IMG-LOGO

Biografía

Emma Roberts

Emma Roberts

29 años

Emma Roberts

Nació el 10 de Febrero de 1991 en Rhinebeck, Nueva York, EE.UU.

La sobrinísima

20 Abril 2011

En los últimos tiempos Emma Roberts se ha puesto a gritar, y no sólo por hacer Scream 4, sino porque la alegría la embarga. Su carrera va despegando, hace honor a los genes interpretativos de su tía Julia Roberts.

Emma Rose Roberts, más conocida como Emma Roberts, nació en Rhinebeck, Nueva York, EE.UU., el 10 de febrero de 1991. Y claramente, pertenece a un clan al que le gusta actuar, no es extraño que ella haya quedado prendada por la profesión que te permite meterte en la piel de otras personas. La famosa de la familia es sin duda su oscarizada tía Julia Roberts, pero su padre Eric Roberts también es actor, y entre su parentela se cuentan la actriz Lisa Roberts Gillan (tía), la directora de casting Eliza Roberts (su madrastra) y Morgan y Keaton Simons (hermanastros).

Siendo niña, Emma se puso ya bajo la luz de los focos. Y es que acompañar a la familia al set, despertó sus deseos actorales con gran fuerza. Fue con 10 años cuando debutó con Blow (2001), film del narcotráfico con dos españoles en sus filas, Penélope Cruz y Jordi Mollà; ella era la hija del mismísimo Johnny Depp.  Unfabulous, serie televisiva de Nickleodeon. También ese año aparecía con su tía Julia en La pareja del año, pero ni siquiera aparecía acreditada. Aquello podía haber quedado en una anécdota para contar cuando eres mayor a amigos y conocidos. Pero fue más allá.

Emma siguió sumando papeles en títulos familiares, como Grand Champion (2002), hasta conseguir un papel fijo en la serie televisiva Una chica corriente (2004). A este juvenil papel –que también le sirvió para probar sus virtudes musicales en un disco, y es que le apasiona cantar– añadía otros en la pantalla grande como el de Aquamarine (2006) y, sobre todo, el de detective adolescente en Nancy Drew: Misterio en las colinas de Hollywood (2007). Se notaba un aire de familia en la natural jovencita, sobre todo en la desarmante sonrisa de su bocaza, que remitía a Julia, aunque los rasgos del rostro parecían como más finos.

Una película que se autotitula Megapetarda (2008) no dice mucho en su favor, pero ahí estaba Emma, dale que dale, sumando títulos más o menos familiares o para adolescentes, algo que continuó haciendo con la canina película Hotel para perros (2009), ¡guau!. ¿En 2010 empezaba la cuenta atrás hacia la fama? Quizá, aunque 4.3.2.1 no era demasiado estimulante, pero el principal reclamo del film era sin duda ella, que ya con 19 añitos había desplegado toda su belleza. Los estudios lo han notado pues 2010 es año de odisea para Emma, cuya carrera ha despegado hasta el punto de que se acumulan las ofertas de trabajo y es difícil pronosticar adónde llegará.

A la hora de hablar de la vida sentimental de Emma, hay un dato incontestable: la chica es joven, no ha tenido relaciones serias. De modo que decir que salió con Alex Pettyfer, o que ahora se le ve con un tal Dathan Kuppin, estudiante universitario, no es ciertamente decir demasiado.

Como tía como Julia Roberts no hay más que una, ambas coincidieron en la película coral Historias de San Valentín (2010), eso sí, sus historias de amor no se cruzaban. Twelve, también de 2010, es sin duda su película más adulta; ambientada en el mundo de las drogas, movía la cámara un Joel Schumacher en horas bajas.

Tras los sustos de Scream 4 (2011), es muy esperada Homework, título que le une con otro actor infantil al que ha tocado crecer, el estupendo Freddie Highmore. También tiene protagonismo en It’s Kind of a Funny Story, comedia con el graciosete Zach Galifianakis; y en What’s Wrong with Virginia, donde tiene la buena compañía de Jennifer Connelly y Ed Harris.

Filmografía
La caza

2020 | The Hunt

Una de esas películas que admiten diversos niveles de lectura. El espectador más primario se quedará con que estamos ante una trama de “caza del hombre”, con un grupo de personajes que lucha por su propia supervivencia en un entorno hostil. Y el más sesudo se moverá entre la interpretación sesuda de la crítica a una sociedad muy polarizada, entre extremistas liberales y ultraconservadores, que se ven atrapados en la red de las teorías conspiranoicas que ellos mismos han creado, repartiendo estopa a unos y otros; y la de que, con la excusa recién mencionada, se entrega una película de intención comercial hiperviolenta, al más puro estilo Rambo, cayéndose en singulares paradojas. Al final, quizá esta sea la principal virtud del film, producción de una compañía en alza, Blumhouse: ser capaz de contentar gustos diversos con un film que, innegablemente, resulta muy entretenido, gracias a un ritmo trepidante. La narración juega en su arranque al desconcierto. En un avión de lujo viaja una serie de personajes hacia no se sabe dónde, y en su interior se desata la violencia. Por otra parte, una docena de personas que no se conocen entre sí, se despiertan en medio de un bosque con una especie de bozal, y un cajón lleno de armas. Deberán enfrentarse a un enemigo desconocido que quiere acabar con ellos, en una suerte de Juegos del hambre para adultos. ¿Estamos en Arkansas? ¿O en un país de Europa del Este? ¿Quién es el protagonista? Porque esta y aquel, que parecen los guaperas de la función, caen como moscas nada más iniciarse la partida. Sí, el film juega con esta artimaña, al más puro estilo Psicosis, hasta señalarnos con algo de claridad quién protagoniza la función. Y sin aclararnos los motivos de lo que ocurre hasta bien avanzado el metraje, de modo que el espectador puede elucubrar si esto es un experimento de ingeniería social, o si hay algo más elemental detrá de todo, el odio, la frustración y la venganza. Han armado el guion Damon Lindelof y Nick Cuse, que han dado pruebas de imaginar distopías y futuros cercanos desagradables en series como Perdidos y The Leftovers. Y dan muestras de inteligencia al no tomar partido por nadie, lo único que señalan es cómo la violencia y la crispación generan más violencia y crispación, en una espiral incontenible, donde pueden quedar atrapados inocentes que “pasaban” por ahí, y que hasta puede que tengan una hoja de servicios inmaculada sirviendo en el ejército en Afganistán. Craig Zobel ha sabido aprovechar el guion que tiene entre manos, y su gran mérito como director es que los cambios de escenario y personajes forman parte de una maquinaria muy bien engrasada. Los que amaron Kill Bill disfrutarán de la larga pelea de chicas, Betty Gilpin y Hilary Swank, primero a ritmo de música de Beethoven, singular homenaje en el 250 aniversario de su muerte, pero como tampoco hay que exagerar, luego pasamos a un chunda chunda debido a Nathan Barr.

6/10
Paradise Hills

2019 | Paradise Hills

Un futuro sin determinar. Uma se despierta en un lugar desconocido de la noche a la mañana: un misterioso islote en medio del mar que se asemeja a un vergel, en donde otras mujeres pulcras y vestidas de blanco pasan las horas en los jardines como si de diosas se tratara, servidas por elegantes jóvenes. Allí se respira una extraña paz. Pronto sabrá Uma que está en ese lugar para ser reeducada obligatoriamente durante dos meses, el tiempo necesario para que acepte la proposición de matrimonio que ha rechazado. Al poco tiempo se hará amiga de otras jóvenes que está allí encerradas por otros motivos. Tenía buenas hechuras este film de ciencia ficción distópica con elementos de terror y misterio. El punto fuerte es el planteamiento y una ambientación recargadísima al estilo jardín del Edén, verdor y flores por doquier, personajes envueltos en gasa y maquillaje, colores límpidos, luz clarísima, aspectos que dan como resultado una cárcel de seda, enigmática e inquietante. Se trata del primer largometraje de la española Alice Waddington (Bilbao, 1990), que rueda en inglés con actores extranjeros, aunque la producción es enteramente española. Desde luego, audacia no le ha faltado, aunque el resultado final no alcance cotas demasiado altas. La sensación con Paradise Hills es que se malogra una buena oportunidad de causar impacto. Se genera gran interés al principio, pero poco a poco la cosa se vuelve blandita, con un desarrollo más lento de lo conveniente y un giro de los acontecimientos que se ve venir, aunque el guión –en donde ha participado la propia Waddington y Nacho Vigalondo– no deje de ser original, con ideas que funcionan, como la de la división social en Uppers y Lowers, a la que por otra parte podría habérsele sacado mayor partido. Pero en general falta emoción y la tensión acaba estando muy por debajo de las expectativas. El conjunto es poco consistente. También se antoja un error de bulto la introducción de un importante elemento fantástico que desconcierta y resta credibilidad, además de ayudar a que la pesadilla distópica se diluya y tome derroteros más efectistas. Con todo, la película se deja ver. Aunque lo mejor, acaba siendo seguramente el cuidado diseño de producción a cargo de Laia Colet. Mientras que el trabajo de las actrices, en donde destaca una convincente Emma Roberts, es correcto, aunque probablemente se echa de menos una mayor presencia de Milla Jovovich.

5/10
Little Italy

2018 | Little Italy

American Horror Story: Cult

2017 | American Horror Story: Cult | Serie TV

El club de los jóvenes multimillonarios

2016 | Billionaire Boys Club

En 1983 Joe Hunt, experto financiero con gran visión para los negocios, y Dean Karny, jugador de tenis profesional con muchos contactos entre la alta sociedad de Los Ángeles, convencen a sus excompañeros de Harvard para crear un fondo de inversiones llamado Billionaire Boys Club (El Club de los Jóvenes Multimillonarios). Basado en un esquema piramidal fraudulento, el Club es un éxito rotundo y el grupo de amigos se enriquece con rapidez disfrutando de una vida de lujo propia del sueño americano...

Nerve

2016 | Nerve

Adaptación de una novela juvenil de Jeanne Ryan en torno a internet y las redes sociales, cuyos directores no podían estar mejor escogidos. En efecto Henry Joost y Ariel Schulman se dieron a conocer en 2010 gracias al documental Catfish, donde seguían la relación que establecía un hermano del segundo con una chica a través de Facebook. Aquí la pareja de realizadores centra su atención en Venus Delmonico, Vee, una jovencita con personalidad, pero algo cortada, se diría que muy diferente a su osada amiga Sydney. Ello se nota en que no se atreve a decir a su madre que planea dejar el nido e irse a estudiar a CalArts donde le han admitido, pero sobre todo en su reticencia a inscribirse en Nerve, el juego de moda en internet, de dudosa legalidad, y donde Sydney descolla. En Nerve hay jugadores y observadores, y los primeros deben aceptar los desafíos que anónimamente se les proponen, a partir de los datos personales que dan a conocer en las redes sociales. Desde hacer un “calvo” a agarrarse a un autobús mientras uno se mueve sobre patines, cualquier cosa puede ser propuesta; y por supuesto los jugadores más interesantes van sumando seguidores y cuando cuando cumplen los desafíos propuestos reciben suculentos ingresos en sus cuentas bancarias. Contra pronóstico, Vee decide jugar una vez, por probar, y superado el primer desafío se convierte en alguien muy popular en Nerve, y en su andadura le ayuda Ian, otro atractivo jugador. Joost y Schulman demuestran tener un don para plasmar en imágenes las razones que llevan a tantas personas a la adicción a las pantallas: combatir el aburrimiento, anhelo de emociones fuertes, deseo de notoriedad y reconocimiento social, etcétera. Y al pintar un ambiente juvenil, muestran los clásicos celos entre amigos, la timidez e inseguridad que asoman con frecuencia, el disimulo y falta de confianza con los padres, y también el superficial atractivo por el lujo y lo prohibido. Nerve no pretende ser un sesudo análisis las nuevas tecnologías ni un estudio sociológico juvenil, pero algunas ideas sobre estas realidades apunta con una trama entretenida y servida a buen ritmo, que tiene el problema de no saber acabar, el modo en que todo se resuelve, aunque parece que se ha meditado, resulta algo simplón. Funciona bien la pareja protagonista, Emma Roberts y Dave Franco, y también los juveniles secundarios, mientras que la madre Juliette Lewis resulta un personaje demasiado desdibujado.

6/10
February

2015 | February

Ashby

2015 | Ashby

Ed Wallis, estudiante de secundaria, acaba de llegar a una nueva ciudad. Es un tipo espabilado y brillante en sus estudios y en el deporte. Pronto trabará amistades en el lugar y especialmente significativa será la que le una a un vecino suyo, un ex agente de la CIA (asesino profesional) que está ya retirado. Comedia dramática con su toque romántico protagonizado por un trío de actores solventes, en donde destaca la presencia del veterano Mickey Rourke (con un rostro bastante distinto y desmejorado del que tenía cuando empezó su carrera cinematográfica). La historia entretiene lo justo, pero cae bien.

5/10
American Horror Story: Coven

2013 | American Horror Story: Coven | Serie TV

Somos los Miller

2013 | We're the Millers

Los especialistas en comedia Jason Sudeikis y Jennifer Aniston vuelven a coincidir tras Cómo acabar con tu jefe, muy representativa de la clase de películas ligeras y alocadas que ambos suelen protagonizar. Somos los Miller tiene poco que ver con la española Familia, de Fernando León de Aranoa, a cuyo planteamiento recuerda lejanamente. En Somos los Miller David Burke (Sudeikis) es un traficante de medio pelo que para saldar una deuda con un capo de la droga acepta transportar un importante alijo desde México. Como cobertura, contrata a una stripper (Aniston), a una punk callejera (Emma Roberts) y a su joven amigo Kenny (Will Poulter), para que se hagan pasar por su mujer y sus dos hijos, con la esperanza de aparentar ser una familia normal. Este tipo de productos de pocas miras pueden tener un pase si al menos el desarrollo funciona, y cuenta con un par de gags inspirados. Pero no es ni de lejos el caso de Somos los Miller, filmada sin mucha convicción por Rawson Marshall Thurber, autor de Cuestión de pelotas, otra prescindible muestra del género que al menos tenía algo más de gracia. El guión de los especialistas en risas fáciles Bob Fisher y Steve Gaber (De boda en boda) y Sean Anders y John Morris (Jacuzzi al pasado) acusa una absoluta falta de inspiración a la hora de plantear alguna secuencia que funcione humorísticamente. Acaban recurriendo a la sal gruesa en busca de la risa fácil, con 'perlas' como la picadura de tarántula que sufre uno de los personajes en un lugar poco apropiado, o el momento en el que el prolífico secundario Luis Guzmán interpreta a un policía corrupto mexicano que pide a cambio de hacer la vista gorda una felación. Se nota que los protagonistas han escogido este proyecto para trabajar poco. Sudeikis sobreactúa en su línea de siempre, Aniston sale del paso con su encanto habitual pero sin que tenga ni una sola secuencia en la que haya debido esforzarse, y Emma Roberts resulta más o menos convincente a pesar de la poca entidad de su personaje. El film juega a dar la típica visión cínica de la familia para que a lo largo del metraje los personajes vayan dándose cuenta de la necesidad de tener a alguien al lado. Pero todo suena tan falso como mil veces visto. Lo mejor de Somos los Miller es una de las ridículas tomas falsas que se incluyen durante los títulos de crédito, en la que a Jennifer Aniston le recuerdan su pasado en Friends.

3/10
Palo Alto

2013 | Palo Alto

Celeste and Jesse Forever

2012 | Celeste and Jesse Forever

Scream 4

2011 | Scream 4

Más de una década después de Scream 3, Wes Craven retoma la saga, de nuevo con Kevin Williamson como guionista. Demuestra el realizador un gran olfato comercial al combinar entre los protagonistas a los viejos protagonistas de la saga, Neve Campbell, David Arquette y Courteney Cox, con jóvenes de tirón, como Hayden Panettiere, la animadora de Héroes, y Emma Roberts, la sobrinísima de Julia Roberts, cada vez más en alza. También aparecen por ahí rostros muy conocidos como Anna Paquin, Kristen Bell o la veterana Mary McDonnell. La cinta comienza con un viejo tópico del cine de terror. Sidney Prescott vuelve a Woodsboro, su pueblo natal, diez años después, reconvertida en escritora, pues acaba de publicar un libro sobre los hechos. Allí se reencuentra con el sheriff Dewey y la periodista ya retirada Gale Weathers, que se ha convertido en su esposa, y también con su prima Jill y su tía Kate. No es necesario ser demasiado conocedor del género para predecir que volverán a ocurrir nuevos crímenes, coincidiendo con su llegada. Alguien se ha puesto la vieja máscara de Ghostface y siembra el terror persiguiendo a los jóvenes de la localidad, como a los amiguetes de la joven Jill. Recupera las reflexiones cinematográficas que tenía sobre todo la primera parte, y arremete contra la ultraviolencia que se ha impuesto en el género, sobre todo tras la saga de Saw. Además, también analiza en cierta manera la situación actual del terror, en un momento marcado por la moda de los remakes y reinicios de antiguas franquicias. Introduce mucho humor que será apreciado sobre todo por los incondicionales de este tipo de cine. Pero además, sus secuencias de suspense son lo suficientemente eficaces. Con tanta reflexión sobre las reglas del género, la acción se vuelve en cierta manera impredecible, y Craven reivindica su corona de rey de este tipo de cintas, luciéndose en secuencias de suspense eficaces, como el asesinato del chico de la cámara, o el clímax final. La disfrutarán especialmente los incondicionales de estas películas por sus múltiples referencias, aunque al resto del público le resultará lo suficientemente entretenida.

5/10
El arte de pasar de todo

2011 | The Art of Getting By

Puesta de largo de Gavin Wiesen, escritor y guionista, hasta el momento autor del corto Kill the Day. Ha elegido como protagonista a Freddie Highmore, el inolvidable niño de Descubriendo Nunca Jamás, tan crecido que interpreta a un estudiante en edad casi de ir a la universidad. De hecho, interpreta a George Zinavoy, que efectivamente estudiará una carrera si consigue graduarse en el instituto. Pero a pesar de su inteligencia, y su extrema sensibilidad para la pintura y el arte, no hace ningún esfuerzo y se dedica a hacer dibujos, en lugar de atender a los profesores. Ni siquiera hace caso al profesor de pintura, la asignatura que más le debería interesar, por sus aptitudes para estudiar Bellas Artes. De carácter solitario, la situación en su casa no es buena, pues su madre regaña constantemente con su padrastro. Un día ayuda a Sally, una de las chicas más atractivas del instituto, cuando carga con la culpa de haberse fumado un cigarro en la azotea, a pesar de que ella fue la que lo hizo. Ambos se hacen muy amigos y aunque George se enamora hasta el tuétano de la chica, no se atreve a confesarle sus sentimientos... Highmore madura muy bien, y parece que de momento está destinado a dar más juego en la pantalla, pues resulta bastante creíble como adolescente rebelde. Está muy bien escogida para darle la réplica Emma Roberts, ideal como chica popular y deslumbrante. El reparto guarda muchas sorpresas, pues forma parte del mismo una madura Alicia Silverstone, como la profesora de literatura. Además, una de las compañeras de los protagonistas está interpretada por la joven Sasha Spielberg, hija de Steven Spielberg y Kate Capshaw. El debutante realizador, Wiesen, no se mete en camisas de once varas, tratando de llamar la atención con un film pretencioso, pero resultan interesantes sus reflexiones sobre la desorientación juvenil, y además, se muestra bastante positivo. Logra una factura típica de película 'indie' americana y aprovecha sobradamente el ajustado presupuesto.

6/10
Historias de San Valentín

2010 | Valentine's Day

El español Fernando Palacios tuvo la misma idea con su comedia romántica El día de los enamorados, de 1959, que por su éxito tuvo una continuación titulada Vuelve San Valentín. Encadenaban ambos filmes las peripecias de variopintos personajes el 14 de febrero. Como esas películas no tuvieron ninguna repercusión internacional, no resulta probable que hayan sido la inspiración de esta comedia romántica de Garry Marshall, el director de Pretty Woman, que sin embargo sí parece haber tenido muy presente Love Actually, que entrecruzaba historias en torno al día de Navidad de muchos personajes, interpretados por grandes actores británicos. Historias de San Valentín repite la jugada con famosos actores americanos y sustituye Londres por Los Ángeles. Reed Bennett (Ashton Kutcher), dueño de una floristería que va a tener mucho trabajo en San Valentín (el día en que realiza más ventas), le pide a su novia, Morley (Jessica Alba), que se case con él y ésta acepta. Sin embargo, Bennett empieza a darse cuenta de que en realidad la mujer de su vida es su mejor amiga, Julia, que ha encontrado por fin a un hombre serio y responsable, el Dr. Harrison Copeland, después de numerosos desengaños con impresentables. El tal Dr. Bennett entra en la tienda de Reed y le encarga que le envíe discretamente flores a Julia, pero también a su esposa, puesto que está casado. También tienen gran importancia una mujer madura, que le cuenta un secreto del pasado a su marido, un niño que encarga en la floristería un ramo para la persona de la que está enamorado, una mujer que combina su trabajo de recepcionista-secretaria con la atención a una línea erótica, un célebre jugador de fútbol, y una capitana del ejército que vuela en avión a Los Ángeles aprovechando un permiso para encontrarse con “el hombre” de su vida. No llega a la altura de su referente británico, pues la guionista Katherine Fugate (El príncipe y yo) carece del ingenio de Richard Curtis. Así, guarda pocas sorpresas, y parece planificada con tiralíneas en su pretensión de representar a todos los rangos de edad (hay niños y jubilados), diversas minorías étnicas, y hasta una pequeña historia homosexual forzada, para contentar a todo el público. El nivel de las historias es irregular, pues algunas son un poco “facilonas”. Sin embargo, sus pequeñas y evidentes pinceladas en torno a la fidelidad, la sinceridad y el miedo al compromiso funcionan. Logra su objetivo de entretener, sobre todo por el “glamouroso” reparto, que por ejemplo reúne a Julia Roberts (la militar) con su “sobrinísima” Emma, una joven que se plantea perder la virginidad con su novio. Destaca Jennifer Garner, que le pone bastante pasión a su personaje de mujer desengañada, Anne Hathaway (la telefonista erótica) y el siempre sorprendente Jamie Foxx, como periodista deportivo forzado a hacer un reportaje sobre San Valentín. Tienen menos presencia pero demuestran su solvencia Topher Grace, Jessica Biel, Kathy Bates, Jessica Alba, Shirley MacLaine y Queen Latifah. Algunos diálogos derrochan simpatía (“si encuentras a una mujer demasiado buena para ti, cásate con ella”), y un par de referencias metacinematográficas tienen su gracia, cuando el hombre lobo que mostraba pectorales en Luna nueva, Taylor Lautner, declara que no quiere quitarse la camiseta en público porque le da vergüenza, o el momento en que la veterana Shirley MacLaine acude a una proyección de su vieja película Hot Spell.

5/10
4.3.2.1

2010 | 4.3.2.1

Cuatro chicas jóvenes, cada una con sus sueños de futuro, se ven involucradas con el mundo del crimen cuando se relacionan con una banda de ladrones de diamantes. Jo, Cassandra, Kerry y Shannon vivirán entonces tres días de peligro y locura. El film resulta entretenido, pero poco más. La guapa Emma Roberts hace de único reclamo interpretativo.

4/10
Memoirs of a Teenage Amnesiac

2010 | Memoirs of a Teenage Amnesiac

Una historia casi divertida

2010 | It's Kind of a Funny Story

Un inteligente adolescente, enamorado de la novia de su mejor amigo, no atraviesa su mejor momento, y hasta piensa en la salida en falso del suicidio. Por ello acude a una clínica psiquiátrica, en busca de ayuda, pensando que le darán una pastilla o algo así, pero en cambio deciden tenerle ingresado cinco días. El cambio de las aulas por la convivencia con una mezcolanza de compañeros adultos y jóvenes más o menos "grillados" le tocará en lo más profundo de su se Interesante comedia dramática sobre las tribulaciones de la adolescencia, dirigida por el tándem compuesto por Anna Boden y Ryan Fleck, que ya sorprendieron gratamente con Half Nelson, historia de droga y aulas. Pinta bien las presiones de la edad, cuenta con un buen reparto, y no falta el ganso de Zach Galifianakis como mentor del joven protagonista Keir Gilchrist. La voz en off se usa con eficacia, hay momentos oníricos que funcionan, y la idea de salir de uno mismo para ayudar a los demás está muy bien plasmada, por ejemplo en la escena con música egipcia en honor a uno de los pacientes.

6/10
Twelve

2010 | Twelve

La historia de un joven camello neoyorquino, que a su azarosa vida suma el asesinato de su primo y la sospecha de que su mejor amigo está detrás de los hechos. Joel Schumacher es un cineasta que ha conocido tiempos mejores. El último film decente que hizo fue El fantasma de la ópera (2004), pero ha llovido demasiado desde entonces, y aquí, a partir de una novela de Nick McDonell, entrega una intriga en el sórdido mundo del tráfico de las drogas de diseño, servidas a jovenzuelos de la alta sociedad. El director conserva el oficio, pero el desañilado film tiene escaso interés, y su propuesta de redención a través del amor no es demasiado sólida. En el reparto, aparte del rapero 50 Cent, están hermanos (Rory Culkin) y sobrinas (Emma Roberts) de famosos (Macaulay Culkin, Julia Roberts).

4/10
Virginia

2010 | Virginia

Hotel para perros

2009 | Hotel for Dogs

La joven Andi y su hermano Bruce son dos chicos huérfanos de dieciséis y once años respectivamente, que están viviendo en una casa de acogida con una pareja de rockeros. Ambos mantienen en secreto que tienen un perro, porque las estrictas reglas de la casa no les permiten animales; pero la situación se hace cada vez más insostenible. Un día, cuando su perro Friday se escapa, va a parar a un hotel abandonado en la ciudad, donde viven dos perros perdidos. Los hermanos se dan cuenta enseguida de que si nadie hace nada por los perros abandonados, acabarán en una perrera; y si nadie los adopta, pronto serán sacrificados. Por eso, Andi y Bruce, junto a la ayuda del joven Dave y su amiga Heather, se ponen manos a la obra para hacer del albergue destartalado un verdadero hotelazo para perros. Simpática comedia para los más pequeños, muy al estilo de Beethoven. Uno más de la familia, en la que dos hermanos huérfanos deciden crear un hogar para los canes más desfavorecidos de la ciudad. Los momentos más cómicos están protagonizados por los animales, cuando estos son tratados a cuerpo de rey, por ejemplo con la instalación de una máquina expendedora de zapatillas, para que el gracioso bulldog pueda morderlas a gusto. La chica protagonista es la jovencita Emma Roberts, sobrina de Julia Roberts, para los que no lo sepan, a la que ya se vio en otros títulos juveniles como Aquamarine. Por otro lado, destaca la cómica Lisa Kudrow, en un papel muy de su estilo; y se agradece la presencia de Don Cheadle, el único adulto inteligente de la trama, que interpreta a un agente de servicios sociales. La película, por supuesto muy aconsejable para los que les gusten los perros, destaca por el valor de la responsabilidad y el amor hacia los animales, que se inculcan continuamente a los más pequeños.

4/10
Lymelife

2008 | Lymelife

Interesante cine independiente norteamericano, avalado por la producción de Martin Scorsese. Ambientada en los años 70, el guión narra las dificultades económicas por las que atraviesan dos familias de Long Island. Se trata de un film lleno de carga emotiva, con personajes bien perfilados y esa visión fuera de todo romanticismo edulcorado de la sociedad de clase media. Apoyados en un sólido reparto, con papeles muy bien trabajados por Alec Baldwin (La ley de Brooklyn), Jill Hennessy (Crossing Jordan), y sobre todo los fantásticos hermanos Kieran Culkin y Rory Culkin. Curiosamente se trata de la ópera prima tras la cámara de Derick Martini, quien ha coescrito el guión con su hermano Steven Martini. La película fue muy bien recibida en el Festival de Toronto, en donde ganó el Premio Internacional de la Crítica.

7/10
Megapetarda

2008 | Wild Child

Comedia ligera al más puro estilo americano, con claras influencias de otras películas de estudiantes, al estilo Chicas malas o la muy superior Una rubia muy legal. Aquí la protagonista es una jovencita absolutamente malcriada, llamada Poppy. La chica tiene de todo pero es una egoísta de tomo y lomo, y una consentida a la que dan ganas de dar un cosqui. Así que su padre decide mandarla a un internado en Inglaterra para que la enderecen. Aunque previsible, la película es agradable, tiene buenos sentimientos y está interpretada con gracia por Emma Roberts. Aparece la actriz Natasha Richardson (1963-2009) en su último papel.

4/10
Nancy Drew: Misterio en las colinas de Hollywood

2007 | Nancy Drew

Adaptación de las andanzas de una popular heroína adolescente, envuelta en las historias de misterio más sorprendentes. En efecto, los libros de misterio de Nancy Drew nacieron en Estados Unidos en los años 30, y venían firmados por el seudónimo Carolyn Keene, tras el que se escondían varios autores, desde el editor Edward Stratemeyer, hasta su hija Harriet, y Mildred Wirt Benson. Nunca dejaron de publicarse, e incluso los títulos antiguos se revisaban para ponerlos al día. Al cine ya fueron llevados a finales de los 30, en 4 películas protagonizadas por Bonita Granville. La nueva versión de las aventuras de la chica detective procura mantener el encanto de la serie original, pero tratando de captar los gustos del público actual. Para ello se sitúa la trama en Hollywood, donde el padre de Nancy ha debido desplazarse por motivos de trabajo. Allí la jovencita, incapaz de dedicarse sólo a ser una chica normal de instituto, investigará el asesinato sin resolver de una conocida actriz. A señalar el cameo de Bruce Willis como un actor que rueda una película.

4/10
Aquamarine

2006 | Aquamarine

Claire y Hailey son dos amigas de trece años que viven en una pequeña ciudad de Florida. Ambas están intentando aceptar que, cuando acabe el verano, Hailey se mudará a Australia con su madre, prestigiosa bióloga marina. Tras una intensa tormenta tropical que azota la zona, las chicas acuden a la piscina del club de playa, y se encuentran con Aquamarine, una sirena. Les cuenta que ha huido de su hogar, en busca del amor verdadero. Emma Roberts y Joanna Levesque son dos jóvenes actrices conocidas en EE.UU. por series televisivas. En esta ocasión protagonizan una comedia de corte fantástico, que recuerda a 1, 2, 3 Splash, también sobre una sirena.

4/10
Grand Champion

2002 | Grand Champion

Buddy, un imaginativo niño, gana un premio en una feria de animales con su mascota Hokey, un ternero. Es el primer paso para que Hokey se convierta en campeón nacional, pero importantes empresas tratarán de impedirlo. Buddy contará con la ayuda de su madre y sus hermanas, mujeres de carácter que no se echan atrás ante nada. Comedia pensada para un público familiar, con un tono amable y algún giro de guión simpático. Destaca la interpretación de la niña Emma Roberts, sobrina de Julia Roberts. Ésta última se presta a hacer un pequeño papel, al igual que Bruce Willis.

4/10
Blow

2001 | Blow

Poder. Dinero. Sexo. Tres imanes poderosos, que muchos creen indispensables para vivir una vida que merezca la pena. Es lo que piensa George Jung (Johnny Depp), que desea romper con la vida conformista heredada de sus padres. Casi por casualidad se mete en el negocio de la coca. Empieza en plan chapucilla, pero el chico tiene talento y establece contactos con los carteles de Colombia. Y empieza a ganar pasta. No falta nada de lo que el dinero puede comprar. ¿Pero es bastante? Ascenso y caída de un personaje auténtico, que en los 70 creó una red para la introducción de polvo blanco en Estados Unidos. El film tiene la virtud de meternos en harina (un polvo blanco muy distinto a la coca), de modo que entendemos lo que empuja a Jung a su pozo sin fondo. Sin moralina barata, Blow comparte con Traffic el logro de inducir a la reflexión. El guión de David McKenna y Nick Cassavetes (éste ha heredado las dotes de pintor de lo cotidiano de su padre John) es inteligente. También resulta acertado el internacional reparto. Entre los españoles destaca Jordi Mollà, con un personaje bombón, el amigo en la cárcel de George. Más decepcionante resulta Penélope Cruz, cuyos papeles en Hollywood, al menos al principio, no están a la altura de su supuesto talento.

5/10

Últimos tráilers y vídeos