IMG-LOGO

Biografía

Richard Donner

Richard Donner

90 años

Richard Donner

Nació el 24 de Abril de 1930 en Nueva York, EE.UU.

Superdirector

10 Abril 2018

Supercomercial. Superentretenido. Superdirector. Richard Donner tiene en su currículum algunas de las películas más populares entre los espectadores a los que les encanta ver cine deglutiendo palomitas. Forjado durante una década en las series televisivas, ha demostrado su capacidad de acometer y ejecutar a la perfección películas de gran presupuesto, entregadas de forma impecable. Es un nombre indispensable para entender el cine de la década de los 80.

Richard Donner nació en Nueva York en 1930 con el nombre de Richard Donald Schwartzberg, en el barrio del Bronx. De raíces judías, su padre regentaba un pequeño negocio de fabricación de muebles. Creció ahí con su hermana Joan, y le atraía la profesión de actor, pero no estaba destinado a ser intérprete, sino director y productor, aunque tal vez por tener ese espinita clavada de un deseo no cumplido, apareció con frecuencia en sus películas, cameos a lo Hitchcock aunque mucho más discretos que los del orondo director.

Como tantos directores, las exigencias de productos para la pequeña pantalla le concedieron la oportunidad de trabajar a destajo en episodios de populares series televisivas. A finales de los 50 y a lo largo de los 60 e incluso parte de los 70, trabajó en Perry Mason, Wanted: Dead or Alive, El hombre del rifle, El fugitivo, Las aventuras de Jim West, Las calles de San Francisco, Cannon, Kojak y El hombre de los seis millones de dólares. Escuela de aprendizaje maravillosa, que además le permitió codearse con actores de la talla de Steve McQueen, Raymond Burr, Chuck Connors, Karl Malden, Michael Douglas, David Janssen, Telly Savalas, Lee Majors o Farrah Fawcett.

Aunque en cine había dirigido las comedietas Sal y pimienta (1968) y Twinky (1970), la gran oportunidad en la pantalla grande fue cosa del demonio, o mejor dicho, del anticristo. La terrorífica La profecía (1976), donde un niño supuestamente angelical llamado Damien tenía el número de la bestia, 666, y en la que trabajaban los veteranos Gregory Peck y Lee Remick como marido y mujer, hizo historia, y puso de moda las películas sobre posesiones diabólicas y exorcismos. Habría secuelas, pero Donner, inteligentemente, se desmarcó de ellas, aun figurando en la tercera entrega como productor.

Demostrada su capacidad para el cine comercial, el éxito de George Lucas con La guerra de las galaxias era la prueba de que el público tenía sed de cine de aventuras, un género que había sido relegado, tal vez por el ambiente político y social de la época, los asesinatos de Martin Luther King y JFK, se había perdido cierta ingenuidad en Estados Unidos, que sólo estaba vigente en la televisión de la que provenía Donner. De modo que Warner volvió a confiar en él para adaptar a la pantalla grande las andanzas del superhéroe de Krypton del famoso cómic de Jerry Siegel y Joe Shuster, que ocultaba su verdadera identidad con la de Clark Kent. Superman (1978) fue un éxito instantáneo, el lanzamiento de Christopher Reeve entre el gran público, y la posibilidad de dirigir a grandes actores como Marlon Brando, Glenn Ford y Gene Hackman, por citar unos pocos. El modelo de gran reparto para película de superhéroes inspiraría años después a Christopher Nolan para su enfoque de la trilogía de El caballero oscuro. Los hermanos Salkind ofrecieron a Donner un millón de dólares por dirigir el film, una cifra increíble para alguien como él. El cineasta demostró su personalidad pidiendo una reescritura del guión inicial, que no le convencía, le parecía demasiado tebeo. Y aunque le gustaba Sylvester Stallone, y se entrevistó con él por deseo de los productores, cara al papel de Supermán, él, que quería a alguien desconocido, se salió con la suya escogiendo al actor perfecto, Reeves, a quien había visto interpretar dos papeles en una obra del off-Broadway, y que por tanto era perfecto para adoptar una doble identidad en el film.

Era lógico que Donner dirigiera Superman II (1980), y en este caso el director deseaba hacerlo. Pero el rodaje no fue fácil, no se entendió el director con los productores, pues pidió que saliera del proyecto Pierre Spengler por desavenencias, algo a lo que los hermanos Saklind no se avinieron. Hasta el punto de que fue sustituido en los últimos compases por Richard Lester, el único director acreditado en la época. El consuelo no llegaría hasta muchos años más tarde, en 2006, cuando Donner pudo estrenar una versión con el montaje que hubiera deseado. Quizá la experiencia fue la que posibilitó que hiciera casi de seguido la película más insólita de su trayectoria, la nostálgica, pequeña e independiente Max's Bar (1980), que contaba con un guión de Barry Levinson. De todos modos, sobrevino una etapa rara, en que se podía temer lo peor, por ejemplo con la comedia Su juguete favorito (1982), remake de un film francés.

Sin embargo, volvió a la órbita de Warner, y comenzó una etapa triunfal. Curiosamente una cinta romántica de aventuras, Lady Halcón (1985) fue la primera película con la que sería su esposa, la productora Lauren Shuler, más tarde conocida como Lauren Shuler-Donner, volvería a trabajar con ella produciendo en otros tres títulos, aunque ambos prefirieron trabajar en sus propios proyectos, y ella seguiría produciendo cuando él renunciara a la batuta de director. La historia de los dos enamorados, Matthew Broderick y Michelle Pfeiffer, separados por un hechizo que les convierte a él en lobo durante la noche y a ella en halcón por el día, con Rutger Hauer de villano, encandiló al público. Lo mismo que ocurrió con Los Goonies, del mismo año, una historia de pandilla de chavales producida por Steven Spielberg, y que serviría de referente muchos años después a producciones como Stranger Things.

En 1987 comienza su feliz colaboración con Mel Gibson, rueda la primera de las cuatro entregas que él también dirige de la saga Arma letal, que explota a la perfección la fórmula de película de colegas con pareja de policías de caracteres contrapuestos. El Martin Riggs de Gibson es un viudo inestable y alocado, mientras que Danny Glover, poli negro, es la otra cara de moneda, un hombre casado, tranquilo y sosegado. De nuevo trabajará con el actor de origen australiano en la comedia-western basada en una serie televisiva Maverick (1994) y en la ingeniosa y paranoica Conspiración (1997). Gibson sólo tiene palabras de alabanza para el cineasta: “El tío Dick. Es un gran tipo, tremendo. Extremadamente profesional. Es un viejo veterano que tiene una comprensión del cine que es la culminación de años de experiencia”. Donner le devolvió los piropos asegurando que “es lo más excitante que ha sucedido en mi vida como actor y amigo. Es un ser humano muy especial”.

Donner volvería ocasionalmente a la pequeña pantalla rodando varios episodios de Historias de la cripta. Y aunque no tuvo éxito, se anticipó a su época tratando el tema de la violencia doméstica desde el punto de vista de dos niños –los niños prodigio de la época Elijah Wood y Joseph Mazzello– en la valiosa La fuerza de la ilusión (1992). No tenía demasiada gracia, en cambio, su actualización del cuento de Navidad de Dickens en Los fantasmas atacan al jefe (1988).

Antonio Banderas trabajaría a sus órdenes, acompañado de Sylvester Stallone, en Asesinos (1995), irregular a pesar de contar con un guión de los entonces hermanos Wachowski. Conspiración y Arma letal 4 (1998), fueron los últimos filmes de interés que rodó Donner. El director perdió su magnífico pulso al adaptar a Michael Crichton en Timeline (2003), y definitivamente resultaba bastante convencional su última película tras la cámara, un thriller de acción con un Bruce Willis que ya iba peinando canas (con el poco pelo que lucía), en 16 calles (2006).

Filmografía
16 calles

2006 | 16 Blocks

Jack Mosley, agente borrachín poco ejemplar de la policía de Nueva York, recibe un encargo aparentemente fácil. Debe recoger al delincuente Eddie Bunker en una celda y trasladarle al juzgado, a una distancia de 16 manzanas. Jack mete a Eddie en su coche, pero no puede evitar parar en una tienda de licores por el camino. Allí, tiene un encuentro con varios detectives de homicidios que pretenden liquidar a Eddie, ya que éste va a testificar contra ellos. A Jack le queda un último reducto de dignidad, por lo que decide poner todos los medios para evitar que asesinen a su protegido. Para ello, tendrá que llegar al juzgado sin que le atrapen multitud de enemigos armados. Autor de películas tan renombradas como Arma letal, La profecía y Superman, Richard Donner llevaba desde 2003 sin dirigir, tras el fracaso de Timeline. Ciertamente el veterano cineasta, que ya pasa de los 70 años, narra con fluidez, se luce en las secuencias de acción, y compone un thriller sin pretensiones, de argumento calcado a Ruta Suicida, que protagonizó Clint Eastwood. La fotografía, de aspecto arenoso, recuerda en cierta medida a los documentales, y busca el aspecto realista de películas policíacas como French Connection o Bullit. En un momento delicado de su carrera, Bruce Willis aporta su socarronería habitual a un personaje fracasado, que encuentra una última oportunidad de redimirse y demostrar su valía. Tiene como contrapunto humorístico al rapero Mos Def, en un papel de charlatán desmesurado que recuerda a Eddie Murphy en Límite 48 horas o Shrek, donde el actor ponía la voz a Asno. David Morse, secundario de lujo en películas como Bailar en la oscuridad o La milla verde hace creíble el papel del villano.

6/10
Timeline

2003 | Timeline

El joven Chris se integra en el equipo de arqueólogos de su padre, el profesor Edward Johnson, que trabaja para desenterrar unas ruinas del siglo XIV. Pero Chris descubre un mensaje de ayuda de su padre, cuando entra con otros estudiantes y el profesor adjunto en una sala que lleva cerrada seiscientos años. Para resolver el misterio, los chicos viajan al último sitio donde saben que acudió el profesor, la sede de ITC, la corporación que financiaba el proyecto, donde se ha inventado una máquina del tiempo que ha enviado a Johnson a la Edad Media. Chris y sus compañeros se ofrecen voluntarios para una expedición de rescate. El veterano director de Superman y la saga de Arma Letal, Richard Donner, adapta una exitosa novela de Michael Crichton. Al igual que en Parque Jurásico, la novela más conocida de este autor, las teorías científicas y la ciencia ficción se mezclan con un argumento propio del cine fantástico y de aventuras. Parece que el cineasta no ha contado con un presupuesto demasiado holgado, por lo que le ha quedado una cinta con factura propia de serie B, en la que ha concentrado sus escasos recursos en la secuencia del asedio a un castillo, donde intervienen multitud de extras. Está protagonizada por Paul Walker, que adquirió cierta popularidad con las dos entregas de A todo gas.

5/10
Arma letal 4

1998 | Lethal Weapon 4

Cuarta entrega de las aventuras de la famosa pareja de policías Riggs y Murtaugh. Richard Donner y su guionista Channing Gibson elaboran una trama sencilla, pero algo diferente a la típica y manida trama de acción. Un grupo de la mafia china trae compatriotas ocultos en cargueros, para usarlos como mano de obra barata; sí, el tráfico de esclavos continúa a las puertas del tercer milenio. La historia se entrelaza con algunas consideraciones sobre el tiempo, que pasa: Murtaugh va a ser abuelo y Riggs debe sentar la cabeza para asumir su paternidad. La serie siguió disfrutando de buen estado de salud. Diálogos y bromas son graciosos, y las secuencias de acción son de antología. Al espectacular reparto que ya es tradicional (Mel Gibson, Danny Glover, Rene Russo, Joe Pesci) se unen en esta ocasión el divertido actor negro Chris Rock y, como villano de turno, el especialista en artes marciales Jet Li. Donner evita los caminos más trillados del género de acción, dándole una nueva vuelta de tuerca. Y ofrece entretenimiento en estado puro.

5/10
Conspiración

1997 | Conspiracy Theory

Jerry es un excéntrico y algo paranoico taxista de la ciudad de Nueva York, que aburre a sus clientes con sus historias acerca de la existencia de tremendas conspiraciones para dominar el mundo. Sólo una persona parece escuchar sus fabulosos relatos: Alice (Julia Roberts), una abogada del departamento de justicia. Un descubrimiento de Jerry hará que ambos se vean perseguidos por un grupo de agentes de la CIA. Partiendo de un original planteamiento, algo humorístico, Richard Donner (Superman, Arma Letal, Asesinos...) nos introduce en un espléndido thriller en el que la acción y el suspense están garantizados. El ritmo es sobresaliente y la pareja protagonista realiza una magnífica interpretación: Donner sabe aprovechar la química existente entre los dos astros de la pantalla.

7/10
Asesinos

1995 | Assassins

Película al servicio del lucimiento de sus dos interpretes principales, Sylvester Stallone y Antonio Banderas. Nos narra el enfrentamiento entre dos asesinos profesionales, que tiene su origen en un oscuro caso de fraude informático. Se trata de un duelo entre titanes, pues ellos son los mejores en su "especialidad". Tiros, explosiones y persecuciones componen el hilo argumental de este film. Richard Donner dirige eficazmente este thriller de acción. Loable es el esfuerzo de Sylvester Stallone de alejarse de los papeles de Rocky y Rambo, que tanta fama le dieron en su día; y Antonio Banderas, consigue subir un peldaño más en el mundo de Hollywood. Destacable es también la interpretación de Julianne Moore. Estamos ante una eficaz película la de acción, que en especial hará las delicias de los "fans" de Stallone.

4/10
Maverick

1994 | Maverick

Versión para la pantalla grande de una vieja serie televisiva, a ejemplo de otros filmes como El fugitivo o La familia Adams. En esta ocasión estamos ante una parodia inteligente de un género cinematográfico: el western. Y nadie mejor que el guionista William Goldman para abordarla con ingenio. Ya acertó en el desarrollo narrativo de La princesa prometida, donde hacía reír con su tratamiento del género principesco de capa y espada. Nada que ver, por supuesto, con las ideas bufonescas de, por ejemplo, las parodias de Mel Brooks. Bret Maverick (Mel Gibson) se prepara para asistir a una gran competición de jugadores de póker. En su camino se cruza con Anabelle Bradsford (Jodie Foster), una gran jugadora a la que gusta hacerse la ingenua, y con un representante de la ley (James Garner). La trama es tan sencilla como esto, y sin embargo, el guión basado en un largo flash-back es ingenioso, las peripecias que conducen a la gran partida de cartas están bien medidas, el final que parece no tener final es un alarde que no cae por derribo... Quizá podría criticarse una excesiva presencia de Goldman. El que conozca la trayectoria del prestigioso guionista le descubrirá con facilidad en prácticamente cada gag del film. Maverick es una película ligera, de tramposos que se engañan unos a otros. Ejercicio inútil sería tratar de encontrar en ella grandes planteamientos. Es un espectáculo destinado a entretener, con las dosis adecuadas de acción, humor y romanticismo. Aunque en este último aspecto, la relación Maverick-Anabelle es frívola, hecha de chistes fáciles. A pesar de que ironiza sobre las películas del oeste ‑tópicos sobre los indios, la aparente valentía del protagonista, el modo de enfrentarse a la muerte, los típicos matones, los jugadores‑, también les rinde homenaje. Ello es evidente en una secuencia de acción muy bien rodada, tomada de La diligencia de John Ford, que combina también elementos de En busca del arca perdida de Steven Spielberg; no es una mera repetición, desde luego, y hay que reconocer su mérito a Richard Donner, un aceptable director de películas populares (Superman, Arma letal, La profecía), que aquí pone su listón personal un poco más alto. Mel Gibson está perfecto en su papel protagonista, y se le ve como pez en el agua a la hora de demostrar sus dotes cómicas. Más discutibles son los logros de Jodie Foster, demasiado marcada como actriz dramática, y que no acaba de convencer en comedia; también falta algo más de cancha a su personaje. Los demás actores están bien. Inmersos en un escenario impecablemente diseñado, destaca el gran barco donde se desarrolla la partida decisiva. Quizá éste es uno de los aspectos en que hay que felicitar a Goldman y Donner. La secuencia de la partida está perfectamente hecha. En muy pocas ocasiones el cine había logrado transmitir tan eficazmente la sensación de que uno se está jugando verdaderamente todo a una única carta.

6/10
La fuerza de la ilusión

1992 | Radio Flyer

Dos hermanos intentan escapar con su imaginación de los malos tratos que sufren por parte de su padrastro. Para ello piensan en personajes ficticios (Simbad, Frankenstein) y creen poder volar con una vieja vagoneta. Producida por Michael Douglas, con una obra maestra musical de Hans Zimmer y narrada por Tom Hanks, la película tiene un tono nostálgico que recuerda a las películas creadas por Spielberg en los años 80, donde los jóvenes vivían increíbles aventuras en barrios residenciales. Si algo sobresale en el film es la creación del personaje del padrastro como un monstruo irreal, gracias a las luces y sombras del director de fotografía László Kovács: el hombre llega a casa en un camión rugiente, muestra una lata de cerveza en su mano y el castigador cable de la luz en la otra, y siempre es visto por los ojos infantiles de sus víctimas de cintura para abajo.

6/10
Arma letal 3

1992 | Lethal Weapon 3

Tercera entrega de las desventuras de dos policías muy diferentes. Riggs (Mel Gibson) va a tener ocasión de conocer a una chica policía casi tan alocada y amante de la acción como él: Lorna Cole, a la que insufla carisma y encanto Rene Russo. Habrá naturalmente idilio, aunque Riggs siga amando y añorando a su querida esposa fallecida. Se añadieron efectos especiales espectaculares, como el derribo completo de un edificio de un montón de plantas (se aprovechó que ese edificio debía ser derruído). El film recaudó todavia más que sus predecesoras. Al igual que sus anteriores, vuelve a dirigir, Richard Donner.

6/10
Historias de la cripta

1989 | Tales from the Crypt | Serie TV

Versión televisiva de la fórmula del legendario cómic homónimo, publicado por la editorial EC, que hizo furor en los años 50 en Estados Unidos. Un siniestro personaje, el Guardián de la Cripta presentaba, con su sarcástico sentido del humor, relatos de terror autoconclusivos.  Algunos episodios fueron dirigidos por directores de prestigio, como Robert Zemeckis o Richard Donner. Dio pie a largometrajes como Caballero del diablo o El Club de los vampiros.

6/10
Arma letal 2

1989 | Lethal Weapon 2

Secuela de Arma letal que protagonizaron Mel Gibson y Danny Glover. Aunque Riggs se ha vuelto más estable, y Murtaugh parece más hecho a la acción, todavía distan de haber alcanzado la armonía absoluta como compañeros. Ello se pone de manifiesto cuando les toca proteger a Leo Getz, testigo clave en un proceso contra la mafia, y que está en el programa de protección oficial. Joe Pesci como Leo aportó un punto más de risas y disparate a la serie. El film tuvo más éxito en taquilla que su precedente.

5/10
Los fantasmas atacan al jefe

1988 | Scrooged

Frank Cross (Bill Murray) es un insensible tirano del mundo de la comunicación. No le ha sido fácil escalar hasta su posición, pero una vez que se ha convertido en el presidente más joven de una compañía de televisión, ha olvidado cualquier escrúpulo. Es un déspota, un egoísta, un cínico y un ruín. Todos lo saben, pero nadie puede hacerle frente. Sólo sus fantasmas más cercanos pueden darle una buena lección. Tres divertidos seres espectrales que le harán recapacitar en su forma de ser. Tanto que recupera al amor de su vida (Karen Allen) y, en un tono decididamente alegre, se pone a cantar con todo el reparto "Put a Little Love in Your Heart". Versión megamoderna, optimista y divertida del clásico "Cuento de Navidad", escrito por Charles Dickens. El cine fue muy proclive a llevar esta deliciosa historia a la pantalla, y desde los primeros tiempos se rodaron versiones en Inglaterra (1901 y 1908), Estados Unidos (1910 y 1912) e Italia (1910). Así hasta llegar a las versiones sonoras, acaso la más célebre de todas ellas fuese el musical Muchas gracias, Mr. Scrooge (1970). El personaje interpretado por el histriónico Bill Murray le viene como anillo al dedo. Llena de situaciones cómicas y excéntricas, con persecuciones y desternillantes luchas entre el mundo real y el de los espíritus. Nominada al Oscar por el maquillaje de Tom Burman y Bari Dreiband-Burman. Sorprendente en todo momento.

5/10
Arma letal

1987 | Lethal Weapon

Martin Riggs es un alocado policía, muy afligido desde que murió su esposa. Será asignado como compañero de Roger Murtaugh, un hombre con una entrañable familia, tranquilo, cuya aspiración es llegar a la jubilación sin contratiempos. Ambos forman una explosiva y complementaria pareja, que se enfrenta a un complicado caso que empezó con un aparente suicidio. La mezcla explosiva de acción y comedia fue un éxito rotundo. Había nacido una pareja con gancho: Mel Gibson y Danny Glover. El film obtuvo una nominación a los Oscar al mejor sonido.

6/10
Lady Halcón

1985 | Lady Hawke

Durante una época de magia y aventuras se desarrolla una leyenda heróica y sobrenatural. El Obispo de Aquila lleva a cabo una diabólica venganza, puesto que, a consecuencia de una traición, jura impedir el amor de Navarre (interpretado por Rutger Hauer) e Isabel (interpretada por Michelle Pfeiffer). Tras apoderarse de las fuerzas del mal, lanza sobre la pareja un temible hechizo: ella se convertirá en halcón durante el día y él en un acechante lobo gris por la noche. Aunque el resto de su existencia lo pasan juntos, nunca pueden verse, pues no llegan a coexistir como seres humanos. Encontrarán un inesperado aliado, un joven llamado Philippe (interpretado por Matthew Broderick), que hará todo lo posible por ayudarles a encontrar un antídoto que frene la maldición del obispo. El excelente realizador Richard Donner (Los goonies, Arma letal, Maverick) consiguió uno de sus mejores títulos con este hermoso cuento lleno de fantasía, que recuerda los mejores relatos infantiles. Está realizado de una forma muy imaginativa y evocadora. El reparto es de excepción. El actor holandés Rutger Hauer triunfó en Estados Unidos en títulos como éste y la mítica Blade Runner. Michelle Pfeiffer se hallaba en el inicio de una carrera fulgurante que incluiría grandes éxitos como Las amistades peligrosas o Los fabulosos Baker Boys). Por su parte, el jovencísimo Matthew Broderick había obtenido un gran éxito por su interpretación en Juegos de guerra. La sugestiva fotografía es obra de todo un mito, Vittorio Storaro, uno de los mejores en su campo, autor de obras como Apocalypse Now.

6/10
Los Goonies

1985 | The Goonies

Una pandilla de grandes amigos busca un apetecible tesoro escondido. Es la única manera a su alcance para intentar permanecer unidos, pues el cochino dinero obliga a los padres de dos del grupo a mudarse de casa. De este modo, podrían resolver estos problemas pecuniarios si encuentran el susodicho tesoro en una cueva llena de peligros. Película de aventuras producida por Steven Spielberg y que apasionó a todos los jóvenes de una generación que siempre soñaron con tener un grupo de amigos como los protagonistas. Tiene momentos al más puro estilo Indiana Jones. Dirige Richard Donner, que también trató el mundo de la infancia en la muy estimable La fuerza de la ilusión.

6/10
Su juguete preferido

1982 | The Toy

Esta película explota con eficacia la probada habilidad de Richard Pryor para la comedia. Un periodista en paro (Richard Pryor), tras buscar inútilmente un puesto de trabajo, decide ser contratado como guardia nosturno en unos grandes almacenes. Todo cambiará para él cuando el hijo pequeño del dueño, que puede elegir el juguete que quiera de cuantos hay en la tienda, se encapricha de mala manera con el guardia nocturno. Previo soborno, el joven periodista accederá a ser el juguete del niño durante una semana de vacaciones. Graciosa y entretenida película familiar, en la que el todoterreno Richard Pryor (No me chilles que no te veo) demuestra su capacidad de hacer reír a grandes y pequeños. Richard Donner (Arma letal, Maverick) apuntaba ya muy buenas maneras en el terreno de la comedia de acción. Ideal para toda la familia.

4/10
Max's Bar

1981 | Max's Bar

Película arrebatadoramente nostálgica, con Barry Levinson de coguionista y Richard Donner tras la cámara. Narra la amistad entre Rory, un tipo que compra el bar del título tras haber intentado suicidarse, y el camarero Jerry, quien aspiraba a ser jugador de baloncesto pero vio malograda su carrera por una lesión de tobillo. El local está próximo a un hospital que atiende a los amigos tullidos, además de a algunos clientes del bar, como el trío que conforman un ciego, un tipo en silla de ruedas, y otro con garfios en el lugar de las manos. Se trata de un canto a la camaradería, bien subrayada por la gran partitura musical de John Barry. Lo que no impide el realismo, no todo es 'color de rosa': hay dificultades en el terreno sentimental -la yonqui que se prostituye, la camarera que teme una relación con un lisiado- y la lealtad que se supone pareja a la amistad se ve puesta a prueba. Además, es eficaz el simbolismo de los "tullidos", hay lesiones del espíritu más graves que las físicas.En el reparto puede verse a Harold Russell, el lisiado de guerra que encandiló al público en Los mejores años de nuestra vida. Mientras que Diana Scarwid consiguió ser nominada al Oscar como mejor actriz de reparto.

6/10
Superman

1978 | Superman

¿Es un pájaro? ¿Es un avión? No, es Superman, el hombre de acero. El planeta Kripton se muere, pero un niño sobrevive gracias a que sus padres lo mandan a la Tierra. Allí crece con su familia adoptiva bajo la identidad de Clark Kent. Pronto se manifiestan sus superpoderes, que usará, por supuesto, al servicio del bien. Lo malo es que Lex Luthor, un villano que conoce su punto débil (la kriptonita), le complica la vida. Adaptación a la pantalla del clásico superhéroe de DC Comics. Christopher Reeve (antes de sufrir su desgraciada lesión) dio vida al héroe que, recordaba, “ha sido una figura muy importante en nuestra cultura. En los años 30 era un rayo de esperanza durante la Depresión. En los 40, los soldados leían en la trincheras el cómic como apoyo moral. En los 50 y 60 era un gran héroe para tiempos difíciles. Y en los 70 y 80 era una figura romántica y un amigo”. El film tiene un poco de todo: acción, amor, humor y lucha entre el bien y el mal, todo ello en dosis equilibradas. Los secundarios están muy bien, comenzando por el gran Gene Hackman, aquí en el histriónico rol de Lex Luthor.

6/10
La profecía

1976 | The Omen

Tras la trágica muerte de su hijo recién nacido, el diplomático norteamericano Robert Thorn (Gregory Peck) se siente incapaz de darle la mala noticia a su mujer Katherine (Lee Remick). En su lugar, decide adoptar a un huérfano, al que aceptan como si fuera su hijo, a pesar de que no sabe nada sobre los detalles de su nacimiento, que permanecen en el más oscuro secreto. En un principio, todo va bien, pero según Damien va creciendo, empieza a dar muestras de que no es un chico corriente. Paralelamente, un grupo de personas comienzan a investigar el origen del chico, pero todos fallecen en misteriosas circunstancias. Mientras suceden todo tipo de sucesos sobrenaturales, Robert Thorn comienza a sospechar de la presencia del diablo tras la inocente cara del niño, marcado por los números 666. Sin embargo, varios sicarios del diablo le protegen, y sólo existe un arma en la Tierra capaz de acabar con su vida. Uno de los clásicos del cine de terror, que recrea libremente las profecías del libro del Apocalipsis sobre el Anticristo, consiguiendo un ambiente sugestivo. El veterano Gregory Peck (Matar a un ruiseñor) es el actor perfecto para encarnar al diplomático que debe afrontar el asesinato de su propio hijo, debido a que se trata del Anticristo.

7/10
El hombre de los seis millones de dólares

1974 | The Six Million Dollar Man | Serie TV

Steve Austin, piloto, sufre un accidente durante un vuelo experimental. Entre otras cosas deben amputar las dos piernas, y el brazo derecho. Además pierde la visión de un ojo. Pero gracias a los avances de un proyecto de investigación biónica, se le trasplantan miembros biónicos que sustituyan los perdidos, por un coste de seis millones de dólares, de ahí el título de la serie.La gracia estaba en que Steve, gracias a sus nuevas piernas, brazo y ojo tiene una fuerza, velocidad y visión superiores, y el hombre, agradecido, decide poner estos dones al servicio de su país, actuando como agente. La serie tuvo un enorme éxito, por lo que estuvo en antena seis temporadas. Especialmente memorable fue el episodio sobre la legendaria criatura de Bigfoot. Protagonizó Lee Majors.

6/10
Las calles de San Francisco

1972 | The Streets of San Francisco | Serie TV

Serie televisiva policiaca, que emparejó a dos grandísimos actores, Karl Malden, el veterano inspector viudo Mike Stone, con su característica gran nariz, y Michael Douglas, su jovenzuelo socio Steve Keller, enérgico, universitario y sin experiencia. Ambos investigan y resuelven casos de homicidio, con Stone proyectando sobre Keller una especie de sombra paterna. Las calles de San Francisco tuvo un gran éxito, de hecho se emitió a lo largo de cinco temporadas. Pero le pesó la marcha de Michael Douglas, que ganó un Oscar como productor de Alguien voló sobre el nido del cuco, y emprendería una sólida carrera de actor de cine. Quedan en el imaginario las persecuciones en las célebres cuestas empinadísimas de las calles de San Francisco.

6/10
Cannon

1971 | Cannon | Serie TV

Intensa serie de éxito norteamericana con un detective como protagonista, interpretado por el actor de cara de pocos amigos William Conrad. Procedente del departamento de policía de Los Ángeles, el detective Frank Cannon cobra altos precios a los clientes que se lo pueden permitir y muy bajas o inexistentes a los que no tienen medios económicos. La serie conoció cinco temporadas y por ella fueron apareciendo diversos actores invitados, luego muy conocidos, como Tom Skerritt, Shelley Duvall o Martin Sheen.

5/10
Sam Cade

1971 | Cade's County | Serie TV

Serie norteamericana que homenajea con nostalgia a los tiempos del viejo oeste. La historia sigue el trabajo y las vicisitudes de un sheriff de una pequeña población del sur de California llamada Madrid. El protagonista está encarnado por uno de los más carismáticos actores del Hollywood clásico, Glenn Ford. La serie se mantuvo en antena durante una temporada, que constaba de 24 episodios de una hora de duración. La música es del gran Henry Mancini (Desayuno con diamantes).

5/10
Twinky

1970 | Twinky

Una de las primeras películas de Richard Donner (sagas de Superman y Arma letal), curtido previamente en numerosas series televisivas. Sigue a un escritor de novelas pornográficas de mediana edad, que se enamora de una colegiala, con la que al final se acabará casando. Pronto podrá verse que la diferencia de años es demasiado grande, sus gustos no coinciden en casi nada. El irregular film contiene varios pasajes tragicómicos, y permite ver a Charles Bronson en un papel verdaderamente inusual; le da réplica una Susan George que entonces contaba 18 años.

4/10
Las aventuras de Jim West

1965 | The Wild Wild West | Serie TV

Imaginativa y singular serie estadounidense que se emitió durante cuatro temporadas, entre 1965 y 1969. Los capítulos duraban 60 minutos y mezclaban la comedia fantasiosa con el western de acción. Años más tarde la misma historia sería llevada a la pantalla en forma de largometraje con el título original de Wild Wild West, con protagonismo para Will Smith y Kevin Kline. Desde luego la película funcionó peor que la serie, que estaba protagonizada por dos amigos, Jim West y Artemus Gordon, que luchaban en tiempos del general Ulysses S. Grant contra los maléficos planes del pequeño Dr. Loveless. Lo más característico era que los protagonistas viajaban en un sofisticado ferrocarril y que inventaban raros artefactos para salvar al mundo. Los actores eran simpáticos y las tramas muy entretenidas.

6/10
El fugitivo (1963)

1963 | The Fugitive | Serie TV

Una de las series míticas de la televisión estadounidense, que se exportó a todo el mundo. Emitida en EE.UU. entre 1963 y 1967, sería objeto de un remake cinematográfico protagonizado por Harrison Ford treinta años después. La serie pivota sobre la premisa del asesinato de la esposa del doctor Richard Kimble en enigmáticas circunstancias. Todas las pruebas apuntan a la culpabilidad de Kimble, que se ve obligado a emprender la huida, pisados sus talones muy de cerca por su implacable perseguidor, el 'perro de presa' Philip Gerard, teniente de la policía. La idea, por supuesto, es jugar con la bondad del protagonista, que debe averiguar la verdad, mientras ayuda a la gente que se va encontrando en su camino, en contraposición a su antagonista, un tipo honrado pero que está en el error. En esta serie se bregaron directores luego famosos como Richard Donner o Sydney Pollack. También contó con ilustres figuras invitadas, entonces no muy famosas, como Robert Duvall.

7/10
Wanted: Dead or Alive

1958 | Wanted: Dead or Alive | Serie TV

Ésta es la serie de la pequeña pantalla que puso en órbita Steve McQueen. El actor rubio da vida al cazarrecompensas Josh Randall, quien inicialmente era un personaje que apareció en un par de episodios de la serie-western Trackdown, y que tuvo tan buena acogida que dio paso a este spin-off, donde todo el protagonismo era para él. La serie estuvo viva a lo largo de 73 capítulos, entre 1958 y 1961. La clave era que, a diferencia de otros trabajadores del “sector”, Randall demostraba tener un corazón de oro, pues la mitad de las recompensas la destinaba a obras de caridad.

6/10
El hombre del rifle

1958 | The Rifleman | Serie TV

Serie televisiva en formato de western familiar, gran éxito a finales de los 50, y que conoció cinco temporadas. Sigue en Nuevo México a Lucas, un ranchero viudo con un hijo de doce años, que debe compatibilizar su trabajo con el mantenimiento del orden en la zona, pues el sheriff local no da abasto. Le sirve de ayuda su Winchester especial. Entre los guionistas de la serie figura el nombre de Sam Peckinpah, que luego sería un importante revisionista del género. Y como rostro emblemático, está Chuck Connors, que aunque tuvo una larga carrera en tele y cine debe su popularidad sobre todo a esta serie.

6/10
Perry Mason

1957 | Perry Mason | Serie TV

Exitosa serie televisiva que se mantuvo nueve años en antena, que cuenta con uno de los detectives más famosos y leídos de la historia, creado por el escritor Erle Stanley Gardner. El imponente Raymond Burr (Gardenia azul) se encargó de meterse en la piel de Perry Mason. En realidad Perry Mason no es detective, sino abogado, pero ha de enfrentarse con una multitud de casos criminales, a cual más enrevesado, y sus métodos de investigación y acción lo emparejan con otras personalidades célebres de la novela negra, como Sam Spade o Philip Marlowe. Y que el modo que emplea Mason para defender a su cliente es descubriendo al verdadero criminal.

6/10
Historias de la cripta

1989 | Tales from the Crypt | Serie TV

Versión televisiva de la fórmula del legendario cómic homónimo, publicado por la editorial EC, que hizo furor en los años 50 en Estados Unidos. Un siniestro personaje, el Guardián de la Cripta presentaba, con su sarcástico sentido del humor, relatos de terror autoconclusivos.  Algunos episodios fueron dirigidos por directores de prestigio, como Robert Zemeckis o Richard Donner. Dio pie a largometrajes como Caballero del diablo o El Club de los vampiros.

6/10

Últimos tráilers y vídeos