IMG-LOGO

Biografía

Jon Voight

Jon Voight

81 años

Jon Voight

Nació el 29 de Diciembre de 1938 en Yonkers, Nueva York, EE.UU.

Premios: 1 Oscar (más 1 premios)

Actor de dobletes

27 Noviembre 2008

El actor Jon Voight, nominado al Oscar en tres ocasiones, y con una estatuilla en su poder, es famoso, además de sus trabajos cinematográficos, por ser el padre de Angelina Jolie. Como ella, este neoyorquino también ha decidido compartir la fortuna que le ha dado el cine con los más desfavorecidos.

Jon Voight nació el 29 de diciembre de 1932. Es hijo de un golfista profesional checo, Elmer Voytka (luego Voight) y una neoyorquina proveniente de una familia de emigrantes alemanes. En 1960 se graduó en Arte Dramático por la Universidad Católica de América, y durante estos años empezó a aparecer en obras de teatro, en una de las cuales conoció a su primera mujer, Lauri Peters.

Su debut en el cine fue en el western La hora de las pistolas (1967), y ese mismo año obtuvo el rol protagonista en Fearless Frank, una comedia fantástica de Philip Kauffman. Dos años después saltó a la fama de manos de John Schlesinger con Cowboy de medianoche, film con el que obtuvo su primera nominación al Oscar y que le valió el Globo de Oro. Voight interpretaba aquí a un mujeriego cowboy, que junto a Dustin Hoffman, un pobre tuberculoso, deambulaba por la ciudad de Nueva York enfrentándose a todo tipo de desengaños. El actor, refiriéndose a la historia, comentó años después, que si se hubiera rodado hoy, “habría que introducir elementos sexuales en la relación entre Buck y Ratso (Hoffman), o al menos amorosos, para que fuera sexual o eróticamente sincera”.

Los años siguientes se caracterizaron por la incursión del actor en películas de temática política y social; filmes como Trampa 22, una sátira sobre la Segunda Guerra Mundial; o El regreso (1978), donde Hal Ashby dirige a un Voight impotente por las heridas de la guerra y furioso con el conflicto, en un papel por el que fue reconocido con el Oscar.

Fue por esta época cuando conoció a su segunda mujer, Marcheline Bertrand, con quien tuvo a la famosa Angelina y al también actor James Haven. Padre e hija no sólo tienen en común su parentesco, sino que ambos son populares por su compromiso solidario. Ella es embajadora de ACNUR y ha adoptado a un gran número de niños que malvivían en condiciones de pobreza. Él ha sido reconocido como un gran contribuyente al Fondo Infantil Humanitario de Nueva York. Además, en 2001 apareció como estrella invitada en el Show de los Teleñecos disfrazado de pollo gigante, en un evento que recaudaba fondos para Save the Children.

Jon Voight volvió a ser candidato al Oscar en dos ocasiones más; en 1985 por El tren del infierno y en 2001 por Alí, sobre el legendario boxeador Mohammed. Voight ya había tenido contacto con el mundo del cuadrilátero en ocasiones anteriores. En The All-American Boy (1973) dio vida a un boxeador, y en el 79 volvió a ponerse a los guantes de lucha para convertirse en Campeón. En esta cinta de Franco Zefirelli, Voight encarnaba al padre de un pequeño Rick Schroder; años después, en la serie Return to Lonesome Dove, el actor volvería a tutelar a Schroder, ya adolescente.

Y vamos a rizar aún más el rizo. Como si Voight quisiera hacer cada papel dos veces para dejar bien clara su impronta, también repetiría algún personaje más. Fue en Juego de campeones (1999) y Camino a la gloria (2006), donde Voight se puso el chándal de entrenador.

Jon Voight se ha mostrado siempre abierto con sus ideales políticos. En 2004 reconoció públicamente haber votado a George W. Bush y hasta hace poco se ocupó de respaldar la campaña del republicano Rudolph Giuliani, ex alcalde de Nueva York. También se le pudo ver en la Convención Nacional Republicana. Hablando sobre Obama sentenció: “Es un extremista, pero siempre trata de decir algo para ocultarlo. Es como un izquierdista de los sesenta. Yo estuve en la izquierda, por eso sé cómo es. Dice que hablará con todo el mundo, con Hamas, con Irán... pero es un ingenuo. Será el mayor desastre para Israel –y para todas las democracias–”.

Absolutamente crítico con el socialismo, Jon Voight es toda una excepción en el mundillo de los artistas, habitualmente ligados a los partidos de izquierda y propensos a dejarse ver en todo tipo de manifestaciones. Pero al margen de su ideología o de si le gusta Obama o McCain, es innegable que este veterano tiene mucho que decir detrás de la pantalla.

Los últimos trabajos de su extensa filmografía incluyen títulos como la comedia Zoolander, la secuela fantástica La Búsqueda 2. El diario secreto y la adaptación al cine de los clásicos Transformers

 

Oscar
1979

Ganador de 1 premio

Ganador de 1 premio

Filmografía
Uno tan diferente como yo

2017 | Same Kind of Different as Me

Película basada en hechos reales, se trata de un drama inspirador donde Ron Hall, casado con Debbie, y padre de dos hijos, de buena posición y con un trabajo en el mundo del arte, ha perdido el rumbo completamente. Sabedora Debbie de que le engaña, le persuade para que corte esa relación y se ocupe de su familia y, por ende, de los demás, ayudando en la obra social de una misión cristiana, dando de comer a indigentes. No está muy convencido Ron, pero el amor incondicional de su esposa puede ser muy persuasivo; y resulta decisivo su encuentro con un sin-techo apodado "Odio", del que contra pronóstico, el matrimonio, en primer lugar gracias a Debbie, logra hacerse amigo. Historia impactante, dirigida por el debutante Michael Carney, también coguionista, no oculta su intención inspiradora, a la hora de recordar que todas las personas tienen su particular camino para ser felices, por el que les lleva Dios. El trío protagonista, Greg Kinnear, Renée Zellweger y Djimon Hounsou, componen de modo convincente a sus personajes, su evolución personal y aceptación del amor de los otros como palanca para su transformación. Cuestiones como la enfermedad, la muerte, el perdón  y la reconciliación atraviesan la trama, con la idea de fondo de que cualquiera, hasta la persona más perdida, puede ser tocada la gracia y encontrar su camino a casa, siguiendo su estrella.

6/10
J.L. Family Ranch

2016 | J.L. Family Ranch

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

2016 | Fantastic Beasts and Where to Find Them

Con visión preclara, J.K. Rowling se ha dado cuenta de que las andanzas de Harry Potter y demás compañeros de Hogwarts necesitaban pisar el freno, unas merecidas vacaciones, aunque no renuncie a su abordaje, recientemente lo ha hecho en una exitosa obra de teatro. Pero está claro que ese universo mágico permite otras aproximaciones, y es lo que la escritora británica acaba de hacer, partiendo de su libro homónimo, “Animales fantásticos y dónde encontrarlos”, una enciclopedia que remedaba un libro de texto que Potter manejaba durante su aprendizaje en Hogwarts. Estamos ante la primera película de lo que se anuncia como una pentalogía, cinco títulos. Y es la propia Rowling la firmante en solitario de un guión que presenta mimbres sólidos, su debut en estas lides está logrado. Corre el año 1926. Newt Scamander es un eminente zoólogo, que estudia y recoge animales fantásticos que sus colegas magos no acaban de entender, pues les tienen un miedo que les impide aproximarse a ellos con actitud abierta y científica. Acaba de llegar a Nueva York, con su maleta llena de raras criaturas, pero se le escapan unas cuantas, lo que pone muy nerviosos a los magos americanos –entre ellos uno de sus líderes, Percival Graves–, muy aprensivos frente a los nomajs –el término estadounidense para los muggles, la gente normal sin poderes mágicos–, pues hay un grupo que se autodenominan como los segundos salemitas, y que en su particular caza de brujas denuncia su perversa existencia, aunque los poderosos no les creen. Y sin embargo Newt encontrará un colaborador en Jacob Kowalski, un nomaj que trabaja en una fábrica de conservas, aunque su sueño es abrir una pastelería. También interactuarán con las hermanas Goldstein, Tina y Queenie, la primera agente de magos caída en desgracia, la otra belleza ingenua con la que Jacob tendrá una inesperada química. Mientras intentan recuperar los animales fantásticos extraviados, se desatan fuerzas oscuras, existe un poderoso mago malo, Gellert Grindelwald, en paradero desconocido. Tras la breve pausa en su habitual inmersión en el universo Rowling –cuatro títulos harrypotterianos–, que le permitió dirigir La leyenda de Tarzán, David Yates vuelve, y en principio está comprometido con la dirección de los próximos filmes de la saga. Desde luego supone un acierto iniciar un tipo de aventuras completamente nuevas, con personajes distintos, en esta ocasión mayoritariamente adultos. Y las primeras impresiones son, nunca mejor dicho, fantásticas. Eddie Redmayne compone bien a su personaje protagonista, como si hubiera tomado a su Stephen Hawking de La teoría del todo, y le hubiera dotado de un aire tímido y de sabio despistado. Y también Dan Fogler está muy bien como el nomaj Jacob, supone una novedad dar tanto peso, con un simpático punto cómico, a alguien sin poderes mágicos. También resultan interesantes las dos hermanas Goldstein, compuestas por Katherine Waterston y Alison Sudol, y el resto de secundarios funcionan bien. La trama de aventuras fantásticas es muy ágil imaginativa, y permite imbricar cuestiones como la segregación, la convivencia, el respeto a los diferentes, la importancia del conocimiento, la manipulación, el ejercicio del poder, el uso de los dones que uno posee, etcétera. Y llama poderosamente la atención el capítulo de los efectos visuales, realmente alucinantes: tanto la recreación del Nueva York de la época con gran profusión de detalles en calles, edificios y vehículos, como el realismo de animales muy peculiares, el juego que da la maleta, etcétera, un verdadero festín para los sentidos.

7/10
Woodlawn

2015 | Woodlawn

Deadly Lessons

2014 | Deadly Lessons

Getaway

2013 | Getaway

El tiempo corre como lo hace el ex piloto Brent Magna (Ethan Hawke) por las calles de Bulgaria para salvar a su esposa secuestrada. Dentro de un Ford Shelby GT500 Super Snake, robado, Brent desesperado obedece a una voz anónima que viene a través del altavoz, que les involucra a él y a su pasajera involuntaria (Selena Gomez) en una serie de tareas cada vez más peligrosas que deben hacer, si no, la mujer de Brent morirá. Con todos los policías de la ciudad envueltos en la persecución, los dos extranjeros deben encontrar una manera de huir o de luchar contra su agresor sin rostro en esta cardíaca y frenética carrera a contratiempo.

Más allá

2012 | Beyond

Cuando en plena noche una niña de siete años es secuestrada, la desolada madre acudirá a la ayuda de un periodista sensacionalista con ciertos poderes extrasensoriales para localizar a la pequeña, puesto que afirma haberla visto. Thriller de intriga estadounidense servido con corrección por Josef Rusnak (Nivel 13), quien logra rodearse de un notable equipo artístico, encabezado por Jon Voight.

4/10
24 (7ª temporada)

2009 | 24 | Serie TV

Jack Bauer vuelve a Estados Unidos tras haberse exiliado durante algún tiempo. Decide comparecer voluntariamente ante el senado. Los miembros del senado interrogan a Jack por las torturas que se cometieron cuando él formaba parte de la UAT. La sesión es interrumpida por la agente del FBI Renee Walker. Necesita desesperadamente a Jack, para que le ayude en la búsqueda de un peligroso terrorista. Éste ha secuestrado a un experto en seguridad para poder llevar a cabo un siniestro plan. La principal novedad de esta excelente séptima temporada –mantiene sobradamente el nivel esperado– es la incorporación de Jon Voigh, como Jonas Hodges, un peculiar hombre de negocios. Reaparece además un personaje sobradamente conocido de la serie con un papel importante.

6/10
Como en casa en ningún sitio

2008 | Four Christmases

Película navideña supuestamente transgresora y novedosa, aunque lo cierto es que ni lo uno ni lo otro. Sigue a Brad y Kate, una pareja con alergia al compromiso, que se ha fabricado una “felicidad” completamente artificial, consistente en ir sólo a lo suyo. Piedra clave de su organizada vida es eludir en Navidad las reuniones familiares. Este año piensan irse a las islas Fidji... pero hete aquí que una espesa niebla obliga a cancelar su vuelo, y una inoportuna entrevista en la televisión nacional permite que sus familias sepan que van a estar en casa; luego pueden ir a pasarlas con ellos. Lo que obliga a cuatro reuniones familiares (las cuatro navidades del título original), pues tanto los padres de Brad como los de Kate están divorciados. Los encuentros hacen que uno y otra descubran inesperados secretos no contados por vergüenza; y les harán replantearse su idea del amor, la familia y la felicidad. En Una Navidad de locos, basada en un texto de Grisham, ya se planteaba la idea argumental de “pasar” de la Navidad. Aquí se repite la idea, con resultados desiguales, falta el ‘timing’ necesario en una comedia de no parar quieto un momento, se nota que el director Seth Gordon es un novato; por no hablar de un desenlace bastante torpe y facilón. Hay momentos graciosos, como la intervención en un Nacimiento viviente, pero también otros agotadores, como los perpetrados por los pelmas hermanos de Brad, o simplemente zafios, como el “ocurrente” arranque del film. La pareja protagonista es la mar de solvente, y resulta ingeniosa la idea de enfrentar al grandullón de Vince Vaughn con la canija de Reese Witherspoon. Y siempre resulta grato en ver a actores de la talla de Robert Duvall, Sissy Spacek y Jon Voight, aunque entristezca el poco partido que se les saca, especialmente a Spacek.

4/10
24: Redemption

2008 | 24: Redemption | Serie TV

24 Redemption es una entrega de una hora y media que sirve de puente entre lo acontecido entre la sexta y séptima temporada de la serie. De alguna forma, los productores decidieron calmar a los seguidores de la adrenalítica serie 24, que habían pasado más de un año sin capítulos nuevos. La fórmula es la misma, acción en tiempo real, pero en este caso todo discurre en tan sólo dos horas. La idea es que Jack Bauer se ha refugiado en el imaginario país africano de Sangala, donde trabaja ayudando en una escuela que lleva un amigo suyo, Carl Benton, que también trabajó en los servicios secretos y de algún modo se redime ayudando a los niños nativos. Un golpe de estado pone en peligro a los chicos, mientras en la embajada quieren que Bauer vuelva a Estados Unidos y la presidenta electa Allison Taylor se dispone a inaugurar su mandato en Washington. De nuevo el ritmo es trepidante, y se plantean sucintamente temas como la búsqueda de la redención, los niños de la guerra, las minas antipersona y la errática política exterior norteamericana, que deja tirados a los aliados débiles. No faltan las escenas de tortura típicas en esta serie. Cuenta con actores potentes como Robert Carlyle, y la presentación del villano de la séptima temporada, encarnado por Jon Voight.

6/10
Cuestión de honor

2008 | Pride and Glory

  Cambio absoluto de registro del cineasta Gavin O'Connor (El milagro), que ha coescrito el guión en el que también ha colaborado Joe Carnahan (Narc). A pesar de la calidad de la cinta, ha tardado mucho en estrenarse por razones curiosas. Ha llegado a los cines un año después de la fecha inicialmente prevista, porque la distribuidora se echó atrás alegando que tendría menos éxito porque iba a competir en las carteleras con otros trabajos de Edward Norton (El increíble Hulk) y Colin Farrell (Escondidos en Brujas). El director ha realizado declaraciones criticando duramente esta decisión. Ray Tierney, agente de la policía de Nueva York, acepta a regañadientes un encargo de su padre, un alto cargo del departamento. Deberá resolver la muerte de cuatro compañeros del cuerpo, abatidos a tiros cuando iban a detener a unos narcotraficantes. Ray no le puede decir que no a su padre, porque los agentes eran conocidos suyos, estaban a las órdenes de su propio hermano (también agente), y servían junto a Jimmy Egan, que es el marido de su hermana. Pero cuando Ray empieza a investigar, descubre que alguien del departamento informó a los sospechosos de que iban a ser detenidos, por oscuros intereses en el negocio de la venta de drogas. El asunto parece que salpica a su hermano y a su cuñado... Estamos ante un violento film, que describe el lado oscuro de la ley y la corrupción policial, en una línea que se parece al mundo nebuloso del novelista James Ellroy (L.A. Confidential), pero en la época actual. También recuerda a cintas sobre este tema como Sérpico, pero con una trama mucho más descarnada, que no escatima detalles turbios. En este sentido cabe mencionar una brutal secuencia con un menor, que si bien no muestra nada –sólo sugiere– no dejará indiferente ni al espectador más insensible, en la línea de la secuencia más dura de American History X, también con Edward Norton. ¿Es quizás la marca de la casa de este actor? El film cuenta con un conjunto de actores de primera fila, con el citado Norton en el papel más difícil, pues su personaje se enfrenta a un duro dilema moral al debatirse entre la lealtad a su familia y la ética profesional. No desentona un actor en línea ascendente desde hace algunos títulos, Colin Farrell, al que se le da tan bien el rol de ‘poli malo’ que llega a hacerse bastante odioso.  

6/10
Bratz. La película

2007 | Bratz: The Movie

Cualquiera que tenga niñas pequeñas o sobrinas conocerá perfectamente a las Bratz (mocosas), unas encantadoras muñecas que arrasan entre las más pequeñas. Las Bratzs tienen su propia revista, cuentos, una serie de animación televisiva, y varias películas en DVD. Yasmin, Jade, Sasha y Cloe han sido amigas desde siempre, pero cuando llegan al instituto, se distancian, integrándose en diversos grupos sociales. Las cuatro decidirán unirse de nuevo y formas las ‘Bratz’, un grupo musical que arrebate el premio a la chica con más talento, en el concurso que siempre gana Meredith, la despótica hija del director del centro. Todo está trazado con tiralíneas al milímetro, tanto en las muñecas originales, como en esta producción. Cada protagonista pertenece a una etnia distinta (blanca, negra, latina y oriental) y aunque están unidas por su afición a la moda, tienen personalidades definidas (deportista, estudiosa, bailarina y diseñadora). Es cierto que la pasión por la moda de las protagonistas puede sonar a apología barata del consumismo, pero se toma con humor y se compensa con la exaltación de valores como la amistad, la unidad familiar y el estudio. Todo es predecible, pero les encantará a las niñas apasionadas de las muñecas. Sorprende la presencia del veterano Jon Voigh, que realiza una histriónica interpretación.

4/10
Transformers

2007 | Transformers

Hace mucho tiempo, un misterioso cubo llegó a la Tierra desde una galaxia lejana, muy lejana. Los autobots (robots buenos) y los decepticons (robots malos, malotes) van a convertir nuestro planeta en campo de batalla. El destino de la humanidad está en juego, y Sam Witwicki, un adolescente que va a su bola, descendiente de un mítico explorador, se verá involucrado sin buscarlo en la difícil tarea de salvar al mundo. Le ayudan los autobots y la chica más guapa del instituto. Salto a la gran pantalla de los célebres juguetes de Hasbro, en esta ocasión con actores de carne y hueso y espectaculares efectos especiales. La producción corre a cargo de Steven Spielberg. Michael Bay, experto en títulos cargados de adrenalina como los que ha hecho para Jerry Bruckheimer (Armageddon, Con Air, La roca…) recupera el espíritu de las producciones de los 80 de su mentor Spielberg, como Regreso al futuro o Gremlins, y de la saga Terminator de James Cameron. El guión de Roberto Orci y Alex Kurtzman (con ellos colaboró ya Bay en La isla) se sumerge de lleno en la cultura adolescente actual (mucho internet, donde casualidades de la vida, el mentado e-Bay se parece al apellido del director, hormonas disparadas, deseo de independencia paterna y de tener coche...), y logra combinar acción trepidante (la secuencia inicial en la base de Qatar, las transformaciones de los robots) con divertidos momentos de comedia (los robots escondidos en el jardín de Sam, los padres de éste...). La trama es casi lo de menos –el cubo por el que se pelean los robots es un mcguffin en estado puro–, lo que importa es servir un entretenimiento de primera división, algo que Bay logra sobradamente. Hay una apuesta por actores guapitos, jóvenes y desconocidos –aunque Shia LaBeouf lleva camino de estrella–, y sólo se reconocen los rostros de los veteranos Jon Voight, el secretario de estado, y John Turturro, agente secreto muy estrafalario.

7/10
La búsqueda 2. El diario secreto

2007 | National Treasure: Book of Secrets

Nueva entrega de las andanzas de Ben Gates y familia, en esta ocasión motivadas por la defensa del buen nombre de sus ancestros. En efecto, el descubrimiento de una página perdida del diario de John Wilkes Booth, el asesino del presidente Abraham Lincoln, apunta a que un antepasado estuvo envuelto en el complot. Ben y su padre Patrick, no están dispuestos a creer tal cosa, sobre todo porque el segundo oyó de labios de su abuelo el relato en primera persona de cómo la familia impidió que un tesoro perdido cayera en manos del Sur, lo que habría cambiado el rumbo de la guerra de secesión. Unas misteriosas palabras codificadas en la descubierta página pondrán en marcha a Ben, que contará, además de con la ayuda de su padre, con el apoyo de su fiel ayudante tecnológico Riley, y con la cooperación de su ex novia Abigail, con la que acaba de romper. A ellos se suma, la madre de Ben y ex mujer de Patrick, experta en lenguas precolombinas. Enfrente está el propietario de la página reencontrada, descendiente de un general del Sur, que honrando el apreciado concepto sureño del honor, quiere devolver el brillo al apellido familiar, que la historia sepultó en el olvido. El film sigue un esquema muy similar al de la primera entrega de la saga. O sea, dos bandos enfrentados, en la clásica búsqueda de un tesoro, siguiendo pistas que llevan de un lugar a otro. En el caso que nos ocupa la geografía de esos lugares se expande, pues los protagonistas viajan a París, a la pequeña Estatua de la Libertad, o a Londres, al palacio de Buckingham, donde deben encontrar dos escritorios gemelos, uno sito allí, y el otro en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington. Otras localizaciones de lujo incluyen la Biblioteca del Congreso, o el monte Rushmore. El equipo de guionistas elabora una trama entretenida, donde el juego de pistas funciona mucho mejor, por ejemplo, que en la aburrida El código Da Vinci, sobre todo porque hay una humilde asunción de ofrecer un espectáculo de primera y sin pretensiones, con abundante sentido del humor. De modo que a la acción trepidante -magnífica la persecución de coches en Londres, o el clímax bajo el monte Rushmore-, se suma la teoría de la conspiración presente en un supuesto supersecreto "libro del presidente", que cuenta la leyenda que pasa de mano a mano de los presidentes estadounidenses, y dos inteligentes paralelismos: la lucha por el apellido familiar y el tesoro, por el lado de Ben Gates, y del personaje de Ed Harris; y la guerra de sexos y de crisis de parejas, que bien podrían reconciliarse, por un lado entre los talluditos (Jon Voight y la recién llegada a la saga Helen Mirren) y por otro entre su hijo y la novia (de nuevo bien conjuntados Nicolas Cage y Diane Kruger). De nuevo funciona además el "timing" cómico, y en general se han cuidado todos los personajes. Quizá el que queda más desangelado es el de Harvey Keitel, de nuevo agente del FBI, cuya presencia se nos antoja metida con calzador.

6/10
Camino a la gloria (2006)

2006 | Glory Road

Una de esas películas de hazañas deportivas a las que tan aficionados son en Estados Unidos, y hacen bien, pues el esfuerzo para alcanzar un ideal, ennoblece, qué duda cabe. Y si no, que pregunten a los aficionados al basket, después de que España se haya proclamado campeona del mundo en 2006. La historia transcurre en 1966, cuando el entrenador de baloncesto Don Haskins hizo historia con su equipo Texas Western Miners, compuesto por jóvenes de baja extracción social, blancos y negros, que se codearon con los grandes. Así hasta enfrentarse en la gran final del campeonato nacional, contra el potente equipo de Kentucky. Josh Lucas da vida con convicción al carismático Haskins, y el auténtico personaje hace un breve cameo, como no podía ser menos en un film sobre su proeza en la cancha. Alguna mente enciclopédica afirma que falta algo de precisión en la descripción de los hechos reales –el entrenador reclutó a su equipo en cuatro años, y no en uno como parece desprenderse del film–, pero cambios como éste, no cambian demasiado el resultado final. Tampoco lo hace el mostrar el partido decisivo con un poquillo más de la emoción de la que hubo en la realidad. Pues la idea es mostrar el espíritu de superación de los jugadores, y tal objetivo se logra sobradamente.

4/10
Juan Pablo II

2005 | Pope John Paul II | Serie TV

Biopic de Juan Pablo II, con estupendo reparto estadounidense. Para encarnarlo hay dos actores, Cary Elwes en su etapa juvenil, y Jon Voight cuando es adulto. En un apretado metraje de tres horas, esta miniserie recoge los principales momentos de la vida del primer polaco, que gran amante de la libertad, y enamorado de Cristo, supo lo que era vivir bajo la bota de dos totalitarismos, el nazi y el comunista.

6/10
Los superbabies

2004 | Superbabies: Baby Geniuses 2

Kahuna es un superbebé, dotado de poderes excepcionales. Cuando un malvado supervillano intenta controlar la mente de todos los niños del planeta, Kahuna le pide ayuda a su grupo de amiguitos de la guardería que se pondrán pañales a la obra. Secuela de Unos peques geniales, nuevamente dirigida por Bob Clark, aunque no repiten los protagonistas de aquella, Kathleen Turner y Christopher Lloyd, sustituidos por el veterano Jon Voight. Como su antecesora, se trata de una comedia familiar, en la línea de los grandes éxitos del género, como Mira quién habla, o Sólo en casa. Fueron necesarios tres pequeños trillizos exactamente iguales, para interpretar al divertido protagonista.

3/10
La búsqueda

2004 | National Treasure

Que uno de los temas de mayor predicamento en el cine es la búsqueda de tesoros es cosa bien conocida, pero también es cierto que pocas películas en los últimos años han abordado este argumento de modo tan directo y entretenido como La búsqueda. Cuenta con todos los resortes que uno demanda en este tipo de aventuras: el intrépido buscador, el amigo estrafalario y lumbreras, la chica guapa en apuros, el malo malísimo que intenta llegar antes que nadie, las pistas que se van despejando una a una, un poco de comedia y mucho, mucho de acción. Estamos ante una feliz mezcla de producción de altos vuelos –con la factoría de Jerry Bruckheirmer a la cabeza– y de cine familiar de calidad, gracias a la sabia mano de Jon Turteltaub, un verdadero especialista en estas lides, como ya demostró en sus comedias Elegidos para el triunfo, Mientras dormías o The Kid. La familia Gates ha vivido obsesionada durante varias generaciones con un antiguo tesoro que se remonta a la época de los caballeros templarios. Uno de sus antepasados recibió la primera pista de su existencia, y, ahora, el último eslabón de la familia es Ben, quien obsesionado con la historia que le contó su abuelo dedica su vida a la búsqueda del famoso botín. Tras años de investigaciones ha encontrado una pista fiable. Sin embargo, le resulta imposible dar el siguiente paso, ya que le lleva directamente al documento mejor custodiado de Estados Unidos: la Declaración de Independencia. Ahí hubiera acabado la aventura de Ben, si no llega a enterarse de que su peor enemigo, el traidor Ian Howe, pretende robar el famoso documento redactado por los Padres de América. Ahora, la única posibilidad de recuperar el mayor tesoro nacional de Estados Unidos es que Ben se adelante a su enemigo. Si por algo destaca esta película es por ser un entretenimiento puro. Su argumento y su desarrollo bebe mucho de la reina del género, En busca del arca perdida, pero esta vez la novedad recae en ambientar la historia en plena urbe moderna. Turteltaub logra con eficacia convertir la selva y el desierto en las calles de Washington, Filadelfia y Nueva York, cuyos edificios, iglesias, y subterráneos adquieren una nueva y misteriosa identidad, y acaban por convertirse en mundos inexplorados, cuya magia se oculta bajo el tráfago ordinario de la vida metropolitana. A esto se une una eficaz dirección de actores, todos ellos con caracteres muy definidos, aunque hay que destacar al escéptico padre de Ben (estupendo Jon Voight) y al manitas Riley (Justin Bartha), un verdadero acierto. Destaca también la impecable fotografía de Caleb Deschanel, el aspecto casi esotérico de la investigación (secretos templarios, símbolos masones, cementerios y tumbas), tan de moda hoy en día, y el trepidante ritmo de algunas escenas, como la persecución por tejados, calles y parques de la ciudad.

7/10
Karate Dog

2004 | The Karate Dog

Cuando Meter Fowler, experto en informática del departamento de policía de los Ángeles, investiga un asesinato en Chinatown, sólo tiene un testigo, el perro de la víctima, Chu Cho. Pero Fowler pronto descubre que Chu Cho es el único perro que puede hablar con los humanos y además es un experto en artes marciales. Juntos persiguen el cerebro que se esconde tras la muerte del dueño de Chu Cho, lo que les lleva a descubrir un complot que pone sus vidas en peligro.

Las cinco personas que conoces en el cielo

2004 | The Five People You Meet in Heaven

Eddie, un veterano de guerra de 83 años, vive separado de la gente que amó. Pasa sus días de rutina cuidando los caballos de Ruby Pier, un parque de atracciones en un lugar apartado de la costa. Eddie busca justificar su vida -exhausta de sorpresas- ahora que está cerca de su fin. Una mañana diferente a todas, un accidente en una cabalgadura tiene como víctima a una niña de 5 años. Frente a una muchedumbre horrorizada, Eddie intenta salvar su vida. Lo último que él ve es la cara de la niña asustada envuelta en dolor y lágrimas. Lo último que siente son las manos de la niña en él. Después, un flash cegador de luz y silencio, y Eddie despierta en un desconocido lugar llamado Cielo. Pero no está sólo. Cinco personas le esperan para conocerle. Algunas son amables. Otras distantes y extrañas. Su intención es mostrarle a Eddie el sentido de la vida mostrándolo como sus propias vidas y sus propias muertes han formado parte de su camino de una forma que el nunca sospechó. El viaje de Eddie está a punto de comenzar.

El mensajero del miedo

2004 | The Manchurian Candidate

1991, durante la célebre Operación Tormenta del Desierto, de la Guerra del Golfo. El sargento Raymond Shaw y el comandante Benett Marco lideran un grupo de soldados que sufre una emboscada. Ambos son capturados por el enemigo. Diez años después, Shaw es un héroe de guerra que recibe la Medalla de Honor del Congreso. Además, es un político de éxito a punto de presentarse a las elecciones para ser elegido vicepresidente.  Por su parte, Marco no recuerda exactamente lo que ocurrió en aquel desafortunado episodio, y sufre extrañas pesadillas que le hacen suponer que les lavaron el cerebro durante el cautiverio. Todo esto le hace cuestionar si Shaw fue realmente un héroe y decide investigarle. Jonathan Demme, director de El silencio de los corderos, fracasó estrepitosamente con La verdad sobre Charlie, su desmejorado remake de Charada. Ahora vuelve a actualizar un clásico del cine de los 60, que se basaba en una novela de Richard Condon. Como suele ser habitual en su filmografía, Demme crea una atmósfera opresiva, y se apoya en actores de probada solvencia. Como es de suponer, Denzel Washington, Liev Schreiber y Meryl Streep logran dar credibilidad a sus personajes, a pesar de que la trama incluye elementos algo irreales, propios del cine de ciencia ficción. Como su predecesora, la cinta es una crítica a la manipulación electoral, los intereses ocultos, y la utilización del miedo para hacerse con el poder político. Y claramente se pueden entresacar del film paralelismos intencionados con algunas maneras de la administración Bush.

6/10
La maldición de los hoyos

2003 | Holes

Por culpa de una maldición familliar, Stanley Yelnats, un muchacho de clase humilde, está siempre en el peor lugar en el momento equivocado. Así es como encuentra unas zapatillas de deporte en la calle, que resultan ser robadas, por lo que le sentencian a pasar 18 meses en un campo de trabajo. Resulta ser un lugar inhóspito en medio del desierto, donde la siniestra directora y sus hombres obligan a los chicos recluidos a cavar hoyos con el objetivo de endurecer su carácter. Pronto, Stanley se da cuenta de que existe una oscura razón para rastrear la zona, y de que la directora busca algo que cree que le pertenece. El director de El fugitivo, especialista en acción, cambia por completo de registro, pues su nuevo trabajo tiene un tono surrealista, con toques fantásticos propios de los cuentos. No en vano, se trata de una adaptación de una obra juvenil, del especialista en el género Louis Sachar. Sin embargo, interesará también a los adultos por su tratamiento de temas como la reeducación de chicos conflictivos o la soledad. Integra muy bien la acción principal con los flashback de una historia del pasado, que explica lo que ocurre en el presente. Por su parte, los jóvenes protagonistas no desentonan frente a secundarios de lujo, como Sigourney Weaver, y el mítico Jon Voight, prácticamente retirado de la pantalla.

4/10
Rebelión en Polonia

2001 | Uprising

1939. Polonia es ocupada por los nazis. Se desata la persecución de los judíos, confinados en el ghetto de Varsovia. Mientras el presidente del Consejo Judío Adam Czerniakow, es partidario de negociar lo que se pueda con los alemanes, buscando el mal menor, Mordecai Anielewicz organiza un movimiento de resistencia. Frente a otros filmes que muestran cierta pasividad judía ante el holocausto, Jon Avnet pone el acento en el esfuerzo de guerra de guerrillas de un grupo de hombres y mujeres. El director de Tomates verdes fritos y The War (La guerra) logra un film vistoso, de reparto intachable. Contado con tono documental, la divisa de los luchadores es “crear un clima moral en un mundo inmoral”. Aunque quizá peca algo de maniqueo y simplista, sobre todo al describir la actuación de los polacos no judíos.

6/10
Alí

2001 | Ali

Nueva exploración del mito viviente de Mohammed Ali, antes conocido como Cassius Clay. Michael Mann (El último mohicano, Heat, El dilema) ofrece un retrato impresionista del boxeador, en el que quizá se echan en falta sus repliegues internos. El director prefiere usar trazos suaves en su cuadro del boxeador, que al final dejan una imagen que evita la pura hagiografía, al señalar también el difícil carácter del protagonista. La idea era que la película acompañara al protagonista en la búsqueda de su propia identidad. El film se inicia en el momento en que Ali alcanza el campeonato mundial de los pesos pesados, y llega hasta el inolvidable combate que le enfrentó con George Foreman en Zaire en 1974. En el apasionante recorrido que entrega Mann, no faltan sus relaciones amorosas, que nunca acababan de cuajar, y su compromiso ideológico y religioso, incluida su asociación con Los Panteras Negras y Malcolm X. El actor Mario Van Peebles, que da vida a este personaje, compara a Ali con Gary Cooper nada menos: “No quería ser político necesariamente, pero se encontró ahí fuera, de pie, diciendo, ‘Eh, tíos, dejad de pisotearme’.” Los pasos de Ali son servidos con música e imágenes de enorme fuerza. A veces se suscitan muchos ‘por qué’ que no reciben respuesta, y que invitan a profundizar por libre en la vida del boxeador. Mann considera que Ali personificó conceptos tan importantes como el orgullo racial, el conocimiento propio, el sacrificio y la capacidad de desafiar al mundo entero. Pero como ya hiciera en El dilema, prefiere mostrar los hechos externos sin juzgarlos ni buscar motivaciones. Decisiones como hacerse musulmán o negarse a luchar en Vietnam, o los diversos fracasos sentimentales, están ahí, y son prueba de la fuerza (o debilidad) de su voluntad; pero nos faltan elementos para comprender. Eso sí, los combates están muy bien rodados (un paso adelante en el subgénero del cine de boxeo), y Will Smith compone un fantástico Ali. Resulta muy justa su nominación al Oscar; la que recibió Jon Voight por su personaje del periodista deportivo Howard Cossell quizá corresponde más al apartado de maquillaje, pues se logra un sorprendente parecido físico con el personaje real.

6/10
Pearl Harbor

2001 | Pearl Harbor

El 7 de diciembre de 1941 el mundo entero se estremeció cuando la aviación japonesa descargó toda su furia contra la base estadounidense de Pearl Harbor, en Hawai. Cerca de 3.000 personas perdieron la vida y el ataque significó la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. Ahora 60 años después estos hechos se recogen en la filmación más cara llevada a cabo por una sola productora. Para lograr los mejores resultados se contrató al director Michael Bay, un auténtico especialista en películas de acción de gran presupuesto, artífice de éxitos como Armageddon o La Roca. El guión corre a cargo del reputado Randall Wallace y narra la historia de Rafe (Ben Affleck) y Danny (Josh Hartnett), dos amigos de la infancia que aprendieron a volar en aviones fumigadores y que pasado el tiempo entran a formar parte del cuerpo de pilotos del Ejército del Aire de los Estados Unidos. Ambos van a parar a la base de Pearl Harbor, y allí Rafe se enamora de Evelyn (Kate Beckinsale), una bella enfermera que sirve a la Marina. Pero Rafe es un atrevido idealista y no duda en alistarse en el Escuadrón del Águila, un grupo internacional que junto a los pilotos británicos plantaron cara en el aire a los alemanes durante la Batalla de Inglaterra. Se trata de una misión extremadamente arriesgada. Él lo sabe: la diferencia entre un combate real y la vida de un soldado en Hawai es abismal. Y por eso mismo no ha contado con Danny, cuya vida quedará asegurada en los tranquilos parajes de Hawai, y el cual, en compañía de Evelyn, esperará el feliz regreso de su mejor amigo. Pero, por entonces, los japoneses ya planean un ataque que cambiará la historia de Estados Unidos y del mundo entero. La película es una demostración del poderío cinematográfico de Hollywood. Las escenas bélicas son de una verosimilitud soberbia. Hay planos a un tiempo espectaculares y terribles, como el del portaviones hundiéndose con una agónica carga humana en su interior. Entre Ben Affleck y Josh Hartnett (¡vaya descubrimiento de actor!) hay la química suficiente como para encender la pantalla durante la primera hora. Y es que, en el fondo, por encima de las escenas de acción, de factura insuperable, Pearl Harbor es una película sobre la amistad y la lealtad, el valor y el patriotismo. Vamos, que al final uno tiene tentaciones de exclamar a pleno pulmón: “God Bless America”.

5/10
Tomb Raider

2001 | Lara Croft: Tomb Raider

Lara Croft es una hermosa arqueóloga, amante de la acción y de desentrañar misterios. Una noche descubre entre las pertenencias de su padre un reloj que le pone tras la pista de las dos mitades de un triángulo místico, llave de apertura del espacio y el tiempo cuando se alinean los planetas. Esta alineación ocurre cada 5.000 años y faltan dos días para la repetición del suceso. Mientras las horas se agotan, Lara tendrá que evitar que las dos piezas del triángulo caigan en manos de los Illuminati, una despiadada secta que ve en la posibilidad de detener el tiempo un medio de transformar el destino del mundo. En 1993, la industria del cine, ávida de plasmar las referencias culturales del momento, adaptó a la gran pantalla el universo de pixels y bits de Super Mario Bross. Entonces el mercado del videojuego estaba en pleno boom, circunstancia ideal para convertirse en una lucrativa materia cinematográfica. Descubierto el filón, era lógico que Tomb Raider, el juego interactivo con más seguidores en el mundo –100 millones de jugadores–, corriera la misma suerte. La clave fue dar con la actriz idónea para no defraudar en la piel de Lara Croft, la heroína virtual por excelencia. La elegida, Angelina Jolie, cubrió plenamente las expectativas del director Simon West (La hija del general): “Sólo ella era capaz de dar la talla dramática sin perder el atractivo sexual que demanda el personaje de Lara”. Y es que al verla con ojos felinos, ceñida hasta el aliento y con dos pistolones por banda lista para la aventura, es toda una tentación seguir sus pasos. El resultado es un film repleto de momentos explosivos, con dinámica similar a los patrones del videojuego, pero con el toque intransferible del más sofisticado cine de acción y entretenimiento actuales. La película no es una versión del videojuego ampliada en tres dimensiones sujeto a la tiranía del “game over”, sino que tiene personalidad propia y regala al cine el nuevo personaje de Lara Croft, como un híbrido femenino entre James Bond e Indiana Jones.

4/10
Zoolander

2001 | Zoolander

Galardonado durante tres años seguidos con el máximo trofeo del mundo de la moda, Derek Zoolander ve peligrar su posición como modelo preferido de los diseñadores cuando entra en escena un duro competidor. Se trata de Hansel, un atlético rubio que practica deportes de riesgo, por lo que el público más joven se siente identificado con él. Desenfadada comedia que aprovecha sus ingeniosos gags para lanzar "alguna" que otra crítica acertada a la superficialidad de algunos sectores de la moda, y al exagerado culto al cuerpo que nos invade. En su tercer trabajo como realizador, Ben Stiller no se rebaja demasiado al humor escatológico de algunas comedias actuales que él mismo suele protagonizar, y demuestra su habilidad innata para la sátira. Se rodea de un reparto de correctos comediantes, como su amiguete Owen Wilson (Shanghai Kid. Del este al oeste), su querido padre, Jerry Stiller y la atractiva Milla Jovovich (Juana de Arco). El retrato del mundillo del prêt-à-porter gana en credibilidad por los múltiples cameos de famosos como David Bowie, Natalie Portman o Winona Ryder.

4/10
Jack y las judías mágicas: la historia real

2001 | Jack and the Beanstalk: The Real Story | Serie TV

Jack Robinson descubre unos huesos de un gigante. Gracias a ellos comenzará a comprender la verdadera realidad del cuento de hadas que sucedió años atrás en su familia. Jack podrá entonces subsanar los errores de su antepasado. Miniserie televisiva de dos capítulos, dirigida para todos los públicos por Brian Henson (Los teleñecos en la isla del tesoro), que aporta una nueva versión del clásico "Jack y las judías mágicas". Llama la atención el nutrido y espléndido reparto de rostros conocidos.

6/10
Juego de campeones

1999 | Varsity Blues

Mox es un estudiante universitario con ideas propias, que juega en el equipo de fútbol americano. Casi siempre de suplente. Hasta que la estrella del equipo se lesiona, y se ve obligado a sustituirle. De la noche a la mañana se convierte en pieza clave de "Los Coyotes" –así se llama el equipo–; Mox empieza a saborear las mieles del éxito, con todo lo que lleva consigo: adulación, chicas que se ponen a tiro, etc. Por si fuera poca la presión, el mítico entrenador de "Los Coyotes", un tipo duro que recurre a métodos poco ortodoxos para estimular a sus jugadores, se lleva a matar con Mox. Drama deportivo que plantea el interrogante de qué precio es lícito pagar por alcanzar la victoria. Muchas trepidantes escenas de fútbol, y los dramas humanos y sentimentales de los distintos personajes salpican el relato.

5/10
El arca de Noé (1999)

1999 | Noah's Ark

John Irvin (Un mes en el lago) cuenta la historia del patriarca Noé, recogida en la Biblia, en el libro del Génesis. Debido a los pecados de la humanidad, Dios va a castigarla con el diluvio. Noé se embarca, son su familia y una pareja de cada especie animal, en un arca. Aceptable telefilm donde destaca en el reparto el veterano Jon Voight, que da vida a Noé.

5/10
The General

1998 | The General

Film basado en un personaje real, conocido como "The General". Se trata de Martin Cahill, un criminal irlandés de baja extracción social, que realizó numerosos robos en Dublín. Se hizo popular en los 80, por la audacia de sus golpes, su enfrentamiento con el IRA y su agitada vida sentimental. El personaje ridiculizó una y otra vez a la policía, que no conseguía probar sus delitos; hasta el punto de que se ganó una relativa popularidad. John Boorman (director, guionista y productor) sabe dibujar la simpatía del personaje, pero sin obviar sus rasgos más crueles, o su curiosa bigamia. El director afirma que él mismo fue una de las víctimas de un robo de "The General", una de las razones que le condujo a investigar al personaje. Para intensificar el realismo Boorman rodó originalmente el film en un intenso blanco y negro. Destaca especialmente Jon Voight, el inspector de policía y Brendan Gleeson, que interpreta al protagonista, un tipo egocéntrico y carente de valores, que como decía la frase promocional del film “robaba a los ricos, para dárselo a sí mismo”. La película fue recompensada con el premio al mejor director en Cannes, y ha merecido las alabanzas del mismísimo Francis Ford Coppola.

7/10
Enemigo público

1998 | Enemy of the State

Un congresista es asesinado. En el crimen está implicado un alto funcionario de la Casa Blanca. Una cámara ha grabado los hechos y la información va a parar, casualmente, a manos del abogado negro Robert C. Dean. A partir de ese momento su vida se convierte en un infierno: sufre una persecución implacable con los medios de espionaje más sofisticados. El Gran Hermano imaginado por el novelista George Orwell, que vigila todos los movimientos de los ciudadanos, tiene una versión ultratecnológica en este film. Con el espionaje a través de satélites de comunicación y ordenadores, cualquiera diría que la intimidad personal es sólo un bonito recuerdo del pasado. Tony Scott firma un sólido film, que le acerca a la altura de otro de sus trabajos importantes: Marea roja. Logra crear una atmósfera inquietante de perpetuo acoso, y apenas deja respiro al espectador a lo largo del metraje. La arriesgada resolución del film –se podía haber caído en el mayor de los ridículos– demuestra que Scott tiene talento, y que lo usa cuando quiere. Los actores están estupendos: Will Smith hace un buen papel dramático, mostrando que tiene más dotes que las puramente cómicas; a Gene Hackman le basta su fuerte presencia para crear un estupendo espía, que recuerda a su memorable personaje de La conversación, de Francis Ford Coppola.

6/10
Anaconda

1997 | Anaconda

Película donde la acción se une al suspense y al terror para formar un verdadero cóctel explosivo. Un grupo de jóvenes reporteros se lanzan a una gran aventura en la selva del Amazonas, pero no saben hasta donde pueden llegar los secretos de la zona más salvaje del planeta. En su intrépido viaje conocerán a un extraño individuo que vive con la obsesión de capturar a la serpiente más grande de la tierra, la anaconda, un verdadero portento de la naturaleza. Pero se trata de un animal asesino y pronto se van a dar cuenta de que tendrán que luchar intensamente por su propia supervivencia. Rodada con esmero, la película contiene secuencias verdaderamente encomiables, de gran tensión. Referencia clara del director es Tiburón de Steven Spielberg, no sólo por contar con Bill Butler, el mismo director de fotografía. Tomas en el agua, apariciones sorpresa del monstruo, y figura del temerario y duro cazador remiten a un film ya clásico. El veterano actor Jon Voight (Cowboy de medianoche, Misión imposible, Enemigo público) derrocha talento y un peculiar sentido del humor a raudales, y Jennifer López (Asalto al tren del dinero) y Eric Stoltz (Memphis Belle) está bien. Para amantes de las aventuras naturales sin mayores pretensiones.

4/10
Giro al infierno

1997 | U Turn

A un tipo se le estropea el coche en Superior, un pueblo perdido en el desierto, justo cuando iba a saldar una deuda con un mafioso de Las Vegas. Mientras espera que lo arregle un mecánico algo atontado, se encuentra con otros personajes no menos excéntricos: un jefe indio ciego; una provocativa mujer apache y su loco y celoso marido, que le propone asesinarla; una jovencita a la que le gusta tontear, y su novio paleto y bravucón; y un sheriff del que no se sabe muy bien lo que quiere. Oliver Stone compone una peculiar película, donde cruza cine negro con el aire irónico y violento del cine de Sam Peckinpah, y en la que no falta hasta un homenaje a Duelo al sol, de King Vidor. Lo hace con una visión alucinada, próxima a la de Asesinos natos, de la que son firmes apoyos la esmerada fotografía, el brioso montaje y la música de Ennio Morricone, deudora de sus partituras para Sergio Leone. Pero si en el film citado podía hacerse una lectura de crítica a la glorificación actual de la violencia, aquí Stone ofrece, con una ironía desazonante, todo un catálogo de situaciones inmorales —asesinato, adulterio, traición...—, donde sólo sexo y dinero mueven a las personas. Inicialmente el director mantiene el interés gracias a que sigue el punto de vista del personaje de Sean Penn, a quien sin querer las cosas se le complican cada vez más, hasta extremos delirantes. Pero el planteamiento retorcido acaba componiendo un indigesto cóctel, capaz de destrozar los estómagos con más aguante.

6/10
Legítima defensa

1997 | The Rainmaker

Rudy, un joven sin recursos que acaba de terminar Derecho, tiene dificultades para encontrar trabajo como abogado. La oportunidad le llega de un despacho de fama dudosa, donde lleva varios casos con la inestimable ayuda de Deck. Se trata de un divertido charlatán que acabó la carrera con años de retraso, y que aún no ha superado el examen que le ha de permitir actuar ante los tribunales. Juntos llevan una complicada reclamación que les enfrenta a una todopoderosa compañía de seguros. Nueva adaptación de una novela de John Grisham, con padrino de excepción: Francis Ford Coppola, que firma el guión y dirige. El autor de films tan memorables como la trilogía de El padrino, Apocalypse Now, La conversación o Tucker, un hombre y su sueño hace un atractivo retrato del joven idealista Rudy (Matt Damon, actor en alza). Como si fuera un moderno don Quijote, trata de deshacer los entuertos de sus humildes clientes. En sus andanzas le acompaña Deck (genial Danny DeVito), un Sancho Panza lleno de humor y sentido común. No falta la hermosa Dulcinea (Claire Danes), una joven a la que maltrata brutalmente su marido, de la que Rudy se enamora. Ni los gigantes –que al final son, no podía ser de otra manera, simples molinos de viento–, en forma de abogados deshumanizados (turbador Jon Voight), que representan a una aún más deshumanizada compañía de seguros. Coppola organiza bien las piezas de este rompecabezas judicial. El resultado es una estupenda muestra de lo que ya parece un subgénero con personalidad propia: el drama judicial. La elección del reparto es uno de los mayores aciertos del film: además de los actores ya citados cabe señalar la recuperación de Mickey Rourke y la presencia de la veterana Teresa Wright, que ganó un Oscar por Los mejores años de nuestra vida. El director inyecta a la historia su fuerte personalidad, y no deja de abordar temas omnipresentes en su filmografía como la familia y el poder. ¡Atentos a la escena de la filmación en vídeo del testimonio de un enfermo terminal! Sólo una palabra puede definirla: sobrecogedora.

4/10
Se busca

1997 | Most Wanted

La acción comienza con una situación tensa a más no poder. El sargento James Dumm (Keenen Ivory Wayans), un admirado héroe de guerra, varias veces condecorado por su valentía, está a punto de ser ejecutado. Fue juzgado por un turbio asesinato, y condenado a la pena capital. La absolución le llega en el último instante, cuando el coronel Casey (Jon Voight), le elige para formar parte de una arriesgada misión. Forma parte del grupo denominado Las ovejas negras. La misión es de alto secreto, y a la vez que le salva de la muerte, le implica en una peligrosa conspiración en la que están implicados altos representantes del estado. Un thriller repleto de acción. Los niveles de tensión e intriga se mantienen desde el principio hasta el final para los aficionados al género. Escenas espectaculares de persecución y situaciones límites para dar y tomar.

4/10
Rosewood

1997 | Rosewood

Historia basada en hechos reales, dirigida por el afroamericano John Singleton, rememora lo acaecido en los años 20 del siglo XX, cuando se produce un linchamiento en una pequeña población negra de Florida, por una falsa acusación. Sólo algunos blancos arriesgarán su vida escondiendo a algunos de los perseguidos.

6/10
Misión imposible (1996)

1996 | Mission: Impossible

Ethan Hunt es un intrépido e inteligente agente secreto de la CIA que, durante una arriesgada misión, consigue escapar con vida de una emboscada. Pero es acusado de las muertes de sus compañeros, y debe convertirse en un proscrito. El gobierno contrata a una serie de criminales para que acabe con él, porque sabe demasiado. Pero Hunt no está dispuesto a ceder, y se propone enfrentarse a todos para desenmarañar la conspiración en la que se ha visto involucrado. Para ello contará con la estimable ayuda de una preciosa joven de armas tomar, interpretada por Emmanuelle Béart. Trepidante película de acción, basada en la famosa serie de televisión del mismo nombre, creada por Bruce Geller. La dirección de Brian de Palma es muy hábil, y consigue imprimir el ritmo preciso, sin dejarse llevar totalmente por la simple espectacularidad de algunas escenas. Tom Cruise está brillante en su papel. Muy entretenida, con alto grado de tensión, que sorprende a cada instante, como las mejores del género. Para el recuerdo queda la escena en que Hunt se descuelga en la cámara del ordenador.

6/10
Heat

1995 | Heat

Una sofisticada banda de ladrones realiza un robo de enorme audacia. Neil McCauley (Robert De Niro), su cabecilla, es un hombre inteligente, que prefiere evitar crueldades innecesarias, pero de una gran frialdad que cultiva a propósito. Por ello trata de evitar implicarse demasiado a fondo en sus relaciones con las personas: para estar libre de ataduras. El golpe recién cometido lo investiga Vincent Hanna (Al Pacino), un concienzudo policía, a quien su excesiva implicación en el trabajo causa problemas afectivos: se ha divorciado en dos ocasiones, y su esposa actual, a pesar del amor que le profesa, comienza ya a estar algo quejosa. Michael Mann escribe y dirige un film complejo, tanto de estructura como de producción y realización. El director había demostrado su capacidad para conjugar espectáculo de acción e historia de interés humano en El último mohicano. Mann vuelve aquí por los mismos derroteros, pero con mayor acierto, gracias también a unos cuantos momentos intensos, muy bien planificados. No sólo es capaz de coreografiar los robos y persecuciones con la misma o mayor efectividad que cualquier “jungla de cristal”, sino que sabe introducirlos en una historia de entidad, en la que se dibujan dos personajes principales: el ladrón y el policía, los cuales, a pesar de estar en bandos opuestos, tienen más de un punto en común. La idea de introducir un improbable encuentro entre los dos, antes del enfrentamiento final, se revela audaz y eficaz para mostrar esa proximidad. Sin duda que la presencia de dos actores enormes, De Niro y Pacino, contribuye a elevar éste y otros momentos del film. Y es que uno de los grandes aciertos de la película es el muy meditado reparto. A pesar de algunas pegas en personajes poco dibujados –un negro que trata de reinsertarse, la hijastra del policía–, la película funciona muy bien en líneas generales. Hay violencia, pero no regodeo en la misma, y un tratamiento casi siempre contenido de lo morboso. Varias subtramas están desarrolladas con acierto, ya sean las más puramente policíacas, o las que presentan a unos delincuentes y policías en los que late el deseo de llevar una vida familiar normal: poder estar con alguien, compartir lo bueno y lo menos bueno... Pero se trata de personajes con sentimientos contradictorios. Un trabajo para servir a la sociedad, puede no llenar la vida propia y de los que la rodean... El deseo de dejar un determinado estilo de vida no es fácil... Pueden no lamentarse determinados comportamientos bajo el escudo de un sentido fatalista de la vida... El sentimiento de venganza puede dar al traste con decisiones previas... Al final siempre llega en la vida el momento de optar, y cuando a Nel se le presenta –uno de los momentos más excitantes del film no le resulta nada fácil. Dante Spinotti ha fotografíado la película. A él se debe una atractiva visión nocturna de Los Ángeles, iluminada como un maravilloso y enorme árbol de Navidad. También se revela como muy importante su función en la secuencia del clímax, que transcurre en un aeropuerto, y en el que el constante encendido y apagado de las luces para el despegue y aterrizaje de aviones se convierte en una buena metáfora del mundo de luces y sombras en que se mueven los protagonistas.

7/10
Regreso a Paloma Solitaria

1993 | Return to Lonesome Dove | Serie TV

El capitán Call acaba de enterrar a su amigo Gus en Lonesome Dove y hace planes para regresar a su rancho en Montana. Antes de iniciar su viaje de vuelta, descubre una manada de potros slavajes y decide llevarlos al norte con la ayuda de Isom Pickett y Gideon Walker. Miniserie estrenada en televisión el año 1993 que supone la segu cuenta con un reparto coral y una historia cargada de emociones. Se trata de un western dramático realizado con empeño pero sin llegar a ser notable. El reparto reúne unos cuentaos rostros conocidos, encabezados por Jon Voight y Barbara Hershey.  En 1989 se estrenó Paloma Solitaria, protagonizada por Tommy Lee Jones y Diane Lane, una miniserie de mucha más calidad y que cosechó un gran éxito en su momento. Regreso a Paloma Solitaria es la continuación de esta primera parte, aunque el reparto cambia completamente de una versión a otra. 

6/10
El tren del infierno

1985 | Runaway Train

En una remota cárcel de Alaska, Manny y Buck, dos de los reclusos más duros, trazan un plan para fugarse que consiste en colarse en un tren de mercancías. Pero el maquinista muere, víctima de un infarto, y el tren se dirige a toda velocidad a un desastre seguro. Además, hay un tercer pasajero, una bella ferroviaria. El ruso Andrei Konchalovsky, que llegó a trabajar con Andrei Tarkovsky, dirige esta trepidante cinta de acción y aventuras, con guión de Akira Kurosawa. Jon Voight y Eric Roberts recibieron sendas nominaciones al Oscar.

6/10
Campeón

1979 | The Champ

Billy es un alcoholizado exboxeador que vive en un hipódromo junto a su hijo T.J. Un día, cuando inscriben en las carreras a la yegua que se acaban de comparar, se encuentran con Annie, mujer de Billy y madre de T.J. que les abandonó años atrás. Billy se planteará, entonces, volver a reunir a su familia, y entrenará para volver a los rings y demostrar su valía ante su hijo. La película de Franco Zeffirelli (Romeo y Julieta, La mujer indomable, Jane Eyre...) es un remake de El campeón de King Vidor. Jon Voigh protagoniza este melodrama donde un hombre redimido desea encauzar su vida para que su hijo se sienta orgulloso de él. El chavalín Rick Schroder que consigue arrancar las lágrimas del espectador, hizo su debut con esta película, y por su buen trabajo recibió un Globo de Oro. Faye Dunaway (Bonnie and Clyde, Chinatown, Network. Un mundo implacable...) no decepciona tampoco.

5/10
El regreso (1978)

1978 | Coming Home

Jane Fonda es la mujer de un oficial americano, que trabaja como enfermera en un hospital de veteranos de la guerra del Vietnam. Allí conoce a un mutilado de guerra (Jon Voight) totalmente inadaptado a la nueva situación que le imponen sus heridas, del que se enamorará. El regreso del marido (Bruce Dern ) hace que todos los personajes se tengan que enfrentar a una serie de decisiones que afectarán a sus vidas. Estamos ante uno de los títulos mas emblemáticos que han abordado las secuelas que el conflicto de Vietnam dejó en gran parte de la sociedad norteamericana. Hal Ashby es quien dirige este drama que se apoya sólidamente en las caracterizaciones de sus dos interpretes principales: Jon Voight recoge con acierto los sentimientos de rabia e impotencia que su situación de lisiado le provocan, acentuados tanto más en cuanto son consecuencia de una guerra absurda y sin sentido; Jane Fonda encarna sin acaramelamiento a la mujer que sabrá inspirarle amor, así como ayuda para enfrentarse a una nueva vida, a una nueva guerra, en la que no habrá ningún disparo pero no por ello será menos dura. Los dos actores fueron galardonados con sendos Oscars; además el film obtuvo la dorada estatuilla en la categoría de mejor guión original.

7/10
El puente sobre Estambul

1975 | Der Richter und sein Henker

Caótica coproducción entre Alemania e Italia donde un policía (Jon Voight) asesina a un compañero que pretendía ocupar, no sólo su puesto, sino quitarle a la novia (Jacqueline Bissett). Con elevadas dosis de cinismo, se convierte en el investigador de su propio crimen. Un antiguo policía (encarnado por el director Martin Ritt) le chantajea obligándole a eliminar a un peligroso mafioso (Robert Shaw). El film, curiosamente, se basa en una novela de Friedrich Dürrenmatt. Aunque fue premiada por la Academia del Cine Alemán por su montaje (Dagmar Hirtz) y Maximilian Schell ganó la Concha de Plata en el Festival de San Sebastián al mejor director, lo cierto es que se trata de una cinta confusa y algo tediosa repleta de escenitas de sexo "estilo Penthouse" y actores que no se creen lo que están haciendo.

2/10
Odessa

1974 | The Odessa File

Basada en la novela de Frederick Forsyth, el film recrea los tiempos de la Guerra Fría a través de un periodista que encuentra el diario de un judío donde revela las atrocidades de un comandante de las SS. Su búsqueda le llevará hasta una peligrosa organización armamentística. Protagoniza Jon Voight (Campeón, Anaconda, La búsqueda).

6/10
Conrack

1974 | Conrack

Autobiografía del profesor Pat Conroy, según su libro 'The Water Is Wide'. En el mismo cuenta cómo consiguió educar a sus alumnos, principalmente conflictivos afroamericanos del Sur de California. Sin embargo, no todo fue sencillo, ya que ni los jefes de la escuela confiaban en sacar algo provechoso de estos muchachos. Ambientado en los revueltos años 60, narra como Conroy les enseñó mucho más que lo que podían aprender en los libros: ver cine, escuchar música, amar la vida y respetarse entre ellos. Curiosamente, este profesor se transformó después en un reputado novelista, algunas de cuyas obras han sido adaptadas al cine, como El gran Santini y El príncipe de las mareas. Gran interpretación de Jon Voight y sobresaliente banda sonora de John Williams, que aporta sentimiento y sensibilidad al relato.

7/10
Defensa

1972 | Deliverance

Ed, Bobby, Lewis y Drew son cuatro amigos que se dispone a disfrutar el descenso de un río. Pero lo que promete ser ocasión de descanso, se convierte en algo bastante parecido al infierno cuando unos tipos les atacan. James Dickey guioniza su propia novela, que describe un mundo masculino y varonil, en el que las adversidades que propicia la naturaleza desata las tensiones entre el grupo. El film da un giro monumental en la trama. Unos hombres maduros, con sus familias y sus vidas, dejan el ajetreo de la ciudad para disfrutar de la paz del bosque, pero es en la propia naturaleza donde pueden hallar la mismísima muerte, y la lucha por vivir se convierte en una carrera a contrarreloj donde hasta los instintos más bajos y violentos del hombre florecen. Alabada interpretación de los protagonistas destacando a Burt Reynolds, el eterno galán caradura, que sorprende con una interpretación alejada de sus papeles habituales. Le acompaña Jon Voight, también notable, Ned Beatty (Superman) y Ronny Cox (Taps (Más allá del honor)). El director plantea una idea que está presente en toda la película. El instinto de supervivencia pone a prueba a unas personas que se consideran civilizadas. Puede llegar a convertirles en salvajes en un entorno determinado, con tal de conservar la vida. John Boorman (Excalibur, Más allá de Rangún) sabe crear una atmósfera crispada, donde el río parece un personaje más. El ritmo es trepidante, y destacan las composiciones de Jon Voight y Burt Reynolds, que trabajaron sin dobles.

6/10
Trampa 22

1970 | Catch 22

El director de Armas de mujer satiriza el cine bélico, a través de un piloto que, durante la Segunda Guerra Mundial, intenta desesperadamente hacerse pasar por loco, para que le retiren del servicio. Junto a Alan Arkin y Martin Balsam, destaca la presencia en el reparto del músico Art Garfunkel.

4/10
Cowboy de medianoche

1969 | Midnight Cowboy

Dos marginados, un ingenuo "cowboy" (Jon Voight), que quiere convertirse en gigoló, y Rizzo (Dustin Hoffman), un pícaro aquejado de tuberculosis, se conocen en la ciudad de Nueva York. Entre ellos surge una profunda amistad y juntos elaboran un sinfín de proyectos que pronto se desvanecen ante una ciudad que se revela cruel ante perdedores como ellos. John Schlesinger dirige con acierto este duro drama sobre la vida callejera de la célebre ciudad americana. Excelente es el trabajo de sus dos protagonistas que consiguen magníficas caracterizaciones. La amistad, la ilusión y el desencanto son sentimientos que tanto Jon Voight como Dustin Hoffman consiguen imprimir con gran realismo a sus personajes La película fue galardonada con 3 Oscar en las categorías de mejor película, director y guión adaptado (Waldo Salt). Como curiosidad, hay que señalar que tanto Dustin Hoffman como Jon Voight estuvieron nominados para el Oscar al mejor actor; sin embargo, éste no fue para ninguno de los dos, sino para otro cowboy más veterano; John Wayne fue quién se hizo con la preciada estuatilla por su actuación en Valor de ley.

7/10
Fearless Frank

1967 | Fearless Frank

Extraño y discreto film dirigido por Philip Kaufman (Elegidos para la gloria), que se deja llevar por un toque excéntrico para componer una especie de comedia acerca de un superhéroe bastante peculiar. Se trata de la película en que debutó Jon Voight, que antes sólo había aparecido en series televisivas. Narra cómo en el norte de Chicago, el joven Frank es atacado por una pandilla de delincuentes, que acaban dándole muerte. Sin embargo, Frank resucitará como "Fearless Frank" (algo así como "Frank Sin Miedo"). Un científico loco no tardará en crear un antihéroe del mismo pelaje...

3/10
La hora de las pistolas

1967 | Hour of the Gun

Para mantener la ley en el pueblo de Tombstone, el sheriff Wyatt Earp se enfrenta a un clan de forajidos. El especialista en acción John Sturges retomó a los personajes reales de su magnífica Duelo de titanes.

5/10
La ley del revólver

1955 | Gunsmoke | Serie TV

Una de las series más famosas de la historia de la televisión, que nació como un serial radiofónico, en 1952, producido por Norman MacDonnell. Narraba las peripecias de Matt Dillon, el sheriff de un pueblecito del oeste. Cuando empezó a barajar la posibilidad de adaptarlo a la pequeña pantalla, MacDonnell le ofreció el papel del protagonista, el sheriff Matt Dillon, al mismísimo John Wayne. Cuando éste rechazó el papel fichó a James Arness, que se hizo muy popular con la serie y que fue recomendado por el propio Wayne. Se mantuvo en antena a lo largo de 20 temporadas, batiendo todos los records en este sentido –tuvieron que pasar muchísimos años para que Los Simpson igualara el número–. En todo ese tiempo, la serie pasó del blanco y negro al color, y también pasó de los episodios de media hora iniciales a una hora. Destaca el trabajo de un jovencísimo Burt Reynolds, que interpretaba a Quint Asper, herrero del pueblo, y descendiente de los indios. La serie también dio a conocer a Dennis Weaver, ayudante del sheriff protagonista, y por sus numerosos episodios pasaron rostros hoy en día tan populares como Jodie Foster o Harrison Ford. Entre los directores que rodaron alguna entrega destacan Sam Peckinpah, Andrew V. McLaglen, Arthur Hiller, Robert Stevenson o Mark Rydell.

7/10

Últimos tráilers y vídeos