IMG-LOGO

Lista de cine

Lista de películas de Luxemburgo

(2004) | 93 min. | Comedia
Oscar Wilde fue considerado por algunos de sus coetáneos como un autor brillante, pero al que podía la ligereza a la hora de abordar temas de entidad, confiado sólo a la chispa de su ingenio, al uso constante de la ironía y las réplicas perfectas. Cuando la sombra del pensamiento débil cubre hoy gran parte del globo, esta traslación de su pieza teatral El abanico de Lady Windermere a la Riviera italiana de los años 30, se nos antoja disección agudísima acerca del matrimonio y las bases del amor. La señora Erlynn es una hermosa mujer, ya madura, que vive gracias a la ‘generosidad’ de sus amantes, hombres casados que han dejado languidecer su matrimonio. Al saber de la boda de Robert y Meg Windermere acude a la Riviera, donde se ha trasladado a vivir la joven pareja. Como Robert empieza a pasarle periódicamente importantes sumas de dinero, todo apunta a que la señora Erlynn se ha convertido en su querida. Entretanto el hedonista lord Darlington intenta seducir a la dulce Meg, y lord Augustus ‘Tuppy’, un hombre mayor y acaudalado, cree haber encontrado en la señora Erlynn a su futura esposa. El guión de Howard Himelstein conserva la agilidad de la obra original, sus divertidos y acelerados diálogos de ‘screwball comedy’; intercambios de frases como “-¿Usted nunca piensa en el matrimonio? -Constantemente, por eso sigo aún soltero” son sencillamente memorables. El director Mike Barker sabe dirigir con el exquisito clasicismo que ya exhibió en Matar a un rey. Y un reparto maravilloso ( Helen Hunt, Scarlett Johansson y Tom Wilkinson) ayuda al fulgor de “una levedad que se parecía a los fuegos artificiales en más de un sentido”, al decir de Chesterton, pero que desprende no sólo luces de bonitos colores, sino la calidez del verdadero ser humano.
7/10
(2004) | 87 min. | Acción
Carl, un policia novato, investiga las operaciones de una banda de ladrones de coches de lujo. Estos cometen sus delitos mientras se celebran unas carreras ilegales de coches en la autopista. Seducido por los vehículos que circulan por el lugar, Carl terminará participando en una competición. Impresionantes secuencias de carreras en una cinta del estilo de A todo gas. En realidad, esta coproducción entre Luxemburgo y Alemania es la adaptación cinematográfica de un conocido videojuego.
2/10
(2007) | 140 min. | Biográfico | Drama
Suráfrica, 1968. James Gregory es un afrikáner que trabaja como funcionario de prisiones con el rango de sargento. El sueldo es mísero y a duras penas es suficiente para vivir él, su mujer Gloria y sus dos hijos. Por eso, la alegría es grande cuando James recibe el trabajo de Jefe de la Censura en la cárcel de Robben Island, un lugar muy especial porque allí se aloja el preso más eminente del país, Nelson Mandela. De hecho, el motivo de su traslado es que James conoce a la perfección el lenguaje autóctono, el xhosa, y ha sido el elegido para informar a los altos mandos de cualquier conversación relevante de Mandela y de sus compañeros. Pero James –un hombre de buen corazón, pero ante todo un funcionario que cumple con su trabajo– no sabía que la relación con Mandela iba a cambiar su vida totalmente. A lo largo de los 27 años de reclusión de Mandela, y en diferentes cárceles, Gregory será su carcelero. Sorprende ver al frente de esta película a un director como Bille August, un hombre de "cine europeo", que en sus comienzos ejerció de alumno aventajado del gran director sueco Ingmar Bergman. August dirigió películas memorables e intensas como Pelle el conquistador o Las mejores intenciones, pero luego ha realizado trabajos más comerciales y de menor calidad. Aquí cuenta con un excelente protagonista y con una historia real, muy humana y a la vez muy sencilla, que él traslada a imágenes de modo suave, y se diría que sin ninguna estridencia ni sello personal. La fuerza de la historia es la propia del guión, basado en las memorias de James Gregory, que falleció de cáncer en 2003. Joseph Fiennes compone un protagonista fantástico y vuelve a dar una lección de cómo mimetizarse con un personaje. El film muestra en realidad la paulatina transformación de un hombre, desde sus prejuicios raciales hasta el total convencimiento de que el Apartheid es una injusticia que clama al cielo. La influencia que ejerce Mandela sobre Gregory esta mostrada con realismo, sin grandes frases ampulosas, ni atracciones mágicas. Se diría que es la fuerza del día a día. Mandela es un hombre carismático, de pocas palabras, pero de una categoría humana impresionante, y Gregory así lo sabe reconocer. En este sentido, es posible que el film dibuje a un Nelson Mandela demasiado superior a los demás, algo así como un profeta o cosa parecida. De cualquier forma, es estimable cómo se habla de la unidad familiar sin edulcoramientos y de cómo la verdad sobre la igualdad de los seres humanos se abre paso también entre todos los miembros de la familia de Gregory, especialmente en su mujer, al principio de convicciones seriamente racistas. Pero del mismo modo, el film muestra cómo el bien tiene su precio: Gregory tuvo muchas dificultades por mostrarse "amigo" de los cafres –como los blancos denominaban a los negros–; la dureza de la escena del bar es manifiesta, así como la sensación de que su trabajo es también una prisión para él, que le exige delatar y le prohibe no hacerlo so pena de ser tachado de enemigo del gobierno. El film recuerda en alguna ocasión, a películas como La vida de los otros –igualmente un funcionario que acaba tomando partido por el hombre perseguido que a él le ha tocado espiar–, o La lista de Schindler, con esa especie de confesión que hace Gregory de una muerte que él podría haber evitado en el pasado.
6/10
(2014) | 96 min. | Drama

Inspirada en la vida y muerte del poeta Heinrich con Kleist y su novia Henriette Vogel, 'Amour Fou' no se puede describir como una biografía, si no como una parábola del amor ambivalente. 'Amour Fou' se centra en la absurdez inherente que existe en el suicidio de dos personas porque se aman el uno al otro. Suicidándose consiguen escapar de la inveitable muerte futura y así evitar la soledad de uno de los amantes en la vejez.

(2018) | 111 min. | Histórico | Drama
Situada en el siglo XVIII, y rodada con presupuesto ajustado, estamos ante un cine de época narrado de forma lacónica, con personajes estirados y nada expresivos, que no se permiten una broma o un chascarrillo, una antinaturalidad que le funciona muy bien a Aki Kaurismäki en sus personalísimos filmes, pero que en el caso del austríaco Markus Schleinzer chirría y dificulta el disfrute de la audaz propuesta. La película se basa en hechos reales, en tres actos el director cuenta las tribulaciones de Angelo Soliman (1721–1796), desde que es un africano subsahariano llegado a Viena con diez años, pasando por su juventud y madurez, y llegando a la ancianidad y al destino que sufre finalmente su cuerpo. El plano general con que arranca el film en que se observan unas barcas donde están desembarcando unos niños negros en la playa, que apenas pueden distinguirse, no son muy diferentes de las imágenes de pateras llegadas a las costas española o italiana, de hecho al principio nada invita a pensar que estamos ante un film de época. La intención es clara, aunque con distancia y adoptando la perspectiva de la época, se ofrece una historia en que el inmigrante forzado no se adapta a la Europa que supuestamente la acoge, primero con el bautismo, y luego proporcionándole una educación. Angelo es un personaje exótico, que sirve para los entretenimientos cortesanos, contando sus supuestos orígenes. Pero nunca será visto como un igual, sobre todo cuando tiene la pretensión de formar una familia con una mujer blanca. La integración le está vedada. Hay ideas sugerentes, pero que no llevan a ninguna parte, como las conversaciones con el emperador, en que éste se considera menos libre que Angelo, sujeto a sus deberes de gobierno. Y otras que se ofrecen dispersas, y sin explicaciones, como el ingreso en la masonería, o la hija aquejada de una cojera. La decisión creativa de incluir elementos un tanto de sopetón, como la del maltrato de los restos mortales de Angelo, produce bastante desconcierto.
5/10
(2007) | 97 min. | Romántico | Aventuras | Drama Tráiler
Siglo XIV. Lorenzo de Lamberti, un joven pícaro perseguido por Gerbino de la Ratta, un noble al que ha agraviado, finge ser sordomudo para que le acojan las monjas de un convento. Allí, ejerce como jardinero, al tiempo que encandila a las religiosas más jóvenes. También se oculta en el mismo lugar Pampinea Anastagi, una rica heredera cuyos padres murieron como consecuencia de la peste negra que asoló Florencia. Pampinea también ha huido de De la Ratta, que ha confiscado todos sus bienes para cobrarse la deuda que contrajo con el padre de la muchacha, y que pretende casarse con ella. David Leland (Amores en tiempos de guerra) dirige y escribe esta fallida comedia, inspirada libremente en las historias que componen ‘El Decameron’ de Giovanni Bocaccio, que en su momento fue adaptado nada menos que por Pier Paolo Passolini. Por desgracia, el tal Leland no tiene ni de lejos el talento del cineasta italiano, ni su sentido del humor, por lo que la comparación sería bastante odiosa. Se limita al humor soez, a las secuencias irreverentes y a situaciones absurdas muy subidas de tono, como en las peores películas españolas de la transición, o las comedietas eróticas italianas de los 70. Los diálogos son torpes, muchas veces se nota que son una excusa para el exhibicionismo de las actrices. Poco puede hacer el reparto para dotar de credibilidad a sus acartonados personajes, pero se salva parcialmente Tim Roth, que tiene una gran habilidad para componer a malvados, como demostró en Rob Roy. La pasión de un rebelde.
2/10
(2014) | 94 min. | Acción
Una pareja de hermanos en su busca desesperada por conseguir dinero se une a una banda de atracadores que pretende robar el banco más importante de la ciudad de San Luis. El buen reparto es lo mejor de este entretenido thriller de acción dirigido por el armenio Sarik Andreasyan.
4/10
(2019) | 85 min. | Aventuras | Animación Tráiler
El mundo de Bayala está habitado por diversas tribus élficas que viven en armonía. Hace años se ocupaban de proteger los huevos de dragones, criaturas amigables de colores brillantes que no molestan a nadie. Pero Ophira, Reina de los Elfos de las Sombras, los robó todos, un acto que destruyó la armonía del planeta, y acabó con la magia. Eyela, que acaba de pasar de princesa a reina de los Elfos del Sol, otro de los clanes, ha encontrado uno que ha aparecido mágicamente. Deberá llevárselo en secreto a los dragones, sin ser descubierta por Ophira. Tras el éxito de La Lego película, Hasbro vende más cajas de su popular juego de construcción que nunca. Rápidamente surgieron imitaciones, como Playmóbil, la película, que no alcanzó la misma repercusión, y esta cinta alemana basada en una línea de figuras de plástico de Schleich, empresa de ese país cuyos personajes de plástico causan furor entre los niños germanos, y que ya habían aparecido en libros infantiles. Visualmente trabajada, a los muñecos protagonistas de la cinta les falta algo de expresividad, y sus movimientos resultan bastante artificiosos, por lo que no se puede hablar de animación digital de primera fila precisamente. Tiene gran protagonismo un mapache que recuerda demasiado a Scrat, la ardilla prehistórica de dientes de sable, de Ice Age: La edad de hielo, pero no llega a tener la misma gracia. Y se desconoce por qué los elfos tienen que cuidar de los huevos de dragones, los animales que se reproducen de esta forma se ocupan ellos mismos de semejante tarea. Pese a todo, el film tiene un tono amable, y algunos golpes de humor que funcionarán con el público infantil. A este sector se dirige también el mensaje, de claros tintes pacifistas y ecologistas, por lo que se trata de un producto positivo, muy en la línea de Campanilla, y sus secuelas, producciones de animación digital de Disney para formato doméstico protagonizadas por la célebre hada de Peter Pan.  
4/10
(1988) | 119 min. | Biográfico | Drama
En 1858 una niña de catorce años, Bernadette Soubirous, pobre, analfabeta y enferma gravemente de asma, divisa en la cueva de Massabielle a una hermosa mujer que brilla intensamente. Es la primera aparición de la Virgen María en Lourdes. En los meses posteriores Bernadette hablará varias veces con la Virgen y además muchas personas quedarán curadas milagrosamente con las aguas de un manantial allí brotado. Pero habrá para la niña muchas contradicciones de las autoridades y de la Iglesia, entre ellas las del cura local, aunque más tarde se hará firme defensor de las apariciones. El director francés Jean Delannoy dirige con delicadeza esta bella crónica sobre las apariciones de Lourdes y la vida de la joven Bernadette, interpretada con dulzura por Sydney Penny. Una película amable y por momentos emocionante. Dos años después volvería sobre el tema con La passion de Bernadette.
6/10
(2019) | 92 min. | Drama
(2018) | 100 min. | Acción | Drama
Siglo XIX. El hambre asola los páramos de Irlanda. Las familias mueren de inanición y de frío, incapaces de alimentarse y resguardarse debido a las altas rentas que imponen los dominadores ingleses por medio de los dueños de las tierras, irlandeses que ven cómo sucumbe su propia gente. En esta situación regresa a su casa Feeney, un soldado que ha combatido al lado de los británicos en países orientales. Comprobará cómo su familia ha perecido y no soportará que la injusticia quede impune. Notable película dirigida por el irlandés Lance Daly, que demostró una extraordinaria sensibilidad al entregar la delicada Kisses. Vuelve Daly a centrarse en las gentes de su tierra natal para ambientar una durísima historia en la época de la llamada Gran Hambruna (1845-1849), cuando la población local de irlanda disminuyó en un 25%, debido al millón de muertos de hambre y a otro millón de emigrantes. Presenta la historia un personaje poderoso, lacónico, implacable en la lucha, que determinará enfrentarse al opresor por el único medio de que dispone. Funciona la relación con el "cazador inglés" encargado de capturarle, dos enemigos que tienen mucho en común. De ritmo creciente, asistimos a las andanzas del protagonista, dejando un rastro de cadáveres, con momentos de gran intensidad y violencia, aunque siempre Daly es comedido en pantalla. Destaca la escena que tiene lugar en el cuartel. La ambientación está sumamente cuidada y se saca mucho partido del paisaje bellísimo y sumamente hostil de la isla. El plantel de actores es formidable, comenzando por dos actores australianos: el menos conocido James Frecheville (Animal Kingdom) y el excelente y atormentado poli Hugo Weaving. Les secundan con oficio los ingleses Stephen Rea y Jim Broadbent.
7/10
(2007) | 106 min. | Thriller | Drama
Sandra es una joven italiana que se ve obligada a huir desde Londres a Hong Kong para romper definitivamente su relación con un magnate de las finanzas. Además, tambien es amante de un asesino a sueldo que quiere matar al primero. Thriller con tintes neo-noir que no convenció a la crítica.
4/10
(2017) | 102 min. | Comedia | Thriller | Drama Tráiler
Final de la Segunda Guerra Mundial, campo de refugiados, judíos supervivientes del Holocausto, en Frankfurt. Todos sueñan con abandonar el país de sus pesadillas, Alemania, y el destino ideal sería Estados Unidos. Pero para salir del país hace falta un permiso, y contar con un mínimo de capital. En tal tesitura, David Bermann parece el compañero de viaje ideal, cara a trazar un plan: es un hombre espabilado, con mucha labia, y que nunca ha perdido el sentido del humor, ni siquiera con la tragedia recién vivida. De modo que logra formar un equipo de hombres que recurriendo a la picaresca, venden ropa de cama a alemanes incautos con mil y una artimañas. Y empieza a contar con un importante fondo de ahorros, pero Bermann tiene el problema de que está siendo investigado por las autoridades de ocupación americanas, a través de la oficial Sara Simon, pues tienen serias sospechas de que jugó un papel de colaboracionista con los nazis. Adaptación de un par de novelas de Michel Bergmann, también guionista, que juegan con la idea de basarse bastante en la realidad, lo que no se ajuste con exactitud a los hechos, se nos asegura, se le parecerá bastante. El director Sam Garbarski se esfuerza por dar con el equilibrio entre drama y comedia, tan necesario en las tramas sobre el Holocausto; hay que medir las bromas -y éstas tienen importancia, pues son las que salvaron el pellejo a Bermann durante la guerra-, y se corre el riesgo de ofender a alguien, pues algunas actitudes muestran el antisemitismo de los alemanes corrientes. Por otro lado, logra crear intriga, pues se asienta como columna vertebral de la narración la sombra de la duda, no estamos seguros del todo acerca de si el pillo Bermann llegó a algún grado de connivencia con los nazis, y el interrogatorio de de Sara, al que se le añade un elemento de juego seductor, resulta ser un buen recurso. La película se ve con interés, aunque no es perfecta. Hay muchos personajes, quizá demasiados, y unos cuantos quedan desdibujados, incluso da la impresión de que ha habido que meter tijera en la sala de montaje, para dejar el metraje en una duración razonable. El reparto está bien, especialmente el protagonista Moritz Bleibtreu, que resulta creíble como judío, y la menos conocida Antje Traue, su interrogadora.
6/10
(2004) | 94 min. | Terror
Marc Stevens, cantante que actúa para jubilados, se dirige a la próxima actuación en una furgoneta, cuando ésta deja de funcionar de noche y en medio de la lluvia. Un lugareño dirige sus pasos hacia el Hotel Bartel, que a pesar de su nombre es una posada de mala muerte regentada por un desconcertante individuo. Debut en el largo del belga Fabrice Du Welz, que parte de un argumento trillado, y se excede en la sordidez de algunas secuencias. Pero el auténtico `calvario´ de torturas y humillaciones por las que pasa el protagonista está filmado con admirable sentido del suspense.
4/10
(2018) | 110 min. | Histórico | Drama Tráiler
El austriaco Christian Frosch ha rodado filmes que apenas han tenido trascendencia fuera de su país. Esta vez critica las deficiencias cometidas allí durante el proceso que los historiadores conocen como desnazificación, o depuración de responsabilidades, en muchos casos de genocidas tan despiadados como Franz Murer, oficial de las SS que estuvo al frente del gueto de Vilnius, por entonces parte de Polonia, hoy de Lituania. Conocida como la Jerusalén del norte porque antes de la Segunda Guerra Mundial tenía una población judía de 80.000 personas, tras el conflicto habían sobrevivido en la zona alrededor de mil, lo que le valió a Murer el sobrenombre de “El carnicero de Vilnius”. También autor del guión, Frosch reconstruye con enorme fidelidad, al parecer basándose en las actas judiciales, el proceso contra Murer que tuvo lugar en 1963. En la línea de la clásica Vencedores o vencidos, sobre los juicios de Nuremberg, se adscribe a la fórmula del cine judicial, sin evitar algunos tópicos, como las declaraciones de los testigos, los alegatos finales del fiscal y el abogado defensor, etc. Acierta al analizar lo ocurrido desde todos los puntos de vista posibles, tanto de quienes han sufrido la tragedia, como de los periodistas, el cazador de nazis Simon Wiesenthal, los periodistas que cubren las sesiones ante la corte, y el entorno familiar del acusado, que se ha convertido en un respetable padre de familia, aparentemente intachable. Quizás la realización sea un tanto plana. Pero el film cuenta con un guión bastante tridimensional, que apunta como responsable a una sociedad austriaca ansiosa por pasar página. También resulta bastante meritorio el trabajo conjunto de un reparto muy coral, en el que brillan el experimentado pero desconocido fuera de Austria Karl Fischer (Murer), y el protagonista de Los falsificadores, Karl Markovics (Wiesensthal). Y sobre todo se debe reconocer el mérito de que, pese a que se han rodado numerosos filmes sobre el nazismo, Caso Murer: El carnicero de Vilnius deja patente que aún quedan algunos capítulos desconocidos que deben sacarse a la palestra.
7/10
Simpática película de animación europea, sigue a dos amigos cazadores de dragones por puro afán de lucro, ellos son simples mercenarios que sueñan con establecerse en una granja. Sin embargo, conforman una pareja algo cervantina, pues Gwizdo piensa en lo más tangible, a lo Sancho Panza, mientras que el forzudo Lian-Chu presenta ideales de tipo quijotesco. Pese a su aspecto algo desarrapado, la niña Zoe, adicta a las historias de caballeros andantes, cree ver en ellos a los hombres que necesita su tío, lord Arnold, para desembarazarse de un terrible dragón, conocido como el zampamundos. Hay que reconocer al film su original diseño de una especie de mundo de islas flotantes, sobre el que no se ofrece ninguna explicación, pero que tiene su encanto y que recuerda a las películas de Hayao Miyazaki. Y contribuye al humor el contraste de personalidades de Gwizdo y Lian-Chu, y la niña Zoe, un poco "plasta", rasgo que le emparenta con niño boy-scout de Up. Sin embargo la trama es demasiado elemental, la narración algo reiterativa en sus pasajes de acción – razonablamente resueltos, se sabe exprimir un presupuesto seguramente limitado–, y apenas quedan apuntados los rasgos de lord Arnold, y del personaje cómico Héctor, mascota con algún talento draconiano.
5/10
(2019) | 109 min. | Documental

En 2015, un incendio en el club Colectiv de Bucarest deja 27 muertos y 180 heridos. Al poco tiempo, más víctimas de quemaduras comienzan a morir en los hospitales por heridas que no comportan gravedad. Es entonces cuando un médico da el soplo a un equipo de periodistas de investigación. Los periodistas comienzan a desvelar un fraude masivo en la atención médica, mientras no cesan de aparecer nuevos datos sobre el caso en la investigación. Tras la llegada de un nuevo ministro de salud, los periodistas consiguen acceso sin precedentes a sus esfuerzos por reformar el sistema corrupto, pero también a los obstáculos a los que se enfrenta. Con testimonios de periodistas, denunciantes, víctimas y funcionarios del gobierno, Collective es una mirada firme y poderosa al impacto del mejor periodismo de investigación.

(2018) | 85 min. | Aventuras | Animación Tráiler
Cuidada adaptación animada de la novela de aventuras de Jack London. En la inmensidad boscosa y con frecuencia nevada del territorio de Yukón, en el Noroeste de Canadá, seguimos las evoluciones de Colmillo Blanco, un perro lobo, desde que es un cachorro hasta el momento en que alcanza una formidable madurez. La película se estructura como un largo flash-back, en el arranque le vemos obligado a combatir con otro can como perro de pelea, pero luego nos retrotraemos a su etapa infantil junto a su madre, y el modo en que va conviviendo con distintos humanos, pero también en libertad. Curiosamente este modo de narrar, en que Colmillo Blanco va pasando de un entorno a otro, con amos distintos –indios cazadores, un matrimonio de colonos, un explotador de perros de pelea…– sería usado en clásicos del western, como la magnífica Winchester 73. La versión de Alexandre Espigares, que debuta en el largo, sobresale por su realismo. Frente a otras cintas de animación que adaptan cuentos y clásicos de aventuras, donde abundan los animales parlanchines, los personajes secundarios que sirven para introducir bromas y las canciones pegadizas con coreografía, aquí se apuesta por la aventura pura y dura, de modo que Colmillo Blanco no habla. Muestra, eso sí, rasgos que le hacen “más humano que los humanos”, a la hora de abandonar la violencia innecesaria, o la capacidad de obedecer mandatos razonables. La idea, con los villanos de la función, es subrayar que éstos muestran rasgos bestiales, mientras que el lobo feroz no lo es tanto, muestra una lealtad que conmueve. El realismo se acentúa en la creación de los paisajes, en una violencia seca y fuera de cámara, y en la filmación de las escenas de un pueblo con humanos recreados con actores con el procedimiento de movimiento y captura digital. Incluso los movimientos de cámara, llamativos en el formato scope, y los planos cortos de las peleas, sobresalen por la sobriedad, que casa bien con los personajes humanos, buenos y malos, descritos con rasgos básicos que funcionan, nobleza, bondad y anhelo de una vida mejor en el primer caso, avaricia desmedida y crueldad en el segundo. La partitura de Bruno Coulais ayuda a subrayar con contención los planteamientos del film. La película es una muestra extraordinaria de ecologismo del bueno. Hay un canto a la belleza de la naturaleza, pero en ésta se incluye también al hombre. En el mundo animal pueden ocurrir cosas terribles –lo natural en el lobo es que mate, y Colmillo Blanco no es la excepción con unas gallinas– y también en el humano –el engaño y la traición–, pero en ambos hay una hermosura que debe ser puesta en valor, respetada y anhelada.
6/10
(2015) | 110 min. | Thriller Tráiler
Lena trabaja como azafata en una aerolínea, y está enamorada del activista alemán Daniel, ambos se ven en Santiago de Chile, donde él utiliza su talento para diseñar la cartelería de apoyo al presidente Salvador Allende. Pero su idílica felicidad se pone patas arriba con el golpe de estado de Augusto Pinochet en 1973, las detenciones se suceden, incluidas las de Daniel y Lena. Él será llevado a Colonia Dignidad, la sede de una secta evangélica dirigida por el siniestro Paul Schäfer, de nacionalidad alemana. Debajo del centro, y con su connivencia, existe una red de sótanos y túneles donde las autoridades han montado un centro de interrogatorios donde se practica sin ningún recato la tortura, cuya existencia ignoran los pobres incautos que siguen a Schäfer. Daniel será una de sus víctimas, y tras someterle a electroshocks y creer que le han dejado lelo y sin memoria, se lo entrega a Schäfer para que haga trabajos manuales; entretanto, Lena, que sospecha que Daniel está en Colonia Dignidad, se ha presentado voluntariamente allí, asegura haber visto la luz y querer vivir con los miembros de la secta, que llevan una vida sencilla de agricultores, aunque con una estricta vigilancia, y una completa separación entre hombres y mujeres, padres e hijos, en lo que supone una verdadera y sistemática anulación de su personalidad. Dictadura chilena. Prácticas sectarias. Historia de amor. Son tres elementos potentes con los que juegan los guionistas Torsten Wenzel y Florian Gallenberger, el segundo además director. Y lo triste es que la trama no funciona en absoluto, aunque el telón de fondo lo constituyan hechos reales, por supuesto en lo referente a la cuestión política, pero también en las prácticas sectarias de Schäfer. No se da con el tono, ni estamos ante una buena denuncia política, ni es cine de terror al uso, ni tampoco un romance intenso y emocionante. El risible guión está lleno de agujeros, muchos hechos casuales –Daniel tomando fotografías y revelándolas no se sabe cómo, la existencia de un túnel justo donde Lena pela patatas, por ejemplo–, y actitudes no demasiado creíbles, a veces algunas escenas rozan la caricatura: los interrogatorios a que es sometida Emma Watson (la actriz parece haber tomado gusto a las pelìculas con fanatismo religioso de por medio, véase Regresión), Daniel Brühl haciéndose el tonto y urdiendo burdos trucos, la actitud de los funcionarios de la embajada alemana… Parafraseando aquello de que la mujer del César no sólo debe ser honrada, sino parecerlo, la película debería haberse esforzado un poco en contar las cosas de modo consistente. Hasta en la cuestión idiomática –Brühl hablando español sólo cuando le torturan, en cambio en las manifestaciones habla en inglés– falta coherencia.
3/10
(2004) | 93 min. | Ciencia ficción
En un futuro cercano, John Foster lidera un equipo de militares que debe viajar en el tiempo hacia el pasado. Su objetivo consiste en destruir un meteorito que ha caído en la Tierra y que contiene una bacteria mortal para el ser humano. Pero un oficial rebelde tiene sus propios planes. Dolph Lundgren, el musculoso actor que saltó a la fama por su papel de boxeador ruso en Rocky IV, protagoniza esta cinta de ciencia ficción de serie B con mucha acción.
3/10

Últimos tráilers y vídeos