IMG-LOGO

Series Disney+

(2019) Serie TV | 365 min. | Documental
Maravillosa docuserie, que describe con pelos y señales la historia de cómo salieron adelante Disneyland, Disneyworld y el resto de parques temáticos de la compañía del ratón, que han entretenido a millones de personas de todo el mundo, haciéndoles redescubrir el alma infantil que todos albergamos en nuestro interior. Fue uno de los proyectos más ambiciosos y arriesgados de Walt Disney, que logró gran parte de su financiación gracias a su acuerdo televisivo con la ABC, por la que le surtía de programas que hacían soñar a los telespectadores, al tiempo que la cadena respaldaba Disneyland. Una mirada superficial podría considerar Disneyland y sus “hermanitos” como lugares de cartón piedra, sin otro propósito que alimentar la cuenta de resultados de Disney. Pero la serie dirigida con talento por Leslie Iwerks con guion de Mark A. Catalena nos dibuja un paisaje muy diferente y más próximo a los hechos auténticos. Vemos así en Disney a un niño grande, visionario y emprendedor, capaz de hacer realidad sus sueños. Que recrea paisajes del pasado, e imagina cómo debe ser el futuro. Que impulsa atracciones con animatronics de rara perfección, que invitan a conocer y sentirse orgullosos de la historia de Estados Unidos –los presidentes, empezando por Abraham Lincoln–, o a simplemente divertirse (se convertirán en clásicos “El crucero de la jungla”, “Los piratas del Caribe” o “La casa encantada”). Se concede mucha presencia a los artistas que conforman el equipo Imagineering, feliz término para referirse a creativos de poderosa imaginación y con conocimientos técnicos casi ingenieriles, y que explican sus logros y procedimientos, y del que forman parte muchas mujeres de increíble talento. Podemos ver así planos, croquis, maquetas, programas informáticos, máscaras, maniquíes, brazos mecánicos, etc. La narración es agilísima –en la versión original la narradora es la actriz Angela Bassett–, y se concede importancia y presencia a muchos grandes –Walt Disney, que fallece en 1966, a su hermano Roy, que se esfuerza en dar continuidad a los planes de Walt para el parque de Orlando–, y a gran número de ejecutivos y artistas de variado perfil, cada uno aportando su granito de arena.
7/10
(2020) Serie TV | 290 min. | Aventuras | Ciencia ficción Tráiler
Tras un rifirrafe con unos matones, el cazarrecompensas conocido como el Mandaloriano captura en una cantina a Mythrol, fugitivo por el que un tal Greef Karga, que gestiona los pagos de este tipo de encargos para el gremio, le abona una buena cantidad de créditos. Necesitado de muchos más, le pregunta por su trabajo mejor remunerado, por lo que éste le ofrece ponerse en contacto con “El cliente”, misterioso individuo que le hará de oro si le trae a un objetivo del que sólo tiene dos datos: su edad –50 años–, y su última posición. Walt Disney sigue dispuesta a sacarle todo el jugo a la saga de Star Wars, por lo que lanza The Mandalorian –primera serie de imagen real de la saga galáctica– como reclamo para Disney+, su nueva plataforma de ‘streaming’. La factoría le ha encargado ponerse al frente como creador y guionista a uno de sus principales activos, Jon Favreau, que ha dirigido filmes de superhéroes como Iron Man, y adaptaciones fotorrealistas de los clásicos animados de la casa, como El rey León. Quizás se le puede reprochar a Favreau que no aporta sustanciales novedades al universo creado por George Lucas, con una historia que transcurre después de El retorno del jedi, que recupera los bajos fondos por los que se movían personajes como Han Solo o Jabba el Hutt; y de hecho el protagonista lleva el mismo casco que Bobba Fett, personaje de sobra conocido por los fans de la franquicia. Pero su tono cercano a los westerns de Sergio Leone, que incluye acertados golpes de humor, y su ritmo dinámico, captan al espectador, y se acierta al partir de personajes recién llegados, sin conexión –al menos en un principio– con los sobreexplotados Skywalker y demás. Como protagonista, Pedro Pascal no muestra mucho su cara, y tiene un personaje atormentado por lo que le ocurrió en su infancia, en el fondo sencillo de interpretar. Destaca el trabajo de algunos secundarios, sobre todo del habitual realizador Werner Herzog, como el misterioso “El cliente”, o Carl Weathers, que fue Apolo Creed, en Rocky, en una breve intervención. También tiene mérito el trabajo del sueco en alza Ludwig Göransson (autor precisamente de Creed: La leyenda de Rocky) en la banda sonora, pero se echa un poco de menos que se escuche –aunque sea brevemente– alguno de los acordes clásicos de John Williams.
6/10
(2019) Serie TV | 330 min. | Comedia | Drama | Musical
Disney, rizando el rizo, recupera al universo de una de sus producciones juveniles más populares, High School Musical, imaginando una serie donde una profesora recién llegada al instituto donde se rodó el musical, donde fue figurante, decide montar con sus alumnos una representación, porque paradójicamente la obra nunca se ha representado ahí. Los jovencitos más talentosos se presentan al casting, incluido el reticente Ricky, que sólo aspira al papel de Zac Efron intentando recuperar a su antigua novia, Nini, que ahora está con el guaperas EJ. Los capítulos, de media hora, se desarrollan de modo competente, con continuas alusiones a la película de donde surge todo, y con el recurso de los personajes contando a cámara sus impresiones o lo que ronda por su cabeza, para lograr triunfa en el musical o estar con la persona que les atrae. Chavales de buen ver, bromas, sonrisas y lágrimas, celos y demás parafernalia, con la dosis justa de edulcorante y con ideas mencionadas como de pasada, véanse las dos mamás de Nini, estamos ante la enésima representación juvenil con buenos sentimientos, ligera, que se con agrada y se olvida, que nadie espera interpretaciones memorables o grandes dilemas morales. Por supuesto no faltan entretenidos números musicales, con nuevas canciones, y buena coreografía.
5/10
(2020) Serie TV | 300 min. | Comedia
Serie juvenil de Disney+ bastante tontorrona. Estamos en el primer día de Elena Cañero-Reed en la Casa Blanca como flamante nueva presidenta de los Estados Unidos. Mujer, hispana y de humilde condición, los tiempos avanzan que es una barbaridad. A Elena le traen un sobre que le manda su mamá y que contiene los diarios que escribía siendo una adolescente, donde expresaba cómo se sentía en su primer día de cole (parecida a su situación actual !?), cuando su mejor amiga piensa que se ha hecho mayor, ahora ya no es Jessie sino Jessica, y se ajunta con Melissa, una chica mucho más “cool” porque ya tiene la regla. Creación de Ilana Peña, la responsable de Crazy Ex-Girlfriend, figura como productor ejecutivo Brad Silberling, que ha estado detrás de Jane the Virgin, protagonizada por Gina Rodriguez, que interpreta a la presidenta adulta. Mencionamos esto, porque la serie, destinada a adolescentes, comparte con Jane the Virgin la presencia de actores hispanos, y el uso de la música con aires latinos para remachar algunos de los puntos de comedia. Resulta imposible creerse a Gina Rodriguez como presidenta. Por lo demás, ese elemento es mera excusa para ofrecer una trama de instituto poco imaginativa, donde un trabajo escolar puede anticipar las cualidades presidenciables de Elena como futura sucesora de Donald Trump. No falta algún guiño al colectivo LGBTI, colateral, se sigue la línea “suave” que Disney emprendió antes con Star Wars: El ascenso de Skywalker y Onward.
4/10