The Passion | Serie TV

Cuidada miniserie de la BBC que cuenta los hechos acontecidos en Jesusalén en la Semana Santa. Arranca con la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, y sigue con la predicación en el templo y los temores de Caifás y la casta sacerdotal acerca de los efectos de las palabras y acciones del rabí de Nazaret, particularmente en la proximidad de la Pascua. Jesús, conocedor de la muerte en la cruz que le espera, vive la última cena con los apóstoles, mientras Judas se debate en su traición, y las autoridades judías se conjuran con el gobernador Poncio Pilato. Como es imaginable, la principal fuente de los acontecimientos narrados por Michael Offer, director, y Frank Deasy, guionista, son los evangelios. De ahí se toman numerosos elementos para la predicación de Jesús, presentados en forma de ingeniosas sentencias encadenadas en varios pasajes, que dejan en evidencia a los doctores de la ley. El Jesús compuesto por Joseph Mawle trata de mostrarse cercano por su humanidad, la comprensión de las debilidades de los otros, y por la ironía humorística de sus respuestas; también se muestra su angustia ante la pasión, y una sabiduría que sobrepasa a los que le rodean. El modo de concebirse la historia tiene algunas ideas más logradas que otras. Está bien desarrollado el personaje de Poncio Pilato, compuesto por James Nesbitt, a quien le importa poco el destino de Jesús, su inocencia o culpabilidad, él es un tipo pragmático que busca la supervivencia política. Menos sutil y más contradictorio es Caifás, a quien se dibuja como alguien poco menos que obligado por las circunstancias a pedir la muerte de Jesús, algo que no resulta creíble. Tampoco se entiende al contradictorio Judas, confidente de Caifás, que le informa de los movimientos de su Maestro. Y especialmente chocante resulta María, la madre de Jesús. Él la trata de modo distante, y ambos sostienen una discusión antes de que los acontecimientos se precipiten, poco verosímil; también resulta algo histérica en la crucifixión, además de que extraña que no esté desde el principio en el Calvario. Hay algunas ideas visuales 'resultonas' a la hora de mostrar la crucifixión, que se alejan un tanto de la imaginería clásica y son atractivas, como esa cámara colocada en la propia cruz, y el propio entorno rocoso y desierto. Además se presta atención a bastantes de las apariciones del Señor resucitado, donde se buscan soluciones ocurrentes al hecho de que los testigos no le reconocían. Quizá el problema de esta versión de la Pasión es el de hacer complicado lo sencillo. Precisamente si por algo se caracteriza el relato evangélico es por su simplicidad, en cambio Offer y Deasy se empeñan en ser originales -Pilatos no se lava las manos, el Señor no promete al buen ladrón que estarán juntos en el paraíso, la flagelación en parte y la coronación de espinas se producen mientras Jesús marcha al Calvario con la cruz, las discusiones de los apóstoles son alambicadas, María Magdalena se convierte en una mujer sin pasado y se introduce a la prostituta ficticia Mina...- cuando no hace ninguna falta.

5/10
Como gustéis

2006 | As You Like It

Comedia sobre el sistema de herencias en la Inglaterra de finales del XVII. Las heredades se mezclan con líos amorosos que acaban componiendo un caótico panorama, especialmente para los chicos, pues por distintos motivos las chicas adoptan distintas personalidades. A veces, estos disfraces y nuevas identidades ayudan a la relación y otras sólo consiguen liar más las cosas. Kenneth Branagh vuelve a adaptar a William Shakespeare, en quien es todo un experto.

4/10
El último rey de Escocia

2006 | The Last King of Scotland

Curioso acercamiento a la figura del sanguinario dictador de Uganda Idi Amín, a través de un personaje ficticio, felizmente ideado por el novelista Giles Foden. El doctor Nicholas Garrigan es un joven recién licenciado en medicina, amante del fútbol y acérrimo partidario de la independencia de Escocia, que llega a Uganda dispuesto a ejercer su profesión como quien se apunta a un campamento de verano. Con mentalidad de ‘hombre blanco bueno’, quiere echar una mano con sus conocimientos en una misión. Pero a la vez quiere gozar de la gente y el exotismo, y acostarse con quien se ponga a tiro, sea una lugareña, o la esposa del misionero a que quien se supone desea ayudar. Su superficial visión del mundo va a ser puesta a prueba cuando el presidente del país es derrocado y le sucede Amín. De modo casual se cruza en su camino, y cura al mandatario una mano lesionada. Amín, encaprichado con el doctor escocés, le ofrece convertirse en su médico personal. Y Nicholas, con su ego más hinchado que un pavo, accede. Durante mucho tiempo va a mirar a otra parte mientras las atrocidades de Amín se suceden. Kevin Macdonald ha destacado hasta la fecha en el campo del documental, con trabajos tan notables como Tocando el vacío. Aquí hace convincente el guión pergeñado por Peter Morgan y Jeremy Brock, donde la frivolidad del doctor Garrigan sirve para que el choque con la dura realidad sea más efectivo. James McAvoy, conocido sobre todo por su fauno de Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario, aguanta bien el tipo como este doctor, muy representativo de cierto espíritu moderno poco comprometido y que ignora el significado de la lealtad, cómplice del presidente aunque sólo sea por su ceguera culpable. Su papel sirve de lente de aumento para el goloso papel de Amín, un siniestro ‘compañero de juegos’, ‘niño grande’, al que Forest Whitaker, con sus ojos inyectados en sangre, su piel sudorosa, y sus discursos salpicados de bromas infantiles, construye a la perfección. Algunos pasajes son de una violencia no apta para todos los paladares.

6/10
El sonido del trueno

2005 | A Sound Of Thunder

Adaptación de una historia corta del especialista en ciencia ficción Ray Bradbury. El film está situado en un futuro cercano, en que la tecnología permite los viajes en el tiempo. Pero se trata de una actividad hipervigilada, porque una pequeña variación en el pasado puede producir grandes variaciones en el futuro. De hecho la inventora de estos viajes cree que no deberían estar permitidos, pero un avispado empresario no es de la misma idea. Él tiene montado un negocio para gente con mucha pasta, que a modo de safaris, les lleva a la época de los dinosaurios, unos minutos antes de su extinción. Los ‘viajeros’ van acompañados de ‘guías’ que tienen extremo cuidado en que nada altere, pero como es de imaginar, en uno de los ‘tours’ algo saldrá mal. Entretenida serie B, con efectos especiales un pelín primitivos, cuyo guión es una lástima que no esté más pulido, pues tiene un excelente punto de partida en el llamado ‘efecto mariposa’. Dirige Peter Hyams, que ya jugó con el tiempo con Jean-Claude Van Damme en Timecop. Aquí cuenta con Edward Burns para el guía protagonista, mientras que en el papel de empresario sin escrúpulos podemos ver a un histriónico Ben Kingsley. Resulta curioso ver cómo van a peor las consecuencias de esa acción inocente en el pasado; el estadio evolutivo de uno de los personajes en un momento dado es para echarse a temblar.

4/10
The Water Man

2020 | The Water Man

Un niño se embarca en una misión para salvar a su madre enferma, tratando de dar con una figura mítica que se dice que tiene poderes curativos mágicos.

Últimos tráilers y vídeos