IMG-LOGO

Lista de cine

Una selección de las mejores películas que puedes ver en FlixOlé

Las plataformas de streaming son grandes contenedores que admiten multitud de películas. Pero ante tanto oferta es fácil perderse: uno se deja llevar por la pura novedad, o por lo que un algoritmo dice que nos va a gustar.

Por eso hemos rastreado entre las películas que a fecha 17 de marzo de 2020 ofrece FlixOlé, y aquí te ofrecemos una selección variada con las mejores. Como es natural por la naturaleza de la plataforma, prima el cine español, pero también hay clásicos de RKO y títulos europeos valiosos, en la amplia oferta. ¡Que los disfrutes!

Una selección de las mejores películas que puedes ver en FlixOlé
(1953) | 85 min. | Comedia
Villar del Campo... perdón, del Río. Un pueblecito castellano, como cualquier otro. Son los años cincuenta, y la llegada del delegado del gobierno revoluciona el lugar. Los americanos están de visita en España, cargaditos de dólares. El plan Marshall está ayudando a reconstruir a una Europa castigada por la guerra, y hay esperanzas de que también los españoles reciban un buen pellizco. Todos los pueblos de la zona están haciendo preparativos para agasajar a los visitantes. Las ideas para hacerlo –banderitas, fuegos artificiales, fuentes con chorrito...– no son demasiado originales. Pero en Villar del Río cuentan con el asesoramiento del representante de la folklórica Carmen Vargas, que ha montado muchos espectáculos en Boston, y que tiene una idea ‘genial’: maquillar el pueblo al más puro estilo andaluz, para responder a la idea algo ‘sui generis’ que en Estados Unidos tienen de España. En 1951 Juan Antonio Bardem y Luis García Berlanga habían escrito y dirigido a cuatro manos Esa pareja feliz. Al año siguiente repitieron colaboración en el guión, con la ayuda de Miguel Mihura, bajo la batuta única de director de Berlanga, en Bienvenido Mister Marshall Resulta curioso observar cómo Berlanga y Bardem realizaron sus mejores trabajos durante el franquismo, y es que la censura reinante les obligaba a aguzar el ingenio, como en la escena del discurso, parodia nada velada de las soflamas de Franco. El blanco de su inteligente crítica era la exclusión de España de los planes de reconstrucción de Europa, y el resultado, lejos de la amargura, fue una comedia entrañable, agridulce, que no dejaba de ser mordaz. Esos Estados Unidos, que en el imaginario colectivo ofrecían un panorama tan variado e ilusionante –mostrado en el sueño de los habitantes del pueblo, que abarcaba desde el Ku Klux Klan, los gángsters y la caza de brujas hasta los indios nativos, pasando por los vaqueros del viejo oeste que se paseaban por el ‘saloon’ hablando en un macarrónico inglés–, acababan pasando de largo, sin dejar huella, un sueño roto que  sólo había ocasionado gastos, cuando de verdad se necesitaba su ayuda. La imagen en el suelo de una triste banderola con sus barras y estrellas, arrastrada por el agua de la lluvia, resultaba bien elocuente. El film acertó con la voz del narrador, Fernando Rey, que mostraba la vida cotidiana de los lugareños, su vida dura y sus esperanzas, al estilo de Thornton Wilder en Sinfonía de la ciudad, permitiéndose audacias como la congelación de la imagen, para reclamar tal o cual plano de detalle de alguien en particular. En el reparto destacaban Pepe Isbert, el alcalde, y Manolo Morán, el representante, pero se trataba en realidad de una interpretación intensamente coral, donde estaban representados con aciertos diversos tipos humanos: el cura, el boticario, el secretario del ayuntamiento, la maestra, el empollón de la clase, la folklórica, el pregonero, el humilde campesino, el orgulloso hidalgo...
8/10
(1961) | 89 min. | Comedia
Cuatro años después de dirigir Los jueves, milagro, Luis García Berlanga estrenó Plácido, hoy en día considerada una de sus mejores películas, integrante de la gran terna del director valenciano, junto con Bienvenido Mr. Marshall (1953) y El verdugo (1963). En este caso, la historia acontece durante la tarde de un día de Navidad en una ciudad de provincias. Los pudientes del lugar han organizado grandes festejos bajo el lema "siente un pobre a su mesa". Los actos incluyen una gran cabalgata con actrices llegadas de Madrid, y un sorteo promovido por la marca Cocinex. La idea es promover entre los ciudadanos que ese día la caridad ha de reinar en cada hogar. Entre toda la gente implicada destacan Quintanilla, encargado de la organización, y Plácido, un transportista que anda de un lado para otro intentando pagar la primera letra de su carricoche recién adquirido. Como es habitual en su cine, Berlanga y su guionista Rafael Azcona, pergeñan una aguda aunque sutil crítica social de la España de la época, en donde la disparidad entre pobres y ricos no se podía, aunque se quisiera, ocultar con una caridad ficticia. La película está plagada de personajes entrañables, auténticos, pero Berlanga les llena de sibilina hipocresía al hacerles caer en una caridad oficial, ridícula, vacía de verdadero sentido. Resulta muy original la larga secuencia del enfermo del corazón en casa de los Helguera, rodada y planificada con una pericia impresionante, y que ofrece una crítica mordaz tanto de la filantropía falsa como de la chata idea de la religión que reinaba entre las "beatas" lugareñas. Al menos, ésa es la limitada visión del escéptico Berlanga... Los diálogos se solapan con gran realismo y rapidez, y los momentos cómicos son variadísimos. Destaca sobremanera un impresionante José Luis López Vázquez, cuyo resfriado es claramente heredero del que un año antes tenía Jack Lemmon en El apartamento. Y muy gracioso resulta el pobre comilón interpretado por Luis Ciges.
8/10
(2004) | 107 min. | Drama
Al morir su madre, Héctor se traslada a un barrio madrileño con su tía Tere y su familia. Su nuevo entorno es mucho más humilde que el lugar de donde procede. Hasta ese lugar también acude el presunto padre de Héctor, un mexicano que quiere ofrecerle que se vaya a vivir con él, aunque el chico ignoraba su existencia. Héctor se muestra reacio a conocerle, pero el cura local mediará para que ambos se encuentren. Nuevo melodrama intimista de Gracia Querejeta, quizá la mejor película española del año, que incide en el tema de las relaciones familiares con conflictos ocultos, presente en sus tres anteriores filmes: Una estación de paso, Cuando vuelvas a tu lado y El último viaje de Robert Rylands. Esta vez, Querejeta muestra una especial habilidad para mostrarnos qué ha ocurrido en el pasado sin recurrir al flash-back, que utilizaba a menudo en sus películas anteriores. Aunque Héctor es el personaje central, la cinta describe minuciosamente a los secundarios, y narra detenidamente subtramas como la de Fanny, hija de Tere, que mantiene una relación con Ángel, su jefe y el de su padre. También está muy presente el drama de Tere, que en secreto envidia el destino de su hermana, la madre de Héctor, que abandonó el bar que ambas regentaban, logrando alcanzar una vida más desahogada. Precisamente la que más se luce es la actriz que da vida a Tere, nuevamente Adriana Ozores, una de las protagonistas del anterior film de la realizadora. No desentona el joven Nilo Mur, descubierto por Gracia Querejeta en un breve papel que interpretaba en El mar, de Agustí Villaronga.
7/10
(1973) | 94 min. | Drama
Para muchos, la mejor película española de todos los tiempos. Víctor Erice hace un sensible dibujo de la infancia, utilizando el mito prometeico de Frankenstein. Con una jovencita Ana Torrent.
9/10
(1983) | 94 min. | Drama
Un padre, una madre y una niña. Un pueblo del norte de España. La pequeña crece con la sospecha de su padre guarda un secreto. Poema contemplativo de Víctor Erice con una iluminada Icíar Bollaín, con guión realizado a partir de un relato de Adelaida García Morales.
7/10
(1959) | 132 min. | Drama
En plena Segunda Guerra Mundial, Grimaldi, un pobre diablo que desea conseguir algunas liras para su familia, es conminado por las autoridades para ingresar en prisión y hacerse pasar por el mítico general de la Rovere. La idea es que los presos colaboradores con la Resistencia se vayan de la lengua y den nombres de sus compañeros al impostor. Dos genios del cine italiano aúnan esfuerzos en este memorable film, que parte de una idea del pensador Indro Montanelli, que escribió un relato breve fabuloso, ‘El ídolo de san Vittore’. Roberto Rossellini maneja la cámara, mientras Vittorio De Sica entrega una composición muy matizada de un personaje que de entrada sólo desea sobrevivir, pero que acabará aprendiendo el significado de la palabra ‘heroísmo’.
7/10
(1965) | 93 min. | Drama
El film que dio proyección internacional al cineasta aragonés Carlos Saura, gracias al Oso de Plata al mejor director ganado en el Festival de Berlín. La caza describe una jornada en un coto de caza, en la que tres adultos y un muchacho tratan de cobrar sus piezas. Lo que parece un va a ser un día normal de recreo, en un amplio y desértico páramo, al calor del sol veraniego, una jornada de cacería como otra cualquiera, sacará poco a poco a la superficie una violencia soterrada, una serie de miedos y frustraciones que cada uno alberga en su interior. De este modo la trama se convierte en una curiosa parábola de las heridas no cicatrizadas de la guerra civil española. Desde luego el final es de los que quedan en la memoria para siempre.
6/10
(1990) | 102 min. | Comedia
Loa artistas de una compañía ambulante regresan de entretener al bando republicano; son los duros años de la guerra civil española. Caen en territorio nacional y los encarcelan. Salvan el pellejo haciéndo una obra que ensalta los valores de la cruzada nacional. Comedia agridulce firmada por el maestro Carlos Saura, con dos actores que pocas veces han estado mejor. Carmen Maura fue premiada como mejor actriz en los premios europeos de cine, y Andrés Pajares demostró, contra pronóstico, que es un buen actor. El film ganó 14 premios Goya: casi nada.
4/10
(1961) | 90 min. | Drama
Una novicia es secuestrada por su tutor, que está obsesionado con ella. En este drama, de gran riqueza visual, el genial cineasta aragonés ataca de frente, desde su propia ofuscación religiosa, cierta visión de la caridad cristiana. A pesar de varias escenas aparentemente irreverentes, son interesantes sus reflexiones sobre la hipocresía y la doble moral. Grandes trabajos de Fernando Rey y de Silvia Pinal.
6/10
(1962) | 90 min. | Drama
Tras el éxito de Viridiana, Luis Buñuel volvió a asociarse al productor Gustavo Alatriste y con la esposa de éste, la actriz Silvia Pinal, en este film, considerado una de las cumbres del cine del genio de Calanda. Ciudad de México. Un grupo de personas pertenecientes a la burguesía acude a la mansión de los Nóbile, a la salida de la ópera, para ser agasajados con una cena. Curiosamente, los cocineros y sirvientes se sienten deseosos de abandonar la casa y acaban marchándose. Al final de la cena, todos los invitados se sienten incapaces de abandonar la habitación, aunque aparentemente no existen razones que se lo impidan. Pasan los días, y ninguno ha conseguido salir del lugar, por lo que la basura se acumula y empiezan a escasear los alimentos. El director de Calanda vierte todo su talento para mostrar su anárquica visión de la sociedad en todos sus estamentos. Para ello desenmascara la hipocresía de los protagonistas, que a pesar de su refinada educación, acaban comportándose como auténticos salvajes, al verse inmersos en una situación extrema. Destaca el uso de planos prácticamente idénticos y los numerosos elementos humorísticos. El propio Buñuel señaló como principal defecto de la cinta que los personajes son más europeos que mexicanos, por lo que desentona un poco que la acción se desarrolle en el país azteca. "La imaginaba más bien en París o en Londres, con actores europeos y un cierto lujo en el vestuario y los accesorios. En México, pese a mis esfuerzos por elegir actores cuyo físico no evocara necesariamente a México, padecí una cierta pobreza en la mediocre calidad de las servilletas, por ejemplo. No pude mostrar más que una. Y era de la maquilladora, que me la prestó", comentó el cineasta.
8/10
(1955) | 92 min. | Comedia
Encantadora recreación de los comienzos radiofónicos en España. Hay películas entrañables, pero pocas como ésta del talentoso José Luis Sáenz de Heredia (Raza). En ella se narran tres concursos radiofónicos enlazados por el locutor Gabriel y su prometida. La mezcla de la mecánica del programa, de los divertidos gags provocados por los concusantes y de las vidas de los protagonistas, hacen del film una de las obras más paradigmáticas de la sociedad española de posguerra. Quien no suelte una lagrimita en el episodio final del maestro es que no tiene corazón.
7/10
(1944) | 89 min. | Cine negro | Romántico
Un juez de un pueblo de Castilla coincide en una diligencia con una hermosa dama, a la que corteja. Aunque ella es una mujer misteriosa, que al principio le contesta con evasivas, acaban enamorándose. Se separarán con la promesa de volver a verse, pero una serie de fatalidades les separan, y no vuelven a verse. Él ocupara su plaza en un pueblo perdido, y allí se entretiene investigando el misterio de un cráneo encontrado en un cementerio con un clavo incrustado en su cerebro. Una de las películas españolas más aclamadas y reivindicadas por la crítica, llegándose a comparar su historia de amor con algunas del cine clásico norteamericano (Rebeca, Jennie...). Su tono onírico y su ambiente de cine negro, la convierten en un extraño ejemplo dentro del cine de su autor, que logra crear con autonomía propia un romance fantástico, obsesivo y desesperado. El propio Gil escribió el guión basándose en una novela corta de Pedro Antonio de Alarcón. Los actores están maravillosos, desde la pareja protagonista, Amparo Rivelles y Rafael Durán, hasta el grandísimo secundario Juan Pantaleón.
8/10
(1951) | 90 min. | Biográfico | Drama
Filmada en la auténtica localidad portuguesa de Fátima y en los alrededores de Madrid (en Miraflores), Rafael Gil y Vicente Escrivá aprovecharon unos hechos reales que conmovieron a católicos de todo el mundo para ofrecer una visión patriótica-religiosa-política de la sociedad española del momento, con desconcertantes momentos anticomunistas que no venían mucho al caso. Una lástima porque está muy bien rodada y cuenta con escenas realmente emotivas. En octubre de 1917, tres niños pastores afirmaron haber visto a la Virgen. Las gentes del lugar reaccionan de muy diferentes maneras a estas apariciones, produciéndose un peregrinaje hasta ese sitio, que en el futuro daría pie a un célebre santuario mariano. José Nieto ganó el galardón como mejor actor de reparto por el Círculo de Escritores Cinematográficos; y el Sindicato Nacional del Espectáculo la consideró la mejor película del año.
6/10
(1955) | 88 min. | Drama Tráiler
Una de las grandes películas españolas del siglo XX, que representa la cumbre cinematográfica de su director, Juan Antonio Bardem, junto con su otra obra maestra, Calle Mayor, producida un año después. Juan, profesor de ingeniería en la universidad, mantiene una relación adúltera con María José, a la sazón esposa de un adusto millonario. La estabilidad de ambos se rompe cuando en una de sus escapadas, Juan y María José atropellan a un ciclista y por miedo a que su amor sea descubierto se dan a la fuga dejando al hombre malherido en el asfalto. La noticia de la muerte del ciclista será una dura prueba para sus conciencias. La película cuenta con un guión medido, escueto, de pocas palabras, y con unos extraordinarios personajes que captan la atención enseguida. La composición de Alberto Closas es magistral, y su itinerario interior bebe de las fuentes del Raskolnikov de "Crimen y castigo". Juan Antonio Bardem eleva el listón del conjunto con una planificación fantástica –como las imágenes de la carretera, por ejemplo–, a menudo rica en símbolos –el cristal roto, la verja que separa a Juan de su alumna–, y elegantes y sutiles movimientos de cámara. A eso hay que sumar los cuidadísimos encuadres, ajustados, con bellos primeros planos, y unas audaces y efectivas transiciones entre acciones paralelas. La fotografía de Alfredo Fraile es soberbia. Se trata en definitiva de un film técnicamente extraordinario, que cuenta una historia dura, escandalosa para la época, pero de indudable fuerza narrativa. Fue uno de los primeros éxitos de la actriz Lucia Bosé en España, antes de casarse con el torero Luis Miguel Dominguín. La película obtuvo el premio FIPRESCI en el Festival de Cannes.
8/10
(1975) | 82 min. | Drama
Ángel es un cazador que vive en un bosque junto a su posesiva madre. Un día, el hombre va a la ciudad y se encuentra con Milagros, una joven problemática, amante de un delincuente, que se ha escapado de un reformatorio. Ángel se la lleva con él y la protege en su casa, y muy pronto empieza a sentirse atraído por ella. Concha de Oro en el Festival de San Sebastián y bien recibida por el público y la crítica. José Luis Borau dirige, escribe e interpreta este drama de tres personajes furtivos, que de algún modo esconden o escapan de algo.
6/10
(1951) | 89 min. | Drama
Una familia rural se marcha a la ciudad en plena posguerra para mejorar su calidad de vida, pero las cosas no serán fáciles. El padre encuentra trabajo en una fundición cuyo ritmo de trabajo es agotador, el hijo mayor se las verá con corruptos asuntos, el menor será mozo de recados y la hermana empezará a trabajar como asistenta del hogar. Detacado film neorrealista de Nieves Conde y cruel retrato de las vidas de muchas familias que buscaban en las ciudades un lugar mejor para progresar. El film, que se enfrentó a la censura, deja un tono moralista final. La vida en el campo es dura pero en la ciudad no lo es menos, lo que pasa que los obstáculos son diferentes. Buen trabajo del reparto en general.
7/10
(1998) | 150 min. | Drama
Principios del siglo XX. Don Rodrigo, patriarca librepensador y cascarrabias, vuelve a España desde América, con los bolsillos vacíos. Está arruinado. Al llegar a su casa se enfrenta con su nuera, la condesa doña Lucrecia, quien públicamente era infiel a su marido, hijo de don Rodrigo. En su deseo de ser fiel al honor familiar, exige a la condesa que le revele cuál de sus dos nietas es legítima. En efecto, la otra es fruto de los amores de doña Lucrecia con un pintor. Pero la condesa, pensando en el bien de sus hijas, no quiere satisfacer la razonable curiosidad del suegro. Y se dedica a hacerle la vida imposible, hasta el punto de tratar de recluirle en un convento. Adaptación libre de la novela de Benito Pérez Galdós por Horacio Valcárcel y José Luis Garci. La película, que fue candidato al Oscar, cierra la trilogía melodramática de Garci (con Canción de cuna y La herida luminosa (1997)). El film conjuga drama y ternura con equilibrio, sin forzar las cosas. Honor y amor, pasión y deber, rencor y perdón, esperanza y fatalismo, son los grandes temas presentes. Los personajes son entrañables, y sus dramas personales hacen difícil contener las lágrimas. Fernando Fernán Gómez está soberbio y se merecía su Goya al mejor actor. Le da la réplica la joven Cayetana Guillén Cuervo. De justicia es señalar el gran trabajo del fallecido Rafael Alonso, enfermo de cáncer durante el rodaje, que da vida al entrañable tutor de las niñas.
6/10
(1986) | 134 min. | Tragicomedia
Los Iniesta-Galván son una numerosa familia formada por padres, hermanos, primos, tíos... que son además una compañía de teatro que viaja por los pueblos ofreciendo a las gentes lo mejor de sus actuaciones. A través de los años, los miembros de la familia deben aprender a aceptar los cambios que va sufriendo la sociedad, sobre todo con la llegada del cine, debido al cual estas compañías pasaron a un segundo plano. De una manera amena y divertida, Fernando Fernán Gómez dirige, escribe e interpreta esta película llena de rostros conocidos del cine español, como Juan Diego, María Luisa Ponte o Agustín González. La película recibió varios galardones y fue considerada la mejor de su año en España.
5/10
(1999) | 95 min. | Drama
Invierno de 1935. Un pueblecito gallego. Moncho, un niño de ocho años, se incorpora a la escuela regentada por don Gregorio, un maestro republicano que procura inculcar en sus alumnos el amor por la libertad y los valores cívicos. José Luis Cuerda, con guión de Rafael Azcona, adapta y entrelaza tres relatos de Manuel Rivas, incluidos en el libro "¿Qué me quieres, amor?". Resulta muy emotiva la relación profesor-alumno, y la historia de amor platónico entre el hermano de Moncho y una chica filipina. La ambientación, fotografía y música están cuidadísimas. Fernando Fernán Gómez está perfecto. Si algún reproche cabe a la realización del film, es por su excesivo parecido con Secretos del corazón, y por su final, algo deprimente, y que no cuadra con la personalidad del simpático Moncho. ¿Afán de revanchismo por épocas pasadas, quizá?
6/10
(1995) | 118 min. | Romántico | Comedia
Después de ganar el Oscar a la mejor película extranjera en 1994 con Belle epoque, Fernando Trueba estaba en una posición inmejorable para aventurarse a rodar en Estados Unidos. Con el apoyo del productor Andrés Vicente Gómez, ha llevado a cabo su particular sueño americano: una comedia que resista la comparación con los clásicos del género, en particular con su admirado Billy Wilder. Aunque el film, demasiado largo, tenga sus caídas de ritmo, Trueba sale bien parado de su empresa. Art Dodge (Antonio Banderas) dirige una galería de arte sin demasiado éxito. Para vender sus cuadros recurre a la picaresca de acudir a los domicilios de personas recién fallecidas con algún supuesto encargo que deberán asumir sus parientes. En una de esas ocasiones conoce a Betty Kerner (Melanie Griffith), con la que acaba fijando fecha para casarse. Pero de quien realmente se enamora poco después es de su hermana Liz (Daryl Hannah), que le desprecia tomándolo por un patán sin educación. Para atraer a Liz, Art inventa a Bart, un supuesto hermano gemelo, con el que trata de conquistarla. Fernando Trueba y su hermano David se han basado en una novela de Donald Westlake, aunque la adaptan muy libremente, con el fin de obtener una ágil historia de enredo. Y es que los Trueba no han perdido un norte fundamental: la elegancia y el ingenio dentro de lo disparatado, que es lo que distingue las buenas películas del género de las chuscas incursiones que caen en el olvido. Hay en el film numerosas referencias a directores como el citado Wilder, Howard Hawks, Peter Bogdanovich o Blake Edwards a la hora de concebir secuencias, elaborar un humor de buena ley —dentro de una general amoralidad en clave de humor, hay un par de situaciones groseras—, dibujar personajes secundarios, o jugar con el clásico elemento de la confusión de personalidades. La película es divertida. Tiene un arranque excelente en el velatorio, y aunque a veces la acción se ralentice, mantiene un buen ritmo narrativo. Chispas de genialidad surgen cuando Art atiende simultáneamente a ambas hermanas, o cuando en la boda simula hablar con su hermano. Antonio Banderas se constituye en motor principal de la historia; aunque, justo es reconocerlo, tiene un papel maravilloso para lograrlo. Todos los demás intérpretes cumplen muy bien con su cometido, sobre todo Joan Cusack que, en su pequeño papel de secretaria de Art, saca adelante algunos de los momentos más hilarantes de la película.
6/10