IMG-LOGO

Biografía

Forest Whitaker

Forest Whitaker

59 años

Forest Whitaker

Nació el 15 de Julio de 1961 en Longview, Texas, EE.UU.

Premios: 1 Oscar (más 1 premios)

Un tipo grande

02 Marzo 2007

Altura imponente, más de metro noventa, y aspecto de bondad desarmante, acentuado por su ojo vago. Sencillo a la hora de explicarse, nadie diría que Forest Whitaker es capaz de transformarse en un tipo tan cruel y sanguinario como el dictador ugandés Idi Amín, su papel en El último rey de Escocia, que le ha dado el Oscar.

El actor nació en Longview, Texas, en 1961, en el seno de una familia de clase media. Hijo de una novelista y una maestra, es el segundo de cuatro hermanos. Su físico, parecía encaminarle a los deportes, y de hecho optó a becas para jugar al fútbol americano. Pero él se inclinó más por la música, que estudió en la USC, la Universidad del Sur de California, preparándose para tenor. Estas dos inclinaciones le servirían para su salto a la pantalla, pues encarnó a un futbolista en Aquel excitante curso (1982) y fue el gran genio del jazz Charlie Parker para Clint Eastwood en Bird en 1988, papel que le valió un premio de interpretación en Cannes.

Pero en sus primeros tiempos, Whitaker fue haciendo apariciones en televisión, en series como Canción triste de Hill Street, Cuentos asombros y Norte y Sur. Hasta que le llegó una buena oportunidad en la pantalla grande como uno de esos buscavidas del billar, retratados por Martin Scorsese en El color del dinero (1985). Al año siguiente Whitaker se ‘alistaba’ a Platoon (1986), una visión muy personal de la guerra de Vietnam del polémico Oliver Stone. El actor volvería a Vietnam, por la vía del humor, acompañando a Robin Williams en Good Morning, Vietnam (1987).

El actor ha sabido trazarse una carrera donde conjuga los proyectos arriesgados, próximos al cine independiente, con los puramente comerciales. Entre los primeros destacan Johnny, el Guapo (1989), donde su personaje de médico cambia la cara a un criminal, y Juego de lágrimas (1992), de Neil Jordan, donde humaniza hasta extremos insospechados su personaje de militar secuestrado por el IRA. Entre los trabajos de estudio, hay sitio para el thriller (Dobles parejas (1992)), la acción (Volar por los aires (1994)), la ciencia ficción aparatosa (Species (1995)) y la comedia sobrenatural (Phenomenon (1996)). Whitaker voló, pero no por los aires sino en alas del amor mientras rodaba Volar por los aires. Allí conoció a su mujer, Keisha Nash, con la que tiene cuatro hijos; dos son de la pareja, y cada uno aporta un hijo de relaciones previas.

Trabajar en una de esas películas corales de Robert Altman tenía mucho atractivo, pero Prêt-à-porter (1994) fue un fiasco. Mejor resultado dio su colaboración con Wayne Wang y Paul Auster en Smoke (1995) donde él daba vida a un padre manco que dejó a su hijo, y que regenta una gasolinera en medio de ninguna parte; su personaje transmitía una tristeza indefinible, sobre todo cuando el chico iba a verle y no daba a conocer quién era. Y muy singular fue su personaje de lacónico samurái afroamericano en Ghost Dog. El camino del samurái (1999), de un cineasta emblemático del cine ‘indie’, Jim Jarmusch.

Que Whitaker era un hombre inquieto lo demostró su decisión de probar suerte detrás de la cámara. En 1993 hizo un telefilm, Atrapados por la violencia, pero cuando llamó más la atención fue cuando se supo que iba a dirigir a la cantante Whitney Houston en la comedia romántica Esperando un respiro, donde Terry McMillan adaptaba su propia novela. Eran los tiempos en que la cantante, tras hacer El guardaespaldas, trataba de labrarse una carrera como actriz, profesión en la que la verdad sea dicha, no se lució mucho. Tampoco brillaba demasiado la dirección de Whitaker, que volvió a probar suerte con Sandra Bullock en Siempre queda el amor (1998), título voluntarioso pero algo blandito. Su última incursión directorial, Una hija diferente (2004), sobre la retoño adolescente del presidente de Estados Unidos, adolecía del mismo defecto. Desde luego, si Whitaker toma riesgos en su carrera como actor, no puede decirse lo mismo sobre el capítulo de dirigir.

Iniciado el tercer milenio, Whitaker siguió sumándose a filmes con tirón comercial. Al menos en teoría, pues la ciencióloga Campo de batalla: la Tierra (2000) fue un desastre total, gran cabezonería de John Travolta. Acertó más en las vibrantes La habitación del pánico (2002), de David Fincher, y Última llamada (2002). Más tarde atendió la llamada de Abel Ferrara para encarnar a un presentador televisivo con problemas matrimoniales en Mary (2005), curiosa e interesante película sobre un director que ha rodado una película sobre Cristo.

Estamos sin duda ante un trabajador nato, que encadena proyectos sin parar, y hasta tiene tiempo para volver a la televisión con la atractiva serie policial The Shield. Le gustan los desafíos a Whitaker, y allí está para demostrarlo el viaje que hizo a Uganda para presentar El último rey de Escocia, un film que nunca se sabe que reacciones podía producir en ese país, y del que se convirtió en embajador excepcional con éxito.

Oscar
2007

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

  • Actor principal Bird
Filmografía
Black Panther

2018 | Black Panther

Película de Marvel con superhéroe de origen africano -prácticamente casi todo el reparto del film lo es, además del protagonista Chadwick Boseman, están Michael B. Jordan, Lupita Nyong'o, Danai Gurira, Daniel Kaluuya, Angela Bassett y Forest Whitaker-, que engancha su trama con los acontecimientos más recientes narrados en la saga de los Vengadores, tras la muerte del rey de Wakanda en un atentado contra Naciones Unidas. Le sucede en el trono de este pequeño país teóricamente subdesarrollado -en realidad es una especie de Shangri-La, un lugar idílico que vive en armonía, con avances tecnológicos punteros gracias a los yacimientos mineros de vibranium- su hijo T'Challa, destinado por tanto a ser el poderoso Black Panther, que deberá enfrentarse a unos misteriosos villanos, que roban un utensilio de Wakanda que se exhibe en un museo de Gran Bretaña, por siniestras razones. Sorprende la entusiasta acogida de la crítica a este film en Estados Unidos, sin duda que la cuestión racial y cierta mala conciencia por las desigualdades sociales tienen que ver con ello. Lo cierto es que, siendo entretenida la trama, como casi todas las de superhéroes, resulta también algo cansina: a la postre, tenemos ideas propias de una cinta de aventuras de Tarzán con protagonismo negro en los ritos ancestrales, las tribus perdidas y las misteriosas hierbas, que sirven para apuntalar el empeño marveliano de crear una mitología de nuevo cuño a partir de problemas del mundo real, combinando rencillas y errores de familia, con los distintos modos de encarar las discriminaciones y explotación del hombre blanco. Es una lástima que el resultado no sea más brillante, pues Ryan Coogler, director y coguionista afroamericano, había dado mayores pruebas de talento en Fruitvale Station, inspirada en disturbios raciales auténticos, y en su incorporación a la saga pugilística de “El potro italiano” con Creed: La leyenda de Rocky. La mezcla de aventuras, drama y parábola política, con desahogos puntuales de humor, no acaba de funcionar. Pesan la excesiva acción, poco imaginativa, y unos efectos visuales donde se nota demasiado el recurso a la parafernalia digital. Tampoco ayuda un actor blanco, Martin Freeman, más perdido que un pulpo en un garaje como agente de la CIA descubriendo las maravillas que encierra Wakanda, lo mucho que podría aportar a la humanidad si descarta la rabia o el aislacionismo, y busca lo que une y no lo que separa, el esperanzador mensaje del film, que se agradece en tiempos de cinismo, pero que resulta demasiado obvio; en tal sentido resulta más convincente, en sus trazos caricaturescos, el villano encarnado por Andy Serkis, un actor que estamos demasiado acostumbrados a verlo con la cara de Gollum o de un simio, cuando también puede trabajar a rostro descubierto.

6/10
Burden

2018 | Burden

El final de todo

2018 | How It Ends

Will, abogado, está muy enamorada de Sam, Samantha, pero su futuro suegro Tom, militar afroamericano jubilado, es de armas tomar. Viajará de Seattle a Chicago a hacerle una visita, y a comunicarle su intención de casarse, pero el encuentro no puede ir peor. Sin embargo, una extraña catástrofe –terremotos, tormentas, etc– impide la comunicación con Seattle. Entre dudas de si están ante un ataque nuclear del enemigo, o un fenómeno natural, el caso es que no hay vuelos, y Will y Tom se ven obligados a viajar juntos en automóvil, y los peligros a que se enfrentan para retomar el contacto con la amada prometida/hija servirán para estrechar lazos. Película de corte apocalíptico dirigida por el desconocido David M. Rosenthal, podríamos decir con sorna que su mensaje podría ser “no esperes al apocalipsis para llevarte bien con tu suegro, aunque más vale tarde que nunca”. Sea como fuere, el film resulta rutinario y poco consistente, y en algunos pasajes incluso risible. No basta destrozar unos pocos coches, efectos visuales y fotografía nocturno con incendios. Todo se reduce al formato de road-movie con encuentro de personajes diversos, muchos de ellos desesperados, que están dispuestos a cualquier cosa para hacerse con un bidón de gasolina. Falta dramatismo, Theo James resulta muy plano, y Forest Whitaker se limita a hacer lo que le dicen, aunque no parece que se lo crea demasiado. Resulta alucinante el final, por llamarlo de alguna manera.

4/10
City of Lies

2018 | City of Lies

El precio del perdón

2017 | The Forgiven

Tras el fin del apartheid, el arzobispo Desmond Tutu visita la prisión de máxima seguridad Pollsmoor de Ciudad del Cabo para reunirse con Piet Blomfeld, un ex oficial de la Fuerza de Defensa de Sudáfrica, para evaluar su candidatura a la amnistía. Blomfeld, que no muestra arrepentimiento, es un posible testigo de los asesinatos cometidos durante el Apartheid, particularmente el asesinato de la hija adolescente de la señora Morobe, quien pide al arzobispo que encuentre respuestas sobre su hija desaparecida.

Raíces

2016 | Roots

Miniserie de A&E, que adapta de nuevo la novela "Roots: The Saga of an American Family", de de Alex Haley, que ya dio lugar a uno de los grandes éxitos televisivos de todos los tiempos.

La llegada

2016 | Arrival

La doctora Louise Banks. La mayor experta en lenguas del planeta. Que conoce lo que es el dolor, perdió a una hija en edad universitaria, seguramente por un cáncer. A punto de comenzar a impartir una clase en la facultad donde trabaja, se entera, como el resto del mundo, del aterrizaje de 12 naves espaciales en otros tantos puntos diferentes del planeta. Una de ellas está en montana, y Louise es requerida, junto a otros muchos expertos en distintos campos de la ciencia, como el matemático Ian, para tratar de comunicarse y entender cuáles son las intenciones de los visitantes extraterrestres. La situación es delicada, pues la población está asustada, se han producido disturbios y saqueos, reacciones violentas de todo tipo, más los planteamientos de distintos tipos de iluminados. Además, países como China y Rusia, se muestran más temerosos y podrían responder con un ataque militar preventivo. El canadiense Denis Villeneuve (Prisioneros, Sicario) sigue dando muestras de su poderío narrativo y visual a través de las películas. Aquí adapta un relato corto de Ted Chiang, convertido en guión por Eric Heisserer, que en el mismo año ha visto convertido en película otro de sus libretos, Nunca apagues la luz, lo que por comparación permite ver cómo las cosas cambian cuando hay detrás un director con claro peso específico. La película incide en la idea de la comunicación, hacerse entender, ponerse en el lugar del otro, no obrar precipitadamente, como fundamento para cualquier tipo de entendimiento, ya sea entre naciones, ya sea entre personas. Y la paradoja estriba en que una puede ser muy buena en conocimiento de teoría del lenguaje, y aplicar esto a la comunicación con otra civilización, y al mismo tiempo advertir que en el trato directo con personas no sabe expresarse exactamente como quisiera. Suerte de Encuentros en la tercera fase con personalidad propia –resulta curioso advertir cómo otros cineastas importantes, con mayor o menor fortuna, han intentado abordar este tipo de historias, además de Steven Spielberg, están Stanley Kubrick (2001, una odisea del espacio), Robert Zemeckis (Contact) y Christopher Nolan (Interstellar)–, la película estética y visualmente está muy bien resuelta, las escenas en que humanos y alienígenas se encuentran frente a frente son muy originales, así como el modo en que "hablan" entre ellos. La banda sonora de un Jóhann Jóhannsson en alza ayuda a crear la adecuada atmósfera que exige la historia. El reparto está muy bien, con una sobresaliente Amy Adams, que sabe entregar una combinación perfecta de fortaleza y fragilidad, sabiduría y ternura, miedo y confianza, lo que ayuda a que la complicada resolución del film con sorpresa funcione y deja al espectador dando vueltas y revueltas a lo que ha visto.

7/10
Rogue One: Una historia de Star Wars

2016 | Rogue One: A Star Wars Story

Primera película de la saga galáctica que no forma parte de las tres trilogías que llegarán a conformar pronto nueve episodios, aunque esta historia de Star Wars bien podría subtitularse “Episodio tres y medio”, los hechos que se narran son inmediatamente anteriores a los que muestra el film con el que George Lucas empezó todo. Corren tiempos en que domina el Imperio, y la Alianza Rebelde hace lo que buenamente puede para oponerse a sus tiránicos fines. Una de las herramientas que están desarrollando para asegurar su dominio es un arma de destrucción masiva, un destructor de planetas, la llamada Estrella de la Muerte. Contra su voluntad, el ingeniero Galen Erso está detrás del diseño, pero cuenta con que su hija Jyn, ahora toda una joven aguerrida, y a la que no ve desde que era niña, pueda proporcionar una valiosa información a los rebeldes. Pero esto pasa por hacerle llegar un mensaje a través de su viejo amigo extremista Saw Gerrera, y de que ella persuada a un grupo de variopintos personajes ­–Cassian Andor, combatiente sin escrúpulos,  el androide K-2S0, el jedi ciego Chirrut, el guerrero Bace, o el ex piloto imperial Bodhi– para hacer equipo, lo que no es tan sencillo. Gareth Edwards, el director de Monsters y Godzilla, ha sido el encargado de poner en marcha el primer spin-off cinematográfico de Star Wars, aunque se ve que la tarea de conceder independencia con respecto a los filmes originales es gradual, nada de riesgos innecesarios, sólo los justos, y siguiendo la estrategia del episodio VII hay un esfuerzo notable para que el fan acérrimo se sienta cómodo en un universo familiar, disfrutando de guiños y reconociendo personajes, armaduras de soldados, naves espaciales, etc, etc. La trama desarrollada por Chris Weitz y Tony Gilroy, a partir de las ideas de John Knoll y Gary Whitta, es relativamente sencilla y sirve para trazar ecos con otros títulos de la saga. Al igual que en El despertar de la fuerza hay una apuesta decidida por un personaje principal femenino, Jyn, encarnado por Felicity Jones, y el alimento del elemento nostalgia. También, cara a conquistar el mercado oriental, tenemos a dos personajes orientales, los chinos Donnie Yen y Jiang Wen. Pero aunque el film es entretenido, las escenas de acción acaban haciéndose un poco interminables, falta equilibrio y la música de Michael Giacchino no resiste la comparación con la de John Williams. Y aunque hay algunos detalles de humor, por los intercambios entre Jyn y K-2S0, al estilo de los que tenían la princesa Leia y Chewbacca, se echan en falta más de estos siempre agradecidos momentos de desahogo, para entendernos, el Andor de Diego Luna no es Han Solo, y las risas entre dos entrañables androides se añoran. Además, a ratos la cosa se pone algo oscura y solemne, con un reiterativo mantra sobre la fuerza, lo que no significa necesariamente momentos emotivos de verdad, aunque alguno, por suerte, hay.

6/10
V3nganza

2015 | Tak3n

Tercera entrega de la saga producida y coescrita por el francés Luc Besson, que se diría la variante gala de La jungla de cristal, acción trepidante más problemática familiar, de nuevo acompañan al protagonista, en antiguo agente secreto Bryan Mills, su ex mujer Lenore y su hija Kim. Ésta ya tiene un noviete formal, y está embarazada, aunque la cosa no entraba en sus planes y no se atreve a decirlo a nadie. Mientras Lenore no acaba de estar contenta con su actual matrimonio y tal vez podría reconciliarse con Bryan. El caso es que unos tipos se cargan a una persona muy querida para Bryan –no diremos quién, por aquello de mantener la sorpresa, aunque tampoco es que importe muchísimo–, y trata de colgarle "el mochuelo" a él, por lo que se convierte en un fugitivo de la justicia, perseguido por un inteligente policía, Franck, aunque no tanto como su presa. La fórmula está ahí, y aunque se intentan variantes como la de no orquestar la trama en torno a un secuestro y trabajar sobre la idea de 'falso culpable', o jugar el partido en casa por así decir –ya no transcurre la acción en París o Estambul, sino en Los Ángeles–, la cosa es más de lo mismo, muchas peleas coreografiadas por Olivier Megaton, que ya dirigió la segunda entrega, un mínimo de intriga, muchos coches volando por los aires, y el clímax en la pista de despegue de un aeropuerto, una fantasmada pero que tiene su punto. Liam Neeson confirma que a los sesenta años puede hacer de héroe de acción, aunque su personaje es bastante básico no está tan amortizado como los clásicos actores del género, Bruce Willis, Sylvester Stallone y compañía deben conformarse con reunirse con los demás amiguetes en pelis como Los mercenarios. Resultan buenos fichajes Forest Whitaker y Dougray Scott, mientras que Famke Janssen y Maggie Grace deben conformarse con hacer lo que pueden con sus personajes.

4/10
Dope

2015 | Dope

Una película que cae bien por transitar caminos no demasiado trillados, tiene cierta frescura; pero también carga por sus excesos tarantinescos. Sigue al friki Malcolm, un adolescente negro que sueña con estudiar en Harvard, meta complicada por su condición social y color de la piel, su barrio de Inglewood, conocido como Los Bajos de Los Ángeles, no tiene exactamente buena fama. Siempre anda con dos colegas, el latino Jim y la lesbiana negra Diggy, frikis como él, enamorados del hip-hop de los 90, hasta componen canciones. El caso es que los tres se ven enredados en un lío de drogas de diseño, varios paquetes de mercancía y una pistola aparecen en la mochila de Malcolm. En el fondo el cineasta afroamericano Rick Famuyiwa entrega un ejercicio de estilo atravesado de ironía, que invita a pensar que un chico listo, aunque el ambiente no ayude, puede forjarse su propio futuro; la metodología, por supuesto es de moralidad dudosa, pueden existir ciertos principios, pero en realidad y a la postre lo que manda es el propio interés, y si acaso la lealtad hacia unos pocos camaradas que la merecen. La trama es ágil, pero decididamente prima un tono salvaje y con pasajes de dudoso gusto.

6/10
Redención

2015 | Southpaw

Procedente de un orfanato del barrio neoyorquino de Hell's Kitchen, la vida del boxeador Billy Hope parece un cuento de hadas. Casado con una extraordinaria mujer y con una hija, vive a lo grande en una gran mansión, merecido premio como campeón vigente de los pesos semipesados. Su mujer, sin embargo, está preocupada por los combates de su marido, por el modo que tiene de pelear, por su salud. Pero su intento por conseguir que Billy abandone el deporte profesional, aunque bien recibido por éste, va a encontrar un serio obstáculo en las malas maneras del campeón colombiano Miguel Escobar. Una muesca más en el tan hollywoodiense subgénero de las películas de boxeo, cuya temática tanto se presta a dar perfecto cumplimiento al gran sueño americano, con cuestiones como la superación de los obstáculos y la consecución del éxito, aunque no se limite únicamente al mero deporte, como bien han mostrado hondos dramas (Million Dollar Baby), modélicos biopics (Huracán Carter) o el cine negro (Cuerpo y alma), por citar algunas de las materias que rodean con mayor frecuencia el universo del cuadrilátero. En el film que nos ocupa, el propio título –Redención– no esconde por dónde va a discurrir la trama, que muestra el itinerario clásico del éxito, la fama, la caída y la recuperación, aunque dentro de un argumento familiar altamente dramático y no sólo deportivo. El planteamiento más o menos convencional en el plano pugilístico es quizá lo único achacable al film si lo que se busca es en primer lugar originalidad. Pero la novedad no es lo único que cuenta y entre esos caminos tan hollados puede encontrarse un aliento épico reconfortante, de gran humanidad, que no pasa de moda. Además aquí se habla de otros temas de fondo que hacen referencia al dolor, a la paternidad, a las dificultades para salir del pozo cuando la desgracia llama a la puerta. La seriedad del film puede comprobarse también al observar la convincente tipología de los personajes que presenta, desde los más típicos del género (el insensible hombre de negocios, el entrenador, los verdaderos amigos) a los que son más específicos: la esposa sufridora, la hija, la cuidadora social e incluso la juez. Todos son realistas, alejados siempre de simplificaciones, con reacciones naturales que los acercan a lo cotidiano y que revalorizan el fondo de la película. Ayuda a que Redención funcione más que bien que detrás está Antoine Fuqua (The Equalizer), un director con pulso narrativo contrastado, que más allá de las excelentes imágenes sobre el ring, sabe contar una historia sin dejarse llevar por efectismos. Su trabajo quizá podría haber sido más redondo en algún aspecto, como en la relación del protagonista con su mánager o en el dibujo del entrenador, pero en general sabe insuflar vida a cada escena sin que por ello tenga que forzar la emotividad o el sentimentalismo. Hay que elogiar además el intenso trabajo de Jake Gyllenhaal, en su línea habitual, así como la interpretación de Forest Whitaker.

6/10
El último desafío

2013 | The Last Stand

Gabriel Cortez, un importante narcotraficante, logra escapar de la custodia del FBI en Las Vegas con una fuga espectacular. A bordo de un Corvette, y con una agente como rehén, este amante de los coches rápidos corre a velocidad de crucero rumbo a la frontera con México, donde en un pueblecito sus secuaces están construyendo un puente para sortear un cañón que le permita entrar en un país donde campará a sus anchas. No cuentan que es sheriff de ese pueblecito Ray Owens, o sea, Arnold Schwarzenegger. Primer trabajo en Hollwyood del coreano Kim Jee-woon, especialista en moviditas películas de terror y acción, las más populares son Dos hermanas y El bueno, el malo y el raro. Quizá esta última, un curioso spaghetti-western oriental, es la que ha decidido a Lorenzo di Bonaventura y demás capitostes productores a confiar al cineasta oriental El último desafío, el regreso de Arnold Schwarzenegger al cine con un papel protagonista, tras finalizar su etapa política como gobernador de California. Pues algo de western grandilocuente tiene este film, muy dinámico y entretenido, aunque bastante previsible. La principal novedad sería la de un narco jovenzuelo y prepotente, que se cree casi Dios -un Eduardo Noriega correcto, al que tal vez echaron el ojo los productores en Blackthorn. Sin destino, otro western-, porque luego hay elementos muy típicos, como el de contraponer los humildes policías de pueblo con los chulescos y creídos agentes de ciudad, el pipiolo agente de pueblo que desea ir a Los Ángeles para tener acción, o el sheriff que está en "el culo" del mundo tras una acción traumática del pasado. Acción pura y dura bien coreografíada, mezcla eficaz de drama y elementos cómicos, un poco a lo Tarantino, abundantes raciones de violencia, son los elementos del cóctel que sirve Jee-woon en El último desafío, y que le sirven a Schwarzegger para cumplir la promesa expresada en aquella frase cinematográfica "volveré".

5/10
La ley del más fuerte

2013 | Out of the Furnace

Un pueblo remoto, en las cercanías de los Apalaches. Russell y Rodney son hermanos. El primero trabaja en una fábrica y el segundo es militar. Su vida es dura, su padre está gravemente enfermo en la cama. Una noche Russell choca bebido contra otro coche, con muertes de por medio y es enviado a prisión. Al salir, su padre ha muerto, su novia le ha dejado y su hermano, que muestra cada vez más los traumas de la Guerra de Irak, ha contraído importantes y peligrosas deudas. Dramática y violenta película de potente factura visual que mete de lleno al espectador en los ambientes rurales de la América profunda, sitios en donde el trabajo policial puede hacer poca cosa contra quienes se saltan la ley y donde la violencia brilla a flor de piel. El director y coguionista Scott Cooper (Black Mass, Corazón rebelde) no da una visión muy alentadora de la convivencia humana y más bien resalta las dificultades para prosperar. Destaca sin duda su loable visión de la fraternidad, en algún momento muy emocional, y el perfil que se hace del protagonista del film, Russell, un hombre bueno y recto, que es llevado al límite por los hombres y por las circunstancias, lo cual no significa que el film se torne excesivamente fatalista, más bien aboga por cierta ambigüedad. De cualquier forma, la razón de que las cosas interesen y atrapen se debe en gran medida al espléndido plantel de actores, todos ellos expertos en transmitir volcanes de emociones en su interior, especialmente Christian Bale y Casey Affleck en el papel de los dos hermanos. Pero los acompañan estupendamente Woody Harrelson, Forest Whitaker, Sam Shepard...

5/10
Black Nativity

2013 | Black Nativity

Zulú

2013 | Zulu

Ciudad del Cabo, la Sudáfrica de después del apartheid. Ali, zulú que se sufrió en sus propias carnes la represión del apartheid –siendo niño, una violenta agresión le arrebató su virilidad–, es capitán de la policía, y lidera un equipo de detectives, varios blancos, que investigan la muerte de una joven blanca, hija de un popular jugador de rugby, y cuya autopsia revela restos de una droga de diseño. La serenidad de Ali, que vive con una anciana madre a la que adora, contrasta con la rabia apenas contenida de Epkeen, divorciado y con un hijo adolescente, que cada noche se acuesta con una mujer diferente. Pero forman un buen equipo, aunque esta vez les toca lidiar con una violenta organización criminal, que no tiene ningún respeto por las personas, y que ejerce la violencia de un modo brutal. El francés Jérôme Salle sorprendió muy gratamente con el sorprendente thriller El secreto de Anthony Zimmer, que incluso conoció un remake americano, The Tourist. Menos interés despertó Largo Winch, adaptación de un cómic, y aunque a priori Zulú era bastante más interesante, le pierde su violencia, salvaje y gratuita en sus aspectos más gráficos, así como la simplona ironía de fondo, como apelando a un equilibrio narrativo poco realista en que los sensatos enloquecen y los locos se vuelven cuerdos, a la hora de llevar a cabo su trabajo policial. De todos modos el director sabe crear desasosiego y entregar pasajes briosos, sobre todo hacia el final en los parajes desérticos de Namibia, y apunta los problemas que todavía aquejan a una Sudáfrica violenta, tras el régimen racista que imperó tantos años; y se beneficia de la composición de los dos protagonistas, por supuesto Forest Whitaker, soberbio como siempre, con matices, aunque aún sorprende más Orlando Bloom, un actor al que se suele asociar con personajes blandengues, y que aquí convence como tipo duro.

5/10
El asedio

2013 | Pawn

Derrick (Michael Chiklis) se ve envuelto en un atraco en el que habrá rehenes. La situación se complica cuando aparece el FBI, la policía y la mafia. Thriller de acción que juega a varias con tensión a varias bandas. Pero el resultado es poca cosa y lo mejor acaba siendo el espléndido reparto de rostros conocidos.

4/10
El mayordomo

2013 | The Butler

La historia de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, a través de los ojos de Cecil Gaines, que trabajó como mayordomo en la Casa Blanca, desde los días de la presidencia de Eisenhower hasta los de Reagan. El film, a modo de película río, arranca con la niñez de Cecil y el asesinato de su padre, que cultivaba campos de algodón. Una serie de carambolas propician la dedicación profesional de Cecil en ambientes refinados, lo que le empuja a ser considerado para un puesto que le lleva a servir a siete presidentes. Un sueldo razonable –aunque inferior al que perciben sus iguales blancos– le permite sacar adelante a su familia, aunque deberá afrontar el alcoholismo de su esposa Gloria, el activismo político, que no entiende, de su hijo Louis, y la decisión del otro, Charlie, por ir a luchar a Vietnam. Lee Daniels, director de cintas duras como Shadowboxer, Precious y El chico del periódico (The Paperboy) entrega sin duda la que es su película más comercial y digerible por el gran público, basada en un caso real relatado en un artículo periodístico de Will Haygood. Firma el guión de la cinta Danny Strong, autor de los libretos de las “tv-movies” políticas Game Change y Recuento. El mayordomo es una cinta agradable de ver, con un reparto casi siempre acertado, donde se llevan la mejor parte interpretativa Forest Whitaker (Celil), Oprah Winfrey (su esposa Gloria) y David Oyelowo (el hijo de ambos, Charlie). De hecho son sus conflictos dramáticos los que mejor funcionan: el padre que ha conocido un estado de las cosas y desea lo mejor para su familia, confiando en el sistema, aunque acabará cuestionándose las cosas, al estilo de lo que hacía Anthony Hopkins en Lo que queda del día; la madre que padece ciertas desconsideraciones de su esposo –nunca ha movido un dedo para enseñarle la Casa Blanca–, mantiene la unidad familiar como puede y es tentada por consuelos que mitiguen las ausencias de Cecil; y el empuje generacional del hijo que pelea por el cambio, aunque pueda preguntarse acerca de si el precio del distanciamiento de su padre no es demasiado alto. Algo más ambigua es la consideración que merece la dedicación profesional de servir como mayordomo, pues aunque se inserta una acertada reflexión de Martin Luther King sobre la ética del trabajo, no deja de presentarse como un trabajo de segunda fila, tal vez porque en este caso su desempeño va unido a las consideraciones raciales. Cuando se quiere hacer un gran fresco histórico, el devenir de los Estados Unidos en la última mitad de siglo, se corre el riesgo de la simplificación y el academicismo, que no acaba de sortear con éxito Daniels. De hecho los presidentes que desfilan por la pantalla son pobres esbozos sin alma, especialmente ridículo resulta Nixon, al que John Cusack no logra insufla el necesario carácter, más allá de que se quiera ofrecer de él una descripción decididamente poco partidaria. Y el colofón con Obama, aunque razonable, resulta algo previsible y carente de la necesaria emoción.

6/10
La verdad

2012 | A Dark Truth

En la jungla de Ecuador, la sangre mancha el agua. La nefasta alianza de un conglomerado multinacional con un régimen militar sanguinario ha causado una sangrienta matanza. Sólo el rebelde Francisco Franco (Forest Whitaker) y su decidida esposa, Mia (Eva Longoria), pueden demostrar la verdad. para saldar una deuda personal, un exagente de la CIA, Jack Begoslan (Andy García), asume la misión de rescatar a Francisco, arriesgandolo todo en una batalla brutal para sacar a la luz el encubrimiento.

Unidad de élite

2012 | Freelancers

Catch .44

2011 | Catch .44

Nuestra canción de amor

2011 | My Own Love Song

Jane, una antigua cantante, vive amargada en su silla de ruedas, que se ve obligada a utilizar tras el accidente que la dejó paralítica. Su mejor amigo es Joey, un negro grandote y desequilibrado, con una mente infantil, que dice escuchar voces de ángeles que le hablan. Esta extraña pareja emprenderá un viaje a Memphis. El propósito declarado de él es conocer a un conocido autor de libros sobre ángeles, pero le empuja aún más el hallazgo de una carta no abierta dirigida a Jane, en que le escribe su hijo de diez años, invitándole a su primera comunión; sin que ella lo sepa, desea que asista a este acontecimiento que afecta a un hijo del que nunca le ha dicho una palabra. El francés Olivier Dahan, responsable de La vida en rosa, escribe y dirige su primer film en inglés, rodado en Estados Unidos. Se trata de una historia sureña de trabajados personajes –con unos actores sobresalientes, donde merecen especial mención Renée Zellweger y Forest Whitaker–, muy humana, que enseguida adquiere formato de “road-movie”. De modo que seguimos a Jane y Joey, y somos testigos de sus vicisitudes: la avería de su coche, el tipo que les engaña, la amistad con una mujer a la que el marido ha dejado, el viejo cantante con el que comparten historias del folklore local sobre el intérprete de blues que vendió su alma al diablo… Dahan logra crear la deseada atmósfera entrañable, a la que ayuda la partitura musical con canciones de Bob Dylan, y donde se arranca a cantar la mismísima Renée Zellweger en uno de los motivos más emotivos de la cinta. Y dosifica la información acerca de los protagonistas. Da idea de su pericia la escena con que arranca el film, en que un tipo trata de ligar en un bar con Jane, verdaderamente perfecta. El cineasta logra un medido equilibro de sonrisas y lágrimas en un film sobre la amistad, que también trata las desgracias que acontecen en la vida, y que hay que saber encajar para seguir adelante.

7/10
La boda de mi familia

2010 | Our Family Wedding

Típica comedia sobre los preparativos de una boda. Normalmente, cuando se lee una frase como la anterior, se sabe que inevitablemente habrá problemas familiares. Y éste es el caso. Lucía y Marcus han fijado fecha de boda. Sólo les queda dar la noticia a sus familias y organizar el evento. Lucía es hija de hispanos y Marcus de afroamericanos. La confrontación cultural -a la que se le quiere dar un aire tipo la divertida Mi gran boda griega- está servida. Para colmo, los padres de los dos novios tienen muy claro cómo será la boda y no están dispuestos a aceptar ni un pero a sus respectivas ideas.

4/10
Repo Men

2010 | Repo Men

Primer largometraje como director de Miguel Sapochnik, hasta ahora cortometrajista y realizador de videoclips. Adapta la novela “The Repossession Mambo” de Eric Garcia, que tiene muchos puntos en común con el film Repo! The Genetic Opera, un musical con un punto de partida muy similar, aunque al parecer es todo fruto de la casualidad, y no existe ninguna conexión entre ambos trabajos. Remy y Jake son recuperadores que trabajan para The Union, empresa especializada en fabricar y colocar órganos humanos que han incrementado la esperanza de vida de las personas. El problema es que la compañía no tiene piedad con aquellos que se retrasan en sus pagos. Remy y Jack son los encargados de lidiar con estos "morosos" portadores de órganos de una forma brutal e indiscriminada. Tras un accidente en acto de servicio, Remy está a punto de morir. Para salvarle, le implantan uno de los corazones artificiales que él mismo suele recuperar, y que le quitarán si no hace frente a las letras. Podría haber dado lugar a un film futurista que reflexionase sobre lo que puede ocurrir si se perpetúa algún problema del presente, como la selección genética, en la línea de la muy superior Gattaca, por poner un ejemplo. En este caso se critica la ambición desmedida en el ámbito empresarial-tecnológico. Cuenta el film con dos grandes actores principales, Jude Law y Forest Whitaker, que salen airosos con aparente sencillez de dos personajes que sufren una evolución total. Lo malo es que el debutante realizador no da con el tono. Intenta imitar el dramatismo de Blade Runner en algunos momentos y en otras ocasiones el suspense de Minority Report, pero se queda muy lejos de sus modelos originales. Que abuse del humor negro y de la violencia explícita no ayuda a que el espectador se pueda tomar la trama en serio. Aunque los efectos especiales están bien hechos, y las secuencias de acción funcionan, carecen por completo de originalidad.

4/10
El experimento

2010 | The Experiment

Travis decide inscribirse en un experimento psicológico conductual donde se escogen 20 hombres y se les hacen representar los papeles de guardias y prisioneros en una cárcel durante 14 días. El premio por participar son 1000 dólares diarios. Una de las principales reglas del experimento es "no tener violencia física"; si alguien recibe algún daño físico, corre peligro o alguien abandona el estudio, el experimento se da por terminado y nadie obtiene su dinero. Allí Travis conoce a Barris, una persona tímida e introvertida. Después de la entrevista inicial se reparten los roles en 8 guardias y 12 prisioneros, quedando Barris como guardia y Travis como prisionero. Los primeros momentos parecen de rutina y todavía no sienten su papel plenamente, pero después de ciertos incidentes las cosas empiezan a cambiar. Barris empieza a tomar su papel muy en serio y debido a que no pueden usar violencia física adopta la tortura psicológica, en especial con Travis. En pocos días todos se dan cuenta de que las cosas se han salido de control

Powder Blue

2009 | Powder Blue

Fragmentos

2008 | Winged Creatures

Una cafetería de Los Ángeles. Un tipo irrumpe en su interior, y sin razón alguna la emprende a tiros con su pistola, apuntando a todo 'bicho viviente'. Muere uno de los clientes, y el propio agresor se suicida. El resto de la película se dedica a seguir a varios de los supervivientes: Doris y Anne, esposa e hija de la víctima, la primera desconsolada, la otra fríamente agarrada al consuelo religioso; Charlie, enfermo de cáncer y ludópata, que después de sobrevivir milagrosamente se dedica a jugar aprovechando la racha de 'buena suerte'; Jimmy, amigo de Anne, que no ha vuelto a decir palabra desde la desgracia; Carla, camarera y madre soltera con serios problemas afectivos; y el doctor Bruce, cliente de la cafetería, y que atendió en el hospital a los heridos.El poco conocido Rowan Woods (Little Fish) entrega una película irregular. Después de un arranque fuerte, el desarrollo de los problemas que arrastra cada personaje no acaba de interesar, de modo que se acude al recurso fácil de flash-backs con las impresiones de uno y otro del momento del tiroteo. En el fondo se nos escamotean las razones de las 'patologías' de los protagonistas, de modo que, por ejemplo, las creencias religiosas se presentan sin matices como una dificultad, más que una ayuda, a la hora de afrontar las desgracias. Los distintos 'juegos' a que se agarran algunos personajes -búsqueda de relaciones íntimas, la suerte del juego, el heroísmo del buen creyente, los sabios consejos del buen doctor...- configuran una trama demasiado artificial y poco cohesionada, que sólo salva, en parte, el esfuerzo actoral de un conjuntado reparto.

4/10
En el punto de mira

2008 | Vantage Point

Ashton, presidente de Estados Unidos, acude a España para asistir a una cumbre contra el terrorismo y pronunciar un discurso en la Plaza Mayor de Salamanca. Al acontecimiento acuden por causas diversas turistas y curiosos, como Howard Lewis, un turista afroamericano que filma el evento para enseñárselo a sus hijos. Otros pasan por allí por motivos profesionales, como Rex Brooks, productora televisiva que cubre el evento para CNN. El agente del servicio secreto Thomas Barnes es uno de los hombres que deben proteger al presidente, pero tras resultar herido en un atentado tiempo atrás se ha convertido en un paranoico que ve amenazas con todas partes. El compañero de Barnes, Kent Taylor, está muy estrechamente unido a él, como si fuera prácticamente un hijo. Cuando el presidente está a punto de empezar a hablar, es abatido por un disparo... En Omagh, el británico Pete Travis reconstruyó las consecuencias del trágico atentado ocurrido en Irlanda del Norte, en 1998. Ahora, el cineasta filma otro acto terrorista, que por suerte es totalmente ficticio. La historia está narrada varias veces, desde la perspectiva de varios de los protagonistas del suceso, al estilo de Rashomon, el clásico de Akira Kurosawa. Salvo que en esta ocasión el punto de vista subjetivo desaparece en el último tramo, contado a la manera de un narrador omnisciente, que lo sabe todo y nos informa de todo, de forma más convencional. Este abandono de la visión subjetiva ofrece la sensación de experimento fallido, al menos en parte. Además, acumula demasiados giros a veces un tanto increíbles, y desentona algún que otro elemento sentimentaloide, como la subtrama en que el personaje de Whitaker se encariña con una niña que vuelve a encontrarse más veces por casualidad. A pesar de todo, el director cuenta con trabajos convincentes de veteranos como Dennis Quaid, Sigourney Weaver y Forest Whitaker, mientras que algunos actores con menos periplo, como Matthew Fox, también inducen a pensar que se han tomado muy en serio sus papeles. Mantiene el suspense y cuenta con alguna persecución más o menos espectacular. Denuncia por un lado adónde puede llevar el fanatismo. Pero también recoge con sutilidad y elegancia la desinformación, e incluye testimonios de quienes piensan que Estados Unidos ha ejercido una política discutible en relación con este asunto. Entrevista a Matthew Fox Entrevista a Forest Whitaker Entrevista a Eduardo Noriega Entrevista a Pete Travis

5/10
Dueños de la calle

2008 | Street Kings

Tom Ludlow es un agente de la división antivicio de la policía de Los Ángeles, conocido por sus métodos expeditivos. Con fama de salvaje y alocado, arrastra desde hace años la muerte traumática de su esposa, que le engañaba con otro, asunto que intenta olvidar bebiendo más de la cuenta. No obstante lo dicho, Tom es el mejor hombre con que cuenta el capitán Wander, pues se trata de alguien resolutivo y que no se anda con chiquitas a la hora de sacudir a “los malos”. Pero las cosas se enredan cuando Washington, un policía que fue su compañero, comienza a hablar con asuntos internos. Tom cree que está largando sobre él, y le sigue hasta un supermercado, donde dos encapuchados organizan una buena escabechina, a resultas de la cual muere Washington. Como los dos habían discutido, y existe un vídeo comprometedor, grabado en el lugar del crimen, Tom debe aceptar ciertos trapicheos de sus compañeros policías para no ser incriminado. Pero a lo que no está dispuesto es a que los auténticos culpables sigan en la calle. Así que emprenderá una investigación extraoficial, apoyado en el agente que lleva el caso. Lo que supone un viaje a las profundidades de la corrupción policial. Dos expertos en retratar el lado oscuro de la ley, uno a través de la novela (James Ellroy, autor de “L.A. Confidential”), otro con películas (David Ayer, director de Harsh Times y guionista de Training Day (Día de entrenamiento)) se asocian en este dinámico y violentísimo film, con sus puntos débiles y fuertes. En el primer apartado, obligado es mencionar que casi nada sorprende en la trama; desde el minuto uno sabemos que Tom es un infeliz utilizado por otros, y no hace falta ser un Sherlock Holmes para saber quiénes son los “otros”. Pese a ello, como Ayer es un director competente y el guión está bien trabado, la cosa se sigue con interés, aunque agote un poco tanta sangre y tanta paliza. Además, hay una acertada definición de personajes, al menos de tres de ellos, y una inteligente apuesta por el desencasillamiento. Así, Keanu Reeves, actor siempre etiquetado como “blandito”, compone de modo convincente a un duro policía al que le toca moverse en un mundo a lo Sérpico, película mencionada explícitamente en este film. También Hugh Laurie tiene la ocasión de desprenderse de su “doctor House”, algo que incluye hasta lo que se diría una pequeña broma, ya que la primera escena del actor transcurre en un hospital. También conviene destacar la gran presencia de Forest Whitaker, que presta credibilidad a escenas que sin él podrían no sostenerse.

5/10
The Shield (6ª temporada)

2007 | The Shield | Serie TV

El policía Vic Mackey se siente completamente desbordado. Mientras investiga unos asesinatos relacionados con el mundo de las bandas, un detective de Asuntos Internos trata de desacreditarle. Como consecuencia de sus intrigas, Mackey se enfrenta a un retiro forzado. Penúltima temporada de la serie policiaca protagonizada por Michael Chiklis. Aunque se vio afectada por la huelga de guionistas, fue muy bien recibida por la crítica.

6/10
Cuatro vidas

2007 | The Air I Breathe

Curiosa película acerca de las vueltas que da la vida, firmada por el director neoyorquino de origen oriental Jieho Lee. Se divide en cuatro segmentos sobre actitudes tan humanas como la felicidad, el placer, la compasión y el amor, plasmadas en un amplio grupo de personajes.La cosa arranca con Felicidad, un hombre de color de vida triste y solitaria, pero que cree poder atrapar la felicidad cuando escucha por casualidad la información de una carrera de caballos apañada; cuando apuesta por el supuesto caballo ganador, las cosas no salen como espera y se encuentra endeudado hasta las cejas; llega la angustia, pero al menos "vive la vida", y ésa va a ser la felicidad que va a conocer. Esta historia conecta con Placer, encarnado por el matón de un gángster que se encarga de cobrar deudas; dotado de un extraño don que le permite anticipar el futuro, descubrirá lo que es la Compasión, cuando su jefe decide explotar a una prometedora cantante, para saldar una deuda pendiente. Finalmente, el Amor se hace presente cuando un médico que no pudo casarse con la mujer que amaba, va a tener ocasión de demostrar que la quiere salvándole la vida con una transfusión de sangre.En cierto modo este film hecho al marge de los estudios es un ejercicio de estilo, bien rodado, tal vez en algunos momentos demasiado efectista y violento, pero que recuerda lo que nos hace humanos frente a los rasgos del hombre más animalescos. Hay un gran acierto en el reparto (qué gran selección en los Forest Whitaker, Kevin Bacon, Brendan Fraser, Andy garcía, Emile Hirsch, Sarah Michelle Gellar, Julie Delpy...) , en los diálogos sobrios, y en una declaración de principios muy atractiva sobre cómo la felicidad son los otros, o sea, consiste en saber olvidarse de uno mismo.

6/10
The Great Debaters

2007 | The Great Debaters

Película basada en hechos reales, la segunda dirigida por Denzel Washington, también protagonista. Cuenta una historia inspiradora, la de un profesor que inspira a sus alumnos de un colegio de una pequeña localidad de Texas allá por los años 30, cuando impera la segregación racial. Un club de debate ayuda a los chicos a tener ideas propias.

6/10
El portal de la muerte

2006 | The Marsh

Claire Holloway es una joven escritora que ha obtenido un gran éxito con una serie de cuentos para niños. Sin embargo, sufre extrañas visiones, en las que contempla una granja donde ocurren sucesos violentos. Aconsejada por su médico, decide retirarse unos días en la casa de campo de una amiga, pero cuando llega descubre que se parece mucho a la casa de sus pesadillas. Lo más significativo de este thriller es la presencia del siempre solvente Forest Whitaker. La rodó justo antes de El último rey de Escocia.

2/10
The Shield (5ª temporada)

2006 | The Shield (5ª Season) | Serie TV

El teniente de asuntos internos Jon Kavanaugh investiga a Vic Mackey. El tal Kavanaugh parece obsesionado con acabar con Mackey, y presiona a su ex mujer, para que declare en contra de él.La llegada de Kavanaugh marca la quinta temporada de la serie policial, pues está interpretado nada menos que por Forest Whitaker, el prestigioso actor oscarizado por su trabajo en El último rey de Escocia. Su presencia contrarresta la marcha definitiva de Glenn Close.

6/10
Urgencias (13ª temporada)

2006 | ER | Serie TV

El ritmo de trabajo en las urgencias del Hospital County General sigue igual de frenético que en otras temporadas. Que se lo digan si no, a los doctores Weaver, Kovac y compañía, que arrancan la décimotercera temporada de la serie atendiendo a Jerry y a la embarazada Abby en condiciones muy precarias, después de que la zona de urgencias se haya convertido en un verdadero caos tras producirse un tiroteo. Una de las subtramas que recorre los distintos episodios es del bebé recién nacido de Abby. Pero por supuesto hay espacio para casos variopintos, donde se demuestra que los guionistas aún tienen mucho que inventar. Por ejemplo, Kovac va a tener que enfrentarse a un carpintero que le acusa de mala práctica de la medicina. Entre las estrellas invitadas destaca justamente Forest Whita­ker, que interpreta al carpintero en seis episodios.

6/10
El último rey de Escocia

2006 | The Last King of Scotland

Curioso acercamiento a la figura del sanguinario dictador de Uganda Idi Amín, a través de un personaje ficticio, felizmente ideado por el novelista Giles Foden. El doctor Nicholas Garrigan es un joven recién licenciado en medicina, amante del fútbol y acérrimo partidario de la independencia de Escocia, que llega a Uganda dispuesto a ejercer su profesión como quien se apunta a un campamento de verano. Con mentalidad de ‘hombre blanco bueno’, quiere echar una mano con sus conocimientos en una misión. Pero a la vez quiere gozar de la gente y el exotismo, y acostarse con quien se ponga a tiro, sea una lugareña, o la esposa del misionero a que quien se supone desea ayudar. Su superficial visión del mundo va a ser puesta a prueba cuando el presidente del país es derrocado y le sucede Amín. De modo casual se cruza en su camino, y cura al mandatario una mano lesionada. Amín, encaprichado con el doctor escocés, le ofrece convertirse en su médico personal. Y Nicholas, con su ego más hinchado que un pavo, accede. Durante mucho tiempo va a mirar a otra parte mientras las atrocidades de Amín se suceden. Kevin Macdonald ha destacado hasta la fecha en el campo del documental, con trabajos tan notables como Tocando el vacío. Aquí hace convincente el guión pergeñado por Peter Morgan y Jeremy Brock, donde la frivolidad del doctor Garrigan sirve para que el choque con la dura realidad sea más efectivo. James McAvoy, conocido sobre todo por su fauno de Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario, aguanta bien el tipo como este doctor, muy representativo de cierto espíritu moderno poco comprometido y que ignora el significado de la lealtad, cómplice del presidente aunque sólo sea por su ceguera culpable. Su papel sirve de lente de aumento para el goloso papel de Amín, un siniestro ‘compañero de juegos’, ‘niño grande’, al que Forest Whitaker, con sus ojos inyectados en sangre, su piel sudorosa, y sus discursos salpicados de bromas infantiles, construye a la perfección. Algunos pasajes son de una violencia no apta para todos los paladares.

6/10
La apuesta perfecta

2006 | Even Money

Interesante producción de Danny DeVito de aires trágicos, ambientada en el mundo del juego, cuyo mayor gancho es sin duda el espectacular reparto, plagado de rostros conocidos. La película sigue a varios personajes. Carolyn Carver (Kim Basinger) es una escritora con una seria adicción al juego, que lógicamente acaba conduciéndola hacia el desastre. La ruptura con su familia, amigos y demás gente querida es algo que parece inevitable. Lo único que Carolyn podrá hacer en su lamentable situación será pedir ayuda, pero ¿a quién? y ¿a qué precio? Quizá podría echar una mano Walter, un mago con mucha labia. Por otro lado Clyde está entrampado en el mundo de las apuestas, por lo que pide a su hermano, prometedor base de baloncesto, que los resultados de los partidos de su equipo se acomoden a las necesidades que le imponen unos matones. Mark Rydell, el director de En el estanque dorado, logra un film interesante, que habla de sueños y ambiciones, y de los riesgos y precios que pagamos por hacerlos realidad. Con buena mano artesana dibuja los conflictos de los numerosos personajes, y sus diferentes destinos. Tal vez quiere abarcar demasiado, pues hay espacio para un toque cínico, pero también para el amor, el sacrificio y el arreglo de las desavenencias conyugales.

5/10
Mary

2005 | Mary

Tras terminar el rodaje de una película sobre la vida del Señor, Esta es mi sangre, la actriz que interpreta a María Magdalena (Juliette Binoche) sufre una fuerte conmoción interior que le lleva a aparcar temporalmente su trabajo y a buscar respuestas sobre el sentido de la vida en Tierra Santa. Entre tanto el director del film (Matthew Modine), que también interpreta al Señor, promociona la película, que ha despertado cierta polémica recibiendo acusaciones de antisemitismo, un poco al estilo de Mel Gibson en La Pasión de Cristo. Abel Ferrara se muestra parsimonioso en la narración, y no es diáfano en su propuesta, pero tiene la valentía de señalar la necesidad de afrontar la cuestión religiosa. Así, subraya el contraste en la mirada a Cristo de actriz y director: a ella le ha afectado su papel, él se reviste egocéntricamente de su capa de artista, y su visión; y aunque tiene cierta sensibilidad, es frívolo, no ahonda. También tiene interés el personaje del presentador televisivo (Forest Whitaker) que ha preparado una serie de programas sobre la figura histórica de Jesús; buen profesional, pero descuidado en su vida personal (no cuida a su mujer, que espera a un niño, y le es infiel), sufrirá la prueba de la cruz con el parto prematuro de la esposa, que hace peligrar la vida del bebé. El hombre se ve así obligado a mirar su vida con otros ojos, y el tema de su programa deja de ser un tema cualquiera.

6/10
Verdades ocultas

2005 | A Little Trip to Heaven

Holt es un investigador que trabaja para una compañía de seguros. Nunca se la dan con queso, pues siempre es capaz de detectar cualquier intento de fraude, como cuando acude a un autobús siniestrado en el que misteriosamente parece haber muchos más pasajeros que los que había antes de la colisión, situación que resuelve con cierto ingenio. Un día, le mandan a investigar la muerte de un estafador de poca monta, que apareció completamente calcinado en su coche. La hermana del fallecido asegura que éste fue asaltado violentamente, lo que le daría derecho a una gran indemnización, pero Holt duda esta versión. Las pólizas de seguro han dado mucho juego en el cine clásico, dando lugar a películas tan redondas como Perdición y En bandeja de plata. No llega ni mucho menos a sacarle tanto jugo al tema el director islandés Baltasar Kormákur, responsable de títulos como 101 Reikiavik, que rueda por primera vez en inglés, en coproducción con Estados Unidos, y con reputados actores de Hollywood. Precisamente, lo que más eleva el nivel de la función es el trabajo de Forest Whitaker, que rodó este film mucho antes de El último rey de Escocia, y que aparece acompañado por los excelentes Julia Stiles y Peter Coyote. Por lo demás, este ameno thriller sobre la ambición humana se resiente de su estética televisiva y de un ritmo lento, totalmente inapropiado para el género. Pero en general, resulta bastante apañado.

6/10
La habitación del pánico

2002 | Panic Room

Tras su divorcio, Meg quiere comenzar una nueva vida junto a su hija Sarah, razón por la cual se mudan a una lujosa mansión situada en pleno Manhattan. La enorme casa cuenta con los más modernos dispositivos de seguridad, entre los cuales sobresale la llamada habitación del pánico, una cámara acorazada integrada en el dormitorio principal y dotada con una línea telefónica independiente, múltiples pantallas que recogen lo que acontece en la casa y una despensa de víveres suficiente como para sobrevivir en ella durante largo tiempo. Durante la primera noche unos delincuentes entran en la mansión creyéndola vacía. Buscan un tesoro escondido por el antiguo inquilino. El problema es que el dinero se encuentra en la habitación del pánico, el lugar donde desesperadamente se han refugiado las asustadas y todavía inexpertas inquilinas. Angustioso thriller cuya naturaleza claustrofóbica se basa en la propia concepción de la historia: la acción discurre en tiempo real, durante la noche, y el rodaje tiene lugar casi íntegramente en el interior de la casa. Además, las presentaciones se reducen al mínimo: apenas conocemos a los protagonistas cuando ya estamos metidos en faena, una característica que hace que el espectador intente inútilmente respirar hondo durante las casi dos horas de película. Es elogiable el virtuosismo formal de la puesta en escena que emplea David Fincher (Seven, El club de la lucha), un director con pasado de publicista que se atreve a rodar planos secuencia larguísimos y de impecable factura, aunque con ello sugiera imposibles movimientos de cámara. El sólido guión es obra de uno de los jóvenes talentos con más futuro de Hollywood. Tan sólo con la hitchcockiana escena de la conversación entre Meg y el policía en el umbral de la puerta, David Koepp (Parque Jurásico, Misión imposible, Spider-Man), da muestras de una sorprendente eficacia en el manejo del suspense narrativo. La archiestrella Jodie Foster obtiene nota alta en su papel de madre sufridora y resuelta, y el fantástico Forest Whitaker hace lo propio como ladrón con buenas pulgas.

7/10
Última llamada

2002 | Phone Booth

El veterano Joel Schumacher vuelve a echar mano de Colin Farrell, después de que le diera la oportunidad de saltar al estrellato con la exitosa Tigerland. Ahora, el actor irlandés da vida a Stu Shepard, un americano hijo de su tiempo, que vive pegado al teléfono móvil y cuyo trabajo de asesor de publicidad le da no pocas oportunidades de vivir perpetuamente pendiente de sí mismo. Un día cualquiera, mientras camina por Nueva York, suena el teléfono en una cabina y Stu decide descolgar el teléfono. Desde ese momento, el protagonista vivirá una pesadilla: al otro lado de la línea, un francotirador asegura que le matará si sale del metro cuadrado de metacrilato donde se encuentra. La tensión que Schumacher imprime a una situación tan plana es el punto fuerte de este thriller agobiante y claustrofóbico, rodado con sabiduría en un único escenario. Pero la película va un poco más allá de la mera puesta en escena y se revela como una parábola moral acerca de la falsedad de muchos triunfadores modernos, de esas personas cuya exitosa fachada esconde a menudo secretos y pecados. Así, el protagonista se verá forzado a humillar su ego y mostrar su culpabilidad moral sin no quiere desencadenar una matanza. El actor Colin Farrell, protagonista absoluto de la película, logra una interpretación convincente, ampliada por una buen elenco de poderosos primeros planos que él sostiene con implacable fuerza. A su lado se mueve el buen hacer de ese extraordinario actor que es Forest Whitaker (La habitación del pánico), en su papel de agente de la policía. La película logra el objetivo de mantener en vilo al espectador, sin buscar el alargamiento ficticio de los hechos, un acierto que el director podría haber echado por tierra si hubiera decidido equivocadamente aumentar el metraje.

6/10
Green Dragon

2001 | Green Dragon

Las guerras tienen muchos efectos secundarios y uno de ellos es la triste situación de miles de refugiados que se ven privados de la noche a la mañana de su identidad, de sus familias y de sus raíces. La película narra algunos de los dramas que tienen lugar entre los refugiados vietnamitas de Pendleton (California), durante el año 1975. El niño Minh Pham espera la llegada de su madre y deambula por el campo lleno de tristeza. Sin embargo, un cocinero americano se convertirá en su mejor amigo, ya que ambos tienen en común el haber perdido a su madre y el gusto por los dibujos… Mientras, el tío del niño, Tai Tran, es requerido por el sargento del Estado Mayor Jim Lance para que ejerza como uno de los jefes del campo. Ambos recorrerán un camino arduo para entenderse y hacerse cargo de los dramas personales que cada uno está sufriendo… Primera película de Timothy Linh Bui, hermano del prestigioso director Tony Bui (Tres estaciones), cuyo guión, firmado por los dos hermanos, parte de sus propias experiencias infantiles. La película destaca por un enfoque nada maniqueo y por una mirada llena de fraternidad hacia cada persona, con momentos de gran intensidad, como los protagonizados por el niño y el cocinero. Gran trabajo de Patrick Swayze y de Forest Whitaker.

5/10
El cuarto ángel

2001 | The Fourth Angel

Jack es un prestigioso periodista en "The Economist". Suele ir estresado por la vida, así que unas merecidas vacaciones con su esposa y tres hijos parecen un sueño. Pero el sueño se convierte en pesadilla cuando el avión en que viajan es secuestrado por unos terroristas. La mujer y un hijo mueren en la acción, y los dos hijos supervivientes quedan “para el arrastre”, traumatizados por los trágicos hechos. Jack dedicará todo su tiempo a planear la venganza. Aunque El cuarto ángel no ahonda en las causas y horror que traen consigo el terrorismo, el director, John Irvin, asegura que "La acción viene siempre determinada por un conflicto moral". Y es lo que, desde luego, sí tenemos, es una apañada película de acción e intriga, con dos grandísimos actores: Jeremy Irons (que ganó el Oscar por El misterio von Bulow) y Forest Whitaker.

5/10
Campo de batalla: la Tierra

2000 | Battlefield Earth: A Saga of the Year 3000

Año 3000. La Tierra es un planeta irreconocible y el hombre una especie en vías de extinción. La culpa es de unos extraterrestres muy, muy malos, conocidos como Psychlos. Al frente de ellos está John Travolta, más desquiciado que nunca. Peli de ciencia ficción basada en una novela de L. Ron Hubbard, el fundador de la Iglesia de la Cienciología, a la que Travolta pertenece. La peli arrasó en los premios Razzie, los célebres antiOscar.

2/10
Muerte a la carta

2000 | 4 Dogs Playing Poker

Con la ayuda de un experto, Felix, un grupo de cuatro amigos, ladrones aficionados, consigue robar una valiosa estatua. Sin embargo meten la pata a la hora de la entrega y pierden la mercancía. Si quieren salvar el pellejo deberán conseguir un millón de dólares. Surgirán, naturalmente, las inevitables rencillas. Discreto thriller en el que podemos ver a Olivia Williams, la mujer de Bruce Willis en El sexto sentido.

4/10
Generación perdida

1999 | Light It Up

Un instituto en el barrio de Queens, en Nueva York. El profesor favorito de los alumnos es despedido. La noticia cae como una bomba entre la muchachada, hasta el punto de que ocho estudiantes más decididos (y algo alocados, todo hay que decirlo) realizan una acción audaz. Se atrincheran en el instituto, y toman como rehén a un policía. ¿Pero qué quieren estos jóvenes? En realidad no lo tienen muy claro, pero se trata de algo así como una "educación decente". Entretenida peli, que critica la degradación de la enseñanza en algunas escuelas. Los chicos logran la simpatía, hasta de la negociadora (Vanessa Williams (II), la chica de Eraser (Eliminador)). Entre los actores destaca Forest Whitaker, como el policía retenido contra su voluntad.

6/10
Ghost Dog. El camino del samurai

1999 | Ghost Dog. The Way Of The Samurai

Ghost Dog vive en un cuchitril, en la azotea de un edificio. Es un asesino profesional, que comete sus crímenes siguiendo un estricto código inspirado en los samurais. Los encargos le llegan de un modo original: a través de palomas mensajeras. En un determinado momento una familia mafiosa no cumple con su parte. La cosa no quedará así; no señor. Flipante película que no se parece a ninguna otra. Música excelente, golpes de comedia inesperados (la conversación en idiomas distintos entre Ghost Dog y el encargado de un puesto de perritos calientes es la monda) y una intriga al estilo El silencio de un hombre de Jean-Pierre Melville están perfectamente combinados por el "moderno" Jim Jarmush.

7/10
Testigo protegido

1999 | Witness Protection

Esta película aborda cómo cambia la vida de una familia, de la noche a la mañana, cuando el padre decide testificar contra sus compañeros mafiosos para evitar la pena capital. Toda la familia entra en el programa de protección de testigos del FBI, pero no es tan fácil desaparecer sin dejar rastro. La mafia acecha. Emocionante film televisivo, con un buen reparto.

5/10
Body Count (La huida)

1998 | Body Count

Un grupo de delincuentes se dispone a asaltar un museo de arte, cuyo amplio botín les permitirá retirarse para el resto de sus vidas. Todo transcurre eficazmente hasta que Chino (John Leguizamo) hace saltar una alarma que atrae a la policía. Tras una persecución, muere Crane (Forest Whitaker), el jefe de la banda. Los supervivientes iniciarán entonces un viaje para vender las piezas de arte, pero una mujer (Linda Fiorentino), a la que recogen en la carretera, sembrará la discordia entre los miembros del grupo. Linda Fiorentino es una experta en papeles de femme fatale actuales, como demuestran sus papeles protagonistas en títulos como La última seducción. En esta ocasión aparece acompañada por un majestuoso reparto que incluye a Forest Whitaker (Bird), entre otras grandes estrellas.

4/10
Phenomenon

1996 | Phenomenon

George, un mecánico no muy espabilado, ve una noche una misteriosa luz que le transforma en un genio. Pero lo que de verdad desea él es el cariño de sus semejantes, y sobre todo de Lace, de quien se ha enamorado. Phenomenon es una curiosa mezcolanza. Drama, comedia romántica, magia, ecologismo... John Turteltaub salta de un tema a otro, causando a veces desconcierto. No consigue el director la solidez de Mientras dormías. Pese al cuidado de los aspectos visuales –magnífica la coordinación de fotografía y dirección artística– flojea la historia. Aunque grata de ver, y con aciertos parciales, se desarrolla de modo errático hasta llegar a un callejón sin salida, del que se sale de modo muy artificioso. John Travolta encarna bien a su personaje, pero se desaprovechan secundarios de la talla de Robert Duvall y Forest Whitaker.

5/10
Species

1995 | Species

Sil es una hermosa mujer, mezcla de humano y alienígena, que está bajo vigilancia en un laboratorio científico. Un día escapa para cumplir el único propósito para lo que está hecha: aparearse y críar nuevos seres que destruirán a la humanidad. El experto Xavier Fitch tendrá que organizar un equipo de búsqueda para dar con ella cuanto antes. Cinta que mezcla la ciencia-ficción con el erotismo que derrochan las féminas, en especial la híbrida Natasha Henstridge, modelo que debutó en el cine con esta película. Entre el reparto figuran, además, actores de la talla de Ben Kingsley (Gandhi), Michael Madsen (Reservoir Dogs). La historia dio para dos secuelas más sin demasiadas pretensiones. Dirige Roger Donaldson (Cocktail).

4/10
Smoke

1995 | Smoke

Descripción de las vidas de un grupo de personajes corrientes que se reúnen en un estanco de Brooklyn. El estanquero (Harvey Keitel) es el confidente de todos ellos y ha reunido con el tiempo una singular colección de fotografías de la casa de enfrente a lo largo de 14 años, lo que le da un pretexto a Paul (William Hurt), un novelista en crisis creativa, traumatizado por la muerte de su esposa, para escribir una nueva historia. Tras su excelente El club de la buena estrella, Wayne Wang confirmó que es uno de los más interesantes realizadores de origen hongkonés con este fabuloso film coral, con guión del prestigioso novelista Paul Auster, que adapta su relato "Cuento de Navidad de Auggie Wren". La puesta en escena es muy original.

7/10
Enemigo oculto

1994 | The Enemy Within

Nos encontramos en tiempos difíciles. La situación política internacional anda revuelta. Irán e Irak han sellado un pacto, y Corea del Norte se ha hecho con un poderoso armamento nuclear. Estados Unidos parece incapaz de reaccionar ante los acontecimientos. El poder militar contempla atónito la incapacidad de respuesta de su Presidente. Pronto comienzan a sonar "ruidos de sables". En este contexto el coronel MacCasey descubre una conspiración que pretende derribar al gobierno y presidente democráticos. MacCasey solo dispone de una semana para frenar este golpe de estado. Jonathan Darby se encuentra al frente de este más que logrado "thriller"de alta política. Intriga, suspense y acción están cuidadosamente dosificados a lo largo de todo el film. Y se demuestra que la Casa Blanca es siempre un buen escenario para una película. Los interpretes son veteranos y cumplen con profesionalidad sus respectivos papeles. Destacan Forest Whitaker, Sam Waterston, Dana Delany y Jason Robards.

4/10
Prêt-à-Porter

1994 | Prêt-à-Porter

La moda está de moda: diseñadores y modelos acaparan espacio en los medios de comunicación. Robert Altman aprovecha este tirón para realizar un film coral, en el que numerosos personajes se reúnen en París para mostrar o ver las últimas creaciones de temporada. Sus historias se entrecruzan en un modo de contar recurrente en el director de Nashville o Vidas cruzadas, con un reparto plagado de estrellas, pero desaprovechado. ¿Qué le falla al film de Altman? Algo bastante importante: el guión. No hay un sustrato sólido, capaz de vertebrar dos horas largas de película, que se reducen a una colección de anécdotas sueltas. La dificultad de vender al espectador una película como ésta es patente en la publicidad que la acompañó en su estreno: ésta trata de convertir Prêt-à-Porter en un film policíaco, cosa que, desde luego, no es. Por otra parte, Altman da una visión corrosiva y amoral del mundo de la pasarela, al que acusa sin tapujos de frivolidad: sorprende por ello que muchos profesionales de la moda hayan colaborado en el film. Fiel a su marcado pesimismo, el director no salva a ningún personaje de la quema que organiza; ésta se completa con un exceso erótico final, que pretende ser ingenioso. Ante tal ambiente degradado –simbolizado de modo agotador con excrementos de perro– Altman parece decir que sólo cabe encogerse de hombros y decir: “Así son las cosas”.

4/10
Volar por los aires

1994 | Blown Away

Jimmy Dove (Jeff Bridges) es un experimentado artificiero de la policía de Boston. Ha decidido dejar el servicio activo para poder llevar una vida familiar tranquila. Pero la aparición de un peligroso terrorista (Tommy Lee Jones), que comienza a sembrar de bombas la ciudad, le lleva a cambiar de opinión. Se trata de un viejo conocido de Jimmy, que forma parte de un turbulento pasado irlandés que ha tratado de olvidar. Vaya por delante la idea de que ésta es una entretenida película de acción. Consigue mantener el interés, hace gala de unos buenos efectos especiales, y cuenta con un espléndido reparto. Dos actores de la talla de Jeff Bridges y Tommy Lee Jones dan hondura a sus personajes, haciendo creible su duelo particular; y los secundarios ‑a destacar Forest Whitaker y Lloyd Bridges‑ apoyan muy bien. Alan Silvestri ha creado una hermosa banda sonora, y ambientación y fotografía son perfectas. Pero si de algo es sintómatico el film de Stephen Hopkins (Depredador 2) es de un cierto agotamiento del cine de acción. Las posibilidades que ofrece la técnica para recrear todo tipo de catástrofes y situaciones peligrosas son enormes, y todavía van a más. Y a veces hay una mayor atención a toda esa parafernalia –el ‘más difícil todavía’–, que a procurar que las historias sean más coherentes y originales. En el film hay secuencias equivalentes –las desactivaciones de bombas– que lo hacen repetitivo. Y luego hay una amalgama de elementos que remiten a otros títulos cercanos en el tiempo: terrorismo irlandés y familia en peligro (Juego de patriotas), equipo de personas que arriesga su vida por los demás (Llamaradas), vehículo que explotará si frena (Speed)…

5/10
El enemigo en casa

1994 | The Enemy Within

Secuestradores de cuerpos

1993 | Body Snatchers

Nueva adaptación de la célebre y terrorífica novela de ciencia ficción de Jack Finney, cuya mejor versión se seguramente La invasión de los ladrones de cuerpos, dirigida en 1956 por Don Siegel. En este caso la historia se centra en la jovencita Marti. Junto a su hermanito, su padre y su madrastra, se traslada a vivir a un cuartel, debido a que su padre va a trabajar en una agencia medioambietal. De camino un hombre extraño le dice a la chica que se vayan, que serán atacados mientras duermen... Una vez lleguen al cuartel se irán dando cuenta de la terrible verdad. Dirige con gancho Abel Ferrara y protagoniza una bella Gabrielle Anwar, un año después de su gran aparición en Esencia de mujer. 

4/10
El último amanecer

1993 | Last Light

Denver Bayliss (Kiefer Sutherland) aguarda el día de su ejecución. En su espera, entabla amistad con el recién llegado guardia de la prisión Fred Whitmore (Forest Whitaker). El vigilante tiene problemas en su hogar, y no soporta los abusos de poder que perpetra su jefe; al tiempo su conexión especial con Bayliss tiene su lado oscuro: cierto que se da cierta conexión, y adivina su estado anímico, pero al tiempo tiene reacciones violentas que pone a Whitmore en evidencia. Pasan los días y la fatídica fecha de la muerte se acerca. Telefilm carcelario de Showtime, que supuso el debut tras las cámaras del actor Kiefer Sutherland. Además, el actor se reserva uno de los papeles protagonistas, el otro recae en manos del oscarizado Forest Whitaker. Aunque es una historia impregnada de detalles mil veces vistos, el ritmo es demasiado parsimonioso, y cansa un poco la recreación del ritual de la silla eléctrica, vale la pena por ver a los actores.

4/10
Dobles parejas

1992 | Consenting Adults

Richard (Kevin Kline) y su esposa Priscilla (Mary Elizabeth Mastrantonio) parecen tenerlo todo: una casa maravillosa, una hija prometedora y un próspero negocio. Sin embargo echan de menos algo de acción en su vida, algo que el matrimonio Otis, sus vecinos, parecen tener con creces. Tentados por la vida frivola e intensa de ellos, Richard accede a intercambiar su pareja y se dejará arrastrar por una pasión que le llevará a un territorio peligroso y criminal, que pondrá en juego la vida de los suyos. Dirigida con pulso, esta película resulta inquietante tanto por su planteamiento como por la interpretación de un gran elenco de actores. Kevin Spacey (Seven, Sospechosos habituales, American Beauty) demuestra con creces su magnífico carisma para meterse en la piel de personas con dobles intenciones.

4/10
Paro clínico

1992 | Article 99

Peter Morgan es un médico que está haciendo las prácticas en un hospital de veteranos de Vietnam con la intención de sacarse el título cuanto antes y montar su propia consulta. En el centro, Morgan se dará cuenta de que los intereses administrativos del lugar prevalecen antes que la propia salud de los pacientes y la falta de camas es uno de los mayores problemas. Richard Sturgess es uno de los doctores que toma decisiones deliberadamente y está dispuesto a operar y salvar vidas aunque sea a escondidas de las autoridades gubernamentales. Correcta crítica al sistema burocrático social, (en este caso de Estados Unidos), que está dispuesto a hacer prevalecer los intereses políticos por encima de los derechos humanos. La película se deja llevar, en ocasiones, por los valores patrióticos y de hermandad, sobre todo por los personajes ex combatientes de la guerra que llevan en la sangre la valentía y el honor de su país. Con un reparto lleno de rostros conocidos como Liotta, Sutherland, Whitaker, Thompson, Baker, etc..., la historia se hace amena gracias a los toques de humor que salpican la trama.

5/10
Juego de lágrimas

1992 | The Crying Game

Un sargento británico de raza negra es secuestrado por la organización terrorista IRA, con la finalidad de canjearlo por un compañero que se encuentra en la cárcel. Durante el confinamiento, el secuestrado entabla amistad con uno de los terroristas, al que le pide que vaya a ver a su novia si algo malo le ocurriera. A partir de este momento la trama experimenta un sorprendente giro. Neil Jordan, dirige este film que se hizo con el Oscar de la Academia en la categoría de mejor guión original. Se trata de un inquietante thriller con sorpresas inesperadas y magnífica banda sonora, con el que Jordan reflexiona sobre la violencia y las carencias afectivas. Cuenta, además, con una elaborada puesta en escena, que hace que la trama no decaiga en ningún momento, sin olvidar una "sorpresa" final. La interpretación corre a cargo de sólidos actores tales com Stephen Rea, Miranda Richardson, Jaye Davidson y Forest Whitaker.

6/10
Diario de un asesino a sueldo

1991 | Diary of a Hitman

Dekker, un asesino profesional sin escrúpulos, empieza a notar los efectos de la edad. La vista ya no le funciona como antes, y su brazo no responde como debería. Decide acometer un último trabajo, que le dé el dinero suficiente para retirarse. Debut como director de Roy London, prestigioso profesor de interpretación. Adapta una obra teatral de Kenneth Pressman, que se encargó de la adaptaicón del guión. Aunque la cinta es discreta, Roy se luce como director de actores.

5/10
Los cuasicops

1990 | Downtown

En la ciudad de Filadelfia, Alex Kearney es un policía que pone una multa de tráfico a un importante ciudadano, provocando que las influencias de éste le trasladen al barrio más peligroso de la ciudad. Allí formará pareja con el duro detective Dennis Curren para combatir los delitos de forma más o menos ortodoxa. Acción y comedia que revisiona de nuevo el género de 'pareja de policías' –especialmente uno blanco y otro negro–, que ya tenía antecedentes como Apunta, dispara y corre (1986) y un poco más serio en forma de Arma letal (1987). Es interesante fijarse en sus dos protagonistas: Anthony Edwards, que acabaría teniendo sus momentos de gloria en la serie Urgencias; y Forest Whitaker, ganador del Oscar por El último rey de Escocia (2006).

4/10
Johnny el guapo

1989 | Johnny Handsome

Johnny es un delincuente de Nueva Orleans. Le apodan "el guapo" irónicamente, ya que tiene una enorme deformidad en el rostro. Tras un golpe, Johnny será traicionado por sus socios e ingresará en prisión. Pero en la cárcel conocerá a un cirujano facial, y, tras cumplir condena, gracias a él podrá vivir una nueva vida con un nueva cara... El "activo" Walter Hill (Límite: 48 horas) dirige esta movidita película que ofrece bajos fondos, acción y venganza a su más puro estilo. Protagoniza Mickey Rourke en su época más célebre. El resto de reparto es de aúpa.

5/10
Contacto sangriento

1988 | Bloodsport

Un joven luchador llamado Frank se dirige a Hong Kong para participar en un torneo ilegal de artes marciales. Violento subproducto concebido para el lucimiento de Jean-Claude Van Damme. La película dio a conocer al actor de origen belga y desde entonces no paró de tener trabajo y seguidores.

4/10
Bird

1988 | Bird

La turbulenta y malograda vida de Charlie ‘Bird’ Parker (1920-1955), uno de los mayores genios del jazz de todos los tiempos, virtuoso de la improvisación con el saxo alto y pionero del Bebop, narrada con exquisita sensibilidad musical. La película arranca con su intento de suicidio en 1954 y a partir de ahí se intercalan flash-backs que reconstruyen su agitada biografía. Intoxicado por las drogas y por el alcohol, con una úlcera de estómago y una cirrosis, vivió una continua lucha contra la enfermedad y la muerte. Pero en medio de su tragedia componía una música que revolucionó el jazz y le hizo famoso en el mundo entero. Los más enterados saben que Clint Eastwood es un gran amante del jazz desde que vio actuar a Bird en 1946, cuando era un chiquillo. Esta es una de sus mejores películas, al nivel de Sin perdón (1992) o Million Dollar Baby (2004), y si bien no tiene nada que ver con la violencia habitual de su cine, sí tiene cierta dosis de su típico fatalismo. De cualquier forma, construye una emocionante, compleja y atractiva estructura con la que completa una película biográfica perfecta. Las actuaciones de una reparto donde brillan especialmente Forest Whitaker -que hace la interpretación de su vida-, como Charlie Parker, y Diane Venora, como su mujer Chan y madre de sus hijos, son excelentes. Una película de culto para los amantes del jazz y del cine de altura.

7/10
Procedimiento ilegal

1987 | Stakeout

Dos policías (Richard Dreyfuss y Emilio Estevez) son los encargados de montar un piso de vigilancia a la novia de un criminal, en espera que éste aparezca en cualquier momento. Lo malo es que uno de ellos comienza a sentirse atraído por la chica (la por aquel entonces desconocida Madeleine Stowe), llegando incluso a incumplir las normas y entablar una relación con ella. Con esta simple premisa, el guión de Jim Kouf ofrecía entretenimiento, diálogos brillantes, persecuciones, sexo y un sentido del humor basado principalmente en las bromas que los policías se gastaban entre ellos. Todo un apetecible cóctel que fue todo un éxito en taquilla, algo que era bastante habitual en la carrera de su director como demostraban Fiebre del sábado noche (1977), Juegos de guerra (1983) y Cortocircuito (1986). Doce años después, Procedimiento ilegal conoció una secuela llamada En el punto de mira (1993).

6/10
Good Morning, Vietnam

1987 | Good Morning, Vietnam

Atípica película sobre la tan manoseada guerra de Vietnam, esta vez en clave de comedia. Robin Williams da vida a un divertido e imaginativo disc-jockey del Ejercito del Aire norteamericano que es enviado a Saigón con la misión de elevar los ánimos de la desmoralizada tropa. Con lo que no cuentan los mandos es con los atrevimientos del showman y sus explosivas observaciones acerca de la guerra, lo que a la postre se convierte en un verdadero problema para los jefes militares. El oscarizado director Barry Levinson (Rain man) dirige con soltura esta comedia militar, valiéndose de las dotes interpretativas del siempre histriónico y genial Robin Williams (El Club de los Poetas Muertos, Oscar por El indomable Will Hunting), nominado por primera vez a la preciada estatuilla dorada por esta divertida y simpática película.

6/10
Platoon

1986 | Platoon

Un universitario deja sus estudios para alistarse como soldado en la guerra de Vietnam. Pronto descubre que no todo es tan heroico como había pensado, pues una misión de reconocimiento termina con un cruel asesinato sin ningún sentido. Los hombres del pelotón dividen su lealtad entre los dos sargentos, totalmente opuestos: Elías, un hombre que intenta mantener ciertos valores morales por encima del infierno de la guerra, y el violento y agresivo Barnes. Tras recibir cuatro Oscar, entre ellos los de mejor película y director, Oliver Stone se consagró como uno de los más importantes realizadores de Hollywood. También es el autor del guión, que se basa en sus propias vivencias, pues Stone fue veterano del conflicto, que refleja de forma inusualmente realista.Explica especialmente bien la evolución del protagonista, de muchacho ingenuo a curtido veterano. Lanzó al estrellato a sus protagonistas, aunque los que más han perdurado han sido Willem Dafoe y Johnny Depp.

7/10
Recoge tus bellotas

1986 | Gather Ye Acorns | Serie TV

En los años 30, un chaval disfruta leyendo cómics y escuchando seriales radiofónicos. Sus padres desean que llegue a ser un eminente doctor, pero él, escuchando los consejos de un duendecillo, se convierte en un soñador que colecciona tebeos y objetos varios. El chico crece y sus progenitores, decepcionados de que gaste sus ahorros en un cochazo en vez de costear los estudios de medicina, le echan de casa. Se convertirá en un vagabundo, que arrastra su colección de tebeos y cachivaches."Cuento asombroso" con trama de Steven Spielberg, y protagonizado por Mark Hamill, el Luke Skywalker de la saga "Star Wars". Aunque bañado de nostalgia, no deja de ser una anécdota de poca consistencia.

5/10
Norte y Sur

1985 | North and South | Serie TV

George Hazard, un muchacho que proviene de una familia rica de Pennsylvania, en el norte, acude a la academia militar de West Point, donde se hace amigo de Orry Main, un chico del sur. La guerra los pondrá en bandos distintos. Espectacular reconstrucción televisiva de la Guerra de Secesión americana.

6/10
Aquel excitante curso

1982 | Fast Times at Ridgemont High

Las experiencias relacionadas con las chicas, las fiestas, las preocupaciones y la rebledía de un grupo de jóvenes estudiantes en su último curso de instituto. El guionista Cameron Crowe se inspiró en sus propias vivencias, y por ello él mismo se pasó todo un curso en una escuela de California para recoger datos y documentación sobre los jóvenes de los 70. El film que recuerda a American Graffiti o Grease, está lleno de caras conocidas que luego han seguido triunfando en el cine. Destaca el protagonista Sean Penn, pero también Jennifer Jason Leigh, Phoebe Cates, Nicolas Cage o Forest Whitaker, entre otros.

5/10
Una hija diferente

2004 | First Daughter

Ser hija de tu padre puede llegar a ser una pesada carga. Sobre todo si la profesión del progenitor consiste en algo tan importante y difícil como presidir los Estados Unidos. La pobre Samantha lo sabe bien, porque dos agentes del servicio secreto le pisan los talones todo el tiempo. Pero la chica ha tenido una genial idea: irse a la universidad más lejana posible de Washington, para que las cámaras y los psicópatas la dejen en paz. Pero la cosa no es tan sencilla. En el colegio mayor donde reside, le toca una compañera de habitación que al principio no está muy satisfecha de compartir cuarto con una ‘famosilla’. Y en el campus hay más de un estudiante activista político, que se dedica a denigrar la política de su padre. Además, cualquier momento en que busca diversión tiene el riesgo de que una cámara lo registre. Comedia adolescente más o menos acaramelada sobre las servidumbres de la fama, que dirige el excelente actor Forest Whitaker. Protagoniza Katie Holmes, que lo hizo muy bien en Retrato de April, y que ahora se ha hecho célebre precisamente, no por sí misma, sino por ser la actual novieta de Tom Cruise. Michael Keaton da vida al increíble presidente, al que le toca conciliar la seguridad que requiere su hija, con unos deseos más que razonables de ella para llevar una vida lo más normal posible. 

4/10
Siempre queda el amor

1998 | Hope Floats

Birdee es un ama de casa, madre de una niña, feliz hasta que se entera, ante las cámaras de televisión, de que su marido le engaña con su mejor amiga. Rota, se va con la niña a casa de su madre, en el campo. Allí se reencuentra con Justin, un antiguo novio, que todavía le ama. Y hace balance de lo que ha sido su vida hasta el delicado momento en que se encuentra. Romántica y lacrimógena película a cargo de Forest Whitaker, quien ya probó fortuna en este campo con Esperando un respiro. Sandra Bullock, que produce y protagoniza el film, señala que "hoy en día existen muchos problemas de comunicación, sobre todo entre padres e hijos. Pero lo que no hace falta es acudir a televisión, ante millones de personas, para explicar a tu mujer por qué te has acostado con la canguro". El film, al tratar el drama de la separación conyugal, abandona muchos manidos clichés al no obviar la cuestión de qué pasa con el resto de la familia. Incluso un nuevo romance llena de confusión a Birdie, y no se presenta como "solución fácil". Bullock, estupenda, insufla una adecuada fragilidad a su personaje. La escena de su borrachera en el cuarto de baño es de gran intensidad. Le dan réplica estupendos actores: Harry Connick Jr., la pequeña Mae Whitman y, sobre todo, la veterana Gena Rowlands, espléndida como madre con experiencia. La música romántica de Dave Grusin y la fotografía radiante de dorados de Caleb Deschanel dan al film un aire muy especial.

5/10
Esperando un respiro

1995 | Waiting to Exhale

Savannah, Bernadine, Robin y Gloria son cuatro mujeres con una vida dramática, que se apoyan las unas en las otras y se reúnen de cuando en cuando para contarse sus penalidades. Mantienen una relación de amistad especial. Todas tienen en común que para ellas la única cosa importante en la vida es el amor verdadero. Bernardine llegó a pensar que había encontrado al amor de su vida y vivía feliz con su marido, hasta que éste decidió dejarle por otra mujer. Desde entonces ha tenido que luchar mucho para seguir con su vida. Savannah y Robin son mujeres de negocios que tienen un gran éxito en el terreno profesional, lo que les ha impedido centrarse en sus relaciones amorosas, que son un desastre. Por último, Gloria es la única divorciada del grupo, y quiere rehacer su vida, por lo que entra en el mismo juego de seducción que sus amigas. Se ha enamorado de un hombre atractivo y aparentemente responsable que vive al lado de su casa. En los años 90 los productores se dieron cuenta de que no se hacía cine específicamente para mujeres, por lo que se rodaron títulos como éste, que narra la relación de amistad entre cuatro mujeres de color que se reúnen para contarse sus confidencias, hecho con el que cualquier espectador puede sentirse identificado. Forest Whitaker había logrado un gran éxito como actor, por sus impecables actuaciones en largometrajes como Bird de Clint Eastwood. Poco después dio el salto como realizador con Asesino a sueldo. Con Esperando un respiro se consagró como un imaginativo realizador.

5/10

Últimos tráilers y vídeos