IMG-LOGO

Biografía

Gael García Bernal

Gael García Bernal

41 años

Gael García Bernal

Nació el 30 de Noviembre de 1978 en Guadalajara, Jalisco, México

Un punto canalla

12 Mayo 2011

Gael García Bernal combina el atractivo del clásico 'latin lover' con un punto canalla. Parece un ángel, pero puede ser un diablo, y éste es el punto fuerte que han explotado casi todos los cineastas que han trabajado con él.

Gael García Bernal nació en Guadalajara, México, el 30 de noviembre de 1978. Para adquirir la pasión por la interpretación no tuvo que mirar muy lejos, pues sus padres José Ángel García y Patricia Bernal son actores, y a edad muy temprana le subieron a los escenarios de teatro. La pequeña pantalla tampoco esperó mucho para verle, pues con once años apareció en un culebrón televisivo, Teresa (serie), protagonizado por Salma Hayek. Su aspecto de pillo encandiló al público, y tres años después, con su amigo Diego Luna, descollaba en otra telenovela, El abuelo y yo. Decidido a ver mundo se mudó a Londres en 1996, y siguió formándose como actor en la Central School of Speech and Drama, siendo el primer mexicano admitido a estudiar en tan prestigiosa institución. De esa época es su corto De tripas, corazón, en que le acompañaba Elpidia Carrillo.

El actor no pudo empezar mejor el tercer milenio, pues debutó en el largometraje con una obra alabadísima en el mundo entero, Amores perros (2000), del entonces también descubierto cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu. Esta dura visión de la vida con la metáfora perruna sería candidata al Oscar. Gael repetiría en otro título con muchas nominaciones al Oscar de Iñárritu, la interesantísima Babel (2006), que presentaba una estructura parecida de historias cruzadas. La confirmación de que en Gael García Bernal había un diamante en bruto vino con Y tu mamá también (2000) donde el mexicano Alfonso Cuarón volvía a sus orígenes después de trabajar en Hollywood con una historia iniciática de dos adolescentes con las hormonas disparadas –el propio Bernal y Diego Luna–, a los que encandila una española con la cara de Maribel Verdú. Al año siguiente vendría su primera película española, Sin noticias de Dios, una fallida película celestial con boxeo de Agustín Díaz Yanes, donde el actor estaba rodeado de actrices de la talla de Victoria Abril y Penélope Cruz.

La primera película en inglés de García Bernal fue 5 hombres para Lucy (2002), simpática comedia romántica coral, que sin embargo no tuvo demasiada repercusión. Todo lo contrario que El crimen del padre Amaro, de ese mismo año, escandoloso film sobre un sacerdote nada ejemplar.

Después de probar el thriller sin demasiada fortuna con El punto sobre la i (2003), se convirtió en juvenil Che Guevara motero en Diarios de motocicleta (2004), del brasileño Walter Salles. Quizá fue este trabajo el que animó a otro brasilerio, Fernando Meirelles, a contar con el actor para la adaptación de una obra del portugués José Saramago A ciegas (Blindness) (2008).

Pedro Almodóvar utilizó ese punto canalla del actor para su película La mala educación (2004), donde está presente la cinefilia del manchego y en que se abordaban los abusos sexuales de un sacerdote. Y es que el lado oscuro de Gael ha sido muy utilizado por directores varios, como James Marsh en The King (2005), donde era un tipo vengativo y seductor, que ha averiguado que su padre es un pastor protestante que pasó de él.

Aunque vivió un romance con Natalie Portman en 2006, Gael encontró el amor con Dolores Fonzi, con la que había trabajado antes en 2001 en Vidas privadas. Juntos han tenido dos hijos, Lázaro y Libertad.

Hay que reconocer que el radical Gael García Bernal no trabaja con cualquier director, no muestra pudor ninguno en rodar escenas de sexo explícito, y parece apuntarse a películas arriesgadas y a veces extremas. Por eso no tuvo ningún problema en ponerse a las órdenes de Michael Gondry en La ciencia del sueño (2006), del sueco Lukas Moodysson en Mamut (2009), y de Jim Jarmusch en la rarita Los límites del control (2009). Con el hermano de Alfonso Cuarón, Carlos Cuarón, que debutaba como director, rodó la futbolera Rudo y cursi, que le permitió volver a trabajar con Diego Luna (2008).

Su intervención en la romanticona Cartas a Julieta (2010) es lo más parecido a una película comercial que hay en la filmografía de Gael García Bernal. Y cuando interpretó a un director de cine en la estupenda También la lluvia (Icíar Bollaín, 2010), pudo ponerse fácilmente en la piel de su personaje, pues debutó en el largo en 2007 con la discreta Déficit.

Filmografía
La red Avispa

2019 | Wasp Network

Película que parte de hechos reales ocurridos en la década de los 90 del siglo XX. Ha caído el muro de Berlín. Los intentos de salir de Cuba se multiplican, los famosos balseros, la economía de la isla sufre los efectos del embargo económico, y la oposición y movimientos anticastristas se afianzan en Miami, donde se afincan los exiliados. Entre los huidos hay personas como René González, piloto que huye en una avioneta dejando atrás a su esposa Olga y a su hijita. Sus conocimientos, al igual que los de otros pilotos, atraen enseguida la atención de los grupos que se oponen a Castro, y que les invitan por amor a la patria a unirse a la causa en operaciones de vigilancia del océano. Algunas acciones, donde pueden detectarse lazos con el narcotráfico o el terrorismo –se quiere dañar la industria turística cubana–, suscitarán dudas a los que participan en ellas. Olivier Assayas no es ajeno al cine político, lo que se detecta sobre todo en Carlos, aunque su fuerte son las historias de familias como la magnífica Las horas del verano. Aquí cuenta con una historia que le permite trenzar ambos planteamientos, también con un punto de intriga, pues el espectador no avisado se llevará alguna que otra sorpresa, las cosas no son lo que parecen, y puede verse tan engañado como el personaje que interpreta estupendamente Penélope Cruz, con un trabajado acento cubano. Probablemente uno de los aciertos sobre cómo enfoca el film Assayas es no caer en el didactismo político facilón, ponerse a contar una maniquea historia de buenos y malos. Quizá está claro dónde residen sus simpatías, pero sabe tomar distancias, y capta el interés a lo largo de todo el extenso metraje, más de dos horas. Como es clásico en películas de espionaje y dobles vidas, late al fondo la pregunta de si verdaderamente existen causas por las que se debe sacrificar, no sólo la propia individualidad, sino la de la familia o la de otra personas, a las que toca pagar el alto precio de las supuestas heroicas decisiones. El film cuenta con un estupendo reparto de actores iberoamericanos, además de Cruz están Edgar Ramírez, Gael García Bernal, Wagner Moura y Ana de Armas.

6/10
Ema

2019 | Ema

La historia de una familia en descomposición, y la peculiar e incendiaria manera de volver a armarla con piezas nuevas, centrada en el personaje de Ema. Ella y Gastón están casados, ella es bailarina, especializada en regatón, él su temperamental coreógrafo. No han podido tener niños, y adoptaron a Polo, pero el imprudente chaval, jugando con fuego, quemó el rostro de la hermana de Ema. El traumático hecho les llevó a “devolver” al pequeño, y desde entonces todo se ha vuelto disfuncional. Ema se queda sin el trabajo de profesora en un colegio, y se centra en los pasos de baile con otras compañeras, y en establecer extrañas relaciones, aparentemente inmotivadas más allá de su creciente desequilibrio, con un bombero casado y con una mujer. Lo que deja el campo abierto a Gastón para que también busca satisfacer sus necesidades sexuales y afectivas. El cineasta chileno Pablo Larraín entrega una historia insana y decididamente incómoda, de amplia carga sexual. Su puesta en escena está muy cuidada, y demuestra poderío visual en las imágenes. La mirada al mundo de la danza puede interesar a los conocedores de esta disciplina, aunque la consideración de que forman una gran familia, no encuentra correlato con lo que se nos cuenta. Llaman la atención sus retorcidos y desnortados personajes, chamuscados incluso, con los que resulta difícil empatizar, y que se asemejan a juguetes rotos, que usan al otro egocéntricamente para servir a sus ocultos intereses, de un modo que puede sorprender pero no emocionar. Amor, sacrificio y compromiso, no son palabras que formen parte del vocabulario de Ema y alrededores, y el desenlace quizá alguno lo vea como ingenioso, pero a otros nos suena a tomadura de pelo en torno a la nueva "ingeniería familiar". Lleva el peso del film, como puede imaginarse, Mariana Di Girolamo, que interpreta a la protagonista. Sorprende un contenido Gael García Bernal como su hermético marido, un papel claramente secundario.

3/10
La profesora de parvulario

2018 | The Kindergarten Teacher

Staten Island. Lisa Spinelli es profesora de educación infantil. Casada y madre de dos hijos a las puertas de la universidad, Lisa tiene mucha sensibilidad y cultiva una afición que alimenta con clases semanales: la poesía. Por casualidad un día escucha recitar un poema a uno de sus alumnos, Jimmy, de 5 años. Lisa queda epatada por calidad de lo que acaba de escuchar y recitará con éxito ese poema en sus clases. Poco a poco la maestra se irá obsesionando con el don que tiene su pequeño alumno y le empujará a seguir explotando su talento. Interesante película estadounidense, escrita y dirigida con personalidad por Sara Colangelo, versionada a partir de la homónima película israelí dirigida por Nadav Lapid en 2014. La insólita historia plantea muchas cuestiones de interés, algunas peliagudas: ¿dónde está el límite de un profesor? ¿Es el talento artístico algo innato? ¿Puede un niño que no sabe leer ni escribir ser un excepcional poeta? ¿Y es correcto usar ese don ajeno procedente de un menor? ¿Hasta qué punto alentar a los niños y jóvenes es reducir su libertad? El inteligente guión plantea estas cuestiones dentro de una trama bien confeccionada, verosímil, si bien toca en ocasiones elementos casi bizarros en la extraña relación que se establece entre el niño y su profesora. Ésta es una mujer en seria crisis, obsesionada por alcanzar una belleza artística que se le escapa, no tiene el talento que anhela. Está bien mostrado cómo vierte su frustración en los hábitos de sus hijos, intereses que ella ve banales, sentimiento que se agudiza cuando descubre el don poético de Jimmy (que, por otra parte, dice “tengo poema” como podría estar diciendo “tengo popó”). Extraer entonces esa belleza oculta de la cabecita del niño –algo de lo que nadie parece ser consciente– se convierte en obsesión delirante, salvar esos poemas serán el exorcismo de sus propias carencias, de sus búsquedas estériles. ¿Pero cuál es el precio? La actriz Maggie Gyllenhaal da el tipo perfecto de la protagonista. Interpreta con sumo oficio ese tipo de personajes normales, incluso vulgares, que tienen algo de insano e inquietante. La profesora del parvulario es una película extraña, diferente por su argumento, pero que al margen de lo equivocado o no de las decisiones de la maestra, también hace pensar al espectador y preguntarse si no estamos desperdiciando nuestros talentos y deslizando a la sociedad (a los jóvenes especialmente) a un estado superficial en una época en donde el bombardeo visual y digital, la frivolidad que invade las redes sociales o el ocio trivial están aletargando progresivamente nuestra capacidad de alcanzar y disfrutar de la belleza.

6/10
Acusada

2018 | Acusada

Museo

2018 | Museo

Película inspirada en hechos reales, el robo de 140 valiosas piezas precolombinas del Museo Nacional de Antropología de México, llevado a cabo en la Nochebuena de 1985 por un grupo de jóvenes de clase media alta, y que se consideró, con motivo, una auténtica catástrofe nacional. Sigue a dos amigos indolentes, Juan y Winston, el primero más resolutivo y con ínfulas de hacer una especie de reivindicación-protesta con la idea del robo, ante coleccionistas y expoliadores de museos extranjeros, el otro con escasa fuerza de voluntad, buenazo de fondo, que hace lo que le sugiere su amigo, aun cuando ello suponga renunciar a acompañar a su padre enfermo en lo que se presume serán los últimos días de su vida. Ejecutar el estudiado robo en vísperas de Navidad, resulta sorprendentemente fácil, pero en cambio dar salida a las piezas que obran en su poder no es sencillo, y en su intento por encontrar un comprador exhiben uno y otro una verdadera ingenuidad. El mexicano Alonso Ruizpalacios ya había demostrador vigor fílmico en Güeros, otro retrato de jóvenes, dos hermanos con el telón de fondo de las protestas estudiantiles en la universidad. Su nuevo film, coescrito con Manuel Alcalá –el guión de ambos fue premiado en Berlín–, podría considerarse de algún modo complementario. Estéticamente cambia el blanco y negro por el color, pero sigue describiendo personajes desorientados, y sus dificultades para conectar con el mundo de los adultos, y de este modo alcanzar ellos mismos una necesaria y urgente madurez. La desilusión ante el mundo real y las diferencias generacionales están bien simbolizadas en la fiesta familiar de Nochebuena, en que Juan, de un modo cruel, desvela a los niños el engaño de los regalos de Santa Claus. Y las dudas ante la propia identidad y nuestro destino, las seguridades que podemos alcanzar, se apuntan de un modo sugerente con la voz en off de Juan –un estupendo Gael García Bernal para el que Leonardo Ortizgris sirve de eficaz contrapunto–, lo que se averigua acerca de las piezas arqueológicas está lejos de proporcionarnos algún grado de certeza, hay que moverse entre suposiciones y poco más, como ocurre en la vida misma. Mucho de lo que vemos tiene subtexto, piénsese en los niños jugando en la playa con las piezas robadas, imágenes elocuentes sobre la fugacidad y fragilidad de las cosas a las que podemos conceder tanto valor, o las visitas multiplicadas al museo para ver las vitrinas vacías. No sabemos, muchas veces, valorar lo que tenemos, y lo que deseamos tener, dinero, drogas, sexo, puede carecer de valor alguno.

6/10
Neruda

2016 | Neruda

Una singular, inclasificable e irritante mirada al poeta chileno Pablo Neruda, donde repiten colaboración Pablo Larraín y Guillermo Calderón tras El club. Centra su mirada en la actividad política de Neruda pocos años después de concluir la Segunda Guerra Mundial, cuando es senador de la república. Su adscripción al partido comunista y las denuncias fuertes que lanza contra el presidente Gabriel González Videla le han puesto en el punto de mira de la persecución policial, junto a sus compañeros de la misma adscripción política. De modo que se oculta junto a su esposa Delia, con intención, tal vez, de abandonar el país. La anterior descripción de la narrado no hace justicia al contenido del film, que está vertebrado por una voz en off, la del policía Óscar Peluchonneau, al que han encomendado la captura del poeta. Y en la sensibilidad que se desata en su interior mientras acomete la búsqueda de su hombre, se produce una suerte de juego metaliterario, donde se diría que Óscar es un personaje de ficción, que sólo cobra aliento de vida gracias al perseguido Neruda, cuando le considera con su alma de artista, la vulgaridad se transforma entonces en curiosa épica. En tal sentido, la estructura de persecución, el ratón y el gato, cobra acentos nuevos, no es fácil saber quién es en realidad el ratón y quién el gato. El objetivo es muy ambicioso, y los logros parciales. Suena terrible, pero tal vez al film le sobra poesía, en sus intenciones oníricas hay un engolamiento esteticista que acaba cargando, y eso que escuchar logrados versos bien declamados siempre es satisfactorio. Hay momentos bellos –quizá el más logrado, el del travesti hablando con el policía, explicando lo que significó su encuentro con Neruda–, pero otros algo pasados de rosca, con la pintura de una rancia decadencia que quita fuerza a las denuncias políticas del poeta. Aunque los actores están bien –Luis Gnecco, Gael García Bernal, Mercedes Morán...–, hay algo artificioso en sus composiciones que les resta cercanía y humanidad.

5/10
Me estás matando Susana

2016 | Me estás matando Susana

Eligio, actorcillo mexicano de culebrones de poca monta, llega una noche a casa después de una juerguecilla. A la mañana siguiente su mujer, la española Susana, ha desaparecido. Tras la sorpresa inicial, Eligio comenzará a preocuparse cuando pasen los días y Susana no dé señales de vida. Indagando en sus efectos personales encuentra una pista: Susana podría estar en un curso de literatura que imparte la universidad norteamericana de Middlebrook, en Iowa, Estados Unidos. Adaptación de la novela del mexicano José Agustín, a cargo de su compatriota Roberto Sneider (Arráncame la vida). Se trata de una comedia dramática sobre la crisis de pareja, pero con un componente un tanto primario, disparatado, ejemplificado en el personaje de Eligio, tipo vividor y descomplicado que de la noche a la mañana pierde su posesión más preciada: su esposa. El matrimonio como amparo de esa mentalidad un tanto machista se contrapone con el ideal del personaje femenino, Susana, que siente como su libertad está atrapada y pone pies en polvorosa. La narración servirá de algún modo para que ambos se enfrenten, discutan, sufran, se aclaren y en definitiva para poner a cada uno en su sitio. Sneider imprime bastante dinamismo al relato, algo a lo que ayudan los cambios de escenario –México, Iowa, Chicago–, aunque también aporte ese ir y venir un tono superficial, banal, poco creíble en algunas situaciones. La actriz Verónica Echegui debuta en una producción enteramente internacional –tiene también sus parrafadas en inglés– con un balance discreto, debido sobre todo al escaso calado de la historia y también a que su personaje nunca deja de ser un poco florero, mientras que Gael García Bernal lleva el peso de la acción con mayor oficio, aunque eso tampoco suponga demasiado para el resultado final.

4/10
Desierto

2015 | Desierto

Las tribulaciones de un grupo de inmigrantes mexicanos ilegales, que trata de cruzar la frontera con Estados Unidos, en busca de un futuro mejor. La camioneta que les transporta sufre una avería, y el último tramo del viaje deben hacerlo a pie, con una temperatura infernal. Pero el principal peligro al que se van a enfrentar no consiste en el calor, ni siquiera en la migra, la policía fronteriza, sino en un energúmeno yanqui que armado con un rifle de alta precisión y mira telescópica, y acompañado de un sanguinario perro, practica la caza humana, no quiere extranjeros en su país. Jonás Cuarón, el hijo de Alfonso y bregado en guiones como el de Gravity, dirige y coescribe este film con el desconocido Mateo García. El mexicano rueda bien las escenas de acción, sabe crear tensión y utiliza muy bien el abrumador marco paisajístico del desierto con sus montañas, polvo, cactus y serpientes. Pero le pesa, más que la sencillez de la trama, típica historia de persecución y supervivencia, lo estereotipado de los personajes y sus dilemas. El perseguidor es un canalla redomado, sin un ápide de humanidad, sólo parece demostrar algo de ternura con su perro. Mientras que a la mayoría de los inmigrantes no se les otorga una descripción mínima, más allá de que se preocupan de su pellejo, o algún detalle menor, una chica rezando, otra a la que un compañero quiere meter mano... Sólo tiene algo de entidad el personaje de Gael García Bernal, con el detalle original del oso de peluche, y cierta nobleza para ayudar a los otros, rasgo que nadie más parece compartir. Al final la cosa se queda en una especie de crítica nada disimulada a unos Estados Unidos nada solidarios con unos vecinos que lo pasan mal, y en los que no saben ver personas. Pero la oportunidad de tal denuncia pierde fuerza por lo exagerado de un villano caricaturesco, aunque Jeffrey Dean Morgan procure interpretarlo como ser de carne y hueso.

5/10
Eva no duerme

2015 | Eva no duerme

A modo de obra de teatro en tres actos –protagonizados por el embalsamador, el transportador y el dictador– más un prólogo y un epílogo con el militar de turno detentador del poder, más los omnipresentes cuerpo y memoria de la señora Perón, Eva no duerme es una demasiado solemne y simple mirada al mito que no muere, un símbolo que pese a su populismo más despertador de esperanzas que de reformas sociales concretas, ilumina a la gente sencilla. La trama ideada por el argentino Pablo Agüero parte del paradero desconocido del cadáver de Evita durante 17 años, para trazar una especie de radiografía del estado de Argentina durante ese período de alcance limitado, donde todos quieren apropiarse o escamotear, que no saben qué es mejor, una figura que, para estar muerta, goza de buena salud. Con una fotografiada muy contrastada, claroscuro puro, hay algo de provocación y consciente desacralización en el hecho de mostrar la manipulación del cuerpo de la que fuera primera dama argentina, su cuerpo sumergido en formol, el crujir de sus articulaciones. La voz en off que habla despectivamente de la “yegua”, junto a las imágenes de archivo del pueblo enfervorizado, que prueban la peculiar devoción que Eva despertaba en la gente, son, además, otro tipo de contraste. Pero el ejercicio de Agüero resulta artificioso y frío: la técnica del embalsamador y el cuerpo que le evoca una prostituta, los dos militares, el veterano y el joven, peleando sobre el ataúd, y, más convencional, el secuestro del general Aramburu con su interrogatorio, son piezas demasiado particulares, y si aspiran a que el espectador las funda en una imagen completa de la Argentina que media entre 1952 y 1977, la meta no está lograda.

4/10
Rosewater

2014 | Rosewater

Mozart in the Jungle

2014 | Mozart in the Jungle | Serie TV

El veterano director de la orquesta sinfónica de Nueva York se jubila, pero la junta directiva ha fichado al joven Rodrigo, de gran talento pero ocurrencias imprevisibles. Es la oportunidad para que la joven Hailey, que toca el oboe y debe ganarse la vida dando clases a adolescentes ricos, consiga integrarse en la orquesta, aprovechando que Rodrigo ha convocado audiciones. Serie televisiva compuesta de episodios de menos de media hora, con formato de comedia y disparatado sentido del humor muy de sus creadores, el trío compuesto por Roman Coppola, Jason Schwartzman y Alex Timbers. Está claro que el choque de egos típico del mundo artístico da pie para componer situaciones divertidas, pero acaban cansando las reiterativas bromas sexuales en que se juega con connotaciones zafias relativas a los instrumentos y ejecuciones musicales. La idea, como sugiere el título, es que crear arte sinfónico en el caos urbano de la Gran Manzana es complicado, pero tal idea se explota de un modo algo limitado. Hay acierto en el casting, desde luego el personaje de Rodrigo le viene al pelo a Gael García Bernal. Dirige varios episodios Paul Weitz, que por desgracia a veces se acerca más a American Pie que a Un niño grande, sus dos películas más conocidas.

5/10
Ardor

2014 | El ardor

Selva del Amazonas. En una pequeña e inhóspita hacienda de tabaco ubicada en medio de la espesura viven dos hombres y una mujer. Hasta allí llegará el indígena Kaí, para avisarles de que una banda de mercenarios está quemando porciones de selva y se dirigen también allí con la intención de hacerse con la propiedad de esos terrenos. El bonaerense Pablo Fendrik entrega una singular película en donde casi todo el peso lo lleva la atmósfera agobiante. Ambientada en las selváticas tierras amazónicas lindantes con el río Paraná, la lentitud narrativa, el exagerado laconismo de los personajes y el planteamiento argumental, aproximan la historia al género western, algo explícitamente mostrado ya en el último tramo del film, casi en claro homenaje a directores clásicos como Sergio Leone. Pero Fendrick, director y guionista, no se olvida de dónde está e incluye en su guión el elemento telúrico, en donde las leyendas míticas, ancestrales, y el misterio –con su punto de realismo mágico– se unen en el omnipresente verdor y densidad de la selva, para ofrecer contenido dramático y alguna dosis de aventura. En este sentido es meritoria la fotografía de Julián Apezteguia, sumamente cuidada. El mayor problema de Ardor es la falta de ritmo adecuado en los dos primeros tercios del metraje. Todo se desarrolla lenta, lánguidamente. Y sin apenas palabras, resulta difícil desvelar lo que está aconteciendo, y cuando los personajes conversan tampoco es fácil captar del todo el significado, hacerse una idea global. Cuando ésta llega por fin a la mollera del espectador todo resulta más fácil. Comprendemos, nos hacemos cargo. Es entonces cuando adquiere volumen la trama y cobran sentido las reconcentradas interpretaciones de los protagonistas, unos Gael García Bernal y Alice Braga más que convincentes. Al final queda una historia de tintes más clásicos que lo aparente, algo episódica quizá, pero de indudable intensidad dramática.

5/10
Who is Dayani Cristal?

2013 | Who is Dayani Cristal?

Un cadáver aparece en estado descomposición en el desierto de Sonora, sin duda un inmigrante que trataba de entrar desde México a Estados Unidos. En su torso tiene un tatuaje muy reconocible donde se lee "Dayani Cristal" y además tiene un papelito plegado con la oración cristiana del inmigrante. Indocumentado, para evitar posibles acusaciones de reincidente, las autoridades americanas, un auténtico CSI de la frontera, trata de descubrir su identidad, una más de los cientos de cadáveres que aparecen cada año, de personas que no han logrado hacer realidad "el sueño americano". Sensible documental coproducción de México y Reino Unido, lo dirige Marc Silver. Arroja una mirada al drama de la inmigración con una óptica inesperada que hace al espectador aún más consciente del modo en que arriesgan sus vidas quienes tratan de cruzar la frontera. El film combina entrevistas de gente de la frontera, policías, funcionarios de los consulados, etc, con la dramatización sencilla del posible viaje del difunto, parte que asume Gael García Bernal, quien también ejerce de narrador. Saca gran partido a la hermosa oración que llevaba este hombre escrita en el bolsillo, y que le dio un sacerdote de los que atiende a inmigrantes en centros de acogida cerca de la frontera.

6/10
Casa de mi padre

2012 | Casa de mi padre

 

No

2012 | No

Original película basada en un texto de Antonio Skármeta sobre la campaña a favor del "No", cuando el dictador chileno Augusto Pinochet buscaba dar legitimidad a su régimen, presionado por la comunidad política internacional. Sigue los pasos de René Saavedra –personaje ficticio, pero inspirado en uno real–, creativo publicitario cuyos servicios son requeridos para diseñar una campaña que movilice al electorado que podría votar "No", y que tal vez se encoge de hombros porque no confía en que haya juego limpio en la convocatoria electoral. Saavedra tiene convicciones políticas firmes, y se sabe del sufrimiento de los perseguidos por Pinochet, pero pese a todo desea plantear una campaña alegre y en positivo, idea que choca con sus propios correligionarios. Pablo Larraín logró que su film fuera candidato al Oscar a la mejor película extranjera. Juega a su favor el atractivo de su historia, y la mirada limpia donde están ausentes los revanchismos que con frecuencia malogran este tipo de títulos. Además ha logrado combinar el material rodado con el de archivo de la época en feliz simbiosis, de modo que el film presenta un interesante aire documental. La película interesará sin duda a los profesionales de la publicidad, y a los que no conocen esta página de la historia de Chile. Además se introduce el drama humana en el protagonista encarnada por Gael García Bernal, del que se pintan sus dificultades para conciliar trabajo y cierto egocentrismo, con la atención a la familia y la entrega a nobles ideales.

7/10
Un pedacito de cielo

2011 | A Little Bit of Heaven

Marley (Kate Hudson), una hermosa joven y prometedora publicista de Nueva Orleans, ha vivido toda su vida sin creer en el amor, sorteando las relaciones y evitando involucrarse sentimentalmente. Pero cuando de forma inesperada su médico (Gael Garcia Bernal) le diagnostica una grave enfermedad, su vida da un giro de 360 grados, dando lugar al inicio de un gran amor.

También la lluvia

2010 | También la lluvia

  Año 2000. Un equipo de cine español se encuentra en Bolivia rodando una película centrada en Fray Bartolomé de las Casas, Cristobal Colón y la colonización de América. Su trabajo cuestiona la ambición que movía a los conquistadores, subraya la pacífica existencia hasta entonces de los indígenas, y aplaude la defensa de sus derechos por parte de adelantados como De las Casas y el sacerdote Antonio Montesinos. Sin embargo las intenciones revisionistas del film chocan con el modo en que el productor Costa se jacta de que tiene extras nativos por cuatro perras, o las indicaciones que dan a su actor principal indígena, Daniel, para que no se involucre en las protestas contra el gobierno, que pretende privatizar la explotación del agua. Inteligente película de Icíar Bollaín, en la que sin duda es su película más ambiciosa, por discurso narrativo y por el esfuerzo de producción. Cuenta con un libreto de Paul Laverty, guionista habitual de las últimas películas de Ken Loach. La idea es trazar un paralelismo entre la llegada al nuevo mundo de Colón y sus hombres, y el desembarco de los cineastas españoles, dispuestos a dar una lección de historia, aunque la explotación de antaño se repita en las autoridades actuales de Bolivia, e incluso en ellos mismos. Quizá puedan faltar matices en el dibujo del pasado y del presente, pero debe reconocerse un esfuerzo por ecuanimidad, apuntalado con gran astucia. Así, funciona bien la idea de comparar el despertar de la conciencia de De las Casas con el de uno de los cineastas; o la de invertir los términos entre las ideas de los actores y las de los personajes a los que representan. Por ejemplo, la añoranza del que encarna a Colón, que agradecería una visión más rica del descubridor en el guión, equilibra su retrato de personaje ambicioso, que a la vez se apoya en su correspondencia  a los Reyes Católicos. También es un acierto señalar que en la lucha por los derechos, conviene no perder de vista los que corresponden a las personas más cercanas. Bollaín ha crecido en aplomo como cineasta. El arranque del casting de indígenas, es un ejemplo estupendo de saber arrancar una historia. El ensayo de los actores vestidos de paisano –Colón descubriendo América, una escena que es un regalo para Karra Elejalde; el sermón de Montesinos, otro tanto para Raúl Arévalo– retrotrae a ficciones que solapan actuación y realidad como Vania en la calle 42. Y hay una tremenda fuerza en Luis Tosar –a él y a Bollaín se debe que pasajes más débiles, como la metedura de pata con el móvil o la búsqueda de la niña malherida, resistan– y en el debutante actor boliviano Carlos Aduviri.  

7/10
Cartas a Julieta

2010 | Letters to Juliet

Sophie y Victor están prometidos y viven en Nueva York, donde él piensa abrir un restaurante italiano y ella trabaja en The New Yorker y sueña con ser escritora. Antes de casarse realizan un viaje a Verona (en donde se ubica la tragedia romántica por excelencia: “Romeo y Julieta”), donde entre otras cosas Victor podrá conocer de cerca de sus proveedores. Una vez allí, mientras él se ocupa de catar sus productos en diversos lugares, Sophie presencia una curiosa tradición: decenas de mujeres escriben cartas cada día frente al balcón de Julieta, donde le confían sus dudas y búsquedas amorosas. Como esas cartas requieren respuesta hay un grupo de mujeres que trabajan como “secretarias” de Julieta y responden a las misivas. Sophie se hará amiga de ellas y un día por casualidad encontrará escondida en el muro una carta escrita hace cincuenta años por una inglesa llamada Claire. Animada por las demás decide contestar ella misma a la remitente. ¿Y si la carta removiera una historia de amor que comenzó hace medio siglo? El director Gary Winick (La telaraña de Carlota) ofrece una amable y tierna historia que saca todo el partido imaginable al romanticismo propio de las tierras italianas. Imposible no encontrar allí al verdadero amor, entre las piedras milenarias, los pueblos idílicos, la luz mediterránea y los viñedos de los campos de la Toscana, y tal y tal. El desarrollo argumental es demasiado previsible, además de altamente acaramelado, tópico y tan idealista que peca de rocambolesco... Y aun así, sencillamente, el conjunto resulta agradablemente optimista, tan grato y risueño que merece el aprobado. Gran parte del mérito de que se evite el descalabro es obra de la actriz Amanda Seyfried, que expresa sus sentimientos con fuerza poderosa, no así el sosito Christopher Egan. Y por supuesto destaca la gran elegancia de la veterana Vanessa Redgrave. Hay que ver lo bien que ha envejecido esta mujer.

5/10
Los límites del control

2009 | The Limits of Control

Un tipo solitario, negro, con manías como la de pedir siempre dos cafés expreso en tazas separadas. Tiene encuentros con misteriosos personajes en aeropuertos y terrazas de bar. Mediante frases clave que permiten el mutuo reconocimiento intercambian mensajes cifrados contenidos en cajitas de cerillas. ¿A qué se dedica este hombre? Misterio, no sabemos, pero intuimos que no se trata de una hermanita de la caridad, que su oficio es más bien siniestro, y precisa un absoluto dominio o control. Nuestro misterioso personaje se mueve por España: Madrid, Sevilla, un pueblo de Almería. La ejecución de su misión está cada vez más cerca, y la necesidad de relajación para no fallar es total. Una película de atmósfera. Con uso inteligente y variado de la música, e imágenes recogidas por Christopher Doyle que dan a la geografía urbana y rural española un aspecto único, no muy distinto a sus otros filmes. En tal sentido, todo es muy Jim Jarmusch, aunque la trama y su estiramiento hasta las casi dos horas resultan caprichosos en exceso, y el entretenimiento cara a no agotarse parece consistir en reconocer lugares y actores. El film conecta algo con Ghost Dog. El camino de samurai, en la mirada de un tipo disciplinado y frío, un lacónico Isaach De Bankolé, que hace lo que debe hacer, sin dejarse distraer más allá de lo imprescindible y punto. Es el sentido, se supone, que tiene la insólita y surrealista presencia de la mujer desnuda que se cuela en el apartamento del protagonista, y ante la que éste mantiene la distancia justa. Se puede intuir que algo le gusta contemplar obras de arte en el Museo Reina Sofía, y que le atraen las guitarras, más allá de los múltiples usos que se pueden dar a sus cuerdas. Los diálogos son escasos, a veces dar vueltas a ideas como el subjetivismo o el poder de la imaginación para justificar lo imposible. El desenlace, algo desconcertante, sugiere, tal vez, una crítica a la clase política estadounidense con una visión 'realista' –o sea, despreciativa hacia las personas– de las cosas.

5/10
Mamut

2009 | Mammoth

Drama escrito y dirigido por Lukas Moodysson, considerado uno de los grandes del cine sueco actual, que por primera vez filma en inglés. Mammoth se proyectó en la sección oficial en el Festival de Berlín. Aunque hubo algún abucheo cuando acabó, las críticas no fueron entusiastas y no se hizo con ningún premio, no es un film desdeñable, presenta puntos de interés. Leo Vidales, un apasionado de los videojuegos que se ha enriquecido gracias a la creación de un portal en internet, viaja a Tailandia para firmar un contrato con una empresa de allí. Se separa unos días de su adorada mujer, Ellen, prestigiosa doctora de urgencias en un hospital. La hija de ambos, Jackie, pasa poco tiempo con ellos, está casi todo el día con Gloria, la niñera filipina. La cría muestra un gran interés por el idioma y la cultura de Gloria, que sin embargo ha tenido que dejar a sus dos hijos en su país, bajo el cuidado de su madre, para poder mandarles dinero y asegurar su manutención. Moodyson se ha propuesto ofrecer una ambiciosa ‘foto’ del actual mundo globalizado, donde abundan situaciones como las de la película: los padres se pierden los mejores momentos del crecimiento de sus retoños, mientras éstos están a cargo de otra mujer que les cuida, en lugar de atender a su propia prole. En tal sentido el mensaje es demasiado evidente, además de que Mammoth es una cinta efectista con algunos elementos colocados sólo para impactar al espectador (por ejemplo las crudísimas secuencias de un niño acuchillado, al borde de la muerte). Todo resulta predecible (la infidelidad de Gael García Bernal se ve venir desde que aparece la chica en cuestión). Y se extrae una visión un tanto negativa de la sociedad globalizada, pues Moodysson ve a los desfavorecidos como egoístas que anteponen sus intereses a cualquier cosa, y a los adinerados habitantes del primer mundo como ingenuos y torpes.  Al menos, es un film bien dirigido, con algunos momentos emotivos. Y cuenta con un reparto internacional, encabezado por Michelle Williams y Gael García Bernal, que realizan un gran trabajo.

6/10
A ciegas (Blindness)

2008 | Blindness

Un día cualquiera en una gran ciudad. En medio del intenso tráfico, un conductor pierde repentinamente la vista. Sólo es capaz de ver una gigantesca luz. Un desconocido se presta a ayudarle a regresar a casa, aunque en realidad pretende robarle el coche. Pronto empiezan a ocurrir casos semejantes de ceguera, se desata una peligrosa epidemia. Un oculista atiende a las víctimas, pero finalmente se contagia. Las autoridades se lo llevan a un centro donde permanece aislado junto con otros afectados. Su esposa finge que no puede ver, para que le dejen acompañarle. Interesante y dura cinta que inauguró el Festival de Cannes. El brasileño Fernando Meirelles adapta fielmente la novela más conocida del Nobel portugués José Saramago, publicada en 1995. El guión del estadounidense Don McKellar (actor de El liquidador y Exótica) le saca mucho jugo a la idea principal del texto original, que utiliza la ceguera como metáfora del individualismo extremo y el egoísmo que inunda la sociedad moderna. El imaginativo director de Ciudad de Dios vuelve a lucirse en la parte visual, con encuadres arriesgados de gran belleza, y una extremada utilización del blanco, justificado por la espesa luz blanca que es lo único que perciben los afectados por la ceguera. Como ya demostró anteriormente, Meirelles es también un gran director de actores, que consigue cohesionar a un reparto formado por actores de procedencias diversas, pues cuenta con estadounidenses (Julianne Moore, Mark Ruffalo, Danny Glover), japoneses (Yusuke Iseya, Yoshino Kimura) y el mexicano Gael García Bernal. Entre todos sobresale Julianne Moore, una actriz que demuestra nuevamente su gran talento con un personaje –la esposa del médico–, que sin duda es el más interesante, al ser la única persona capaz de ver, y por tanto de observar la degradación. Esto la conduce a un complejo dilema moral, pues intenta solucionar problemas aunque en realidad se da cuenta de que va a sucumbir ante la extrema situación. En la línea de Saramago, el argumento es bastante surrealista, pero el film describe con autenticidad la degeneración moral del ser humano, y las extremas bajezas en las que éste es capaz de incurrir. Ello deriva en una secuencia extremadamente desagradable de chantaje que deriva en una violación colectiva, que no acaba de resultar creíble (¿por qué los maridos de las víctimas apenas hacen un amago de resistencia ante la intimidación?). Es cierto también que es el único momento extremo, pues en general Meirelles apuesta por mostrarlo todo con contención y elegancia. No escatima detalles sórdidos pero suelen estar sugeridos. Aunque es una película oscura y por momentos desesperanzada, apuesta claramente por la bondad del ser humano y su capacidad para salir a flote y recuperar la dignidad.

6/10
Rudo y Cursi

2008 | Rudo y Cursi

México. Beto y Tato son dos hermanos que se ganan la vida en una plantación de plátanos. Viven al día, sin apenas recursos, en casuchas miserables situadas en un villorrio a unos cuantos kilómetros de la capital. Beto está casado y tiene dos hijos pequeños, y Tato es soltero. Los dos hermanos juegan muy bien al fútbol, y forman parte del equipo local, Beto de portero y Tato de delantero. Un día llega hasta allí un ojeador argentino, dicharachero y embaucador, apodado ‘el Batuta’. El tipo va en busca de nuevos valores futbolísticos, y echa el ojo a los dos hermanos, a los que les propone fichar por dos equipos de la primera división mexicana. El film es poca cosa, pero entretiene y se ve con agrado debido principalmente al trabajo de la pareja protagonista, Diego Luna (Sólo quiero caminar) y Gael García Bernal (Diarios de motocicleta), que ya trabajaron juntos en Y tu mamá también. Supone el debut como director de largometrajes del guionista Carlos Cuarón, quien pidió ayuda a tres cineastas amigos para que se encargaran de la producción: su hermano Alfonso Cuarón (La princesita), Alejandro González Iñárritu (Amores perros) y Guillermo del Toro (Hellboy). Como se ve, el film ha reunido en estos seis nombres a la 'crême de la crême' del cine mexicano de comienzos del siglo veintiuno, aunque la cosa no va más allá de una fábula menor, que retoma viejos temas de siempre: hermanos enfrentados, diferentes, pero eternamente unidos; la banalidad de la fama y la corrupción generada por el dinero; la fuerza cohesiva de la familia, etc. Y todo ello bajo un prisma tan poco original como el fútbol. Por lo demás, Cuarón entrega un film muy costumbrista, tan pegado a las gentes de aquella tierra que en numerosas ocasiones cuesta enterarse de lo que dicen los personajes, tan marcado es su lenguaje, su vocabulario y su acento. Y adopta un decidido tono de comedia, aunque ciertamente realista, que adquiere protagonismo con el personaje del ‘Batuta’ (Guillermo Francella), arquetipo de argentino caradura y oportunista, especialista en darle a la labia. De hecho, son las palabras en off de ese personaje las que sirven de hilo conductor de la historia, una historia (como la vida) que él explica con términos futbolísticos.

4/10
La ciencia del sueño

2006 | La science des rêves

Michel Gondry dejó un buen sabor de boca con ¡Olvídate de mí!, horrible traducción española de Eternal Sunshine of the Spotless Mind, brillante comedia surrealista con guión del propio Gondry, que contó con la ayuda de Pierre Bismuth y el especialista en el género  Charlie Kaufman. Ahora Gondry ha rodado en Francia, su país natal en la misma onda de los filmes de Kaufman, pero sin que éste haya colaborado en el guión, algo que se nota. Aunque también es una historia romántica, le falta un punto de partida tan genial como el de ¡Olvídate de mí! y una estructura de guión redonda. Queda así un relato más caótico, que sigue los pasos de Stéphane, aspirante a diseñador que tras la muerte de su padre se instala con su madre, que le ha buscado un trabajo que resulta frustrante, en su apartamento parisino. Pronto Stéphane se enamora de Stéphanie, la vecina, una atractiva joven que vive de alquiler en un piso de su madre. Stéphane imagina constantemente que presenta un programa televisivo donde se retransmiten todos sus sueños. El mexicano Gael García Bernal realiza un correcto trabajo, mezclando francés, inglés y español en la versión original. Le acompañan prestigiosos secundarios franceses. Y aunque se queda en una sucesión de escenas alocadas, y se alarga demasiado, acierta con algunos elementos, como la máquina que permite viajar un par de segundos en el tiempo.

5/10
Babel

2006 | Babel

Un matrimonio estadounidense pasa unos días de vacaciones en Marruecos, una escapada para darse un respiro ante un amor que se ha enfriado. Una bala perdida alcanza a la mujer, y en su debate entre la vida y la muerte, quizá se produzca la deseada aproximación. Pero esa misma bala tendrá un efecto disgregador en la familia del chaval marroquí que, de modo insensato pero sin malicia, ha efectuado el disparo. Muy cerca de la frontera con México, en Estados Unidos, los dos hijos pequeños del mencionado matrimonio están al cuidado de su niñera mexicana. La llamada que anuncia una demora en su regreso supone un trastorno para la mujer, que debe asistir a la boda de su hijo en su país natal. Acabará yendo con los niños, lo que se traducirá en problemas en la frontera. Finalmente, tercer escenario, Japón. Una adolescente sordomuda tiene problemas afectivos, agravados por la muerte de su madre y el alejamiento del padre; éstos le empujan al exhibicionismo sexual, un reclamo en su busca del calor humano que le falta. Película caleidoscópica del tándem mexicano Alejandro González Iñárritu-Guillermo Arriaga (Amores perros, 21 gramos). Trenza cuatro historias que discurren en distintos puntos del globo, más o menos interconectadas, que quieren subrayar aquello de que “el mundo es un pañuelo”, y la respuesta de Mafalda en las tiras cómicas, “pues habrá que quejarse al lavadero”. Film complejo, gran parte del mérito lo constituye la ágil estructura, los saltos fluidos de uno a otro hilo narrativo, y la creación de personajes humanos con problemas, encarnados por un maravilloso reparto. Los cineastas insisten en su cosmovisión fatalista, donde las cosas ocurren por caprichoso azar. Las personas son libres, parecen decir, pero sólo hasta cierto punto, algo externo las condiciona. En realidad esto es cierto en la ficción pergeñada por ellos, pues con cierto cinismo convierten a los personajes del tercer mundo –la familia marroquí, la niñera– en las víctimas principales del destino, mientras que para los saludables representantes de la sociedad opulenta dejan abierta la puerta a la esperanza.

8/10
The King

2005 | The King

Un joven guaperas, recién licenciado en la marina, marcha en busca de su padre, un pastor protestane que ignora su existencia. Su propósito es amargarle la vida haciñendole daño donde más le duele. En su familia. Algo que empieza a hacer, seduciendo a su bella e inocentona hija. James Marsch orquesta un film malsano de venganza, de ésos que dejan mal sabor al mostrar las miserias humanas. Protagoniza Gael García Bernal, quien se diría abonado a filmes que no dejan en buen lugar a supuestos hombres de Dios, como demuestran La mala educación y El crimen del padre Amaro.

5/10
De viaje con el Che

2004 | In viaggio con Che Guevara

Diarios de motocicleta, de Walter Salles reconstruye el viaje que realizaron por varios países latinoamericanos Ernesto “Che” Guevara y el biólogo Alberto Granados. Cuando estaba a punto de darse el primer golpe de claqueta, el periodista italiano Gianni Minà le propuso a Alberto Granados unirse al equipo de rodaje, para revivir sus experiencias cincuenta años después en este documental. Minà aprovecha la coyuntura para interrogar también a Walter Salles, y a los protagonistas de su cinta. Queda un ameno making of, que cuenta cómo ha cambiado el entorno en estos años,  y que conviene visionar después de la cinta de Salles, pues desvela gran parte de la trama.

4/10
La mala educación

2004 | La mala educación

Enrique es un joven director de cine que está investigando para una próxima historia, y la búsqueda le lleva a reencontrarse con un antiguo amigo del colegio, Ignacio. Junto a él recordará sus años más tiernos en el colegio de curas al que asistían; recuerdos sobre la represión que sufrieron, los partidos de fútbol, la educación, e incluso algunos abusos sexuales que no han podido olvidar. Fallida cinta de Pedro Almodóvar protagonizada por Gael García Bernal y Fele Martínez, y que no tuvo el éxito esperado en las salas de cine. El polémico tema sobre curas represores y abusones ha sido tratado hasta la saciedad en el cine y el director malagueño no quiso ser menos, pues deja constancia, una vez más, de su animadversión hacia la Iglesia. La historia, carente de humor, es rebuscada, desagradable y no atrapa en ningún momento.

3/10
Diarios de motocicleta

2004 | Diarios de motocicleta

Mirada a la juventud del carismático líder revolucionario Ernesto Guevara de la Serna, más conocido como ‘el Che’. El guión de José Rivera toma como referencia los libros "Notas de viaje", del propio Che, y "Con el Che por Sudamérica", escrito por su amigo Alberto Granado. Es decir, de los protagonistas de un intenso viaje a lo largo del continente americano. Lo que empieza como pura aventura juvenil de los muy buenos amigos Ernesto y Alberto, ambos de familia acomodada, se convierte en experiencia iniciática. Al principio la idea es conocer nuevos lugares, ver mundo, pasarlo bien. Pero la constatación de una situación injusta, de pobreza y miseria, que afecta a millones de personas, conduce al despertar de la conciencia social del Che. Pues ve en su camino buena gente, llena de virtudes, pero cuyas precarias condiciones claman al cielo. Walter Salles rueda con corrección esta muesca más en la mitificación del héroe. Presenta a un personaje humano, al que afecta lo que ve y le conduce a la acción. A lo largo del camino surge una galería de personajes, personas sencillas y muy humanas, que se hacen querer. Esto contrasta un tanto con el dibujo antipático (aunque Rivera y Salles tienen suficiente talento para no cargar la mano) de la comunidad de monjas que atiende una leprosería: los guantes que impiden el contacto físico directo devienen en metáfora de algo indefinible que les separa de la pobreza, como si la religión, fuera un lastre que impide atajar con eficacia el problema de la miseria. El film está muy bellamente fotografiado, y su música es excelente. Los actores están muy bien, tanto Gael García Bernal como el hasta ahora desconocido Rodrigo de la Serna, que borda el papel de Granados.

7/10
Sangre de Cuba

2003 | Dreaming of Julia

Peculiar acercamiento al mundo de la revolución cubana. En un pueblo de la isla llamado Holguín, vive El Niño, el pequeño nieto de un hombre llamado Che, que cuida de su familia y amigos, y ayuda a los rebeldes. La película retrata la situación política y social del momento a través de los ingenuos ojos de un niño y de su despertar amoroso, sobre todo cuando queda prendado de una mujer rubia llamada Julia, a la que ha visto en una película de Hollywood. Destacan entre el reparto los intérpretes Gael García Bernal y Harvey Keitel.

4/10
El punto sobre la i

2003 | Dot The I

Tras finalizar una relación turbia en Madrid, Carmen, una bailarina de flamenco, encuentra la estabilidad sentimental cuando conoce en Londres a Barnaby, un joven adinerado. A punto de casarse, en la despedida de soltera comete la imprudencia de besar a un extraño, Kit, un actor brasileño por el que se sentirá atraída. Coproducción hispano-británica que supone el debut del hasta ahora novelista Matthew Parkhill. También autor del guión, Matthew Parkhill mezcla thriller y humor negro, y consigue sorprender a los espectadores.

3/10
5 hombres para Lucy

2002 | I'm With Lucy

Es lista, maja, rubia, y muy mona. Soltera y sin compromiso. ¿Qué le pasa a Lucy que no acaba de encontrar a su media naranja? ¿Tendrá que ver con que vive en Nueva York, la ciudad de los rascacielos y los apagones veraniegos? Cualquiera sabe, pero a lo largo de una temporadita va a salir con 5 hombres, cada uno de su padre y de su madre: Doug (John Hannah), entomólogo divorciado, tímido y formal; Gabriel (Gael García Bernal), actor hispano, ardiente y sexoadicto; Bobby (Anthony LaPaglia), antigua estrella del béisbol, ególatra hasta la médula; Barry (Henry Thomas), informático con encantadores papá y mamá; y Luke, guaperas y deportista, que parece recién salido de un anuncio de Burberry’s. ¿Será alguno, para Lucy, el hombre de su vida? Thriller sentimental. Así define el director, Jon Sherman, esta simpática comedia. Monica Potter, que da vida a la indecisa protagonista, clava así a su personaje: “Todas las mujeres buscan a su hombre ideal; pero esto no es realista. Lo que muestra la película es a una mujer que no necesita al hombre perfecto. Debe encontrar al hombre que le corresponde. Así se derriba el mito del príncipe azul: el ‘hombre ideal’ está curtido por la dura realidad de la vida.”

5/10
El crimen del padre Amaro

2002 | El crimen del padre Amaro

Adaptación de la novela de Eça de Queirós, de tono marcadamente anticlerical. Cuenta la llegada a una parroquia rural en Los Reyes, México, del padre Amaro, un sacerdote recién ordenado. Aunque con aspecto de no haber roto nunca un plato, el joven tiene ambiciones para hacer carrera eclesiástica, y su connivencia con los pecados de la carne se manifiesta enseguida, aunque tratando siempre de salvar las apariencias. Pronto conoce al resto del clero de la zona: el padre Benito, que tiene una amante, y que aceptando el estado de cosas que marca el narcotráfico, aprovecha la situación lo mejor que puede, aunque sea a costa de sus convicciones; otros sacerdotes, instalados en su puesto, que no se plantean grandes actuaciones a través de su ministerio; y el padre Natalio, que con aspecto de iluminado, se presenta como estandarte de lo que se conoció como teología de la liberación. El film, que sigue un esquema de culebrón mediante la acumulación de elementos melodramáticos, viene tocado de la vitola de escándalo, sobre todo por sus escenas irreverentes. Gael García Bernal (Amores perros, Y tu mamá también) parece demasiado jovencito para su papel de sacerdote calculador. Más creíble es Sancho Gracia en su personaje de cura “cansado” y de vuelta de todo, al que aporta cierta humanidad.

3/10
Sin noticias de Dios

2001 | Sin noticias de Dios

Los ángeles del cielo tienen el aspecto de Fanny Ardant y Victoria Abril; los demonios del infierno se parecen a "Pe" Cruz y Gael García Bernal, y a los condenados los convierten, parte de su castigo, en su opuesto. Y en la tierra... ay, en la tierra la gente se ha olvidado de Dios, y ni ángeles ni demonios saben dónde para. Dicen que anda deprimido por el panorama. Aunque las cosas podrían cambiar. Una madre ha rezado por su hijo boxeador. Una ángel en forma de esposa y una demonio que se supone es la prima, disputarán por la salvación/condena de su alma. Agustín Díaz Yanes cambia de tercio tras su prometedor debut en la dirección con Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto. Y se interna en un subgénero, el “celestial” que cuenta con ilustres representantes: ¡Qué bello es vivir!, A vida o muerte, El cielo puede esperar... El planteamiento es atractivo, y se lanzan atinadas andanadas a ciertas mentalidades que imperan hoy. Decir que el infierno es aburrido, pues su público es gente “enchufada” a la televisión todo el día, que elude cualquier idea de responsabilidad, dice mucho del adocenamiento dominante. Aunque la película se estanca. Establecido el argumento, seguimos una y otra vez las reiterativas pullas y contrapullas de Cruz y Abril, las dudas del boxeador, o la improbable alianza entre las fuerzas del bien y del mal.

4/10
Vidas privadas

2001 | Vidas privadas

Carmen regresa a Buenos Aires, tras 20 años viviendo en Europa. Su padre está muy enfermo y ha decidido repartir los bienes familiares antes de su muerte. Los quince días que pasa en la ciudad, se instala en casa de sus padres, pero también alquila un apartamento que utilizará para dar rienda suelta a sus extrañas perversiones sexuales. Primer largometraje de Fito Páez, que en 1994 dirigió el mediometraje La balada de Donna Helada. Cecilia Roth se luce en su papel de mujer desnortada tras haber sufrido un grave trauma en el pasado.

4/10
Y tu mamá también

2000 | Y tu mamá también

Julio y Tenoch son dos adolescentes con las hormonas a pleno rendimiento. Separados temporalmente de sus novias, intentan ligar con Luisa, una joven española cuyo matrimonio no marcha bien. Y el caso es que la convencen para viajar a una supuesta playa, a la que llaman Boca del Cielo. Ambos jovencitos harán todo lo posible para acostarse con Luisa, lo que provoca su distanciamiento. Alfonso Cuarón firma un film de alto voltaje erótico, que demuestra de modo agridulce que no todo lo que llamamos amistad merece tal nombre.

4/10
Amores perros

2000 | Amores perros

El mexicano Alejandro González Iñárritu debuta en el largo con un drama social fresco y vigoroso, que hace pensar en algunos de los males de nuestra “desarrollada” sociedad. Fue candidato al Oscar al mejor film extranjero. Tres historias vertebran la peli, relacionadas levemente por un accidente automovilístico. En las tres hay un elemento común: algún personaje tiene un perro. Lo que permite comparaciones entre los canes y sus dueños. ¿Quién es más animal? ¿Los perros amaestrados para pelear en combates ilegales o los violentos chulos que manejan el cotarro? ¿Esa mascota tan mona, atrapada en el subsuelo de una casa, o la bella modelo cuya vida se derrumba cuando sufre un accidente? ¿El mendigo misterioso al que encargan siniestros asesinatos, asimilado a sus perros, o los elegantes personajes que contratan sus habilidades? Pero no sólo se habla de personajes embrutecidos, sino de su anhelo de amor –amores perros– que late en los sus corazones. El joven que se presta a que su perro combata, desea hacer dinero y comenzar una nueva vida... con su cuñada, de la que está enamorado; aquel ejecutivo va a romper con su familia, fascinado por una joven... que se queda inválida. Ese asesino profesional... tiene familia. González Iñárritu pinta con crudeza cuadros humanos complejos que no presentan fácil solución. Bien pertrechado de un atinado guión de Guillermo Arriaga (su perfecta unidad recuerda al Quentin Tarantino en Pulp Fiction), interpela con sus interrogantes a la conciencia adormecida del espectador.

7/10
Chicuarotes

2019 | Chicuarotes

Cagalera y Moloteco son dos adolescentes de San Gregorio Atlapulco que buscan desesperadamente alejarse de las circunstancias opresivas en las que viven. Cuando se enteran de la oportunidad de comprar una plaza en el sindicato de electricistas, que podría transformar sus vidas, se adentran en el oscuro mundo criminal de la Ciudad de México, en un intento por comprar su libertad.

Últimos tráilers y vídeos