IMG-LOGO

Lista de cine

Las mejores series para ver en familia

Seleccionamos un conjunto de series que pueden ser adecuadas para ver en famiia.

Conviene tener en cuenta que algunas pueden no ser para los más pequeños, y que en una serie con muchas temporadas puede haber ocasionalmente capítulos apropiados para un público más adulto, pero pensamos que los títulos que recogemos pueden ser de utilidad.

Las mejores series para ver en familia
(2018) Serie TV | 525 min. | Aventuras | Ciencia ficción
Un futuro cercano. Tras una catástrofe, los gobiernos de la Tierra seleccionan a varias familias para viajar a bordo de la astronave Resolute, con el objetivo de colonizar el sistema solar Alfa Centauri. Pero antes de llegar, se produce una situación de emergencia, por lo que los cinco miembros de la familia Robinson son lanzados en una cápsula a un planeta congelado, donde su vehículo se hunde en el hielo y la madre resulta herida. Netflix apuesta fuerte por las series futuristas, como Star Trek: Discovery, y The Expanse. Ahora, la plataforma de contenidos revisa la serie homónima del maestro del cine catastrófico Irwin Allen (productor de El coloso en llamas y director de Más allá del Poseidón), emitida entre 1965 y 1968, sin demasiado éxito, aunque se fue convirtiendo en objeto de culto con los años tras las sucesivas repeticiones. Considerada una de las más influyentes de la historia catódica, se inspiraba en la novela “La familia Robinson suiza”, escrita en 1812 por Johann David Wyss, aunque el texto se traslada al terreno de la ciencia ficción. Dio lugar a una versión cinematográfica de 1998, que no acabó de triunfar. En principio no pintaba bien que los máximos responsables fueran Matt Sazama y Burk Sharpless, guionistas de títulos tan prescindibles como El último cazador de brujas o Dioses de Egipto. Por suerte han encontrado su camino, con un tono familiar que recuerda al de las entrañables películas “toleradas para todos los públicos”. Además, logran un ritmo muy ágil, y cuenta con un guión que dosifica a base de flash-backs los datos que el espectador debe saber, y con unos efectos visuales que no tienen que envidiar a los de las grandes superproducciones, por ejemplo en lo relativo al robot que se hace amigo de Will, el menor de los hijos, desde el primer episodio. Se describe con enorme tridimensionalidad y humanidad a los personajes, sobre todo a los protagonistas, una familia normal con sus conflictos, pues los padres estaban separados antes de embarcarse en el viaje conjunto, y se produce alguna situación de tensión que con buena voluntad se puede superar. Pero también la villana, la doctora Smith, que está interpretada por Parker Posey (vista en títulos como Scream 3 o Blade: Trinity), actriz que roba la función. Para adaptarse a los gustos del siglo XXI, añade al original que los protagonistas están rodeados de personajes de numerosas etnias, y que los personajes femeninos –sobre todo el de Posey– tienen mayor importancia. Aunque sólo pretenda ser una producción de aventuras, tiene cierto fondo, en torno a la importancia de la unidad familiar, el sacrificio y el valor del perdón.
7/10
(2019) Serie TV | 510 min. | Aventuras | Fantástico
Precuela de Cristal oscuro, la exitosa cinta dirigida en 1982 por Jim Henson y Frank Oz. La acción tiene lugar en el mundo de Thra, iluminado por tres soles, donde los skeksis, una raza de carroñeros regidos por skekUng el emperador, custodian el cristal que les ha sido confiado para mantener el equilibrio del planeta, pero oprimen a varios clanes de gelflings, criaturas bondadosas de menor tamaño que viven en sociedades matriarcales. Tras perder a su amada, uno de estos últimos, Rian, descubrirá que los skeksis planean drenar a sus congéneres, para destilar su esencia, que les permite alcanzar la inmortalidad. Acabará uniéndose a la subterránea Deet, y a la noble Brea, en una aventura para concienciar a los suyos de lo que ocurre. Supone su principal acierto no haber sucumbido a las presiones de la era de los gráficos por ordenador, recurriendo nuevamente (pese a que no están muy de moda) a marionetas como las del original, que mantienen el encanto de los productos en los que estuvo al frente el creador de Los teleñecos, aunque ahora se aprovechen las nuevas posibilidades tecnológicas puntualmente, para efectos visuales. Louis Leterrier (director de Ahora me ves…) está al frente de esta producción, demostrando que ha captado el espíritu del ilustre artesano Henson, aunque mantiene su lado oscuro, pues al igual que ocurría con el largometraje, el relato no parece demasiado apropiado para los más pequeños, sino que más bien va destinado a los apasionados de la literatura de J.R.R. Tolkien e incluso a los fans de Juego de tronos. Desarrolla muy bien el universo y la mitología sugeridos por la cinta de 1982, con guiones bien trabajados, que dan pie a momentos memorables. Riza el rizo el capítulo siete, cuando se desarrolla la historia de Thra a través de títeres que mueven a otros títeres. Los protagonistas tienen una enorme expresividad, y logran humanidad pese a sus peculiares aspectos. La serie advierte sobre la importancia de cuidar el medio ambiente, para lo que resultaría necesario estar muy atento a los mensajes que lanza nuestro entorno, aunque también se habla mucho del peligro del racismo, cuando algunas razas por motivos determinados se sienten superiores a otras.
6/10
(2016) Serie TV | 410 min. | Fantástico | Thriller | Ciencia ficción
Una serie intrigante de Netflix creada por los hermanos Matt y Ross Duffer (Wayward Pines), directores junto a Shawn Levy (Noche en el museo), con aires decididamente spielbergeanos. Ambientada en los 80, abundan los guiños y citas explícitas a la cultura pop de entonces, o sea Star Wars, El Señor de los Anillos, las novelas de Stephen King... La acción transcurre en Hawkings –sin duda un homenaje al astrofísico con ELA–, un pueblecito de Indiana. Cuatro amigos han pasado una noche estupenda de juego rolero, pero hay que volver a casa, y uno de ellos, Will, desaparece misteriosamente, para desesperación de su hermano mayor Jonathan y su madre, separada, Joyce. Al mismo tiempo, una extraña niña con el pelo rapado, Eleven, aparece en el horizonte y la esconden los chicos de la pandilla. Todo apunta a que forma parte de los experimentos que realizan en una zona restringida los responsables de un Departamento de Energía, para crear el arma perfecta para combatir a los soviéticos, son aún los años de la Guerra Fría. Aunque en el camino han abierto la puerta a un inframundo poblado de terroríficas criaturas. Se trata de un entretenimiento de primer orden, donde la influencia de Steven Spielberg se detecta a cada minuto, hay huellas entre otras de Encuentros en la tercera fase, Poltergeist, E.T., el extraterrestre, Los Goonies... Y se juega en la narración con chavales más jóvenes, otros de instituto con sus romances, familias desestructuradas, algunos padres que no se entera de qué va la fiesta, las promesas mas sagradas de tu vida, fríos agentes gubernamentales... Como hacía J.J. Abrams en El despertar de la fuerza, reinventando y volviendo a hacer de algún modo La guerra de las galaxias que ya estaba hecha, aquí tenemos un uso imaginativo y talentoso de elementos conocidos. El reparto cumple con los arquetipos de sus personajes, donde se concede a los jóvenes más personalidad y capacidad de actuar, entre los adultos los más relevantes son la madre de Will, Winona Ryder, el jefe de la policía local, David Harbour, y el villano científico Matthew Modine.
6/10
(2020) Serie TV | 550 min. | Cómic | Acción | Fantástico
Tras el asesinato de su marido, Nina se muda con sus tres hijos, los adolescentes Tyler y Kinsey, y el pequeño Bode, a Key House, el caserón que pertenecía a la familia del fallecido, en Nueva Inglaterra. Mientras juega, Bode descubrirá que el inmueble oculta una serie de llaves con propiedades asombrosas; una de ellas se puede usar en cualquier puerta para viajar a lugares que el usuario conozca previamente, otra controla el fuego, y una de ellas permite entrar en la cabeza de quien la utilice. Pero se las quiere arrebatar una extraña mujer que vive en el pozo… Adaptación en formato de serie del cómic creado por el escritor Joe Hill, el hijo más avispado de Stephen King, con ilustraciones de Gabriel Rodríguez, que ya dio lugar en 2011 a un piloto fallido, dirigido por Mark Romanek, con Miranda Otto como protagonista, que se distribuyó como telefilm. Se mantiene el arco argumental, si bien se ha suavizado el tono terrorífico, y se han eliminado detalles escabrosos, para dar lugar a un producto para toda la familia, se nota que se quiere seguir el sendero de Stranger Things, y por tanto se evoca como en aquella a las producciones de corte fantástico producidas por Steven Spielberg en los 80. Esto puede decepcionar a los apasionados del original, pero amplía el potencial público. Están al frente de la ficción Carlton Cuse, uno de los artífices de Perdidos, y Meredith Averill, que estuvo detrás de La maldición de Hill House. Han recurrido a directores como Vincenzo Natali (Cube), que dirige los mejores capítulos, más centrados en el mundo de fantasía. Los diez capítulos de la primera temporada se articulan en torno a las dificultades de los protagonistas para afrontar la pérdida del cabeza de familia, y los sentimientos de culpa que les invaden. La magia de las llaves está bien resuelta, con un diseño de producción atractivo y correctos efectos visuales. Del reparto, sobresale el pequeño Jackson Robert Scott, que dio vida a Georgie en It (de Andy Muschietti, que figura aquí como productor) como el inocente pero lleno de energía Bode. Su trabajo está por encima de los únicamente correctos Connor Jessup (American Crime) y Emilia Jones (Ghostland), que encarnan a sus hermanos, o de Darby Stanchfield (conocida como jefa de personal en Scandal). También aprovecha el atractivo de su papel la poco conocida Laysla De Oliveira (que rodó para Netflix con Natali En la hierba alta) como la chica del pozo, villana de la función.
6/10
(2019) Serie TV | 0 min. | Ciencia ficción | Drama
No es fácil educar a un niño de siete años, menos si acaba de perder a su padre en extrañas circunstancias. La cosa se complica aún más si descubres de la noche a la mañana que tiene superpoderes. Esto es lo que tienen que afrontar Nicole y su hijo Dion, porque levantar cosas con la mente, invisibilidad... son capacidades que requieren aprendizaje y dominio, pues podrían convertirse en algo muy peligroso para el propio chico y también para los que le rodean. Sobre esta sencilla trama creada por Carol Barbee y Dennis Liu –la primera responsable de series como Falling Skies y Jericho– se entrelazan las historias de los protagonistas en la vida ordinaria –en casa, en el colegio, al que acaba de cambiarse Dion, con la familia, en el trabajo de su madre–, y otras de intriga como las posibles vinculaciones de la desaparición del padre con los superpoderes de Dion, o con una tormenta en la que el chaval ve “un hombre hecho de rayos”, o con el centro de investigaciones Biona, en el que trabajaba su padre y un amigo de este, su padrino. Se plantea la educación de los superpoderes en un niño para el que otras muchas cosas que está aprendiendo son nuevas y por tanto, los superpoderes son asumidos con naturalidad y como parte de un juego pero en el que distingue la ficción de la realidad. Al fin y al cabo, el autodominio es el mismo a la hora de trabajar los superpoderes que el que va perfilando la propia personalidad -como en la escena en que la madre le pone a prueba en una tienda de chuches donde debe luchar mentalmente entre lo que “puede” y “debe” hacer-. Da la impresión de que la serie quiere transmitir ideas que llegan a cargar un poco, apoyándose en un guión que no acaba de funcionar, y así se abordan el racismo –Dion es el único niño negro de su colegio–, la amistad más allá de las diferencias o las etiquetas puestas –como en el caso de la que llegará ser su mejor amiga, Esperanza–, la conciliación familiar y laboral. Le falta más vida propia al personaje de Dion.
5/10
(2017) Serie TV | 400 min. | Aventuras | Drama
Los tres hermanos Baudelaire, Violet, Klaus y Sunny, aún una bebé, reciben una dramática noticia: mientras ellos andaban de paseo sus padres han muerto en un extraño incendio provocado en la mansión familiar. Acaban bajo la custodia de su despótico tío, el conde Olaf, líder de una compañía de actores que sólo les aloja con la esperanza de quedarse con su herencia, y que les obligará a limpiar y cocinar, tratándoles de forma horrible. Nueva adaptación en forma de serie de la saga de siete libros creados por Lemony Snicket, pseudónimo de Daniel Handler, que ya dieron lugar al film protagonizado por Jim Carrey, dirigido en 2004 por Brad Silberling. Al tratarse de un realizador demasiado convencional, sus imágenes dejaban ganas de más, daba la impresión de que otro más imaginativo le habría sacado más tajada al material. Lo consigue Barry Sonnenfeld, al frente de esta producción de Netflix, que aprovecha muy bien que el texto mezcla elementos estrambóticos y humor irónico, muy en la línea de La familia Addams, que llevó al cine en dos entregas, de 1991 y 1993. Relato iniciático sobre los numerosos peligros que aguardan en el mundo al final de la infancia, todo está contado con enorme sutileza, y un fino distanciamiento a la hora de tratar temas difíciles, como la muerte. Los guiones reproducen en toda su extensión las novelas, que en largometraje habían tenido lógicamente que ser resumidas. El estilo visual recuerda mucho al universo de Tim Burton, con una fotografía que contrasta colores fuertes con fondos monocromos. Acompaña a las imágenes una banda sonora de James Newton Howard que les va al pelo. Está al frente del reparto un exageradísimo Neil Patrick Harris, que despliega todas sus dotes de showman para componer a Olaf. No desentonan los niños, Malina Weissman y Louis Hynes (Violet y Klaus), ni ilustres secundarios como Joan Cusack, una juez, o Alfre Woodard, la tía Josephine. Además, en todos los capítulos se agradece la aportación de Patrick Warburton, encarnando al autor, Snicket, y de Will Arnett y Cobie Smulders como progenitores de los Baudelaire.
6/10
(2017) Serie TV | 300 min. | Drama
Amable serie juvenil, con capítulos que no llegan a la media hora de duración. Sigue a los hermanos adolescentes Higley y Alex Woods, que quedan muy afectados por la muerte de su madre astronauta, cuando despegaba la nave que debía llevarla a la Luna. Alex desea honrarla postulándose para entrar en Greenhouse, una escuela de élite que en régimen de internado prepara a los líderes del mañana, como lo era su madre; y aunque Higley contaba con ampliar su habitación por la marcha de su hermano, al final ella también en Greenhouse. Alex formará parte de la casa de las Águilas, donde podrá demostrar sus habilidades con el baloncesto, y Higley de los Cuervos, más duchos en informática. Entretanto, un intruso irrumpe en el hogar de los Woods, y accede a los archivos del ordenador del padre, con misteriosas intenciones. Giora Chamizer versiona para Estados Unido su propia y exitosa serie en Israel Ha-Hamama, que combina las intrigas conspiratorias con las típicas rivalidades y enamoramientos entre adolescentes, un poco al estilo Harry Potter y otras series de colegios-internados, pero sin magia. Aunque es muy tipo “fórmula”, tiene su encanto y enganchará a los más jóvenes.
5/10
(2006) Serie TV | 275 min. | Animación | Comedia
Una granja llevada por un tipo solitario. Tiene un grupo de ovejas, entre las que destaca Shawn, y un fiel perro guardián. Cada episodio arranca de este escenario para desarrollar ideas variopintas que enseguida arrancan la carcajada.Divertidísima serie televisiva de animación británica, producción de Aardman, la misma compañía que ha dado joyas como Las increíbles aventuras de Wallace & Gromit o Chicken Run. Evasión en la granja. Detrás del planteamiento original se encuentra Nick Park, y los episodios son de apenas siete minutos. Desde los ejercicios gimnásticos a que es sometida una oveja para perder kilos en “En forma con Shaun”, al talento artístico para la pintura de “Este pintor es todo un primor”, pasando por el ingenio con que se atiborran de pizza en “Pizza para llevar”, o el enamoramiento canino de “Perro seductor, poco mordedor”, las risas están más que garantizadas. Como en otras creaciones de la casa, los personajes de plastilina están animados fotograma a fotograma por la técnica del stop-motion, y los diseños son geniales en su asumida sencilla ingenuidad. La serie fue premiada con el Emmy.
8/10
(1974) Serie TV | 1248 min. | Animación
Una de las series de animación más entrañables de todos los tiempos, magnífico ejemplo de los logros de Japón en este campo, y donde trabajó el mítico Hayao Miyazaki en el departamento artístico. Cuenta la historia de una niña huérfana, Heidi, que marcha a vivir con su huraño abuelo a las montañas de los Alpes. Allí se hace muy amigo de un chico pastor, Pedro, y de Clara, una chica paralítica, aunque también tiene que sufrir los rigores de la señorita Rottenmeyer. Era una gozada ver correr a Heidi por las praderas, disfrutar en plena naturaleza de los corderillos y demás animales, a la vez que se ganaba el corazón de todos los que tenía alrededor. Inolvidable tema musical con aquello de "Abuelito, dime tú...".
7/10
(1974) Serie TV | 1950 min. | Animación
Divertido anime japonés, coproducido por Alemania a Austria, que estaba en las antípodas de las series de dibujos animados que en esos momentos venían de Japón y triunfaban en todo el mundo. Mientras Heidi y Marco incitaban directamente a la lágrima, Vickie el Vikingo era una serie absolutamente desopilante, divertida y despreocupada, con simpáticos personajes y tramas de aventuras muy eficaces. La serie, que triunfó con más de 75 episodios, estaba basada en el personaje creado por el sueco Runer Jonsson. Contaba la historia de los habitantes de un pequeño poblado vikingo llamado Flake, en tiempos muy antiguos. Ahí vive el jefe Halvar, su mujer Ylva, su inteligente hijo Vickie, y la amiguita de Vickie, Ylvie. También están el enemigo de Halvar, llamado Sveen el Terrible, y otros muchos simpáticos personajes. Cuando los adultos se meten en problemas, siempre será la astucia del pequeño Vickie (cuya seña de identidad es que pensaba mientras se rascaba la nariz) la que les saque del atolladero.
6/10
(1975) Serie TV | 2600 min. | Animación
Simpatiquísima serie de animación nipona, basada en los cuentos del alemán Waldemar Bonsels. Sigue a la abeja Maya en su tarea de recolección del polen para fabricar miel en su colmena, lo que le permite abrir sus ojos a un mundo multicolor en compañía de su gran amigo el zángano Willi. Con grandes dosis de diversión, y valiosas moralejas para los niños, los distintos capítulos presentan aventuras y vicisitudes en compañía de otros insectos como el saltamontes sabihondo Flip, la araña Tecla, el escarabajo Kurt, la mosca Puck o el ratón Alejandro.
7/10
(1985) Serie TV | 598 min. | Animación
David es un viejo gnomo de 399 años de edad, que se conserva en plena forma. Continúa desempeñando su labor como médico, y acude allí donde se le necesita a lomos de su fiel amigo, el zorro Swift. Serie de animación creada en España, que adapta el libro 'Los gnomos', de los holandeses Will Huygen y Rien Poortvliet. Contiene mensajes positivos que tratan de promover el respeto por el medio ambiente y valores como la amistad y la justicia.
5/10
(1978) Serie TV | 650 min. | Histórico | Animación
Gran coproducción europea creada por el francés Albert Barillé. Su objetivo era divulgar los grandes acontecimientos históricos de forma atractiva para el público infantil. Repasa la historia del hombre desde la Prehistoria, hasta un hipotético futuro. En todos los episodios aparecían los mismos personajes, integrados en los diferentes momentos históricos. Se trata de El Maestro, el más representativo, cubierto por completo por una larga barba blanca, los bondadosos Pedro, Flor, el Gordo y María, y los malvados Tiñoso y El Enclenque. Estos últimos se caracterizaban por su nariz roja. También aparecía un reloj con ojos que informaba de la fecha en que transcurría lo que se estaba narrando. Su éxito propició varias continuaciones de desigual calidad: Érase una vez... el espacio, Érase una vez... la vida, Érase una vez... los inventores, Érase una vez... las Américas y Érase una vez... los exploradores.
6/10
(1993) Serie TV | 360 min. | Drama
Celia es una ingeniosa e imaginativa niña de clase media. Sus padres la llevan a un colegio de monjas, donde hace amigas con las que vive todo tipo de aventuras. Ella intenta ser buena, pero le cuesta mucho, porque tiende a realizar todo tipo de travesuras como subirse a la torre y en general a hacer todo tipo de cosas que contravengan las normas del centro. El veterano José Luis Borau adapta para la televisión la serie de novelas creada por Elena Fortún a finales de los años 20, consideradas clásicos de la literatura infantil española. Gracias a su eficiente puesta en escena y a que cuenta con un gran reparto, la serie fue todo un éxito. Aunque el sexto y último episodio acababa con la palabra "continuará", con idea de rodar más entregas, lo cierto es que nunca se pudo seguir con la producción.
6/10
(1981) Serie TV | 950 min. | Aventuras
Serie mítica de la televisión española, del especialista Antonio Mercero (Farmacia de guardia). Narra las aventuras de una pandilla de chavales durante las vacaciones de verano en Nerja. Inolvidables los personajes de Chanquete y Piraña, así como la célebre canción: "No nos moverán".
6/10
(1977) Serie TV | 715 min. | Aventuras
Curro Jiménez es un bandolero andaluz, aguerrido y aventurero que camina por los parajes malagueños con 'el Estudiante' y 'el Alagarrobo'. Sancho Gracia, Pepe Sancho y Álvaro de Luna son los protagonistas principales de esta serie española que fue un éxito a finales de los años 70. Dirige Mario Camus (La colmena, Los santos inocentes), entre otros. 'El barquero de Cantillana', 'Una larga ausencia', 'Aquí durmió Carlos III', 'El secuestro'... son algunos de los episodios que se presentan en esta primera entrega.
5/10
(1978) Serie TV | 840 min. | Animación
Tras los largometrajes Mágica aventura y El desván de la fantasía, el pionero de la animación española Cruz Delgado creó esta serie televisiva de 39 episodios, que adapta con inusitada fidelidad la inmortal obra de Miguel de Cervantes y Saavedra. Destaca la labor como dobladores de Fernando Fernán Gómez (Quijote) y Antonio Ferrandis (Sancho), cuyas voces les iban como un guante a sus personajes.  
6/10
(1991) Serie TV | 295 min. | Aventuras | Comedia | Drama

Alonso Quijano, un hidalgo manchego de unos 50 años y de mediana posición económica, queda hasta tal punto trastornado por la lectura de los libros de caballería que decide salir a buscar aventuras acompañado de su fiel escudero Sancho Panza. La peculiar locura de Don Quijote, la fascinación que despierta en Sancho su señor y la bondad de ambos personajes contrastan con la brutalidad, las burlas y el escarnio de que son objeto por parte de aquellos a quienes tratan de ayudar.

7/10
(1984) Serie TV | 480 min. | Biográfico | Drama
Una de las mejores series de Televisión Española. Recrea fielmente la vida de la santa de Ávila, tomando como referencia su autobiografía. El modélico guión de Víctor García de la Concha y Carmen Martín Gaite mima con esmero nuestro idioma.Y Concha Velasco ofreció la interpretación de su vida, al plasmar de modo creíble las búsqueda de la santidad de Teresa y sus innumerables tribulaciones con las fundaciones que realizó por España.
7/10
(2001) Serie TV | 1041 min. | Acción | Thriller
Original serie de acción e intriga frenéticas, que transcurre en tiempo real. La idea es que cada temporada contiene 24 episodios de una hora cada uno (cortes publicitarios incluidos), de modo que lo que se narra transcurre a lo largo de un día. El marco es la Unidad Antiterrorista de Los Ángeles (UAT en España, CTU en el original), una división ultrasecreta de agentes sofisticados que se enfrentan a complicadas crisis relacionadas con el terrorismo. Uno de los hombres más cualificados de la Agencia es Jack Bauer, que se verá enfrentado a un auténtico dilema cuando su mujer y su hija adolescente son secuestrados. Los captores desean la cooperación de Jack para eliminar a David Palmer, candidato a la presidencia del país, que de ganar las elecciones podría convertirse en el primer mandatario negro de EE.UU. La serie creada por Joel Surnow y Robert Cochran tiene el mérito del ritmo trepidante, con la espada de Damocles del reloj que marca el paso del tiempo. Aunque la acumulación de idas y vueltas de un lado para otro en tan sólo un día resulte inverosímil, todo está tan bien atado, que el espectador acaba convirtiéndose en cómplice de esa convención. Aquí, al tiempo que nos familiarizamos con múltiples personajes (Palmer, los jefes y compañeros de Jack, sus enemigos y su familia) 24 nos sorprende con la presencia de topos inesperados en la UAT y la tragedia que endurece a Jack –un Kiefer Sutherland fantástico–, de modo que quedan puestas, bien sólidas, las bases de lo que vendrá en temporadas sucesivas.
7/10