IMG-LOGO

Biografía

Danny DeVito

Danny DeVito

75 años

Danny DeVito

Nació el 17 de Noviembre de 1944 en Asbury Park, New Jersey, EE.UU.

Premios: 1 Festival de San Sebastián

Gigante de Hollywood

05 Abril 2006

Se le asocia con secundarios, a veces graciosetes, aunque acierta sobre todo cuando da vida a tipos que se sobreponen a su falta de altura para convertirse en dominantes malvados. Le han dirigido Brian de Palma, Milos Forman, Barry Levinson, Tim Burton y Francis Ford Coppola. Aparte, ha demostrado ser un astuto productor y un director de interés. Pocas figuras son tan queridas por sus compañeros de Hollywood como Danny DeVito, que tiene fama de señor con mal genio, pero en el fondo bonachón, y preside una organización para ayudar a niños con problemas de estatura.

Nacido el 17 de noviembre de 1944 en Asbury Park, barrio de Neptune Township, importante localidad de New Jersey, Daniel Michael DeVito Jr. es el menor de los tres hijos (y el único varón) de Daniel y Julia, italoamericanos de una humilde familia procedente de Basilicata, al sur de Italia, que regentaban un pequeño negocio. Criado en la fe católica, sufre ‘mal de Fairbanck’, trastorno genético que afecta al crecimiento de los huesos. De niño las pasó canutas, porque los otros niños se metían con él, tachándole de “enano”. De adolescente se dio cuenta de que estos chicos del barrio le podían meter en líos, así que pidió a su progenitor que le enviaran a un colegio interno religioso, el Oratory Preparatory School, en Summit. Cuando salió, trabajó durante algún tiempo en la peluquería de una de sus hermanas, lo que le obligaba a subirse a un cajón para ejercer su actividad – según sus amistades, esto le da pie a gastar muchísimas bromas al respecto–. Decidió que aquello no era para él, así que se graduó en la American Academy of Dramatic Arts, de Manhattan, aunque para pagarse los estudios tuvo que trabajar como camarero. “Ponerme delante del público para actuar era un reto para mí, porque tenía cualidades bastante singulares, como mi estatura o mi energía. Al final aprendí que las tenía que usar como mis puntos fuertes”, recuerda el actor.

Inició su singladura teatral en el Teatro Eugene O’Neill, de Connecticut, y con el grupo de dramaturgas Westbeth Playwrights Feminist Collective, de Nueva York, en cuyos montajes conoció a la también actriz Rhea Perlman, posteriormente su esposa. En uno de sus primeros papeles, dio vida al alcalde de Nueva York que debe bregar con Sophia Loren, mujer indignada porque no la dejan pasar por el aeropuerto con un fiambre de enorme tamaño, en Mortadela. El joven actor empieza a adquirir notoriedad cuando interpreta a Martini, joven discapacitado que sin embargo cambia las reglas de los juegos en los que participa a su favor, en la representación en off-Broadway, de Alguien voló sobre el nido del cuco. A la hora de producir la versión en cine Michael Douglas –que ya entonces era un amigo bastante cercano– le propuso repetir el papel en la pantalla, a las órdenes del director Milos Forman.

Justo a continuación le reclutaron para interpretar al despótico jefe de una compañía de taxistas en Taxi, telecomedia que arrasó en Estados Unidos entre 1978 y 1983, convirtiéndole en una figura muy popular. Por su trabajo logró el Emmy y el Globo de Oro. Terminada la ficción, encadenó personajes memorables en largometrajes de cine, como el pretendiente texano de Shirley MacLaine en La fuerza del cariño, de James L. Brooks, el hombre de negocios que se lleva una gran alegría cuando le avisan de que han secuestrado a su esposa en la hilarante Por favor, maten a mi mujer, de los ZAZ (Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker), y Ralph, primo y sicario del villano de Tras el corazón verde, mezcla de cine romántico y de aventuras dirigida por Robert Zemeckis, donde compartió la pantalla con su amigo ya citado Michael Douglas y Kathleen Turner. El trío repitió en la insulsa secuela, La joya del Nilo, de Lewis Teague. Entre otros muchos papeles fue también un mafioso de medio pelo en Dos tipos geniales, de Brian de Palma, productor de serie B, en Cómo conquistar Hollywood, de Barry Levinson, y su secuela, Be Cool, de F. Gary Gray, manager del protagonista en Man on the Moon, de nuevo bajo la batuta de Milos Forman, el improbable hermano gemelo de Arnold Schwarzenegger en Los gemelos golpean dos veces, el doctor que atiende al musculoso actor, cuando se queda embarazado en Junior, otro médico en Las vírgenes suicidas, de Sofia Coppola, y asistente legal experto en seguros en Legítima defensa, del padre de esta última, Francis Ford Coppola, y jefe de ventas quemado en El pez gordo.

En su extensa filmografía, destaca como editor de un tabloide amarillista en L.A. Confidential, de Curtis Hanson. También como El Pingüino, monstruoso villano de Batman vuelve, de Tim Burton, que volvería a recurrir a él para Mars Attacks!, Big Fish y Dumbo.

Su relación con Rhea Perlman daría para un melodrama. Se fue a vivir con ella en los años 70, y luego se casaron y tuvieron tres hijos. Pero acostumbran a enfrentarse y separarse de malas maneras de vez en cuando, en el más puro estilo de Elizabeth Taylor y Richard Burton, aunque hasta ahora siempre han vuelto a reconciliarse. En 2012 anunciaron su divorcio definitivo. “Se le van los ojos con otras mujeres”, declaró ella. Pero un año después anunciaron su reconciliación. “Se me vino el mundo encima sin ella”, comentó él.

Debutó como realizador con la comedia ligera Tira a mamá del tren, inspirada en Extraños en un tren, de Alfred Hitchcock, donde también interpreta al protagonista, un tipo obsesionado con asesinar a su odiosa madre. Las relaciones familiares conflictivas también están presentes en su gran éxito La guerra de los Rose, donde sus viejos conocidos Michael Douglas y Kathleen Turner dan vida a un matrimonio mal avenido, cuya complicada relación parece inspirada en la relación de amor-odio de Danny de Vito con Rhea Perlman. Dirigió a su esposa en Matilda, adaptación de un cuento infantil de Roald Dahl, y reconstruyó la historia del sindicalista desaparecido más controvertido de la historia de Estados Unidos en Hoffa: un pulso al poder, donde se reservó el papel de su mano derecha. Ha seguido ejerciendo como director, pero sus últimos trabajos, son comedias como Smoochy y Dúplex, con poco interés.

En cambio, Danny DeVito ha seguido acertando siempre a lo largo de los años como productor. Ha sido artífice de dramas generacionales (Bocados de realidad), cine de ciencia ficción de calidad (Gattaca), thrillers (Erin Brockovich) y sobre todo de Pulp Fiction, de Quentin Tarantino. “Leí el guión de Reservoir Dogs, pero me dijeron que ya se estaba rodando”, señala. “Conseguí que me presentaran a Quentin, y le dije que quería hacer su siguiente película, fuera lo que fuera. Un año después me llegó el guión. Era larguísimo pero me lo leí en una noche y me encantó, además de que me hizo reír mucho. Fue difícil sacar adelante el proyecto porque nadie quería a John Travolta. Finalmente me dieron a mí los derechos del corte final, pero le aseguré a Quentin que respetaría su película”.

En sus últimos años de carrera ha vuelto a triunfar en el campo de la telecomedia, con Colgados en Filadelfia. Y volvió a aparecer con Michael Douglas, como doctor, en la serie de Netflix El método Kominsky. En 2018 recibió una ovación sin precedentes, cuando se le hizo entrega del Premio Donostia en el Festival de San Sebastián. En el lugar donde nació están orgullosos de él. “Querían ponerle mi nombre a algo”, comenta entre risas. “Me dieron a elegir entre una playa, un banco en el paseo marítimo o un busto en el Teatro Paramount. Pensé que en el banco y en el busto se cagarían las palomas así que elegí la playa. Un mes más tarde me volvieron a llamar para decirme que no era posible pero que qué me parecía tener un Día de Danny DeVito. Me pareció muy bonito y elegí mi cumpleaños, así que los 17 de noviembre es el Día de Danny DeVito en New Jersey”.

Ganador de 1 premio

  • Premio Donostia
Filmografía
Harry Haft

2020 | Harry Haft

Dumbo

2019 | Dumbo

Revisitación del clásico animado Dumbo, basado en la obra de Helen Aberson, que parecía de difícil adaptación con actores de carne y hueso y animales creados con verdadero realismo con ordenador, pues se trata del largometraje más breve de Walt Disney, y contiene algunos pasajes surrealistas. Tim Burton, que ya participó en un reto de características similares, siguiendo la intención de la factoría de convertir sus filmes de animación en películas con actores, Alicia en el País de las Maravillas, se muestra más inspirado en este film, que conecta bien su cine poblado de criaturas inadaptadas, imaginativas y de buen corazón. Tras el final de la Primera Guerra Mundial, el jinete y adiestrador de caballos Holt Farrier vuelve al circo donde trabajaba en Estados Unidos, pero habiendo perdido un brazo, viudo, y con dos niños, Millie y Joe, a los que cuidar especialmente, pues añoran a su madre, y el progenitor, parco en palabras, se ha vuelto poco menos que un extraño. El entusiasta responsable del espectáculo itinerante, Max Medici, pone a Holt al cuidado del elefante, la señora Jumbo, que da a luz a una criatura de enormes orejas, lo que le convierte en un friki, objeto de burlas y chanzas. Bautizado azarosamente como Dumbo, los niños se hacen muy amigos del animal, y Millie, gran amante de la ciencia, está convencida de que el elefante podría volar gracias a sus grandes orejas, y a la presencia de una pluma. Cuando finalmente ocurre, el visionario V.A. Vandevere pretende llevárselo a su formidable parque temático, junto a todo el circo de los hermanos Medici, asociándose con Max, que se convertiría en vicepresidente. Piensa que Dumbo podría ser todo un éxito, montada en sus vuelos por la bella trapecista Colette. Tim Burton logra combinar la entrega de un entretenido film disfrutable por toda la familia, con la fagocitación de la trama del elefante volador en el entramado de sus intereses creativos personales. Como cabe imaginar, se le ve encantado en el ambiente circense, donde abundan los personajes marginales, el forzudo, la mujer sirena, etcétera, con el padre lisiado y, por supuesto, el más friki de todos, Dumbo, que sigue los pasos de su madre, a la que acusan de haber enloquecido por haber querido defender a su retoño; unidos por su singularidad, todos estos “diferentes”, sabrán sumar fuerzas cuando se hace necesario para ayudar al elefante que da título al film. Además, a Burton se le brinda la oportunidad de dar una visión de quien sería la alternativa oscura de un Walt Disney, Vandevere, personaje encarnado por Michael Keaton y que le emparenta con el aprovechado de las hamburguesas Macdonald en El fundador. Emprendedor y con ideas, pero egocéntrico y dispuesto a pisotear a los demás para hacer realidad sus sueños, el actor –que hizo para Burton Bitelchús, Batman y Batman vuelve– lo compone hábilmente sin apenas despeinarse. De todos modos lo anterior no quita para que Burton se encuentre más encorsetado y con menor capacidad de riesgo, siendo bastante políticamente correcto, incluido el subrayado mensaje en contra del cautiverio animal, que se apañen los circos con los seres humanos, nos viene a decir. Aunque el futuro imaginado en el parque y pasto de las llamas tiene cierta retranca abierta a las interpretaciones. En cualquier caso el balance del film es más que notable, con momentos magníficos, ya sólo la escena de apertura es un maravilloso ejemplo de cómo poner en situación al espectador de un modo exclusivamente visual, sin palabras; y tiene encanto reconocer los numerosos guiños al film animado original, incluido el número de circo en que los payasos deben rescatar al bebé Dumbo de un pavoroso incendio.

7/10
Jumanji: Siguiente nivel

2019 | Jumanji: The Next Level

Spencer y sus amigos Martha, Fringe y Bethany, que vivieron tan increíbles aventuras metidos en el videojuego de Jumanji, se van a reunir con motivo de las fiestas de Navidad, pues la vida les ha llevado a estudiar o trabajar en distintas ciudades. Pero Spencer está un tanto alicaído, la distancia ha despertado sus antiguas inseguridades, y piensa que el amor que le unía a Martha se ha apagado. De modo que comete la imprudencia de activar Jumanji, añorando los tiempos en que tenía el imponente aspecto del doctor Bravestone, su avatar en el juego. Enterados sus amigos Fridge y Martha, se introducen en el videojuego para rescatarle, pero arrastrando a Eddie, el abuelo de Spencer, y a su amigo Milo, con el que tenía un restaurante. Nuevamente les toca afrontar complicados desafíos para completar una misión, que les obliga a atravesar desiertos y montañas heladas, y aguantar el tipo ante manadas de animales salvajes y a brutales guerreros. Y por supuesto, sólo cuentan con tres vidas para salir bien parados. La película da lo que cabe esperar, y resulta entretenida. Tomando como base el libro de Chris Van Allsburg, y por supuesto olvidando el juego de mesa original  del primer Jumanji cinematográfico, para apostar nuevamente por el videojuego de aventura, que se supone enganchará más al público juvenil, la trama sigue el esquema narrativo clásico de este tipo de ocio. De modo que la meta es puro “mcguffin”, lo que interesa son espectaculares efectos visuales, emoción y momentos divertidos. Estos últimos vienen propiciados por la idea de los avatares que adoptan los protagonistas dentro de mundo de Jumanji, una idea que ya estaba presente en el original con Bethany bajo el aspecto de un hombre, el profesor Oberon (Jack Black), y que aquí se lleva al extremo, con intercambios de personalidades de múltiples personajes. Además resulta todo un acierto el avatar de Ming, una experta ladrona, que interpreta con mucha gracia Awkwafina, capaz de dar el pego a la hora de ser el inseguro jovencito Spencer, y su abuelo, que en el mundo real tiene el aspecto de Danny DeVito. No estamos ante un prodigio de imaginación, el director Jake Kasdan, también responsable de Jumanji: Bienvenidos a la jungla, repite con dos de sus guionistas, Scott Rosenberg y Jeff Pinkner, y confía en la vistosidad de determinados pasajes con avestruces y mandriles de aspecto muy realista, las acrobacias de Karen Gillan, o las peleas a mamporro limpio de Dwayne Johnson, que tienen doble gracia cuando se sabe quién es la personal real que ha adoptado el avatar de su personaje. Quizá la novedad estriba en incorporara a abueletes -aunque en el mundo de Jumanji DeVito y Danny Glover tendrán un aspecto juvenil con otros actores, sus avatares–, y la cosa multirracial, que incorpora a blancos y afroamericanos una oriental.

5/10
El método Kominsky

2018 | The Kominsky Method | Serie TV

Sandy Kominsky, actor que peina ya canas desde hace tiempo, divorciado en tres ocasiones y con una hija Mindy, lleva con ella una escuela de interpretación. Hace tiempo ya que no le llegan papeles, pero mantiene una estrecha amistad con Norman Newlander, su agente de toda la vida, cuya esposa Eileen, con la que lleva casado casi 50 años, padece un cáncer terminal. A Sandy le cuesta ir a visitar a la enferma, a la que tanto quiere, pues adivina que no le queda mucho tiempo y su forma física está muy deteriorada. En clase comenzará a sentirse por una atractiva alumna madurita, Lisa, divorciada y con un hijo adolescente. Notable serie tragicómica de Chuck Lorre, el creador de las exitosas Dos hombres y medio y The Big Bang Theory, de las rodadas con una sola cámara. Sabe aunar humor de buena ley, a cuenta del envejecimiento de los dos personajes protagonistas, con el drama que surge ante la constatación de la caducidad de la vida y las limitaciones de la edad, la consideración de que somos mortales. Lorre desarrolla con agilidad y frescura las tramas, que incluyen relaciones familiares y la aceptación de los demás con sus virtudes y defectos. Destaca la descripción de la amistad de Sandy y Norman, magníficamente interpretados por Michael Douglas –vuelven para él los tiempos seriales tras la lejana Las calles de San Francisco– y Alan Arkin. Y también la búsqueda de amores perdurables, a semejanza del que unió y sigue uniendo a Norman con Aileen –ésta sigue apareciendo a modo fantasmal, su marido sigue manteniendo conversaciones con ella, sobre todo a cuenta de su desastrosa hija Phoebe, de la que estaban distanciados–. La serie cuenta con un equipo de directores expertos en comedia –entre ellos Andy Tennant y Daniel Petrie–, que saben mantener un nivel medianamente elegante con las bromas de tipo sexual, o en relación a la próstata de Sandy. El recurso de las clases de teatro como subtexto de temas de fondo, o para enriquecer a los personajes, se revela tremendamente eficaz.

7/10
The Comedian

2017 | The Comedian

Wiener-Dog

2016 | Wiener-Dog

Girl Walks Into a Bar

2011 | Girl Walks Into a Bar

En la boda de mi hermana

2010 | When in Rome

Mark Steven Johnson continúa en su línea descendente que inició con la flojita Daredevil, confirmó con la aburrida El motorista fantasma, y remata ahora con En la boda de mi hermana, una de las comedias románticas más decepcionantes y fallidas de los últimos tiempos. Johnson parte de un guión de David Diamond y David Weissman, responsables de la igualmente desastrosa Dos canguros muy maduros.  Beth es una ejecutiva neoyorquina adicta al trabajo, con una jefa explotadora, que consigue a duras penas que su despótica jefa le permita hacer un viaje relámpago a Roma, para asistir a la boda de su hermana. En la ceremonia conoce a Nick, un reportero encantador por el que se siente atraída. Pero también se pilla una buena cogorza por lo que acaba cogiendo monedas de la Fuente del Amor. Por una especie de hechizo, los hombres que lanzaron esas monedas se enamoran perdidamente de ella, y la persiguen. Uno de los pretendientes es el tal Nick, posiblemente bajo el efecto del mismo embrujo. Lo único que posiblemente se salva de esta cinta es su tono amable, que no ofende a nadie, y predispone a seguirla con cierta simpatía, a ver si al menos nos hace esbozar una sonrisa. Pero ni por esas. Los gags son muy simplones y carentes de gracia, y las apariciones de los estrambóticos tipos que persiguen a la protagonista absolutamente cansinas. Incluso el otras veces solvente Danny DeVito acaba resultando agotador, aunque se llevan la palma Jon Heder –un mago que pone poses estrafalarias como si fuera a lanzar hechizos a la gente– y Dax Shepard –un modelo narcisista y odioso–. Por su parte, la pareja protagonista está formada por Kristen Bell y Josh Duhamel, que no parecen convencidos con la poca sustancia de sus respectivos personajes. Todo está muy forzado y resulta previsible, y pesar de su moderada duración (91 minutos) se hace interminable. Además, no se entiende por qué se han inventado la supuesta Fontana dell’amore, si ya existe la inigualable Fontana di Trevi, que les habría servido igualmente para la trama. Resultan bastante acertadas las palabras que le dedicó el crítico Lou Lumenick, de New York Post: “Toda la película parece haber sido dirigida a punta de pistola por alguien que llevaba los ojos vendados”.

2/10
Un hombre solitario

2009 | Solitary Man

Ben Kalmen es el dueño de una gran cadena de concesionarios, que se encuentra en bancarrota tras haber sido procesado por estafa. Divorciado, padre de una hija y abuelo de un chaval, ha sido toda su vida un triunfador, seductor empedernido por las noches con cuantas jovencitas le salgan al paso. Pero la vida de Ben es de un enorme vacío y, sin maldad pero con una frivolidad exacerbada, está al borde de arrastrar al abismo lo que más quiere. Los guionistas de Ocean's Thirteen y The Girlfriend Experience, Brian Koppelman y David Levien, ofrecen en Un hombre solitario una severa crítica a un tipo de persona habitual en el mundo moderno, el del triunfador en las esferas de los negocios y las relaciones sociales, y que es incapaz de rehacerse cuando el éxito le da la espalda. La causa es que ee trata en realidad de la persona de clase media alta, tan acomodada al lujo y los caprichos, que ya sólo mira por su propio interés y que en el fondo no puede evitar ser un ególatra patológico. En forma de comedia dramática, la historia sigue la estela de su protagonista (un papel hecho a la medida de un formidable Michael Douglas) y va mostrando poco a poco su patética existencia, que es como una montaña enorme de superficialidad. Los cineastas provocan que el espectador sienta incluso lástima de esta especie de adolescente adulto con severas carencias afectivas, que viaja sexualmente de flor en flor, y que únicamente espera la muerte “cuando tenga que llegar”. Y por el camino va tirando a la basura todo cuanto vale en su vida... Filmado con clasicismo y buen ritmo, la película reúne a un elenco de actores formidable –aunque la contribución de la mayoría sea prácticamente un cameo–, entre los que destaca la jovencita Imogen Poots.

5/10
House Broken

2009 | House Broken

La chica de mis sueños

2007 | The Good Night

Martin Freeman es Gary, una estrella del pop en decadencia. Su nueva situación le hace plantearse la relación con su novia Dora (Gwyneth Paltrow). Harto de la vida que tiene en pareja, comienza a imaginarse cómo sería su relación perfecta, que personaliza en Anna (Penélope Cruz). Nueva película que reflexiona, aunque de manera no muy profunda, sobre la crisis de los adultos de mediana edad: ya no son tan jóvenes pero, desde luego, tampoco son unos abuelos. Como es habitual en los filmes de este tipo actuales, se da mucha importancia a las relaciones sentimentales y al sexo.

4/10
¡Maderos 091!

2007 | Reno 911!: Miami

Llamar película a este ridículo disparate es ya hacerle un enorme favor. Un grupo de policías mastuerzos, idiotas y asquerosamente groseros, pertenecientes al Departamento del sheriff de Reno recibe una invitación para asistir a una convención en Miami. Allí, por cosas de la vida, serán los únicos polis que eluden la infección de un virus mortal, por lo que tendrán que encontrar el antídoto para salvar a sus colegas. Ésta es la tonta excusa para ofrecer, una detrás de otra, una variada muestra de estupideces, chistes verdes y ordinarieces de llamativo mal gusto, que más que hacer reír empujan al espectador a salirse de la sala por simple vergüenza ajena. Por lo visto la cosa proviene de una serie de televisión de éxito en Estados Unidos. Increíble. Resulta sorprendente que Danny DeVito, The Rock y Paul Rudd (éste en un papel más largo) se presten siquiera a aparecer unos segundos en una bazofia de tal calibre.

1/10
La apuesta perfecta

2006 | Even Money

Interesante producción de Danny DeVito de aires trágicos, ambientada en el mundo del juego, cuyo mayor gancho es sin duda el espectacular reparto, plagado de rostros conocidos. La película sigue a varios personajes. Carolyn Carver (Kim Basinger) es una escritora con una seria adicción al juego, que lógicamente acaba conduciéndola hacia el desastre. La ruptura con su familia, amigos y demás gente querida es algo que parece inevitable. Lo único que Carolyn podrá hacer en su lamentable situación será pedir ayuda, pero ¿a quién? y ¿a qué precio? Quizá podría echar una mano Walter, un mago con mucha labia. Por otro lado Clyde está entrampado en el mundo de las apuestas, por lo que pide a su hermano, prometedor base de baloncesto, que los resultados de los partidos de su equipo se acomoden a las necesidades que le imponen unos matones. Mark Rydell, el director de En el estanque dorado, logra un film interesante, que habla de sueños y ambiciones, y de los riesgos y precios que pagamos por hacerlos realidad. Con buena mano artesana dibuja los conflictos de los numerosos personajes, y sus diferentes destinos. Tal vez quiere abarcar demasiado, pues hay espacio para un toque cínico, pero también para el amor, el sacrificio y el arreglo de las desavenencias conyugales.

5/10
Un vecino con pocas luces

2006 | Deck the Halls

Steve es el típico padre con una vida tan apacible y ordenada, que a principios de diciembre ya tiene planificada la Navidad. Hasta que se muda junto a su casa el excéntrico Buddy. Se trata de otro cabeza de familia obsesionado con montar un juego de luces de navidad tan potente que se pueda ver desde el espacio. Cuando observa los resultados, Steve reacciona de forma inesperada, pues se siente celoso y decide amargar las fiestas a Buddy colocando más adornos luminosos que él. Danny DeVito ha mostrado su valía para cualquier género, pues ha intervenido en títulos como El último golpe (2001), Legítima defensa, Big Fish o L.A. Confidential. Pero casi siempre protagoniza comedias ligeras, como esta cinta familiar, que retrata en clave de humor un fenómeno tan universal como la rivalidad entre vecinos. El argumento es simplón, pero critica en cierta forma el absurdo afán consumista de unas fechas que deberían alentar la solidaridad, en lugar de la envidia. Además, el planteamiento es en cierta medida original, pues cuestiona la decoración ostentosa. De Vito forma una eficaz pareja cómica con Matthew Broderick.

4/10
Dame 10 razones

2006 | 10 Items or Less

Morgan Freeman, que ha ejercido varias veces como productor ejecutivo, y llegó a dirigir una película (Bopha!), es el máximo impulsor, a través de su pequeña productora, de este film de bajo presupuesto. Según los títulos de crédito, Freeman se interpreta a sí mismo. Aunque no le llaman por su nombre, su personaje es una gran estrella de Hollywood, que se ha cansado de protagonizar thrillers comerciales, así que ha aceptado interpretar al encargado de un supermercado en una producción independiente. Para preparar el personaje, acude a un supermercado de un suburbio de Los Ángeles, similar al de la película. Allí le dejan literalmente abandonado, pues el encargado que le iba a atender no está, ni viene nadie a recogerle. La única que habla inglés y que parece dispuesta a echarle una mano es Scarlet, la cajera que parece sostener el negocio, y que le llevará a su casa, a pesar de que antes tiene que acudir a una entrevista de trabajo. Es la primera vez que el director Brad Silverling (Una serie de catastróficas desdichas de Lemony Snicket, El compromiso, Casper) se pone al frente de un proyecto independiente. Y sin embargo, obtiene de los actores, muchos no profesionales, esa espontaneidad de las películas americanas rodadas al margen de Hollywood. Casi todas las secuencias parecen improvisadas y el argumento es sencillo, un simple encuentro entre dos personajes variopintos, que acaban aportándose el uno al otro más de lo que esperaban. Reivindica el valor de la autoconfianza, y algunas secuencias son divertidas, sobre todo aquellas en que Freeman se toma con humor a sí mismo.

4/10
Relative Strangers: una familia casi perfecta

2006 | Relative Strangers

Al joven doctor Clayton todo le va de perlas: tiene un buen trabajo, una novia encantadora... Pero tiene una espinita clavada: nunca ha conocido a sus padres, pues fue entregado en adopción siendo un bebé. Cuando está punto de casarse, entiende que debe resolver sus dudas acerca de quiénes son sus verdaderos padres. Sus indagaciones le llevan hasta un pintoresco y casi indigente matrimonio. Greg Glienna es un tipo con ideas, pues suya es la que daría pie a la divertida comedia Los padres de ella. Aquí insiste en la idea de una comedia en torno a las relaciones familiares, aunque con su punto dramático. Glienna logró interesar al actor Danny DeVito, que tiene un papel destacado en el film, y que se comprometió en el apartado de la producción a través de su compañía Jersey Films. Ron Li-vingston, uno de los actores, piensa que el film señala cómo “llega un momento en la vida de todas las personas en que se dan cuenta de que sus padres no son exactamente como creían”.

4/10
The Oh in Ohio

2006 | The Oh in Ohio

Colgados en Filadelfia

2005 | It's Always Sunny in Philadelphia | Serie TV

Exitosa y prestigiosa y políticamente incorrecta 'sitcom' estadounidense, producida por Paramount Comedy, que narra las relaciones, a veces difíciles, entre cuatro amigos (Charlie, 'sweet Dee', Dennis y Mac) que regentan un bar en el sur de Philadelphia. La amistad y el negocio no son siempre fáciles de equilibrar y a menudo cada uno mira por sus personales intereses, lo cual les lleva a vivir momentos cuando menos incómodos. Las tramas de los episodios, de unos 23 minutos cada uno, son bastante inteligentes aunque también atrevidas: drogas, incesto, muerte e incluso canibalismo han sido alguno de los temas tratados, siempre desde una perspectiva incorrecta y a veces demasiado agresiva. Destaca la presencia del veterano Danny DeVito.

6/10
Be Cool

2005 | Be Cool

Cómo conquistar Hollywood, adaptación de una novela de Elmore Leonard, era una divertida película sobre un gángster cinéfilo, que debía cobrar la deuda de un productor. Diez años después vuelve Chili Palmer (John Travolta ‘again’), que ahora desea producir un disco a la desconocida Linda Moon, en parte como favor a la viuda de un amigo recién asesinado. Y es que nuestro matón tiene un corazón de oro. El esquema es semejante al original, jugando al contraste entre un Palmer medianamente decente, y las discográficas, cuyos métodos poco deben envidiar a las mafias, una de negros y otra rusa. Pero los afilados diálogos, tipo Quentin Tarantino (después de todo, éste adaptó a Leonard en Jackie Brown), resultan inferiores, y quizá por eso la zafiedad resalta más. Mientras que los guiños sensuales a los filmes de bailoteo de Travolta, o a Pulp Fiction (allí compartieron pantalla el actor y Uma Thurman), constituyen un recurso facilón. Más irónicas e ingeniosas son en cambio las bromas sobre las secuelas, o incorporar números musicales para vender discos de Aerosmith, con un Steve Tyler haciendo de sí mismo. Dirige el film, F. Gary Gray, responsable de la agilísima The Italian Job.

5/10
Un toque de seducción

2005 | Marilyn Hotchkiss Ballroom Dancing & Charm School

Casi se diría que existe un subgénero de cine romántico en bailes de salón, a juzgar por títulos como ¿Bailamos? (versiones japonesa y americana), Déjate llevar o el documental Mad Hot Ballroom. Aquí es un viudo (Robert Carlyle) el que trata de sobreponerse a su dolor con la terapia del baile, descubierta a la hora de cumplir el encargo de un moribundo. Se trata de una película amable y emotiva, donde con facilidad se derrama alguna que otra lagrimita. Entre el fabuloso reparto destaca la oscarizada Marisa Tomei.

6/10
Todo lo demás

2003 | Anything Else

Jerry Falk (Jason Biggs) es un aspirante a escritor, que trata de abrirse camino. Su agente, Harvey (Danny DeVito), tiene tales sueños de grandeza, y exige tanto a sus representados, que se ha quedado con un solo cliente: Jerry. Por otra parte, su amigo David (Woody Allen), es una especie de mentor, que trata de darle consejos para desenvolverse en la vida. Jerry pronto se enamora de la imprevisible Amanda (Christina Ricci), con la que empieza a convivir; ella tendrá la ocurrencia de traerse a casa a su madre Paula (Stockard Channing) una temporadita. Woody Allen deja atrás el optimismo que parecía haber adquirido con títulos como Granujas de medio pelo y Un final made in Hollywood. Su último film, Todo lo demás, es una nueva indagación en el mundo de la pareja, en sus amores y desamores, egoísmos y neuras, dentro del vértigo de la atracción. Pero hay más cinismo, quizá por ser su primer proyecto concebido tras los desgraciados sucesos del 11 de septiembre, que sacudieron a su muy amada Nueva York. Aunque a ratos se estanca, Allen es siempre Allen, y da algunas pruebas de brillantez. Los momentos más hilarantes corren a su cargo, con una divertida crítica al descontrol de armas que existe en Estados Unidos.

4/10
Big Fish

2003 | Big Fish

Un homenaje a los contadores de historias. Una reivindicación de la imaginación, como modo de mostrar la realidad. Si el lector nos apura, en Big Fish estamos ante una unión improbable de Tim Burton con John Ford y su apuesta por “imprimir la leyenda” a la hora de contar la historia de El hombre que mató a Liberty Valance. Todo esto subyace en el último film del director de Eduardo Manostijeras, título con el que mantiene una íntima relación; podría decirse sin exageración que Big Fish es su versión madura. Con guión de John August, a partir de una novela de Daniel Wallace, Burton entrecruza hábilmente el presente, en que Will Bloom acompaña en el lecho del dolor a su padre Ed, gravemente enfermo, con un pasado de relatos hermosos pero increíbles. Éstos, escuchados una y mil veces, se han convertido a los ojos del hijo en una impostura, que oculta una verdad que cree ignorar: en efecto, a Will le atormenta la idea de que su padre esté a punto de dejar este mundo, y que no haya llegado a conocer quién es. En manos de otro director, la película que nos ocupa sería un plato acaramelado de muy difícil digestión, sobre todo en lo que se refiere a los relatos de juventud de Ed. Pero en Burton habita un alma poética y sensible, capaz de mostrarnos un mundo pasado donde conviven lo luminoso con lo feísta, fotografiarlo con colores pastel, y lograr que no chirríe el engranaje. De nuevo, marca personalísima de su entera filmografía, asistimos a un desfile de criaturas desvalidas, auténticos “patitos feos” que buscan alguien que les entienda: además de Ed, ese tipo optimista a machamartillo, auténtico flautista de Hamelín para todos los que le conocen (magnífica a este respecto, la escena del desenlace), tenemos el gigante, el empresario circense, el escritor, las hermanas siamesas, la bruja con el ojo de cristal que muestra el futuro… También se las arregla el cineasta para que la mezcla imposible de drama (con el problema de comunicación padre-hijo), fantasía (los detalles surrealistas, divertidísimos, que salpican toda la cinta), romanticismo (la conquista por Ed de la amada) y lirismo (el pueblo idílico en medio de ninguna parte) funcione. Ha procurado además suavizar algún detalle zafio, del que podía haber prescindido, sencillamente. Magnífico el reparto, en especial los trabajos de Ewan McGregor y Albert Finney, que encarnan a Ed Bloom de joven y anciano.

8/10
Smoochy

2002 | Death to Smoochy

El presentador de un programa televisivo infantil está de capa caída, por culpa del alcohol y de su favoritismo a la hora de seleccionar a los niños que acuden al plató. Los directivos del canal deciden entonces fichar a un actor que, con su personaje de Smoochy, un enorme rinoceronte color fucsia, da un vuelco al programa. Comedia disparatada, con su puntilla de crítica social a los medios, firmada por Danny DeVito. En el fantástico reparto destacan Robin Williams y Edward Norton.

4/10
El último golpe (2001)

2001 | Heist

Diálogo entre los personajes de Gene Hackman y Delroy Lindo. El primero, cuando recoge el cambio de una consumición, lo mira y comenta: “Esto es lo que hace girar al mundo”. “¿El qué?”, pregunta el otro. “El dinero”. “Algunos dicen que es el amor”. “Tienen razón también. Es el amor. El amor al dinero“. Este cínico intercambio de palabras da la medida de un argumento sobre la avaricia, tema omnipresente en la obra de David Mamet. De modo incisivo en sus obras teatrales, críticas con el capitalismo, como American Buffalo y Glengarry Glen Ross; con mayor aire de divertimento en Casa de juegos y, sobre todo, en La trama (1997). El último golpe presenta una trama ligera, en torno a una sofisticada banda de ladrones, acostumbrados a que sus robos sean perfectos. Pero el último no ha salido muy bien. Quizá es hora de que Joe, líder del grupo, se retire con su novia a un idílico paisaje caribeño. Pero, como no puede ser menos, antes deberá dar el golpe final al que alude el título. El director y guionista construye un guión con pliegues y repliegues sorprendentes, aunque acaba pecando de artificioso: el continuo juego de los engaños, perpetrado por unos personajes de escasa moralidad, obliga al espectador a establecer cierta complicidad, a entrar en un juego de las adivinanzas, que consiste en anticiparse al próximo truco del ilusionista Mamet. Fiel a su estilo, las frases y las consiguientes réplicas siguen siendo secas, ingeniosas, impactantes. El reparto, fantástico. Estamos ante un buen Mamet, aunque no sea el mejor Mamet.

6/10
¿Qué más puede pasar?

2001 | What's The Worst That Could Happen?

No, no es el anillo único, de cuya destrucción debe encargarse Frodo en El señor de los anillos. Se trata del anillo de la suerte de Kevin, ladrón profesional que es pillado in fraganti en la casa de Max, un multimillonario. Éste, más chulo que un ocho, no sólo consigue la restitución de lo robado, sino que aduce que un anillo que lleva Kevin es también suyo. De modo que se queda con la joya, creyendo quizá aquello del refrán “Quien roba a un ladrón, tiene cien años de perdón”. Pero la cosa no va a quedar así, no señor. Y empieza una guerra sin cuartel entre los dos. Sam Weisman, responsable de ese “tarzán” de pacotilla llamado George de la jungla articula una comedia con algunos momentos hilarantes. Para lograrlo tiene a dos actores auténticos especialistas en comedia: Martin Lawrence (Condenados a fugarse, Dos policías rebeldes) y Danny DeVito (La guerra de los Rose). Asegura el director que “hay una escena en la película (y no voy a decir cuál es) en la que mi risa se oye en la pantalla”. Así que, ¡atentos!

3/10
Todos la querían... ¡muerta!

2000 | Drowning Mona

Mona ha sido asesinada. Hay 460 sospechosos: los habitantes de Verplank, un pueblecito yanqui donde nunca ha ocurrido nada... hasta ahora. El sheriff investiga, y lo curioso es que todo el mundo parecía tener motivos para acabar con Mona. Comedia negra, con algunos gags hilarantes, cuyo estilo se ha definido como un cruce entre los hermanos Coen y John Waters. Danny DeVito protagoniza y produce esta película que cuenta con un reparto bastante apañadito, donde destaca Bette Midler o Neve Campbell, entre otros.

5/10
Man on the Moon

1999 | Man on the Moon

Andy Kaufman (1949-1984). Un cómico singular. Capaz de provocar las carcajadas del público o su más completa irritación. Triunfador en televisión con Saturday Night Live y la serie Taxi. Artista del performance e improvisado púgil de lucha libra. Provocador nato. Era difícil distinguir cuándo actuaba y cuándo era él. ¿O es que su vida entera fue una actuación? El personaje de Kaufman es desconocido en Europa. Pero en EEUU goza de vitola de legendario, y su estilo influyó en toda una generación de cómicos. Curiosamente, es un europeo –el checo Milos Forman– el que llevaa su vida a la pantalla. Ha contado con un libreto de Scott Alexander y Larry Karaszewski, una pareja especializada en historias de personajes estrafalarios, como demostraron en Ed Wood. Milos Forman apuesta en Man on the Moon una visión romántica del personaje, limando sus aristas más conflictivas. Es ésta una película muy divertida. Con afán de sorprender, lo que logra sobradamente. Ya sólo el gag inicial, en que Andy Kaufman pretende dar por terminada esta película sobre su vida pasando a los títulos de crédito, es un hallazgo. Pero hay más, mucho más. Actuaciones divertidas, ocurrencias inesperadas, exigencias imposibles… Milos Forman tiene el mérito de equilibrar los elementos de una historia que podía hacer aguas a la mínima de cambio. Resultado: Oso de Plata en Berlín a la mejor dirección.

8/10
Las vírgenes suicidas

1999 | The Virgin Suicides

Las cuatro hermanas Lisbon son unas jovencitas guapísimas, que viven bajo la tutela de unos padres muy estrictos. Su belleza provoca fascinación entre los adolescentes de su barrio, que hacen todo lo posible para salir con ellas. ¿Suena a típico film de adolescentes? Pues no, la película es una mezcla de comedia negra y nostálgica, que mira a la adolescencia sin ira, consiguiendo una rara belleza. Interesante debut en la dirección de Sofia Coppola, hija del legendario Francis Ford Coppola, masacrada por la crítica cuando hizo de hija de Michael Corleone en El padrino III. La chica apunta maneras tras la cámara. Sofia no tiene recato en hablar de su padre como “un profesor muy bueno. Hemos hablado de cómo se escriben los guiones, de los actores, de la preparación de una escena.” Le gustó la idea de “amor obsesivo” de la novela original, y de “cómo habla de cosas que se han ido ya, sea una época, una persona o la inocencia.” En el reparto hay un buen ramillete de buenos y jóvenes actores, como Kirsten Dunst y Josh Hartnett.

6/10
El pez gordo

1999 | The Big Kahuna

Tres representantes de una empresa de lubricantes han organizado una convención en un hotel. Mientras esperan a los potenciales clientes, y sobre todo, a un “pez gordo” que podría invertir mucho dinero, charlan de lo humano y lo divino. Una gran película de actores. Que Kevin Spacey (ganador del Oscar en 2 ocasiones) y Danny DeVito lo borden, quizá no sea noticia, pero hay que decirlo: lo bordan. Y el joven y desconocido Peter Facinelli tampoco les va a la zaga. Ellos son Larry, Phil y Bob, tres formas distintas de mirar el mundo. Larry da rienda suelta a su escepticismo mediante una avasalladora verborrea caústica. Phil atraviesa una fase crítica a sus 50 años, divorciado, con cuatro hijas, y quemado. Bob es un joven ingenuo con ganas de comerse el mundo por la vía noble, es decir, confiando en el buen corazón de sus semejantes. Cada uno aprende del otro, en una peli sobre el mundo de los negocios que recuerda a Glengarry Glen Rose.

7/10
De ahora en adelante

1998 | Living Out Loud

Judith está desolada. Su marido, prestigioso médico, la ha dejado por una mujer más joven. Sola, tiene una gran nostalgia del amor. El encuentro con un tipo es más una fantasía que otra cosa, pero le sirve para iniciar una singular amistad con el conserje y ascensorista de su lujosa vivienda en la Quinta Avenida neoyorquina. Agradable película romántica, con historia de amor ¿imposible? entre Holly Hunter y Danny DeVito. Supone el debut en la dirección de Richard LaGravenese, guionista de tramas amorosas como Los puentes de Madison o El hombre que susurraba a los caballos.

5/10
Legítima defensa

1997 | The Rainmaker

Rudy, un joven sin recursos que acaba de terminar Derecho, tiene dificultades para encontrar trabajo como abogado. La oportunidad le llega de un despacho de fama dudosa, donde lleva varios casos con la inestimable ayuda de Deck. Se trata de un divertido charlatán que acabó la carrera con años de retraso, y que aún no ha superado el examen que le ha de permitir actuar ante los tribunales. Juntos llevan una complicada reclamación que les enfrenta a una todopoderosa compañía de seguros. Nueva adaptación de una novela de John Grisham, con padrino de excepción: Francis Ford Coppola, que firma el guión y dirige. El autor de films tan memorables como la trilogía de El padrino, Apocalypse Now, La conversación o Tucker, un hombre y su sueño hace un atractivo retrato del joven idealista Rudy (Matt Damon, actor en alza). Como si fuera un moderno don Quijote, trata de deshacer los entuertos de sus humildes clientes. En sus andanzas le acompaña Deck (genial Danny DeVito), un Sancho Panza lleno de humor y sentido común. No falta la hermosa Dulcinea (Claire Danes), una joven a la que maltrata brutalmente su marido, de la que Rudy se enamora. Ni los gigantes –que al final son, no podía ser de otra manera, simples molinos de viento–, en forma de abogados deshumanizados (turbador Jon Voight), que representan a una aún más deshumanizada compañía de seguros. Coppola organiza bien las piezas de este rompecabezas judicial. El resultado es una estupenda muestra de lo que ya parece un subgénero con personalidad propia: el drama judicial. La elección del reparto es uno de los mayores aciertos del film: además de los actores ya citados cabe señalar la recuperación de Mickey Rourke y la presencia de la veterana Teresa Wright, que ganó un Oscar por Los mejores años de nuestra vida. El director inyecta a la historia su fuerte personalidad, y no deja de abordar temas omnipresentes en su filmografía como la familia y el poder. ¡Atentos a la escena de la filmación en vídeo del testimonio de un enfermo terminal! Sólo una palabra puede definirla: sobrecogedora.

4/10
L.A. Confidential

1997 | L.A. Confidential

Basada en la novela de James Ellroy, L.A. Confidential es una auténtica obra maestra que nos devuelve el esplendor de las películas de cine negro de los años cuarenta. La película narra cómo el cuerpo de policía de Los Angeles ha de enfrentarse a la ola de crimen y corrupción que asola a la ciudad. Asesinatos, prostitución, mafia policial, políticos corruptos y periodistas sin escrúpulos son los elementos que componen el intrincadísimo hilo argumental de esta historia. Curtis Hanson (La mano que mece la cuna, Jóvenes prodigiosos) dirige este fascinante film con un gran acierto, logrando sintetizar la complicada y extensa novela de Ellroy. Cuenta para ello con la ayuda de Brian Helgeland, (Oscar al mejor guión adaptado). Perfecta es la recreación de la ciudad de los Angeles de los años cincuenta, para lo que no se han escatimado gastos en vestuario, decorados, automóviles etc. La interpretación de los actores también es magnífica, destacando Kevin Spacey, James Cromwell, Guy Pearce y Danny DeVito. Mención aparte merece la actuación de una estupenda Kim Basinger, que recibiría el Oscar en la categoría de mejor actriz secundaria. La película obtuvo en total nueve nominaciones a los Oscar.

8/10
Matilda

1996 | Matilda

Matilda (Mara Wilson) es una extraordinaria niña, de una inteligencia prodigiosa. Desgraciadamente, sus padres, Harry y Zinnia Wormwood (Danny DeVito y Rhea Perlman) no se dan cuenta de este hecho. Están demasiado acupados en sus pequeños quehaceres cotidianos e ignoran que su pequeña hija está completamente enamorada de los libros y la cultura, y de que tiene inmensos deseos de aprender cosas nuevas. Cuando los Wormwood conceden por fin a su hija el deseo de ir al colegio, la envían a una inhóspita escuela-prisión donde todos sus alumnos viven atemorizados bajo el látigo de una horrible directora, Agatha Truncbull (Pam Ferris). Deliciosa comedia familiar que ofrece algunas magníficas dosis de valores familiares, como el cariño y la generosidad. Danny DeVito demuestra que además de ser un gran actor es un fantástico y original realizador.

6/10
Mars Attacks!

1996 | Mars Attacks!

Tim Burton dirige esta comedia de ciencia ficción, que constituye una parodia a la vez que un homenaje a las viejas películas de ciencia ficción de serie B. Burton imprime a toda la película una estética kitsch, inspirada en una colección de cromos de los años sesenta editada por Topps, un fabricante de chicles. Mars attacks! narra la invasión de la tierra por unos extraños marcianos, que no dudan en hacer fosfatina a todo ser viviente que se les pone por delante. Para hacer frente a esta situación, la humanidad cuenta con un disparatado presidente de los Estados Unidos, interpretado por Jack Nicholson, al que acompaña una cursi primera dama a la que da vida la siempre genial Glenn Close. Con este pretexto argumental Burton, aprovecha para criticar la política, el mundo de la televión, la familia tradiciónal americana., el ejército... y lo hace con un humor mordaz y corrosivo. Cuenta para ello con un reparto amplísimo de estrellas: así, a las mencionadas anteriormente hay que añadir un Michael J. Fox, Pierce Brosnan, Danny DeVito entre los actores principales.

6/10
Space Jam

1996 | Space Jam

La estrella de la NBA Michael Jordan ayuda a Buggs Bunny y a sus amigos en un partido de basket contra unos alienígenas. La divertida mezcla de imagen real y animación funciona muy bien.

6/10
Cómo conquistar Hollywood

1995 | Get Shorty

A un mafioso le encargan cobrar la deuda de un productor de cine. Y como a Chily Palmer le gusta tanto el cine, el otro logra que afloje su presión a cambio de introducirle en el glamouroso mundo de Hollywood. Divertidísima adaptación de la novela de Elmore Leonard, bastante mejor que la secuela, Be Cool. El guión de Scott Frank es inteligente, sembrado de réplicas agudísimas. Y todos los actores brillan, desde un John Travolta de nervios templados, hasta el ególatra actor al que encarna Danny DeVito.

6/10
Junior

1994 | Junior

El doctor Alex Hesse (Arnold Schwarzenegger) trabaja en un proyecto científico en el campo de la ginecología junto con su colega el doctor Arbogast (Danny DeVito). Se trata de una nueva droga que asegura un embarazo saludable a cualquier mujer. Sin embargo, cuando se disponen a probar sus efectos en seres humanos, la universidad anula el proyecto y cede el laboratorio donde trabajan a otra persona, la doctora Reddin (Emma Thompson). Pero los científicos deciden seguir con su trabajo y utilizan el cuerpo del propio doctor Hesse. Será la primera vez que un hombre se queda embarazado. En su búsqueda de toda clase de públicos, el actor más exitoso de los años 90 en Hollywood, Arnold Schwarzenegger, simultaneaba productos de acción (Terminator 2: El juicio final, El último gran héroe) con comedias dirigidas a toda la familia. En esta ocasión se puso al frente del proyecto un experto en el género, Ivan Reitman (Los cazafantasmas).

4/10
Un poeta entre reclutas

1994 | Renaissance Man

Bill Rago (Danny DeVito), un publicista que ha perdido su empleo, acepta a regañadientes trabajar como profesor en el ejército. El contraste entre su forma de ver la vida y la disciplina militar es total. Sin embargo, Bill se irá adaptando poco a poco a su nueva vida, y descubrirá la magia de educar a un grupo de soldados, buenos chicos, pero de escasísima cultura. Un poeta entre reclutas hace un retrato amable del ejército, que ha prestado gustoso su colaboración. Pero va más allá. No en vano el film de Penny Marshall ha sido calificado de El club de los poetas muertos en clave castrense. Desde luego que su título en España no muestra recato alguno a la hora de subirse al carro del célebre profesor Keating. Lo cierto es que ambas películas comparten la intención de despertar en el espectador el interés por las humanidades y concretamente, en el caso que nos ocupa, por Shakespeare. Pero la película de Marshall presenta problemas. Su metraje es a todas luces excesivo, y se tarda demasiado en entrar en materia. Hay demasiados personajes, y alrededor de cada uno de ellos se trata de elaborar una pequeña subtrama. Algunas funcionan bien, pero otras, interesantes incluso, provocan dispersión y lastran la historia. La directora recobra el ritmo en la última media hora, plena de aciertos. La obra de “Enrique V” a la que asisten los soldados, la representación de un trozo de esta obra por uno de ellos durante unas maniobras, o el examen final, demostrativo de que “Hamlet” ha enriquecido a los reclutas, son buen ejemplo de ello. El film apunta otras sugerentes ideas. De un sargento de instrucción, Bill aprenderá a amar su trabajo, a no tomarlo como una mera obligación. El otro, a su vez, sabrá que sus hombres necesitan algo más que una preparación para el combate. Se critica además el sistema educativo americano, y sorprende ‑¡vaya atrevimiento!, ¿qué pensará Oliver Stone?‑ que se alabe un comportamiento heroico concreto en la guerra de Vietnam.

5/10
Jack el Oso

1993 | Jack the Bear

Un adolescente no soporta que su padre sea el popular presentador de un programa televisivo de terror, que se emite a altas horas de la madrugada. Ello se une a que la madre y esposa murió hace un año. Sentido film de iniciación a la vida adulta.

4/10
Hoffa, un pulso al poder

1992 | Hoffa

Excelente reconstrucción de la controvertida vida de un carismático líder sindical de los camioneros norteamericanos, Jimmy Hoffa, espléndidamente interpretado por Jack Nicholson. El 30 de julio de 1975 salió de su casa para reunirse con un poderoso mafioso. Desapareció misteriosamente, lo que aún continúa sin explicar. La historia comienza en su infancia, en uno de los barrios más pobres de la ciudad de Detroit. Cuando crece, crea el más grande sindicato del mundo, distinguido por los fuertes lazos de unión entre sus miembros. El episodio más importante de sus actuaciones tuvo lugar cuando se enfrentó a los Kennedy, que le definieron como "el símbolo viviente de la corrupción". Varias acusaciones le vincularon con negocios ilegales de juego y le relacionaron con la mafia. En el juicio es hallado culpable y es encarcelado. Unos años más tarde fue amnistiado por el presidente Nixon. A partir de ese momento lucha por volver a su antigua posicion al frente del sindicato, pero se queda a medias debido a su desaparición. Danny DeVito se había ganado cierto prestigio detrás de las cámaras tras el éxito de sus primeras películas como realizador (Tira a mamá del tren, La guerra de los Rose). En esta ocasión abandonó la comedia para cambiar radicalmente hacia una dramática biografía filmada, basándose en un magnífico guión de uno de los más prestigiosos escritores de Hollywood, el dramaturgo y cineasta David Mamet. Contó con un reparto excepcional, encabezado por Nicholson, él mismo y J.T. Walsh.

4/10
Batman vuelve

1992 | Batman Returns

La ciudad de Gotham se ve amenazada por un nuevo enemigo: el pingüino (Danny DeVito), un siniestro y deforme personaje traumatizado por haber sido abandonado por sus padres al nacer. Crecido en las cloacas sin otra compañía que un ejercito de pingüinos, planea su terrible venganza sobre la humanidad. Batman (Michael Keaton) deberá enfrentarse no solo a él sino también a un industrial de pocos escrúpulos (Christopher Walken) y a una atractiva pero peligrosa Catwoman (Michelle Pfeiffer). Tim Burton vuelve a dirigir las aventuras del hombre murciélago, enriqueciendo la saga con la aparición de nuevos personajes. Burton mantiene la estética oscura y gótica de la primera parte, aunque como curiosidad señalemos que no pudieron volver a utilizarse los mismos decorados, ya que éstos desaparecieron en un incendio de los estudios. Aventuras, acción, magníficos efectos especiales, y una excelente banda sonora acompañan a esta superproducción puesta al servicio de nuestro héroe.

7/10
Con el dinero de los demás

1991 | Other People’s Money

Un economista compra una empresa, y su gestión choca con el creador de la empresa, un conservador. Jewison describe el moderno mundo empresarial.

4/10
La guerra de los Rose

1989 | The War of the Roses

Los Rose son una pareja feliz que vive con gran lujo y ejerce una vida social brillante. Todo parece ir bien hasta que un día su vida se derrumba. Comienzan los trámites para el divorcio, por lo que ambos se enfadan aún más el uno con el otro y se desencadena una dramática lucha entre ambos para conseguir la adjudicación de la casa. Esta lucha se ve de una forma exagerada y los personajes muestran comportamientos de auténticos psicópatas. Su relación va degenerando hasta que todo el amor que sentía el uno por el otro se convierte en odio desencadenado, lo que va llevando a los personajes poco a poco hasta su propia autodestrucción. Tras Tira a mamá del tren, Danny De Vito volvió a probar suerte como realizador en el terreno de la comedia y le pidió ayuda a sus dos grandes amigos Michael Douglas y Kathleen Turner, con los que se dio a conocer a nivel mundial con el éxito del filme Tras el corazón verde y, poco tiempo después, con su secuela, La joya del Nilo. Con este título consiguió asímismo convertirse en un realizador reputado. El filme contiene secuencias de pura comedia en la que uno de los dos boicotea al otro donde sabe que le puede hacer más daño. Pero en el fondo, escondido tras el sentido del humor, De Vito reflexiona sobre el matrimonio y las separaciones en la sociedad moderna.

6/10
Los gemelos golpean dos veces

1988 | Twins

Comedia con acción y aventuras que narra las peripecias de Julius (Arnold Schwarzenegger), un hombre corpulento de 190, que además es listo y sabe literatura y matemáticas y carece de experiencia en el amor, y su hermano Vicent (Danny DeVito), que es la otra cara de la moneda: 150, borrachín, mujeriego y capaz de sacar dinero sin dar un palo al agua. Ambos son gemelos debido a un extraño experimento genético que les separó al nacer. Ahora se reúnen de nuevo con el fin de encontrar a su madre. Irán a compañados de dos preciosas mujeres y a su paso encontrarán de todo, porque les perseguirán dos tipos con malas pulgas, pistolas y un buen puñado de malas intenciones.  Ivan Reitman, director y autor además del guión, da muestras una vez más de tener una original don para la comedia. Hay multitud de situaciones divertidas en las que los protagonistas ofrecen toda una lección interpretativa por partida doble. Imposible aburrirse con esta imaginativa y sorprendente película.

4/10
Tira a mamá del tren

1987 | Throw Momma From The Train

El clásico de Hitchock, Extraños en un tren, convertido en una desmadrada comedia por obra y gracia de Danny DeVito y Billy Crystal. La cosa es original y los menos exigentes se morirán de la risa.

4/10
5/10
Por favor, maten a mi mujer

1986 | Ruthless People

Sam se ha forrado en el mundo de la moda gracias a su asombroso invento de la minifalda elástica. Su felicidad sería completa si no fuera por el pequeño detalle de que se lleva a matar con su mujer. Con lo que, ya que hablamos de matar, esa misma idea tiene Sam, que decide contratar a un asesino para que asesine a su esposa. Eso sí, se va a dar la curiosa coincidencia de que justo ese día secuestan a la mujer y piden un rescate. Comedia con secuestro y guerra de sexos, del trío humorístico Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker. Es uno de sus mejores trabajos, en ocasiones tronchante, con un guión bien construido y buenas interpretaciones, de modo especial de Danny DeVito y Bette Midler.

6/10
La joya del Nilo

1985 | The Jewel of the Nile

La famosa novelista de Nueva York Joan Wilder (Kathleen Turner) ha vivido una apasionada relación con el mercenario Jack Compton (Michael Douglas) después de que ambos rescatasen a la hermana de ella. Sin embargo, y a diferencia de las novelas que ella escribe, el romance se ha roto. Poco tiempo después, es invitada por el rey de un país árabe que vive del petróleo a visitar su territorio. Paralelamente, Compton también se desplaza hacia allí en busca de un inquietante tesoro, la Joya del Nilo. Sin que ellos lo sepan, son seguidos de cerca por su más ambicioso enemigo, Ralph (Danny DeVito). Sin embargo, los tres deberán unirse para sobrevivir a un peligroso grupo de soldados que intentan impedirles llegar hasta su destino. Es el comienzo de una serie de peligros, que incluye furiosas tormentas, peligrosas tribus del desierto e incluso fieros leones. Ágil y divertida secuela de Tras el corazón verde, un exitoso filme de Robert Zemeckis en la línea de En busca del arca perdida, de su gran amigo Spielberg, pero dotándole a la trama de un mayor sentido del humor que, si cabe, se lleva más hasta el extremo en esta segunda parte. Michael Douglas –hijo del mítico Kirk Douglas– y Danny DeVito, eran ya dos estrellas consagradas tras el éxito de la primera parte. Una vez más, la mejor actuación corre a cargo de la protagonista femenina, Kathleen Turner, intérprete de títulos como Fuego en el cuerpo.

6/10
Tras el corazón verde

1984 | Romancing the Stone

Joan Wilder es una escritora de novela rosa que sueña con su príncipe azul. De la noche a la mañana su vida cambia al tener que ir a Colombia a rescatar a su hermana Elaine, que ha sido secuestrada, pero contará con la compañía de Jack Colton, un aventurero que le ayudará a cambio de dinero. Entretenida cinta de aventuras con una divertida pareja protagonista: Michael Douglas en el papel de egoísta buscafortunas, y Kathleen Turner en el de una mujer algo simple y romanticona. Dirige Robert Zemeckis (Regreso al futuro). La película se sirvió del tirón de las historias de Indiana Jones y fue tan bien aceptada que se rodó una secuela titulada La joya del Nilo, en 1985.

5/10
La fuerza del cariño

1983 | Terms of Endearment

Cuenta la difícil relación entre una madre y su hija, interpretadas de manera sublime por Shirley MacLaine y Debra Winger respectivamente. Ambas tienen un curioso vecino, antiguo astronauta, que se ha convertido en un desvergonzado mujeriego y en un borracho, personaje que le viene a Jack Nicholson como anillo al dedo. La vida de la madre y la hija está narrada de forma real y convincente, lo que provoca una tremenda emotividad. Una película que tuvo un gran éxito de crítica y de público. Cuenta de manera muy sobria una historia sencilla y llena de sentimientos. Gira en torno a la psicología de tres personajes, tratados con ternura, e interpretados con maestría. Un retrato de verdaderos sentimientos y de relaciones humanas, que llega enseguida al corazón de cualquiera.

7/10
Taxi (1978)

1978 | Taxi | Serie TV

Sitcom de gran éxito que se mantuvo durante cinco años en la televisión estadounidense, y que llegó a cosechar un total de 18 Premios Emmy. La serie fue creada entre otros por James L. Brooks (Mejor... imposible). La serie supuso el salto a la fama de Danny DeVito, que interpretó a las mil maravillas a su personaje de Louie. Los episodios, de 30 minutos de duración cada uno, se centran en la vida cotidiana de unos cuantos taxistas novatos en la ciudad de Nueva York. Además de sus cuitas personales tendrán que sufrir a su casquivano jefe.

6/10
Alguien voló sobre el nido del cuco

1975 | One Flew Over The Cuckoo's Nest

Randle P. McMurphy (Jack Nicholson) es un criminal que ha sido transferido a un centro psiquiátrico tras fingir locura, con el fin de escapar a su condena. Allí procura transmitir su humor y su sentido de la libertad a sus compañeros verdaderamente chiflados. Su conducta choca con el rigor y el orden que impone la maternal enfermera Ratched (Louise Fletcher). Está basada en el famoso best-seller de uno de los integrantes de la generación 'beat' estadounidense, Ken Kesey. Milos forman, hizo con maestría esta brillante adaptación, producida por Michael Douglas. Una película de enorme éxito, tanto por su contenido, como por su carácter contracultural y anti-sistema. Sobre el espléndido reparto, destaca un portentoso Jack Nicholson, que ganó el Oscar al mejor actor. Tiene algunas escenas magníficas, espeluznantes y llenas de tensión. También Oscar a la mejor película, mejor actriz para Louise Fletcher, mejor director y mejor guión adaptado. Destacan las interpretaciones secundarias de Danny Devito y Christopher Lloyd.

8/10
Pata de palo

1973 | Scalawag

El actor norteamericano Kirk Douglas (Espartaco) debutó como director con este entretenido film, adaptación de la novela de Robert Louis Stevenson "La isla del tesoro", una de las mejores obras de la literatura universal. Se ve que el actor tenía cierta querencia por el escritor escocés, ya que ese mismo año protagonizó otra de sus novelas más célebres en Dr. Jekyll and Mr. Hyde. Aquí vivimos las aventuras de un mozalbete inglés que se embarca en una peligrosa aventura hacia una isla desconocida. El objetivo es un valioso tesoro allí escondido. El joven estará rodeado de diversas personas, entre las que destaca el pirata Long John Silver, llamado simplemente Peg en este film. El chaval está encarnado por Mark Lester, quien ya demostró su valía en la excelente Oliver!, mientras que la belleza femenina obra en poder de una cautivadora Lesley-Anne Down.

5/10
Bananas

1971 | Bananas

Fielding Mellish, un tímido intelectual que se gana la vida probando diferentes productos, se enamora de Nancy, activista política que lucha por derrocar al despótico dictador de San Marcos, un imaginario país latinoamericano. Deprimido ante la noticia de que Nancy le abandona, para ir a San Marcos, Fielding decide que su vida no tiene sentido sin ella. De esta forma, acaba viajando también a San Marcos, en busca de Nandy, involucrándose en una revolución. Tercer film dirigido por Woody Allen, sin duda uno de sus trabajos más decepcionantes. En cualquier caso incluye críticas a algunos líderes revolucionarios de Sudamérica, como Fidel Castro, pues el líder revolucionario de esta película, cuando llega al poder, acaba convirtiéndose en un déspota que aprueba normas absurdas (una de ellas es que la gente debe llevar la ropa interior por fuera). Además, contiene algunos momentos divertidos, como la escena en la que Woody Allen intenta defender con su torpeza habitual a una pobre mujer atacada por unos macarras en el metro. Uno de los asaltantes es un jovencísimo Sylvester Stallone, en uno de sus primeros papeles. El título, que en inglés equivale a "locura", también hace referencia a las repúblicas bananeras, como el lugar donde transcurre la acción. En cierta ocasión, le preguntaron a Woody Allen por qué se llamaba así la película. Contestó que porque en su país no había bananas.

5/10
Mortadela

1971 | La mortadella

Divertimento menor dirigido por el maestro de la comedia a la italiana Mario Monicelli, concebido para que se luzca la protagonista, Sophia Loren, no en vano produce su esposo, Carlo Ponti. El enredo se produce cuando Maddalena, una hermosa mujer italiana, viaja a Nueva York para reunirse con su prometido Michel. El caso es que sus compañeras de trabajo le han regalado una sabrosa mortadela, y los agentes de la aduana le señalan que no está permitida la entrada en Estados Unidos de ese producto. Maddalena, obstinada, no está dispuesta a renunciar a la mortadela, y la actitud de su novio, más contemporizadora, le decepciona. Más solícito con su causa se muestra un periodista, dispuesto a convertir el hecho en 'scoop'; también es bastante amable un agente de la aduana, ejemplo de burgués hijo de mamá.La sensación es que el guión estira sin demasiada inspiración una anécdota, de hecho el propio Monicelli declaró no estar satisfecho del film. Funciona bien el primer tramo en el aeropuerto, que tal vez inspirara a Steven Spielberg con La terminal. Pero una vez en las calles de la “Gran Manzana” todo son gracias fáciles, y un final que tal vez alguno definirá como arriesgado, pero que en realidad se ve venir, colofón feminista frente a unos hombres que no están a la altura de las circunstancias. Loren está muy bien, y vale la pena señalar la fugaz presencia en el film, en pequeños papeles, de Danny DeVito y Susan Sarandon.

5/10
Dúplex

2003 | Dúplex

Las penalidades de un joven matrimonio al ocupar su nueva casa, un dúplex, que es una ganga... sólo a primera vista. Pues en el piso superior habita una ancianita de aspecto adorable, pero que les hace la vida imposible. El film es una acumulación de gags de puro humor negro. Así, se suceden los encargos de la ancianita, que siempre terminan mal: insomnio, falta de intimidad, ruidos, pérdida del empleo de ella, dificultades para escribir su novela en el caso de él… Las incomodidades van subiendo de tono, hasta que la pareja se plantea la toma de represalias, también en escalada creciente... Danny DeVito, sólo presente tras la cámara como director, logra momentos muy hilarantes, verbal y visualmente, con el estilo de cartoon que tan buenos resultados daba en Solo en casa. La principal debilidad de su historia reside en que trata una situación única, en la que hay lograr, como sea, diversidad. Y ese “como sea”, no puede evitar el recorrido de la senda más fácil, la de la zafiedad. Tampoco es fácil rematar la historia, darle la necesaria vuelta de tuerca. Y, francamente, no se entiende la petición de la distribuidora de no desvelar el final, pobre truco de prestidigitador barato. Eso sí, Ben Stiller, Drew Barrymore y Eileen Essel demuestran sobradamente sus dotes para la comedia.

4/10
Smoochy

2002 | Death to Smoochy

El presentador de un programa televisivo infantil está de capa caída, por culpa del alcohol y de su favoritismo a la hora de seleccionar a los niños que acuden al plató. Los directivos del canal deciden entonces fichar a un actor que, con su personaje de Smoochy, un enorme rinoceronte color fucsia, da un vuelco al programa. Comedia disparatada, con su puntilla de crítica social a los medios, firmada por Danny DeVito. En el fantástico reparto destacan Robin Williams y Edward Norton.

4/10
Matilda

1996 | Matilda

Matilda (Mara Wilson) es una extraordinaria niña, de una inteligencia prodigiosa. Desgraciadamente, sus padres, Harry y Zinnia Wormwood (Danny DeVito y Rhea Perlman) no se dan cuenta de este hecho. Están demasiado acupados en sus pequeños quehaceres cotidianos e ignoran que su pequeña hija está completamente enamorada de los libros y la cultura, y de que tiene inmensos deseos de aprender cosas nuevas. Cuando los Wormwood conceden por fin a su hija el deseo de ir al colegio, la envían a una inhóspita escuela-prisión donde todos sus alumnos viven atemorizados bajo el látigo de una horrible directora, Agatha Truncbull (Pam Ferris). Deliciosa comedia familiar que ofrece algunas magníficas dosis de valores familiares, como el cariño y la generosidad. Danny DeVito demuestra que además de ser un gran actor es un fantástico y original realizador.

6/10
Hoffa, un pulso al poder

1992 | Hoffa

Excelente reconstrucción de la controvertida vida de un carismático líder sindical de los camioneros norteamericanos, Jimmy Hoffa, espléndidamente interpretado por Jack Nicholson. El 30 de julio de 1975 salió de su casa para reunirse con un poderoso mafioso. Desapareció misteriosamente, lo que aún continúa sin explicar. La historia comienza en su infancia, en uno de los barrios más pobres de la ciudad de Detroit. Cuando crece, crea el más grande sindicato del mundo, distinguido por los fuertes lazos de unión entre sus miembros. El episodio más importante de sus actuaciones tuvo lugar cuando se enfrentó a los Kennedy, que le definieron como "el símbolo viviente de la corrupción". Varias acusaciones le vincularon con negocios ilegales de juego y le relacionaron con la mafia. En el juicio es hallado culpable y es encarcelado. Unos años más tarde fue amnistiado por el presidente Nixon. A partir de ese momento lucha por volver a su antigua posicion al frente del sindicato, pero se queda a medias debido a su desaparición. Danny DeVito se había ganado cierto prestigio detrás de las cámaras tras el éxito de sus primeras películas como realizador (Tira a mamá del tren, La guerra de los Rose). En esta ocasión abandonó la comedia para cambiar radicalmente hacia una dramática biografía filmada, basándose en un magnífico guión de uno de los más prestigiosos escritores de Hollywood, el dramaturgo y cineasta David Mamet. Contó con un reparto excepcional, encabezado por Nicholson, él mismo y J.T. Walsh.

4/10
La guerra de los Rose

1989 | The War of the Roses

Los Rose son una pareja feliz que vive con gran lujo y ejerce una vida social brillante. Todo parece ir bien hasta que un día su vida se derrumba. Comienzan los trámites para el divorcio, por lo que ambos se enfadan aún más el uno con el otro y se desencadena una dramática lucha entre ambos para conseguir la adjudicación de la casa. Esta lucha se ve de una forma exagerada y los personajes muestran comportamientos de auténticos psicópatas. Su relación va degenerando hasta que todo el amor que sentía el uno por el otro se convierte en odio desencadenado, lo que va llevando a los personajes poco a poco hasta su propia autodestrucción. Tras Tira a mamá del tren, Danny De Vito volvió a probar suerte como realizador en el terreno de la comedia y le pidió ayuda a sus dos grandes amigos Michael Douglas y Kathleen Turner, con los que se dio a conocer a nivel mundial con el éxito del filme Tras el corazón verde y, poco tiempo después, con su secuela, La joya del Nilo. Con este título consiguió asímismo convertirse en un realizador reputado. El filme contiene secuencias de pura comedia en la que uno de los dos boicotea al otro donde sabe que le puede hacer más daño. Pero en el fondo, escondido tras el sentido del humor, De Vito reflexiona sobre el matrimonio y las separaciones en la sociedad moderna.

6/10
Tira a mamá del tren

1987 | Throw Momma From The Train

El clásico de Hitchock, Extraños en un tren, convertido en una desmadrada comedia por obra y gracia de Danny DeVito y Billy Crystal. La cosa es original y los menos exigentes se morirán de la risa.

4/10
Taxi (1978)

1978 | Taxi | Serie TV

Sitcom de gran éxito que se mantuvo durante cinco años en la televisión estadounidense, y que llegó a cosechar un total de 18 Premios Emmy. La serie fue creada entre otros por James L. Brooks (Mejor... imposible). La serie supuso el salto a la fama de Danny DeVito, que interpretó a las mil maravillas a su personaje de Louie. Los episodios, de 30 minutos de duración cada uno, se centran en la vida cotidiana de unos cuantos taxistas novatos en la ciudad de Nueva York. Además de sus cuitas personales tendrán que sufrir a su casquivano jefe.

6/10

Últimos tráilers y vídeos