IMG-LOGO

Biografía

Emilio Gutiérrez Caba

Emilio Gutiérrez Caba

77 años

Emilio Gutiérrez Caba

Nació el 26 de Septiembre de 1942 en Valladolid, España

Premios: 2 Goya

A la caza de grandes personajes

14 Octubre 2010

Ilustre representante de uno de los clanes actorales de mayor prestigio del territorio español, Emilio Gutiérrez Caba es sobre todo un hombre de teatro, pero ha intervenido en películas que hicieron historia, y ha obtenido el respaldo del gran público en numerosos trabajos televisivos. Pocos hay que le lleguen a la suela de los zapatos.

Nacido en Valladolid, el 26 de septiembre de 1942, Emilio Gutiérrez Caba procede de una familia dedicada a la interpretación, pues es hijo de los actores Emilio Gutiérrez e Irene Caba Alba, mientras que sus hermanas mayores, Irene y Julia, también han alcanzado el éxito en la profesión. “Mi familia actúa desde hace 150 años. Mi bisabuelo Pascual Alba Llors fue el primero en dedicarse al teatro en 1860”, comenta el actor. Alumno del ilustre instituto San Isidro, de Madrid, Emilio ya se integró allí en el grupo de teatro. “Aunque procedía de una familia de actores, no tenía tan claro dedicarme al teatro. En los 50, el teatro estaba en una fase de depresión intelectual y no ofrecía alicientes a un joven. Empecé después de la mili”, comenta el actor.

Al final se decidió a seguir los pasos de su familia y realizó su primera gira como actor profesional con la compañía de la célebre actriz húngara afincada en España Lilí Murati, y posteriormente encarnó al protagonista en un montaje de “Peter Pan”. A continuación formó su propia compañía teatral con María José Goyanes, y fue uno de los protagonistas de “Olvida los tambores”, texto de Ana Diosdado que retrataba los diferentes tipos de jóvenes de la época.

Aunque Gutiérrez Caba se ha concentrado sobre todo en su carrera en el teatro, donde es un auténtico mito, también ha sido un prolífico actor de cine, desde que debutó en 1963 con El llanero, western de Jesús Franco. Basilio Martín Patino le eligió como protagonista de su primer largometraje, Nueve cartas a Berta, donde interpretaba a Lorenzo, un tipo que vuelve a España tras haber estado en Inglaterra, donde se enamoró de Berta, hija de padres exiliados que no ha visto España. A través de sus cartas, Lorenzo explica a Berta cómo es su país. El film ganó la Concha de Plata al mejor director debutante en San Sebastián, y se inscribe dentro de la corriente denominada Nuevo Cine Español.

Emilio Gutiérrez Caba también fue uno de los protagonistas de La caza, otro de los más emblemáticos filmes del cine español de finales de los 60, donde compartía la pantalla con Ismael Merlo, Alfredo Mayo y José María Prada. Encarnaba a Enrique, que se reúne con los amigos de su cuñado (Alfredo Mayo) para disfrutar de una jornada de caza en un coto semidesértico. Este metafórico análisis de la España de la época supuso la primera colaboración del productor Elías Querejeta con Carlos Saura, que obtuvo el Oso de Plata al mejor director en Berlín.

A partir de entonces, el actor rodó muchas películas comerciales de las conocidas como ‘españoladas’, como Los guardiamarinas con Alfredo Landa y José Luis López Vázquez, ¿Qué hacemos con los hijos? junto a Paco Martínez Soria, Los chicos del Preu con Karina, Las 4 bodas de Marisol con Marisol, y sobre todo Los embarazados, delirante comedia en la que los hombres españoles empiezan a quedarse en estado de buena esperanza en lugar de las mujeres. Al mismo tiempo, se prodiga en producciones de calidad, sobre todo en adaptaciones literarias: La colmena, Werther, Réquiem por un campesino español o La sombra del ciprés es alargada. Fue también un convincente San Juan de la Cruz en la ilustre serie Teresa de Jesús, intervino en Las bicicletas son para el verano, de Jaime Chávarri y llegó a trabajar con Pedro Almodóvar en ¿Qué he hecho yo para merecer esto!!.

Ha bordado personajes secundarios en La primera noche de mi vida y Goya en Burdeos, aunque su papel más reconocido de los últimos años fue el vecino cínico, aparentemente educado pero maquiavélico, de La comunidad, que le hizo merecedor del Goya al mejor secundario, y los premios del CEC y la Unión de Actores en la misma categoría. Poco después recibía un segundo Goya por El cielo abierto.

Ha triunfado también en la televisión, realizó un gran trabajo como Sabino Fernández Campo en 23-F: El día más difícil del rey y ha contado con el favor del público en series como Javier ya no vive solo, Amar en tiempos revueltos y Gran Reserva.

Goya
2002

Ganador de 1 premio

Goya
2001

Ganador de 1 premio

Filmografía
Way Down

2020 | Way Down

El Banco de España es completamente distinto a cualquier otra entidad financiera. Un banco absolutamente inexpugnable. Un banco que nadie ha podido robar, del que no hay planos, no hay datos, ni hay nadie vivo que sepa qué ingeniería faraónica se utilizó hace más de cien años para construir su cámara acorazada. Un auténtico misterio... Pero ni las leyes de Estado, ni las leyes de la física asustan a Thom Johnson (Freddie Highmore), el brillante y joven ingeniero reclutado para averiguar cómo quebrar el secreto para acceder a su interior. El objetivo es un pequeño tesoro que va a estar depositado en el banco solo diez días. Diez días para descubrir el secreto de la caja, diez días para urdir un plan, diez días para preparar el asalto, diez días para aprovecharse de un plan de fuga irrepetible, cuando la esperada final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica reúna a cientos de miles de aficionados a las puertas del mismísimo Banco de España… Diez días para alcanzar la gloria… o para acabar en prisión.

A pesar de todo

2019 | A pesar de todo

Sara, Lucía, Sofía y Claudia son cuatro hermanas cuyas vidas y personalidades son diametralmente opuestas. Tras la muerte de su madre, Carmen, las cuatro hermanas volverán a reencontrarse en Madrid para despedirse de ella y por un breve espacio de tiempo aguantarse, conocerse y aceptarse en esta estrambótica comedia de enredo.

El árbol de la sangre

2018 | El árbol de la sangre

Hasta un caserío del País Vasco llegan Marc (Álvaro Cervantes) y Rebeca (Úrsula Corberó), una joven y enamorada pareja. Allí se conocieron ambos por primera vez, hace ya muchos años, y su idea es narrarse y escribir las respectivas historias de sus familias. Hablarán de la madre de ella, Macarena, y del hombre que la crió como su padre; y también de la madre de él, Nuria, que perdió a sus padres en la juventud y acabó compartiendo su vida con otra mujer, la novelista Amaia, dueña de la casa en donde ahora comienzan a escribir su historia. Octavo largometraje de ficción de Julio Medem, un director español que siempre ha atraído a parte del público y la crítica por su universo personal y su brillantez formal, pero que lleva años sin entregar un film que le sitúe de nuevo al nivel que alcanzó en sus primeros años detrás de las cámaras, cuando sorprendió con la originalidad de Vacas, La ardilla roja y Los amantes del círculo polar. Ahora, con El árbol de la sangre se queda otra vez a medio camino, sirviendo un batiburrillo de emociones, sexo, secretos y relaciones peligrosas que desprenden demasiada artificiosidad. Mantiene el director muchas constantes de su cine: identidad y folclore vasco, amores pasionales, ámbito literario y discursivo, amplios arcos temporales, reiterada carnalidad sexual, conflictos de personalidad… Algunas ideas visuales entroncan directamente con su filmografía, como esa querencia por las vacas y los toros, incluido el sesgo fantástico y surrealista. Visualmente Medem vuelve a mostrar una narrativa poderosa, con imágenes muy cuidadas que él envuelve en una marcada atmósfera de misterio apoyado en la música de Lucas Vidal, y es capaz, por ejemplo, de hacer coincidir dos líneas temporales en un mismo plano con gran naturalidad. Lamentablemente es el guión el que hace aguas. Es demasiado rebuscado, un verdadero culebrón de relaciones y acontecimientos caprichosos y dramáticos, tanto que parece como si al director le diera miedo dejar que las historias se desarrollen sin altibajos, con verosimilitud, sin buscar continuamente el golpe de efecto, el contrapunto trágico o la simple sorpresa. Con un metraje tan amplio la cosa se le va un poco de las manos y acaba agotando. Tampoco ayudan demasiado los actores, sólo correctos, aunque quizá destaque una esforzada Najwa Nimri.

4/10
Brava

2017 | Brava

La estresada Janine, empleada bancaria, sufre una agresión sexual en el metro. Mientras huye contempla cómo los culpables la emprenden con otra chica. Sin embargo, no colabora con la policía para esclarecer el suceso. Su pareja no parece servir de mucho apoyo, el vínculo entre ambos se ha roto, así que pone rumbo al pueblo de la Costa Brava donde vive su padre, para tratar de encontrar la paz. Una década después de su prometedora ópera prima, Lo mejor de mí, la catalana Roser Aguilar dirige su segundo trabajo con resultados similares, pues de nuevo su puesta en escena se queda sólo en correcta. Tampoco acaba de rematar la historia, pese a que despierta ciertas expectativas en su arranque, por su tratamiento de la crisis de identidad que puede generar una experiencia violenta, cuyas víctimas se pueden bloquear, ni ayudan a cazar a los culpables ni se lo cuentan a sus seres queridos. Además, cuenta con una esforzada interpretación de la protagonista, Laia Marull, mientras que el veterano Emilio Gutiérrez Caba cumple, pese a que tiene un personaje tópico. Pero el film acaba desmoronándose, sobre todo por la falta de consistencia del desarrollo. Acumula momentos innecesarios, como una foto en un tractor que el personaje central se hace con unos vecinos del pueblo o la confesión del padre de que tiene una querida. No faltan diálogos forzados, como cuando una amiga le recuerda lo mucho que se esmeró de joven para estudiar, momento metido con calzador por Aguilar y su coguionista, para contar al espectador la historia de la protagonista, hasta entonces poco desarrollada. A veces roza el ridículo, atención a la explicación del individuo encarnado por Bruno Todeschini, sobre su violentísima reacción contra su hija, ¡no parecía capaz de algo así! O parece que el inconsciente ha traicionado a la directora catalana, que podría haber desvelado su ideología nacionalista, pues ha rodado todo el film en catalán, pero… ¡los agresores hablan en español!

4/10
El hombre de las mil caras

2016 | El hombre de las mil caras

Todo un tratado fílmico sobre la impostura, a partir del caso real en España en 1995 de la fuga del director de la Guardia Civil, Luis Roldán, que habría hecho un uso delictivo de los fondos reservados para operaciones especiales, con la sustracción de cientos de millones de pesetas. En un momento en que ha dimitido y corre serio peligro de acabar en prisión, Roldán acude a los servicios de un personaje singular y multifacético, Francisco Paesa, experto por así decir en operaciones especiales: al objetivo de que le ayude a huir fuera del país en compañía de su esposa Nieves se suma el del manejo de esos dineros. En manos de un cineasta convencional, El hombre de las mil caras sería una crónica acartonada de unos sucesos que el espectador puede tener más o menos frescos en su memoria, reflejo de la corrupción que acampó en unos determinados años de gobierno socialista. Pero Alberto Rodríguez, con la colaboración de su coguionista habitual Rafael Cobos, logra imprimir a la narración inspirada por la investigación del periodista Manuel Cerdán un aire de misterio difícilmente respirable, de personajes pícaros atrapados en la teleraña de mentiras y engaños que ellos mismos han tejido. Y ahí hay quien puede llegar al límite de lo soportable, mientras que también cabe aguantar, quizá porque falta el asidero elemental de la unión afectiva y efectiva con las personas, una confianza y un amor que permitan un cambio de vida. Los responsables de La isla mínima vertebran la narración con la voz en off de Jesús Camoes, el piloto que trabaja para Paesa, y lo más parecido a un amigo que éste tiene. Y describen con estudiada objetividad, sin ajustes políticos pero tampoco pretendiendo excusar a nadie, las actuaciones de unos y otros, timos, estafas y simulaciones que a veces presentan tintes surrealistas, prueba de lo complicadas que podemos llegar a ser las personas, sobre todo si no conseguimos mostrarnos tal y como somos, nadie es perfecto. Además se mueven con soltura por los múltiples escenarios de un paisaje internacional, cuyos hilos maneja Paesa, y hacen un hábil uso del sonido y la partitura musical. Es conocido sobradamente el buen hacer de actores como Eduard Fernández, José Coronado y Marta Etura, aquí hay que señalar quizá el esfuerzo del no tan conocido Carlos Santos dando vida a Roldán.

6/10
Lo que escondían sus ojos

2016 | Lo que escondían sus ojos | Serie TV

Cervantes contra Lope

2016 | Cervantes contra Lope

Retrata el enfrentamiento que vivieron a principios del siglo XVII dos de los escritores más famosos de la historia de la literatura europea: Miguel de Cervantes y Félix Lope de Vega. El momento culminante del enfrentamiento es la publicación de ‘El Quijote’, que supone el reconocimiento general de Cervantes y que, según entiende Lope de Vega, es un ataque permanente contra él. En 1614 aparece un nuevo Quijote firmado por Alonso Fernández de Avellaneda, con ataques muy directos a Cervantes. Este no duda ni por un momento que Avellaneda es un seudónimo tras el que se esconde el mismísimo Lope de Vega.

Anacleto: Agente secreto

2015 | Anacleto: Agente secreto

Adolfo no atraviesa su mejor momento. Segurata de 30 años, su novia Katia ha decidido dejarle para irse a la India, pues le considera un tipo aburrido y gris, y ella anhela un poco de aventura. Pero pronto ambos sabrán lo que son las emociones fuertes, cuando se enteran de la identidad secreta del padre de él, Anacleto, agente secreto, y no un payés charcutero. Pues su mortal enemigo, el malvado Vázquez, enterado de que Anacleto tiene un hijo, decide ir contra él, para golpearle donde más le pueda doler. Adaptación fílmica de las historietas cómicas de Anacleto creadas por Manuel Vázquez en 1964 para la editorial Bruguera, que parodiaban las películas de espías. La brevedad de las mismas no permitía una traslación estricta –aunque hay un esfuerzo en aspectos como el villano, el pitillo de Anacleto, el desierto no sabemos di del Gobi o la recreación retro y costumbrista de ministerio gris que caracteriza a la agencia de espías–, pero el guión de los televisivos Pablo Alén, Breixo Corral y Fernando Navarro, más la puesta en escena del director de Promoción fantasma, Javier Ruiz Caldera, logra un resultado bastante entretenido: al espectador se le entrega un vistoso espectáculo de acción, con toques de humorada negra. Y aunque el arranque hacía presagiar lo peor, con situaciones y porrazos tontorrones, a medida que transcurre el metraje la narración va encontrando su tono, con pasajes surrealistas verdaderamente desternillantes, como el del suero de la verdad. Funcionan bien una serie de elementos narrativos –la no-relación de padre e hijo, la ruptura de la novia, el apoyo del amigo y hermano de la novia, la actuación del jefe, la venganza del villano– y el espíritu gamberro transgresor, que no teme plantear que un perro, ¡sapristi!, pueda sufrir daños –o un humano protagonista, vaya–, que un personaje ¡fume!, u otras sorpresas que rompen el saque. Más discutible es algún detalle zafio o la violencia gore, que se dirían tributos a Torrente que no hacen recomendable el film para los más jóvenes, aunque prime otras veces el espíritu de Mortadelo. Hay que aplaudir el casting de la cinta. Son creíbles Imanol Arias y Quim Gutiérrez como padre e hijo, y Alexandra Jiménez como la novia, y tienen un rato de gracia los secundarios, sobre todo Berto Romero, el amigo, pero también Carlos Areces y Emilio Gutiérrez Caba.

6/10
Palmeras en la nieve

2015 | Palmeras en la nieve

Adaptación del best-seller de Luz Gabás, que sigue la estela de María Dueñas y El tiempo entre costuras a la hora de plantear una historia exótica en la España colonial, con amores apasionados y secretos por descubrir. Como el original, la narración transcurre en dos tiempos. En 2003, y tras enterrar a su padre Jacobo en un pueblecito del Pirineo oscense, Clarence bucea entre los papeles de él y su hermano senil Kilian, que retrotraen al pasado, cuando vivieron años intensos en la isla de Fernando Poo, que pasaría a formar parte de Guinea Ecuatorial. De modo que la narración transcurre entre el viaje de ella para conocer mejor la peripecia de sus ancestros, y dicha peripecia, que arranca en 1953, cuando el ingenuo Kilian marcha a Guinea arrastrado por su algo juerguista hermano mayor Jacobo, con idea de reunirse con Antón, su progenitor, que regenta una próspera plantación para obtener cacao. El guionista de El orfanato y Lo imposible, Sergio G. Sánchez, se ha encargado de convertir la larga novela, más de 700 páginas, en libreto cinematográfico. Mientras que el director de cintas como Fuga de cerebros, Fernando González Molina, ha sido convocado para ponerse tras la cámara, seguramente por estar detrás de cintas de Mario Casas con almibaradas y más o menos intensas tramas románticas de Federico Moccia, hablamos de Tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti. El resultado es bastante discutible, se diría que el desafío les viene a ambos demasiado grande. El esfuerzo de Atresmedia y Telefónica es más que notable, y por ello se habría agradecido un resultado más satisfactorio, pero parece haber pesado en la producción una mirada muy conservadora, la divisa ha consistido en no arriesgar y dejarse guiar por los criterios comerciales más convencionales, hacer una película “bonita” aun a riesgo de que fuera “hueca”. Actores guapos y con tirón, canción de Pablo Alborán, tortugas en la playa, revolcones en la arena... Incluso a la parte histórica le falta un poco de fuste, las críticas al colonialismo, las actitudes racistas, la apelación a la espiritualidad indígena, resultan algo simplistas. La sensación es que bastantes cosas se han quedado en el tintero o en la mesa de montaje, y que el conjunto se ha armado para evitar que el espectador se haga demasiadas preguntas acerca de la debilidad argumental, el entramado no es para nada de hierro, comenzando por la escasa cohesión entre las dos líneas argumentales a las que separa medio siglo de distancia. Así, la escena de alcoba de arranque, muy de papel couché, Kilian y la nativa Bisila comparten catre, parece destinada a acallar esa parte del cerebro que te dice, 'pero qué me están contando'. Este amor apasionado nunca está justificado, más allá de aquello tan manido de 'amor a primera vista', y sorprende cómo el marido de ella es prácticamente ignorado en la narración, casi como si no existiera. La evolución de un Kilian-Mario Casas que parece un boy-scout, a otro experimentado y barbudo, no está lograda. Muchos interrogantes quedan sin respuesta. Citemos uno, no se trata de hacer aquí un recuento exhaustivo: Antón en el lecho de muerte nos habla del gran amor por su esposa, que está en España, pero al espectador se le pide un acto de fe sobre algo que no vemos, y de lo que no se nos ofrece prueba alguna. Entre los personajes femeninos, el más logrado sin duda es Julia, compuesto esforzadamente por Macarena García, al menos en ella vemos algún conflicto, los celos ante un mujeriego Jacobo que no sabe cuidarla, y la inclinación hacia Manuel, el médico que no la atrae inmediatamente, pero que tienen cualidades de las que el otro carece. En cambio la “exploradora” Clarence (Adriana Ugarte) y sus descubrimientos se antojan demasiado postizos, incluso con el relato de la anciana nativa, donde hasta llegamos a olvidar que se ha recurrido al flash-back, tan artificial resulta.

3/10
Francisco. El padre Jorge

2015 | Francisco. El padre Jorge

Pocos géneros cinematográficos son más difíciles y menos agradecidos que el biopic. Resumir la trayectoria de un personaje, más si es de las que pueden describirse como “bigger than life”, en menos de dos horas de metraje, suele ser tarea harto complicada. Se puede optar por colocar el foco en algún episodio concreto de su vida, con lo que parte del conjunto se pierde, o bien picotear aquí y allá, con el riesgo de ofrecer una sensación de dispersión. Si encima el personaje sujeto de tratamiento fílmico está vivo y presenta la fulgurante popularidad mundial alcanzada por el Papa Francisco, la cosa se complica. A lo que se suma en este caso el lógico deseo de agradar a los creyentes católicos, sin dejar fuera al resto del público, que podría temer algo próximo a un sermón poco inspirado. Así las cosas, gran parte del mérito de esta película hispanoargentina, escrita y dirigida por el cineasta galledo Beda Docampo, y protagonizada por Darío Grandinetti, radica en la aceptación del desafío sin complejos, una seguridad –¿o habría que decir, en este contexto, fe?– gracias a la cual el resultado es notable, dentro de que el tratamiento es muy clásico, no se inventa la pólvora. La narración está estructurada a través del personaje ficticio de la periodista Ana, que prepara un libro sobre el Pontífice. Su investigación sirve para introducir distintos flash-backs sobre el pasado de Jorge Bergoglio –el esquema recuerda a Encontrarás dragones–, desde que siendo joven entra en el seminario, hasta su dedicación sacerdotal como jesuita a los más pobres en la diócesis de Buenos Aires, donde es nombrado obispo. Ana conoció a Bergoglio con ocasión del cónclave que eligió a Benedicto XVI, y a partir de ahí se forjó una sólida amistad que incluye consejos sólidos en momentos difíciles en la vida de ella. Aunque narrativamente el film recurre con frecuencia a continuas idas y venidas temporales que rompen algo el ritmo, Docampo sabe atrapar la rica personalidad espiritual y humana de Francisco, como en la realidad, muestra a una persona que frisa los ochenta años, pero que atrae a personas de todas las edades, y particularmente a la juventud que busca respuestas a los grandes interrogantes de la vida. Éste está extraordinariamente encarnado por Grandinetti, quien logra superar el escollo de no parecerse demasiado físicamente al personaje. Rasgos como la sencillez, el espíritu de acogida, la simpatía y el buen humor, junto a la piedad, se encuentra bien recogidos, nunca parecen artificiosos. La reconstrucción de época en los flash-backs y la dirección artística son vistosas –resultan completamente creíbles los planos de los dos cónclaves, que transcurren en la Capilla Sixtina del Vaticana– y se evitan planteamientos simplificadores, dentro de lo que admite la limitación temporal del formato fílmico, al mostrar su predilección por las personas más necesitadas de las periferias, su defensa de la vida o las intrigas de los poderosos de este mundo.

6/10
Chiringuito de Pepe

2014 | Chiringuito de Pepe | Serie TV

Sergi Roca, un prestigioso chef, descubre que su padre es Pepe Leal, propietario de un chiringuito de playa de segunda fila en Peñíscola que atraviesa un mal momento económico. Aunque éste ignora su existencia, decide ayudarle a reflotar el negocio sin decile la verdad. Para ello, Sergi debe adaptarse a un estilo de cocinar muy distinto al que él está acostumbrado, y congeniar con el equipo del local, formado por su hermano Vicente, su primo Dani y Mati, la joven ayudante. Otra serie española más en la línea de Los Serrano, compuesta por chistes facilones, tramas intrascendentes, mezcla de drama y comedia que no acaba de funcionar, exhibicionismo de jóvenes actores y actrices, giros completamente previsibles y topicazos a ultranza. El elenco de actores podría haber dado lugar a mucho más, pues cuenta con grandes profesionales, como Santi Millán y Blanca Portillo, que poco pueden hacer con unos personajes planos y sin sustancia. El punto de partida –el rey de la cocina creativa se ve obligado a convivir con el maestro del refrito– podría haber dado lugar a una aceptable comedia de situación, con guiones más cuidados. Puesto que ha sido un gran éxito, Telecinco (la cadena de emisión) se ha apresurado a alargar la primera temporada y encargar una segunda.

4/10
El clavo de oro

2014 | El clavo de oro

En un pueblo español hace más de veinte años que no se representa "El clavo de oro", una tradición de Semana Santa que ha sido prohibida por el arzobispado. Ahora, va a volver a representarse, con la condición de que no haya apedreamiento de Judas. Un director de ceremonias y su ayudante, procedentes de Barcelona, se presentan para preparar el evento. Pronto empezarán a morir algunos de los participantes. Discreto telefilm español que aúna comedia y thriller con poco acierto, en medio de una peregrina historia costumbrista de la España rural. Tanto el guión –tópica en su aspecto religioso y criminal– como lo esperpéntico de algunas secuencias dejan mucho que desear y restan interés al conjunto, aunque algunos gags tengan cierta gracia. Llaman la atención las deficientes interpretaciones, exageradas, aunque se salvan Juanjo Artero y Emilio Gutiérrez Caba.

3/10
Niños robados (serie)

2013 | Niños robados | Serie TV

Miniserie española producida por Mediaset e inspirada en una trama criminal que ha sacudido a la opinión pública en España desde que salieran a la luz judicialmente en 2012. Según los hechos, aireados por los medios de comunicación, durante la década de los 70 y 80 del siglo XX muchos bebés fueron “robados” a sus madres justo al dar a luz para venderlos a otras familias a cambio de dinero. Las víctimas eran madres solteras o sin recursos que eran cuidadas durante la gestación y engañadas de diferentes formas y por distintas personas –médicos, enfermeras, trabajadoras sociales, etc.– a fin de poder hacerse con sus hijos para lucrarse con su comercio. El guión de Niños robados, escrito por Helena Medina, recrea dos de estos casos con situaciones y nombres de ficción, ya que en el momento de la producción no existen sentencias judiciales sobre los hechos. La miniserie está estructurada en dos capítulos, uno ambientado en 1974 y otro en 2005. En el segundo se retoma a los personajes de la primera parte, ya sean las madres que perdieron a sus hijos o los propios bebés, ya adultos, que buscan a sus padres. La ambientación está muy lograda, y tanto los personajes como sus reacciones son creíbles. El director Salvador Calvo, curtido en otras series como Motivos personales, Los misterios de Laura o La duquesa (serie), demuestra pericia en la dirección de actores y en la estructura narrativa, que evita las más de las veces anquilosamientos apolillados y efectismos arbitrarios. Es la propia atmósfera dramática la que mantiene la emoción y ayuda a inspirar compasión por el destino de los personajes, interpretados por un elenco estupendo, con papeles sobresalientes de Macarena García (Blancanieves, de Pablo Berger), Nadia de Santiago (Vida y color) y Adriana Ugarte (La señora). No esconde el guión, por otra parte, un afán reiterado por mostrar la hipocresía de los autores de los crímenes –familias cristianas, monjas, médicos–, quienes amparados en su supuesta buena voluntad fueron presumiblemente capaces de tan abyectas acciones. Esto, por supuesto, acrecienta el horror, el abuso y la injusticia, aunque también la inclusión continua de variados elementos cristianos (crucifijos, imágenes del Virgen, invocaciones a la voluntad de Dios, etc.), a veces de manera explícita y otras de modo estudiadamente sibilino, siembra en la serie razonables sospechas de la existencia de otro tipo de intenciones ideológicas. Sea como fuere, desde luego produce terror el personaje de Sor Eulalia, la monja despiadada interpretada por Blanca Portillo, que hace justicia al dicho popular “demonio con piel de cordero”.

5/10
Retornos

2010 | Retornos

Primer largometraje del director colombiano establecido en Galicia Luis Avilés Baquero, que hasta ahora había ejercido como asistente de producción en la serie Galicia exprés, dirigió anuncios y videoclips, y fue responsable del corto A Subela, de 2002. Avilés Baquero también figura en los títulos de crédito como coautor del argumento. Álvaro abandonó precipitadamente su localidad natal en Galicia, tras un trágico suceso, y se estableció en Suiza, donde se convirtió en dueño de un taller mecánico. Pero decide regresar a su pueblo, para asistir al entierro de su padre, tras recibir una llamada de su hija Mar, con la que no ha tenido contacto durante todo este tiempo. A pesar de la hostilidad de los vecinos relacionados con su pasado, Álvaro intentará iniciar un acercamiento a su hija, y ayudar a Xosé, su hermano, que atraviesa dificultades. Pero atropella con el coche a una mujer que presumiblemente ya estaba muerta en medio de la carretera, y que ejercía la prostitución en un local que pertenece a la actual pareja de su esposa, la madre de Mar, a la que abandonó. Como le retiran cautelarmente el pasaporte mientras llegan los resultados de la autopsia, y tiene que suspender el viaje de regreso temporalmente, tratará de invertir el tiempo en esclarecer por qué murió la prostituta. El punto de partida tiene posibilidades, y Avilés Baquero logra interesar más a los espectadores con la parte dramática y todo lo referente a la reconciliación familiar que con los elementos de thriller. Ésta resulta a todas luces decepcionante, y el film acaba naufragando. Pese a que cuenta con un reparto muy solvente, que incluye a los todoterreno Emilio Gutiérrez Caba, María Bouzas y Luis Zahera, el cineasta debutante no acaba de sacarles tajada, mientras que la joven Manuela Vellés (Caótica Ana) no logra resultar creíble en ningún momento.

3/10
Vidas pequeñas

2010 | Vidas pequeñas

Sexto largometraje del realizador argentino establecido en España Enrique Gabriel (En la puta calle, Las huellas borradas), cuyas películas siempre han tenido su interés. En esta ocasión, ha rodado una cinta muy coral, con muchos personajes reconocibles de la realidad actual, y que al parecer están inspirados, en mayor o menor medida, en personajes auténticos conocidos por el propio cineasta, coautor del guión. La trama se vertebra en torno a la figura de Bárbara Helguera, una diseñadora de moda de prestigio, que por la mala situación económica general, y su pésima gestión del negocio, acaba en quiebra y absolutamente arruinada. Demasiado orgullosa para aceptar la ayuda materna, una noche en la que no tiene donde ir, acaba siendo recogida por Andrés, un estrafalario joven que se gana la vida recogiendo monedas como ‘estatua viviente’ en un centro comercial. Éste la lleva a la cochambrosa cabaña en la que vive, en un camping de las afueras de Madrid, donde se refugian numerosas personas de condición muy humilde, como un matrimonio de feriantes, una ‘esteticienne’ que vive con una hija adolescente, que se resiste a estudiar o trabajar, una talentosa periodista cuya revista se fue al traste casada con un dramaturgo en horas bajas, una vendedora de quesos cuyo marido es un tipo que se dedica a negocios dudosos y un peculiar ruso que en sus tiempos llegó a cantar con el mismísimo Yves Montand. Enrique Gabriel retrata las consecuencias de la crisis con un tono amable que enmascara una visión un tanto pesimista. El título acaba siendo irónico, pues el film viene a decir que no hay vida pequeña, sino que en cualquier lugar puede haber gente de lo más interesante, con buenos sentimientos. Recupera uno de los temas centrales de su filmografía, la necesidad de afecto, que da pie a los mejores momentos de la cinta: la hija que se da cuenta de que nunca le ha demostrado su cariño con un regalo de cumpleaños o similar a su madre, los problemas de comunicación de la protagonista con la suya, y el ruso que sólo quiere que alguien escuche su disco. El director ha echado mano de escogidos intérpretes del cine español, con la memorable Ana Fernández a la cabeza, demostrando una vez más que no le dan todas las oportunidades que merecería. Pero es que no hay interpretación pequeña en esta película, pues los secundarios son todos bastante eficaces, con especial mención al matrimonio ‘culto’ que interpretan los veteranos Ángela Molina y Emilio Gutiérrez Caba, y al ‘campechano’ que conforman Alicia Sánchez y Pepo Oliva.

6/10
Lo más importante de la vida es no haber muerto

2010 | Lo más importante de la vida es no haber muerto

Jacobo, un atractivo afinador y reparador de pianos lleva una vida aparentemente feliz con su mujer, Helena en Cataluña . Todas las noches se duerme profundamente, despertando en una casa llena de pianos milagrosamente arreglados. Su tranquila vida se convierte en un estado de confusión cuando le arrastra el insomnio y los pianos no se reparan a sí mismos...

Cinco metros cuadrados

2010 | Cinco metros cuadrados

Álex y Virginia, con planes de boda, han pagado la entrada de un piso en construcción en la prometedora urbanización Señorío del Mar. Pero constructores y políticos son unos sinvergüenzas, y rencillas entre ellos paralizan la obra dejando a la pareja y a otras muchas personas en la estacada. En el caso de Álex y Virginia se inicia un deslizamiento existencial cuesta abajo. Biznaga de Oro a la mejor película en el Festival de Málaga. Resulta muy de agradecer que Max Lemcke aborde temas que interesan a los ciudadanos de a pie. En Casual Day abordó las relaciones laborales y el mundo empresarial, y ahora toca mirar a la especulación inmobiliaria y sus víctimas. El problema es que... no tiene historia. Hay un planteamiento, un punto de partida, una situación: pareja que ve cómo su vida se va por la borda porque les quitan la casa a la que tenían derecho. Pero a partir de ahí, la cosa se estanca y no da mucho de sí, más allá de poner el acento trágico en el personaje de Fernando Tejero –bastante dramático, aunque con un contrapunto de cómico patetismo–, colocado al borde del precipicio.

4/10
Gran Reserva

2010 | Gran Reserva | Serie TV

Dos familias bodegueras rivales en la Rioja, los todopoderosos Cortázar, y los más modestos Reverte. El patriarca de los primeros, don Vicente, ha decidido poner al frente del negocio a Miguel, lo que provoca reacciones dispares en los otros hijos. Sabedor de se ha ido al traste un importante pedido que tenían, en favor de los Reverte, Miguel presiona al otro patriarca, don Jesús, para que le venda la bodega, a lo que el otro se niega en redondo. Misteriosamente don Jesús muere asfixiado en su bodega en lo que parece un accidente fatal. Sus hijos Daniel y Lucía, a pesar de las presiones externas, deciden seguir adelante con el negocio familiar.Ambiciosa serie televisiva producida por Bambú con Televisión Español. Su concepto podría resumirse como El padrino en los viñedos de La Rioja. Pues hay modos “padrinescos” en la relación entre don Vicente y Miguel, en sus procedimientos mafiosos y en las debilidades de algunos miembros de la familia. Lo que está acentuado por el tratamiento fotográfico de Jacobo Martínez, que se diría quiere emular al de Gordon Willis en la trilogía de Francis Ford Coppola.Se trata de una producción digna e intrigante, creada por el activo Ramón Campos, que sabe plantear y desarrollar abundantes subtramas que implican a un múltiples personajes, encarnados por un acertado reparto. Eso sí, hay algo de culebrón elemental en las infidelidades, complejos y engaños de unos y otros.

6/10
23-F: El día más difícil del Rey

2009 | 23-F: El día más difícil del Rey | Serie TV

Miniserie televisiva que recrea la intentona golpista del 23 de febrero de 1981 en España, cuando el teniente coronel Antonio Tejero mantuvo secuestrado al Congreso de los Diputados, durante la investidura del nuevo presidente del gobierno, mientras los tanques del capitán general Jaime Milans del Bosch tomaban las calles de Valencia, y surgían en el panorama nubarrones inequívocos de una posible involución, que podía dar al traste con la democracia y el régimen constitucional. Estos hechos de la historia reciente de España son descritos sobre todo desde el punto de vista del rey Juan Carlos I, arropado por su familia y asistido por el jefe de la Casa Real, Sabino Fernández Campo.Sorprende la calidad de esta 'telemovie', sobre todo por la poca costumbre de los cineastas españoles a abordar temas relacionados con la política reciente, donde existe bastante temor a herir sensibilidades. Bien es cierto que la que nos ocupa es muy políticamente correcta, en el sentido de que lo que se nos describe sobre todo es la determinación sin fisuras del rey para salvaguardar el sistema político que habían manifestado desear para sí los españoles. De modo que Juan Carlos I -bien encarnado por Lluís Homar- sale muy bien parado, al igual que el entorno de los que permanecen leales y cooperan en el restablecimiento del orden. En el lado de los golpistas, la guionista Helena Medina y la directora Sílvia Quer han hecho un esfuerzo por evitar la caricatura, de modo que Manel Barceló, José Sancho, Juan Luis Galiardo compañía pintan a unos golpistas -Tejero, Milans, el general Alfonso Armada- con matices, y se expresan las razones que les condujeron a actuar como lo hicieron. Desde el punto de vista estratégico y militar, se critica lo que de chapuza tuvo la cosa, pero no deja de mostrarse la eficacia con que se ocupó el Congreso, sin derramamiento de sangre, una meta en que todo momento desearon mantener los conjurados. Hay una buena recreación de la época, y lo cierto es que el entero film transcurre en interiores, lo que permite suponer un presupuesto ajustado muy bien aprovechado. El reparto funciona en líneas generales, y aunque no se pueden evitar algunos diálogos un tanto pobres, o escenas pocos naturales, el balance es positivo, de una dignidad que, sería de desear, debía presidir las producciones de la pública Televisión Española. Uno de los elementos dramáticos con que juega la miniserie es la amistad traicionada de Armada, que serviría para pintar el lado más humano del rey, y a la que se desea contraponer la lealtad respetuosa de Fernández Campo, un entonado Emilio Gutiérrez Caba. También se juega la carta de mostrar a los Borbón como “una familia más”, dentro de lo extraordinario de su posición en la sociedad española, subrayando el papel de apoyo de la reina Sofía -una Mónica López que recuerda más a la princesa Letizia que a la auténtica reina, pese a su peinado-, o el deseo de dar una “lección” al príncipe Felipe, entonces un niño.

5/10
Un buen hombre

2009 | Un buen hombre

Vicente es un destacado profesor de Derecho de una universidad de provincias. Está a punto de conseguir la cátedra, gracias sobre todo al apadrinamiento de Fernando, catedrático veterano y antiguo colega del padre de Vicente. Ambos son buenos amigos y lidian como pueden a Daniel, competidor de Vicente en la cátedra y ex protegido de Fernando caído en desgracia. Todo parece irle a Vicente sobre ruedas. Está felizmente casado, y tiene un remarcado prestigio de hombre de intachable moral, de tipo que llama al blanco, blanco, y al negro, negro. Además es católico practicante y lleva muy a gala hablar de Dios y del pecado, del bien y del mal, etc. Pero su mundo se va a derrumbar el día que ve por casualidad cómo Fernando asesina a su mujer. A su estupor inicial seguirá un silencio doloroso e interesado (la cátedra está al caer), pero esa actitud no hará sino echar a rodar una bola de nieve que se hará cada vez más grande y pesada... El director Juan Martínez Moreno, que debutó con la comedia criminal Dos tipos duros, abandona su retiro de seis años y entrega un drama serio, con atmósfera de thriller y un planteamiento a priori interesante: la hipocresía, la doble moral y la ambición de la sociedad actual. Aquí se trata de poner en solfa a un tipo de personas que bajo un exterior impecable, son capaces de vender su alma por salvar su posición y su prestigio. Quizá sufran, quizá saben lo que hacen, pero a la postre son como cualquier criminal e incluso mucho peores, porque no lo admiten. La puesta en escena realista, convencional, ayuda a que la historia interese y resulte cercana. Sin embargo, el guión es demasiado directo, burdo, e incluye algunas reacciones que por desproporcionadas pueden resultar poco verosímiles. Y el ritmo es en ocasiones tedioso, bastante lento. Además, Martínez Moreno se excede demasiado en la falta de sutileza en su enfoque, aunque quizá eso es precisamente lo que busca: ¡qué casualidad que el protagonista sea un católico de comunión dominical y no, por poner un ejemplo, un intelectual ateo! Está claro que si busca denunciar la incoherencia de vida sabe muy bien dónde situar el golpe; la elección no es casual... De cualquier forma, la película huye en general de la frivolidad y de los lugares comunes, y entrega un trabajo excelente del reducido reparto, especialmente de un inconmensurable Tristán Ulloa.

5/10
Paisito

2009 | Paisito

La navarra Ana Díez vuelve al largometraje de ficción, terreno que no pisa desde 2001, cuando rodó Algunas chicas doblan las piernas cuando hablan, ya que desde entonces sólo ha rodado el documental Galíndez y un fragmento del film colectivo electoralista ¡Hay motivo!. Parte la directora de un guión del uruguayo Ricardo Fernández Blanco, que se ha inspirado en su propia experiencia vital y la de sus padres, tras el golpe militar de 1973. La acción comienza en Pamplona, donde Xavi, un futbolista, se incorpora a un equipo local. Una vez instalado se reencuentra con Rosana, que fue su primer amor, y con quien resurge la pasión. Juntos, rememoran su infancia, cuando eran vecinos en Uruguay. Xavi era hijo de Manuel, un republicano español exiliado que ejercía de zapatero, mientras que el padre de Rosana es Roberto, jefe de la policía de Montevideo, un hombre recto y bastante moderado. La situación en el país es cada vez más tensa, pues el régimen reprime brutalmente a los opositores del movimiento Tupamaro, que ha sido derrotado. Ambos deciden enviar a sus hijos a un pueblecito más tranquilo, donde estos descubrirán que se sienten atraídos el uno por el otro. Es notable el esfuerzo de la directora y el guionista por reflejar el momento histórico con imparcialidad. Sus personajes –muy bien interpretados por actorazos como Emilio Gutiérrez Caba y Roberto Severgnini– son de carne y hueso, sean de la ideología que sean, pues todos quedan retratados con humanidad. Arremete únicamente la cinta contra los extremistas, culpables de la violencia que asoló el país, y que está presente en la cinta casi siempre fuera de campo, sin que se muestren los detalles más desagradables. Y es que está claro que a Ana Díez le interesa más mostrar la ruptura de la inocencia que provoca esa violencia. Aunque se desarrolle en Uruguay, queda claro que pretende hablar de cualquier situación de enfrentamiento civil. Es una pena que todo se quede en buenas intenciones. El film resulta demasiado discursivo, lleno de diálogos pretenciosos y poco creíbles. Y acusa una enorme falta de presupuesto. A la trama de iniciación amorosa le falta lirismo, y el resto parece tratar de conseguir un tono nostálgico que nunca llega. Y si se suprime toda la parte que se desarrolla más o menos en el presente en España, con la reunión de los protagonistas, no pasaría nada.

4/10
Luna caliente

2009 | Luna caliente

Burgos, años 70. Juan, que vive en Francia como funcionario de la Unesco, viene a visitar a la familia. Ya de paso, se va a cenar con un erudito profesor –nada partidario del vigente franquismo– y con su familia. La hija Ramona es una auténtica 'lolita', una bomba sexual de relojería, y Juan no le quita el ojo. Obligado a quedarse a dormir en casa del profesor –el coche no arranca–, se lanza a la alcoba de la joven. En el calor de la pasión –o violación, no importa mucho–, la mata. Y empieza una cadena de situaciones que empujan a Juan a matar al padre, e inventar todo tipo de excusas ante la policía franquista, que investiga los hechos. Despropósito total. Vicente Aranda parece empeñado en tocar nuevo fondo del ridículo cada vez que acomete una nueva película. La que nos ocupa, adaptación de una novela de Mempo Giardinelli, resulta risible de principio a fin, se diría que las obsesiones sexuales del director le han hecho perder el sentido de la realidad, porque en lo que cuenta no hay seres humanos, sólo monigotes guiados por pulsiones de instinto animal, el sexual y el de supervivencia. La intención de los 'malotes' de Franco de pactar con el protagonista, para que les sirva de espía en Francia, invita a compartir la larga carcajada que ellos sueltan en determinado momento del film. La supuesta metáfora de Ramona, unas fantasías sexuales que nunca mueren, no es precisamente sutil. En fin, es una pena, porque Aranda sabe dónde colocar la cámara, o poner un plano detrás de otro. Pero lo que cuenta carece de sentido, no tiene el menor interés.

1/10
Soy El Solitario

2008 | Soy El Solitario

Un hombre usa sus habilidades para atracar bancos. Es camaleónico. Cambia su estilo de vida después de cada robo y tiene una forma de llevar a cabo sus actos muy fría, de ahí el nombre de El Solitario. Miniserie inspirada en hechos reales sobre los delitos, la investigación y posterior detención de uno de los atracadores de bancos más famosos de España, de nombre Jaime Giménez Arbe. Los productores estuvieron asesorados por la Policía y la Guardia Civil. Protagonizan Pepo Oliva y Emilio Gutiérrez Caba, pero también están presente nombres de calado como Raúl Arévalo o Roberto Enríquez.

4/10
La torre de Suso

2007 | La torre de Suso

Cuando su mejor amigo muere por sobredosis, Cundo regresa al sitio donde nació, un pueblecito minero de Asturias. Allí se reencuentra con sus padres, a los que no ve desde que partió hacia Argentina, diez años atrás. Su madre es una mujer que se siente muy sola, porque el padre está más interesado en tomar sidras que en estar con ella. Además, el hijo recién regresado no le inspira ninguna confianza, porque fue un adolescente muy conflictivo, enganchado a las drogas. Suso asegura que ha cambiado, que ha tenido una hija en Argentina y que todo le va bien, aunque no se atreve a llamar a su teórica esposa... Tras reunirse con los amigos de su infancia, Cundo les pide que le ayuden a construir una torre de madera, tal como deseaba por razones incomprensibles Suso, el fallecido. Prometedora opera prima de Tom Fernández, uno de los guionistas de Siete vidas, que precisamente ha escogido como protagonistas a Javier Cámara y Gonzalo de Castro, dos de los actores de esa serie televisiva. Ambos realizan un gran trabajo, al igual que otros jóvenes desconocidos y algunos veteranos, como Emilio Gutiérrez Caba. El director, asturiano de nacimiento, recoge la situación actual de tantos pueblos del Principado, anteriormente dedicados a la minería, y que a pesar de su inigualable belleza natural sufren la emigración masiva de muchos jóvenes que no tienen claro a qué pueden dedicarse en sus localidades natales, fuera de la albañilería y el pastoreo. Los protagonistas pertenecen a una generación que fue devastada por la heroína, un problema que en muchos casos se saldó con un agudo distanciamiento familiar. Tom Fernández filma una cinta con un fondo muy positivo, que anima a luchar por salir adelante, y a superar como sea los más complejos problemas. Gracias a eso, se disculpan los pequeños arranques de humor grosero, y algún que otro error de principiante. Por ejemplo, intenta abarcar demasiados temas y alarga el metraje innecesariamente, o a veces introduce demasiado humor, lo que está a punto de dar al traste con el tono tragicómico. Curiosamente, el film se estrena unos meses después de Bajo las estrellas, en la que otro director debutante, el navarro Félix Viscarret, narraba también el regreso al norte de España de otro joven impresentable con problemas para sentar la cabeza.

5/10
Al filo de la ley

2005 | Al filo de la ley | Serie TV

El día a día del bufete de abogados Álvarez y Asociados es lo que cuenta esta serie televisiva española, producida por Plural Entertainment. Aunque resulta entretenida, pues trata temas candentes, como los malos tratos, el tráfico de drogas, racismo, problemas laborales, etc., al final sólo contó con una temporada de un total de 13 capítulos. A la meritoria calidad técnica se suma el escogido elenco de actores, encabezado por los argentinos Leonardo Sbaraglia (Intacto) y Natalia Verbeke (El hijo de la novia).

4/10
Haz conmigo lo que quieras

2003 | Haz conmigo lo que quieras

Manolo es un pobre tipo que trabaja persiguiendo a morosos con un ridículo traje de conejo. Maribel es una joven libertina que sueña con trabajar en el antro sadomasoquista de su hermana. Ambos se encuentran y se enamoran, pero entre ellos se entromete Néstor, un maduro pastelero que acaba de descubrir el sexo desenfrenado y desea casarse con Maribel. Ramón de España debuta en la dirección con esta comedia disparatada, con situaciones tan chabacanas como rocambolescas. El reparto es de altura.

2/10
Javier ya no vive solo

2002 | Javier ya no vive solo | Serie TV

Serie compuesta por dos temporadas, producida y protagonizada por Emilio Aragón. El showman es Javier, un soltero que vive en un piso estupendo en el que cobija a uno de sus mejores amigos que no tiene ni oficio ni beneficio, pero que tiene un techo gracias a la hospitalidad de su colega. Pronto los dos inquilinos pasan a ser cuatro cuando Javier se hace cargo de sus dos sobrinas después de que su padre haya ingresado en prisión. Como suele ser habitual en las producciones de Emilio Aragón, el susodicho se reserva papeles de tíos estupendos. Si el Nacho de Médico de familia era todo un encanto, no se puede decir menos de Javier.

4/10
Reflejos (2002)

2002 | Reflejos

Tentativa a la española de abordar el thriller donde un tipo comete sus asesinatos de modo metódico, como ocurría en Seven o Resurrección. De hecho Emilio Gutiérrez Caba, con su pijamilla, parece un trasunto de Hannibal Lecter. Miguel Ángel Vivas mantiene la intriga, y cuenta con un grupo de actores solventes, sobre todo Ana Fernández. No así ese actor con cara de besugo, llamado Georges Corraface.

4/10
El florido pensil

2002 | El florido pensil

Un hombre recuerda su infancia en España y lo que supuso la sociedad en aquellos años de la posguerra, haciendo hincapié en la educación basada en el nacionalismo católico. De nuevo una película sobre la posguerra, uno de esos temas agotadores que tanto le gustan al cine español. La historia está basada en la novela biográfica de Andrés Sopeña Monsalbe, y con ella, el director filma una cinta con toques de humor, donde hace una crítica al franquismo. Entre el reparto, se encuentran los rostros conocidos de Emilio Gutiérrez Caba, Natalia Dicenta, María Isbert o El Gran Wyoming.

4/10
Deseo (2002)

2002 | Deseo

España, 1945. Elvira malvive con su madre enferma y con su hermana menor. Su padre murió en la Guerra Civil y su marido está en la cárcel. Son una familia de ideas comunistas, en el punto de mira del régimen franquista. Elvira es una buena chica que espera el regreso de su marido, pero cuando entra a trabajar como sirvienta en casa de un joven argentino de origen alemán, ambos se enamorarán perdidamente. Lo que no sabe es que ese argentino, Pablo, es un espía al servicio de los nazis. El español Gerardo Vera (Segunda piel) dirige a un plantel de actores argentinos –Leonardo Sbaraglia, Ernesto Alterio, Cecilia Roth–, junto a la madrileña Leonor Watling en este film cuyo argumento –entre la pasión amorosa y la política– resulta bastante simplista, en su pintura de una España en connivencia con los nazis. Los actores se esfuerzan, pero la cosa no da para mucho.

4/10
El cielo abierto

2001 | El cielo abierto

Crisis total. A Miguel, un joven psiquiatra, le acaba de dejar su mujer por otro. Además tiene que albergar en casa a su suegra, que viene a Madrid a hacerse una revisión médica. Por si fuera poco, sus pacientes, entre los que se encuentra un yonqui carterista –gracias a él conocerá a su vivaracha hermana, Jasmina–, le traen de cabeza. Y es que, quien más quien menos, todos andamos un poquillo locos. Divertida comedia española pergeñada por el tándem Miguel Albaladejo-Elvira Lindo. Lindo asegura que “sin querer, hemos contado la historia de la Cenicienta, donde nuestro príncipe conoce a una pobre muchacha de barrio periférico”. La peli desprende desparpajo por todos sus poros gracias a ese gran profesional llamado Sergi López y a la graciosísima Mariola Fuentes.

5/10
Sin noticias de Dios

2001 | Sin noticias de Dios

Los ángeles del cielo tienen el aspecto de Fanny Ardant y Victoria Abril; los demonios del infierno se parecen a "Pe" Cruz y Gael García Bernal, y a los condenados los convierten, parte de su castigo, en su opuesto. Y en la tierra... ay, en la tierra la gente se ha olvidado de Dios, y ni ángeles ni demonios saben dónde para. Dicen que anda deprimido por el panorama. Aunque las cosas podrían cambiar. Una madre ha rezado por su hijo boxeador. Una ángel en forma de esposa y una demonio que se supone es la prima, disputarán por la salvación/condena de su alma. Agustín Díaz Yanes cambia de tercio tras su prometedor debut en la dirección con Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto. Y se interna en un subgénero, el “celestial” que cuenta con ilustres representantes: ¡Qué bello es vivir!, A vida o muerte, El cielo puede esperar... El planteamiento es atractivo, y se lanzan atinadas andanadas a ciertas mentalidades que imperan hoy. Decir que el infierno es aburrido, pues su público es gente “enchufada” a la televisión todo el día, que elude cualquier idea de responsabilidad, dice mucho del adocenamiento dominante. Aunque la película se estanca. Establecido el argumento, seguimos una y otra vez las reiterativas pullas y contrapullas de Cruz y Abril, las dudas del boxeador, o la improbable alianza entre las fuerzas del bien y del mal.

4/10
La mujer de mi vida

2001 | La mujer de mi vida

El especialista en comedias desenfadadas Antonio del Real (Cha-cha-chá) sitúa la acción en el mundillo que mejor conoce, el del cine español. Cuando está a punto de recibir un Goya, un productor (Emilio Gutiérrez Caba) recibe una llamada desesperada de su amigo Enrique (José Sancho), un actor deprimido por haber caído en el olvido. Lo mejor del film es sin duda el ajustado reparto.

4/10
El arte de morir

2000 | El arte de morir

Una pandilla de jóvenes vio cómo se enrarecía su amistad cuando Nacho, uno de ellos, desapareció sin dejar rastro. La policía fue incapaz de dar con él. Pasados cuatro años aparece un carnet de identidad que saca el caso de nuevo a la luz. Lo que provoca el pánico del grupo, que guarda un secreto inconfesable acerca de lo que le ocurrió a Nacho. Álvaro Fernández Armero (Todo es mentira, Nada en la nevera) cambia de género (comedia por terror), aunque no de tipo de personajes (jóvenes más o menos desorientados). Para abordar este film cuenta con un guión de Curro Royo y Juan Vicente Pozuelo, que ha metido en su coctelera múltiples referencias cinematográficas recientes: Tesis y Abre los ojos de Alejandro Amenabar, Sé lo que hicisteis el último verano, e incluso Línea mortal, un curioso film de Joel Schumacher. La película no es que se sumerja a grandes profundidades, pero tiene la audacia de plantear un hecho al que todos nos enfrentaremos un día u otro, y en el que habitualmente tratamos de no pensar: el de nuestra propia muerte.

4/10
La comunidad

2000 | La comunidad

Buena pregunta: ¿para qué? ¿Para ayudarse y hacerse amistades? Según esta delirante comedia negra de Álex de la Iglesia la respuesta es ‘no’. Los vecinos pueden ser terribles, y más si anda de por medio una fortuna en billetes, escondida bajo el suelo del piso de uno de los inquilinos. Por una serie de circunstancias, el inquilino en cuestión fallece. Y Julia, que vende pisos por cuenta de una inmobiliaria, descubre el botín. Su intención es quedárselo, pero todo el vecindario se pondrá en pie de guerra para impedirlo. De la Iglesia recupera un pulso que parecía algo mortecino desde que dirigiera El día de la bestia. Esta película deudora de El quimérico inquilino de Roman Polanski resulta bastante divertida, con personajes desternillantes como esa especie de retrasado mental que se viste de Darth Vader. La escena de la fiesta de bienvenida a Julia, que le organizan los vecinos, tiene un rato de gracia. El director asegura que la peli tiene “suspense, terror y acción. Lo que pasa es que no puedo evitar sentir una atracción irresistible por la comedia. Creo que la risa le da profundidad al drama.” La peli se llevó 3 Goya, y Carmen Maura fue premiada como mejor actriz en San Sebastián.

5/10
Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero

2000 | Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero

Adaptación de la exitosa novela de Martín Casariego, con guión de sus hermanos Antón y Nicolás. La dirección corre a cargo del desigual Antonio del Real (Cha-Cha-Cha). Con el inicio de un nuevo curso en el instituto llega el amor para Juan, quien rápidamente se enamora de Sara, una chica recién llegada. Lo malo es que su timidez le impide decírselo a nadie, sobre todo a la interesada. Pero los días pasan y hay que tomar una decisión.

4/10
Nosotras

2000 | Nosotras

En un barrio de Barcelona, las vidas de varias mujeres se entrecruzan en el lapso de unas pocas horas. Son mujeres de todas las edades y de diferentes sectores sociales. Para su primer largometraje en solitario la catalana Judith Colell (53 días de invierno) eligió la adaptación de un libro de historias de la escritora Isabel-Clara Simó. La directora adopta un tono equilibrado de comedia dramática para pintar el mundo femenino de la capital catalana. El reparto reúne uno nutrido grupo de actrices de renombre.

4/10
Goya en Burdeos

1999 | Goya en Burdeos

Un Goya octogenario vive exiliado en Burdeos. Le acompañan su amante Leocadia Zorrilla de Weiss (Josefina Bayeu ha muerto) y su hija Rosarito, que llevan con paciencia sus achaques y cabezonerías. Los últimos meses de vida del genial pintor se convierten en una rememoración de su vida y su arte. Entre delirios seniles se presentan momentos decisivos de su existencia: la concepción de algunos cuadros, su paso por la corte, el amor por la duquesa de Alba, los momentos de camaradería… La fructífera relación artística entre Carlos Saura y Vittorio Storaro (Flamenco, Taxi, Tango) alcanza sus cotas más altas en este original acercamiento a la vida y obra de Francisco de Goya. Saura y Storaro juegan con la luz y el cromatismo como nunca: como si estuviéramos dentro de un sueño, o quizá en el interior del alma de Goya, nos movemos por escenarios imposibles, con paredes que se transparentan, una pradera de San Isidro de estudiada irrealidad, o el paisaje de una guerra de subyugante coreografía, obra de La Fura dels Baus. Si la belleza formal de la película resulta indiscutible, lo mismo ocurre con la cuidada narración. Tenemos personajes, y personajes sólidos. Francisco Rabal presta enorme humanidad y presencia a Goya anciano: cascarrabias, cariñoso aunque le cueste expresarlo, enamorado de su arte, siempre a la búsqueda de la inspiración; y José Coronado, como Goya joven, sirve la que es, seguro, su mejor interpretación. El film se llevó 5 premios Goya, entre ellos el de mejor actor para Rabal.

7/10
La primera noche de mi vida

1998 | La primera noche de mi vida

Madrid consume las últimas horas de la última Nochevieja del segundo milenio. El azar entrecruza a un variopinto grupo de personajes que, pese a sus esfuerzos por llegar a sus respectivos destinos, acaban compartiendo juntos las doce campanadas en un lugar mágico. La esperanza está en el fondo de personajes entrañables: un matrimonio joven que espera su primer hijo; el rico y egoísta padre de la chica; un ladronzuelo y su simpática familia, incluidos novia y un compinche; un mendigo; dos policías municipales masculinos y dos guardias civiles femeninas, discutiendo por sus competencias; un taxista y su esposa; dos tipos que van a una fiesta de disfraces; las dependientas de una gasolinera; tres inmigrantes que quieren ir a la Puerta del Sol. Miguel Aldabalejo dirige con singular fortuna su primer largometraje. Se trata de un emotivo cuento navideño, donde se entrecruzan los buenos sentimientos con la mejor comedia, en una tradición que entronca con el cine de Frank Capra, Luigi Comencini y Luis García Berlanga. Una de las sorpresas del cine español de los últimos tiempos.

6/10
Memorias del ángel caído

1997 | Memorias del ángel caído

Un extraño suceso acaba de suceder en una antigua parroquia situada en el centro de una gran ciudad. Tras la comunión, algunos fieles han caído fulminados como si hubieran sido envenenados. La policía se pone manos a la obra para descubrir las extrañas causas del suceso. Mientras se produce la investigación, algunos sacerdotes comienzan a sufrir unas visiones turbadoras. Pero la situación se hace aún más terrorífica cuando los feligreses muertos vuelven a la vida, durante la realización de su autopsia. Un investigador comienza a atar cabos y relaciona los sucesos con las escrituras de un oscuro libro. Una interesante incursión en el género del thriller pseudorreligioso, que parte de una oscura y enrevesada trama. Cuenta con una eficaz interpretación de Santiago Ramos. Mantiene el suspense hasta el final.

4/10
Boca a boca

1995 | Boca a boca

Víctor es un aspirante a actor que necesita dinero para poder sobrevivir, por lo que acepta un empleo como telefonista de una línea erótica, mientras realiza pruebas para conseguir un papel que lance su carrera. Tras intimar con uno de sus clientes a través del teléfono, se ve involucrado en una turbia trama criminal, inducido por una enigmática mujer que no resulta ser lo que parece. Divertida mezcla de humor e intriga a lo Hitchcock, por la que Javier Bardem consiguió el Premio Goya a la mejor interpretación, así como el Fotogramas de Plata en la misma categoría. Lo mejor es un guión ágil y unas buenas interpretaciones, no sólo de Bardem, sino también de Josep Maria Flotats, considerado uno de los mejores actores del teatro catalán y que no se había prodigado excesivamente en la pantalla grande.

4/10
Animia de cariño

1995 | Animia de cariño

Modesta comedia de enredo, escrita y dirigida por Carmelo Espinosa, que logró hacerse con un hueco en la cartelera española con dos años de retraso, lo que evidentemente no dice mucho en su favor. Isabel Ordaz regenta una agencia llamada Animia, que ofrece compañía a personas solitarias. Cuando aparece un nuevo cliente, Pere Ponce, reconoce con sorpresa a un compañero de Alcohólicos Anónimos, por el que siente algo más que aprecio. Así que trata de obtener su amor. El film tiene actores competentes, pero poco más.

1/10
Souvenir

1994 | Souvenir

Un joven japonés que viaja a Barcelona queda amnésico tras sufrir un accidente de tráfico. Antes había quedado prendado en su avión de una bella azafata. La nueva comedia de la catalana Rosa Vergés (Boom, boom) resulta algo reiterativa, pero se agradece su intento de construir una trama medianamente inteligente, y su huida del humor facilón.

4/10
La sombra del ciprés es alargada

1990 | La sombra del ciprés es alargada

Pedro, de 9 años, es enviado a vivir con don Mateo, maestro autodidacta. Aunque don Mateo es un pesimista y desastroso profesor, el vitalista Pedro entablará amistad con la esposa y la hija de su preceptor. Luis Alcoriza, guionista que colaboró con Buñuel en títulos como Los olvidados, llevó al cine la primera novela de Miguel Delibes, con la que ganó el premio Nadal. Trata temas de entidad, sobre todo la superación de la muerte.

5/10
La forja de un rebelde

1990 | La forja de un rebelde | Serie TV

Sigue los pasos de Arturo, desde que es un niño que vive con su madre, una viuda que trabaja como lavandera, en un humilde barrio madrileño. Pretende estudiar una ingeniería, pero la muerte de su tío –que le iba a financiar la carrera– frustra sus esperanzas. Mario Camus adapta la trilogía de novelas autobiográficas de Arturo Barea, con grandes trabajos de los actores.

5/10
Cara de acelga

1987 | Cara de acelga

Delirios de amor

1986 | Delirios de amor

Película compuesta por varios segmentos que narran diferentes historias de amor. En la primera, una ex estrella de la televisión se enamora de una actriz venida a menos. La relación entre ambos se deteriora con el tiempo. En el segundo segmento, un joven matrimonio se queda estupefacto ante una noticia del periódico. El último relato gira en torno a un anticuario que celebra una fiesta en su casa. Acude una bella e inquietante joven por la que se siente atraído. Como suele suceder en este tipo de películas por episodios, el resultado es irregular. Pero cuenta con un sólido reparto.

4/10
Goya

1985 | Goya

Ambiciosa producción televisiva que reconstrute la vida del genio nacido en Fuentetodos. Interpretando a Goya, Enric Majó encabeza un reparto de lujo que incluye a Alberto Closas y Carlos Larrañaga.

5/10
A la pálida luz de la luna

1985 | A la pálida luz de la luna

Crónica de la España de los 80, en clave de comedia y a través de las vicisitudes de varias familias. Julio (José Sacristán) está todavía enamorado de su mujer (Fiorella Faltoyano), que le ha dejado por otro hombre (Héctor Alterio). Su amigo César (Emilio Gutiérrez Caba) es un experto en ordenadores, que empiezan a ser pieza clave en la sociedad. Paco (Agustín González) y Charo (Esperanza Roy) están a la gresca. Don Federico (Luis Escobar) y su sirviente Benito (Rafael Alonso) hacen trapicheos para llevarse pasta de la seguridad social, etc. El guión es más interesante –por su costumbrismo, su nostalgia y sus gags humorísticos– que la dirección plana y algo anquilosada de José María González Sinde. Desde luego destaca el espléndido reparto de rostros conocidos del cine español.

5/10
Réquiem por un campesino español

1985 | Réquiem por un campesino español

Adaptación de la celebérrima novela de Ramón J. Sender, rodada con corrección y un buen reparto. En ella cobran protagonismo los recuerdos de un sacerdote, Mosén Millán, a punto de celebrar una misa de réquiem por Paco el del Molino. En la espera, se agolpan los sucesos compartidos desde la niñez, y las dudas acerca de si ha sabido estar a la altura de la amistad que los unía. Se da la triste ironía de que van acudiendo a la iglesia los verdugos de Paco, mientras los remordimientos del mosén crecen. Antonio Ferrandis compone bien al clérigo pusilánime -el hombre cuida las formas de la caridad cristiana, pero ante la injusticia calla o habla con la boca pequeña-, mientras que un jovencísimo Antonio Banderas, como campesino de buen corazón, apuntaba ya maneras. Realizado después de la muerte de Franco, se trata de uno de esos filmes que permite ajustar cuentas con el pasado, y en esa línea se cargan las tintas contra el llamado bando nacional, ya sean las brutales centurias de la Falange, o los privilegiados que no quieren perder sus prebendas.

5/10
Las bicicletas son para el verano

1984 | Las bicicletas son para el verano

Una familia española vive el día a día en Madrid, en plena guerra civil. Luisito, el hijo adolescente de Luis y Dolores desea que su padre le compre una bicicleta para disfrutar con ella la temporada de verano, pero el patriarca no verá oportuna la compra. Jaime Chávarri (El desencanto) dirige este título basado en la obra teatral de Fernando Fernán Gómez, con un amplio elenco de actores españoles, donde destacan el joven Gabino Diego, que debutaba en el cine, Agustín González, Amparo Soler Leal, Victoria Abril o Marisa Paredes. A pesar de que en la trama se dejan ver diversos personajes de distinta ideología, la historia no quiere caer en una temática política, sino que representa un alegato contra cualquier tipo de guerra, y Chávarri filma con un cierto tono nostálgico las desventuras de una típica familia española.

5/10
¿Qué he hecho yo para merecer esto!!

1984 | ¿Qué he hecho yo para merecer esto!!

La vida cotidiana de una sencilla ama de casa es el tema central de la película, una tragicomedia con tintes de neorrealismo italiano. El director manchego Pedro Almodóvar combina un humor prácticamente surrealista, con momentos patéticos. También incorpora por primera vez los tonos melodramáticos, que ya sólo excepcionalmente abandonará en el futuro.

4/10
Teresa de Jesús

1984 | Teresa de Jesús | Serie TV

Una de las mejores series de Televisión Española. Recrea fielmente la vida de la santa de Ávila, tomando como referencia su autobiografía. El modélico guión de Víctor García de la Concha y Carmen Martín Gaite mima con esmero nuestro idioma.Y Concha Velasco ofreció la interpretación de su vida, al plasmar de modo creíble las búsqueda de la santidad de Teresa y sus innumerables tribulaciones con las fundaciones que realizó por España.

7/10
La gran quiniela

1984 | La gran quiniela

Una mujer gana 200 millonesde pesetas al conguir 14 aciertos en la quiniela de fútbol. Enseguida le surgirán ocasiones para repartir el dinero entre sus conocidos. Comedieta de tres al cuarto escrita y dirigida por Joaquín Coll Espona, quien cuenta con un reparto más o menos apañado.

3/10
La colmena

1982 | La colmena

Mario Camus, que posteriormente adaptaría Los santos inocentes, es el autor de esta celebrada adaptación de "La Colmena", una de las obras más renovadoras de la literatura española del siglo XX. El autor, Camilo José Cela, realiza una pequeña intervención en el film, como Matías Martí, el tertuliano del café que inventa palabras. Se trataba de una adaptación muy difícil, pues la obra original consta de numerosas historias breves, que forman un mosaico de la sociedad española en los duros años de la postguerra. Los múltiples personajes de esta historia coral -muchos menos que en la novela- se entrecruzan en el café de doña Rosa, a principios de los 40. Representan a todas las clases sociales, pues figuran prostitutas, artistas bohemios, aristócratas en horas bajas. El film se centra en la historia de Ventura, que propone un encuentro amoroso a Julita, mientras pasean por el parque. Mientras, Victoria accede a bailar con hombres, a cambio de dinero, para poder afrontar la enfermedad de su novio. Martín Marco duerme por las noches en un prostíbulo. La policía le para y explica a los agentes que la dueña del local le deja dormir ahí porque fue amigo de su hijo, muerto durante la guerra.  Destaca su relato costumbrista de la época, marcada por los problemas económicos. Camus describe las desesperadas actuaciones que algunos ciudadanos se ven obligados a realizar por culpa del hambre. La ambientación es excelente, y está interpretada por numerosos actores, escogidos entre los mejores del cine español. Destacan secuencias como el robo del huevo, o las lentejas con bichos. Obtuvo el Oso de Oro en el Festival de Berlín.

6/10
De camisa vieja a chaqueta nueva

1982 | De camisa vieja a chaqueta nueva

La historia de Manolo Vivar, defensor a ultranza del viejo régimen franquista que, con la llegada de la democracia cambia de chaqueta, y se convierte en un gran apasionado por las nuevas modas impuestas por la misma. Algo de eso debía conocer su director, Rafael Gil, puesto que durante la Guerra Civil se alió con el equipo de cine de la República dirigido por Antonio del Amo, para el que dirigió cortometrajes de índole social como Soldados campesinos y ¡Salvad la cosecha! En 1939, sin embargo, ya al lado de los sublevados, realizó los cortos patrióticos Flechas y La corrida de la Victoria.... De camisa vieja a chaqueta nueva fue una nueva adaptación de una novela de Vizcaíno Casas tras el éxito obtenido con ...Y al tercer año, resucitó (1980).

4/10
El poderoso influjo de la luna

1981 | El poderoso influjo de la luna

Un psiquiatra observa a los vecinos de su barrio madrileño, que se desquician en las noches de plenilunio, pero que después recuperan enseguida su estado normal. Una equivocación causará un terrible suicidio. Primer largometraje, tras varios cortos, de Antonio del Real, que como ocurrirá con su filmografía posterior, logra un film correcto, que funciona, pero no entusiasma. Comedia coral que quiere recordar al cine de Luis García Berlanga, cuenta con un reparto repleto de secundarios de lujo, entre ellos de niño el mismísimo Javier Bardem.

4/10
Los embarazados

1980 | Los embarazados

Ya antes de que Arnold Schwarzenegger se quedara embarazado en Junior, los hombres españoles supieron lo que era estar en estado de buena esperanza gracias a esta película. Como su título bien indica, un buen día los hombres relevan a las mujeres en los embarazos y pasan a ser ellos los que llevan al niño en su interior. Comienzan a pasar por todas las realidades que viven las distintas mujeres que se quedan embarazadas. La situación les acaba desbordando y los hombres españoles inician una protesta para recuperar su antigua realidad. Se nota que la censura ya no existe ya que la película trata temas -de manera superficial- tan controvertidos como el aborto o el embarazo de religiosos, algo impensable tan solo unos años antes.

4/10
Viva la clase media

1980 | Viva la clase media

Durante los 60 un grupo de personas de clase media estaban afiliadas al partido comunista bajo el sobrenombre 'el sector mixto'. Entre ellos está José, un joven que se casó con Elena y ahora tienen una hija. En su partido todo sigue igual que hace años y no parece que nada cambie. Debut en la dirección de José María González Sinde, donde trata el tema de la lucha clandestina contra el franquismo en aquellos años.

4/10
El gran secreto (1980)

1980 | El gran secreto

Juanín vive con su familia en un pequeño pueblo perdido en las montañas. Inesperadamente todo cambia para él cuando sus padres mueren en un accidente. El pueblo toma entonces una decisión a lo "Fuenteovejuna", ya que nadie está dispuesto a dejar al niño solo. Así que todos toman parte en su cuidado. Pero realmente el que atesora su custodia es un hombre rudo que iniciará una peculiar relación con el chaval. Las formas del señor retrotraen a la situación vivida por la pequeña Heidi cuando se tiene que ir a vivir con su abuelo, un hombre poco amigable a primera vista.

4/10
Me olvidé de vivir

1980 | Me olvidé de vivir

Tres mujeres de hoy

1980 | Tres mujeres de hoy

Tres guapas mujeres se ven implicadas en un turbio asunto por causa de un hombre sin escrúpulos que las manipula. Prescindible producto ochentero en donde lucen palmito algunas de las por entonces "vedettes" de moda en la España de la época, como Ana Obregón o Norma Duval.

3/10
Viaje al más allá

1980 | Viaje al más allá

Varias personas se dan cita en una remota mansión de los Pirineos. Todas ellas han sido convocadas por haber tenido algún tipo de experiencia paranormal. Tras contar sus casos, empiezan a comprender que quizá han vivido en otra dimensión y que esos hechos pueden repetirse en la realidad. Curiosa mezcla de cine fantástico y terrorífico a cargo del tarraconense Sebastián D'Arbó, especializado en el mundo de la parapsicología, quien compone su guión a base de pequeñas historias. Aunque visualmente es pobre, la ambientación lúgubre está conseguida más o menos y algunos actores son de primera fila, lo cual eleva la calidad de la propuesta.

5/10
Al servicio de la mujer española

1978 | Al servicio de la mujer española

Irene dirige un consultorio sentimental en una emisora de radio de Pontevedra. Julio, un rico empresario del mundo de las conservas, se obsesiona con el programa y decide acabar con él. Por eso, se hace pasar por homosexual para salir en antena. Pero Irene acaba enamorándose de él. Correcto drama costumbrista de Jaime de Armiñán, que logra una correcta interpretación de Adolfo Marsillach, acompañado de las siempre excelentes Marilina Ross y Amparo Baró.

5/10
De fresa, limón y menta

1978 | De fresa, limón y menta

Una vendedora mantiene una larga discusión con un soldado y un director de cine. Otra de las comedias de la Transición, que seguía la línea de Tigres de papel, de Fernando Colomo, que aquí ejerce como guionista. Algunas situaciones y diálogos tienen su gracia. También resulta interesante su retrato social de la época de los cambios políticos en España.

4/10
El violador y sus mujeres a la sombra de un recuerdo

1978 | La sombra de un recuerdo

José, un ciudadano aparentemente normal, se dedica a asesinar a las chicas que conquista para luego violarlas salvajemente. Todo está relacionado con un trauma del pasado. Thriller español de temática desagradable, que al menos incluye un reparto esforzado. También se le conoce con el título más sencillo de "La sombra de un recuerdo".

3/10
El sacerdote

1978 | El sacerdote

El director Eloy de la Iglesia se quedó a gusto con El sacerdote, película donde traslada su carnal y angustiante mundo sexual. Narra las tristes vicisitudes de un sacerdote que no puede controlar su pasión erótica, por lo que tiene un gran sufrimiento interno. Recordará y vivirá sucesos de lo más insanos, que se muestran en pantalla con explicitud.

1/10
Doña Perfecta

1977 | Doña Perfecta

Adaptación de la novela de Benito Pérez Galdós, con los tintes anticlericales típicos del novelista, que arremete contra ese tipo de personas que se creen impecables, cuando en realidad acarrean a sus espaldas algún que otro defecto. La idea es jugar al contraste con el personaje de doña Perfecta, representante de la sociedad bienpensante, y el joven de ideas liberales Pepe Rey. Un contraste que se acentúa porque Pepe está prendado de Rosario, hija de doña Perfecta, que sigue habitualmente los consejos maternos; mientras que doña Perfecta piensa más bien en casar a la hija con un sobrino del cura don Inocencio. Buen reparto.

4/10
Hasta que el matrimonio nos separe

1977 | Hasta que el matrimonio nos separe

Miguel se enamora de una estudiante americana. Para poder casarse con ella tendrá que hacerlo por lo civil y romper con la iglesia, lo cual le aterra, ya que el es un gran creyente.

Vota a Gundisalvo

1977 | Vota a Gundisalvo

En los años de la Transición, Gundisalvo García decide presentarse para senador y crea un partido político llamado 'Concordia Democrática del Estado Español'. Comenzará una divertida campaña política en la que todo será valido por un voto. Su equipo lo forman su mujer, su amante, su doncella, su chofer, su cocinera y un tal Pedraza.

4/10
La saga de los Rius

1976 | La saga de los Rius | Serie TV

En 1916, Desiderio Rius Rebull contrae matrimonio con Crista Fernández. Joaquín, el padre del novio, rememora toda su vida, desde su niñez. Años atrás, se casó en esa misma parroquia con su amada Mariona Rebull. Uno de los grandes éxitos de la televisión española. Adapta los relatos 'Mariona Rebull' y 'El viudo Rius', de Ignacio Agustí.

6/10
La petición

1976 | La petición

Después de años con productor televisivos, la directora Pilar Miró (El perro del hortelano) debutó en el cine con esta fallida película, inspirada en un relato corto de Émile Zola. El argumento ambientado a principios del siglo XX, sigue a Teresa, una joven de familia acomodada, caprichosa y egoísta, que quiere medrar como sea para mejorar su posición social. Su vecino enamorado Julián será utilizado por Teresa, mientras que el aristócrata Mauricio pedirá su mano... Protagoniza Ana Belén.

4/10
Cebo para una adolescente

1974 | Cebo para una adolescente

Don Ignacio, un constructor, dueño de una gran empresa, ofrece un puesto de secretaria a la hija de uno de sus empleados, Maribel. Él es un cincuentón y está casado y con hijos, mientras que Maribel es casi una adolescente. Pero Don Ignacio se irá aprovechando de la situación y la convertirá en su amante. Una guapísima y muy joven Ornella Muti protagoniza esta especie de culebrón a la española que explota el tópico de la secretaria y el empresario adúltero. El resultado, discreto, podría ser peor.

4/10
El calzonazos

1974 | El calzonazos

Juan es un calzonazos, dominado por su mujer, por su cuñada, por su hija y hasta por el mayordomo. A pesar de que sus negocios marchan de mal en peor, ha de mantener el costoso tren de vida de la familia. Un buen día, confabulado con su amigo el doctor Izquierdo, decide fingir una enfermedad y así nadie de su familia le llevará la contraria, además debe evitar que su hija se case con un vividor que va detrás de los supuestos millones de Juan.

3/10
Un curita cañón

1974 | Un curita cañón

Un curita incapaz de mantener la boca cerrada ante la injusticia es trasladado a una parroquia donde se espera que sea capaz de no meterse en líos. Pero por supuesto, no parará quieto. Film del tardofranquismo en clave de comedia y con su punto picante.

2/10
Las señoritas de mala compañía

1973 | Las señoritas de mala compañía

Comedieta picante en torno al choque entre las mujeres que trabajan en un burdel de un pueblo, y las señoras bienpensantes del lugar. La llegada de una chica nueva vuelve loca a la población masculina. Es más loca se va a volver, cuando toca la lotería en el tugurio, y resulta que los clientes han de justificar ante sus esposas su mayor desahogo económico. Se trata de un film de la etapa de decadencia de José Antonio Nieves Conde, que no obstante tiene algún buen momento cómico, además de contar con un estupendo reparto.

3/10
Una chica y un señor

1973 | Una chica y un señor

Típica comedieta de Pedro Masó, que juega al contraste en la relación amorosa entre Caridad, una joven cantante de buen ver a la que da vida Ornella Muti, y un abogado maduro, Eduardo Fajardo. La disparidad de edades conduce al poco estimulante enredo.

4/10
Las endemoniadas

1970 | Nelle pieghe della carne

La propietaria de una Villa asesina a sus huéspedes como consecuencia de un trauma que tuvo durante su infancia.

No somos ni Romeo ni Julieta

1969 | No somos ni Romeo ni Julieta

Simpática comedia española, de poco recorrido pero graciosa en su ingenuidad. La trama, escrita por el comediógrafo Alfonso Paso, está inspirada en "Romeo y Julieta" de William Shakespeare. Protagonizan el cómico español José Luis López Vázquez, Emilio Gutiérrez Caba y Enriqueta Carballeira. Roberto es un joven un poco mastuerzo que trabaja de camarero en el bar de su padre, y vive todavía en la casa paterna. Además no pronuncia bien al hablar, de modo que su aspecto exterior es bastante patético. Coincidirá un día con Julia, una chica buena pero igualmente "cortita". Ambos se enamorarán, pero lo malo es que sus familias, los Negresco y los Caporeto, están enemistadas desde hace mucho tiempo.

4/10
Adiós, cordera

1969 | Adiós, cordera

Aurelia, Antón y sus dos hijos, Pinín y Rosa, viven en un pequeño pueblo. Tienen serias dificultades económicas y Aurelia, la madre, está gravemente enferma, lo cual obliga a su marido a vender su único bien, la vaca Cordera, pero sus hijos sienten un gran cariño por el animal... Esforzada pero insuficiente traslación a la pantalla del emotivo y redondo cuento de Leopoldo Alas Clarin. Desgraciadamente acusa demasiado que se haya alargado la historia.

4/10
Vamos por la parejita

1969 | Vamos por la parejita

Juan Fernández vive rodeado de mujeres. Sólo ha tenido hijas y éstas únicamente le han dado nietas. Harto ya de esa presencia femenina en su vida, decide mantener relaciones con una viuda que le promete tener un hijo varón. Tonta comedia escrita y dirigida por el comediante Alfonso Paso, quien cuenta con el característico humor de Antonio Garisa. Pero el resultado es más bien pobre y poco inspirado, también por el rancio planteamiento.

3/10
Cristina Guzmán

1968 | Cristina Guzmán

Cristina está viuda y hace lo que puede para sacar adelante a su bebé. Es convencida por Alfonso para que suplante la identidad de la que fue la esposa de Javier Rivas.

Palabras de amor

1968 | Palabras de amor

Joan decide abandonar Lérida para ir a la gran ciudad en busca de fortuna. Aunque ha dejado atrás a su novia, en Barcelona conoce a Mónica, de la que se enamora. Drama al servicio de Joan Manuel Serrat, que había adquirido una enorme popularidad, pero que como actor resulta un tanto insulso.

4/10
Los chicos del Preu

1967 | Los chicos del Preu

El título hace referencia a aquellos estudiantes de los 60 que antes de acceder a la Universidad debían pasar un curso llamado 'Preuniversitario'. En este nivel se encuentran un grupo de amigos que se acercan cada vez más a la edad adulta y a la responsabilidad pero que también tienen tiempo para sus escarceos amorosos, sus horas de estudio, sus fiestas juveniles y su música pop. Al igual que en los 70-80 se pusieron de moda en Estados Unidos películas como Grease, Aquel excitante curso o American Graffiti, sobre jóvenes díscolos y rebeldes que apuran sus últimos meses de instituto, en España destaca este título filmado unos años antes, sobre la juventud española y sus propias preocupaciones. Eso sí, bien examinado con el filtro de la conocida censura no vaya a ser que los chicos se pasasen de la raya. Con un amplio repertorio de actores donde sobresalen José Luis López Vázquez, Gemma Cuervo, Emilio Gutiérrez Caba, Karina, Alberto Closas o María José Goyanes, Pedro Lazaga dirige una amable y simpática comedia.

5/10
¿Qué hacemos con los hijos?

1967 | ¿Qué hacemos con los hijos?

Antonio es taxista y padre de familia y un buen día descubre que no conoce realmente a sus cuatro hijos. A pesar de que cree que son muchachos responsables y sensatos, en realidad su hijo Antonio le coge el taxi para irse de fiesta y a una de sus hijas se le ha metido en la cabeza ser cantante, aunque no tenga mucho futuro como tal. Antonio no sabrá cómo meterles en cintura. Divertida comedia de Pedro Lazaga, que volvió a contar con el simpático Paco Martínez Soria tras La ciudad no es para mí. 

4/10
Los guardiamarinas

1967 | Los guardiamarinas

Un grupo de marineros se prepara para convertirse en guardiamarinas. Este proceso que les llevará a ser un oficial de rango menor, les hará experimentar todo tipo de situaciones. Desde las típicas novatadas a las nuevas responsabilidades a las que se enfrentarán cuando tengan un cargo superior al presente. Versión muy a la española de las típicas películas de superación en el ejército norteamericano estilo Oficial y caballero.

3/10
Las 4 bodas de Marisol

1967 | Las 4 bodas de Marisol

Frank, un director de cine, y una actriz llamada Marisol se enamoran durante un rodaje. El productor quiere servirse del idilio entre ambos para promocionar la película, algo que la joven no aprueba. Por ello, se le ocurre una estratagema que pondrá en jaque los planes del productor. Cuando llegue el momento de la boda, otros tres muchachos aparecerán afirmando que son también los prometidos de ella. Romance y enredo en este film de Luis Lucia, que ya había dirigido a Marisol en Un rayo de luz (1960), Ha llegado un ángel o Tómbola.

3/10
Nueve cartas a Berta

1966 | Nueve cartas a Berta

Tras una estancia breve en el extranjero, el joven Lorenzo ya no es el mismo. Nueve cartas a una chica exiliada, reflejan su estado de ánimo. Son los años 60. Y Lorenzo no se aclara. El ambiente de su ciudad, Salamanca, le produce sentimientos contrapuestos: es hermoso el lugar, como le hace ver un viejo profesor exiliado, de visita en la universidad; pero las metas a veces son estrechas, las posibilidades del futuro, pequeñas. Quiere a sus padres, pero se encuentra atosigado. También quiere a su novia, aunque parece sentir algo por Berta, la chica que conoció en Inglaterra. Basilio Martín Patino, en su debut con el largo, logró un film magnífico, de atmósfera teñida de melancolía. Dibuja la España atávica de Franco sin ira, con ternura, mostrando los sentimientos de Lorenzo, magnífico Emilio Gutiérrez Caba: sus dudas, contradicciones, ilusiones... Las charlas con sus padres, unos ejercicios espirituales, la fuga a Madrid.

5/10
La caza

1965 | La caza

El film que dio proyección internacional al cineasta aragonés Carlos Saura, gracias al Oso de Plata al mejor director ganado en el Festival de Berlín. La caza describe una jornada en un coto de caza, en la que tres adultos y un muchacho tratan de cobrar sus piezas. Lo que parece un va a ser un día normal de recreo, en un amplio y desértico páramo, al calor del sol veraniego, una jornada de cacería como otra cualquiera, sacará poco a poco a la superficie una violencia soterrada, una serie de miedos y frustraciones que cada uno alberga en su interior. De este modo la trama se convierte en una curiosa parábola de las heridas no cicatrizadas de la guerra civil española. Desde luego el final es de los que quedan en la memoria para siempre.

6/10
La llamada

1965 | La llamada

Pablo se enamora de un chica francesa. La joven tiene que volver a su país para pasar la Navidad con sus seres queridos. En el viaje el avión en el que volaba la chica se estrella y muere gran parte de la gente.

5/10
El misterioso señor Van Eyck

1965 | Il misterioso signor Van Eyck

Van Eyck desaparece al caer al mar durante una pelea. Se lleva consigo el secreto de un tesoro escondido. Intento fallido de componer un thriller al estilo de Hollywood. Pero esta coproducción europea apenas logra mantener el interés.    

3/10
Vacaciones para Ivette

1964 | Vacaciones para Ivette

Divertida y picaresca comedia al más puro estilo del guionista Pedro Masó (Las chicas de la Cruz Roja), que pone en la picota la situación social de la España de la época. Lo hace con una sutil crítica costumbrista, en la que se enfrentan los hábitos españoles con la Francia más liberal. La historia narra cómo una familia madrileña espera la llegada de un niño francés. Sin embargo, el niño no acaba de aparecer y la que sí se establece en la casa es la hermana mayor del jovencito, una francesita la mar de atractiva (Catherine Diamant). Dirige con oficio José María Forqué (Atraco a las tres).

4/10
Historias para no dormir

1964 | Historias para no dormir | Serie TV

El director, guionista y productor Chicho Ibáñez Serrador adaptó en Historias para no dormir la fórmula de episodios de la serie En los límites de la realidad. Prestigiosos actores intervinieron en los 18 capítulos, como Irene Gutiérrez Caba, Carlos Larrañaga, y el propio padre de Chicho, Narciso Ibáñez Menta. Destacan 'El muñeco', basado en un relato de Henry James, 'El cuervo', que recrea la vida de Edgar Allan Poe, y 'El televisor', sorprendente historia con un individuo obsesionado con su aparato televisivo.

3/10
Tengo 17 años

1964 | Tengo 17 años

Rocío se escapa de casa en Navidad porque no aguanta más a su madrastra. Es acogida por una humilde familia –abuelo, padre y nietos– que trabaja como alfarera y allí es tratada como una más. La joven comienza a sentir algo por uno de los chicos. Comedieta musical que tiene como gancho a una jovencita Rocío Dúrcal, quien alegra la función con canciones. De hecho, la joven cantante grabó un disco con villancicos a raíz de este film. Dirige con oficio José María Forqué (Atraco a las tres).

5/10
Don Quijote

1964 | Don Quijote von der Mancha

Una de las múltiples adaptaciones del Quijote de Cervantes, aquí en coproducción de España, Francia y Alemania. El vienés Josef Meinrad compone al caballero de la triste figura, mientras que el francés Roger Carel es Sancho Panza. 

5/10

Últimos tráilers y vídeos